sábado, 17 de octubre de 2009

Razonamiento.,Oracion a vuelta de cristo. 3 Parte


Oración

Definición:

Petición reverente que se hace —sea en voz alta o en silencio, mentalmente— al Dios verdadero o a dioses falsos.

¿Le

parece a usted, como les ocurre a muchos, que no recibe respuesta a sus oraciones?

¿Las

oraciones de quiénes está dispuesto a oír Dios?

Sal. 65:2; Hech. 10:34, 35: "Oh Oidor de la oración, aun a ti vendrá gente de toda carne." "Dios no es parcial, sino que en toda nación el que le teme y obra justicia le es acepto." (La nacionalidad, el color de la piel o las circunstancias económicas de uno no tienen nada que ver con el asunto. Pero sí tienen que ver las motivaciones del corazón y el modo de vivir de uno.)

Luc. 11:2: "Cuando oren, digan: 'Padre, santificado sea tu nombre.'" (¿Dirige usted sus oraciones al Padre, aquel cuyo nombre la Biblia nos dice que es Jehová, o, en vez de eso, dirige sus oraciones a "los santos"?)

Juan 14:6, 14: "Jesús le dijo: 'Yo soy el camino y la verdad y la vida. Nadie viene al Padre sino por mí. Si ustedes piden algo en mi nombre, lo haré.'" (¿Ora usted en el nombre de Jesucristo y reconoce que, como humano pecador, necesita que él interceda a su favor?)

1 Juan 5:14: "Esta es la confianza que tenemos para con él, que, no importa qué sea lo que pidamos conforme a su voluntad, él nos oye." (No obstante, para tener dicha confianza usted primero debe conocer cuál es la voluntad de Dios. Entonces asegúrese que sus peticiones estén en armonía con ella.)

1 Ped. 3:12: "Los ojos de Jehová están sobre los justos, y sus oídos atentos a su ruego; pero el rostro de Jehová está contra los que hacen cosas malas." (¿Ha sacado tiempo usted para aprender lo que Jehová dice en su Palabra tocante a lo que es justo y lo que es malo?)

1 Juan 3:22: "Cualquier cosa que le pedimos la recibimos de él, porque estamos observando sus mandamientos y estamos haciendo las cosas que son gratas a sus ojos." (¿Desea en verdad agradar a Dios, y se está esforzando usted encarecidamente por obedecer todos los mandamientos de él que ya conoce?)

Isa. 55:6, 7: "Busquen a Jehová mientras pueda ser hallado. Clamen a él mientras resulte estar cerca. Deje el inicuo su camino, y el hombre perjudicial sus pensamientos; y vuélvase a Jehová, quien tendrá misericordia de él, y a nuestro Dios, porque él perdonará en gran manera." (Misericordiosamente, Jehová invita a recurrir a él en oración aun a personas que han obrado mal. Pero, para tener la aprobación de Dios, tienen que arrepentirse sinceramente de su mal proceder y de sus malos pensamientos y cambiar su línea de conducta.)

¿Qué

podría hacer que las oraciones de alguien no fueran aceptas a Dios?

Mat. 6:5: "Cuando oren ustedes, no deben ser como los hipócritas; porque a ellos les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de los caminos anchos para ser vistos de los hombres. Verdaderamente les digo a ustedes: Ellos ya disfrutan de su galardón completo." (Véase también Lucas 18:9-14.)

Mat. 6:7: "Al orar, no digas las mismas cosas repetidas veces, así como la gente de las naciones, porque ellos se imaginan que por su uso de muchas palabras se harán oír."

Pro. 28:9: "El que está apartando su oído de oír la ley [de Dios]... hasta su oración es cosa detestable."

Miq. 3:4: "En aquel tiempo clamarán a Jehová por socorro, pero él no les responderá. Y él ocultará de ellos su rostro en aquel tiempo, según como cometieron maldad en sus tratos."

Sant. 4:3: "Sí piden, y sin embargo no reciben, porque piden con un propósito malo, para gastarlo en los deseos vehementes que tienen de placer sensual."

Isa. 42:8, LT; Mat. 4:10, EMN (1980): "¡Yo soy el Señor ["Yahvéh", BJ; "Jehová", NM], éste es mi Nombre! No cederé mi gloria a ningún otro ni mi alabanza a los ídolos." "Al Señor tu Dios ["a Jehová tu Dios", NM] adorarás y a Él solo servirás." (También Salmo 115:4-8, o 113:12-16 en la traducción TA.) (La oración es una forma de adoración. Si uno ora ante ídolos o imágenes talladas, ¿le agradará eso a Dios?)

Isa. 8:19: "En caso de que les digan a ustedes: 'Recurran a los mediums espiritistas o a los que tienen espíritu de predicción que están chirriando y profiriendo expresiones en tonos bajos', ¿no es a su Dios a quien debe recurrir cualquier pueblo? ¿Debe recurrirse a personas muertas en pro de personas vivas?"

Sant. 1:6, 7: "Que siga pidiendo en fe, no dudando nada, porque el que duda es semejante a una ola del mar impelida por el viento y aventada de una parte a otra. De hecho, no vaya a figurarse ese hombre que recibirá cosa alguna de Jehová."

¿Sobre

qué asuntos es correcto orar?

Mat. 6:9-13: "Ustedes, pues, tienen que orar de esta manera: '[1] Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. [2] Venga tu reino. [3] Efectúese tu voluntad, como en el cielo, también sobre la tierra. [4] Danos hoy nuestro pan para este día; y [5] perdónanos nuestras deudas, como nosotros también hemos perdonado a nuestros deudores. Y [6] no nos metas en tentación, sino líbranos del inicuo.'" (Nótese que el nombre de Dios y Su propósito deben tener prioridad.)

Sal. 25:4, 5: "Hazme conocer tus propios caminos, oh Jehová; enséñame tus propias sendas. Hazme andar en tu verdad y enséñame, porque tú eres mi Dios de salvación."

Luc. 11:13: "Si ustedes, aunque son inicuos, saben dar buenos dones a sus hijos, ¡con cuánta más razón dará el Padre en el cielo espíritu santo a los que le piden!"

1 Tes. 5:17, 18: "Oren incesantemente. Con relación a todo den gracias."

Mat. 14:19, 20: "[Jesús] tomó los cinco panes y los dos pescados, y, mirando al cielo, dijo una bendición y, después de partir los panes, los distribuyó a los discípulos, y los discípulos a su vez a las muchedumbres. De modo que todos comieron y quedaron satisfechos."

Sant. 5:16: "Oren los unos por los otros."

Mat. 26:41: "Manténganse alerta y oren de continuo, para que no entren en tentación."

Fili. 4:6: "No se inquieten por cosa alguna, sino que en todo por oración y ruego junto con acción de gracias dense a conocer sus peticiones a Dios."

Si

alguien dice...

'Ore

conmigo primero, luego déme su mensaje'

Usted

pudiera contestar: 'Me alegra saber que usted es una persona que reconoce la importancia de la oración. Los testigos de Jehová también oran con regularidad. Pero hay algo que Jesús dijo respecto a cuándo y cómo orar que tal vez sea nuevo para usted. ¿Sabe que él dijo a sus discípulos que no oraran en público con el objeto de que otros vieran que eran personas devotas y que oraban?... (Mat. 6:5)'. Entonces pudiera añadir: 'Note que más adelante él indicó lo que debería ser de interés primordial para nosotros y lo que deberíamos mencionar primero en nuestras oraciones. Eso es lo que he venido a compartir con usted (Mat. 6:9, 10)'.

O

contestar: 'Sé que los representantes de ciertos grupos religiosos hacen eso. Pero los testigos de Jehová no lo hacemos, porque Jesús dio a sus discípulos otras instrucciones en cuanto a cómo llevar a cabo su predicación. En vez de decir: "Al entrar en la casa, primero oren", note qué dijo él, como muestra Mateo 10:12, 13... Y fíjese aquí, en el versículo 7, de qué habrían de hablar... ¿Cómo puede ese Reino ayudar a personas como usted y como yo? (Rev. 21:4)'.

Organización

Definición:

Una asociación o sociedad de personas cuyos esfuerzos se coordinan para realizar una obra o un propósito en particular. Los miembros de una organización están unidos mediante arreglos administrativos y normas o requisitos. Los que son testigos de Jehová dedicados y bautizados entran en la organización de Jehová por elección propia o personal, no por nacimiento ni por que se les obligue de alguna manera. Han sido atraídos a Su organización terrestre debido a las enseñanzas y prácticas de esta y porque quieren participar en la obra que esa organización está efectuando.

¿Tiene

realmente Jehová una organización aquí en la Tierra?

Para contestar esa pregunta, considere lo siguiente:

¿Están

organizadas las criaturas celestiales de Dios, los ángeles?

Dan. 7:9, 10: "Seguí contemplando hasta que se colocaron tronos y el Anciano de Días se sentó. Su ropa era blanca justamente como la nieve, y el cabello de su cabeza era como lana limpia. Su trono era llamas de fuego; sus ruedas eran un fuego ardiente. Había una corriente de fuego que fluía y salía de delante de él. Había mil millares que seguían ministrándole, y diez mil veces diez mil que seguían de pie directamente delante de él. El Tribunal tomó asiento, y hubo libros que se abrieron."

Sal. 103:20, 21: "Bendigan a Jehová, oh ángeles suyos, poderosos en potencia, que llevan a cabo su palabra, escuchando la voz de su palabra. Bendigan a Jehová, todos los ejércitos suyos, ministros suyos, que hacen su voluntad." (Un "ejército" es un grupo organizado.)

¿Cómo

transmitió Dios instrucciones a sus siervos en la Tierra en tiempos pasados?

Cuando los adoradores de Jehová eran pocos, él dio instrucciones a los cabezas de familia como Noé y Abrahán, y entonces ellos obraron como portavoces de Jehová para con sus familias (Gén. 7:1, 7; 12:1-5). Cuando Jehová libertó de Egipto a los israelitas, les dio instrucciones mediante Moisés (Éxo. 3:10). En el monte Sinaí, Dios organizó al pueblo y formó una nación, les proveyó leyes y disposiciones reglamentarias para dirigir su adoración y las relaciones de unos con otros (Éxo. 24:12). Estableció un sacerdocio para que llevara la delantera en asuntos de adoración y para que instruyera al pueblo en los requisitos de Jehová; a veces también levantaba profetas para que dieran al pueblo las exhortaciones y advertencias necesarias (Deu. 33:8, 10; Jer. 7:24, 25). Así, aunque Jehová escuchaba las oraciones personales de sus adoradores, les proveía instrucción mediante un arreglo de organización.

A medida que se acercó el tiempo en que Jehová había de empezar a unificar a los adoradores verdaderos consigo mediante Jesucristo, Dios lo envió a la Tierra para que sirviera como Su portavoz (Heb. 1:1, 2). Entonces, con el derramamiento del espíritu santo en el Pentecostés de 33 E.C., se formó la congregación cristiana. Después que Jesús hubo regresado al cielo, esta congregación llegó a ser el arreglo de Jehová para impartir instrucción y coordinar los esfuerzos de los cristianos como individuos. Había superintendentes para llevar la delantera en las congregaciones locales, y un cuerpo gobernante central tomaba las decisiones necesarias y ayudaba a coordinar la actividad. Estaba claro que Jehová había dado existencia en la Tierra a una organización compuesta de cristianos verdaderos. (Hech. 14:23; 16:4, 5; Gál. 2:7-10.)

¿Reflejan

las obras de creación física de Jehová que él sea un Dios de organización?

Isa. 40:26: "Levanten sus ojos a lo alto y vean. ¿Quién ha creado estas cosas? Es Aquel que está sacando el ejército de ellas aun por número, todas las cuales él llama aun por nombre. Debido a la abundancia de energía dinámica, él también siendo vigoroso en poder, ninguna de ellas falta." (Las estrellas están agrupadas en galaxias y se mueven en relación unas con otras, a pesar de que cada estrella tiene características diferentes. Los planetas se mueven con precisión cronométrica en sus órbitas fijas. Los electrones que se hallan en cada átomo de cada elemento también tienen órbitas. Y la estructura de toda la materia sigue patrones matemáticos que son tan consecuentes que a los científicos se les hizo posible predecir la existencia de ciertos elementos antes de realmente haberlos descubierto. Todo esto es prueba de extraordinaria organización.)

¿Muestra

la Biblia que los cristianos verdaderos serían un pueblo organizado?

Mat. 24:14; 28:19, 20: "Estas buenas nuevas del reino se predicarán en toda la tierra habitada para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin." "Por lo tanto vayan y hagan discípulos de gente de todas las naciones, bautizándolos [...] enseñándoles." (¿Cómo se efectuaría esto sin organización? Cuando Jesús dio a sus primeros discípulos la instrucción de que efectuaran esta obra, no dijo sencillamente a cada uno que fuera a donde deseara y que compartiera con otros su fe de la manera que prefiriera. Los adiestró, les dio instrucciones y los envió de manera organizada. Véase Lucas 8:1; 9:1-6; 10:1-16.)

Heb. 10:24, 25: "Considerémonos unos a otros para incitarnos al amor y a las obras excelentes, no abandonando el reunirnos, como algunos tienen por costumbre, sino animándonos unos a otros, y tanto más al contemplar ustedes que el día va acercándose." (¿Pero a dónde se dirigiría a las personas que se interesaran en la Biblia para que pudieran obedecer este mandato, si no hubiera ninguna organización que celebrara con regularidad reuniones en las cuales pudieran congregarse?)

1 Cor. 14:33, 40: "Dios no es Dios de desorden, sino de paz. [...] Que todas las cosas se efectúen decentemente y por arreglo." (Aquí el apóstol Pablo considera el procedimiento ordenado que se debe seguir en las reuniones de congregación. El aplicar este consejo inspirado exige respeto a la organización.)

1 Ped. 2:9, 17: "Pero ustedes son 'una raza escogida, un sacerdocio real, una nación santa, un pueblo para posesión especial, para que declaren en público las excelencias' de aquel que los llamó de la oscuridad a su luz maravillosa. [...] Ténganle amor a toda la asociación de hermanos." (Una asociación de personas cuyos esfuerzos han sido encauzados para lograr cierta obra en particular constituye una organización.)

¿Son

los siervos fieles de Dios sencillamente personas que están dispersadas en las diferentes iglesias de la cristiandad?

2 Cor. 6:15-18: "¿Qué porción tiene una persona creyente con un incrédulo? [...] 'Por lo tanto sálganse de entre ellos, y sepárense,' dice Jehová, 'y dejen de tocar la cosa inmunda'; 'y yo los recibiré.' 'Y yo seré para ustedes padre, y ustedes me serán hijos e hijas,' dice Jehová el Todopoderoso." (¿Puede alguien ser en verdad un siervo fiel de Dios si continúa participando en adoración con aquellos que por su modo de vivir manifiestan que realmente son incrédulos? Véase, entre las secciones principales de este manual, "Babilonia la Grande".)

1 Cor. 1:10: "Ahora les exhorto, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, a que todos hablen de acuerdo, y que no haya divisiones entre ustedes, sino que estén aptamente unidos en la misma mente y en la misma forma de pensar." (Tal unidad no existe entre las diferentes iglesias de la cristiandad.)

Juan 10:16: "Tengo otras ovejas, que no son de este redil; a ésas también tengo que traer, y escucharán mi voz, y llegarán a ser un solo rebaño, un solo pastor." (Puesto que Jesús las juntaría en "un solo rebaño", ¿no es patente que no podrían estar dispersadas en las religiones de la cristiandad?)

¿Cómo

se puede identificar hoy día a la organización visible de Jehová?

1) La organización de Dios verdaderamente ensalza a Jehová como el único Dios verdadero, y magnifica su nombre. (Mat. 4:10; Juan 17:3.)

2) Reconoce de lleno el papel vital que Jesucristo desempeña en el propósito de Jehová... como el vindicador de la soberanía de Jehová, el Agente Principal de la vida, el cabeza de la congregación cristiana, el Rey Mesiánico gobernante. (Rev. 19:11-13; 12:10; Hech. 5:31; Efe. 1:22, 23.)

3) Se adhiere estrechamente a la Palabra inspirada de Dios y basa todas sus enseñanzas y normas de conducta en la Biblia. (2 Tim. 3:16, 17.)

4) Se mantiene separada del mundo. (Sant. 1:27; 4:4.)

5) Mantiene un alto nivel de limpieza moral entre sus miembros, porque Jehová mismo es santo. (1 Ped. 1:15, 16; 1 Cor. 5:9-13.)

6) Dedica sus esfuerzos principales a hacer la obra que se predijo en la Biblia para nuestro día, a saber, la predicación de las buenas nuevas del Reino de Dios en todo el mundo como testimonio. (Mat. 24:14.)

7) A pesar de imperfecciones humanas, los miembros de la organización cultivan y producen los frutos del espíritu de Dios —amor, gozo, paz, gran paciencia, benignidad, bondad, fe, apacibilidad, gobierno de uno mismo— a tal grado que esto los separa del mundo en general. (Gál. 5:22, 23; Juan 13:35.)

¿Cómo

podemos mostrar respeto a la organización de Jehová?

1 Cor. 10:31: "Hagan todas las cosas para la gloria de Dios."

Heb. 13:17: "Sean obedientes a los que llevan la delantera entre ustedes y sean sumisos, porque ellos están velando por las almas de ustedes como los que rendirán cuenta."

Sant. 1:22: "Háganse hacedores de la palabra, y no solamente oidores."

Tito 2:11, 12: "La bondad inmerecida de Dios que trae salvación a toda clase de hombres se ha manifestado, instruyéndonos a repudiar la impiedad y los deseos mundanos y a vivir con buen juicio y justicia y devoción piadosa."

1 Ped. 2:17: "Ténganle amor a toda la asociación de hermanos."

Paraíso

Definición:

Como fue propio, en la versión griega de la Biblia conocida como la Septuaginta (o Versión de los Setenta) los traductores usaron el término "paraíso" (pa·ra´dei·sos) con referencia al jardín de Edén, porque este, evidentemente, era un parque delimitado. Después del relato de Génesis, los textos de la Biblia que hablan sobre el paraíso se refieren a 1) el jardín de Edén mismo, o 2) la Tierra en conjunto cuando, en el futuro sea transformada hasta llegar a una condición como la de Edén, o 3) condiciones de florecimiento espiritual entre los siervos de Dios en la Tierra o 4) provisiones en el cielo, que le recuerdan a uno el Edén.

¿Se

hace referencia a un paraíso terrestre futuro en el "Nuevo Testamento", o solo se hace esto en el "Antiguo Testamento"?

No es bíblico dividir las Escrituras en dos partes, ni justipreciar las declaraciones bíblicas sobre la base de si se encuentran en lo "Antiguo" o en lo "Nuevo". En 2 Timoteo 3:16 se nos dice: "Toda Escritura es inspirada de Dios y provechosa para enseñar, para censurar, para rectificar las cosas". Romanos 15:4 se refiere a las Escrituras inspiradas precristianas cuando dice: "Todas las cosas que fueron escritas en tiempo pasado fueron escritas para nuestra instrucción". Por eso, una respuesta sólida a esta pregunta debe tomar en cuenta lo que dice toda la Biblia.

Génesis 2:8 declara: "Plantó Jehová Dios un jardín ["parque", NBE; "paraíso", Scío; pa·ra´dei·son, LXX] en Edén, hacia el este, y allí puso al hombre que había formado." Había una abundancia de vida vegetal y animal variada y extremadamente interesante. Jehová bendijo a la primera pareja humana y les dijo: "Sean fructíferos y háganse muchos y llenen la tierra y sojúzguenla, y tengan en sujeción los peces del mar y las criaturas volátiles de los cielos y toda criatura viviente que se mueve sobre la tierra" (Gén. 1:28). No quedará sin cumplirse el propósito original de Dios de que toda la Tierra sea un paraíso poblado por los que obedecen con aprecio Sus leyes (Isa. 45:18; 55:10, 11). Por eso Jesús dijo: "Felices son los de genio apacible, puesto que ellos herederán la tierra". Por eso también enseñó a sus discípulos a orar: "Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Efectúese tu voluntad, como en el cielo, también sobre la tierra" (Mat. 5:5; 6:9, 10). En armonía con eso, Efesios 1:9-11 explica que Dios tiene el propósito de "reunir todas las cosas de nuevo en el Cristo, las cosas que están en los cielos y las cosas que están sobre la tierra". Hebreos 2:5 hace referencia a "la tierra habitada por venir". Revelación 5:10 menciona a los que, como coherederos con Cristo, han de "gobernar como reyes sobre la tierra". Revelación 21:1-5 y 22:1, 2 agrega descripciones deleitables de las condiciones que existirán en la "nueva tierra", las cuales nos recuerdan el Paraíso original de Edén y su árbol de la vida. (Gén. 2:9.)

Además, Jesús utilizó la expresión griega pa·ra´dei·sos al referirse al futuro Paraíso terrestre. "Y él le dijo [a un malhechor que estaba siendo fijado a un madero al lado de Jesús, y que expresó fe en el reinado venidero de Jesús]: 'Verdaderamente te digo hoy: Estarás conmigo en el Paraíso'". (Luc. 23:43.)

¿Cómo

podemos saber con certeza qué quiso decir Jesús con 'Paraíso' en su declaración al malhechor, en Lucas 23:43?

¿Se

trataba de una morada o mansión temporal para 'las almas de los difuntos justos', una parte del Hades?

¿Qué origen ha tenido ese punto de vista? El diccionario bíblico The New International Dictionary of New Testament Theology declara: "Con la infiltración de la doctrina g[riega] de la inmortalidad del alma, el paraíso llega a ser la morada de los justos durante el estado intermedio" (Grand Rapids, Mich.; 1976, edición preparada por Colin Brown, tomo 2, pág. 761). ¿Era corriente dicho parecer no bíblico entre los judíos cuando Jesús estuvo en la Tierra? Otro diccionario bíblico, Dictionary of the Bible, de Hasting, indica que es dudoso que esto haya sucedido (Edimburgo, 1905, tomo III, págs. 669, 670).

Hasta si dicho parecer hubiera sido común entre los judíos del primer siglo, ¿lo habría confirmado Jesús mediante su promesa al malhechor penitente? Jesús había condenado enérgicamente a los fariseos y escribas judíos por enseñar tradiciones que estaban en conflicto con la Palabra de Dios. (Mat. 15:3-9; véase también la sección titulada "Alma".)

Jesús sí fue al Hades cuando murió, como se muestra en Hechos 2:30, 31. (El apóstol Pedro, al referirse aquí a Salmo 16:10, usó Hades como el equivalente de Seol, según se nota en la cita.) Pero no se declara en ninguna parte de la Biblia que Seol/Hades o cualquier parte de él sea un paraíso que proporcione placer a alguien. Más bien, Eclesiastés 9:5, 10 dice que los que están allí "no están conscientes de nada en absoluto".

¿Era

el Paraíso que se menciona en Lucas 23:43 el cielo o alguna parte del cielo?

La Biblia no apoya el parecer de que Jesús y el malhechor hayan ido al cielo el día en que Jesús le habló. Jesús había predicho que, después que se le hubiera dado muerte, él no sería resucitado sino hasta el tercer día (Luc. 9:22). Durante aquel período de tres días él no estuvo en el cielo, porque después de su resurrección dijo a María Magdalena: "Todavía no he ascendido al Padre" (Juan 20:17). Fue 40 días después de la resurrección de Jesús cuando sus discípulos vieron que fue elevado de la Tierra hasta desaparecer de su vista mientras emprendía su ascensión al cielo. (Hech. 1:3, 6-11.)

El malhechor no cumplió los requisitos para ir al cielo ni siquiera en algún tiempo posterior. No había 'nacido otra vez'... puesto que ni había sido bautizado en agua ni engendrado por el espíritu de Dios. El espíritu santo no fue derramado sobre los discípulos de Jesús sino hasta más de 50 días después de la muerte del malhechor (Juan 3:3, 5; Hech. 2:1-4). Jesús, el día en que murió, había hecho un pacto para un reino celestial con los 'que con constancia habían continuado con él en sus pruebas'. El malhechor no tenía tal registro de fidelidad y no fue incluido entre aquellos. (Luc. 22:28-30.)

¿Qué

indica que este Paraíso es terrestre?

Las Escrituras Hebreas nunca habían hecho concebir a los judíos fieles la esperanza de recibir un galardón de vida celestial. Aquellas Escrituras señalaban la restauración del Paraíso aquí en la Tierra. En Daniel 7:13, 14 se había predicho que cuando "gobernación y dignidad y reino" le fueran dados al Mesías, 'los pueblos, grupos nacionales y lenguajes todos le servirían aun a él'. Dichos súbditos del Reino estarían aquí en la Tierra. Por lo que el malhechor le dijo a Jesús, estaba claro que estaba expresando la esperanza de que Jesús se acordara de él cuando llegara aquel tiempo.

Entonces, ¿cómo estaría Jesús con el malhechor? Estaría con él en el sentido de que lo levantaría de entre los muertos, haría provisiones para satisfacer sus necesidades físicas, le ofrecería la oportunidad de aprender acerca de los requisitos de Jehová para la vida eterna y de conformarse a dichos requisitos (Juan 5:28, 29). Jesús vio en la actitud penitente y respetuosa del malhechor la base para contarlo entre los miles de millones de personas a quienes se resucitará a vida terrestre y a quienes se presentará la oportunidad de probar si son dignas de vivir para siempre en el Paraíso.

¿Cuándo

estará en el Paraíso el malhechor?

En el entendimiento que uno consiga de Lucas 23:43 influye la puntuación que haya usado el traductor. En los manuscritos griegos originales de la Biblia no había puntuación. The Encyclopedia Americana (1956, tomo XXIII, pág. 16) declara: "En los manuscritos e inscripciones más primitivos de los griegos no se ve que se haya hecho esfuerzo alguno por puntuar". No fue sino hasta el siglo IX E.C. cuando se empezó a usar tal puntuación. ¿Debería leerse Lucas 23:43: "De cierto te digo: Hoy estarás conmigo en el paraíso" (VV, 1977), o debería ser más bien: 'Verdaderamente te digo hoy: estarás conmigo en el Paraíso'? La base determinativa tiene que estar en las enseñanzas de Cristo y el resto de la Biblia, y no en una coma que se haya insertado en el texto siglos después de haber dicho Jesús tales palabras.

The Emphasised Bible (La Biblia con énfasis), traducida por J. B. Rotherham, concuerda con la puntuación de la Traducción del Nuevo Mundo. En una nota sobre Lucas 23:43, el traductor alemán de la Biblia L. Reinhardt dice: "La puntuación que [la mayoría de los traductores] usan en este versículo es —indudablemente— falsa, y contradice todo el modo de pensar de Cristo y del malhechor. [...] [Cristo] ciertamente no entendía que el paraíso fuera una subdivisión de la región de los muertos, sino más bien la restauración de un paraíso en la Tierra".

¿Cuándo 'entraría en su reino' Jesús y cumpliría el propósito de su Padre de hacer de la Tierra un paraíso? El libro de Revelación, escrito unos 63 años después que se hicieron las declaraciones registradas en Lucas 23:42, 43, indica que estos sucesos todavía eran futuros. (Véanse las páginas 167-170, en la sección "Fechas", y también la sección amplia titulada "Últimos días".)

Pecado

Definición:

Literalmente, errar el blanco, según los textos hebreos y griegos de la Biblia. Dios mismo fija el "blanco" que sus criaturas inteligentes deben alcanzar. El errar ese blanco es pecado, que también es injusticia, o desafuero (Rom. 3:23; 1 Juan 5:17; 3:4). El pecado es cualquier cosa que no esté en armonía con la personalidad, las normas, los caminos y la voluntad de Dios, todo lo cual es santo. Puede que implique mala conducta, no hacer lo que se debería hacer, habla impía, pensamientos inmundos o deseos o motivos egoístas. La Biblia distingue entre el pecado heredado y el pecado voluntarioso, entre un acto pecaminoso por el cual alguien se arrepiente y la práctica del pecado.

¿Cómo

fue posible que Adán pecara, si era perfecto?

En cuanto al estado de perfección de Adán, léanse Génesis 1:27, 31 y Deuteronomio 32:4. Cuando Jehová Dios declaró que su creación terrestre —entre ella el hombre y la mujer— era 'muy buena', ¿qué significó eso? Para que Alguien cuya actividad es perfecta haya dicho que lo que había hecho era "muy bueno", tiene que haber estado a la altura de sus normas perfectas.

¿Se

requería para la perfección que Adán y Eva no pudieran hacer lo malo? El hacedor de un robot espera que la máquina haga exactamente lo que está programada para hacer. Pero un robot perfecto no sería un humano perfecto. Las cualidades que se consideran esenciales no son las mismas. Adán y Eva eran humanos, no robots. Dios dio a la humanidad capacidad para escoger entre lo correcto y lo incorrecto, entre la obediencia y la desobediencia, y para tomar decisiones morales. Puesto que así fue como se diseñó a los humanos, el no poder tomar tales decisiones (y no una decisión imprudente) sería lo que habría indicado imperfección. (Compárese con Deuteronomio 30:19, 20; Josué 24:15.)

Para

que Adán y Eva calificaran como creados en perfección, ¿tenían que ser correctas todas sus decisiones desde entonces en adelante? Eso sería lo mismo que decir que no tenían alternativa. Pero Dios no los creó de tal modo que su obediencia fuera automática. Dios les dio la facultad de escoger, para que pudieran obedecer porque lo amaban. O, si permitían que el corazón se les hiciera egoísta, se harían desobedientes. ¿Qué significa más para usted... que alguien haga algo para usted porque por fuerza tenga que hacerlo, o porque quiera hacerlo? (Compárese con Deuteronomio 11:1; 1 Juan 5:3.)

¿Cómo

pudieron aquellos seres humanos perfectos hacerse egoístas, lo cual los condujo a actos de pecado? Aunque fueron creados perfectos, el cuerpo físico de ellos no continuaría funcionando perfectamente si no se le proveía alimento apropiado. Así, también, si dejaban que la mente se alimentara de malos pensamientos, esto les causaría deterioro moral; ya no serían santos. Santiago 1:14, 15 explica: "Cada uno es probado por medio de ser provocado y atraído seductoramente por su propio deseo. Luego el deseo, cuando se ha hecho fecundo, da a luz el pecado". En el caso de Eva, los deseos incorrectos empezaron a desarrollarse cuando ella escuchó con interés a Satanás, quien usó a una serpiente como su portavoz. Adán hizo caso a la instancia de su esposa de que la acompañara en comer del fruto prohibido. En vez de rechazar los pensamientos malos, ambos abrigaron deseos egoístas. Esto resultó en actos pecaminosos. (Gén. 3:1-6.)

¿Fue

el pecado de Adán parte del "plan de Dios"?

Véase la página 29, en la sección titulada "Adán y Eva"; también la página 107, 108 en la sección "Destino (Hado)".

¿Hay

realmente algo llamado "pecado" hoy día?

Ilustraciones:

Si un enfermo rompiera el termómetro, ¿probaría eso que no tuviera fiebre? Si un ladrón dijera que no creía en lo que dicen los libros de las leyes, ¿lo haría eso inocente del delito? De igual manera, el hecho de que mucha gente no crea que sea necesario vivir de acuerdo con las normas bíblicas no pone fin al pecado. (Véase 1 Juan 1:8.)

Algunas personas quizás prefieran hacer lo que la Palabra de Dios prohíbe. Pero eso no prueba que la Biblia esté equivocada. Gálatas 6:7, 8 advierte: "No se extravíen: de Dios uno no se puede mofar. Porque cualquier cosa que el hombre esté sembrando, esto también segará; porque el que está sembrando teniendo en mira su carne, segará de su carne la corrupción". La epidemia de enfermedades transmitidas por actividad sexual, hogares desbaratados y cosas por el estilo pone en evidencia la veracidad de lo que dice la Biblia. Dios hizo al hombre; Él sabe lo que nos da felicidad duradera; Él nos lo dice en la Biblia. ¿No es razonable escucharle? (Para evidencia de la existencia de Dios, véase, entre las secciones principales de este manual, la titulada "Dios".)

¿No

es cierto que mucho de lo que se llama pecado es sencillamente lo que los humanos hacen por naturaleza?

¿Son pecaminosas las relaciones sexuales? ¿Pecaron Adán y Eva al juntarse en relaciones sexuales? La Biblia no dice eso. Génesis 1:28 dice que Dios mismo dijo a Adán y Eva: "Sean fructíferos y háganse muchos y llenen la tierra". Eso requeriría que se unieran en relaciones sexuales, ¿no es verdad? Y Salmo 127:3 dice que "los hijos son una herencia de parte de Jehová", "un galardón". Debe notarse que Eva fue la primera en comer del fruto prohibido, y lo hizo cuando estaba sola; no fue sino después cuando ella dio algo del fruto a Adán (Gén. 3:6). Evidentemente el árbol donde crecía el fruto prohibido era literal. La Biblia no prohíbe las relaciones sexuales normales entre esposo y esposa, sino prácticas como la fornicación, el adulterio, la homosexualidad y la bestialidad. El mal fruto que producen tales prácticas muestra que tal prohibición es prueba de interés amoroso por parte de Aquel que sabe cómo estamos hechos.

Gén. 1:27: "Procedió Dios a crear al hombre [Adán] a su imagen, a la imagen de Dios lo creó." (Por tanto, lo normal era que Adán reflejara las cualidades santas de Dios, que respondiera con aprecio a la dirección de Dios. El no alcanzar a actuar así era errar el blanco, pecar. Véanse Romanos 3:23 y 1 Pedro 1:14-16.)

Efe. 2:1-3: "Es a ustedes [los cristianos] que Dios vivificó aunque estaban muertos en sus ofensas y pecados, en los cuales ustedes en un tiempo anduvieron conforme al sistema de cosas de este mundo, conforme al gobernante de la autoridad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de la desobediencia. Sí, entre ellos todos nosotros en un tiempo nos comportamos en armonía con los deseos de nuestra carne, haciendo las cosas que eran la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos naturalmente hijos de ira así como los demás." (Como prole del pecador Adán, nacimos en pecado. Desde nuestro nacimiento, la inclinación de nuestro corazón es hacia lo malo. Si no refrenamos esas malas tendencias, con el tiempo podemos acostumbrarnos a ese modo de vivir. Hasta puede parecernos "normal" porque otros a nuestro alrededor hagan cosas semejantes. Pero la Biblia señala lo que es correcto y lo que es incorrecto desde el punto de vista de Dios, en vista de cómo él creó al hombre y de Su propósito para la humanidad. Si prestamos atención a nuestro Creador y amorosamente le obedecemos, la vida cobrará un significado que no habíamos conocido antes, y tendremos un futuro eterno. Nuestro Creador nos invita afectuosamente a probar y ver lo bueno que es. [Sal. 34:8.])

¿Qué

efecto tiene el pecado en la relación de uno con Dios?

1 Juan 3:4, 8: "Todo el que practica pecado también está practicando desafuero, de modo que el pecado es desafuero. El que obra pecado se origina del Diablo." (¡Cuán importante declaración! A los que deliberadamente escogen un proceder pecaminoso, y lo convierten en una práctica, Dios los considera delincuentes. El proceder que han escogido es el que Satanás mismo escogió originalmente.)

Rom. 5:8, 10: "Siendo nosotros todavía pecadores, Cristo murió por nosotros. [...] Cuando éramos enemigos, fuimos reconciliados con Dios mediante la muerte de su Hijo." (Note que se dice que los pecadores son enemigos de Dios. ¡Qué sensato es, pues, que aprovechemos la provisión que Dios ha hecho para que nos reconciliemos con él!)

1 Tim. 1:13: "Se me mostró misericordia [dice el apóstol Pablo], porque era ignorante y obré con falta de fe." (Pero cuando el Señor le mostró el camino correcto, Pablo no se retrajo de seguirlo.)

2 Cor. 6:1, 2: "Trabajando junto con él, nosotros también les suplicamos que no acepten la bondad inmerecida de Dios y dejen de cumplir su propósito. Porque él dice: 'En un tiempo acepto te oí, y en un día de salvación te ayudé'. ¡Miren! Ahora es el tiempo especialmente acepto. ¡Miren! Ahora es el día de salvación." (Ahora es el tiempo en que se ofrece la oportunidad de salvación. Dios no extenderá para siempre tal bondad inmerecida a los pecadores humanos. Por eso, es menester que ejerzamos cuidado para que en nuestro caso no se pierda el propósito de tal bondad.)

¿Cómo

es posible que se nos libre de nuestro estado pecaminoso?

Véase la sección titulada "Rescate".

Profecía

Definición:

Mensaje inspirado; revelación de la voluntad y el propósito divinos. La profecía puede ser una predicción de algo que va a suceder, enseñanza moral inspirada o la expresión de un mandato o juicio divino.

¿Qué

predicciones registradas en la Biblia se han cumplido ya?

Para ejemplos, véanse las secciones principales: "Biblia", "Últimos días" y "Fechas"; también el libro "Toda Escritura es inspirada de Dios y provechosa", páginas 343-346.

¿Cuáles

son algunas de las profecías bíblicas sobresalientes que todavía han de cumplirse?

1 Tes. 5:3: "Cuando sea que ellos estén diciendo: '¡Paz y seguridad!', entonces destrucción repentina ha de sobrevenirles instantáneamente, como el dolor de angustia a la mujer encinta; y no escaparán de ninguna manera."

Rev. 17:16: "Los diez cuernos que viste, y la bestia salvaje, éstos odiarán a la ramera [Babilonia la Grande] y harán que quede devastada y desnuda, y se comerán sus carnes y la quemarán por completo con fuego."

Eze. 38:14-19: "Tienes que decirle a Gog: 'Esto es lo que ha dicho el Señor Soberano Jehová: "¿No será en aquel día cuando mi pueblo Israel [espiritual] esté morando en seguridad que tú lo sabrás? Y ciertamente vendrás de tu lugar, de las partes más remotas del norte, tú y muchos pueblos contigo [...]" "Y tiene que ocurrir en aquel día, en el día cuando Gog venga sobre el suelo de Israel," es la expresión del Señor Soberano Jehová, "que mi furia subirá en mi nariz. Y en mi ardor, en el fuego de mi furor, tendré que hablar."'"

Dan. 2:44: "El reino [establecido por Dios] [...] triturará y pondrá fin a todos estos reinos [humanos], y él mismo subsistirá hasta tiempos indefinidos."

Eze. 38:23: "Ciertamente me engrandeceré y me santificaré y me daré a conocer delante de los ojos de muchas naciones; y tendrán que saber que yo soy Jehová."

Rev. 20:1-3: "Vi a un ángel que descendía del cielo con la llave del abismo y una gran cadena en su mano. Y prendió al dragón, la serpiente original, que es el Diablo y Satanás, y lo ató por mil años. Y lo arrojó al abismo y lo cerró y lo selló sobre él, para que no extraviase más a las naciones hasta que terminasen los mil años. Después de estas cosas tiene que ser desatado por un poco de tiempo."

Juan 5:28, 29: "No se maravillen de esto, porque viene la hora en que todos los que están en las tumbas conmemorativas oirán su voz y saldrán, los que hicieron cosas buenas a una resurrección de vida, los que practicaron cosas viles a una resurrección de juicio."

Rev. 21:3, 4: "Oí una voz fuerte desde el trono decir: '¡Mira! La tienda de Dios está con la humanidad, y él residirá con ellos, y ellos serán sus pueblos. Y Dios mismo estará con ellos. Y él limpiará toda lágrima de sus ojos, y la muerte no será más, ni existirá ya más lamento ni clamor ni dolor. Las cosas anteriores han pasado.'"

1 Cor. 15:24-28: "En seguida, el fin, cuando entrega el reino a su Dios y Padre [...] Pero cuando todas las cosas hayan sido sujetadas a él, entonces el Hijo mismo también se sujetará a Aquel que le sujetó todas las cosas a él, para que Dios sea todas las cosas para con todos."

¿Por

qué deben los cristianos estar profundamente interesados en las predicciones de la Biblia?

Mat. 24:42: "Manténganse alerta, pues, porque no saben en qué día viene su Señor."

2 Ped. 1:19-21: "Tenemos la palabra profética hecha más segura [como resultado de lo que pasó durante la transfiguración de Jesús]; y ustedes hacen bien en prestarle atención [...] Porque la profecía no fue traída en ningún tiempo por la voluntad del hombre, sino que hombres hablaron de parte de Dios al ser llevados por espíritu santo."

Pro. 4:18: "La senda de los justos es como la luz brillante que va haciéndose más y más clara hasta que el día queda firmemente establecido."

Mat. 4:4: "No de pan solamente debe vivir el hombre, sino de toda expresión que sale de la boca de Jehová." (Esto incluye sus grandes promesas proféticas.)

2 Tim. 3:16: "Toda Escritura es inspirada de Dios y provechosa para enseñar, para censurar, para rectificar las cosas, para disciplinar en justicia." (Por eso la entera Palabra escrita de Dios merece que la estudiemos asiduamente.)

Si

alguien dice...

'Ustedes

dan demasiado énfasis a las profecías. Lo único que hace falta es aceptar a Cristo como Salvador y llevar una buena vida cristiana'

Usted

pudiera contestar: 'Por supuesto que es vital apreciar el papel que Jesucristo desempeña. Pero ¿sabe usted que una de las razones por las cuales los judíos del primer siglo no lo aceptaron fue que no prestaron suficiente atención a las profecías?'. Entonces pudiera añadir: 1) 'Las profecías de las Escrituras Hebreas habían predicho cuándo aparecería el Mesías (Cristo) y lo que haría. Pero los judíos en general no prestaron atención a lo que decían aquellas profecías. Tenían sus propias ideas en cuanto a lo que el Mesías debería hacer, y, como resultado, rechazaron al Hijo de Dios. (Vea las páginas 208, 209 en la sección "Jesucristo")'. 2) 'Nosotros vivimos hoy en el tiempo en que Cristo ha comenzado a gobernar como Rey celestial y está separando a gente de todas las naciones, con miras a recibir o vida o destrucción (Mat. 25:31-33, 46). Pero la mayoría de la gente está esperando algo diferente'.

O

contestar: 'Reconozco que es importante ser buen cristiano. Pero ¿sería yo buen cristiano si hiciera algunas de las cosas que Jesús enseñó, pero pasara por alto lo que dijo que deberíamos poner en primer lugar en la vida?... Note lo que él dijo, según se registra aquí en Mateo 6:33'. Entonces pudiera añadir: '¿No es cierto que Jesús nos enseñó a orar por ese Reino, incluso a ponerlo delante de nuestra petición de perdón, por nuestra fe en él como Salvador? (Mat. 6:9-12)'.

Purgatorio

Definición:

De acuerdo con la enseñanza de la Iglesia Católica Romana, es el estado, lugar o condición —en el otro mundo— "de castigo temporal para los que mueren en gracia de Dios pero que no están totalmente libres de pecados veniales o que no han pagado completamente la satisfacción debida por sus pecados [...] En el purgatorio las almas sufren durante un tiempo para expiar sus pecados antes de poder entrar en el cielo" (Diccionario Católico de la Versión Straubinger, pág. 251; véase también New Catholic Encyclopedia, 1967, tomo XI, pág. 1034.) No es una enseñanza bíblica.

¿En

qué se basa la enseñanza del purgatorio?

Después de examinar lo que los escritores católicos han dicho sobre tales textos como 2 Macabeos 12:39-45, Mateo 12:32 y 1 Corintios 3:10-15, la New Catholic Encyclopedia (1967, tomo XI, pág. 1034) reconoce: "Todo visto, la doctrina católica sobre el purgatorio se basa en la tradición, no en las Sagradas Escrituras".

"La iglesia ha dependido de la tradición para apoyar la idea de un estado intermedio entre el cielo y el infierno." (U.S. Catholic, marzo de 1981, pág. 7.)

¿Qué

dicen ciertos portavoces católicos con relación a la naturaleza del purgatorio?

"Muchos creen que el sufrimiento total del purgatorio se identifica con la consciencia del aplazamiento transitorio de la visión beatífica, aunque el parecer más común sostiene que, además de esto, hay algún castigo real [...] En la Iglesia Latina por lo general se ha sostenido que este dolor se impone mediante verdadero fuego. Sin embargo, esto no es esencial para creer en el purgatorio. Ni siquiera es seguro. [...] Hasta si se escoge —junto con los teólogos orientales— rechazar la idea del sufrimiento inducido por fuego, se debe tener cuidado para no excluir del purgatorio todo sufrimiento real. Todavía hay verdadera aflicción, pesar, mortificación, vergüenza de conciencia y otras penas espirituales que pueden infligir verdadero dolor al alma. [...] Se debe recordar, de toda forma, que en medio de sus sufrimientos estas almas también experimentan gran gozo por la certeza de su salvación." (New Catholic Encyclopedia, 1967, tomo XI, págs. 1036, 1037.)

"Nadie sabe a ciencia cierta lo que sucede en el purgatorio." (U.S. Catholic, marzo de 1981, pág. 9.)

¿Sigue

viviendo el alma después que muere el cuerpo?

Eze. 18:4, TA: "El alma [hebreo, ne´phesh; "la persona", CI; "el que", BJ; "alma", NBL] que pecare, ésa morirá."

Sant. 5:20, BJ: "El que convierte a un pecador de su camino desviado, salvará su alma de la muerte y cubrirá multitud de pecados." (Las cursivas son nuestras.) (Nótese que aquí se habla de la muerte del alma.)

Para más información, véanse, entre las secciones principales, "Alma" y "Muerte".

¿Se

exige más castigo por los pecados después que uno muere?

Rom. 6:7, EH (1976): "El que una vez murió, ha quedado definitivamente liberado del pecado." (FS: "Quien murió, queda fuera de la jurisdicción del pecado.")

¿Pueden

los muertos experimentar gozo por la certeza de la perspectiva de salvación?

Ecl. 9:5, BJ: "Los vivos saben que han de morir, pero los muertos no saben nada."

Isa. 38:18, TA: "Porque no han de cantar [Señor] tus glorias los que están en el sepulcro, ni han de entonar las alabanzas los que están en poder de la muerte; ni aquellos que bajan a la fosa esperarán ver el cumplimiento de tus verídicas promesas." (Así que, ¿cómo puede cualquiera de ellos 'experimentar gran gozo por la certeza de su salvación'?)

Según

la Biblia, ¿de qué manera se logra la purificación de los pecados?

1 Juan 1:7, 9, BJ: "Si caminamos en la luz, como Él [Dios] mismo está en la luz, estamos en comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesús nos purifica de todo pecado. [...] Si reconocemos nuestros pecados, fiel y justo es Él para perdonarnos los pecados y purificarnos de toda injusticia ["toda nuestra maldad es purgada," Kx]."

Apo. (Rev.) 1:5, BJ: "Jesucristo, [...] que nos ama, nos ha lavado con su sangre de nuestros pecados."

Razas

de la humanidad

Definición:

Según se usa el término aquí, raza significa una división de la humanidad que posee en proporciones características ciertas combinaciones de rasgos físicos hereditarios que bastan para distinguir al grupo como un tipo humano distinto. Sin embargo, debería notarse que el hecho de que personas de una raza puedan casarse con personas de otra y reproducirse muestra que todas las razas son en realidad un solo "género" en el sentido bíblico, y todas son miembros de la familia humana. Por eso, las diversas razas son simplemente facetas de toda la variación que es posible en la humanidad.

¿De

dónde provinieron las diversas razas?

Gén. 5:1, 2; 1:28: "En el día que creó Dios a Adán lo hizo a la semejanza de Dios. Macho y hembra los creó. Después los bendijo y por nombre los llamó Hombre [o Humanidad] en el día que fueron creados." "Los bendijo Dios y les dijo Dios: 'Sean fructíferos y háganse muchos y llenen la tierra.'" (Así que todos los humanos son descendientes de la primera pareja humana, Adán y Eva.)

Hech. 17:26: "[Dios] hizo de un solo hombre [Adán] toda nación de hombres, para morar sobre la entera superficie de la tierra." (Por eso, prescindiendo de cuáles sean las razas de que se componga una nación, todos los miembros de ellas son descendientes de Adán.)

Gén 9:18, 19: "Los hijos de Noé que salieron del arca fueron Sem y Cam y Jafet. [...] Estos tres fueron los hijos de Noé, y de éstos se esparció la población de toda la tierra." (Después que Dios destruyó al mundo impío mediante el diluvio global en los días de Noé, la nueva población de la Tierra —entre ella todas las razas conocidas hoy— se desarrolló de los descendientes de los tres hijos de Noé y sus respectivas esposas.)

¿Fueron

Adán y Eva simplemente personas alegóricas (imaginarias)?

La Biblia no apoya ese punto de vista; véase, entre las secciones principales de este manual, la titulada "Adán y Eva".

¿De

dónde consiguió Caín su esposa, si había una sola familia?

Gén. 3:20: "Adán llamó a su esposa por nombre Eva, porque ella tenía que llegar a ser la madre de todo el que viviera." (Así, todos los humanos habían de ser descendientes de Adán y Eva.)

Gén. 5:3, 4: "Siguió viviendo Adán ciento treinta años. Entonces llegó a ser padre de un hijo a su semejanza, a su imagen, y lo llamó por nombre Set. Y los días de Adán después de engendrar a Set llegaron a ser ochocientos años. Entretanto llegó a ser padre de hijos e hijas." (Uno de los hijos de Adán fue Caín, y una de las hijas de Adán tiene que haber llegado a ser esposa de Caín. En aquel tiempo de la historia humana, cuando los seres humanos todavía disfrutaban de un grado excepcional de salud y vitalidad físicas, como lo indica lo que duraba su vida, no había mucha probabilidad de transmitir defectos a la prole por casarse con algún pariente cercano. Pero después de unos 2.500 años de historia humana, cuando la condición física de la humanidad se había deteriorado grandemente, Jehová dio a Israel leyes que prohibían el incesto.)

Gén. 4:16, 17: "Con eso se fue Caín de ante el rostro de Jehová y se puso a morar en la tierra de la Condición de Fugitivo [o Nod] al este de Edén. Después Caín tuvo coito con su esposa ["conoció Caín a su mujer", es decir, íntimamente, VV (1977), VM; "Caín se unió a su mujer", NBE] y ella llegó a estar encinta y dio a luz a Enoc." (Note que a Caín no le fue presentada por primera vez su esposa en la tierra a la que huyó, como si ella hubiera sido de otra familia. Más bien, fue allí donde él tuvo relaciones sexuales con ella para engendrar un hijo.)

¿A

qué se puede atribuir el desarrollo de las varias características raciales?

"Todos los hombres que viven hoy pertenecen a una sola especie, Homo sapiens, y se derivan de un tronco común. [...] Las diferencias biológicas entre los seres humanos se deben a diferencias en la constitución hereditaria y a la influencia del ambiente en dicho potencial genético. En la mayor parte de los casos esas diferencias se deben a la interacción de estos dos conjuntos de factores. [...] Muchas veces las diferencias entre personas que pertenecen a una misma raza o a una misma población son mayores que las diferencias medias entre razas o poblaciones." (Un cuerpo internacional de científicos convocado por la UNESCO, según la cita en Statement on Race, Nueva York, 1972, tercera edición, Ashley Montagu, págs. 149, 150.)

"Una raza es simplemente uno de los conjuntos de genes parcialmente aislados en que llegó a estar dividido el género humano durante su esparcimiento geográfico primigenio y después. En términos generales se ha desarrollado una raza en cada una de las cinco principales zonas continentales de la Tierra. [...] El hombre en realidad se ramificó genéticamente durante esta fase de la historia, y podemos medir y estudiar los resultados de dicha ramificación en lo que queda hoy de las razas geográficas antiguas. Como sería de esperar, la ramificación parece estar correlacionada con el grado de aislamiento. [...] Cuando en los continentes tuvo lugar la formación de las razas, quedando 'embotelladas' miles de poblaciones en conjuntos aislados de genes por todo el mundo, se establecieron las diferencias por frecuencia de genes que vemos en la actualidad. [...] La paradoja que se nos presenta es que cada grupo de seres humanos parece diferente en lo exterior, y, sin embargo, debajo de estas diferencias hay una similitud fundamental" (Heredity and Human Life [La herencia y la vida humana], Nueva York, 1963, H. L. Carson, págs. 151, 154, 162, 163). (Así, pues, a principios de la historia humana, cuando un grupo de personas quedaba aislado de otros grupos y las personas se casaban con miembros de su propio grupo, en su prole se enfatizaban ciertas combinaciones de características genéticas distintivas.)

¿Enseña

la Biblia que las personas de la raza negra hayan sido maldecidas?

Esa idea se basa en un entendimiento equivocado de Génesis 9:25, donde se citan las siguientes palabras de Noé: "Maldito sea Canaán. Llegue a ser él el esclavo más bajo para sus hermanos". Lea usted cuidadosamente ese texto; no dice nada respecto al color de la piel. La maldición se debió a que el hijo de Cam, Canaán, evidentemente había cometido un acto vergonzoso, por el cual mereció que se le maldijera. Pero ¿quiénes fueron los descendientes de Canaán? No fueron gente de piel negra, sino pueblos de piel más clara que vivieron al este del mar Mediterráneo. Debido a sus prácticas depravadas, sus ritos demoníacos, su idolatría y su práctica de sacrificar a sus infantes, llegaron a estar bajo juicio divino, y Dios dio a Israel la tierra que ocupaban los cananeos (Gén. 10:15-19). No se destruyó a todos los cananeos; algunos fueron asignados a trabajos forzados, en cumplimiento de la maldición. (Jos. 17:13.)

¿De cuál de los hijos de Noé descendieron las personas de piel oscura? "Los hijos de Cus [otro de los hijos de Cam] fueron Seba y Havila y Sabta y Raama y Sabteca" (Gén. 10:6, 7). Posteriormente, las referencias bíblicas a Cus equivalen por lo general a Etiopía. Seba se usa luego con referencia a otro pueblo de la parte oriental de África y evidentemente cercano a Etiopía (Isa. 43:3, nota, NM, edición con referencias, en inglés.)

¿Son

hijos de Dios todos los seres humanos?

El ser hijos de Dios no es algo a lo cual nosotros los humanos tengamos derecho por nacimiento. Pero todos somos prole de Adán, quien, cuando fue creado en la perfección, fue "hijo de Dios". (Luc. 3:38.)

Hech. 10:34, 35: "Dios no es parcial, sino que en toda nación el que le teme y obra justicia le es acepto."

Juan 3:16: "Tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que ejerce fe en él no sea destruido, sino que tenga vida eterna." (Para que cualquiera de nosotros llegue a tener la clase de relación con Dios que Adán perdió tiene que ejercer fe genuina en el Hijo de Dios. Ese privilegio está disponible a personas de toda raza.)

1 Juan 3:10: "Los hijos de Dios y los hijos del Diablo se hacen evidentes por este hecho: Todo el que no obra justicia no se origina de Dios, tampoco el que no ama a su hermano." (Por eso Dios no considera hijos de él a todos los seres humanos. Desde el punto de vista espiritual, los que practican deliberadamente las cosas que Dios condena tienen al Diablo como padre suyo. Véase Juan 8:44. En cambio, los cristianos verdaderos reflejan cualidades que manifiestan devoción piadosa. De entre estos, Dios ha seleccionado a una cantidad limitada para que rijan como reyes con Cristo en el cielo. A estos Dios los llama sus "hijos". Para más detalles, véase la sección de este manual titulada "Nacer otra vez".)

Rom. 8:19-21: "La expectativa ansiosa de la creación aguarda la revelación de los hijos de Dios [...] la creación misma también será libertada de la esclavitud a la corrupción y tendrá la gloriosa libertad de los hijos de Dios." (La humanidad experimentará liberación cuando los "hijos de Dios" —después de haber recibido vida celestial— queden 'revelados' tomando medidas positivas a favor de la humanidad bajo la dirección de Cristo. Después que los fieles de la Tierra [a quienes se llama "la creación" en este texto bíblico] hayan alcanzado la perfección humana y hayan demostrado lealtad inquebrantable a Jehová como Soberano Universal, entonces también disfrutarán de la excelente relación de hijos de Dios. Personas de todas las razas tendrán parte en esto.)

¿Estarán

algún día verdaderamente unidas como hermanos y hermanas personas de toda raza?

A los que habían de ser sus verdaderos discípulos, Jesús dijo: "Todos ustedes son hermanos" (Mat. 23:8). Posteriormente agregó: "En esto todos conocerán que ustedes son mis discípulos, si tienen amor entre ustedes mismos". (Juan 13:35.)

A pesar de las imperfecciones humanas, ese sentido de unidad fue realidad entre los cristianos primitivos. El apóstol Pablo escribió: "No hay ni judío ni griego, no hay ni esclavo ni libre, no hay ni macho ni hembra; porque todos ustedes son una persona en unión con Cristo Jesús". (Gál. 3:28.)

La hermandad cristiana sin la mancha de distinciones raciales es una realidad entre los testigos de Jehová del siglo XX. El escritor William Whalen dijo en la publicación U.S. Catholic: "Creo que una de las características más atractivas de [la organización de los testigos de Jehová] ha sido su norma tradicional de igualdad racial". Después de efectuar un extenso estudio de los testigos de Jehová africanos, el sociólogo Bryan Wilson, de la Universidad de Oxford, declaró: "Los testigos tal vez tengan más éxito que todo otro grupo en lo que tiene que ver con la rapidez con que eliminan la discriminación tribual entre sus nuevos adherentes". En un reportaje sobre una reunión internacional a la que asistieron Testigos provenientes de 123 países, The New York Times Magazine dijo: "Los Testigos dejaron impresionados a los neoyorquinos, no solo por su cantidad, sino también por su diversidad (entre ellos hay personas de toda condición social), porque no manifiestan consciencia de sus diferencias raciales (muchos Testigos son negros), y por su comportamiento apacible y ordenado".

Dentro de poco el Reino de Dios destruirá al presente sistema de cosas impío, y con él a todos los que no aman genuinamente ni a Jehová Dios ni a su semejante (Dan. 2:44; Luc. 10:25-28). La Palabra de Dios promete que los sobrevivientes serán personas "de todas las naciones y tribus y pueblos y lenguas" (Rev. 7:9). Todas estas personas, unidas por la adoración del Dios verdadero, por su fe en Jesucristo y por su amor de unas para con otras, ciertamente formarán una familia humana unida.

Reencarnación

Definición:

La creencia de que uno renace en una o más existencias sucesivas, sea en forma humana o animal. Generalmente se cree que un "alma" intangible es lo que renace en otro cuerpo. No es una enseñanza bíblica.

¿Prueba

que la reencarnación sea un hecho la extraña sensación de estar uno familiarizado con personas a quienes acaba de conocer, y con lugares totalmente desconocidos?

¿Ha confundido usted alguna vez a una persona —hombre o mujer— que está viva con otra que también está viva actualmente? A muchas personas les ha pasado eso. ¿Por qué? Porque algunas personas tienen peculiaridades parecidas o tal vez hasta parezcan casi idénticas. De modo que la sensación de que usted conoce a una persona aunque nunca antes la haya visto no prueba realmente que la haya conocido en una vida anterior, ¿no es cierto?

¿Por

qué pudiera parecerle familiar cierta casa o cierto pueblo, si usted nunca ha estado allí antes? ¿Se debe a que usted haya vivido allí durante una vida anterior? Muchas casas se construyen de acuerdo con planos parecidos. Quizás los muebles que se utilizan en ciudades muy distantes entre sí se hayan fabricado de modelos parecidos. ¿Y no es cierto que los paisajes de algunos lugares sumamente separados entre sí se parecen muchísimo? Así que, sin recurrir a la reencarnación, la sensación de familiaridad que usted ha sentido es muy comprensible.

¿Prueban

la reencarnación recuerdos de haber vivido en otro tiempo y en otro lugar, como los que se obtienen mediante la hipnosis?

Mediante la hipnosis se puede obtener mucha información que ha sido guardada en el cerebro. Los hipnotizadores extraen información de la memoria subconsciente. Pero ¿cómo llegan allí esos recuerdos? Puede que usted haya leído un libro, visto una película o aprendido acerca de cierto pueblo mediante la televisión. Si se puso en el lugar de las personas acerca de las cuales estaba aprendiendo algo, esto pudiera haberle causado una vívida impresión, casi como si la experiencia hubiera sido suya. Lo que usted realmente hizo quizás lo hizo tanto tiempo atrás que lo haya olvidado, pero mediante la hipnosis pudiera recordar la experiencia como si estuviera recordando "otra vida". No obstante, si eso fuera cierto, ¿no tendría todo el mundo recuerdos como esos? Pero no todo el mundo los tiene. Es de notar que una cantidad creciente de tribunales supremos estatales de los Estados Unidos no aceptan testimonio obtenido mediante hipnosis. En 1980 el Tribunal Supremo de Minnesota (E.U.A.), declaró que "el mejor testimonio pericial indica que ningún experto puede determinar si la memoria que se saca de la mente mediante la hipnosis, o cualquier parte de esa memoria, es veraz, falsa, o una confabulación... llenar lagunas con fantasía. Desde un punto de vista científico, no se puede confiar en que dichos resultados sean exactos" (State v. Mack [El Estado contra Mack], 292 N.W. 2d 764). La influencia de las sugestiones del hipnotizador al hipnotizado es un factor que contribuye a que los resultados no sean confiables.

¿Hay

en la Biblia indicación de que se creía en la reencarnación?

¿Refleja

Mateo 17:12, 13 creencia en la reencarnación?

Mat. 17:12, 13: "[Jesús dijo:] 'Elías ya ha venido y ellos no lo reconocieron, antes hicieron con él las cosas que quisieron. De esta manera también el Hijo del hombre está destinado a sufrir a manos de ellos.' Entonces percibieron los discípulos que les hablaba de Juan el Bautista."

¿Significó esto que Juan el Bautista fuera un Elías reencarnado? Cuando unos sacerdotes judíos le preguntaron a Juan: "¿Eres Elías?", él dijo: "No lo soy" (Juan 1:21). Entonces, ¿qué quiso decir Jesús? Como el ángel de Jehová predijo, Juan fue delante del Mesías de Jehová "con el espíritu y poder de Elías, para volver los corazones de padres a hijos y los desobedientes a la sabiduría práctica de los justos, para alistar para Jehová un pueblo preparado" (Luc. 1:17). De modo que Juan el Bautista estaba cumpliendo profecía al hacer una obra como la del profeta Elías. (Mal. 4:5, 6.)

¿Se

señala a la reencarnación en el relato de Juan 9:1, 2?

Juan 9:1, 2: "Entonces al ir pasando, vio [Jesús] a un hombre ciego de nacimiento. Y sus discípulos le preguntaron: 'Rabí, ¿quién pecó, este hombre o sus padres, para que naciera ciego?'"

¿Sería posible que en aquellos discípulos hubiera influido la creencia de los fariseos judíos, quienes decían que "pasan a los cuerpos de otros solamente las [almas] buenas"? (Guerra de los judíos, Flavio Josefo, traducción de J. M. Cordero, Editorial Iberia, tomo I, pág. 154.) Esto no es probable, ya que la pregunta de ellos no da a entender que pensaran que aquel hombre fuera 'bueno'. Es más probable que ellos, como discípulos de Jesús, creyeran en las Escrituras y supieran que el alma muere. Sin embargo, puesto que hasta un bebé en la matriz tiene vida y ha sido concebido en pecado, puede que se hayan preguntado si aquella criatura no nacida pudiera haber pecado, por lo cual habría nacido ciego. En todo caso, la respuesta de Jesús no apoyó ni la reencarnación ni la idea de que una criatura que todavía está en la matriz de su madre peca antes de nacer. Jesús mismo contestó: "Ni este hombre pecó ni sus padres" (Juan 9:3). Jesús sabía que, puesto que somos prole de Adán, tenemos una herencia de defectos e imperfecciones humanos. Jesús curó al ciego y utilizó así la situación para magnificar a Dios.

¿Deja

margen para creer en la reencarnación lo que la Biblia enseña acerca del alma y la muerte?

Génesis 2:7 declara: "Procedió Jehová Dios a formar al hombre del polvo del suelo y a soplar en sus narices el aliento de vida, y el hombre vino a ser alma viviente". Note que el hombre mismo era el alma; el alma no era inmaterial, algo separado y distinto del cuerpo. "El alma que esté pecando... ella misma morirá" (Eze. 18:4, 20). Y se alude a un difunto como "alma muerta" (Núm. 6:6). Al morir, "sale su espíritu, él vuelve a su suelo; en ese día de veras perecen sus pensamientos" (Sal. 146:4). De modo que, cuando alguien muere, la persona completa está muerta; no hay nada que quede vivo y pueda pasar a otro cuerpo. (Para más detalles, véanse las secciones tituladas "Alma" y "Muerte".)

Ecl. 3:19: "Hay un suceso resultante con respecto a los hijos de la humanidad y un suceso resultante con respecto a la bestia, y ellos tienen el mismo suceso resultante. Como muere el uno, así muere la otra." (Como en el caso de los humanos, nada sobrevive al morir un animal. No hay nada que pueda renacer en otro cuerpo.)

Ecl. 9:10: "Todo lo que tu mano halle que hacer, hazlo con tu mismísimo poder, porque no hay trabajo ni formación de proyectos ni conocimiento ni sabiduría en el Seol, el lugar adonde estás yendo." (No es a otro cuerpo, sino al Seol, el sepulcro común de la humanidad, adonde van a parar los muertos.)

¿Qué

diferencia hay entre la reencarnación y la esperanza que se da en la Biblia?

Reencarnación:

De acuerdo con esta creencia, cuando una persona muere, el alma, el "verdadero yo", pasa a otra existencia mejor si el individuo ha llevado una vida buena y correcta, pero posiblemente a una existencia como animal si su vida se ha inclinado más a lo malo que a lo bueno. Se cree que cada vez que la persona renace vuelve a este mismo sistema de cosas, donde se encara a más sufrimiento y, finalmente, a la muerte. Los ciclos de renacimiento se consideran casi interminables. ¿Es un futuro como ese lo que realmente le espera a usted? Algunas personas creen que el único modo de escapar es suprimir todo deseo de las cosas que son agradables a los sentidos. ¿A qué escapan? A lo que algunos describen como vida inconsciente.

Biblia:

De acuerdo con la Biblia, el alma es la persona completa. Aunque una persona haya hecho cosas malas en el pasado, si se arrepiente y cambia de proceder, Jehová Dios la perdona (Sal. 103:12, 13). Cuando la persona muere, nada sobrevive. La muerte es como dormir profundamente sin soñar. Habrá una resurrección de los muertos. Esto no es una reencarnación, sino un traer de vuelta a la vida la misma personalidad (Hech. 24:15). Para la mayoría de la gente, su resurrección será para vivir en la Tierra. Tendrá lugar después que Dios ponga fin al sistema inicuo actual. Las enfermedades, el sufrimiento, hasta el tener que morir, llegarán a ser cosas del pasado (Dan. 2:44; Rev. 21:3, 4). ¿Suena esa esperanza como algo de lo cual usted quisiera aprender más, para examinar las razones que hay para confiar en ella?

Si

alguien dice...

'Yo

creo en la reencarnación'

Usted

pudiera contestar: 'Usted espera que con el tiempo el resultado sea una vida mejor, ¿no es así?... Dígame, ¿quisiera vivir en un mundo como el que se describe aquí en Revelación 21:1-5?'.

O

contestar: 'Le agradezco que me diga eso. ¿Me permite preguntarle si usted siempre ha creído así?... ¿Qué le hizo abandonar sus creencias anteriores?'. (Entonces pudiera usar las ideas bajo el primer encabezamiento de la página 299.)

Otra

posibilidad: 'He tenido buenas conversaciones con otras personas que creen como usted. ¿Me permite preguntarle por qué cree que es necesaria la reencarnación?'. Entonces pudiera añadir: 1) '¿Recuerda usted todos los detalles de las vidas anteriores que cree que tuvo?... Pero eso sería necesario para que una persona corrigiera sus errores anteriores y mejorara, ¿no es cierto?'. 2) Si la persona dice que es una bondad el que olvidemos, pudiera preguntarle: 'Pero ¿considera usted que tener mala memoria sea una ventaja para la persona en su vida cotidiana? Además, si cada 70 años más o menos olvidáramos todo lo que hemos aprendido, ¿se nos estaría ayudando a mejorar nuestra situación?'. 3) Si la persona dice que solo las mejores personas nacen de nuevo como humanos, usted pudiera preguntar: 'Entonces, ¿por qué han seguido empeorando las condiciones mundiales?... La Biblia muestra cómo se alcanzará verdadero mejoramiento en nuestros días (Dan. 2:44)'.

Reino

Definición:

El Reino de Dios es la expresión de la soberanía universal de Jehová respecto a sus criaturas, o los medios que él usa para expresar esa soberanía. Este término se usa particularmente para designar la manifestación de la soberanía de Dios mediante el gobierno real encabezado por su Hijo, Jesucristo. "Reino" puede referirse a la gobernación del que ha sido ungido para ser Rey, o al dominio terrestre sobre el cual rige ese gobierno celestial.

¿Es

el Reino de Dios realmente un gobierno?

¿O

es, en vez de eso, una condición en el corazón de los hombres?

Luc. 17:21, VV (1904): "Ni dirán: Héle aquí, ó héle allí; porque, he aquí, el reino de Dios dentro de vosotros está [también NC (1972), VM; pero "entre vosotros" en BJ, VV (1960), FS; "en medio de vosotros", Str.]. (Note que, como muestra el versículo 20, Jesús estaba hablando a los fariseos, cuya hipocresía también denunció, de modo que no pudo haber querido decir que el Reino estaba en el corazón de ellos. Más bien, el Reino, representado en Cristo, se hallaba en medio de ellos. Por tanto The Emphatic Diaglott dice: "La majestad real de Dios está entre ustedes".)

¿Dice

realmente la Biblia que el Reino de Dios sea un gobierno?

Isa. 9:6, 7, BD: "Nos ha nacido un niño, se nos ha dado un hijo; y Él tendrá el gobierno ["poder de gobernar", VP; "dominio", VM; "gobierno principesco", NM] sobre su hombro. Estos serán sus reales títulos: 'Admirable', 'Consejero', 'Dios Poderoso', 'Padre Eterno', 'Príncipe de Paz'. Su siempre creciente y pacífico reinado no acabará jamás."

¿Quiénes

son los gobernantes en el Reino?

Rev. 15:3: "Grandes y maravillosas son tus obras, Jehová Dios, el Todopoderoso. Justos y verdaderos son tus caminos, Rey de la eternidad."

Dan. 7:13, 14: "Con las nubes de los cielos sucedía que venía alguien como un hijo del hombre [Jesucristo; véase Marcos 14:61, 62]; y al Anciano de Días [Jehová Dios] obtuvo acceso, y lo presentaron cerca, aun delante, de Aquél. Y a él [Jesucristo] fueron dados gobernación y dignidad y reino, para que los pueblos, grupos nacionales y lenguajes todos le sirvieran aun a él."

Rev. 5:9, 10: "Fuiste [Jesucristo] degollado y con tu sangre compraste para Dios personas de toda tribu y lengua y pueblo y nación, e hiciste que fuesen un reino y sacerdotes para nuestro Dios, y han de gobernar como reyes sobre la tierra." (En Revelación 14:1-3 se dice que los que son "comprados de la tierra" para que sean gobernantes con el Cordero en el monte Sión celestial son 144.000.)

¿Qué

efecto tendrá este Reino en los gobiernos humanos?

Dan. 2:44: "En los días de aquellos reyes el Dios del cielo establecerá un reino que nunca será reducido a ruinas. Y el reino mismo no será pasado a ningún otro pueblo. Triturará y pondrá fin a todos estos reinos, y él mismo subsistirá hasta tiempos indefinidos."

Sal. 2:8, 9: "Pídeme, para que yo dé naciones por herencia tuya y los cabos de la tierra por posesión tuya propia. Las quebrarás con cetro de hierro, como si fueran vaso de alfarero las harás añicos."

¿Qué

logrará el Reino de Dios?

Santificar

el nombre de Jehová y apoyar su soberanía

Mat. 6:9, 10: "Ustedes, pues, tienen que orar de esta manera: 'Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino.'" (Aquí la santificación del nombre de Dios está estrechamente relacionada con la venida de Su Reino.)

Eze. 38:23: "Ciertamente me engrandeceré y me santificaré y me daré a conocer delante de los ojos de muchas naciones; y tendrán que saber que yo soy Jehová." (El nombre de Dios será limpiado de todo oprobio; será tratado como santo y merecedor de respeto, y todos los que vivan serán personas que de buena gana apoyen la soberanía de Jehová y se deleiten en hacer Su voluntad. De dicha santificación del nombre de Jehová dependen la paz y el bienestar de todo el universo.)

Poner

fin a la gobernación de Satanás sobre el mundo, la cual ha sido tolerada hasta ahora

Rev. 20:2, 3: "[El rey celestial, Jesucristo] prendió al dragón, la serpiente original, que es el Diablo y Satanás, y lo ató por mil años. Y lo arrojó al abismo y lo cerró y lo selló sobre él, para que no extraviase más a las naciones hasta que terminasen los mil años. Después de estas cosas tiene que ser desatado por un poco de tiempo." (Así se librará a la humanidad de la influencia satánica que tantas dificultades ha traído para la gente que quiere hacer lo correcto. Habrá desaparecido la influencia diabólica que ha causado actos sumamente inhumanos y la influencia demoníaca que ha llenado de temor la vida de muchas personas.)

Unificar

a toda la creación en la adoración del único Dios verdadero

Rev. 5:13; 15:3, 4: "Y a toda criatura que está en el cielo y en la tierra y debajo de la tierra y sobre el mar, y a todas las cosas que hay en ellos, les oí decir: 'Al que está sentado en el trono [Jehová Dios] y al Cordero [Jesucristo] sea la bendición y la honra y la gloria y la potencia para siempre jamás.'" "Grandes y maravillosas son tus obras, Jehová Dios, el Todopoderoso. Justos y verdaderos son tus caminos, Rey de la eternidad. ¿Quién no te temerá verdaderamente, Jehová, y glorificará tu nombre, porque solo tú eres leal? Porque todas las naciones vendrán y adorarán delante de ti, porque tus justos decretos han sido manifestados."

Hacer

que la humanidad vuelva a estar en relación armoniosa con Dios

Rom. 8:19-21: "La expectativa ansiosa de la creación [la humanidad] aguarda la revelación de los hijos de Dios [la prueba de que los que han sido levantados a vida celestial con Jesucristo han comenzado sus funciones como gobernantes]. Porque la creación fue sujetada a futilidad, no de su propia voluntad, sino por aquel que la sujetó, sobre la base de la esperanza de que la creación misma [la humanidad en general] también será libertada de la esclavitud a la corrupción y tendrá la gloriosa libertad de los hijos de Dios."

Librar

a la humanidad de toda amenaza de guerra

Sal. 46:8, 9: "Vengan, contemplen las actividades de Jehová, cómo ha establecido acontecimientos pasmosos en la tierra. Está haciendo cesar las guerras hasta la extremidad de la tierra."

Isa. 2:4: "Tendrán que batir sus espadas en rejas de arado y sus lanzas en podaderas. No alzará espada nación contra nación, ni aprenderán más la guerra."

Quitar

de la Tierra a los gobernantes corruptos y la opresión

Sal. 110:5: "Jehová mismo a tu diestra ciertamente hará pedazos a reyes en el día de su cólera."

Sal. 72:12-14: "Él [el Rey Mesiánico de Jehová] librará al pobre que clama por auxilio, también al afligido y a cualquiera que no tiene ayudador. Le tendrá lástima al de condición humilde y al pobre, y las almas de los pobres salvará. De la opresión y de la violencia les redimirá el alma, y la sangre de ellos será preciosa a sus ojos."

Suministrar

alimento en abundancia para toda la humanidad

Sal. 72:16: "Llegará a haber abundancia de grano en la tierra; en la cima de las montañas habrá sobreabundancia."

Isa. 25:6: "Jehová de los ejércitos ciertamente hará para todos los pueblos, en esta montaña [en el monte Sión celestial, la sede del Reino de Dios, se hará provisión para sus súbditos terrestres], un banquete de platos con mucho aceite, un banquete de vino mantenido sobre las heces, de platos con mucho aceite llenos de médula, de vino mantenido sobre las heces, filtrado."

Eliminar

toda clase de enfermedad e incapacidad física o mental

Luc. 7:22; 9:11: "Vayan, informen a Juan lo que vieron y oyeron: los ciegos reciben la vista, los cojos andan, los leprosos quedan limpios y los sordos oyen, los muertos son levantados, a los pobres se les dicen las buenas nuevas." "[Jesucristo] los recibió amablemente y se puso a hablarles del reino de Dios, y sanó a los que tenían necesidad de curación." (Así Jesucristo demostró lo que él, como rey celestial, hará por la humanidad.)

Proveer

hogares adecuados para todos

Isa. 65:21, 22: "Ciertamente edificarán casas, y las ocuparán; y ciertamente plantarán viñas y comerán su fruto. No edificarán y otro lo ocupará; no plantarán y otro lo comerá."

Asegurar

que todos tengan trabajo satisfaciente

Isa. 65:23: "No será para nada que se afanarán, ni darán a luz para disturbio; porque son la prole que está compuesta de los escogidos de Jehová, y sus descendientes con ellos."

Garantizar

la seguridad, librar de peligro a la persona y su propiedad

Miq. 4:4: "Realmente se sentarán, cada uno debajo de su vid y debajo de su higuera, y no habrá nadie que los haga temblar; porque la boca misma de Jehová de los ejércitos lo ha hablado."

Sal. 37:10, 11: "Solo un poco más de tiempo, y el inicuo ya no será; y ciertamente darás atención a su lugar, y él no será. Pero los mansos mismos poseerán la tierra, y verdaderamente hallarán su deleite exquisito en la abundancia de paz."

Hacer

que reine la justicia y la rectitud

2 Ped. 3:13: "Hay nuevos cielos y una nueva tierra que esperamos según su promesa, y en éstos la justicia habrá de morar."

Isa. 11:3-5: "Él [el Rey Mesiánico] no juzgará por la mera apariencia de las cosas a sus ojos, ni censurará simplemente según lo que oigan sus oídos. Y con justicia tiene que juzgar a los de condición humilde, y con rectitud tiene que administrar censura a favor de los mansos de la tierra. [...] Y la justicia tiene que resultar ser el cinto de sus caderas, y la fidelidad el cinto de sus lomos."

Proteger

a la humanidad de todo daño que pudieran causar fuerzas naturales

Mar. 4:37-41: "Ahora bien, estalló una grande y violenta tempestad de viento, y las olas seguían lanzándose dentro de la barca, de modo que faltaba poco para que la barca se llenara. [...] Con eso él [Jesús] se despertó y reprendió al viento y dijo al mar: '¡Silencio! ¡Calla!' Y el viento se apaciguó, y sobrevino una gran calma. [...] Pero ellos sintieron un temor extraordinario, y se decían unos a otros: '¿Quién realmente es éste, porque aun el viento y el mar le obedecen?'" (Así que Cristo demostró el poder que, como Rey celestial, ejercerá sobre los elementos naturales.)

Resucitar

a los muertos

Juan 5:28, 29: "No se maravillen de esto, porque viene la hora en que todos los que están en las tumbas conmemorativas oirán su voz [la voz de Cristo el Rey] y saldrán."

Rev. 20:12: "Vi a los muertos, los grandes y los pequeños, de pie delante del trono, y se abrieron rollos. Pero se abrió otro rollo; es el rollo de la vida. Y los muertos fueron juzgados de acuerdo con las cosas escritas en los rollos según sus hechos [los que efectuaron después de su resurrección; compárese con Romanos 6:7]."

Eliminar

toda muerte que se deba a la herencia del pecado adámico

Isa. 25:8: "Se tragará a la muerte para siempre y el Señor Soberano Jehová ciertamente limpiará las lágrimas de todo rostro."

Rev. 21:4: "Él limpiará toda lágrima de sus ojos, y la muerte no será más, ni existirá ya más lamento ni clamor ni dolor. Las cosas anteriores han pasado."

Proveer

un mundo en el cual las personas se amen genuinamente unas a otras

Juan 13:35: "En esto todos conocerán que ustedes son mis discípulos [por consiguiente encaminados a estar asociados con Jesús en el Reino celestial o ser los súbditos terrestres de ese Reino], si tienen amor entre ustedes mismos."

Poner

a los animales y los humanos en relación armoniosa entre

Isa. 11:6-9: "El lobo realmente morará por un tiempo con el cordero, y el leopardo mismo se echará con el cabrito, y el becerro y el leoncillo crinado y el animal bien alimentado todos juntos; y un simple muchachito será guía sobre ellos. Y la vaca y la osa mismas pacerán; sus crías se echarán juntas. Y hasta el león comerá paja justamente como el toro. Y el niño de pecho ciertamente jugará sobre el agujero de la cobra; y sobre la abertura para la luz de una culebra venenosa realmente pondrá su propia mano un niño destetado. No harán ningún daño ni causarán ninguna ruina en toda mi santa montaña." (También Isaías 65:25.)

Oseas 2:18: "Para ellos ciertamente celebraré un pacto en aquel día en conexión con la bestia salvaje del campo y con la criatura volátil de los cielos y la cosa que se arrastra del suelo, [...] y sí haré que se acuesten en seguridad."

Hacer

de la Tierra un paraíso

Luc. 23:43: "Verdaderamente te digo hoy: Estarás conmigo en el Paraíso."

Sal. 98:7-9: "Truene el mar y lo que lo llena, la tierra productiva y los que moran en ella. Que los ríos mismos batan sus manos; todas juntas clamen gozosamente las montañas mismas delante de Jehová, porque ha venido a juzgar la tierra. Juzgará la tierra productiva con justicia y a los pueblos con rectitud." (Compárese con Génesis 1:28; 2:15; Isaías 55:11.)

¿Cuándo

había de comenzar a gobernar el Reino de Dios?

¿Había

de ser en el primer siglo?

Col. 1:1, 2, 13: "Pablo, apóstol de Cristo Jesús por la voluntad de Dios, y Timoteo nuestro hermano a los santos [los que eran herederos del Reino celestial] [...] Él [Dios] nos libró de la autoridad de la oscuridad y nos transfirió [a los santos, miembros de la congregación cristiana] al reino del Hijo de su amor." (De modo que Cristo había comenzado, de hecho, a gobernar sobre la congregación cristiana en el primer siglo, antes que se escribiera esto, pero el establecimiento del Reino que gobernaría sobre toda la Tierra era un acontecimiento todavía futuro.)

1 Cor. 4:8: "Ustedes ya están hartos, ¿verdad? Ya se han hecho ricos, ¿verdad? Han empezado a gobernar como reyes sin nosotros, ¿verdad? Y verdaderamente desearía que hubiesen empezado a gobernar como reyes, para que nosotros también gobernásemos con ustedes como reyes." (Es obvio que el apóstol Pablo estaba censurándolos debido al punto de vista incorrecto de ellos.)

Rev. 12:10, 12: "¡Ahora han acontecido la salvación y el poder y el reino de nuestro Dios y la autoridad de su Cristo, porque ha sido arrojado hacia abajo el acusador de nuestros hermanos, que los acusa día y noche delante de nuestro Dios! A causa de esto ¡alégrense, cielos y los que residen en ellos! Ay de la tierra y del mar, porque el Diablo ha descendido a ustedes, teniendo gran cólera, sabiendo que tiene un corto período de tiempo." (El establecimiento del Reino de Dios se asocia aquí con el acto de arrojar del cielo a Satanás. Esto no había ocurrido al tiempo de la rebelión en Edén, como lo muestran los capítulos 1 y 2 de Job. El libro de Revelación fue escrito en 96 E.C., y Revelación 1:1 muestra que este tiene que ver con acontecimientos que en aquel tiempo eran futuros.)

¿Tiene

el Reino de Dios que esperar la conversión del mundo para tomar el mando?

Sal. 110:1, 2: "La expresión de Jehová a mi Señor [Jesucristo] es: 'Siéntate a mi diestra hasta que coloque a tus enemigos como banquillo para tus pies.' La vara de tu fuerza Jehová enviará desde Sión, diciendo: 'Ve sojuzgando en medio de tus enemigos.'" (Así que él tendría enemigos que sojuzgar; no toda persona se sometería a su gobernación.)

Mat. 25:31-46: "Cuando el Hijo del hombre [Jesucristo] llegue en su gloria, y todos los ángeles con él, entonces se sentará sobre su glorioso trono. Y todas las naciones serán juntadas delante de él, y separará a la gente unos de otros, así como el pastor separa las ovejas de las cabras. [...] Y éstos [los que no mostraron amor a sus hermanos ungidos] partirán al cortamiento eterno, pero los justos a la vida eterna." (Obviamente, no toda la humanidad se convertiría antes que Cristo fuera entronizado; tampoco resultarían ser rectos todos.)

¿Indica

la Biblia cuándo empezaría a gobernar el Reino?

Véanse las páginas 167-170, en la sección titulada "Fechas", y las páginas 420-425, en la sección "Últimos Días".

Si

alguien dice...

'No

vendrá durante el transcurso de mi vida'

Usted

pudiera contestar: 'Pero tendrá que venir en el transcurso de la vida de alguien, ¿no es cierto?... ¿Podría alguien saber si sería su generación la que lo viera? Los propios apóstoles de Jesús querían saber eso, y la respuesta que él les dio es muy importante para nosotros hoy día (Mat. 24:3-14; Luc. 21:29-32)'.

O

contestar: 'Ese punto de vista es muy común. Pero los testigos de Jehová, basándose en la Biblia, creen firmemente que el Reino de Dios ya está gobernando en los cielos y que a nosotros nos corresponde mostrar si queremos seguir viviendo en la Tierra bajo el justo gobierno de Dios o no. Por esa razón he venido a su puerta hoy. Note lo que se declara aquí en Mateo 25:31-33'.

Religión

Definición:

Una forma de adoración. Incluye un sistema de actitudes, creencias y prácticas religiosas; estas pudieran ser personales, o sustentadas por alguna organización. Por lo general la religión implica creencia en Dios o en varios dioses; o trata a humanos, objetos, deseos o fuerzas como objeto de adoración. Gran parte de lo religioso se basa en el estudio que los seres humanos han hecho de la naturaleza; hay también religión revelada. Hay religión verdadera y religión falsa.

¿Por

qué hay tantas religiones?

Cálculos recientes revelan que hay 10 religiones principales y unas 10.000 sectas. De estas, en África hay unas 6.000, en los Estados Unidos 1.200, y centenares en otros países.

Muchos factores han contribuido al desarrollo de nuevos grupos religiosos. Hay quienes han dicho que todas las religiones con su diversidad representan diferentes maneras de presentar la verdad religiosa. Pero en vez de eso, una comparación de sus enseñanzas y prácticas con la Biblia indica que la diversidad de religiones se debe a que la gente se ha hecho seguidora de hombres en vez de escuchar a Dios. Es digno de notar que, en gran parte, las enseñanzas que estas religiones tienen en común, pero que difieren de la enseñanza bíblica, tuvieron su origen en la antigua Babilonia. (Sírvase ver las páginas 53, 54 en la sección "Babilonia la Grande".)

¿Quién es el instigador de tal confusión religiosa? La Biblia identifica a Satanás el Diablo como "el dios de este sistema de cosas" (2 Cor. 4:4). Nos advierte que "las cosas que las naciones sacrifican, a demonios las sacrifican, y no a Dios" (1 Cor. 10:20). ¡Cuán vitalmente importante es, entonces, que nos aseguremos de que realmente estamos adorando al Dios verdadero, el Creador del cielo y de la Tierra, y de que nuestra adoración le agrade!

¿Son

aceptables a Dios todas las religiones?

Jue. 10:6, 7: "Los hijos de Israel de nuevo procedieron a hacer lo que era malo a los ojos de Jehová, y empezaron a servir a los Baales y a las imágenes de Astoret y a los dioses de Siria y a los dioses de Sidón y a los dioses de Moab y a los dioses de los hijos de Amón y a los dioses de los filisteos. De modo que dejaron a Jehová y no le sirvieron. Ante esto se encendió la cólera de Jehová contra Israel." (Si alguien adora cualquier otra cosa o a cualquier otra persona en vez de al Dios verdadero, el Creador del cielo y de la Tierra, es patente que la forma de adoración de esa persona no le es acepta a Jehová.)

Mar. 7:6, 7: "Él [Jesús] les dijo [a los fariseos y escribas judíos]: 'Aptamente profetizó Isaías acerca de ustedes, hipócritas, como está escrito: "Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está muy alejado de mí. Es en vano que me siguen adorando, porque enseñan como doctrinas mandatos de hombres."'" (Sin importar a quién afirme adorar un grupo, si se apega a doctrinas de hombres más bien que a la Palabra inspirada de Dios, su adoración es en vano.)

Rom. 10:2, 3: "Les doy testimonio de que tienen celo por Dios; mas no conforme a conocimiento exacto; pues, a causa de ignorar la justicia de Dios pero de procurar establecer la suya propia, no se sujetaron a la justicia de Dios." (Puede que haya personas que tengan la Palabra escrita de Dios, pero que carezcan de conocimiento exacto de lo que esa Palabra contiene, porque no se les ha enseñado correctamente. Quizás piensen que tienen mucho celo por Dios, pero tal vez no estén haciendo lo que Él requiere. La adoración de ellas no va a agradar a Dios, ¿verdad?)

¿Es

cierto que hay algo bueno en todas las religiones?

La mayor parte de las religiones enseñan que no se debe mentir ni robar, y así por el estilo. Pero ¿basta con eso? ¿Bebería usted gustosamente un vaso de agua envenenada solo porque alguien le asegurara que la mayor parte de lo que está bebiendo es agua?

2 Cor. 11:14, 15: "Satanás mismo sigue transformándose en ángel de luz. No es, por lo tanto, gran cosa si sus ministros también siguen transformándose en ministros de justicia." (Aquí se nos advierte que no todo lo que se origina de Satanás quizás parezca detestable. Entre los métodos principales que ha usado para engañar a la humanidad han estado religiones falsas de toda clase, a algunas de las cuales él da la apariencia de justas.)

2 Tim. 3:2, 5: "Teniendo [los hombres mencionados en el versículo 2] una forma de devoción piadosa mas resultando falsos a su poder; y de éstos apártate." (Prescindiendo de las manifestaciones externas de que aman a Dios, si las personas con quienes uno adora no ponen en práctica sinceramente la Palabra de Dios en su propia vida, la Biblia insta a uno a cortar tal asociación.)

¿Es

correcto abandonar la religión de nuestros padres?

Si lo que nuestros padres nos han enseñado procede en verdad de la Biblia, debemos apegarnos a ello. Hasta si llegamos a aprender que sus prácticas y creencias religiosas no están en armonía con la Palabra de Dios, nuestros padres merecen nuestro respeto. Pero ¿qué hay si uno llegara a saber que cierto hábito que tuvieran los padres de uno fuera perjudicial a la salud y pudiera acortar la vida? ¿Los imitaría uno, y animaría a sus hijos a hacer lo mismo, o comunicaría respetuosamente a ellos lo que hubiera aprendido? De igual manera, el conocimiento de la verdad bíblica impone a uno cierta responsabilidad. Si es posible, debemos compartir con los miembros de nuestra familia lo que hayamos aprendido. Tenemos que tomar una decisión: ¿Amamos realmente a Dios? ¿Queremos realmente obedecer al Hijo de Dios? El demostrar eso tal vez exija que abandonemos la religión de nuestros padres para abrazar la adoración verdadera. Ciertamente no sería propio permitir que la devoción a nuestros padres fuera mayor que nuestro amor a Dios y Cristo, ¿no es cierto? Jesús dijo: "El que le tiene mayor cariño a padre o a madre que a mí no es digno de mí; y el que le tiene mayor cariño a hijo o a hija que a mí no es digno de mí". (Mat. 10:37.)

Jos. 24:14: "Ahora teman a Jehová y sírvanle exentos de tacha y en verdad, y quiten los dioses que sus antepasados sirvieron al otro lado del Río y en Egipto, y sirvan a Jehová." (Aquello significaba dejar la religión de sus antepasados, ¿no es cierto? Para servir a Jehová de manera aceptable, tenían que deshacerse de toda imagen que se hubiera usado en aquella religión, y limpiar su corazón de todo deseo de aquellas cosas.)

1 Ped. 1:18, 19: "Ustedes saben que no fue con cosas corruptibles, con plata u oro, que fueron librados de su forma de conducta infructuosa recibida por tradición de sus antepasados. Empero, fue con sangre preciosa, como la de un cordero sin tacha e inmaculado, sí, la de Cristo." (Así que los cristianos primitivos se apartaron de aquellas tradiciones de sus antepasados, tradiciones que nunca les darían vida eterna. Su agradecimiento por el sacrificio de Cristo hizo que estuvieran anuentes a deshacerse de cualquier cosa que hiciera de su vida una vida infructuosa, carente de verdadero significado, como resultado de no honrar a Dios. ¿No deberíamos tener la misma actitud nosotros?)

¿Cuál

es el punto de vista bíblico acerca de la unión de fes?

¿Cómo

consideró Jesús a los líderes religiosos que aparentaban ser justos, pero que no respetaban a Dios? "Jesús les dijo: 'Si Dios fuera su Padre, ustedes me amarían a mí, porque de Dios vine yo y estoy aquí. Ni he venido de mi propia iniciativa, no, sino que Aquél me envió. [...] Ustedes proceden de su padre el Diablo, y quieren hacer los deseos de su padre. Ese era homicida cuando principió, y no permaneció firme en la verdad, porque la verdad no está en él. Cuando habla la mentira, habla según su propia disposición, porque él es mentiroso y el padre de la mentira. Porque yo, por otra parte, digo la verdad, ustedes no me creen. [...] Por esto no escuchan ustedes, porque no proceden de Dios.'" (Juan 8:42-47.)

¿Mostraría

lealtad a Dios y a sus justas normas el que sus siervos abrazaran en hermandad religiosa a los que practican lo que Dios condena, o aprobaran tácitamente dichas prácticas? "Cesen de mezclarse en la compañía de cualquiera que llamándose hermano sea fornicador, o avariento, o idólatra, o injuriador, o borracho, o que practique extorsión, ni siquiera comiendo con tal hombre. [...] Ni fornicadores, ni idólatras, ni adúlteros, ni hombres que se tienen para propósitos contranaturales, ni hombres que se acuestan con hombres, ni ladrones, ni avarientos, ni borrachos, ni injuriadores, ni los que practican extorsión heredarán el reino de Dios." (1 Cor. 5:11; 6:9, 10.) "Cualquiera [...] que quiere ser amigo del mundo está constituyéndose enemigo de Dios." (Sant. 4:4.) "Oh amadores de Jehová, odien lo que es malo. Él está guardando las almas de sus leales." (Sal. 97:10.)

2 Cor. 6:14-17: "No lleguen a estar unidos bajo yugo desigual con los incrédulos. Porque ¿qué consorcio tienen la justicia y el desafuero? ¿O qué participación tiene la luz con la oscuridad? Además, ¿qué armonía hay entre Cristo y Belial? ¿O qué porción tiene una persona creyente con un incrédulo? ¿Y qué acuerdo tiene el templo de Dios con los ídolos? [...] '"Por lo tanto sálganse de entre ellos, y sepárense," dice Jehová, "y dejen de tocar la cosa inmunda"'; '"y yo los recibiré."'"

Rev. 18:4, 5: "Oí otra voz procedente del cielo decir: 'Sálganse de ella, pueblo mío, si no quieren participar con ella en sus pecados, y si no quieren recibir parte de sus plagas. Porque sus pecados se han amontonado hasta llegar al cielo, y Dios ha recordado sus actos de injusticia.'" (Para detalles, véase, entre las secciones principales de este manual, "Babilonia la Grande".)

¿Es

necesario pertenecer a una religión organizada?

La mayoría de las organizaciones religiosas han producido mal fruto. Lo malo no es el hecho de que se organicen grupos. Pero muchos han promovido formas de adoración que se basan en enseñanzas falsas y que mayormente dan importancia a los ritos, en vez de proveer verdadera guía espiritual; han sido empleados incorrectamente, para controlar la vida de la gente con fines egoístas; han estado excesivamente ocupados en colectar dinero y en tener casas de adoración ornamentadas, en vez de dar atención a los valores espirituales; a menudo sus miembros tienden a la hipocresía. Es obvio que nadie que amara la justicia querría pertenecer a una organización de tal clase. Pero la religión verdadera está en contraste refrescante con todo eso. No obstante, para satisfacer los requisitos bíblicos, tiene que estar organizada.

Heb. 10:24, 25: "Considerémonos unos a otros para incitarnos al amor y a las obras excelentes, no abandonando el reunirnos, como algunos tienen por costumbre, sino animándonos unos a otros, y tanto más al contemplar ustedes que el día va acercándose." (Para cumplir este mandato bíblico, hay que celebrar reuniones cristianas a las cuales podamos asistir con regularidad. Tal arreglo nos anima a expresar amor a otros, en vez de interesarnos solo en nosotros.)

1 Cor. 1:10: "Ahora les exhorto, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, a que todos hablen de acuerdo, y que no haya divisiones entre ustedes, sino que estén aptamente unidos en la misma mente y en la misma forma de pensar." (Tal unidad nunca se lograría si las personas no se reunieran, ni se beneficiaran del mismo programa de alimentación espiritual ni respetaran la agencia mediante la cual se proveyera dicha instrucción. Véase también Juan 17:20, 21.)

1 Ped. 2:17: "Ténganle amor a toda la asociación de hermanos." (¿Abarca esto solo a los que tal vez se reúnan para adorar en cierto hogar particular? De ninguna manera; se trata de una hermandad internacional, como se muestra en Gálatas 2:8, 9 y 1 Corintios 16:19.)

Mat. 24:14: "Estas buenas nuevas del reino se predicarán en toda la tierra habitada para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin." (Para que todas las naciones tengan la oportunidad de escuchar las buenas nuevas, la predicación tiene que efectuarse de manera ordenada, con superintendencia apropiada. El amor a Dios y a sus semejantes ha hecho que personas de toda la Tierra hayan aunado sus esfuerzos para efectuar esta obra.)

Véase también, entre las secciones principales de este manual, la titulada "Organización".

¿Es

el amar a nuestro semejante lo que en realidad cuenta?

No cabe la menor duda de que tal amor es importante (Rom. 13:8-10). Pero el ser cristiano exige más que sencillamente ser bondadoso con nuestro prójimo. Jesús dijo que un rasgo sobresaliente que identificaría a sus verdaderos discípulos sería el amor que se tendrían unos a otros, que amarían a sus compañeros de creencia (Juan 13:35). La Biblia recalca la importancia de esto muchas veces (Gál. 6:10; 1 Ped. 4:8; 1 Juan 3:14, 16, 17). Sin embargo, Jesús mostró que más importante aún es nuestro amor a Dios mismo, el cual se manifiesta mediante nuestra obediencia a sus mandamientos (Mat. 22:35-38; 1 Juan 5:3). Para mostrar dicho amor, tenemos que estudiar la Biblia y poner en práctica lo que ella dice, y reunirnos con otros siervos de Dios para adorar.

¿Es

el tener una relación personal con Dios lo que realmente importa?

Por supuesto que tal relación es importante. El sencillamente asistir a los servicios religiosos de manera formalista no puede tomar el lugar de dicha relación. Pero tenemos que ejercer cuidado. ¿Por qué? En el primer siglo, había quienes creían que estaban en buena relación con Dios, pero Jesús mostró que estaban muy equivocados (Juan 8:41-44). El apóstol Pablo escribió acerca de ciertas personas que evidentemente eran celosas en su fe y que obviamente pensaban que estaban en buena relación con Dios, pero que no comprendían lo que realmente se requería para tener la aprobación de Dios. (Rom. 10:2-4.)

¿Podríamos nosotros estar en buena relación personal con Dios si tratáramos sus mandamientos como de poca importancia? Uno de estos es que nos reunamos con regularidad con nuestros compañeros de creencia. (Heb. 10:24, 25.)

¿Basta

con que leamos personalmente la Biblia?

Es cierto que muchas personas pueden adquirir gran cantidad de conocimiento mediante leer la Biblia personalmente. Si su motivo es aprender la verdad acerca de Dios y Sus propósitos, lo que están haciendo es muy loable (Hech. 17:11). Pero, seamos honrados con nosotros mismos: ¿vamos a captar en verdad el significado pleno de todo ello sin ninguna ayuda? La Biblia habla de un hombre que ocupaba una posición prominente, pero que fue lo suficientemente humilde como para reconocer que necesitaba ayuda para comprender la profecía bíblica. Le prestó tal ayuda un miembro de la congregación cristiana. (Hech. 8:26-38; compárese esto con otras referencias a Felipe en Hechos 6:1-6; 8:5-17.)

Por supuesto, si alguien lee la Biblia pero no pone en práctica en su vida lo que la Biblia dice, eso le es de poco provecho. Si cree en ella y obra en armonía con ella, se asocia con los siervos de Dios en las reuniones regulares de congregación (Heb. 10:24, 25). También se une a ellos en compartir las "buenas nuevas" con otras personas. (1 Cor. 9:16; Mar. 13:10; Mat. 28:19, 20.)

¿Cómo

puede alguien saber cuál religión es la verdadera?

1)

 ¿En qué se basan sus enseñanzas? ¿Provienen de Dios, o son mayormente de los hombres? (2 Tim. 3:16; Mar. 7:7.) Pregunte, por ejemplo: ¿Dónde en la Biblia se enseña que Dios sea una Trinidad? ¿Dónde dice que el alma humana sea inmortal?

2)

 Considere si está dando a conocer el nombre de Dios. Jesús dijo en oración a Dios: "He puesto tu nombre de manifiesto a los hombres que me diste del mundo" (Juan 17:6). Declaró: "Es a Jehová tu Dios que tienes que adorar, y es a él solo que tienes que rendir servicio sagrado" (Mat. 4:10). ¿Le ha enseñado a uno su religión que 'es a Jehová a quien se tiene que adorar'? ¿Ha llegado uno a conocer a la Persona a quien se identifica con ese nombre —sus propósitos, sus actividades, sus cualidades— de modo que sienta que puede acercarse a él?

3)

 ¿Se está demostrando verdadera fe en Jesucristo? Esto envuelve comprensión y aprecio del valor del sacrificio de la vida humana de Jesús y de su puesto de Rey celestial hoy día (Juan 3:36; Sal. 2:6-8). Tal aprecio se muestra mediante obedecer a Jesús... participando personal y celosamente en la obra que él ha asignado a sus seguidores. La religión verdadera tiene tal fe acompañada por obras. (Sant. 2:26.)

4)

 ¿Es mayormente ritualista, un formalismo, o es un modo de vivir? Dios desaprueba enfáticamente la religión que es meramente un formalismo (Isa. 1:15-17). La religión verdadera sostiene las normas de la Biblia sobre la moralidad y el habla limpia, en vez de desplegar debilidad y dejarse llevar por las tendencias populares (1 Cor. 5:9-13; Efe. 5:3-5). Sus miembros manifiestan en su vida los frutos del espíritu de Dios (Gál. 5:22, 23). Así, los que se adhieren a la adoración verdadera pueden ser identificados por el esfuerzo sincero que hacen por poner en práctica en su vida las normas de la Biblia, no solo en sus lugares de reunión, sino en su vida familiar, en su empleo, en la escuela y en sus períodos de entretenimiento.

5)

 ¿Verdaderamente se aman unos a otros sus miembros? Jesús dijo: "En esto todos conocerán que ustedes son mis discípulos, si tienen amor entre ustedes mismos" (Juan 13:35). Dicho amor rebasa las fronteras raciales, sociales y nacionales y une a las personas en una verdadera hermandad. Este amor es tan fuerte que los distingue como verdaderamente diferentes. Cuando las naciones van a la guerra, ¿quiénes les tienen suficiente amor a sus hermanos cristianos de otros países como para negarse a empuñar las armas para matarlos? Esa clase de amor manifestaban los cristianos primitivos.

6)

 ¿Está en verdad separada del mundo? Jesús dijo que sus seguidores verdaderos 'no serían parte del mundo' (Juan 15:19). Para adorar a Dios de la manera que él aprueba es preciso mantenernos "sin mancha del mundo" (Sant. 1:27). ¿Se puede decir eso de las religiones en las que los clérigos y otros miembros se envuelven en la política, o cuya vida gira mayormente en torno a deseos materialistas y carnales? (1 Juan 2:15-17.)

7)

 ¿Son sus miembros testigos activos a favor del Reino de Dios? Jesús predijo: "Estas buenas nuevas del reino se predicarán en toda la tierra habitada para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin" (Mat. 24:14). ¿Qué religión está en realidad proclamando el Reino de Dios como la esperanza para la humanidad en lugar de estar animando a la gente a recurrir a gobernaciones humanas para resolver sus problemas? ¿Le ha equipado su religión para participar en esta actividad, y para hacerlo de casa en casa, como Jesús enseñó a sus apóstoles a hacerlo? (Mat. 10:7, 11-13; Hech. 5:42; 20:20.)

¿Creen

los testigos de Jehová que su religión es la única religión verdadera?

Véanse las páginas 384, 385, en la sección "Testigos de Jehová".

¿Por

qué hay quienes tienen fe, mientras que otros no tienen?

Véase la sección amplia titulada "Fe".

Si

alguien dice...

'No

me interesa la religión'

Usted

pudiera contestar: 'No me sorprende. Muchas personas piensan así. Permítame preguntarle: ¿Ha pensado usted siempre de ese modo?'. Entonces pudiera añadir: 'Algo que me impresionó a mí fue descubrir que casi ninguna de las doctrinas principales que se enseñan en las iglesias hoy día se halla en la Biblia. (Tal vez desee usar la información que se halla en las páginas 384, 385 en la sección "Testigos de Jehová", y dar énfasis especial al Reino. A modo de contraste, señale qué creen los testigos de Jehová, según se bosqueja en las páginas 380, 381)'.

Véase también la página 17.

'Hay

demasiada hipocresía en la religión'

Usted

pudiera contestar: 'Sí; estoy de acuerdo con usted. Muchos predican una cosa y viven de una manera diferente. Pero dígame, ¿qué cree usted de la Biblia? (Sal. 19:7-10)'.

'Llevo

una vida buena. Me llevo bien con los vecinos. Eso es suficiente religión para mí'

Usted

pudiera contestar: 'Puesto que usted dice que lleva una vida buena, evidentemente disfruta de la vida, ¿verdad?... ¿Le gustaría vivir en medio de las condiciones que se describen aquí en Revelación 21:4?... Note lo que es necesario hacer, según Juan 17:3, para disfrutar de esa vida'.

Véase también la página 314.

'No

me interesa la religión organizada. Creo que lo que cuenta es una relación personal con Dios'

Usted

pudiera contestar: 'Es interesante eso que dice. ¿Ha pensado usted siempre así?... ¿Ha estado asociado en el pasado con algún grupo religioso?... (Entonces pudiera usar información de las páginas 313-315)'.

'No

estoy de acuerdo con todo lo que enseña mi iglesia, pero no veo que sea necesario cambiar de religión. Prefiero trabajar en mejorar mi propia religión'

Usted

pudiera contestar: 'Agradezco que me lo diga. Estoy seguro de que usted concordará conmigo en que lo que realmente importa para todos nosotros es tener la aprobación de Dios, ¿no es cierto?'. Entonces pudiera añadir: 1) 'Aquí en Revelación 18:4, 5 Dios nos da algo sobre lo que todos debemos pensar seriamente.... Hasta si nosotros mismos no practicamos cosas incorrectas, la Biblia muestra que compartimos la culpa si apoyamos a esas organizaciones. (Vea también la sección titulada "Babilonia la Grande")'. 2) (Quizás también pueda usar la información de las páginas 315, 316.) 3) 'Dios busca a personas que aman la verdad, y las está juntando para que adoren en unidad (Juan 4:23, 24)'.

'Todas

las religiones son buenas; usted tiene la suya y yo tengo la mía'

Usted

pudiera contestar: 'Está claro que usted es una persona tolerante. Pero también reconoce que todos necesitamos la guía que la Palabra de Dios provee, y por eso tiene su religión, ¿no es cierto?'. Entonces pudiera añadir: 'Aquí en Mateo 7:13, 14 la Biblia nos suministra una guía muy valiosa mediante estas palabras de Jesús. (Lea.)... ¿Por qué será eso así?'.

Véanse también las páginas 308-310.

'Con

tal que uno crea en Jesús, realmente no importa a qué iglesia pertenezca'

Usted

pudiera contestar: 'No hay la menor duda en cuanto a que es vital creer en Jesús. Y supongo que por creer en Jesús usted quiere decir aceptar todo lo que él enseñó. Sin duda usted ha observado, como lo he hecho yo, que muchos que dicen que son cristianos en realidad no viven de acuerdo con lo que ese nombre representa'. Entonces pudiera añadir: 1) 'Note lo que Jesús dijo aquí en Mateo 7:21-23'. 2) 'Hay un maravilloso futuro para los que se preocupan lo suficiente como para investigar cuál es la voluntad de Dios y entonces la hacen (Sal. 37:10, 11; Rev. 21:4)'.

'¿Qué

les hace creer que hay una sola religión verdadera?'

Usted

pudiera contestar: 'No hay duda de que hay muchas personas sinceras en casi toda religión. Pero lo que realmente cuenta es lo que dice la Palabra de Dios. ¿A cuántas fes verdaderas se refiere la Biblia? Note lo que está escrito aquí en Efesios 4:4, 5'. Entonces pudiera añadir: 1) 'Eso concuerda con lo que se declara en otros textos (Mat. 7:13, 14, 21; Juan 10:16; 17:20, 21)'. 2) 'Así, el desafío al que nos enfrentamos es identificar esa religión. ¿Cómo se puede hacer eso? (Tal vez pueda utilizar la información de las páginas 315, 316)'. 3) (Vea también lo que aparece en las páginas 380, 381 en la sección "Testigos de Jehová".)

'Sencillamente

leo la Biblia en mi hogar y oro a Dios que me entendimiento'

Usted

pudiera contestar: 'Hasta ahora, ¿ha logrado leer toda la Biblia?'. Entonces pudiera añadir: 'A medida que siga esforzándose en ese sentido, hallará un punto muy interesante en Mateo 28:19, 20.... Esto es significativo, porque muestra que Cristo utiliza a otros seres humanos para ayudarnos a entender lo que se requiere para ser un cristiano verdadero. En armonía con eso, los testigos de Jehová se ofrecen a visitar a las personas en su hogar por una hora más o menos, cada semana —completamente gratis la visita— para considerar la Biblia. ¿Me permite tomar solo unos minutos para mostrarle cómo lo hacemos?'.

Véanse también las páginas 314, 315.

'Creo

que la religión es asunto privado'

Usted

pudiera contestar: 'Ese es un punto de vista común hoy en día; y si a alguien realmente no le interesa el mensaje de la Biblia, con mucho gusto pasamos a visitar otros hogares. Pero ¿se da cuenta usted de que la razón por la cual vine a visitarlo es porque eso fue lo que Jesús dijo a sus seguidores que hicieran?... (Mat. 24:14; 28:19, 20; 10:40)'.

Rescate

Definición:

Un precio que se paga para recobrar por compra a alguien, o librarlo de alguna obligación o circunstancia indeseable. El precio de rescate más significativo es el de la sangre derramada de Jesucristo. Al pagar en el cielo el valor de ese rescate, Jesús abrió el camino para que la prole de Adán fuera librada del pecado y la muerte que todos heredamos debido al pecado de nuestro antepasado Adán.

¿En

qué sentido fue diferente la muerte de Jesucristo de la de otros que han llegado a ser mártires?

Jesús

era un humano perfecto. Nació sin mancha del pecado y mantuvo tal perfección durante toda su vida. "Él no cometió pecado." Era "incontaminado, separado de los pecadores". (1 Ped. 2:22; Heb. 7:26.)

Era

de modo singular el Hijo de Dios. Dios mismo testificó de esto audiblemente desde los cielos (Mat. 3:17; 17:5). Este Hijo había vivido anteriormente en el cielo; mediante él Dios dio existencia a todas las demás personas y cosas creadas de todo el universo. Para llevar a cabo Su voluntad, Dios transfirió milagrosamente la vida de su Hijo a la matriz de una joven virgen de manera que su Hijo naciera como humano. Para enfatizar que verdaderamente había llegado a ser humano, Jesús se refirió a sí mismo como el Hijo del hombre. (Col. 1:15-20; Juan 1:14; Luc. 5:24.)

No

estaba impotente ante sus ejecutores. Dijo: "Entrego mi alma [...] Nadie me la ha quitado, sino que la entrego de mi propia iniciativa" (Juan 10:17, 18). Él rehusó apelar a las fuerzas angelicales para que intervinieran en su favor (Mat. 26:53, 54). Aunque se permitió que los inicuos llevaran a cabo sus planes de matarlo, Su muerte fue verdaderamente en sacrificio.

Su

sangre derramada tiene valor para proveer liberación a otros. "El Hijo del hombre no vino para que se le sirviese, sino para servir y para dar su alma en rescate en cambio por muchos" (Mar. 10:45). Así que tras su muerte había mucho más que un caso de alguien que sufriera martirio por negarse a transigir en cuanto a sus creencias.

Véanse también las páginas 83, 84 en la sección "Conmemoración".

¿Por

qué fue necesario que el rescate se proveyera como se proveyó para que podamos tener vida eterna?

Rom. 5:12: "Por medio de un solo hombre [Adán] el pecado entró en el mundo y la muerte por medio del pecado, y así la muerte se extendió a todos los hombres porque todos habían pecado." (Prescindiendo de lo rectos que seamos en la vida, todos somos pecadores desde el nacimiento [Sal. 51:5]. De ninguna manera podemos ganarnos por nuestros propios méritos el derecho de vivir para siempre.)

Rom. 6:23: "El salario que el pecado paga es muerte."

Sal. 49:6-9: "Los que están confiando en sus medios de mantenimiento, y que siguen jactándose acerca de la abundancia de sus riquezas, ninguno de ellos puede de manera alguna redimir siquiera a un hermano, ni dar a Dios un rescate por él; (y el precio de redención del alma de ellos es tan precioso que ha cesado hasta tiempo indefinido) para que todavía viva para siempre y no vea el hoyo." (Ningún humano imperfecto puede suministrar el medio de librar del pecado y la muerte a otra persona. Su dinero no puede comprar vida eterna, y su alma dada en la muerte, que de todas maneras es el salario que ha de recibir debido al pecado, no tiene valor para librar a nadie.)

¿Por

qué no decretó sencillamente Dios que, aunque Adán y Eva tenían que morir por su rebelión, todos los de la prole de ellos que obedecieran a Dios podrían vivir para siempre?

Porque Jehová es "amador de justicia y derecho" (Sal. 33:5; Deu. 32:4; Jer. 9:24). Así, su modo de manejar la situación sostuvo su justicia, satisfizo los requisitos de la justicia absoluta y, al mismo tiempo, magnificó su amor y misericordia. ¿Por qué se dice eso?

1) Adán y Eva no habían tenido hijos antes de pecar, así que nadie nació perfecto. Toda la prole de Adán fue procreada en pecado, y el pecado resulta en muerte. El que Jehová sencillamente hubiera pasado por alto esto habría significado que rechazaba sus propias normas justas. Dios no podía hacer eso y hacerse así partícipe de la injusticia. No puso a un lado los requisitos de la justicia absoluta; por eso ninguna criatura inteligente podría jamás tener razón válida para criticar a Dios a este respecto. (Rom. 3:21-26.)

2) Sin pasar por alto los requisitos de la justicia, ¿cómo se podía hacer provisión para librar a los de la prole de Adán que demostraran obediencia amorosa a Jehová? Si un humano perfecto hubiera de morir como sacrificio, la justicia podría permitir que tal vida perfecta proveyera una cobertura para los pecados de los que con fe aceptaran la provisión. Puesto que el pecado de un solo hombre (el de Adán) había sido la causa de que toda la familia humana constara de pecadores, la sangre derramada de otro humano perfecto (en efecto, un segundo Adán), por ser de valor correspondiente, podría equilibrar la balanza de la justicia. Ya que Adán había sido pecador por propia voluntad, no podría beneficiarse de esta provisión; pero porque, del modo que se ha indicado, el precio que toda la humanidad tenía que pagar por el pecado lo pagaría otra persona, la prole de Adán podría ser librada. Pero no había tal humano perfecto. La humanidad nunca podría satisfacer esos requisitos de la justicia absoluta. Por eso, como expresión de su maravilloso amor, y a gran costo personal, Jehová mismo hizo la provisión (1 Cor. 15:45; 1 Tim. 2:5, 6; Juan 3:16; Rom. 5:8). El Hijo unigénito de Dios estuvo dispuesto a desempeñar su parte. En despliegue de humildad, Jesús dejó atrás su gloria celestial, llegó a ser humano perfecto y murió a favor de la humanidad. (Fili. 2:7, 8.)

Ilustración: Digamos que un cabeza de familia se convierte en delincuente y es sentenciado a muerte. Sus hijos quedan en la miseria y llenos de deudas. Quizás el bondadoso abuelo de ellos interviene a su favor y, mediante un hijo que vive con él, se encarga de pagarles las deudas y les presenta la posibilidad de emprender una nueva vida. Por supuesto, para beneficiarse, los hijos del delincuente tienen que aceptar el arreglo, y, como es razonable, el abuelo quizás les pida que cumplan con ciertos requisitos como garantía de que no imitarán el derrotero de su padre.

¿A

quiénes se aplicó primero el mérito del sacrificio de Jesús, y con qué objetivo?

Rom. 1:16: "Las buenas nuevas [respecto a Jesucristo y el papel que él desempeña en el propósito de Dios] [...] son, en realidad, el poder de Dios para salvación a todo el que tiene fe, al judío primero y también al griego." (La invitación para beneficiarse de la salvación provista mediante Cristo se extendió primero a los judíos, y después a los no judíos.)

Efe. 1:11-14: "En unión con [Cristo] nosotros [los judíos, entre ellos el apóstol Pablo] también fuimos asignados como herederos [¿Herederos de qué? Del Reino celestial] [...] para que sirviésemos para la alabanza de su gloria, nosotros los que hemos sido los primeros en esperar en el Cristo. Pero ustedes también [los cristianos que habían sido tomados de entre las naciones gentiles, como sucedía con relación a muchos cristianos de Éfeso] esperaron en él después que oyeron la palabra de la verdad, las buenas nuevas acerca de su salvación. Por medio de él también, después que ustedes creyeron, fueron sellados con el espíritu santo prometido, que es una prenda anticipada de nuestra herencia, con el propósito de poner en libertad por rescate la propia posesión de Dios, para su gloriosa alabanza." (Esa herencia, como lo muestra 1 Pedro 1:4, está reservada en los cielos. Revelación 14:1-4 indica que los que participan en ella son 144.000 personas. Junto con Cristo, servirán como reyes y sacerdotes sobre la humanidad por 1.000 años, y durante ese tiempo se llevará a cabo el propósito de Dios de que la Tierra sea un paraíso poblado por la prole perfecta de la primera pareja humana.)

¿Quiénes

más, en nuestro día, experimentan los beneficios del sacrificio de Jesús?

1 Juan 2:2: "Él [Jesucristo] es un sacrificio propiciatorio por nuestros pecados [los del apóstol Juan y otros cristianos ungidos con espíritu], empero no solo por los nuestros, sino también por los de todo el mundo [otras personas de la humanidad, aquellas para quienes se ha hecho posible de esta manera la perspectiva de disfrutar de vida eterna en la Tierra]."

Juan 10:16: "Tengo otras ovejas, que no son de este redil; a ésas también tengo que traer, y escucharán mi voz, y llegarán a ser un solo rebaño, un solo pastor." (Estas "otras ovejas" llegan a estar bajo el cuidado amoroso de Jesucristo mientras el resto del "rebaño pequeño" de herederos del Reino todavía está en la Tierra; por tanto, se puede asociar a estas "otras ovejas" con los herederos del Reino como parte del "un solo rebaño". Todas estas personas disfrutan de muchos de los mismos beneficios del sacrificio de Jesús, pero no exactamente del mismo modo, porque tienen destinos diferentes.)

Rev. 7:9, 14: "Después de estas cosas vi, y, ¡miren! una grande muchedumbre, que ningún hombre podía contar, de todas las naciones y tribus y pueblos y lenguas, [...] 'Estos son los que salen de la grande tribulación, y han lavado sus ropas largas y las han emblanquecido en la sangre del Cordero.'" (Por tanto, los miembros de esta gran muchedumbre estarán vivos cuando comience la gran tribulación, y tienen una posición limpia ante Dios porque ejercen fe en el rescate. Basta con la justicia que se cuenta a favor de ellos como resultado de esto para que sean conservados con vida en la Tierra a través de la gran tribulación.)

¿De

qué bendiciones futuras se disfrutará gracias al rescate?

Rev. 5:9, 10: "Cantan una canción nueva, diciendo: 'Digno eres [el Cordero, Jesucristo] de tomar el rollo y de abrir sus sellos, porque fuiste degollado y con tu sangre compraste para Dios personas de toda tribu y lengua y pueblo y nación, e hiciste que fuesen un reino y sacerdotes para nuestro Dios, y han de gobernar como reyes sobre la tierra.'" (El rescate fue un factor vital en abrir el camino a la vida celestial para los que han de gobernar con Cristo. Dentro de poco todos los gobernantes del nuevo gobierno que regirá la Tierra estarán en sus tronos celestiales.)

Rev. 7:9, 10: "¡Miren! Una grande muchedumbre, que ningún hombre podía contar, de todas las naciones y tribus y pueblos y lenguas, de pie delante del trono y delante del Cordero [Jesucristo, quien murió como cordero de sacrificio], vestidos de largas ropas blancas; y había palmas en sus manos. Y siguen clamando con voz fuerte, diciendo: 'La salvación se la debemos a nuestro Dios, que está sentado en el trono, y al Cordero.'" (El que ejerzan fe en el sacrificio de Cristo es un factor clave en la supervivencia de esta gran muchedumbre durante la gran tribulación.)

Rev. 22:1, 2: "Y me mostró un río de agua de vida, claro como el cristal, que fluía desde el trono de Dios y del Cordero por en medio de su camino ancho. Y de este lado del río y de aquel lado había árboles de vida que producen doce cosechas de fruto, dando sus frutos cada mes. Y las hojas de los árboles eran para la curación de las naciones." (Por tanto, la aplicación del valor del sacrificio del Cordero de Dios, Jesucristo, es una parte importante de la provisión que Dios hizo para curar de todos los efectos del pecado a la humanidad y permitirle disfrutar de vida eterna.)

Rom. 8:21: "La creación misma [la humanidad] también será libertada de la esclavitud a la corrupción y tendrá la gloriosa libertad de los hijos de Dios."

¿Qué

se requiere que hagamos para que nos beneficiemos permanentemente del sacrificio perfecto de Jesús?

Juan 3:36: "El que ejerce fe en el Hijo tiene vida eterna; el que desobedece al Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios permanece sobre él."

Heb. 5:9: "Después de haber sido hecho perfecto [Jesucristo] vino a ser responsable por la salvación eterna para todos los que le obedecen."

¿Qué

revela la provisión del rescate en cuanto a lo que Dios siente por la humanidad?

1 Juan 4:9, 10: "En esto el amor de Dios fue manifestado en nuestro caso, porque Dios envió a su Hijo unigénito al mundo para que nosotros consiguiésemos la vida por medio de él. El amor consiste en esto, no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros y envió a su Hijo como sacrificio propiciatorio por nuestros pecados."

Rom. 5:7, 8: "Apenas morirá alguien por un justo; en realidad, por el bueno, quizás, alguien aun se atreva a morir. Mas Dios recomienda su propio amor a nosotros en que, siendo nosotros todavía pecadores, Cristo murió por nosotros."

¿Qué

efecto debe tener esta provisión en el uso que damos a nuestra vida?

1 Ped. 2:24: "Él mismo cargó con nuestros pecados en su propio cuerpo sobre el madero, para que acabásemos con los pecados y viviésemos a la justicia." (En vista de todo lo que Jehová y su Hijo han hecho para limpiarnos del pecado, debemos esforzarnos diligentemente por vencer las tendencias pecaminosas. ¡Debe ser absolutamente inconcebible el que deliberadamente hagamos algo que sepamos que es pecaminoso!)

Tito 2:13, 14: "Cristo Jesús [...] se dio a sí mismo por nosotros para librarnos de toda clase de desafuero y limpiar para sí mismo un pueblo peculiarmente suyo, celoso de obras excelentes." (El agradecimiento que sentimos por esta maravillosa provisión debe movernos a participar celosamente en esas obras que Cristo ha asignado a sus seguidores verdaderos.)

2 Cor. 5:14, 15: "El amor que el Cristo tiene nos obliga, porque esto es lo que hemos juzgado, que un hombre murió por todos; así pues, todos habían muerto; y murió por todos para que los que viven no vivan ya para sí mismos, sino para el que murió por ellos y fue levantado."

Resurrección

Definición:

A·na´sta·sis, la palabra griega que se traduce "resurrección", significa literalmente "un ponerse de pie nuevamente" y se refiere a un levantarse de entre los muertos. Una expresión más específica: "resurrección de (de entre) los muertos", se usa muchas veces en las Escrituras (Mat. 22:31; Hech. 4:2; 1 Cor. 15:12). La palabra hebrea es techi·yath´ ham·me·thim´, que significa "revivificación de los muertos" (Mat. 22:23, nota sobre el versículo, NM, edición con referencias, en inglés). La resurrección envuelve el reactivar el patrón de vida de una persona, un patrón de vida que Dios ha conservado en su memoria. De acuerdo con lo que sea la voluntad de Dios para el individuo implicado, la persona es restaurada ya sea en cuerpo humano o en cuerpo espiritual, pero retiene su identidad personal y tiene la misma personalidad y recuerdos que tenía cuando murió. La provisión de la resurrección de los muertos es una maravillosa expresión de la bondad inmerecida de Jehová; despliega su sabiduría y poder y es un medio por el cual se ha de llevar a cabo su propósito original con relación a la Tierra.

¿Es

la resurrección el acto de reunir un alma inmaterial con el cuerpo físico?

Por supuesto, para que esto fuera posible los humanos tendrían que tener un alma inmaterial que se pudiera separar del cuerpo físico. La Biblia no enseña tal cosa. Esa noción se tomó de la filosofía griega. La enseñanza bíblica con relación al alma se expone en las páginas 32-35. Si desea pruebas en cuanto al origen de la creencia de la cristiandad en un alma inmaterial e inmortal, sírvase ver la página 36.

¿Se

resucitó a Jesús en un cuerpo de carne, y posee ahora esa clase de cuerpo en el cielo?

1 Ped. 3:18: "Cristo murió una vez para siempre respecto a pecados, un justo por los injustos, para conducir a ustedes a Dios, habiendo sido muerto en la carne, pero hecho vivo en el espíritu ["por el Espíritu", TA; "en el espíritu", CI, LT, EMN, BJ]." (Al tiempo de su resurrección de entre los muertos, Jesús fue levantado con un cuerpo celestial. En el texto griego las palabras "carne" y "espíritu" se ponen en contraste una con la otra, y ambas están en dativo; por consiguiente, si un traductor vierte "por el espíritu", también debe traducir consecuentemente "por la carne", pero si traduce "en la carne", también debe traducir "en el espíritu".)

Hech. 10:40, 41: "Dios levantó a Este [Jesucristo] al tercer día y le concedió manifestarse, no a todo el pueblo, sino a testigos nombrados de antemano por Dios." (¿Por qué no lo vieron otros también? Porque era una criatura celestial, y cuando materializó cuerpos de carne para hacerse visible, como lo habían hecho ángeles en el pasado, lo hizo sólo en la presencia de sus discípulos.)

1 Cor. 15:45: "Así también está escrito: 'El primer hombre Adán vino a ser alma viviente.' El último Adán [Jesucristo, quien fue perfecto como lo fue Adán cuando fue creado] vino a ser un espíritu dador de vida."

¿Qué

quiere decir Lucas 24:36-39 con relación al cuerpo con el cual Jesús fue resucitado?

Luc. 24:36-39: "Mientras [los discípulos] estaban hablando de estas cosas él mismo se puso de pie en medio de ellos y les dijo: 'Tengan paz.' Pero porque estaban aterrados, y se habían atemorizado, se imaginaban que contemplaban un espíritu. Por eso les dijo: '¿Por qué están perturbados, y por qué se suscitan dudas en su corazón? Vean mis manos y mis pies, que yo mismo soy; pálpenme y vean, porque un espíritu no tiene carne y huesos así como contemplan que yo tengo.'"

Los humanos no pueden ver a los espíritus, de modo que es patente que los discípulos creían que habían visto una aparición o una visión. (Compárese con Marcos 6:49, 50.) Jesús les aseguró que él no era ninguna aparición; ellos podían ver su cuerpo de carne, podían tocarlo y palparle los huesos; también comió en presencia de ellos. De manera semejante, en el pasado algunos ángeles se habían materializado para que los hombres los pudieran ver; habían comido, y algunos hasta se habían casado y procreado hijos (Gén. 6:4; 19:1-3). Jesús, después de su resurrección, no siempre se apareció en el mismo cuerpo de carne (quizás para reforzar en la mente de ellos el hecho de que entonces era un espíritu), y por eso ni siquiera sus compañeros íntimos lo reconocían inmediatamente (Juan 20:14, 15; 21:4-7). Sin embargo, al aparecérseles varias veces en cuerpos materializados y al decir y hacer cosas que ellos identificarían con el Jesús a quien conocían, fortaleció la fe de ellos en el hecho de que en verdad había resucitado de entre los muertos.

Si los discípulos en realidad hubieran visto a Jesús en el cuerpo que ahora tiene en el cielo, Pablo no habría dicho más tarde que Cristo glorificado es 'la representación exacta del mismo ser de Dios', porque Dios es un Espíritu y nunca ha estado en la carne. (Heb. 1:3; compárese con 1 Timoteo 6:16.)

Al leer los informes sobre las ocasiones en que Jesús se hizo visible después de su resurrección, podremos entenderlos correctamente si tenemos presente lo que dicen 1 Pedro 3:18 y 1 Corintios 15:45, citados en la página 327.

Véanse también las páginas 214, 215, en la sección "Jesucristo".

¿Quiénes

serán resucitados para participar de la vida celestial con Cristo, y qué harán allí?

Luc. 12:32: "No teman, rebaño pequeño, porque su Padre ha aprobado darles el reino." (Entre estos no está toda persona que haya ejercido fe; se trata de una cantidad limitada. Estarán en el cielo con un propósito.)

Rev. 20:4, 6: "Vi tronos, y hubo quienes se sentaron sobre ellos, y se les dio poder para juzgar. [...] Feliz y santo es cualquiera que tiene parte en la primera resurrección; sobre éstos no tiene autoridad la muerte segunda, sino que serán sacerdotes de Dios y del Cristo, y gobernarán como reyes con él por los mil años."

Véanse también las páginas 72-78, en la sección titulada "Cielo".

¿Tendrán

allí con el tiempo cuerpos físicos glorificados las personas que sean levantadas a la vida celestial?

Fili. 3:20, 21: "El Señor Jesucristo, [...] amoldará de nuevo nuestro cuerpo humillado para que sea conforme a su cuerpo glorioso según la operación del poder que él tiene." (¿Significa esto que es el cuerpo de carne que ellos tienen lo que con el tiempo será hecho glorioso en los cielos? ¿O significa que, en lugar de tener un cuerpo de carne inferior, serán vestidos de un glorioso cuerpo espiritual cuando sean levantados a la vida celestial? Dejemos que el siguiente texto bíblico conteste.)

1 Cor. 15:40, 42-44, 47-50: "Hay cuerpos celestes, y cuerpos terrestres; mas la gloria de los cuerpos celestes es de una clase, y la de los cuerpos terrestres es de una clase diferente. [...] Así también es la resurrección de los muertos. [...] Se siembra cuerpo físico, se levanta cuerpo espiritual. [...] El primer hombre [Adán] procede de la tierra y es hecho de polvo; el segundo hombre [Jesucristo] procede del cielo. Tal como el que fue hecho de polvo es, así aquellos hechos de polvo son también; y tal como el celestial es, así los que son celestiales son también. Y así como hemos llevado la imagen de aquel hecho de polvo, llevaremos también la imagen del celestial. Sin embargo, esto digo, hermanos, que carne y sangre no pueden heredar el reino de Dios." (Estas palabras no dejan margen a la posibilidad de que se mezclen las dos clases de cuerpos, o a que un cuerpo de carne se pueda llevar al cielo.)

¿Cómo

demostró Jesús lo que significará la resurrección para la humanidad en general?

Juan 11:11, 14-44: "[Jesús dijo a sus discípulos:] 'Nuestro amigo Lázaro está descansando, pero yo me voy allá para despertarlo del sueño.' [...] Jesús les dijo francamente: 'Lázaro ha muerto.' [...] Cuando Jesús llegó, halló que hacía ya cuatro días que estaba en la tumba conmemorativa. [...] Le dijo Jesús [a Marta, la hermana de Lázaro]: 'Yo soy la resurrección y la vida.' [...] Clamó con fuerte voz: '¡Lázaro, sal!' El hombre que había estado muerto salió con los pies y manos envueltos con envolturas, y su semblante estaba envuelto en un paño. Jesús les dijo: 'Desátenlo y déjenlo ir.'" (Si Jesús hubiera llamado así a Lázaro de vuelta de un estado bendito en otra vida, eso no habría sido un acto bondadoso. Pero el que Jesús levantara a Lázaro de un estado inanimado fue un acto bondadoso tanto para él como para sus hermanas. Nuevamente Lázaro llegó a ser un humano viviente.)

Mar. 5:35-42: "Vinieron algunos hombres de la casa del presidente de la sinagoga y dijeron: '¡Tu hija murió! ¿Por qué molestar ya al maestro?' Mas Jesús, oyendo por casualidad la palabra que se hablaba, dijo al presidente de la sinagoga: 'No temas, ejerce fe solamente.' [...] Tomó consigo al padre y a la madre de la niñita y a los que estaban con él, y entró a donde estaba la niñita. Y, tomando la mano de la niñita, le dijo: 'Talitha cumi,' que, traducido, significa: 'Jovencita, te digo: ¡Levántate!' Y al instante la jovencita se levantó y echó a andar, pues tenía doce años. Y en seguida estuvieron fuera de sí con gran éxtasis." (Cuando tenga lugar la resurrección general en la Tierra durante el Reinado Milenario de Cristo, sin duda muchos millones de padres y sus hijos se regocijarán en gran manera al volver a verse.)

¿Qué

perspectivas hay para los que sean levantados a la vida en la Tierra?

Luc. 23:43: "Verdaderamente te digo hoy: Estarás conmigo en el Paraíso." (Toda la Tierra será transformada en un paraíso bajo la gobernación de Cristo como Rey.)

Rev. 20:12, 13: "Vi a los muertos, los grandes y los pequeños, de pie delante del trono, y se abrieron rollos. Pero se abrió otro rollo; es el rollo de la vida. Y los muertos fueron juzgados de acuerdo con las cosas escritas en los rollos según sus hechos. [...] Fueron juzgados individualmente según sus hechos." (El que se abran rollos evidentemente señala a un tiempo en que se impartirá educación sobre la voluntad divina, en conformidad con Isaías 26:9. El hecho de que el "rollo de la vida" se abra indica que los que presten atención a dicha educación tendrán la oportunidad de que su nombre se escriba en ese rollo. Tendrán ante sí la perspectiva de vivir eternamente en perfección humana.)

Véanse también las páginas 302-306, en la sección "Reino".

¿Se

resucitará a algunos solo para pronunciar juicio contra ellos y condenarlos entonces a la muerte segunda?

¿Qué significa Juan 5:28, 29? Allí dice: "Todos los que están en las tumbas conmemorativas oirán su voz y saldrán, los que hicieron cosas buenas a una resurrección de vida, los que practicaron cosas viles a una resurrección de juicio". Lo que Jesús dijo aquí debe entenderse a la luz de la revelación que dio más tarde a Juan. (Véase Revelación 20:12, 13, citado en la página 330.) Tanto los que en el pasado hicieron cosas buenas como los que practicaron cosas malas serán "juzgados individualmente según sus hechos". ¿Qué hechos? Si fuéramos a adoptar el punto de vista de que la gente habría de ser condenada sobre la base de los hechos de su vida anterior, eso no estaría de acuerdo con Romanos 6:7: "El que ha muerto ha sido absuelto de su pecado". Tampoco sería razonable resucitar a algunas personas sencillamente para destruirlas. Por eso, en Juan 5:28, 29a Jesús estaba señalando a la resurrección futura; después, en el resto del versículo 29, expresó el resultado final que habrá después que hayan sido elevados a la perfección humana y hayan sido sometidos a juicio.

¿Qué

indica Revelación 20:4-6 en cuanto a los que serán resucitados en la Tierra?

Rev. 20:4-6: "Vi tronos, y hubo quienes se sentaron sobre ellos, y se les dio poder para juzgar. Sí, vi las almas de los que fueron ejecutados con hacha por el testimonio que dieron de Jesús y por hablar acerca de Dios [...] Y llegaron a vivir y gobernaron como reyes con el Cristo por mil años. (Los demás de los muertos no llegaron a vivir sino hasta que fueron terminados los mil años.) Esta es la primera resurrección. Feliz y santo es cualquiera que tiene parte en la primera resurrección; sobre éstos no tiene autoridad la muerte segunda, sino que serán sacerdotes de Dios y del Cristo, y gobernarán como reyes con él por los mil años."

En NM y NBE se usa el paréntesis para ayudar al lector a conectar lo que viene tras la declaración en paréntesis con lo que la precede. Como se dice claramente, no son "los demás de los muertos" los que participan de la primera resurrección. Esa resurrección es para los que gobiernan con Cristo durante los mil años. ¿Significa eso que nadie más de entre la humanidad vivirá durante los mil años excepto los que gobiernen en el cielo con Cristo? No; porque, si así fuera, eso significaría que no habría personas a favor de las cuales ellos hubieran de servir como sacerdotes, y que su dominio sería sencillamente un planeta desolado.

Entonces, ¿quiénes, son "los demás de los muertos"? Son los de la humanidad que han muerto como resultado del pecado adámico y los que, aunque sobreviven a la gran tribulación o tal vez nacen durante el Milenio, necesitan que se les libere de los efectos mortíferos de dicho pecado. (Compárese con Efesios 2:1.)

¿En qué sentido es que no 'llegan a vivir' sino hasta el fin de los mil años? Esto no significa su resurrección. Este 'llegar a vivir' implica mucho más que el sencillamente existir como humanos. Significa obtener la perfección humana, libre de todos los efectos del pecado adámico. Observe que la referencia a esto en el versículo 5 se halla inmediatamente después que el versículo anterior dice que los que están en el cielo "llegaron a vivir". En el caso de ellos significa vida sin ninguno de los efectos del pecado; hasta se les otorga el favor especial de la inmortalidad (1 Cor. 15:54). Entonces, para "los demás de los muertos", esto debe significar plenitud de vida en perfección humana.

¿Quiénes

tendrán parte en la resurrección terrestre?

Juan 5:28, 29: "No se maravillen de esto, porque viene la hora en que todos los que están en las tumbas conmemorativas oirán su voz [la voz de Jesús] y saldrán." (La palabra griega que se traduce "tumbas conmemorativas" no es la forma plural de ta´phos [sepultura, una tumba individual] ni hai´des [fosa, la sepultura común de la humanidad muerta], sino el plural de la forma dativa mne·mei´on [recordatorio, tumba conmemorativa]. Esto recalca que se conserva el recuerdo del difunto. No aquellos cuya memoria es borrada en el Gehena a causa de los pecados imperdonables, sino las personas recordadas por Dios serán resucitadas y tendrán la oportunidad de vivir para siempre. (Mat. 10:28; Mar. 3:29; Heb. 10:26; Mal. 3:16.)

Hech. 24:15: "Tengo esperanza en cuanto a Dios [...] de que va a haber resurrección así de justos como de injustos." (Tanto los que hayan vivido en conformidad con los justos caminos de Dios como los que, por ignorancia, hayan hecho lo que es injusto serán resucitados. La Biblia no contesta todas nuestras preguntas en cuanto a si específicamente ciertas personas que han muerto serán resucitadas. Pero podemos confiar en que Dios, que conoce todos los hechos, obrará imparcialmente, con una justicia templada con misericordia que no pasa por alto las normas justas de Él. Compárese con Génesis 18:25.)

Rev. 20:13, 14: "El mar entregó los muertos que había en él, y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos, y fueron juzgados individualmente según sus hechos. Y la muerte y el Hades fueron arrojados al lago de fuego. Esto significa la muerte segunda: el lago de fuego." (Por eso, todos aquellos cuya muerte se debió al pecado adámico serán levantados, sea que hayan sido sepultados en el mar o en el Hades, la sepultura terrestre común de la humanidad muerta.)

Véase también la sección amplia titulada "Salvación".

Si

se ha de resucitar a miles de millones de personas de entre los muertos, ¿dónde vivirán todos?

Un cálculo muy liberal de la cantidad de personas que ha vivido en la Tierra es de 20.000.000.000. Como hemos visto, no todos estos individuos serán resucitados. Pero aunque supusiéramos que todos fueran resucitados, habría suficiente lugar para todos. La superficie de la Tierra, en la actualidad, es de 147.600.000 kilómetros cuadrados (57.000.000 de millas cuadradas). Si la mitad de esa superficie se apartara para otros fines, todavía quedaría lugar para unos 3.700 metros cuadrados (poco menos de 1 acre) por persona... cantidad de terreno que puede proveer más que suficiente alimento. La raíz del problema de la escasez de alimento actual no es que la Tierra no pueda producir suficiente alimento, sino, más bien, la rivalidad política y el egoísmo comercial.

Véase también la página 394, en la sección titulada "Tierra".

Sábado

(Día de descanso)

Definición:

La palabra sábado proviene de la palabra hebrea shavath´, que significa "descansar, cesar, desistir". El sistema sabático prescrito en la Ley mosaica o Ley de Moisés consistía en un día sabático semanal, otros días específicamente señalados durante cada año, el séptimo año y el año quincuagésimo. El día de descanso semanal de los judíos, el séptimo día de su semana civil, dura desde la puesta de sol del viernes hasta la puesta de sol del sábado. Muchos que afirman que son cristianos han guardado tradicionalmente el domingo como su día de descanso y de adoración; otros se han adherido al día fijado y apartado en el calendario judío.

¿Están

los cristianos bajo la obligación de guardar un día de descanso semanal?

Éxo. 31:16, 17: "Los hijos de Israel tienen que guardar el sábado, para llevar a cabo el sábado durante sus generaciones. Es un pacto hasta tiempo indefinido ["pacto perpetuo", VV (1977)]. Entre yo y los hijos de Israel es una señal hasta tiempo indefinido." (Note que la observancia del sábado era una señal entre Jehová e Israel; no sería tal señal si todas las demás personas también estuvieran bajo la obligación de guardar el sábado. La palabra hebrea que se vierte "perpetuo" en VV es ‛oh·lam´, que significa fundamentalmente un período que, desde el punto de vista del presente, es indefinido o está oculto a la vista, pero comunica la idea de larga duración. Esto puede significar para siempre, aunque no necesariamente. En Números 25:13, la misma palabra hebrea se aplica al sacerdocio, que posteriormente tuvo fin, como lo muestra Hebreos 7:12.)

Rom. 10:4: "Cristo es el fin de la Ley, para que todo el que ejerce fe tenga justicia." (El guardar el sábado era parte de aquella Ley. Dios usó a Cristo para poner fin a aquella Ley. El tener una posición o condición de justicia ante Dios depende de la fe en Cristo, no de guardar un día de descanso semanal.) (Véanse también Gálatas 4:9-11 y Efesios 2:13-16.)

Col. 2:13-16: "[Dios] bondadosamente nos perdonó todas nuestras ofensas y borró el documento manuscrito contra nosotros, que consistía en decretos y que estaba en oposición a nosotros [...] Por lo tanto que nadie los juzgue en el comer y beber, o respecto de una fiesta, o de una observancia de la luna nueva, o de un sábado." (Si alguien estaba bajo la Ley de Moisés y se le hallaba culpable de profanar el sábado, toda la congregación tenía que darle muerte a pedradas, según Éxodo 31:14 y Números 15:32-35. Muchos que favorecen la observación del sábado pueden alegrarse de que no estemos bajo esa Ley. Como muestra el texto aquí citado, el disfrutar de una posición aprobada ante Dios ya no exige la observancia del requisito sabático dado a Israel.)

¿Cómo

llegó a ser el domingo el principal día de adoración para la mayor parte de la cristiandad?

Aunque Cristo fue resucitado el primer día de la semana (conocido actualmente como domingo), en la Biblia no hay ninguna instrucción de que se deba considerar sagrado ese día.

"La retención [en países de habla inglesa] del antiguo nombre pagano de 'Dies Solis', o 'Día del Sol' [pues en inglés se llama al domingo Sunday, que literalmente significa "Día del Sol", tal como el nombre original en latín], para la observancia semanal cristiana se debe en gran medida a la unión del sentimiento pagano y [el así llamado] cristiano con que Constantino [en un edicto en 321 E.C.] recomendó a sus súbditos, tanto paganos como cristianos, que el primer día de la semana fuera 'el día venerable del Sol'. [...] Era su modo de armonizar bajo una institución común las religiones discordantes del Imperio." (Lectures on the History of the Eastern Church [Discursos sobre la historia de la Iglesia Oriental], Nueva York, 1871, A. P. Stanley, pág. 291.)

¿Se

impuso a Adán el requisito de guardar el sábado, y por eso es obligatorio para toda su prole?

Después de preparar la Tierra para que los humanos la habitaran, Jehová Dios procedió a descansar de sus obras de creación material respecto a la Tierra. Esto se declara en Génesis 2:1-3. Pero el registro bíblico no dice nada de que Dios le ordenara a Adán que guardara el séptimo día de cada semana como día de descanso.

Deu. 5:15: "Tienes que recordar [Israel] que llegaste a ser esclavo en la tierra de Egipto y Jehová tu Dios procedió a sacarte de allí con mano fuerte y brazo extendido. Es por eso que Jehová tu Dios te mandó llevar a cabo el día sábado." (Aquí Jehová relaciona el dar la ley del sábado con la liberación de Israel de la esclavitud en Egipto, no con los sucesos de Edén.)

Éxo. 16:1, 23-29: "Por fin llegó toda la asamblea de los hijos de Israel al desierto de Sin [...] el día quince del segundo mes después de haber salido de la tierra de Egipto. [...] [Moisés] les dijo: 'Es lo que ha hablado Jehová. Mañana habrá observancia sabática de un sábado santo a Jehová. [...] Seis días lo recogerán [el maná], pero en el séptimo día hay sábado. En él no se formará.' [...] Jehová le dijo a Moisés: [...] 'Tomen nota del hecho de que Jehová les ha dado el sábado.'" (Antes de esto, las semanas habían sido separadas en grupos de siete días cada una, pero esta es la primera referencia que se hace a una observancia sabática.)

¿Se

divide la Ley de Moisés en dos partes, una "ceremonial" y otra "moral", y es la "ley moral" (los Diez Mandamientos) obligatoria para los cristianos?

¿Se

refirió Jesús a la Ley de tal modo que indicara que esta estuviera dividida en dos partes?

Mat. 5:17, 21, 23, 27, 31, 38: "No piensen que vine a destruir la Ley o los Profetas. No vine a destruir, sino a cumplir." Ahora note lo que Jesús abarcó en otros comentarios que hizo. "Oyeron que se dijo a los de la antigüedad: 'No debes asesinar [Éxo. 20:13; el Sexto Mandamiento]' [...] Si, pues, traes tu don al altar [Deu. 16:16, 17; que no es parte de los Diez Mandamientos] [...] Oyeron ustedes que se dijo: 'No debes cometer adulterio [Éxo. 20:14; el Séptimo Mandamiento].' Además se dijo: 'Cualquiera que se divorcie de su esposa, déle un certificado de divorcio [Deu. 24:1; que no es parte de los Diez Mandamientos].' Oyeron ustedes que se dijo: 'Ojo por ojo y diente por diente [Éxo. 21:23-25; que no es parte de los Diez Mandamientos].'" (De modo que Jesús mezcló referencias a los Diez Mandamientos y a otras partes de la Ley, y no hizo distinción entre ellas. ¿Debemos nosotros tratarlas de modo diferente?)

Cuando a Jesús le preguntaron: "Maestro, ¿cuál es el mandamiento más grande de la Ley?", ¿aisló él los Diez Mandamientos? En vez de eso, contestó: "'Tienes que amar a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con toda tu mente.' Este es el más grande y el primer mandamiento. El segundo, semejante a él, es éste: 'Tienes que amar a tu prójimo como a ti mismo.' De estos dos mandamientos pende toda la Ley, y los Profetas" (Mat. 22:35-40). Si algunas personas se adhieren a los Diez Mandamientos (Deu. 5:6-21) y dicen que los cristianos están obligados a obedecerlos, pero no al resto de la Ley, ¿no están de hecho rechazando lo que Jesús dijo (cuando citó Deu. 6:5 y Lev. 19:18) en cuanto a cuáles mandamientos son los mayores?

Cuando

la Biblia se refiere al hecho de que la Ley de Moisés pasó, ¿dice directamente que los Diez Mandamientos estuvieran incluidos en lo que terminó?

Rom. 7:6, 7: "Ahora hemos sido desobligados de la Ley, porque hemos muerto a aquello por lo cual se nos tenía sujetos [...] ¿Qué, pues, diremos? ¿Es la Ley pecado? ¡Jamás sea cierto eso! Realmente no hubiera llegado yo a conocer el pecado si no hubiese sido por la Ley; y, por ejemplo, no hubiera conocido la codicia si la Ley no hubiese dicho: 'No debes codiciar.'" (Aquí, inmediatamente después de escribir que los cristianos judíos habían sido "desobligados de la Ley", ¿qué ejemplo de la Ley cita Pablo? El Décimo Mandamiento, lo cual muestra que este era parte de la Ley de la cual habían sido desobligados.)

2 Cor. 3:7-11: "Si el código que administra muerte y que fue grabado con letras en piedras se efectuó con una gloria, de modo que los hijos de Israel no pudieron mirar con fijeza el rostro de Moisés a causa de la gloria de su rostro, gloria que había de ser eliminada, ¿por qué no debería ser con mucha más razón con gloria la administración del espíritu? [...] Porque si lo que había de ser eliminado fue introducido con gloria, mucho más sería con gloria lo que permanece." (Aquí se hace referencia al código que fue "grabado con letras en piedras" y se dice que los "hijos de Israel no pudieron mirar con fijeza el rostro de Moisés" en la ocasión en que se les dio el código. ¿Qué describe esto? Éxodo 34:1, 28-30 muestra que es la ocasión en que se dieron los Diez Mandamientos; estos fueron los mandamientos grabados en piedra. Obviamente se hallan entre lo que el texto dice aquí que "había de ser eliminado".)

¿Da

a entender la eliminación de la Ley de Moisés, de la cual son parte los Diez Mandamientos, que se quita toda restricción moral?

De ningún modo; muchas de las normas morales que se establecen en los Diez Mandamientos se vuelven a establecer en los libros inspirados de las Escrituras Griegas Cristianas. (No obstante, no se vuelve a establecer la ley sabática.) Pero, prescindiendo de lo buena que sea una ley, mientras las inclinaciones pecaminosas dominen los deseos de la persona habrá desafuero. Sin embargo, respecto al nuevo pacto, que ha reemplazado al pacto de la Ley, Hebreos 8:10 declara: "'Porque éste es el pacto que pactaré con la casa de Israel después de aquellos días,' dice Jehová. 'Pondré mis leyes en su mente, y en su corazón las escribiré. Y yo llegaré a ser su Dios, y ellos mismos llegarán a ser mi pueblo'". ¡De cuánta más eficacia son esas leyes que las grabadas en tablas de piedra!

Rom. 6:15-17: "¿Cometeremos un pecado porque no estamos bajo ley sino bajo bondad inmerecida? ¡Jamás suceda eso! ¿No saben que si siguen presentándose a alguien como esclavos para obedecerle, son esclavos de él porque le obedecen, ya sea del pecado con la muerte en mira o de la obediencia con la justicia en mira? Pero gracias a Dios que eran ustedes esclavos del pecado pero se hicieron obedientes de corazón a aquella forma de enseñanza a la cual fueron entregados." (Véase también Gálatas 5:18-24.)

¿Qué

significado tiene para los cristianos el sábado semanal?

Hay

un "descanso sabático" en el que los cristianos participan todos los días

Hebreos 4:4-11 dice: "En un lugar [Génesis 2:2] [Dios] ha dicho del séptimo día como sigue: 'Y descansó Dios en el séptimo día de todas sus obras,' y otra vez en este lugar [Salmo 95:11]: 'No entrarán en mi descanso.' Por lo tanto, puesto que falta que algunos entren en él, y aquellos a quienes primero se les declararon las buenas nuevas no entraron a causa de desobediencia, vuelve a señalar cierto día al decir después de tanto tiempo, en el salmo de David [Salmo 95:7, 8], 'Hoy'; así como se ha dicho antes: 'Hoy si ustedes escuchan la propia voz de él, no endurezcan sus corazones.' Porque si Josué los hubiera conducido a un lugar de descanso, Dios no habría hablado después de otro día. De modo que queda un descanso sabático para el pueblo de Dios. Porque el hombre que ha entrado en el descanso de Dios ha descansado él mismo también de sus propias obras, así como Dios de las suyas. Hagamos por lo tanto lo sumo posible para entrar en ese descanso, por temor de que alguien caiga en el mismo modelo de desobediencia."

¿De qué se insta aquí a los cristianos a descansar? De sus "propias obras". ¿Qué obras? Las obras por medio de las cuales procuraban anteriormente probarse justos. Ya no creen que puedan ganarse la aprobación de Dios ni ganarse la vida eterna mediante cumplir con ciertas reglas y observancias. Ese fue el error de los judíos faltos de fe, quienes, por 'procurar establecer su propia justicia, no se sujetaron a la justicia de Dios' (Rom. 10:3). Los verdaderos cristianos reconocen que todos somos pecadores de nacimiento, y que es solo mediante la fe en el sacrificio de Cristo como alguien puede tener una posición de justicia ante Dios. Se esfuerzan por tomar a pecho las enseñanzas del Hijo de Dios y aplicarlas. Aceptan humildemente el consejo y la censura de la Palabra de Dios. Esto no quiere decir que piensen que puedan ganarse la aprobación de Dios de esta manera; más bien, lo que hacen es una expresión de su amor y fe. Al seguir ese derrotero de vida evitan el "modelo de desobediencia" de la nación judía.

El "día séptimo" que se menciona en Génesis 2:2, no era simplemente un día de 24 horas. (Véase la página 91, en la sección titulada "Creación".) De igual manera, el "descanso sabático" en que los cristianos verdaderos participan no se limita a un día de 24 horas. Mediante ejercer fe y obedecer el consejo bíblico, pueden disfrutar de él todos los días, y en especial disfrutarán de él en el nuevo sistema de Dios.

Un

descanso "sabático" de mil años espera a la humanidad

Mar. 2:27, 28: "[Jesús] siguió diciéndoles: 'El sábado vino a existir por causa del hombre, y no el hombre por causa del sábado; así es que el Hijo del hombre es Señor aun del sábado.'"

Jesús sabía que Jehová había instituido el sábado como señal entre Dios e Israel, y que el propósito del sábado era proporcionarles alivio de sus labores. Jesús también sabía que su propia muerte proveería la base para que la Ley de Moisés fuera removida como cumplida en él. Comprendía que la Ley, con su requisito sabático, proveía "una sombra de las buenas cosas por venir" (Heb. 10:1; Col. 2:16, 17). Con relación a estas "buenas cosas" hay un "sábado" del cual él ha de ser el Señor.

Como Señor de señores, Cristo gobernará sobre toda la Tierra por mil años (Rev. 19:16; 20:6; Sal. 2:6-8). Mientras estuvo en la Tierra, misericordiosamente Jesús ejecutó en sábado algunas de sus obras de curación más asombrosas, y así demostró la clase de alivio que proporcionará a gente de todas las naciones durante su Reinado Milenario (Luc. 13:10-13; Juan 5:5-9; 9:1-14). Los que aprecian el verdadero significado del sábado también tendrán la oportunidad de beneficiarse de ese descanso "sabático".

Si

alguien dice...

'Los

cristianos tienen que guardar el sábado'

Usted

pudiera contestar: '¿Podría preguntarle por qué cree eso?'. Entonces pudiera añadir: 'Lo que la Biblia diga al respecto indudablemente debería determinar nuestro modo de ver el asunto, ¿no es cierto?... Hay ciertos textos bíblicos relacionados con este tema que me han sido útiles. Permítame mostrarle cuáles son. (Entonces use porciones apropiadas de la información de las páginas anteriores)'.

'¿Por

qué no guardan ustedes el sábado?'

Usted

pudiera contestar: 'Para responder a su pregunta tendría que saber a qué sábado se refiere usted. ¿Sabe que la Biblia habla de más de un sábado?... Dios dio leyes sabáticas a los judíos. Pero ¿sabe usted que la Biblia habla de otra clase de sábado que los cristianos tienen que guardar?'. Entonces pudiera añadir: 1) 'Nosotros no guardamos un día a la semana como sábado, porque la Biblia dice que ese requisito "había de ser eliminado" (2 Cor. 3:7-11; vea comentarios con relación a esto en la página 337)'. 2) 'Pero hay un sábado que nosotros guardamos con regularidad (Heb. 4:4-11; vea las páginas 338, 339)'.

Salvación

Definición:

Ser conservado sano, o liberado, de algún peligro o alguna destrucción. Puede tratarse de liberación de las manos de opresores o perseguidores. Mediante su Hijo, Jehová proporciona a todo cristiano verdadero liberación del presente sistema de cosas inicuo, así como salvación de la esclavitud al pecado y la muerte. Para una gran muchedumbre de siervos fieles de Jehová que viven durante los "últimos días", la salvación incluirá el ser conservados con vida a través de la gran tribulación.

En

su gran misericordia, ¿salvará Dios con el tiempo a toda la humanidad?

¿Indica

2 Pedro 3:9 que habrá salvación universal? Dice: "No es tardo el Señor respecto de esa su promesa, como algunos la reputan tardanza; sino que aguarda con paciencia en orden a nosotros, no queriendo que ninguno perezca ["no desea que ninguno sea destruido", NM], sino que todos vengan al arrepentimiento" (VM). Es el deseo misericordioso de Dios que todos los descendientes de Adán se arrepientan, y generosamente ha hecho provisión para el perdón de los pecados de los que se arrepientan. Pero no obliga a nadie a aceptar dicha provisión. (Compárese con Deuteronomio 30:15-20.) Muchos la rechazan. Se parecen al hombre que se está ahogando y empuja a un lado el salvavidas que le arroja alguien deseoso de ayudarle. Pero debe notarse que la opción en el caso de los que no se arrepienten no es pasar una eternidad en un infierno de fuego. Como lo muestra 2 Pedro 3:9, los que no se arrepienten perecerán, o 'serán destruidos'. El versículo 7 (VM) también hace referencia a "la destrucción de los hombres inicuos". Esto no da ninguna idea de salvación universal. (Véase también, entre las secciones principales de este manual, la titulada "Infierno".)

¿Prueba

1 Corintios 15:22 que con el tiempo todos los seres humanos serán salvos? Dice: "Así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados" (VV, 1977). Como lo muestran los versículos circundantes, lo que se está considerando aquí es la resurrección. ¿Quiénes serán resucitados? Todos aquellos cuya muerte sea atribuible al pecado adámico (véase el versículo 21), pero que no hayan cometido personal y voluntariamente las transgresiones de que se habla en Hebreos 10:26-29. Al igual que Jesús fue levantado del Hades (Hech. 2:31), así todos los demás que estén en el Hades serán "vivificados" mediante la resurrección (Rev. 1:18; 20:13). ¿Obtendrán salvación eterna todos estos? Se les dará la oportunidad, pero no todos la aprovecharán, como lo indica Juan 5:28, 29, que muestra que en el caso de algunos el resultado será "juicio" adverso.

¿Qué

hay de textos como Tito 2:11, el cual, según la Versión Valera (1977), habla de "salvación a todos los hombres"? Otros textos, como Juan 12:32, Romanos 5:18 y 1 Timoteo 2:3, 4, transmiten una idea parecida en las siguientes versiones: VV (1977), VM, NBE, etc. Las expresiones griegas que se vierten "todos" y "todos los hombres" en estos versículos son formas gramaticales declinadas de la palabra pas. Como lo muestra el Expository Dictionary of New Testament Words, de Vine (Londres, 1962, tomo I, pág. 46), pas también puede significar "toda clase o variedad". Por eso, en los versículos que se mencionan arriba, en vez de "todos", se podría usar la expresión "toda suerte de", o "toda clase de", como se hace en NM. ¿Cuál es la manera correcta de traducirla... "todos", o la idea que se transmite por la expresión "toda clase de"? Pues bien, ¿qué forma armoniza también con el resto de la Biblia? La última. Considere Hechos 10:34, 35; Revelación 7:9, 10; 2 Tesalonicenses 1:9. (Note: Otros traductores también reconocen este sentido de la palabra griega, como lo muestra su modo de verterla en Mateo 5:11... "toda clase de", VV (1977), VP; "toda suerte", VM; "todo género", NC.)

¿Hay

textos bíblicos que definitivamente muestren que algunas personas jamás se salvarán?

2 Tes. 1:9, VP: "Estos serán castigados con destrucción eterna, y serán arrojados lejos de la presencia del Señor y de su gloria y poder." (Las bastardillas son nuestras.)

Rev. 21:8, VV (1977): "Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda."

Mat. 7:13, 14, VP (Nuevo Testamento de 1966): "Entren por la puerta angosta. La puerta y el camino que llevan a la destrucción son anchos y espaciosos, y muchos entran por allí; pero la puerta y el camino que llevan a la vida son angostos y estrechos, y pocos los encuentran."

Una

vez que uno está salvo, ¿sigue estando siempre salvo?

Jud. 5, VV (1977): "Mas quiero recordaros, ya que una vez lo habéis sabido, que el Señor, habiendo salvado al pueblo sacándolo de Egipto, después destruyó a los que no creyeron." (Las bastardillas son nuestras.)

Mat. 24:13, VV (1977): "El que persevere hasta el fin, éste será salvo." (De modo que la salvación final de la persona no se determina al momento que empieza a ejercer fe en Jesús.)

Fili. 2:12, VV (1977): "Tal como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, procurad vuestra salvación con temor y temblor." (Estas palabras se dirigieron a los "santos" de Filipos, como se declara en Filipenses 1:1. Pablo los instó a no estar demasiado confiados, sino reconocer que su salvación final todavía no estaba asegurada.)

Heb. 10:26, 27, VV (1977): "Si continuamos pecando voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, sino una horrenda expectación de juicio, y un fuego airado, que está a punto de consumir a los adversarios." (Por tanto, la Biblia no está de acuerdo con la idea de que, sin importar qué pecados cometa una persona después de estar 'salva', no perderá su salvación. Anima a uno a ser fiel. Véase también Hebreos 6:4-6, donde se muestra que hasta una persona que ha sido ungida con espíritu santo puede perder su esperanza de salvación.)

¿Se

necesita más que solamente fe para obtener salvación?

Efe. 2:8, 9, VV (1977): "Por gracia ["bondad inmerecida", NM] habéis sido salvados por medio de la fe; y esto no proviene de vosotros, pues es don de Dios; no a base de obras, para que nadie se gloríe." (La entera provisión para la salvación es una expresión de la bondad inmerecida de Dios. De ninguna manera puede un descendiente de Adán obtener salvación por su propia cuenta, por nobles que sean sus obras. La salvación es un don que proviene de Dios, y que se da a los que ejercen fe en el valor del sacrificio de su Hijo para expiar los pecados.)

Heb. 5:9, VV (1977): "[Jesús] vino a ser fuente de eterna salvación para todos los que le obedecen." (Las bastardillas son nuestras.) (¿Contradice esto la declaración de que los cristianos son "salvos mediante la fe"? De ningún modo. La obediencia simplemente muestra que la fe de ellos es genuina.)

Sant. 2:14, 26, VV (1977): "¿De qué sirve que alguien diga que tiene fe, si no tiene obras? ¿Acaso podrá esa fe salvarle? Porque así como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta." (La persona no se gana la salvación mediante sus obras. Pero cualquiera que tenga fe genuina tendrá obras que la acompañen... obras de obediencia a los mandatos de Dios y Cristo, obras que demuestren su fe y amor. Sin tales obras, su fe está muerta.)

Hech. 16:30, 31, VV (1977): "'Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo?' Ellos [Pablo y Silas] dijeron: 'Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.'" (Si aquel hombre y su casa creían verdaderamente, ¿no habrían de obrar en conformidad con lo que creían? ¡Por supuesto!)

Si

alguien dice...

'Estoy

salvo'

Usted

pudiera contestar: 'Me alegra saber eso, porque me indica que usted cree en Jesucristo. La obra en que estoy participando es una que Jesús asignó a sus seguidores, es decir, la de hablar a otros acerca del establecimiento de su Reino (Mat. 24:14)'. Entonces pudiera añadir: 1) '¿Qué es ese Reino? ¿Qué significará para el mundo el que el Reino venga? (Dan. 2:44)'. 2) '¿Qué condiciones habrá aquí en la Tierra bajo ese gobierno celestial? (Sal. 37:11; Rev. 21:3, 4)'.

O

contestar: 'Entonces usted comprende lo que el apóstol Pedro dice aquí en Hechos 4:12, ¿verdad?... ¿Se ha preguntado usted alguna vez por quién fue dado el nombre de Jesús para que pusiéramos fe en él?'. Entonces pudiera añadir: 1) 'Jesús mismo nos lo dice (Juan 17:3)'. 2) 'Note que Jesús dijo que él había dado a conocer el nombre de su Padre (Juan 17:6). ¿Cuál es el nombre personal de Dios? ¿Con qué asocia usted mentalmente este nombre? (Éxo. 3:15; 34:5-7)'.

'¿Está

usted salvo?'

Usted

pudiera contestar: 'Hasta la fecha, lo estoy. Digo esto porque también reconozco que la Biblia nos aconseja que no estemos demasiado confiados en cuanto a nuestra situación. ¿Conoce usted este texto? (1 Cor. 10:12)'. Entonces pudiera añadir: '¿A qué se debe esto? A personas que habían nacido otra vez y que tenían la esperanza de vida celestial (Heb. 3:1), el apóstol Pablo escribió... (Heb. 3:12-14). Es mediante aumentar nuestro conocimiento de la Palabra de Dios como fortalecemos nuestra fe'.

O

contestar: 'Yo podría contestar eso diciendo simplemente que sí. Pero ¿sabe usted que la Biblia habla de más de una salvación? Por ejemplo, ¿ha considerado alguna vez el significado de Revelación 7:9, 10, 14?... Por eso habrá quienes se salvarán a través de la venidera gran tribulación, para vivir aquí mismo en la Tierra (Mat. 5:5)'.

'¿Acepta

usted a Jesús como su Salvador personal?'

Véase la página 217, en la sección titulada "Jesucristo".

'Ustedes

dicen que solo 144.000 serán salvos'

Usted

pudiera contestar: 'Me alegro que haya hecho mención de eso, porque así puedo decirle lo que nosotros realmente creemos. La salvación está al alcance de cuantas personas demuestren verdadera fe en la provisión que Dios ha hecho mediante Jesús. Pero la Biblia dice que solo 144.000 personas irán al cielo para estar allí con Cristo. ¿Ha leído usted eso alguna vez en la Biblia?... Se encuentra aquí en Revelación 14:1, 3'. Entonces pudiera añadir: 1) '¿Qué harán esas personas en el cielo? (Rev. 20:6)'. 2) 'Es obvio que estarán gobernando sobre alguien. ¿Quiénes pudieran ser estos?... (Mat. 5:5; 6:10)'.

Sangre

Definición:

Un fluido verdaderamente maravilloso que, circulando en el sistema vascular de los seres humanos y de la mayoría de los animales multicelulares, suministra alimento y oxígeno, se lleva los desperdicios y desempeña un papel importante en proteger al cuerpo contra las infecciones. La sangre está tan íntimamente relacionada con los procesos vitales que la Biblia dice que "el alma de la carne está en la sangre" (Lev. 17:11). Jehová, como Fuente de la vida, ha dado instrucciones precisas respecto al uso que se puede dar a la sangre.

Se

manda a los cristianos que se 'abstengan de la sangre'

Hech. 15:28, 29: "Al espíritu santo y a nosotros mismos [el cuerpo gobernante de la congregación cristiana] nos ha parecido bien no añadirles ninguna otra carga, salvo estas cosas necesarias: que sigan absteniéndose de cosas sacrificadas a ídolos y de sangre y de cosas estranguladas [o a las que se haya dado muerte sin escurrirles la sangre] y de fornicación. Si se guardan cuidadosamente de estas cosas, prosperarán. ¡Buena salud a ustedes!" (Ahí el comer sangre se equipara a la idolatría y la fornicación, cosas en las cuales no deberíamos querer participar.)

Se

puede comer la carne animal, pero no la sangre

Gén. 9:3, 4: "Todo animal moviente que está vivo puede servirles a ustedes de alimento. Como en el caso de la vegetación verde, de veras se lo doy todo a ustedes. Solo carne con su alma —su sangre— no deben comer."

Cualquier animal que se utilice para alimento debe ser desangrado debidamente. Un animal estrangulado o uno que haya muerto en una trampa o que haya sido hallado después de haber muerto no es adecuado para alimento (Hech. 15:19, 20; compárese con Levítico 17:13-16). De igual manera, no se debe comer ningún alimento al que se haya agregado sangre completa o algún componente sanguíneo.

El

único uso de la sangre que alguna vez ha tenido la aprobación de Dios ha sido para sacrificio

Lev. 17:11, 12: "El alma de la carne está en la sangre, y yo mismo la he puesto sobre el altar para ustedes para hacer expiación por sus almas, porque la sangre es lo que hace expiación por el alma en ella. Es por eso que he dicho a los hijos de Israel: 'Ninguna alma de ustedes debe comer sangre y ningún residente forastero que esté residiendo como forastero en medio de ustedes debe comer sangre.'" (Todos aquellos sacrificios de animales bajo la Ley de Moisés prefiguraron el sacrificio único de Jesucristo.)

Heb. 9:11-14, 22: "Cuando Cristo vino como sumo sacerdote [...] entró, no, no con la sangre de machos cabríos y de torillos, sino con su propia sangre, una vez para siempre en el lugar santo y obtuvo liberación eterna para nosotros. Porque si la sangre de machos cabríos y de toros y las cenizas de novilla rociadas sobre los que se han contaminado santifica al grado de limpieza de la carne, ¿cuánto más la sangre del Cristo, que por un espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin tacha a Dios, limpiará nuestra conciencia de obras muertas para que rindamos servicio sagrado al Dios vivo? [...] a menos que se derrame sangre, no se efectúa ningún perdón."

Efe. 1:7: "Por medio de él [Jesucristo] tenemos la liberación por rescate mediante la sangre de ése, sí, el perdón de nuestras ofensas, según las riquezas de su bondad inmerecida."

¿Cómo

entendieron los mandatos bíblicos respecto a la sangre los que durante los primeros siglos de la era común afirmaron ser cristianos?

Tertuliano (c. 160-230 E.C.): "Avergüéncese vuestro error si pensó comían sangre de los que no pueden comer sangre de reses. Los cristianos no comemos sangre de animales ni morticinios [...] Finalmente, entre las invenciones con que tentáis la observancia de nuestra ley, una es darnos una morcilla de sangre, porque os persuadís con certeza de que el cristiano que come sangre se desvía de su ley. Quien esto sabe, ¿con qué ilación puede legítimamente inferir que apetece sangre de hombres el que aborrece sangre de reses?" (Quinto Septimio F. Tertuliano, Apología contra los gentiles, Colección Austral, 1947, pág. 40).

Minucio Félix (siglo III E.C.): "Tanto nos retraemos de la sangre humana, que en nuestro alimento no usamos sangre ni de animales comestibles". (The Ante-Nicene Fathers [Los padres de antes del Concilio de Nicea], Grand Rapids, Mich., 1956, edición preparada por A. Roberts y J. Donaldson, tomo IV, pág. 192.)

Transfusiones

de sangre

¿Está

incluida la sangre humana en la prohibición bíblica?

Sí; y así lo entendieron los cristianos primitivos. Hechos 15:29 dice que "sigan absteniéndose de [...] sangre". No dice simplemente que se abstengan de sangre animal. (Compárese con Levítico 17:10, donde se prohibió comer "cualquier clase de sangre".) Tertuliano (quien escribió en defensa de las creencias de los cristianos primitivos) declaró: "Entenderemos que el decreto prohibitorio sobre 'la sangre' es mucho mayor (decreto prohibitorio) sobre la sangre humana". (The Ante-Nicene Fathers, tomo IV, pág. 86.)

¿Es

en realidad lo mismo que comer sangre una transfusión?

En el hospital, cuando un paciente no puede comer por la boca, recibe alimentación por vía intravenosa. Ahora bien, ¿estaría realmente obedeciendo el mandato de 'seguir absteniéndose de sangre' la persona que nunca hubiera puesto sangre en su boca, pero aceptara sangre mediante una transfusión? (Hech. 15:29). A modo de comparación, imagínese que un médico le dice a cierto hombre que tiene que abstenerse del alcohol. ¿Estaría dicho hombre obedeciendo al médico si dejara de tomar bebidas alcohólicas, pero hiciera que le inyectaran el alcohol directamente en las venas?

En

el caso de un paciente que rehúsa sangre, ¿hay tratamientos sustitutivos?

En muchos casos la sencilla solución salina, el lactato de Ringer y el dextrán pueden usarse para expandir el volumen del plasma, y estas sustancias están disponibles en casi todos los hospitales modernos. De hecho, al usar estas sustancias se evitan los riesgos que acompañan a las transfusiones de sangre. La publicación Canadian Anaesthetists' Society Journal (enero de 1975, pág. 12) dice: "Los riesgos de la transfusión de sangre son las ventajas de los sustitutivos del plasma: se evitan la infección bacteriana o viral, las reacciones a las transfusiones y la sensibilización de Rh". Los testigos de Jehová no tienen ninguna objeción religiosa al uso de soluciones no sanguíneas para expandir el plasma.

De

hecho, los testigos de Jehová se benefician de mejor tratamiento médico porque no aceptan sangre. En la revista American Journal of Obstetrics and Gynecology (1 de junio de 1968, pág. 395), cierto médico reconoció: "No hay duda de que el verse uno operando sin la posibilidad de administrar una transfusión le hace mejorar su cirugía. Uno se hace considerablemente más agresivo en cuanto a aplicar sujeción a todo vaso sangrante".

Todo

tipo de cirugía puede efectuarse con éxito sin transfusiones sanguíneas. Esto incluye operaciones a corazón abierto, cirugía cerebral, la amputación de miembros y la extirpación total de órganos cancerosos. El doctor Philip Roen, al escribir para New York State Journal of Medicine (15 de octubre de 1972, pág. 2527), dijo: "No hemos vacilado en practicar absolutamente ningún procedimiento quirúrgico indicado en presencia de la proscripción del reemplazo de la sangre". El doctor Denton Cooley, del Instituto Cardíaco de Texas, E.U.A., dijo: "Nos impresionaron tanto los resultados que obtuvimos [al usar soluciones no sanguíneas para expandir el plasma] en los testigos de Jehová que empezamos a usar el procedimiento en todos nuestros pacientes cardíacos" (El periódico Union, de San Diego, 27 de diciembre de 1970, pág. A-10). "La cirugía a corazón abierto 'sin sangre', que originalmente se desarrolló para los miembros adultos de la secta de los testigos de Jehová porque su religión prohíbe las transfusiones de sangre, ahora se ha adaptado para emplearla sin peligro en delicados procedimientos relacionados con el corazón de infantes y niños" (Cardiovascular News, febrero de 1984, pág. 5).

Si

alguien dice...

'Ustedes

dejan morir a sus hijos, porque rehúsan las transfusiones de sangre. Eso me parece terrible'

Usted

pudiera contestar: 'Pero nosotros sí permitimos que se les hagan transfusiones... de las que hay que no causan daño. Aceptamos el tipo de transfusiones que no entrañan el riesgo de contraer males como el SIDA, la hepatitis y la malaria. Queremos que nuestros hijos reciban el mejor tratamiento, como estoy seguro que lo querría cualquier padre amoroso'. Entonces pudiera añadir: 1) 'Cuando hay una gran pérdida de sangre, lo más necesario es restablecer el volumen del fluido. Sin duda usted sabe que realmente más del 50 por 100 de nuestra sangre es agua; además están los glóbulos rojos y los blancos, y así por el estilo. Cuando se pierde mucha sangre, el cuerpo mismo vierte grandes reservas de glóbulos sanguíneos en el sistema y acelera la producción de nuevos glóbulos. Pero hace falta el volumen del fluido. Para satisfacer esta necesidad se pueden usar soluciones no sanguíneas que den expansión al volumen del plasma, y nosotros las aceptamos'. 2) 'Se han usado soluciones para expandir el volumen del plasma en el caso de miles de personas, y los resultados han sido excelentes'. 3) 'Más importante aún para nosotros es lo que la Biblia misma dice en Hechos 15:28, 29'.

O

contestar: 'Puedo comprender su punto de vista. Supongo que usted se imagina a su propio hijo en tal situación. Como padres, haríamos todo lo posible por proteger el bienestar de nuestros hijos, ¿no es cierto? De modo que si personas como usted y yo fuéramos a rechazar cierto tipo de tratamiento médico para nuestro hijo, ciertamente tendría que haber una razón de peso para ello'. Entonces pudiera añadir: 1) '¿Cree usted que en algunos padres pudiera influir lo que la Palabra de Dios dice aquí en Hechos 15:28, 29?'. 2) 'Así que la cuestión es: ¿Tenemos suficiente fe como para hacer lo que Dios manda?'.

'Ustedes

no creen en las transfusiones de sangre'

Usted

pudiera contestar: 'Los periódicos han publicado relatos acerca de algunas situaciones en que se creía que unos Testigos morirían si no aceptaban sangre. ¿Es a esto a lo que usted se refiere?... ¿Por qué hacemos lo que hacemos en cuanto a esto?'. Entonces pudiera añadir: 1) '¿Ama usted a su esposa (esposo) lo suficiente como para estar dispuesto (dispuesta) a arriesgar su propia vida por ella (él)?... También hay hombres que arriesgan la vida por su país, y a estos se les considera héroes, ¿no es así? Pero hay alguien que es más grande que cualquier persona o cosa aquí en la Tierra, y ese es Dios. ¿Arriesgaría usted su vida por amor a él y por lealtad a Su gobernación?'. 2) 'En realidad, el asunto en cuestión es la lealtad a Dios. La Palabra de Dios es la que nos dice que nos abstengamos de sangre (Hech. 15:28, 29)'.

O

contestar: 'Hay muchas cosas que son muy comunes hoy día y que los testigos de Jehová evitan... por ejemplo, el mentir, el adulterio, el robar, el fumar y —como usted dijo— el uso de la sangre. ¿Por qué? Porque regimos nuestra vida por la Palabra de Dios'. Entonces pudiera añadir: 1) '¿Sabe usted que la Biblia dice que debemos 'abstenernos de sangre'? Quisiera mostrárselo (Hech. 15:28, 29)'. 2) 'Quizás usted recuerde que Dios dijo a nuestros primeros padres, Adán y Eva, que podían comer de todo árbol de Edén excepto de uno. Pero desobedecieron, comieron de aquel fruto prohibido, y lo perdieron todo. ¡Qué tonto fue aquello! Ahora, por supuesto, no hay un árbol que tenga fruto prohibido. Pero después del Diluvio de los días de Noé, Dios estableció nuevamente una prohibición para la humanidad. Esta vez tuvo que ver con la sangre (Gén. 9:3, 4)'. 3) 'Por eso la verdadera cuestión es: ¿Tenemos fe en Dios? Si le obedecemos, tenemos ante nosotros la perspectiva de vivir para siempre en perfección bajo su Reino. Hasta si morimos, él nos asegura que habrá una resurrección'.

'¿Qué

hay si un médico dice: "Usted morirá si no recibe una transfusión de sangre"?'

Usted

pudiera contestar: 'Si la situación es realmente tan grave, ¿puede el médico garantizar que el paciente no moriría si se le administrara sangre?'. Entonces pudiera añadir: 'Pero hay alguien que puede volver a dar vida a la persona, y ese es Dios. ¿No concuerda usted en que, al verse uno cara a cara con la muerte, el volver la espalda a Dios por violar su ley sería una mala decisión? Yo verdaderamente tengo fe en Dios. ¿La tiene usted? La Palabra de Dios promete una resurrección a los que ejercen fe en su Hijo. ¿Cree usted eso? (Juan 11:25)'.

O

contestar: 'Quizás eso quiera decir que él personalmente no sabe cómo tratar el caso sin usar sangre. Si es posible, procuramos que se comunique con un médico que haya tenido la experiencia necesaria, o contratamos los servicios de otro médico'.

Santos

Definición:

De acuerdo con la enseñanza católica romana, los santos son los que murieron y ahora están con Cristo en el cielo y a quienes la Iglesia ha reconocido por su sobresaliente virtud y santidad. La profesión de fe tridentina declara que debe invocarse a los santos como intercesores ante Dios y que tanto las reliquias de los santos como sus imágenes han de venerarse. Otras confesiones religiosas también invocan la ayuda de los santos. Ciertas religiones enseñan que todos sus miembros son santos y están libres del pecado. La Biblia hace muchas referencias a santos. De ese modo se refiere a los 144.000 seguidores de Cristo que han sido ungidos con el espíritu.

¿Enseña

la Biblia que alguien tiene que haber alcanzado la gloria celestial antes de ser reconocido como santo?

La Biblia definitivamente se refiere a santos que están en el cielo. A Jehová se le llama "el Santo [ha´gi·on, en griego]". (1 Ped. 1:15, 16; véase Levítico 11:45.) A Jesucristo se le describe como "el Santo [ha´gi·os] de Dios" cuando estuvo en la Tierra y como "Santo [ha´gi·os]" en el cielo (Mar. 1:24; Apo. [Rev.] 3:7, BJ). Los ángeles también son 'santos' (Hech. 10:22, BJ). En el griego original se aplica el mismo término básico a una considerable cantidad de personas que se hallaban en la Tierra.

Hech. 9:32, 36-41, BJ: "Pedro, que andaba recorriendo todos los lugares, bajó también a visitar a los santos [ha·gi´ous] que habitaban en Lida. Había en Joppe una discípula llamada Tabitá, [quien murió] [...] [Pedro] se volvió al cadáver y dijo: 'Tabitá, levántate.' Ella abrió sus ojos y al ver a Pedro se incorporó. Pedro le dio la mano y la levantó. Llamó a los santos y a las viudas y se la presentó viva." (Es patente que estos santos aún no estaban en el cielo, y que no se consideraba santo solamente a alguien sobresaliente como Pedro.)

2 Cor. 1:1; 13:12, BJ: "Pablo, apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, y Timoteo, el hermano, a la Iglesia de Dios que está en Corinto, con todos los santos [ha·gi´ois] que están en toda Acaya." "Saludaos mutuamente con el beso santo. Todos los santos os saludan." (A todos aquellos cristianos primitivos que fueron purificados por la sangre de Cristo y separados para el servicio de Dios como futuros coherederos con Cristo se les llama santos. Obviamente no se esperó hasta después que murieran para reconocerlos como tales.)

¿Es

bíblico orar a los "santos" para que obren como intercesores ante Dios?

Jesucristo dijo: "Vosotros, pues, orad así: Padre nuestro que estás en los cielos, [...]". Por lo tanto las oraciones deben dirigirse al Padre. Jesús también dijo: "Yo soy el camino y la verdad y la vida. Nadie va al Padre sino por mí. Lo que pidáis en mi nombre, yo lo haré" (Mat. 6:9; Juan 14:6, 14, EMN). Así Jesús descartó la idea de que otra persona pudiera desempeñar el papel de intercesor. El apóstol Pablo agregó respecto a Cristo: "No solamente murió por nosotros, sino también resucitó, y está sentado a la diestra de Dios, en donde así mismo intercede por nosotros". "De ahí que puede también salvar hasta el final a los que por su medio se van acercando a Dios, pues está siempre vivo para interceder por ellos" (Rom. 8:34, TA; Heb. 7:25, NBE). Si verdaderamente queremos que Dios oiga nuestras oraciones, ¿no sería sensato acercarnos a Dios como su Palabra nos instruye? (Véase también la página 232, en la sección titulada "María".)

Efe. 6:18, 19, FS: "A este fin tened el espíritu en oración incesante. Asimismo en vela continua y perseverante, orando por todos los santos. También por mí a fin de que me sea otorgado predicar con valentía y confianza: Dar a conocer el misterio del evangelio." (Las bastardillas son nuestras.) (Aquí se insta a los efesios a orar por los santos, pero no a ellos ni mediante ellos. La New Catholic Encyclopedia, 1967, tomo XI, pág. 670, reconoce lo siguiente: "Generalmente en el N[uevo] T[estamento], toda oración, tanto la privada como la oración litúrgica pública, se dirige a Dios el Padre por medio de Cristo".)

Rom. 15:30, TA: "Entre tanto, hermanos, os suplico por nuestro Señor Jesucristo y por la caridad del Espíritu Santo, que me ayudéis con las oraciones que hagáis a Dios por mí." (El apóstol Pablo, él mismo un santo, pidió a sus compañeros cristianos, quienes también eran santos, que oraran por él. Pero note que Pablo no dirigió sus oraciones a aquellos que eran santos como él, ni reemplazaron las oraciones de ellos a favor de él la relación íntima de que Pablo mismo disfrutaba con el Padre mediante la oración. Compárese con Efesios 3:11, 12, 14.)

¿Cómo

debería considerarse la práctica de venerar reliquias e imágenes de "santos"?

La New Catholic Encyclopedia admite lo siguiente: "Por tanto, es inútil buscar en el Antiguo Testamento una justificación al culto de las reliquias; tampoco se presta mucha atención a las reliquias en el Nuevo Testamento. [...] Parece que [el "padre" de la Iglesia] Orígenes consideró esta práctica como una señal pagana de respeto a un objeto material" (1967, tomo XII, págs. 234, 235).

Es notable que Dios enterró a Moisés, y ningún ser humano descubrió jamás dónde estaba su tumba (Deu. 34:5, 6). Pero Judas 9 nos informa que el arcángel Miguel disputó con el Diablo en cuanto al cuerpo de Moisés. ¿Por qué? El propósito de Dios de disponer del cuerpo de tal manera que ningún ser humano supiera dónde hallarlo había sido claramente expresado. ¿Deseaba el Adversario dirigir a humanos a aquel cuerpo para que fuera exhibido y tal vez llegara a ser objeto de veneración?

Respecto a la veneración de imágenes de los "santos", véase, entre las secciones principales de este manual, la titulada "Imágenes".

¿Por

qué se representa con nimbos (halos, aureolas) a los "santos" católicos?

La New Catholic Encyclopedia admite: "El atributo más común, que se aplica a todos los santos, es el nimbo (nube), una forma luminosa definida que rodea la cabeza del santo. Sus orígenes se remontan a una época precristiana, y se encuentran ejemplos de esto en el arte helénico de inspiración pagana; el halo se usaba, como lo muestran los mosaicos y las monedas, para representar a semidioses y divinidades como Neptuno, Júpiter, Baco y especialmente Apolo (dios del Sol)" (1967, tomo XII, pág. 963).

The

New Encyclopædia Britannica dice: "En el arte helénico y romano, Helios el dios solar y los emperadores romanos aparecen frecuentemente con una corona de rayos. Debido a sus orígenes paganos, esta forma se evitó en el arte cristiano primitivo, pero los emperadores cristianos adoptaron un sencillo nimbo circular para sus retratos oficiales. Desde mediados del siglo cuarto se mostró también a Cristo con este atributo imperial [...] no fue sino hasta el siglo sexto cuando se hizo costumbre usar el halo para la Virgen María y otros santos" (1976, Micropædia, tomo IV, pág. 864).

¿Es

apropiado mezclar el cristianismo con el simbolismo pagano?

"¿Acaso podría convivir la Luz con las tinieblas y haber armonía entre Cristo y Satanás? ¿Qué unión puede haber entre un creyente y uno que no cree?; el Templo de Dios no tiene que ver con los ídolos, y nosotros somos el Templo de Dios que vive. [...] Salgan de en medio de ellos y apártense, dice el Señor. No toquen nada impuro y yo los veré con agrado. Yo seré un padre para ustedes, que pasarán a ser mis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso." (2 Cor. 6:14-18, NBL.)

¿Pudieran

todos los miembros de un grupo religioso ser santos y por lo tanto libres de pecado?

De seguro fue cierto que todos los que componían la congregación cristiana del primer siglo eran santos (1 Cor. 14:33, 34; 2 Cor. 1:1; 13:13, VM, VV [1977]). De ellos se dice que recibieron "remisión de pecados" o "perdón de pecados" y fueron "santificados" por Dios (Hech. 26:18; 1 Cor. 1:2, VM, VV [1977]). Sin embargo, ellos no afirmaban que estuvieran libres de todo pecado. Habían nacido como descendientes del pecador Adán. Debido a esta herencia, a menudo tenían que luchar para hacer lo correcto, como lo admitió humildemente el apóstol Pablo (Rom. 7:21-25). Además, el apóstol Juan dijo claramente: "Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros" (1 Juan 1:8, VV [1977]). Así, pues, el ser santo en el sentido del uso del término respecto a los verdaderos seguidores de Cristo no significa que en la carne estén libres de todo pecado.

En cuanto a si todos los verdaderos cristianos de hoy día son santos que tengan ante sí la esperanza de la vida celestial, véanse las páginas 74-78.

Si

alguien dice...

'¿Creen

ustedes en los santos?'

Usted

pudiera contestar: '¿A cuáles se refiere?'. Si la persona menciona a María y/o a los apóstoles, usted pudiera quizás agregar: 1) 'Sí, las Escrituras Sagradas se refieren a ellos, y yo creo lo que está escrito en ellas. Pero me interesa especialmente lo que ellos están haciendo hoy día, y el efecto de ello en nosotros; ¿verdad que eso le interesa a usted también?... He hallado algo muy interesante sobre ellos aquí en las Sagradas Escrituras, y desearía compartirlo con usted (Rev. 5:9, 10)'. [Nota, para uso si surge una pregunta en cuanto a la fraseología del texto: NBL dice: "dominarán toda la tierra". FS dice: "reinan sobre la tierra". Kx declara: "reinan como reyes sobre la tierra". Pero NBE dice: "serán reyes en la tierra". Para comentarios sobre la gramática griega, véase la página 78, en la sección "Cielo".] 2) '¿Cómo será la vida bajo dicho gobierno? (Rev. 21:2-4)'.

O

contestar (si uno en un tiempo fue católico): 'Por muchos años participé en las fiestas para los santos, y con regularidad oraba a ellos. Pero entonces leí algo en las Sagradas Escrituras que me hizo examinar de nuevo lo que estaba haciendo. Permítame, por favor, mostrárselo (Vea las páginas 351, 352)'.

Satanás

el Diablo

Definición:

La criatura celestial que es el principal adversario de Jehová Dios y de todos los que adoran al Dios verdadero. Se le dio el nombre de Satanás porque se hizo resistidor de Jehová. También se le conoce como el Diablo, porque es el principal calumniador de Jehová. Se le describe como la serpiente original, evidentemente por haber utilizado una serpiente en Edén para engañar a Eva, y por esta razón la palabra "serpiente" llegó a significar "engañador". En el libro de Revelación también se aplica a Satanás el simbolismo de un dragón devorador.

¿Cómo

se puede saber si tal persona celestial realmente existe?

La Biblia es la principal fuente de prueba. En ella se le menciona por nombre muchas veces (Satanás 52 veces, Diablo 33 veces). En la Biblia se halla escrito también el testimonio de un testigo ocular que confirma la existencia de Satanás. ¿Quién fue el testigo ocular? Jesucristo —quien vivió en los cielos antes de venir a la Tierra— mencionó muchas veces a este inicuo por nombre. (Luc. 22:31; 10:18; Mat. 25:41.)

Lo que la Biblia dice tocante a Satanás el Diablo es razonable. El mal que el género humano experimenta sobrepasa por mucho, en proporción, a la maldad de los humanos implicados en la situación. La explicación bíblica sobre el origen de Satanás y sus actividades aclara por qué, a pesar de que la mayor parte de la humanidad desea vivir en paz, el hombre ha sido plagado por el odio, la violencia y la guerra por miles de años, y por qué esta situación ha alcanzado el nivel de amenazar ahora con destruir a todo el género humano.

Si en verdad no existiera el Diablo, entonces el aceptar lo que la Biblia dice tocante a él no resultaría de beneficio duradero para nadie. Sin embargo, hay muchos casos de personas que en el pasado estuvieron envueltas en el ocultismo —o que pertenecieron a grupos que practican el espiritismo— y que informan que en aquel tiempo les perturbaba muchísimo oír "voces" de lo invisible, ser "poseídas" por seres sobrehumanos, y otros sucesos por el estilo. Obtuvieron alivio verdadero cuando aprendieron lo que la Biblia dice sobre Satanás y sus demonios, pusieron en práctica el consejo bíblico de evitar las prácticas espiritistas y buscaron la ayuda de Jehová mediante la oración. (Véanse las páginas 131-136, la sección titulada "Espiritismo".)

El creer que Satanás existe no significa aceptar la idea de que él tenga cuernos, una cola larga y puntiaguda y una horca, ni que esté asando gente en un infierno ardiente. La Biblia no describe así a Satanás. Eso es lo que salió de la mente de artistas medievales en que influyeron las representaciones de Pan, un dios de la mitología griega, y El Infierno, la obra escrita por el poeta italiano Dante Alighieri. En vez de enseñar que hay un infierno ardiente, la Biblia dice claramente que "los muertos [...] no están conscientes de nada en absoluto". (Ecl. 9:5.)

¿No

será Satanás sencillamente el mal que hay en la gente?

Job 1:6-12 y 2:1-7 hablan de ciertas conversaciones entre Jehová Dios y Satanás. Si Satanás fuera el mal que hay en la persona, en este caso el mal habría estado en Jehová. Pero eso es totalmente contrario a lo que la Biblia nos dice de Jehová, que él es Aquel "en quien no hay injusticia" (Sal. 92:15; Rev. 4:8). Es digno de notarse que el texto hebreo emplea la expresión has·Sa·tan´ (el Satanás) en los relatos de Job, lo cual muestra que se hace referencia al que es de manera sobresaliente el resistidor de Dios. (Véase también, en Zacarías 3:1, 2, la nota en la edición con referencias de NM en inglés.)

Luc. 4:1-13 informa que el Diablo procuró tentar a Jesús para que Jesús hiciera lo que él decía. El relato contiene declaraciones que el Diablo hizo y respuestas que Jesús dio. ¿Estuvo Jesús siendo tentado en aquella ocasión por algún mal que tuviera en sí? Tal punto de vista no concuerda con la descripción bíblica de que en Jesús no hay pecado (Heb. 7:26; 1 Ped. 2:22). Aunque en Juan 6:70 se emplea la palabra griega di·a´bo·los´ para describir una mala cualidad que se había desarrollado en Judas Iscariote, en Lucas 4:3 se emplea la expresión ho di·a´bo·los (el Diablo), para designar a una persona en particular.

¿Es

el culpar al Diablo sencillamente un recurso de que se valen algunos para no llevar responsabilidad por ciertas malas condiciones?

Hay quienes culpan al Diablo por lo que ellos mismos hacen. En contraste con eso, la Biblia muestra que a menudo los humanos tienen gran parte de la culpa por lo malo que les acaece, sea a manos de otros humanos o a causa de su propio proceder (Ecl. 8:9; Gál. 6:7). Sin embargo, la Biblia no nos deja en ignorancia en lo que toca a la existencia y los designios de este enemigo sobrehumano que ha traído tanto sufrimiento a la humanidad. Nos muestra cómo podemos escapar de su control.

¿Cómo

llegó a existir Satanás?

Todas las obras de Jehová son perfectas; él no es autor de injusticia; por tanto, él no creó a nadie inicuo (Deu. 32:4; Sal. 5:4). La criatura que llegó a ser Satanás fue originalmente un hijo celestial de Dios en perfección. Al decir que el Diablo "no permaneció firme en la verdad", Jesús indicó que en un tiempo aquella criatura había estado "en la verdad" (Juan 8:44). Pero, como en el caso de todas las criaturas inteligentes de Dios, este hijo espiritual de Dios estaba dotado de libre albedrío. Dio mal uso a la libertad que le permitía escoger, permitió que en su corazón se desarrollaran sentimientos de presunción y empezó a ansiar adoración que pertenecía solo a Dios, por lo cual incitó a Adán y Eva a escuchar a él en vez de obedecer a Dios. Así, por su proceder él mismo se hizo Satanás, que significa "adversario". (Sant. 1:14, 15; véanse también las páginas 282, 283 en la sección titulada "Pecado".)

¿Por

qué no destruyó Dios a Satanás tan pronto como este se rebeló?

Satanás hizo surgir cuestiones serias: 1) Lo justo y correcto de la soberanía de Jehová. ¿Estaba reteniendo Jehová de la humanidad alguna libertad que contribuiría a la felicidad humana? ¿Dependía en verdad de que se obedeciera a Dios el que la humanidad pudiera gobernar sus asuntos con éxito y pudiera seguir viviendo? ¿Había sido poco honrado Jehová al dar a los humanos una ley que declaraba que la desobediencia conduciría a su muerte? (Gén. 2:16, 17; 3:3-5.) Por eso, ¿tenía realmente Jehová derecho a gobernar? 2) La integridad de las criaturas inteligentes para con Jehová. Debido a que Adán y Eva se desviaron, se planteó la pregunta: ¿Era realmente el amor lo que movía a los siervos de Jehová a obedecerle, o pudiera ser que todos abandonaran a Dios y siguieran el ejemplo que estaba dando Satanás? En los días de Job, Satanás dio más abundante desarrollo a esta última cuestión. (Gén. 3:6; Job 1:8-11; 2:3-5; véase también Lucas 22:31.) Estas cuestiones no podían resolverse simplemente ejecutando a los rebeldes.

No era que Dios tuviera que probarse algo a sí mismo. Pero para que estas cuestiones jamás volvieran a perturbar la paz y el bienestar del universo, Jehová ha permitido suficiente tiempo como para que se resuelvan hasta el punto de no caber duda. Que Adán y Eva sí murieron después de desobedecer a Dios se hizo patente a su debido tiempo (Gén. 5:5). Pero la cuestión abarcaba mucho más. Por eso, Dios ha permitido tanto a Satanás como a los humanos hacer la prueba de toda forma de gobierno de su propia hechura. Ninguno de estos ha traído felicidad duradera. Dios ha permitido a la humanidad llegar hasta el límite en la práctica de todo estilo de vida que no toma en cuenta Sus justas normas. Los frutos hablan por sí mismos. Como la Biblia verazmente dice: "No le pertenece al hombre que está andando siquiera dirigir su paso" (Jer. 10:23). Al mismo tiempo, Dios ha dado a sus siervos la oportunidad de dejar probada su lealtad a él mediante sus actos de obediencia amorosa, y esto a pesar de tentaciones y persecuciones instigadas por Satanás. Jehová exhorta así a sus siervos: "Sé sabio, hijo mío, y regocija mi corazón, para que pueda responder al que me está desafiando con escarnio" (Pro. 27:11). Los que demuestran que son fieles obtienen grandes beneficios ahora y tienen la perspectiva de vivir para siempre en perfección. Emplearán tal vida en hacer la voluntad de Jehová, Aquel cuya personalidad y cuyos caminos verdaderamente aman.

¿Cuánto

poder tiene Satanás en el mundo actual?

Jesucristo lo describió como "el gobernante del mundo", aquel a quien la humanidad en general obedece al hacer caso a sus instancias de que pase por alto los requisitos de Dios (Juan 14:30; Efe. 2:2). La Biblia también lo llama "el dios de este sistema de cosas", aquel a quien honran las prácticas religiosas de la gente que se adhiere a este sistema de cosas. (2 Cor. 4:4; 1 Cor. 10:20.)

Cuando procuraba tentar a Jesucristo, el Diablo "lo subió y le mostró todos los reinos de la tierra habitada en un instante de tiempo; y el Diablo le dijo: 'Te daré toda esta autoridad y la gloria de ellos, porque a mí me ha sido entregada, y a quien yo quiera se la doy. Por eso, si tú haces un acto de adoración delante de mí, todo será tuyo'" (Luc. 4:5-7). Revelación 13:1, 2 revela que Satanás da 'poder, trono y gran autoridad' al sistema político mundial de gobernación. Daniel 10:13, 20 revela que Satanás ha tenido príncipes demoníacos sobre reinos prominentes de la Tierra. Efesios 6:12 dice que estos constituyen 'los gobiernos, las autoridades, los gobernantes mundiales de esta oscuridad, fuerzas espirituales inicuas en lugares celestiales'.

No es de extrañar que 1 Juan 5:19 diga: "El mundo entero está yaciendo en el poder del inicuo". Pero él tiene poder sólo por un período limitado, y solamente por tolerancia de Jehová, quien es Dios Todopoderoso.

¿Por

cuánto tiempo se dejará que Satanás extravíe a la humanidad?

Para prueba de que actualmente vivimos en los últimos días del inicuo sistema de cosas de Satanás, véanse las páginas 167-170, en la sección "Fechas", y la sección amplia titulada "Últimos días".

La provisión para librarnos de la influencia inicua de Satanás se describe simbólicamente de la siguiente manera: "Vi a un ángel que descendía del cielo con la llave del abismo y una gran cadena en su mano. Y prendió al dragón, la serpiente original, que es el Diablo y Satanás, y lo ató por mil años. Y lo arrojó al abismo y lo cerró y lo selló sobre él, para que no extraviase más a las naciones hasta que terminasen los mil años. Después de estas cosas tiene que ser desatado por un poco de tiempo" (Rev. 20:1-3). ¿Qué sucede después? "El Diablo que los estaba extraviando fue arrojado al lago de fuego y azufre" (Rev. 20:10). ¿Qué significa eso? Revelación 21:8 contesta: "Esto significa la muerte segunda". ¡Desaparecerá para siempre!

¿Significa

el que se 'arroje al abismo' a Satanás que se le restringe por 1.000 años a una Tierra desolada en la que no habrá nadie a quien tentar?

Algunas personas mencionan el texto de Revelación 20:3 (note la cita arriba) para apoyar esta idea. Dicen que el "abismo" representa la Tierra en estado de desolación. ¿Es cierto eso? Revelación 12:7-9, 12 (VV, 1977) muestra que algún tiempo antes de ser abismado Satanás es "lanzado fuera" del cielo y arrojado a la Tierra, donde ocasiona mayor aflicción a la humanidad. Por eso, cuando Revelación 20:3 (VV, 1977) dice que se "arrojó al abismo" a Satanás, a él ciertamente no se le deja simplemente donde ya está... invisible pero restringido a la vecindad de la Tierra. Se le pone lejos de la Tierra 'para que no engañe más a las naciones, hasta que se cumplan los mil años'. Nótese que Revelación 20:3 dice que, al fin de los mil años, es a Satanás —y no a las naciones— a quien se suelta del abismo. Cuando se suelte a Satanás, personas que anteriormente eran parte de aquellas naciones ya estarán presentes.

A veces se citan los textos de Isaías 24:1-6 y Jeremías 4:23-29 (VV, 1977) para apoyar esta creencia. Estos textos dicen lo siguiente: "He aquí que Jehová vacía la tierra y la despuebla, [...] La tierra será enteramente vaciada, y completamente saqueada; porque Jehová ha pronunciado esta palabra". "Miré a la tierra, y he aquí que estaba asolada y vacía [...] Miré, y no había hombre [...] Porque así dice Jehová: Toda la tierra será asolada [...] Todas las ciudades fueron abandonadas, y no quedó en ellas morador alguno". ¿Qué significan estas profecías? Tuvieron su primer cumplimiento en Jerusalén y en la tierra de Judá. En ejecución del juicio divino, Jehová permitió que los babilonios invadieran aquella tierra. Con el tiempo quedó despoblada y desolada. (Véase Jeremías 36:29.) Pero en aquel tiempo Dios no despobló el entero globo terráqueo, ni lo hará ahora. (Véanse las páginas 389-392, bajo "Tierra", y la sección titulada "Cielo".) Sin embargo, él sí desolará por completo tanto a lo que hoy corresponde a la infiel Jerusalén, la cristiandad —la cual trae oprobio al nombre de Dios por su conducta profana— como a todo el resto de la organización visible de Satanás.

En vez de ser un yermo desolado, durante el Reinado de Mil Años de Cristo, y mientras Satanás esté en el abismo, toda la Tierra llegará a ser un paraíso. (Véase "Paraíso".)

Sexo

Definición:

Las características de las criaturas terrestres que sirven como medio de reproducción por la acción recíproca de dos progenitores. Las diferencias entre el sexo masculino y el femenino tienen efectos trascendentales en la vida humana. Puesto que Dios mismo es la Fuente de la vida, y puesto que los seres humanos deben reflejar Sus cualidades, la capacidad de transmitir la vida mediante las relaciones sexuales ha de tratarse con gran respeto.

¿Enseña

la Biblia que las relaciones sexuales sean pecaminosas?

Gén. 1:28: "Los bendijo Dios [a Adán y Eva] y les dijo Dios: 'Sean fructíferos y háganse muchos y llenen la tierra.'" (El cumplimiento de este mandato divino requeriría que ellos tuvieran relaciones sexuales, ¿no es así? El hacer eso no sería pecaminoso, sino que estaría en armonía con el propósito de Dios de poblar la Tierra. Algunas personas han creído que el 'fruto prohibido' de Edén fue quizás una referencia simbólica a una restricción o hasta una prohibición divina de las relaciones sexuales entre Adán y Eva. Pero eso está en conflicto con el mandato de Dios ya citado. También está en conflicto con el hecho de que, aunque Adán y Eva comieron del fruto prohibido en Edén, la primera mención de que tuvieron ayuntamiento sexual se hizo después que habían sido expulsados de allí. [Gén. 2:17; 3:17, 23; 4:1.])

Gén. 9:1: "Pasó Dios a bendecir a Noé y a sus hijos y a decirles: 'Sean fructíferos y háganse muchos y llenen la tierra.'" (Esta bendición adicional, junto con la repetición del mandato divino de procrearse, se dio después del Diluvio global de los días de Noé. El punto de vista de Dios para con las relaciones sexuales lícitas no había cambiado.)

1 Cor. 7:2-5: "A causa de la ocurrencia común de la fornicación, que cada hombre tenga su propia esposa y que cada mujer tenga su propio esposo. Que el esposo rinda a su esposa lo que le es debido; pero que la esposa haga lo mismo también a su esposo. [...] No estén privándose de ello el uno al otro, a no ser de común acuerdo por un tiempo señalado, [...] para que no siga tentándolos Satanás por su falta de regulación en ustedes mismos." (Así se muestra que lo que es incorrecto es la fornicación, no las relaciones sexuales apropiadas entre esposo y esposa.)

¿Son

incorrectas las relaciones sexuales antes del matrimonio?

1 Tes. 4:3-8: "Esto es voluntad de Dios [...] que se abstengan de la fornicación; que cada uno de ustedes sepa tomar posesión de su propio vaso en santificación y honra, no en codicioso apetito sexual tal como también tienen las naciones que no conocen a Dios; que nadie llegue al punto de perjudicar y abuse de los derechos de su hermano en este asunto, porque Jehová es uno que exige castigo por todas estas cosas, así como les dijimos de antemano y también les dimos un testimonio cabal. Porque Dios nos llamó, no con permiso para inmundicia, sino con relación a la santificación. Así, pues, el hombre que muestra desatención, no está desatendiendo a hombre, sino a Dios, que pone su espíritu santo en ustedes." (La palabra griega por·nei´a, traducida "fornicación", se refiere al ayuntamiento sexual entre personas no casadas, también a relaciones extramaritales por parte de personas casadas.)

Efe. 5:5: "Ningún fornicador, ni inmundo, ni avariento —que significa ser idólatra— tiene herencia alguna en el reino del Cristo y de Dios." (Esto no significa que nadie que en el pasado haya sido fornicador puede disfrutar de las bendiciones del Reino de Dios; pero tiene que dejar tal clase de vida para tener la aprobación de Dios. Véase 1 Corintios 6:9-11.)

¿Aprueba

la Biblia el que dos personas vivan juntas como esposo y esposa sin casarse legalmente?

Véanse las páginas 234-236, en la sección titulada "Matrimonio".

¿Qué

dice la Biblia acerca de la homosexualidad?

Rom. 1:24-27: "En conformidad con los deseos de sus corazones, Dios los entregó a la inmundicia, para que se deshonrasen sus cuerpos entre sí [...] Dios los entregó a apetitos sexuales vergonzosos, porque sus hembras cambiaron el uso natural de sí mismas a uno que es contrario a la naturaleza; y así mismo hasta los varones dejaron el uso natural de la hembra y se encendieron violentamente en su lascivia unos para con otros, varones con varones, obrando lo que es obsceno y recibiendo en sí mismos la recompensa completa, que se les debía por su error."

1 Tim. 1:9-11: "No se promulga la ley para el justo, sino para los desaforados e ingobernables, impíos y pecadores, [...] fornicadores, hombres que se acuestan con varones, [...] y cualquier otra cosa que esté en oposición a la enseñanza sana según las gloriosas buenas nuevas del Dios feliz." (Compárese con Levítico 20:13.)

Jud. 7: "Sodoma y Gomorra y las ciudades circunvecinas, después que ellas [...] [hubieron] ido en pos de carne para uso contranatural, son puestas delante de nosotros como ejemplo amonestador al sufrir el castigo judicial de fuego eterno." (El nombre Sodoma se ha convertido en la base de la palabra "sodomía", que generalmente denomina una práctica homosexual. Compárese con Génesis 19:4, 5, 24, 25.)

¿Cuál

es la actitud de los cristianos verdaderos para con los que tienen antecedentes de homosexualidad?

1 Cor. 6:9-11: "Ni fornicadores, ni idólatras, ni adúlteros, ni hombres que se tienen para propósitos contranaturales, ni hombres que se acuestan con hombres [...] heredarán el reino de Dios. Y sin embargo eso es lo que algunos de ustedes eran. Mas ustedes han sido lavados, mas ustedes han sido santificados, mas ustedes han sido declarados justos en el nombre de nuestro Señor Jesucristo y con el espíritu de nuestro Dios." (Prescindiendo de esos antecedentes, si las personas abandonan ahora sus prácticas inmundas anteriores, aplican las normas justas de Jehová y ejercen fe en Su provisión para el perdón de pecados mediante Cristo, pueden disfrutar de una posición de limpios delante de Dios. Después de reformarse, estas personas pueden ser acogidas en la congregación cristiana.)

Los cristianos verdaderos saben que hasta deseos incorrectos muy arraigados, entre ellos los que quizás tengan base genética o envuelvan causas físicas o factores ambientales, no son insuperables para personas que verdaderamente quieran agradar a Jehová. Algunas personas son por naturaleza sumamente emotivas. Tal vez en el pasado hayan dado rienda suelta a arrebatos de cólera, pero el conocimiento de la voluntad de Dios, el deseo de agradarle y la ayuda de Su espíritu les permiten desarrollar autodominio. Cierta persona quizás sea alcohólica, pero si tiene la debida motivación puede abstenerse de la bebida y así evitar la borrachera. De igual manera, una persona tal vez se sienta atraída vehementemente a otras del mismo sexo, pero si presta atención al consejo de la Palabra de Dios puede mantenerse limpia de prácticas homosexuales. (Véase Efesios 4:17-24.) Jehová no nos permite seguir creyendo que la conducta incorrecta realmente no importa; de manera bondadosa, pero firme, nos advierte de las consecuencias y suministra ayuda abundante a los que quieren 'desnudarse de la vieja personalidad con sus prácticas, y vestirse de la nueva personalidad'. (Col. 3:9, 10.)

¿Es

tal vez anticuado e innecesariamente restrictivo el punto de vista de la Biblia respecto a lo sexual?

1 Tes. 4:3-8: "Esto es voluntad de Dios [...] que se abstengan de la fornicación [...] Así, pues, el hombre que muestra desatención, no está desatendiendo a hombre, sino a Dios, que pone su espíritu santo en ustedes." (El punto de vista de la Biblia respecto a lo sexual no es sencillamente algo que desarrollaran ciertos humanos que vivieron muchos años atrás. Proviene del Creador de la humanidad; aclara lo que se requiere para tener Su aprobación; también provee pautas que contribuyen a que haya familias estables y relaciones sanas y felices fuera del círculo familiar. Los que aplican este consejo se protegen contra las profundas cicatrices emocionales y las enfermedades repugnantes que acompañan a la conducta inmoral. El consejo de la Biblia está muy al día respecto a suministrar lo que necesitan los que desean tener una conciencia limpia ante Dios y una vida sin frustraciones innecesarias.)

Si

alguien dice...

'¿Cuál

es su actitud para con la homosexualidad?'

Usted

pudiera contestar: 'Es el punto de vista que se expresa aquí en la Biblia. Me parece que lo que ella dice es más importante que cualquier opinión humana, ya que nos comunica los pensamientos del Creador de la humanidad (1 Cor. 6:9-11). Usted habrá notado que algunos de los que llegaron a ser cristianos practicaban antes la homosexualidad. Pero por su amor a Dios, y con la ayuda de Su espíritu, cambiaron'.

O

contestar: 'En contestación puedo decir que he notado que muchas personas que opinan que no se debe mirar con desaprobación el estilo de vida homosexual no creen que la Biblia sea la Palabra de Dios. ¿Puedo preguntarle qué cree usted de la Biblia?'. Si la persona afirma que tiene fe en la Biblia, usted tal vez pudiera añadir: 'La homosexualidad no es una cuestión nueva. La Biblia presenta el punto de vista inalterable de Jehová Dios en palabras muy claras. (Utilice quizás información de las páginas 362, 363)'. Si la persona expresa dudas en cuanto a la existencia de Dios o acerca de la Biblia, usted pudiera añadir: 'Si no hubiera Dios, es lógico que no tendríamos que rendirle cuentas, así que podríamos vivir como quisiéramos. De modo que la verdadera cuestión es: ¿Hay un Dios, y debo a él mi existencia [también, quizás: ¿Ha sido inspirada por Dios la Biblia?]? (Utilice ideas de las páginas 117-124 ó 61-71)'.

Sucesión

apostólica

Definición:

La doctrina de que los 12 apóstoles tienen sucesores a quienes se ha pasado autoridad por nombramiento divino. En la Iglesia Católica Romana se dice que los obispos, como grupo, son los sucesores de los apóstoles, y se afirma que el papa es el sucesor de Pedro. Se sostiene que los pontífices romanos son sucesores directos de Pedro, que ocupan la posición y efectúan las funciones de él, quien, según se afirma, recibió de Cristo la primacía de autoridad sobre toda la Iglesia. No es una enseñanza bíblica.

¿Fue

Pedro la "piedra" o "roca" sobre la cual se edificó la iglesia?

Mat. 16:18, BJ: "Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella." (Nótese en el contexto [vv.13, 20] que la consideración gira en torno de la identidad de Jesús.)

¿Quién

creían los apóstoles Pedro y Pablo que era la "roca", "la piedra angular"?

Hech. 4:8-11, BJ: "Pedro, lleno del Espíritu Santo, les dijo: 'Jefes del pueblo y ancianos, [...] ha sido por el nombre de Jesucristo Nazareno, a quien vosotros crucificasteis y a quien Dios resucitó de entre los muertos; por su nombre y no por ningún otro se presenta éste aquí sano delante de vosotros. Él es la piedra que vosotros, los constructores, habéis despreciado y que se ha convertido en piedra angular ["piedra del ángulo", TA].'"

1 Ped. 2:4-8, BJ: "Acercándoos a él [el Señor Jesucristo], piedra viva, [...] también vosotros, cual piedras vivas, entrad en la construcción de un edificio espiritual [...]. Pues está en la Escritura: He aquí que coloco en Sión una piedra angular, elegida, preciosa y el que crea en ella no será confundido. Para vosotros, pues, creyentes, el honor; pero para los incrédulos, la piedra que los constructores desecharon, en piedra angular se ha convertido, en piedra de tropiezo y roca de escándalo."

Efe. 2:20, BJ: "Edificados sobre el cimiento de los apóstoles y profetas, siendo la piedra angular Cristo mismo."

¿Qué

creía al respecto Agustín (visto por la Iglesia Católica como un santo)?

"En este mismo período de mi sacerdocio, también escribí un libro contra cierta carta de Donato [...] En un pasaje de este libro, dije respecto al Apóstol Pedro: 'Sobre él, como sobre una piedra, se edificó la Iglesia.' [...] Pero sé que con mucha frecuencia posteriormente, expliqué de este modo lo que dijo el Señor: 'Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia', que se debe entender que se edifica sobre Aquel a quien Pedro confesó cuando dijo: 'Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios vivo', y así Pedro, habiendo recibido su nombre en honor de esta piedra, representó a la persona de la Iglesia, que se edifica sobre esta piedra, y ha recibido 'las llaves del reino de los cielos'. Pues se le dijo: 'Tú eres Pedro', y no: 'Tú eres la piedra'. Pero 'la piedra era Cristo', de quien al hacer confesión —como hace confesión de él también toda la Iglesia— se llamó Pedro a Simón." (The Fathers of the Church—Saint Augustine, the Retractations [Los padres de la Iglesia... San Agustín, las Retractaciones], Washington, D.C.; 1968, traducido al inglés por Mary I. Bogan, libro I, pág. 90.)

¿Consideraban

los demás apóstoles que Pedro tuviera primacía sobre ellos?

Luc. 22:24-26, NC (1972): "Se suscitó entre ellos [los apóstoles] una contienda sobre quién de ellos había de ser tenido por mayor. El les dijo: Los reyes de las naciones imperan sobre ellas y los que ejercen la autoridad sobre las mismas son llamados bienhechores; pero no así vosotros." (Si Pedro hubiera sido "la piedra", ¿habría habido alguna duda en cuanto a quién entre ellos "había de ser tenido por mayor"?)

Puesto

que Jesucristo, el cabeza de la congregación, está vivo, ¿necesita sucesores?

Heb. 7:23-25, BJ: "Además, aquellos sacerdotes [de Israel] fueron muchos, porque la muerte les impedía perdurar. Pero éste [Jesucristo] posee un sacerdocio perpetuo porque permanece para siempre. De ahí que pueda también salvar perfectamente a los que por él se llegan a Dios, ya que está siempre vivo para interceder en su favor."

Rom. 6:9, BJ: "Sabiendo que Cristo, una vez resucitado de entre los muertos, ya no muere más."

Efe. 5:23, BJ: "Cristo es Cabeza de la Iglesia."

¿Qué

eran "las llaves" que fueron confiadas a Pedro?

Mat. 16:19, BJ: "A ti te daré las llaves del Reino de los Cielos; y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos."

En

Revelación, Jesús se refirió a una llave simbólica que él mismo utilizó para abrir oportunidades y extender privilegios a los humanos

Apo. (Rev.) 3:7, 8, BJ: "Esto dice el Santo, el Veraz, el que tiene la llave de David: si él abre, nadie puede cerrar; si él cierra, nadie puede abrir. [...] He abierto ante ti una puerta que nadie puede cerrar."

Pedro

utilizó las "llaves" que le fueron confiadas para abrir (a los judíos, samaritanos y gentiles) la oportunidad de recibir el espíritu de Dios con la perspectiva de entrar en el Reino celestial

Hech. 2:14-39, BJ: "Pedro, presentándose con los Once, levantó su voz y les dijo: 'Judíos y habitantes todos de Jerusalén [...] Dios ha constituido Señor y Cristo a este Jesús a quien vosotros habéis crucificado.' Al oír esto, dijeron con el corazón compungido a Pedro y a los demás apóstoles: '¿Qué hemos de hacer, hermanos?' Pedro les contestó: 'Convertíos y que cada uno de vosotros se haga bautizar en el nombre de Jesucristo, para remisión de vuestros pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo; pues la Promesa es para vosotros y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos, para cuantos llame el Señor Dios nuestro.'"

Hech. 8:14-17, BJ: "Al enterarse los apóstoles que estaban en Jerusalén de que Samaría había aceptado la Palabra de Dios, les enviaron a Pedro y a Juan. Éstos bajaron y oraron por ellos para que recibieran el Espíritu Santo; pues todavía no había descendido sobre ninguno de ellos; únicamente habían sido bautizados en el nombre del Señor Jesús. Entonces les imponían las manos y recibían el Espíritu Santo." (El versículo 20 indica que fue Pedro quien llevó la delantera en esta ocasión.)

Hech. 10:24-48, BJ: "Al siguiente día entró en Cesarea. Cornelio [un gentil incircunciso] los estaba esperando. [...] Entonces Pedro tomó la palabra [...] Estaba Pedro diciendo estas cosas cuando el Espíritu Santo cayó sobre todos los que escuchaban la Palabra."

¿Esperaba

el cielo hasta que Pedro tomaba las decisiones, y entonces seguía su dirección?

Hech 2:4, 14, BJ: "Quedaron todos llenos del Espíritu Santo y se pusieron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les concedía expresarse. [...] Entonces [después que Cristo, el cabeza de la congregación, los había movido mediante el espíritu santo] Pedro, presentándose con los Once, levantó su voz y les dijo [...]." (Véase el versículo 33.)

Hech. 10:19, 20, BJ: "Le dijo el Espíritu [a Pedro]: 'Ahí tienes unos hombres que te buscan. Baja, pues, al momento y vete con ellos [al hogar del gentil Cornelio] sin vacilar, pues yo los he enviado.'"

Compárese con Mateo 18:18, 19.

¿Es

Pedro quien juzga quién es merecedor de entrar en el Reino?

2 Tim. 4:1, BJ: "Cristo Jesús que ha de venir a juzgar a vivos y muertos."

2 Tim. 4:8, BJ: "Desde ahora me aguarda la corona de la justicia que aquel Día me entregará el Señor [Jesucristo], el justo Juez; y no solamente a mí, sino también a todos los que hayan esperado con amor su Manifestación."

¿Estuvo

Pedro en Roma?

En las Sagradas Escrituras se hace referencia a Roma en nueve versículos; ninguno de ellos dice que Pedro estuviera allí. Primera de Pedro 5:13 muestra que estaba en Babilonia. ¿Era esta una manera secreta de referirse a Roma? El que estuviera en Babilonia estaba de acuerdo con su asignación de predicar a los judíos (como se indica en Gálatas 2:9), puesto que había una numerosa población judía en Babilonia. Al considerar cómo se produjo el Talmud Babilonio, la Encyclopaedia Judaica (Jerusalén, 1971, tomo 15, col. 755) se refiere a las "grandes academias [del judaísmo] que había en Babilonia" durante la era común.

¿Se

ha podido reconstruir alguna línea ininterrumpida de sucesores desde Pedro hasta los papas del día moderno?

El jesuita John McKenzie escribió lo siguiente cuando ocupaba una cátedra de teología en Notre Dame: "No existen datos históricos que confirmen toda la cadena de sucesión de la autoridad eclesiástica" (The Roman Catholic Church [La Iglesia Católica Romana], Nueva York, 1969, pág. 4).

La New Catholic Encyclopedia reconoce: "[...] mucho de lo que tiene que ver con el desarrollo primitivo del episcopado está en oscuridad por la falta de documentos [...]" (1967, tomo 1, pág. 696).

Las

afirmaciones de haber recibido nombramiento divino no tienen valor alguno si los que las hacen no son obedientes a Dios ni a Cristo

Mat. 7:21-23, BJ: "No todo el que me diga: 'Señor, Señor', entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial. Muchos me dirán aquel Día: 'Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre expulsamos demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: '¡Jamás os conocí; apartaos de mí, agentes de iniquidad!'"

Véase también Jeremías 7:9-15.

¿Se

han adherido a las enseñanzas y prácticas de Jesucristo y sus apóstoles los que afirman ser sucesores de los apóstoles?

A

Catholic Dictionary declara: "La Iglesia Romana es Apostólica porque su doctrina es la fe que se reveló una vez a los Apóstoles; fe que ella guarda y explica sin añadirle ni quitarle" (Londres, 1957, W. E. Addis y T. Arnold, pág. 176). ¿Concuerda esto con los hechos?

La

identidad de Dios

"La Trinidad es el término que se utiliza para significar la doctrina central de la religión cristiana." (The Catholic Encyclopedia, 1912, tomo XV, pág. 47.)

"Ni la palabra Trinidad, ni la doctrina explícita como tal, aparecen en el Nuevo Testamento [...] La doctrina se desarrolló gradualmente durante varios siglos y pasando por muchas controversias." (The New Encyclopædia Britannica, 1976, Micropædia, tomo X, pág. 126.)

"Exegetas y teólogos bíblicos, entre ellos una creciente cantidad de católicos romanos, reconocen que no se debe hablar de trinitarismo en el Nuevo Testamento sin seria reserva. Hay también, en estrecho paralelo, el reconocimiento por historiadores del dogma y teólogos sistemáticos, de que cuando se habla de Trinitarismo pleno se pasa del período de los orígenes del cristianismo a, digamos, la última parte del siglo IV." (New Catholic Encyclopedia, 1967, tomo XIV, pág. 295.)

El

celibato del clero

En su encíclica Sacerdotalis Caelibatus (Celibato sacerdotal), de 1967, el papa Paulo VI confirmó el celibato como requisito para el clero, pero admitió que "el Nuevo Testamento, el cual conserva la enseñanza de Cristo y de los Apóstoles [...] no exige el celibato de los ministros sagrados [...] Jesús Mismo no lo hizo un requisito previo en Su selección de los Doce, y tampoco lo hicieron los Apóstoles para los que presidieron las primeras comunidades cristianas" (The Papal Encyclicals 1958-1981 [Las encíclicas papales 1958-1981], Falls Church, Va., E.U.A.; 1981, pág. 204).

1 Cor. 9:5, CI: "¿Es que no tenemos derecho a llevar con nosotros una mujer hermana [esposa cristiana (nota al pie de la página)], como hacen los demás apóstoles, y los hermanos del Señor y Cefas?" ("Cefas" es un nombre arameo que se dio a Pedro; sírvase ver Juan 1:42. Sírvase ver también Marcos 1:29-31, donde se hace referencia a la suegra de Simón o Pedro.)

1 Tim. 3:2, Str: "Mas es necesario que el obispo sea  [...] marido de una sola mujer ["casado una sola vez," CI]."

Antes de la era cristiana, el budismo exigía que sus sacerdotes y monjes fueran célibes (History of Sacerdotal Celibacy in the Christian Church [Historia del celibato sacerdotal en la Iglesia Cristiana], Londres, 1932, cuarta edición, revisada, Henry C. Lea, pág. 6). Aun desde fecha más temprana, se exigía que las órdenes superiores del sacerdocio babilonio observaran el celibato, dice el libro The Two Babylons [Las dos Babilonias], de A. Hislop (Nueva York, 1943, pág. 219).

1 Tim. 4:1-3, CI: "El Espíritu dice expresamente que en los últimos tiempos algunos apostatarán de la fe prestando atención a espíritus embusteros y enseñanzas de demonios [...] que prohibirán casarse."

Separados

del mundo

En 1965 el papa Paulo VI dijo en su discurso a las Naciones Unidas: "Los pueblos de la Tierra se vuelven a las Naciones Unidas como la última esperanza para la concordia y la paz; pretendemos presentar aquí, junto con nuestro propio tributo, el tributo de honor y esperanza de ellos" (The Pope's Visit [La visita papal], Nueva York, 1965, Informe especial publicado por la revista Time-Life, pág. 26).

Juan 15:19, BJ: "[Jesucristo dijo:] Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero, como no sois del mundo, porque yo al elegiros os he sacado del mundo, por eso os odia el mundo."

Sant. 4:4, BJ: "¿No sabéis que la amistad con el mundo es enemistad con Dios?"

El

recurrir a armas de guerra

El historiador católico E. I. Watkin escribe: "Aunque sea doloroso admitirlo, no podemos, en el interés de una falsa edificación o de lealtad falta de honradez, negar o pasar por alto el hecho histórico de que los obispos han apoyado consecuentemente todas las guerras que los gobiernos de sus respectivos países han librado. De hecho, no conozco ni siquiera un solo caso en el que la jerarquía nacional haya condenado alguna guerra por considerarla injusta [...] No importa cuál sea la teoría oficial, la máxima que los obispos católicos han seguido durante tiempos de guerra ha sido 'mi país siempre tiene razón'" (Morals and Missiles [La moralidad y los mísiles], Londres, 1959, edición por Charles S. Thompson, págs. 57, 58).

Mat. 26:52, BJ: "Dícele entonces Jesús: 'Vuelve tu espada a su sitio, porque todos los que empuñan la espada, a espada perecerán.'"

1 Juan 3:10-12, BJ: "En esto se reconocen los hijos de Dios y los hijos del Diablo: [...] no es de Dios [...] el que no ama a su hermano [...] Pues este es el mensaje que habéis oído desde el principio: que nos amemos unos a otros. No como Caín, que, siendo del Maligno, mató a su hermano."

A la luz de lo ya considerado, ¿muestran los hechos que los que afirman ser sucesores de los apóstoles realmente hayan enseñado lo que Cristo y sus apóstoles enseñaron, y que lo hayan practicado?

Sueños

Definición:

Los pensamientos o las imágenes mentales de una persona mientras duerme. En la Biblia se hace mención de sueños naturales, sueños procedentes de Dios y sueños que tienen que ver con la adivinación. (Job 20:8; Núm. 12:6; Zac. 10:2.)

¿Tienen

significado especial los sueños en nuestro tiempo?

¿Qué

han aprendido acerca de los sueños los investigadores?

"Todo el mundo sueña," dice The World Book Encyclopedia (1984, tomo 5, pág. 279). "La mayoría de los adultos sueñan por unos 100 minutos durante ocho horas de sueño." De modo que los sueños son una experiencia humana normal.

El doctor Allan Hobson, de la Facultad de Medicina de Harvard, dijo: "Son estímulos ambiguos que pueden interpretarse de cualquier manera, según la predisposición del terapeuta. Pero su significado se da según el punto de vista del interesado... no lo da el sueño mismo". Al informar sobre este tema, la sección científica "Science Times" del periódico The New York Times añadió: "Dentro de la escuela que atribuye gran valor a los sueños, existen muchos enfoques en lo que toca a descifrar el mensaje sicológico de un sueño, cada uno reflejando diferentes puntos de vistas teóricos. Un freudiano le hallará a un sueño cierto tipo de significado, mientras que un seguidor de las ideas de Jung le hallará otro, y un gestaltista le hallará otro más. [...] Pero la idea de que los sueños tengan algún significado sicológico es objeto de intenso ataque por parte de los neurocientíficos" (10 de julio de 1984, pág. C12).

¿Pueden

proceder de una fuente que no sea Dios los sueños que parecen impartir conocimiento especial?

Jer. 29:8, 9: "Esto es lo que ha dicho Jehová de los ejércitos [...]: 'No los engañen sus profetas que están en medio de ustedes y sus practicantes de adivinación, y no escuchen sus sueños que ellos están soñando. Porque "es en falsedad que ellos les están profetizando en mi nombre. Yo no los he enviado," es la expresión de Jehová.'"

El Harper's Bible Dictionary nos dice: "Los babilonios confiaban tanto en los sueños que la noche antes de tomar decisiones importantes dormían en templos, a la espera de recibir consejo. Los griegos que deseaban recibir instrucciones relativas a la salud dormían en los santuarios de Asclepio [cuyo emblema era una serpiente], y los romanos, en los templos de Serapis [a quien a veces se asociaba con una serpiente enroscada]. Los egipcios preparaban libros complejos para interpretar los sueños" (Nueva York, 1961, Madeleine Miller y J. Lane Miller, pág. 141).

En

el pasado Dios se valió de sueños para comunicar advertencias, instrucciones y profecías, pero ¿está proveyendo guía a su pueblo de esa manera hoy día?

En Mateo 2:13, 19, 20, 1 Reyes 3:5 y Génesis 40:1-8 se encuentran referencias a esos sueños que se originaron de Dios.

Heb. 1:1, 2: "Dios, que hace mucho habló en muchas ocasiones y de muchas maneras [incluso mediante sueños] a nuestros antepasados por medio de los profetas, al fin de estos días nos ha hablado a nosotros por medio de un Hijo [Jesucristo, cuyas enseñanzas están registradas en la Biblia]."

1 Cor. 13:8: "Sea que haya dones de profetizar [a veces Dios transmitía profecías a sus siervos mediante sueños], serán eliminados."

2 Tim. 3:16, 17: "Toda Escritura es inspirada de Dios y provechosa para enseñar [...] para que el hombre de Dios sea enteramente competente, estando completamente equipado para toda buena obra."

1 Tim. 4:1: "Sin embargo, la expresión inspirada dice definitivamente que en períodos de tiempo posteriores algunos se apartarán de la fe, prestando atención a expresiones inspiradas que extravían [las cuales a veces eran transmitidas mediante sueños] y a enseñanzas de demonios."

Sufrimiento

Definición:

La experiencia del que aguanta dolor o angustia. El sufrimiento puede ser físico, mental o emocional. Hay muchas cosas que pueden causar sufrimiento; por ejemplo, el daño que se ocasiona como resultado de la guerra y la avaricia comercial, los factores hereditarios adversos, las enfermedades, los accidentes, los "desastres naturales", los actos y las expresiones faltos de bondad por parte de otras personas, las presiones demoníacas, el darse cuenta de una calamidad inminente o la propia tontedad de uno. En esta sección se considerará el sufrimiento que resulta de estas diversas causas. No obstante, también alguien pudiera experimentar sufrimiento debido a su sensibilidad a la situación difícil de otras, o debido a la aflicción que le produzca observar la conducta impía.

¿Por

qué permite Dios el sufrimiento?

¿A

quién, en verdad, se debe culpar por él?

Los humanos son culpables por gran parte del sufrimiento. Pelean guerras, cometen crímenes, contaminan el ambiente, a menudo conducen sus negocios motivados hasta cierto grado por la avaricia más bien que por interés en el prójimo, y a veces desarrollan hábitos que saben que son nocivos para la salud. Cuando hacen estas cosas, perjudican a otros y se perjudican a sí mismos. ¿Debería esperarse que los humanos sean inmunes a las consecuencias de lo que hagan? (Gál. 6:7; Pro. 1:30-33.) ¿Es razonable culpar a Dios por las cosas que los humanos mismos hacen?

Satanás y sus demonios también llevan responsabilidad. La Biblia revela que gran parte del sufrimiento se debe a la influencia de espíritus inicuos. El sufrimiento por el cual muchas personas culpan a Dios no proviene de él en absoluto. (Rev. 12:12; Hech. 10:38; véanse también las páginas 356-358, en la sección "Satanás el Diablo".)

¿Cómo empezó el sufrimiento? Un examen de las causas enfoca nuestra atención en nuestros primeros padres humanos, Adán y Eva. Jehová Dios los creó perfectos y los puso en un lugar paradisíaco. Si hubieran obedecido a Dios, nunca habrían enfermado ni muerto. Pudieran haber disfrutado de vida humana perfecta para siempre. El sufrimiento no era parte del propósito de Dios para la humanidad. Pero Jehová le dijo claramente a Adán que el que él y Eva continuaran disfrutando de lo que Él les había dado dependía de que manifestaran obediencia. Obviamente tenían que respirar, comer, beber y dormir para seguir viviendo. Y tenían que cumplir con los requisitos morales de Dios para disfrutar plenamente de la vida y para ser favorecidos con vida para siempre. Pero ellos escogieron seguir su propio camino, fijar sus propias normas de lo bueno y lo malo, y así se apartaron de Dios, el Dador de la vida (Gén. 2:16, 17; 3:1-6). El pecado condujo a la muerte. Fue en su condición de pecadores como Adán y Eva produjeron hijos, y no pudieron pasar a su prole lo que ya no tenían. Todos sus descendientes nacieron en pecado, con inclinaciones hacia cometer lo malo, con debilidades que podían llevar a enfermedades, con una herencia pecaminosa que con el tiempo resultaría en la muerte. Debido a que todos los que estamos en la Tierra hoy día hemos nacido en pecado, todos experimentamos sufrimiento de diversas maneras. (Gén. 8:21; Rom. 5:12.)

Eclesiastés 9:11 dice que "el tiempo y el suceso imprevisto" también tienen que ver con lo que nos sucede. Puede ser que suframos daño, no porque el Diablo sea directamente responsable de ello, ni lo sea algún ser humano, sino porque por casualidad estemos en cierto lugar en un momento inoportuno.

¿Por

qué no hace Dios algo para traer alivio a la humanidad? ¿Por qué deberíamos sufrir todos por algo que hizo Adán?

En la Biblia Dios nos dice cómo podemos evitar mucho sufrimiento. Ha provisto el mejor consejo disponible sobre cómo se debe vivir. El ponerlo en práctica llena de significado nuestra vida, resulta en felicidad en la vida de familia, nos pone en asociación estrecha con personas que realmente se aman unas a otras y nos protege de prácticas que pudieran producirnos, innecesariamente, mucho dolor físico. Si rechazamos esa ayuda, ¿es justo culpar a Dios de las dificultades que nos acarreamos y que acarreamos a otras personas? (2 Tim. 3:16, 17; Sal. 119:97-105.)

Jehová ha hecho provisión para poner fin a todo sufrimiento. Creó perfecta a la primera pareja humana y amorosamente hizo toda provisión necesaria para que la vida les fuera agradable. Cuando ellos deliberadamente le dieron la espalda a Dios, ¿estaba Dios obligado a intervenir para proteger a los hijos de ellos de los efectos de lo que sus padres habían hecho? (Deu. 32:4, 5; Job 14:4.) Como bien sabemos, las parejas casadas pudieran experimentar los gozos que acompañan el tener hijos, pero también tienen responsabilidades. Las actitudes y acciones de los padres afectan a los hijos. Sin embargo, Jehová, como expresión de maravillosa bondad inmerecida, envió a la Tierra a su propio Hijo amado para que este diera su vida como rescate, y para suministrar socorro para los de la prole de Adán que con aprecio ejercieran fe en esa provisión (Juan 3:16). Como resultado, personas que viven hoy tienen la oportunidad de obtener lo que Adán perdió... vida humana perfecta, libre de sufrimiento, en una Tierra paradisíaca. ¡Qué generosa provisión es esa!

Vea también las páginas 321, 322, en la sección titulada "Rescate".

Pero

¿por qué habrá permitido un Dios de amor que el sufrimiento haya continuado por tanto tiempo?

¿Nos hemos beneficiado porque lo haya permitido hasta ahora? "No es lento Jehová respecto a su promesa, según lo que algunos consideran lentitud, sino que es paciente para con ustedes porque no desea que ninguno sea destruido, sino desea que todos alcancen el arrepentimiento" (2 Ped. 3:9). Si Dios hubiera ejecutado inmediatamente a Adán y Eva, a raíz de haber pecado ellos, ninguno de nosotros estaría vivo hoy. De seguro eso no es lo que hubiéramos querido. Además, si en una época posterior Dios hubiera destruido a todos los pecadores, nosotros no habríamos nacido. El que Dios haya permitido que este mundo pecaminoso haya existido hasta ahora nos ha dado la oportunidad de vivir y aprender Sus caminos, hacer los cambios necesarios en nuestra vida y aprovecharnos de Sus provisiones amorosas para la vida eterna. El que Jehová nos haya dado esta oportunidad es prueba de gran amor por parte de él. La Biblia muestra que Dios ha fijado un tiempo para destruir a este sistema inicuo, y lo destruirá pronto. (Hab. 2:3; Sof. 1:14.)

Dios puede reparar, y reparará, todo el daño que pudiera sobrevenirles a sus siervos en este sistema de cosas. Dios no es Quien está causando el sufrimiento. Pero Dios, mediante Jesucristo, resucitará a los muertos, sanará de todas sus enfermedades a las personas obedientes, erradicará todo vestigio del pecado y hasta borrará de nuestra mente el recuerdo de lo que hayamos sufrido anteriormente. (Juan 5:28, 29; Rev. 21:4; Isa. 65:17.)

El tiempo que ha transcurrido se ha necesitado para resolver las cuestiones que se suscitaron en Edén. Para más detalles, vea las páginas 357,  358, y también 195-197.

Nosotros personalmente deseamos alivio, liberación. Pero cuando Dios tome acción, tendrá que ser a favor de todos los que aman lo que es justo, no a favor de solo unas cuantas personas. Dios no es parcial. (Hech. 10:34.)

Ilustraciones: ¿No es cierto que un padre amoroso pudiera permitir que a un hijo suyo lo sometieran a una operación dolorosa debido a los resultados beneficiosos que resultarían de ello? Además, ¿no es cierto que las "soluciones rápidas" para las enfermedades dolorosas suelen ser solo superficiales? Con frecuencia se necesita más tiempo para eliminar la causa.

¿Por

qué no perdonó Dios a Adán y así evitó el terrible sufrimiento que la humanidad ha experimentado?

¿Hubiera evitado eso realmente el sufrimiento, o, en vez de ello, habría hecho responsable de él a Dios? ¿Qué sucede cuando un padre simplemente pasa por alto las malas acciones que deliberadamente cometen sus hijos en vez de tomar firmes medidas disciplinarias? A menudo los hijos se envuelven primero en cierta forma de proceder malo y luego en otra, y mucha de la responsabilidad de ello recae en el padre.

De igual manera, si Jehová hubiera perdonado el pecado deliberado de Adán, tal proceder en realidad habría hecho a Dios cómplice del acto malo que se había cometido. Eso no habría mejorado en absoluto las condiciones en la Tierra. (Compárese con Eclesiastés 8:11.) Además, hubiera resultado en falta de respeto hacia Dios por parte de sus hijos angelicales y habría significado que no habría base verdadera para tener esperanza de algo mejor. Pero una situación como esa nunca pudiera haber ocurrido, porque la justicia es un fundamento inalterable de la gobernación de Jehová. (Sal. 89:14.)

¿Por

qué permite Dios que algunos niños nazcan con graves defectos físicos y mentales?

Dios

no causa dichos defectos. Él creó perfecta a la primera pareja humana, con la capacidad de procrear hijos perfectos a su propia semejanza. (Gén. 1:27, 28.)

Hemos

heredado de Adán el pecado. Esa herencia lleva consigo la potencialidad de que haya defectos físicos o mentales (Rom. 5:12; para más detalles, véase la página 374). Heredamos el pecado desde el momento de la concepción en la matriz. Por esa razón el rey David escribió: "En pecado me concibió mi madre" (Sal. 51:5). Si Adán no hubiera pecado, solo se transmitirían rasgos deseables. (Para comentarios sobre Juan 9:1, 2, véanse las páginas 297, 298.)

Los

padres pueden causar daño a su prole que no ha nacido... por ejemplo, mediante el abuso de las drogas, o por fumar durante la preñez. Por supuesto, no es cierto que en todo caso la madre o el padre sea responsable de los defectos congénitos o de la mala salud de su prole.

Por

su amor, Jehová extiende a los hijos los beneficios del sacrificio redentor de Cristo. Por consideración a los padres que le sirven fielmente, Dios considera santos a los hijos pequeños de ellos (1 Cor. 7:14). Esto mueve a los padres que temen a Dios a cuidar de su propia relación con Dios, por interés amoroso en su prole. A los jóvenes que tienen suficiente edad para ejercer fe y demostrar obediencia a los mandamientos de Dios, Jehová les extiende el privilegio de tener una posición aprobada como sus siervos (Sal. 119:9; 148:12, 13; Hech. 16:1-3). Es digno de notarse que Jesús, quien fue un reflejo perfecto de su Padre, mostró interés especial en el bienestar de los jóvenes, y hasta levantó de entre los muertos a una niña. Sin duda él continuará haciendo eso como Rey Mesiánico. (Mat. 19:13-15; Luc. 8:41, 42, 49-56.)

¿Por

qué permite Dios que ocurran "desastres naturales", que causan mucho daño a la propiedad y a la vida?

Dios

no causa los terremotos, los huracanes, las inundaciones, las sequías ni las erupciones volcánicas que tan a menudo aparecen en las noticias hoy. Él no está usando estos medios para infligir castigo a ciertas personas. En gran parte, esos desastres son causados por las fuerzas naturales que han estado en funcionamiento desde la creación de la Tierra. La Biblia predijo que en nuestro día ocurrirían grandes terremotos y escaseces de alimentos, pero eso no significa que Dios o Jesucristo sean responsables de ello, como tampoco un meteorólogo es responsable del tiempo que pronostica. Puesto que estos desastres están ocurriendo junto con todos los demás sucesos que se predijeron en la señal compuesta de la conclusión de este sistema de cosas, son parte de la indicación de que las bendiciones del Reino de Dios están cerca. (Luc. 21:11, 31.)

A

menudo los humanos son en gran parte responsables del daño que les sobreviene. ¿De qué modo? Hasta cuando se les da advertencia con bastante tiempo de anticipación, mucha gente rehúsa salir de la zona de peligro, o no toma las precauciones debidas. (Pro. 22:3; compárese con Mateo 24:37-39.)

Dios

puede controlar tales fuerzas naturales. Dio a Jesucristo poder para calmar una tormenta en el mar de Galilea como ejemplo de lo que Él hará para la humanidad bajo Su Reino Mesiánico (Mar. 4:37-41). Al volverle la espalda a Dios, Adán rechazó tal intervención divina a favor de sí y de su prole. Las personas a quienes se concede vida durante el Reino Mesiánico de Cristo experimentarán tal cuidado amoroso, la clase de cuidado que solo un gobierno que haya recibido su poder de Dios puede brindar. (Isa. 11:9.)

¿Están

siendo castigadas por Dios debido a iniquidad las personas que sufren adversidad?

Los que violan las normas piadosas para la vida sí experimentan efectos malos (Gál. 6:7). A veces siegan rápidamente una cosecha amarga. En otros casos, pudiera parecer que prosperaran por mucho tiempo. En contraste, Jesucristo, quien nunca hizo nada malo, fue maltratado cruelmente y ejecutado. Por eso, en este sistema de cosas la prosperidad no debe considerarse como prueba de la bendición de Dios, ni debe considerarse la adversidad como prueba de Su desaprobación.

Cuando Job perdió sus posesiones y fue víctima de una enfermedad repugnante, ello no se debió a que fuera objeto de la desaprobación de Dios. La Biblia dice claramente que Satanás fue responsable de aquello (Job 2:3, 7, 8). Pero unos compañeros que vinieron a visitar a Job afirmaron que la situación difícil en que Job se hallaba probaba que él había hecho algo inicuo (Job 4:7-9; 15:6, 20-24). Jehová los censuró, diciendo: "Mi cólera se ha puesto ardiente contra ti [...] porque ustedes no han hablado concerniente a mí lo que es verídico como mi siervo Job". (Job 42:7.)

En realidad los inicuos pudieran prosperar por algún tiempo. Asaf escribió: "Llegué a tener envidia de los jactanciosos, cuando veía la mismísima paz de los inicuos. No se hallan siquiera en el penoso afán del hombre mortal, y no son plagados lo mismo que otros hombres. Escarnecen y hablan de lo que es malo; acerca de defraudar hablan en estilo elevado. ¡Mira! Estos son los inicuos, que están en desahogo indefinidamente. Han aumentado sus medios de mantenimiento". (Sal. 73:3, 5, 8, 12.)

El día de rendirle cuentas a Dios llegará. Entonces él castigará a los inicuos y los destruirá para siempre. Proverbios 2:21, 22 dice: "Los rectos son los que residirán en la tierra, y los exentos de culpa son los que quedarán en ella. En cuanto a los inicuos, ellos serán cortados de la mismísima tierra; y en cuanto a los traicioneros, ellos serán arrancados de ella". Entonces los justos, muchos de los cuales han sufrido adversidad, disfrutarán de salud perfecta y de una porción generosa de la abundante producción de la Tierra.

Si

alguien dice...

'¿Por

qué permite Dios todo este sufrimiento?'

Usted

pudiera contestar: 'Ese es un asunto que nos preocupa mucho a todos. ¿Pudiera preguntarle qué lo ha llevado a hacer esa pregunta hoy?'. Entonces pudiera añadir: 1) '(Use información de las páginas 373-376)'. 2) '(Use otros textos en que se anuncie alivio de la clase específica de situación que haya causado sufrimiento particularmente a la persona)'.

O

pudiera decir: (si lo que preocupa a las personas son las injusticias que se cometen en el mundo): 'La Biblia muestra por qué existen estas condiciones hoy día (Ecl. 4:1; 8:9). ¿Sabe usted que también muestra lo que Dios va a hacer para librarnos de estas condiciones? (Sal. 72:12, 14; Dan. 2:44.)'.

Otra

posibilidad: 'Evidentemente usted es una persona que cree en Dios. ¿Cree que Dios es amor?... ¿Cree que es sabio y todopoderoso?... Entonces él tiene que tener razones válidas para permitir el sufrimiento. La Biblia muestra cuáles son esas razones. (Vea las páginas 373-376)'.

Testigos

de Jehová

Definición:

La sociedad cristiana de alcance mundial de personas que se mantienen activas en dar testimonio con relación a Jehová Dios y Sus propósitos que afectan a la humanidad. Fundan sus creencias exclusivamente en la Biblia.

¿Qué

creencias de los testigos de Jehová los diferencian de otras religiones?

1)

 La Biblia: Los testigos de Jehová creen que toda la Biblia es la Palabra inspirada de Dios, y, en lugar de adherirse a un credo basado en la tradición humana, se adhieren a la Biblia como la norma para todas sus creencias.

2)

 Dios: Adoran a Jehová como el único Dios verdadero y hablan con libertad a otras personas acerca de Él y de Sus propósitos amorosos para con la humanidad. Cualquiera que testifica públicamente acerca de Jehová suele ser identificado como parte de este solo grupo... "los testigos de Jehová".

3)

 Jesucristo: No creen que Jesucristo sea parte de una Trinidad, sino que, como dice la Biblia, es el Hijo de Dios, el primero de las creaciones de Dios; que había existido antes de llegar a ser humano, y que su vida fue transferida del cielo a la matriz de una virgen, María; que su vida humana perfecta entregada en sacrificio hace posible la salvación para vida eterna a los que ejercen fe; que Cristo está gobernando activamente como Rey, con autoridad recibida de Dios sobre toda la Tierra desde 1914.

4)

 El Reino de Dios: Creen que el Reino de Dios es la única esperanza para la humanidad; que realmente es un gobierno; que pronto destruirá al inicuo sistema de cosas actual, del cual son parte todos los gobiernos humanos, y que introducirá un nuevo sistema en el que reinará la justicia.

5)

 La vida celestial: Creen que 144.000 cristianos que han recibido la unción del espíritu participarán con Cristo en su Reino celestial y gobernarán como reyes con él. No creen que el cielo sea la recompensa para todo el que es "bueno".

6)

 La Tierra: Creen que se cumplirá el propósito original de Dios para la Tierra; que la Tierra será totalmente poblada por adoradores de Jehová, y que estos podrán disfrutar de vida eterna en perfección humana; que hasta los muertos serán resucitados y tendrán la oportunidad de participar de estas bendiciones.

7)

 La muerte: Creen que los muertos no están conscientes de nada en absoluto; que no sufren ni dolor ni disfrutan de placer en alguna región espiritual; que solo existen en la memoria de Dios, de modo que la esperanza de vida futura de ellos está en una resurrección de entre los muertos.

8)

 Los últimos días: Creen que ahora, desde 1914, estamos viviendo en los últimos días de este inicuo sistema de cosas; que algunos de los que vieron los acontecimientos que ocurrieron en 1914 también verán la destrucción completa del mundo inicuo actual; que las personas que aman la justicia pasarán como sobrevivientes a una Tierra limpiada.

9)

 Separados del mundo: Se esfuerzan solícitamente por no ser parte del mundo, en conformidad con lo que Jesús aseguró acerca de sus verdaderos seguidores. Muestran verdadero amor cristiano a su prójimo, pero no participan en la política ni en las guerras de ninguna nación. Atienden las necesidades materiales de su familia, pero evitan el proceder mundano de darse a la búsqueda codiciosa de bienes materiales y de fama personal, y entregarse excesivamente a los placeres.

10)

 Aplican el consejo de la Biblia: Creen que es importante aplicar el consejo de la Palabra de Dios en la vida diaria ahora... en el hogar, en la escuela, en los negocios y en su congregación. Sin importar cuál haya sido su proceder anterior en la vida, uno puede llegar a ser testigo de Jehová si abandona las prácticas que la Palabra de Dios condena y si aplica el consejo piadoso de esta. Pero si después de eso alguien se da a la práctica del adulterio, la fornicación, la homosexualidad, el mal uso de drogas, la borrachera, la mentira o el robo, es expulsado de la organización.

(La lista anterior declara brevemente algunas de las creencias sobresalientes de los testigos de Jehová, pero estos no son de ninguna manera todos los puntos en los que sus creencias difieren de las de otros grupos. Mediante el Índice de este libro usted hallará la base bíblica para las creencias que se acaban de señalar.)

¿Son

los testigos de Jehová una religión estadounidense (americana)?

Son defensores del Reino de Dios, no del sistema político, económico o social de ninguna nación de este viejo mundo.

Es cierto que los testigos de Jehová tuvieron su comienzo de los tiempos modernos en los Estados Unidos. El que sus oficinas centrales estén ubicadas allí ha hecho posible que se imprima y envíe literatura bíblica a la mayor parte del mundo. Pero los testigos de Jehová no favorecen a una nación más que a otra; se hallan en toda nación, y tienen oficinas en muchas partes de la Tierra para supervisar su actividad en esas regiones.

Considere esto: Jesús, como judío, nació en Palestina, pero el cristianismo no es una religión palestina, ¿verdad? No es el lugar del nacimiento humano de Jesús el factor más importante que se debe considerar. Lo que Jesús enseñó provenía de su Padre, Jehová Dios, quien trata imparcialmente con gente de toda nación. (Juan 14:10; Hech. 10:34, 35.)

¿Cómo

se financia la obra de los testigos de Jehová?

Mediante contribuciones voluntarias, como sucedió en el caso de los cristianos primitivos (2 Cor. 8:12; 9:7). Jamás se hacen colectas en sus reuniones; nunca piden dinero al público. Las contribuciones que reciben por la literatura bíblica es para sufragar el costo de impresión y embarque.

A los Testigos no se les paga por ir de casa en casa ni por ofrecer literatura bíblica en las calles. El amor a Dios y a su prójimo los mueve a hablar acerca de las provisiones amorosas de Dios para la humanidad.

Una corporación religiosa legalmente registrada que los testigos de Jehová utilizan, la Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania, se constituyó en sociedad en 1884 en conformidad con la Ley para Sociedades No Lucrativas del Estado de Pensilvania, E.U.A. Por eso, por ley no puede ser, ni es, una empresa con fines de lucro, de modo que nadie se lucra personalmente mediante esta Sociedad. La carta constitucional de la Sociedad declara: "[La Sociedad] no contempla ganancia ni beneficio pecuniario, incidentalmente ni de otra manera, a sus miembros, directores ni oficiales".

¿Son

los testigos de Jehová una secta o "culto"?

Algunas personas definen secta como un grupo que se ha separado de una religión establecida. Otras personas aplican el término a un grupo que sigue a un líder o maestro humano particular. Por lo general el término se usa de manera despectiva. Los testigos de Jehová no son la ramificación de alguna iglesia; entre ellos hay personas que han venido de toda posición social y de muchos antecedentes religiosos. No tienen a ningún humano como caudillo; más bien, siguen a Jesucristo.

En algunos lugares se ha llamado "culto" a una religión a la que no se considera ortodoxa, o que da énfasis a la devoción según algún ritual prescrito. Muchos de estos "cultos" siguen a algún líder humano vivo, y a menudo los que los profesan viven en grupos que se apartan del resto de la sociedad. Sin embargo, la norma para lo que es ortodoxo debe ser la Palabra de Dios, y los testigos de Jehová se adhieren estrictamente a la Biblia. Su adoración es un modo de vivir, no una devoción ritualista. No siguen a ningún humano ni se aíslan del resto de la sociedad. Viven y trabajan entre otras personas.

¿Hasta

dónde se remonta la religión de los testigos de Jehová?

Según la Biblia, la línea de testigos de Jehová se remonta hasta el fiel Abel. Hebreos 11:4–12:1 dice: "Por fe Abel ofreció a Dios un sacrificio de mayor valor que Caín [...] Por fe Noé, habiéndosele dado advertencia divina de cosas todavía no contempladas, mostró temor piadoso [...] Por fe Abrahán, cuando fue llamado, obedeció saliendo a un lugar que él estaba destinado a recibir como herencia [...] Por fe Moisés, ya crecido, rehusó ser llamado hijo de la hija de Faraón, escogiendo ser maltratado con el pueblo de Dios más bien que disfrutar temporalmente del pecado [...] Pues, entonces, porque tenemos tan grande nube de testigos que nos rodea, quitémonos nosotros también todo peso y el pecado que fácilmente nos enreda, y corramos con aguante la carrera que está puesta delante de nosotros".

Con relación a Jesucristo, la Biblia declara: "Estas son las cosas que dice el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación por Dios". ¿De quién fue testigo Jesús? Él mismo dijo que había puesto de manifiesto el nombre de su Padre. Fue el principal testigo de Jehová. (Rev. 3:14; Juan 17:6.)

Es interesante el hecho de que algunos de los judíos se preguntaron si la actividad de Jesucristo representaba una "nueva enseñanza" (Mar. 1:27). Más tarde, algunos griegos pensaron que el apóstol Pablo estaba introduciendo una "nueva enseñanza" (Hech. 17:19, 20). Era nueva a los oídos de los que la estaban oyendo, pero lo importante era que era la verdad, en plena armonía con la Palabra de Dios.

La historia moderna de los testigos de Jehová comenzó con la formación de un grupo para estudiar la Biblia en Allegheny, Pensilvania, E.U.A., a principios de la década de los setenta del siglo pasado. Al principio se les conocía solo como Estudiantes de la Biblia, pero en 1931 adoptaron el nombre bíblico de testigos de Jehová (Isa. 43:10-12). Sus creencias y sus prácticas no son nuevas, sino una restauración del cristianismo del primer siglo.

¿Creen

los testigos de Jehová que su religión es la única religión verdadera?

La Biblia no concuerda con el punto de vista moderno de que haya muchas maneras aceptables de adorar a Dios. Efesios 4:5 dice que hay "un Señor, una fe". Jesús declaró: "Angosta es la puerta y estrecho el camino que conduce a la vida, y pocos son los que la hallan. [...] No todo el que me dice: 'Señor, Señor,' entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos". (Mat. 7:13, 14, 21; véase también 1 Corintios 1:10.)

En varias ocasiones las Escrituras se refieren al cuerpo de enseñanzas de los cristianos verdaderos como "la verdad," y del cristianismo se dice que es el "camino de la verdad" (1 Tim. 3:15; 2 Juan 1; 2 Ped. 2:2). Puesto que los testigos de Jehová basan todas sus creencias, sus normas de conducta y sus procedimientos de organización en la Biblia, la fe que tienen en la Biblia misma como la Palabra de Dios les da la convicción de que lo que poseen ciertamente es la verdad. Por eso su postura o posición no es egoísta, sino que demuestra la confianza que tienen en que la Biblia es la norma correcta con la cual se debe medir la religión que uno practique. No son egocéntricos, sino que están deseosos de compartir con otras personas sus creencias.

¿No

siguen también la Biblia otras religiones?

Muchas la usan hasta cierto grado. Pero ¿realmente enseñan y practican lo que la Biblia contiene? Considere: 1) De muchas de sus traducciones de la Biblia han removido, miles de veces, el nombre del Dios verdadero. 2) La doctrina de la Trinidad, su concepto de Dios mismo, ha sido tomado de fuentes paganas y fue desarrollado hasta su forma actual siglos después de haberse terminado de escribir la Biblia. 3) Su creencia en la inmortalidad del alma humana como la base para una vida que continúa no procede de la Biblia; tiene sus raíces en la antigua Babilonia. 4) El tema de la predicación de Jesús fue el Reino de Dios, y él envió a sus discípulos a hablar personalmente a otras personas acerca de ese Reino; pero rara vez mencionan las iglesias hoy día ese Reino, y sus miembros no están haciendo la obra de predicar "estas buenas nuevas del Reino" (Mat. 24:14). 5) Jesús dijo que se podría identificar fácilmente a sus seguidores verdaderos por su amor abnegado de unos para con otros. ¿Es eso lo que se observa entre las religiones de la cristiandad cuando las naciones van a la guerra? 6) La Biblia dice que los discípulos de Cristo no serían parte del mundo, y advierte que cualquiera que quiere ser amigo del mundo se hace enemigo de Dios; pero las iglesias de la cristiandad y sus miembros están profundamente implicados en los asuntos políticos de las naciones (Sant. 4:4). En vista de tal registro, ¿se puede decir honradamente que en verdad se adhieren a la Biblia?

¿Cómo

llegan los testigos de Jehová a su explicación de la Biblia?

Un factor clave es que los Testigos en verdad creen que la Biblia es la Palabra de Dios y que lo que contiene está allí para nuestra instrucción (2 Tim 3:16, 17; Rom 15:4; 1 Cor. 10:11). De modo que no recurren a argumentos filosóficos para evadir sus declaraciones claras de la verdad ni para justificar el modo de vivir de personas que han abandonado las normas morales bíblicas.

Al señalar al significado del lenguaje simbólico de la Biblia, dejan que la Biblia provea su propia explicación, más bien que presentar sus teorías en cuanto al significado (1 Cor. 2:13). Por lo general en otras partes de la Biblia se hallan indicaciones en cuanto al significado simbólico de los términos. (A modo de ejemplo, sírvase ver Revelación 21:1; entonces, con relación al significado de "mar", sírvase leer Isaías 57:20. Para identificar al "Cordero" que se menciona en Revelación 14:1, véanse Juan 1:29 y 1 Pedro 1:19.)

En cuanto al cumplimiento de las profecías, aplican lo que Jesús dijo acerca de estar alerta respecto a los acontecimientos que corresponden con lo que se predijo. (Luc. 21:29-31; compárese con 2 Pedro 1:16-19.) Señalan concienzudamente a esos acontecimientos y llaman la atención a lo que la Biblia indica que significan.

Jesús dijo que tendría en la Tierra un "esclavo fiel y discreto" (sus seguidores ungidos como grupo), agencia por medio de la cual él proveería el alimento espiritual a los que componen la casa de la fe (Mat. 24:45-47). Los testigos de Jehová reconocen dicho arreglo. Como sucedía entre los cristianos del primer siglo, ellos esperan que el cuerpo gobernante o junta administrativa de esa clase del "esclavo" resuelva las cuestiones y preguntas difíciles... no fundándose en la sabiduría humana, sino mediante su conocimiento de la Palabra de Dios y los tratos de Dios con sus siervos, y con la ayuda del espíritu de Dios, por el cual hacen intensa oración. (Hech. 15:1-29; 16:4, 5.)

¿Por

qué ha habido cambios en las enseñanzas de los testigos de Jehová en el transcurso de los años?

La Biblia muestra que Jehová hace posible que sus siervos comprendan Sus propósitos de manera progresiva (Pro. 4:18; Juan 16:12). Así, los profetas a quienes Dios inspiró para escribir porciones de la Biblia no entendieron el significado de todo lo que escribieron (Dan. 12:8, 9; 1 Ped. 1:10-12). Los apóstoles de Jesucristo se dieron cuenta de que había mucho que ellos no comprendían en su tiempo (Hech. 1:6, 7; 1 Cor. 13:9-12). La Biblia muestra que habría gran aumento en el conocimiento de la verdad durante "el tiempo del fin" (Dan. 12:4). A menudo sucede que, a medida que se va adquiriendo más conocimiento hay que hacer ajustes en el modo de pensar. La humildad hace que los testigos de Jehová estén dispuestos a hacer dichos ajustes.

¿Por

qué predican de casa en casa los testigos de Jehová?

Jesús predijo para nuestro día esta obra: "Estas buenas nuevas del reino se predicarán en toda la tierra habitada para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin". También dio esta instrucción a sus seguidores: "Vayan y hagan discípulos de gente de todas las naciones". (Mat. 24:14; 28:19.)

Cuando envió a sus primeros discípulos, Jesús les dio instrucciones de ir a los hogares de la gente (Mat. 10:7, 11-13). El apóstol Pablo dijo con relación a su ministerio: "No me retraje de decirles ninguna de las cosas que fueran de provecho, ni de enseñarles públicamente y de casa en casa". (Hech. 20:20, 21; véase también Hechos 5:42.)

El mensaje que los Testigos proclaman tiene que ver con la vida de las personas; los Testigos quieren estar seguros de que no pasan por alto a nadie (Sof. 2:2, 3). Visitan las casas movidos por el amor... primero a Dios, y también a su prójimo.

En una conferencia de líderes religiosos en España se hizo la siguiente observación: "Quizá [las iglesias] descuiden con exceso lo que precisamente constituye la preocupación máxima de los Testigos: la visita domiciliaria, que entra dentro de la metodología apostólica de la iglesia primitiva. Mientras las iglesias, en no pocas ocasiones, se limitan a construir sus templos, tocar las campanas para atraer a la gente y a predicar en el interior de los lugares de culto, [los Testigos] siguen la táctica apostólica de ir de casa en casa y de aprovechar todas las ocasiones de testimonear". (El Catolicismo, Bogotá, Colombia, 14 de septiembre de 1975, pág. 14.)

Pero

¿por qué visitan vez tras vez los Testigos hasta las casas de personas que son de otra fe?

Ellos no obligan a otras personas a aceptar su mensaje. Pero saben que las personas se mudan a nuevas residencias y que las circunstancias de las personas cambian. Hoy puede ser que una persona esté demasiado ocupada para escuchar; en otra ocasión puede que gustosamente tome tiempo para escuchar. Un miembro de la familia quizás no esté interesado, pero otros pudieran estarlo. Las personas mismas cambian; problemas serios de la vida pudieran llevar a algunas a notar su necesidad espiritual. (Véase también Isaías 6:8, 11, 12.)

¿Por

qué se persigue a los testigos de Jehová y se habla mal de ellos?

Jesús dijo: "Si el mundo los odia, saben que me ha odiado a mí antes que los odiara a ustedes. Si ustedes fueran parte del mundo, el mundo le tendría afecto a lo que es suyo. Ahora bien, porque ustedes no son parte del mundo, sino que yo los he escogido del mundo, a causa de esto el mundo los odia" (Juan 15:18, 19; véase también 1 Pedro 4:3, 4). La Biblia muestra que el mundo entero yace bajo el control de Satanás; él es el principal instigador de la persecución. (1 Juan 5:19; Rev. 12:17.)

Jesús también dijo a sus discípulos: "Serán objeto de odio de parte de toda la gente por causa de mi nombre" (Mar. 13:13). El vocablo "nombre" aquí significa lo que Jesús es oficialmente, el Rey Mesiánico. La persecución sobreviene porque los testigos de Jehová anteponen los mandatos de él a los de todo gobernante humano.

Si

alguien dice...

'¿Por

qué no participan ustedes en ayudar a hacer al mundo (a la comunidad) un mejor lugar en el cual vivir?'

Usted

pudiera contestar: 'Es obvio que las condiciones de la comunidad son importantes para usted, y lo son para mí también. Permítame preguntarle: ¿Qué problema cree usted que debería estar entre los primeros a los cuales dar atención?' Entonces pudiera añadir: '¿Por qué cree que ha llegado a ser tan importante dar atención a eso?... Obviamente, el que se dé atención inmediata al asunto puede ser provechoso, pero estoy seguro de que usted concordará conmigo en que nos gustaría ver mejoras que duraran por largo tiempo. Ese es el enfoque que nosotros los testigos de Jehová damos al asunto. (Explique lo que hacemos para ayudar a las personas a aplicar en su vida los principios bíblicos para llegar a la raíz del asunto en el nivel personal; además, lo que el Reino de Dios hará y por qué este resolverá permanentemente el problema para la humanidad)'.

O

contestar: '(Después de abarcar algunos puntos de la respuesta anterior...) Algunas personas contribuyen al mejoramiento de la comunidad dando dinero; otras lo hacen ofreciendo sus servicios voluntariamente. Los testigos de Jehová lo hacen de ambas maneras. Permítame explicarle'. Entonces pudiera añadir: 1) 'Para ser testigo de Jehová uno tiene que pagar concienzudamente los impuestos; eso provee dinero al gobierno para que dé los servicios que se necesitan'. 2) 'Vamos más allá, y visitamos los hogares de la gente y les ofrecemos un estudio de la Biblia sin costo. Cuando las personas se familiarizan con lo que la Biblia dice, aprenden a aplicar los principios bíblicos y a hacer frente a sus problemas'.

Otra

posibilidad: 'Me alegro de que haya sacado a relucir el asunto. Muchas personas jamás preguntan para saber lo que los testigos de Jehová en realidad están haciendo en cuanto a los asuntos de la comunidad. Es obvio que hay más de una manera de ofrecer ayuda'. Entonces pudiera añadir: 1) 'Hay quienes lo hacen estableciendo instituciones... hospitales, hogares para ancianos, centros de rehabilitación para los usuarios de drogas, y así por el estilo. Otros quizás se ofrezcan voluntariamente para ir a los hogares de la gente y ayudar debidamente según lo que puedan hacer. Eso es lo que los testigos de Jehová hacen'. 2) 'Hemos descubierto que hay algo que puede transformar todo el punto de vista de la persona con relación a la vida, y eso es el conocimiento de lo que la Biblia muestra que es el verdadero propósito de la vida y lo que el futuro encierra'.

Una

sugerencia adicional: 'Agradezco que haya hecho la pregunta. Todos quisiéramos ver que las condiciones mejoraran, ¿no es cierto? Permítame preguntarle: ¿Qué cree usted acerca de lo que Jesucristo hizo? ¿Diría usted que la manera como él ayudó a las personas fue práctica?... Nosotros tratamos de seguir su ejemplo'.

'Se

supone que los cristianos sean testigos de Jesús, no de Jehová'

Usted

pudiera contestar: 'Ese punto que usted menciona me parece interesante. Y usted está en lo correcto al decir que tenemos la responsabilidad de ser testigos de Jesús. Por esa razón en nuestras publicaciones se da énfasis al papel que Jesús desempeña en el propósito de Dios. (Puede usar algún libro reciente o una revista para demostrar esto.) Pero fíjese en esto, que quizás sea un pensamiento nuevo para usted (Rev. 1:5)... ¿De quién fue Jesús "el Testigo Fiel"? (Juan 5:43; 17:6.)... Jesús dio el ejemplo que debemos imitar, ¿no es cierto?... ¿Por qué es tan importante que lleguemos a conocer tanto a Jesús como a su Padre? (Juan 17:3)'.

Tierra

Definición:

El término "tierra" tiene más de un sentido en las Escrituras. Por lo general entendemos que se refiere al planeta mismo, el cual Jehová dotó abundantemente de modo que pudiera sostener la vida humana con el objeto de que nuestra vida nos satisficiera a plenitud. No obstante, debe comprenderse que el término "tierra" también puede usarse en sentido figurado; por ejemplo, puede referirse a la gente que vive en este planeta o a una sociedad humana que tenga ciertas características.

¿Será

destruido el planeta Tierra en una guerra nuclear?

¿Qué

muestra la Biblia acerca del propósito de Dios respecto a la Tierra?

Mat. 6:10: "Venga tu reino. Efectúese tu voluntad, como en el cielo, también sobre la tierra."

Sal. 37:29: "Los justos mismos poseerán la tierra, y residirán para siempre sobre ella."

Véanse también Eclesiastés 1:4 y Salmo 104:5.

Puesto

que las naciones no toman muy en cuenta el propósito de Dios, ¿hay la posibilidad de que de todos modos pudieran arruinar la Tierra y hacerla completamente inhabitable?

Isa. 55:8-11: "[La expresión de Jehová es:] Porque como los cielos son más altos que la tierra, así mis caminos son más altos que los caminos de ustedes, y mis pensamientos que los pensamientos de ustedes. [...] Mi palabra [...] no volverá a mí sin resultados, sino que ciertamente hará aquello en que me he deleitado, y tendrá éxito seguro en aquello para lo cual la he enviado."

Isa. 40:15, 26: "¡Mira! [Desde el punto de vista de Jehová Dios] Las naciones son como una gota de un cubo; y como la capa tenue de polvo en la balanza han sido estimadas. [...] 'Levanten sus ojos a lo alto y vean [el Sol, la Luna y los miles de millones de estrellas]. ¿Quién ha creado estas cosas? Es Aquel que está sacando el ejército de ellas aun por número, todas las cuales él llama aun por nombre. Debido a la abundancia de energía dinámica, él también siendo vigoroso en poder, ninguna de ellas falta.'" (La energía nuclear que las naciones han desarrollado inspira temor al hombre. Pero miles de millones de estrellas emplean energía nuclear a una proporción que se nos hace incomprensible. ¿Quién creó y controla todos estos cuerpos celestes? ¿No puede Él evitar que las naciones utilicen sus armas nucleares de un modo que pudiera estorbar Su propósito? El hecho de que Dios lo haría se ilustra por la destrucción que causó a las fuerzas militares de Egipto cuando Faraón quiso impedir la liberación de Israel. [Éxo. 14:5-31.])

Rev. 11:17, 18: "Te damos gracias, Jehová Dios, el Todopoderoso, El que eres y que eras, porque has tomado tu gran poder y has empezado a gobernar como rey. Pero las naciones se airaron, y vino tu propia ira, y el tiempo señalado [...] para causar la ruina de los que están arruinando la tierra."

¿Destruirá

Dios mismo la Tierra por fuego?

¿Está

apoyado ese punto de vista por el texto de 2 Pedro 3:7, 10 (VV, 1960)? "Los cielos y la tierra que existen ahora, están reservados por la misma palabra, guardados para el fuego en el día del juicio y de la perdición ["destrucción," VM] de los hombres impíos. El día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas ["quemadas (alcanzadas por el fuego)", PB, BC; "desaparecerán", NBE; "se harán manifiestas", NAB; "quedará al descubierto", CI; "serán descubiertas", NM]." (Nota: El Códice Sinaítico y el MS Vaticano 1209, ambos del siglo IV E.C., dicen: "serán descubiertas". Manuscritos posteriores, el Códice Alejandrino del siglo V y la recensión clementina de la Vulgata del siglo XVI, dicen: "serán quemadas".)

¿Indica

el texto de Revelación 21:1 (VV, 1960) que nuestro planeta haya de ser destruido? "Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron y el mar ya no existía más."

Para

ser correcta, la explicación de estos versículos tiene que concordar con el contexto y con el resto de la Biblia

Si estos textos (2 Pedro 3:7, 10 y Revelación 21:1) significan que la Tierra literal ha de ser consumida por fuego, entonces los cielos literales (las estrellas y otros cuerpos celestes) también han de ser destruidos por fuego. No obstante, es imposible armonizar tal punto de vista literal con la garantía que se registra en textos bíblicos como Mateo 6:10, Salmos 37:29 y 104:5 y también Proverbios 2:21, 22. Además, puesto que el Sol y las estrellas ya son cuerpos intensamente calientes, ¿qué efecto podría tener sobre ellos el fuego? Así que el término "tierra" que se usa en los textos supracitados tiene que entenderse en otro sentido.

En Génesis 11:1, Primero de Reyes 2:1, 2, Primero de Crónicas 16:31, Salmo 96:1, etc., el término "tierra" se usa en sentido figurativo, con referencia al género humano, a la sociedad humana. ¿Pudiera ser ese el caso respecto a 2 Pedro 3:7, 10 y Revelación 21:1?

Nótese que, en el contexto, en 2 Pedro 3:5, 6 (también 2:5, 9), se establece un paralelo con el Diluvio de los días de Noé, en el cual se destruyó a la sociedad humana inicua, pero Noé y su familia, como también el globo terráqueo, fueron preservados. Así mismo, en 2 Pedro 3:7 se registra que los que recibirán destrucción serán los "hombres impíos". El punto de vista de que "la tierra" se refiere aquí a la sociedad humana inicua concuerda plenamente con el resto de la Biblia, como se puede ver por los textos bíblicos supracitados. Es esa "tierra" simbólica, o sociedad humana inicua, la que es "descubierta", o sea, Jehová abrasará como por fuego todo disfraz, exponiendo así la iniquidad de la sociedad humana inicua y mostrando que tal sociedad merece destrucción total. Esa inicua sociedad de humanos también es "la primera tierra" a que se hace referencia en Revelación 21:1 (VV, 1960).

En conformidad con el resto de la Biblia, la expresión de Jesús que se registra en Lucas 21:33 ("el cielo y la tierra pasarán, pero [...]") debe entenderse a la luz de la declaración análoga en Lucas 16:17 ("Más fácil es que pasen el cielo y la tierra que [...]"); ambas sencillamente recalcan lo imposibles que son las situaciones que se presentan. (Véase también Mateo 5:18.)

¿Serán

llevados al cielo los justos y luego traídos de vuelta a la Tierra una vez que los inicuos sean destruidos?

¿Está

apoyado ese punto de vista por el texto de Revelación 21:2, 3? Allí dice: "Vi también la santa ciudad, la Nueva Jerusalén, que descendía del cielo desde Dios y preparada como novia adornada para su esposo. Con eso oí una voz fuerte desde el trono decir: '¡Mira! La tienda de Dios está con la humanidad, y él residirá con ellos, y ellos serán sus pueblos. Y Dios mismo estará con ellos'". (Puesto que Dios "residirá" con la humanidad y "estará con ellos", ¿significa esto que Dios se convertirá en un Ser de carne, o humano? Imposible, pues Jehová dijo a Moisés: "Ningún hombre puede verme y sin embargo vivir" [Éxo. 33:20]. En conformidad con ésto, entonces, los miembros de la Nueva Jerusalén no regresarán a la Tierra como seres físicos. Entonces, ¿en qué sentido "estará con" la humanidad Dios, y cómo 'descenderá del cielo' la Nueva Jerusalén? No hay duda de que Génesis 21:1 arroja cierta luz sobre el asunto, pues allí dice que Dios "visitó" a Sara y la bendijo con un hijo en su vejez. Éxodo 4:31 nos dice que Dios 'visitó' a Israel enviándole a Moisés como libertador. Lucas 7:16 dice, que mediante el ministerio de Jesús, Dios 'visitó' a su pueblo. [Todas estas citas son tomadas de VM y VV (1960).] Otras traducciones usan la expresión: Dios 'dirigió su atención' a su pueblo [NM] o 'trató con misericordia a su pueblo' [FF]. Por eso, Revelación 21:2, 3 debe significar que Dios 'visitará' a la humanidad, o estará con ella, por medio de la Nueva Jerusalén celestial, mediante la cual los humanos obedientes serán bendecidos.)

Pro. 2:21, 22, VV (1960): "Los rectos habitarán la tierra, y los perfectos ["inocentes", TA] permanecerán en ella, mas los impíos serán cortados de la tierra, y los prevaricadores serán de ella desarraigados." (Nótese que no dice que los inocentes regresarán a la Tierra, sino que "permanecerán en ella".)

¿Ha

cambiado el propósito original de Dios para la Tierra?

Gén. 1:27, 28: "Procedió Dios a crear al hombre a su imagen, a la imagen de Dios lo creó; macho y hembra los creó. Además, los bendijo Dios y les dijo Dios: 'Sean fructíferos y háganse muchos y llenen la tierra y sojúzguenla, y tengan en sujeción los peces del mar y las criaturas volátiles de los cielos y toda criatura viviente que se mueve sobre la tierra.'" (Así Dios señaló su propósito de llenar la Tierra con la prole de Adán y Eva para que ellos cuidaran del paraíso global. Después que Dios hubo diseñado esta Tierra de manera tan magnífica para ser habitada por humanos, haciéndola singular entre todos los planetas que el hombre ha podido examinar con sus telescopios y naves espaciales, ¿sencillamente abandonó el Creador su propósito, y lo dejó para siempre sin cumplir, debido al pecado de Adán?)

Isa. 45:18: "Esto es lo que ha dicho Jehová, el Creador de los cielos, Él, el Dios verdadero, el Formador de la tierra y el Hacedor de ella, Él, Aquel que la estableció firmemente, que no la creó sencillamente para nada, que la formó aun para ser habitada: 'Yo soy Jehová, y no hay ningún otro.'" (Véase también Isaías 55:10, 11.)

Si

nadie morirá jamás en el Nuevo Orden de Dios, ¿cómo cabrá toda la gente en la Tierra?

Tenga presente que cuando Dios declaró su propósito para con la Tierra, él dijo: "Sean fructíferos y háganse muchos y llenen la tierra" (Gén. 1:28). Dios dio al hombre la facultad de procrearse, y cuando Su propósito al respecto se cumpla, Él puede hacer que cese la procreación en la Tierra.

¿A

qué clase de personas bendecirá Dios con vida sin fin en la Tierra?

Sof. 2:3: "Busquen a Jehová, todos ustedes los mansos de la tierra, los que han practicado Su propia decisión judicial. Busquen justicia, busquen mansedumbre. Probablemente sean ocultados en el día de la cólera de Jehová."

Sal. 37:9, 11: "Los que esperan en Jehová son los que poseerán la tierra. [...] Los mansos mismos poseerán la tierra, y verdaderamente hallarán su deleite exquisito en la abundancia de paz."

Traducción

del Nuevo Mundo

Definición:

Una traducción de las Sagradas Escrituras que un comité de testigos ungidos de Jehová hizo directamente del hebreo, arameo y griego al inglés moderno. Respecto a su obra, ellos se han expresado de la siguiente manera: "Los traductores de esta obra, quienes temen y aman al Autor Divino de las Santas Escrituras, sienten para con Él una responsabilidad especial de transmitir Sus pensamientos y declaraciones con la mayor exactitud posible. También sienten responsabilidad para con los lectores dados a la investigación que dependen de una traducción de la Palabra inspirada del Dios Altísimo para su salvación eterna". La edición en inglés de esta traducción se publicó originalmente por partes, desde 1950 hasta 1960. Las ediciones en otros idiomas se han basado en la traducción al inglés.

¿Sobre

qué se basa la "Traducción del Nuevo Mundo"?

Como base para traducir las Escrituras Hebreas se usaron las ediciones de 1951-1955 del texto de la Biblia Hebraica de Rudolf Kittel. La edición de 1984 en inglés de la Traducción del Nuevo Mundo se benefició de ser actualizada en armonía con la Biblia Hebraica Stuttgartensia de 1977. Además, se consultaron los Rollos del Mar Muerto y numerosas versiones primitivas en otros idiomas. Para las Escrituras Griegas Cristianas se usó principalmente el texto maestro griego de 1881 preparado por Westcott y Hort, pero se consultaron otros textos maestros así como muchas versiones antiguas en otros idiomas.

¿Quiénes

fueron los traductores?

Cuando presentó como regalo los derechos de publicación de su traducción, el Comité de Traducción de la Biblia del Nuevo Mundo pidió que sus miembros permanecieran anónimos. La Sociedad Watch Tower Bible and Tract of Pennsylvania ha aceptado su petición. Los traductores no buscaban prominencia para sí, sino solo honrar al Autor Divino de las Santas Escrituras.

A través de los años, otros comités de traducción han adoptado un punto de vista similar. Por ejemplo, la sobrecubierta de la Edición con Referencias (1971) de la New American Standard Bible declara: "No hemos usado el nombre de ningún docto como referencia o para recomendaciones porque creemos que la Palabra de Dios debe ser juzgada por sus propios méritos".

¿Es

realmente una obra erudita esta traducción?

Puesto que los traductores han preferido permanecer anónimos, esta pregunta no puede ser contestada en términos de la preparación académica que ellos tengan. La traducción tiene que ser evaluada por sus propios méritos.

¿Qué

clase de traducción es esta? En primer lugar, es una traducción exacta y, en gran parte, literal de los idiomas originales. No es una paráfrasis libre, en la que los traductores omitan detalles que consideren de poca importancia y añadan ideas que crean que han de ser útiles. Como ayuda para los estudiantes, varias ediciones suministran una cantidad extensa de notas que muestran lecturas diferentes donde legítimamente las expresiones pueden traducirse de más de una manera, también una lista de los manuscritos antiguos particulares en que se basan ciertas lecturas que se presentan.

Puede que algunos versículos no presenten la misma lectura a que alguien esté acostumbrado. ¿Cuál manera de verter estos versículos es la correcta? Se invita a los lectores a examinar el apoyo que brindan los manuscritos que se citan en las notas de la edición con referencias, en inglés, de la Traducción del Nuevo Mundo, lea las explicaciones que se dan en el apéndice y compare con otras traducciones la lectura que se presenta. Generalmente se hallará que otros traductores también han visto la necesidad de expresar el asunto de la misma manera.

¿Por

qué se usa el nombre Jehová en las Escrituras Griegas Cristianas?

Debe notarse que la Traducción del Nuevo Mundo no es la única Biblia que hace esto. El nombre divino aparece en traducciones de las Escrituras Griegas Cristianas al hebreo, en pasajes donde se cita directamente de las Escrituras Hebreas inspiradas. The Emphatic Diaglott (1864) contiene el nombre Jehová 18 veces. Versiones de las Escrituras Griegas Cristianas en por lo menos otros 38 idiomas también usan una forma vernácula del nombre divino.

El énfasis que Jesucristo dio al nombre de su Padre indica que él, personalmente, por lo general lo usaba (Mat. 6:9; Juan 17:6, 26). Según Jerónimo, del siglo IV E.C., el apóstol Mateo escribió su Evangelio primero en hebreo, y en ese Evangelio se hacen numerosas citas de pasajes de las Escrituras Hebreas que contienen el nombre divino. Otros escritores de las Escrituras Griegas Cristianas citaron de la Septuaginta griega, o Versión de los Setenta —una traducción de las Escrituras Hebreas al griego, iniciada alrededor de 280 a. de la E.C.—, cuyas primeras copias contenían el nombre divino en caracteres hebreos, como lo muestran fragmentos de ella que se han conservado.

El profesor George Howard, de la Universidad de Georgia (E.U.A.), escribió: "Puesto que el Tetragrámaton [cuatro letras hebreas para el nombre divino] todavía se escribía en las copias de la Biblia griega que componía las Escrituras de la iglesia primitiva, es razonable creer que los escritores del N[uevo] T[estamento], al citar de la Escritura, conservaron el Tetragrámaton en el texto bíblico". (Journal of Biblical Literature, marzo de 1977, pág. 77.)

¿A

qué se debe que aparentemente falten algunos versículos?

Esos versículos, que se hallan en algunas traducciones, no aparecen en los manuscritos bíblicos más antiguos que hay disponibles. Una comparación con otras traducciones modernas, tales como la Biblia de Jerusalén, católica, muestra que otros traductores también han reconocido que los versículos en cuestión no son parte de la Biblia. En algunos casos fueron tomados de otra parte de la Biblia y añadidos al texto que copiaba algún escriba.

Si

alguien dice...

'Ustedes

tienen su propia Biblia'

Usted

pudiera contestar: '¿Qué traducción de la Biblia tiene usted? ¿Es... (enumere unas cuantas en su idioma)? Pues, fíjese, hay muchas traducciones'. Entonces pudiera añadir: 'Con gusto usaré la traducción que usted prefiera. Pero quizás le interese saber por qué me gusta especialmente la Traducción del Nuevo Mundo. Es debido a su lenguaje moderno y entendible, y porque los traductores se apegaron estrechamente a lo que dice en los idiomas en que originalmente se escribió la Biblia'.

O

contestar: 'Lo que usted dice me hace pensar que usted tiene una Biblia en su casa. ¿Qué traducción de la Biblia usa usted?... ¿Le sería posible traerla?'. Entonces pudiera añadir: 'Para todos nosotros, prescindiendo de la traducción que usemos, en Juan 17:3 Jesús recalcó algo importante que debemos tener presente, como usted puede ver aquí en su propia Biblia...'.

Otra

posibilidad: 'Hay muchas traducciones de la Biblia. Nuestra Sociedad anima a usar una variedad de ellas para hacer comparaciones y ayudar a los estudiantes a captar el verdadero sentido de las Escrituras. Como quizás usted sepa, la Biblia fue escrita originalmente en hebreo, arameo y griego. Por tanto, agradecemos lo que los traductores han hecho para verterla en nuestro idioma. ¿Qué traducción de la Biblia usa usted?'.

Una

sugerencia adicional: 'Evidentemente usted es una persona que ama la Palabra de Dios. Así que estoy seguro de que le interesaría saber cuál es una de las grandes diferencias entre la Traducción del Nuevo Mundo y otras versiones. Esta tiene que ver con el nombre de la persona más importante de que hablan las Escrituras. ¿Sabe quién es?'. Entonces pudiera añadir: 1) '¿Sabe usted que el nombre personal de él aparece unas 7.000 veces en la Biblia en el hebreo original... más veces que cualquier otro nombre?'. 2) '¿Importa el que usemos el nombre personal de Dios o no? Pues bien, ¿tiene usted amigos íntimos cuyos nombres no sepa?... Si queremos tener una relación personal con Dios, el saber Su nombre es un importante paso inicial. Note lo que Jesús dijo en Juan 17:3, 6. (Sal. 83:18)'.

Trinidad

Definición:

La doctrina central de religiones de la cristiandad. De acuerdo con el Credo Atanasiano hay tres divinas Personas (el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo), y se dice que cada una es eterna, cada una es todopoderosa, ninguna es mayor ni menor que la otra, y cada una es Dios, y que, no obstante, juntas son un solo Dios. Otras declaraciones del dogma dan énfasis a que estas tres "Personas" no son seres o individuos separados y distintos, sino que son tres manifestaciones en que existe la esencia divina. Así, pues, algunos trinitarios dan énfasis a su creencia de que Jesucristo es Dios, o de que Jesús y el Espíritu Santo son Jehová. No es una enseñanza bíblica.

¿Qué

origen tiene la doctrina de la Trinidad?

The

New Encyclopædia Britannica dice: "Ni la palabra Trinidad, ni la doctrina explícita como tal, aparecen en el Nuevo Testamento; tampoco se propusieron Jesús y sus seguidores contradecir el Shema del Viejo Testamento: 'Oye, oh Israel: El Señor nuestro Dios es un Señor' (Deu. 6:4). [...] La doctrina se desarrolló gradualmente en el transcurso de varios siglos y en medio de muchas controversias. [...] Pero a fines del siglo IV [...] la doctrina de la Trinidad adquirió básicamente la forma que ha mantenido desde entonces" (1976, Micropædia, tomo X, pág. 126).

La New Catholic Encyclopedia declara: "La formulación 'un solo Dios en tres Personas' no quedó firmemente establecida, y ciertamente no se asimiló por completo en la vida cristiana ni en su confesión de fe, antes del fin del siglo IV. Pero es precisamente esta formulación la que originalmente reclama el título de el dogma trinitario. Entre los Padres Apostólicos, no había existido nada que siquiera remotamente se acercara a tal mentalidad o perspectiva" (1967, tomo XIV, pág. 299).

En The Encyclopedia Americana leemos: "El cristianismo se derivó del judaísmo y el judaísmo era estrictamente unitario [creía que Dios era una sola persona]. El camino que llevó de Jerusalén a Nicea difícilmente fue recto. El trinitarismo del siglo IV no reflejó con exactitud la enseñanza del cristianismo primitivo respecto a la naturaleza de Dios; manifestó, al contrario, un desvío de esta enseñanza" (1956, tomo XXVII, pág. 294L).

De acuerdo con el Nouveau Dictionnaire Universel: "La trinidad de Platón, en sí meramente un rearreglo de trinidades más antiguas que se remontan hasta pueblos más primitivos, parece ser la trinidad racional de atributos de índole filosófica que dio origen a las tres hipóstasis o personas divinas respecto de las cuales enseñan las iglesias cristianas. [...] El concepto que tuvo este filósofo griego [Platón, del siglo IV a. de la E.C.] de la divina trinidad [...] puede encontrarse en todas las religiones antiguas [del paganismo]" (París, 1865-1870, edición dirigida por M. Lachâtre, tomo 2, pág. 1467).

En su diccionario bíblico en inglés, Dictionary of the Bible, John L. McKenzie, S.J., dice: "La trinidad de personas dentro de la unidad de naturaleza se define en términos de 'personas' y 'naturaleza', los cuales son términos filosóficos g[rie]gos; en realidad estos términos no aparecen en la Biblia. Las definiciones trinitarias surgieron como resultado de largas controversias en las cuales ciertos teólogos aplicaron erróneamente a Dios estos términos y otros, tales como 'esencia' y 'sustancia'" (Nueva York, 1965, pág. 899).

Aunque,

como lo reconocen los trinitarios, ni la palabra "Trinidad" ni una declaración del dogma trinitario se encuentran en la Biblia, ¿se encuentran en ella los conceptos incorporados en dicho dogma?

¿Enseña

la Biblia que el "Espíritu Santo" sea una persona?

Quizás parezca que algunos textos particulares en los que se hace referencia al espíritu santo indiquen personalidad. Por ejemplo, se hace referencia al espíritu santo como a un ayudante (pa·ra´kle·tos, en griego; "Consolador", FS; "Abogado", NBE, NC) que 'enseña', 'testifica', 'habla' y 'oye' (Juan 14:16, 17, 26; 15:26; 16:13). Pero otros textos dicen que ciertas personas fueron 'llenas' de espíritu santo, que algunas fueron 'bautizadas' con él o 'ungidas' con él (Luc. 1:41; Mat. 3:11; Hech. 10:38). Está claro que estas referencias al espíritu santo no corresponden a una persona. Para comprender lo que la Biblia en conjunto enseña, hay que considerar todos estos textos. ¿Cuál es la conclusión razonable? Que los primeros textos citados aquí emplean lenguaje figurado para personificar al espíritu santo de Dios, su fuerza activa, así como la Biblia también personifica la sabiduría, el pecado, la muerte, el agua y la sangre. (Véanse también las págs. 136, 137, en la sección "Espíritu".)

Las Sagradas Escrituras nos dicen el nombre personal del Padre... Jehová. Nos informan que el Hijo es Jesucristo. Pero en ningún lugar de las Escrituras se aplica un nombre personal al espíritu santo.

Hech. 7:55, 56 informa que a Esteban se le dio una visión del cielo en la que vio "a Jesús de pie a la diestra de Dios". Pero no se menciona que viera al espíritu santo. (Véanse también Revelación 7:10; 22:1, 3.)

La New Catholic Encyclopedia admite: "La mayor parte de los textos del N[uevo] T[estamento] revelan que el espíritu de Dios es algo, no alguien; esto se ve especialmente en el paralelismo entre el espíritu y el poder de Dios" (1967, tomo XIII, pág. 575). También informa: "Los apologistas [escritores griegos cristianos del siglo II] hablaron con demasiado titubeo respecto al Espíritu; con cierta medida de expectación, acaso se podría decir de manera demasiado impersonal" (tomo XIV, pág. 296).

¿Concuerda

la Biblia con los que enseñan que el Padre y el Hijo no son seres separados y distintos?

Mat. 26:39, VV (1977): "Adelantándose un poco, se postró [Jesucristo] rostro en tierra, orando y diciendo: Padre mío, si es posible pase de mí esta copa; sin embargo, no se haga como yo quiero, sino como tú." (Si el Padre y el Hijo no fueran individuos distintos, dicha oración habría carecido de significado. Jesús hubiera estado orándose a sí mismo, y necesariamente la voluntad de él habría sido la voluntad de su Padre.)

Juan 8:17, 18, VV (1977): "[Jesús contestó a los fariseos judíos:] En vuestra ley está escrito que el testimonio de dos hombres es verdadero. Yo soy el que doy testimonio de mí mismo, y el Padre que me envió da también testimonio de mí." (Por eso, Jesús definitivamente se refirió a sí mismo como un ser separado y distinto del Padre.)

Véanse también las páginas 204, 205, en la sección titulada "Jehová".

¿Enseña

la Biblia que todos los que supuestamente son parte de la Trinidad sean eternos, que no hayan tenido principio?

Col. 1:15, 16, VV (1977): "El cual [Jesucristo] es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. Porque por él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra." ¿En qué sentido es Jesucristo "el primogénito de toda creación"? 1) Los trinitarios dicen que aquí "primogénito" significa principal, excelentísimo, el más distinguido; así se entendería que Cristo no es parte de la creación, sino el más distinguido con relación a los que sí habían sido creados. Si así es, y si la doctrina de la Trinidad es cierta, ¿por qué no se dice también que el Padre y el espíritu santo sean primogénitos de toda la creación? Pero la Biblia aplica esa expresión solo al Hijo. De acuerdo con el significado corriente de "primogénito", esta palabra indica que Jesús es el mayor de la familia de hijos de Jehová. 2) Antes de Colosenses 1:15, la expresión "primogénito de" aparece más de 30 veces en la Biblia, y en cada caso que se aplica a criaturas vivientes aplica el mismo sentido... el primogénito es parte del grupo. "El primogénito de Israel" es uno de los hijos de Israel; "el primogénito de Faraón" es uno de la familia de Faraón; "los primogénitos del ganado" son ellos mismos ganado. Entonces, ¿qué hace que algunos atribuyan un sentido diferente a esta palabra en Colosenses 1:15? ¿Es el uso que se le da en la Biblia, o es una creencia a la que ya se adhieren y para la cual procuran prueba? 3) ¿Excluye Colosenses 1:16, 17 (TA, 1925) a Jesús de haber sido creado cuando dice que "todas las cosas fueron creadas por él mismo [...] y todas subsisten por él"? La palabra griega que aquí se vierte "todas las cosas" es pan´ta, forma declinada de pas. En Lucas 13:2, TA (1925), se vierte esta palabra "todos los demás"; FS dice "los demás"; NC dice "los otros". (Véanse también Lucas 21:29 en TA y Filipenses 2:21 en CI.) En armonía con todo lo demás que la Biblia dice acerca del Hijo, NM asigna el mismo significado a pan´ta en Colosenses 1:16, 17, de modo que dice, en parte: "Por medio de él todas las otras cosas fueron creadas [...] Todas las otras cosas han sido creadas mediante él y para él". Así se muestra que él es un ser creado, parte de la creación producida por Dios.

Rev. 1:1; 3:14, VV (1977): "Revelación de Jesucristo, que Dios le dio [...] 'Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: Esto dice el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio [griego: ar·khe´] de la creación de Dios.'" (VM, NC, NBE, NM y otras vierten esto de manera parecida.) ¿Es correcto verterlo así? Hay quienes adoptan el parecer de que lo que el texto quiere decir es que el Hijo fue 'el que principió la creación de Dios', que él fue su 'fuente original'. Pero el Greek-English Lexicon de Liddell y Scott (Oxford, 1968, página 252) da "principio" como el primer significado de la palabra ar·khe´. La conclusión lógica es que aquel cuyas palabras se citan en Revelación 3:14 es una creación —el primero de lo que ha sido creación de Dios— que tuvo principio. Compárese con Proverbios 8:22, donde —y en esto concuerdan muchos comentaristas de la Biblia— se representa al Hijo como la sabiduría personificada. De acuerdo con EMN, EH y BJ, se dice que el que allí habla fue 'creado'.)

En sentido profético, con referencia al Mesías, Miqueas 5:2 (VM) dice que su "procedencia es de antiguo tiempo, desde los días de la eternidad". VV (1977) dice: "Sus orígenes son desde el principio, desde los días de la eternidad". ¿Significa esto que él y Dios sean el mismo? Es notable que, en vez de decir "días de la eternidad", FS vierte la expresión hebrea mediante la expresión "días antiguos"; NC, "días de muy remota antigüedad"; NM, "días de tiempo indefinido". A la luz de Revelación 3:14, que ya se ha considerado, Miqueas 5:2 no prueba que Jesús no haya tenido principio.

¿Enseña

la Biblia que ninguno de los que —según se dice— están incluidos en la Trinidad sea mayor o menor que el otro, que todos sean iguales, que todos sean todopoderosos?

Mar. 13:32, VV (1977): "De aquel día o de aquella hora, nadie sabe, ni los ángeles en el cielo, ni el Hijo, sino sólo el Padre." (Claro, no sería así si el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo fueran coiguales y constituyeran una sola Divinidad. Además, si —conforme sugieren algunos— la naturaleza humana del Hijo le impedía tener conocimiento al respecto, todavía se tiene que preguntar: ¿Por qué no lo sabía el Espíritu Santo?)

Mat. 20:20-23, VV (1977): "La madre de los hijos de Zebedeo [...] le dijo [a Jesús]: Ordena que en tu reino se sienten estos dos hijos míos, el uno a tu derecha, y el otro a tu izquierda. Entonces Jesús, respondiendo, dijo: [...] A la verdad, mi copa beberéis [...] pero el sentarse a mi derecha y a mi izquierda, no es mío darlo, sino a aquellos para quienes está preparado por mi Padre." (¡Qué extraño es esto si —conforme afirman algunos— Jesús es Dios! ¿Estuvo Jesús contestando aquí simplemente conforme a su "naturaleza humana"? Si, como dicen los trinitarios, Jesús era verdaderamente "Hombre-Dios" —tanto Dios como hombre, no una sola cosa o la otra— ¿realmente sería consecuente recurrir a dicha explicación? ¿No muestra más bien Mateo 20:23 que el Hijo no es igual al Padre, que el Padre ha reservado ciertos privilegios para sí mismo?)

Mat. 12:31, 32, VV (1977): "Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres; mas la blasfemia contra el Espíritu no les será perdonada. A cualquiera que diga alguna palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; pero al que la diga contra el Espíritu Santo, no le será perdonado ni en esta época ni en la venidera." (Si el Espíritu Santo fuera una persona y fuera Dios, este texto sería una contradicción rotunda de la doctrina de la Trinidad, porque significaría que de algún modo el Espíritu Santo sería mayor que el Hijo. Más bien, lo que Jesús dijo muestra que el Padre, a quien pertenecía el "Espíritu", es mayor que Jesús, el Hijo del hombre.)

Juan 14:28, VV (1977): "[Jesús dijo:] Si me amarais, os alegraríais, porque he dicho que voy al Padre; porque el Padre es mayor que yo."

1 Cor. 11:3, VV (1977): "Quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo." (Es patente, pues, que Cristo no es Dios, y que Dios es de rango superior al de Cristo. Debe notarse que esto se escribió alrededor de 55 E.C., unos 22 años después que Jesús había regresado al cielo. Por eso la verdad que se declara aquí aplica a la relación entre Dios y Cristo en el cielo.)

1 Cor. 15:27, 28, VV (1977): "Todas las cosas las sometió [Dios] debajo de sus pies [los de Jesús]. Y cuando dice que todas las cosas han sido sometidas a él, claramente se exceptúa aquel que sometió a él todas las cosas. Y cuando todas las cosas le estén sometidas, entonces también el Hijo mismo se someterá al que le sometió a él todas las cosas, para que Dios sea todo en todos."

Tanto la palabra hebrea Shad·dai´ como la palabra griega Pan·to·kra´tor se traducen "Todopoderoso". Ambas palabras de los lenguajes bíblicos originales se aplican en muchas ocasiones a Jehová, el Padre (Éxo. 6:3; Rev. 19:6). Jamás se aplica ninguna de estas expresiones al Hijo ni al espíritu santo.

¿Enseña

la Biblia que sea Dios cada uno de los que —según se afirma— es parte de la Trinidad?

Jesús dijo en oración: "Padre, [...] ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado" (Juan 17:1-3, VV [1977]; bastardillas nuestras). (La mayor parte de los traductores usan aquí la expresión "único Dios verdadero" con referencia al Padre. Str dice: "Solo Dios verdadero". Nadie puede ser "el único Dios verdadero", el "solo Dios verdadero", si hay otros dos que sean Dios al mismo grado que él, ¿verdad? Cualesquier otros seres a quienes se llame "dioses" tienen que ser: o falsos, o simplemente un reflejo del Dios verdadero.)

1 Cor. 8:5, 6, VV (1977): "Aunque haya algunos que se llamen dioses, sea en el cielo, o en la tierra (como hay muchos dioses y muchos señores), para nosotros, sin embargo, sólo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para él; y un solo Señor, Jesucristo, por medio del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de él." (Aquí se presenta al Padre como el "un Dios" de los cristianos y en una clase que lo distingue de Jesucristo.)

1 Ped. 1:3, VV (1977): "Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo." (Varias veces, aun después del ascenso de Jesús al cielo, las Escrituras se refieren al Padre como "el Dios" de Jesucristo. En Juan 20:17, después de la resurrección de Jesús, él mismo se refirió al Padre como "mi Dios". Luego, cuando estuvo en el cielo, conforme se registra en Revelación 3:12, él nuevamente usó la misma expresión. Pero no se dice nunca en la Biblia que el Padre se haya referido al Hijo como "mi Dios"; y ni el Padre ni el Hijo se refieren al espíritu santo como "mi Dios".)

Para comentarios sobre los textos bíblicos que algunos utilizan para probar que Cristo es Dios, vea las páginas 209-213, en la sección titulada "Jesucristo".

En Theological Investigations (Investigaciones teológicas) Karl Rahner, S.J., admite: "Θεός [Dios] aún no se usa nunca para el Espíritu", y: "ο θεός [literalmente: el Dios] nunca se usa en el Nuevo Testamento para hablar acerca del πνευμα αγιον [espíritu santo]" (Baltimore, Md.; 1961, traducido del alemán, tomo I, págs. 138, 143).

¿Proporcionan

base sólida para el dogma de la Trinidad cualesquiera de los textos bíblicos que usan los trinitarios para apoyar su creencia?

La persona que realmente esté procurando saber la verdad acerca de Dios no va a examinar la Biblia con la esperanza de hallar un texto que pueda interpretar como algo que encaje o cuadre con lo que cree. Quiere saber lo que la misma Palabra de Dios dice. Quizás halle algunos textos que ella piense que puedan leerse de más de una manera, pero al compararlos con otras declaraciones bíblicas sobre el mismo asunto su significado se hará claro. Desde el principio debería notarse que la mayor parte de los textos que se utilizan como "prueba" de la Trinidad en realidad solo mencionan a dos personas, no a tres; de modo que hasta si la explicación trinitaria de los textos fuera correcta, estos no probarían que la Biblia enseña que hay una Trinidad. Considere lo siguiente:

(A no ser que se indique lo contrario, todos los textos citados en la siguiente porción vienen de VM.)

Textos

en los que un título que pertenece a Jehová se aplica a Jesucristo o se afirma que es aplicable a Jesús

Alfa y Omega: ¿A quién pertenece debidamente este título? 1) En Revelación 1:8 se dice que pertenece a Dios, el Todopoderoso. En el versículo 11 de acuerdo con VV (1977) este título se aplica a uno que, según la descripción que de él se da, resulta luego ser Jesucristo. Pero los escriturarios reconocen que la referencia que se hace a Alfa y Omega en el versículo 11 es espuria, y por eso no aparece en VM, BJ, CI, TA, NC. 2) Muchas traducciones de Revelación al hebreo reconocen que aquel a quien se describe en el versículo 8 es Jehová, y por eso restituyen el nombre personal de Dios allí. Véase NM, 1984, edición con referencias, en inglés. 3) Revelación 21:6, 7 indica que los cristianos que son victoriosos en sentido espiritual han de ser 'hijos' de aquel a quien se conoce como el Alfa y la Omega. Jamás se dice eso respecto a la relación que tienen con Jesucristo los cristianos que son ungidos con el espíritu. Jesús los llamó sus 'hermanos' (Heb. 2:11; Mat. 12:50; 25:40). Pero a esos 'hermanos' de Jesús se les llama "hijos de Dios" (Gál. 3:26; 4:6). 4) En Revelación 22:12, TEV inserta el nombre Jesús, de modo que parezca que la referencia al Alfa y la Omega del versículo 13 aplica a él. Pero el nombre Jesús no aparece allí en el griego, y otras traducciones no lo incluyen. 5) En Revelación 22:13 también se dice que el Alfa y la Omega es "el primero y el último", expresión que se aplica a Jesús en Revelación 1:17, 18. De modo similar, la expresión "apóstol" se aplica tanto a Jesucristo como a algunos de sus seguidores. Pero esto no prueba que sean la misma persona ni que sean de igual rango o nivel, ¿verdad? (Heb. 3:1.) Por eso, las pruebas llevan a la conclusión de que el título "Alfa y Omega" aplica al Dios Todopoderoso, el Padre, no al Hijo.

Salvador: Muchas veces las Escrituras llaman Salvador a Dios. En Isaías 43:11 Dios mismo dice: "Fuera de mí no hay Salvador". Puesto que a Jesús también se le llama Salvador, ¿son lo mismo Dios y Jesús? De ninguna manera. Tito 1:3, 4 habla de "Dios nuestro Salvador", y entonces de "Dios nuestro Padre y de Cristo Jesús nuestro Salvador". De modo que los dos son salvadores. Judas 25 (BJ) muestra cuál es la relación entre los dos al decir: "Al Dios único, nuestro Salvador, por medio de Jesucristo, nuestro Señor". (Las bastardillas son nuestras.) (Vea también Hechos 13:23.) En Jueces 3:9 la misma palabra hebrea (moh·shi´a‛, vertida "salvador" o "libertador") que se usa en Isaías 43:11 se aplica a Otniel, juez de Israel, pero eso ciertamente no quería decir que Otniel fuera Jehová, ¿verdad? Al leer Isaías 43:1-12, el lector se da cuenta de que el versículo 11 significa que solo Jehová fue Quien proporcionó salvación, o liberación, para Israel; dicha salvación no provino de ninguno de los dioses de las naciones circunvecinas.

Dios: En Isaías 43:10 Jehová dice: "Antes de mí no fue formado Dios alguno, ni después de mí habrá otro". ¿Significa esto que, puesto que a Jesucristo se le llama proféticamente "Poderoso Dios" en Isaías 9:6, Jesús tiene que ser Jehová? De nuevo, la respuesta basada en el contexto es: ¡No! Ninguna de las naciones gentiles idólatras formó un dios antes de Jehová, porque nadie existió antes de Jehová. Tampoco en el futuro formarían ningún dios vivo y verdadero que pudiera profetizar (Isaías 46:9, 10). Pero esto no significa que Jehová nunca haya dado existencia a alguien a quien debidamente se llame un dios (Sal. 82:1, 6; Juan 1:1, NM). En Isaías 10:21 (BJ) se llama "Dios poderoso" a Jehová, como se llama a Jesús en Isaías 9:6, pero solo a Jehová se le llama alguna vez "Dios Todopoderoso". (Gén. 17:1.)

Si cierto título o frase descriptiva se halla en más de un lugar en las Escrituras, nunca se debería concluir apresuradamente que siempre se refiere a la misma persona. Tal razonamiento nos llevaría a concluir que Nabucodonosor fue Jesucristo, porque a ambos se llama "rey de reyes" (Dan. 2:37; Rev. 17:14); y que los discípulos de Jesús de hecho fueron Jesucristo, porque a él y a ellos se llama "la luz del mundo" (Mat. 5:14; Juan 8:12). Siempre debemos considerar el contexto y cualesquier otros casos en que aparezca la misma expresión en la Biblia.

Aplicación

a Jesucristo, por escritores bíblicos inspirados, de pasajes de las Escrituras Hebreas que claramente tienen aplicación a Jehová

¿Por qué se cita Isaías 40:3 en Juan 1:23 y se aplican las palabras de este texto a lo que hizo Juan el Bautizante al preparar el camino para Jesucristo, en vista de que es patente que en Isaías 40:3 se está considerando la preparación del camino ante Jehová? Esto se debe a que Jesús representó a su Padre. Vino en el nombre de su Padre y tenía la garantía de que su Padre siempre estaba con él, porque hacía las cosas que agradaban a su Padre. (Juan 5:43; 8:29.)

¿Por qué se cita Salmo 102:25-27 en Hebreos 1:10-12 y se aplica al Hijo, cuando el salmo dice que está dirigido a Dios? Esto se debe a que el Hijo es aquel mediante el cual Dios efectuó las obras de creación que el salmista describe allí. (Véanse Colosenses 1:15, 16 y Proverbios 8:22, 27-30.) Debe notarse que en Hebreos 1:5b se hace una cita de 2 Samuel 7:14 y esta se aplica al Hijo de Dios. Aunque el texto tuvo aplicación primeramente a Salomón, el que se aplicara después a Jesucristo no significa que Salomón y Jesús fueran el mismo individuo. Jesús es "mayor que Salomón" y efectúa una obra que fue prefigurada por Salomón. (Luc. 11:31.)

Textos

bíblicos que mencionan juntos al Padre, el Hijo y el Espíritu Santo

Mateo 28:19 y 2 Corintios 13:14 son ejemplos de esto. Ninguno de estos textos dice que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo sean coiguales o coeternos o que todos sean Dios. La prueba bíblica que ya se ha presentado en las páginas 400-404 arguye en contra de leer tales pensamientos en estos textos.

La Cyclopedia of Biblical, Theological, and Ecclesiastical Literature, de McClintock y Strong, aunque favorece la doctrina de la Trinidad, reconoce lo siguiente con relación a Mateo 28:18-20: "Sin embargo, este texto, tomado por sí mismo, no probaría decisivamente ni la personalidad de los tres sujetos mencionados ni la igualdad ni divinidad de ellos" (reimpresión de 1981, tomo X, pág. 552). Con relación a otros textos que también mencionan a los tres juntos, esta Cyclopedia reconoce que, tomados por sí mismos, son "insuficientes" para probar la Trinidad. (Compárese con 1 Timoteo 5:21, donde se menciona juntos a Dios, Cristo y los ángeles.)

Textos

de las Escrituras Hebreas en los que se aplica a Dios la forma plural de nombres o sustantivos

En Génesis 1:1 el título "Dios" se traduce de la palabra 'Elo·him´, que es plural en hebreo. Los trinitarios interpretan esto como indicio de la Trinidad. Además, al explicar Deuteronomio 6:4, dicen que da a entender la unidad de los miembros de la Trinidad, porque dice: "El SEÑOR nuestro Dios [de 'Elohim´] es un SEÑOR".

La forma plural del sustantivo del nombre que aparece aquí en hebreo es el plural de majestad o excelencia. (Véanse NBE, vocabulario del A[ntiguo] T[estamento]; y Diccionario ilustrado de la Biblia, de Wilton M. Nelson, 1977, pág. 170; también, New Catholic Encyclopedia, 1967, tomo V, pág. 287.) No transmite la idea de pluralidad de personas dentro de una divinidad. De manera semejante, en Jueces 16:23, cuando se hace referencia al dios falso Dagón, se utiliza una forma del título 'elo·him´; el verbo acompañante está en singular, lo cual muestra que se hace referencia a un solo dios. En Génesis 42:30 se habla de José como el "señor" ('adho·neh´, el plural de excelencia) de Egipto.

El griego no tiene un 'plural de majestad o excelencia'. Por consiguiente, en Génesis 1:1 los traductores de la LXX usaron ho The·os´ (Dios, en singular) como el equivalente de 'Elo·him´. En Marcos 12:29, donde se reproduce una respuesta de Jesús en la que citó Deuteronomio 6:4, se usa igualmente el singular griego ho The·os´.

En Deuteronomio 6:4 el texto hebreo contiene el Tetragrámaton dos veces, y por eso lo más correcto es que se lea: "Jehová nuestro Dios es un solo Jehová" (NM). La nación de Israel, a quien se dirigieron estas palabras, no creía en la Trinidad. Los babilonios y egipcios adoraban trinidades de dioses, pero a Israel se le dio a conocer claramente que Jehová es diferente.

Textos

de los cuales uno podría llegar a más de una conclusión, según la traducción de la Biblia que utilice

Si gramaticalmente un pasaje se puede traducir de más de una manera, ¿cuál es la traducción correcta? La que esté en armonía con el resto de la Biblia. Si alguien pasa por alto otras porciones de la Biblia y edifica su fe sobre una traducción favorita de cierto versículo en particular, entonces lo que esa persona cree no refleja en realidad la Palabra de Dios, sino sus propias ideas y quizás las de otro humano imperfecto.

Juan

1:1, 2:

VM dice: "En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Él estaba en el principio con Dios". (VV, Str, EMN usan una fraseología parecida.) Sin embargo, NM dice: "En el principio la Palabra era, y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era un dios. Este estaba en el principio con Dios".

¿Cuál traducción de Juan 1:1, 2 está en armonía con el contexto? Juan 1:18 dice: "A Dios nadie jamás le ha visto". El versículo 14 dice claramente que "el Verbo [la Palabra] fué hecho carne y habitó entre nosotros y vimos su gloria". Además, los versículos 1 y 2 dicen que en el principio él estaba "con Dios". ¿Puede alguien estar con alguna persona y al mismo tiempo ser esa persona? En Juan 17:3, Jesús se dirige al Padre y lo llama "solo Dios verdadero"; por eso, Jesús como "un dios" sencillamente refleja las cualidades divinas de su Padre. (Heb. 1:3.)

¿Es consecuente con las reglas de la gramática griega la traducción "un dios"? Algunos libros de consulta insisten en que el texto griego debe traducirse: "La Palabra [el Verbo] era Dios". Pero no todos concuerdan. En su artículo "Complementos predicativos cualitativos y sin artículo: Marcos 15:39 y Juan 1:1", Philip B. Harner dijo que cláusulas como la de Juan 1:1, "con un predicado sin artículo precediendo al verbo, son principalmente cualitativas en significado. Indican que el logos tiene la naturaleza de theos". Sugiere: "Quizás la cláusula pudiera traducirse: 'El Verbo era de la misma naturaleza que Dios'" (Journal of Biblical Literature, 1973, págs. 85, 87). Así, es significativo el que, en este texto, el término the·os´ no tenga el artículo definido (ho) la segunda vez que aparece, y que anteceda al verbo en la oración en griego. Es interesante que traductores que insisten en verter Juan 1:1: "El Verbo era Dios" no vacilen en usar el artículo indefinido (un) al verter otros pasajes donde un complemento predicativo singular sin artículo antecede al verbo. Así, en Juan 6:70 tanto VP como GR llaman a Judas Iscariote "un diablo", y en Juan 9:17 describen a Jesús como "un profeta".

John L. McKenzie, S.J., en su Dictionary of the Bible, dice: "Rigurosamente, Jn 1:1 debe traducirse 'la palabra estaba con el Dios [= el Padre], y la palabra era un ser divino'" (Lo que está entre corchetes es de él. Publicado con nihil obstat e imprimátur; Nueva York, 1965, pág. 317).

En conformidad con lo anterior, AT dice: "la Palabra era divina"; Mo: "el Logos era divino"; NTIV: "la palabra era un dios". Ludwig Thimme, en su traducción al alemán, lo expresa de esta manera: "Dios de cierta suerte la Palabra era". El referirse a la Palabra o el Verbo (quien llegó a ser Jesucristo) como a "un dios" es consecuente con el uso que se da a esa expresión en el resto de las Escrituras. Por ejemplo, en Salmo 82:1-6 se llama "dioses" (hebreo: 'elo·him´; griego: the·oi´, en Juan 10:34) a jueces humanos de Israel porque eran representantes de Jehová y habían de declarar Su ley.

Véase también el apéndice de la edición con referencias de NM, (en inglés), pág. 1579.

Juan

8:58:

VM dice: "Díjoles Jesús: En verdad, en verdad os digo: Antes que Abraham naciera, yo soy [griego: e·go´ ei·mi´]". (BJ, VV [1977], BC, LT, CI, todas dicen: "Yo soy", y algunas hasta usan letras mayúsculas para transmitir la idea de que es un título. Así procuran relacionar la expresión con Éxodo 3:14, donde, según como vierten ellas el pasaje, Dios se refiere a sí mismo por el título "Yo Soy".) Sin embargo, en NM la parte final de Juan 8:58 dice: "Antes que Abrahán viniese a existir, yo he sido". (La misma idea se transmite en la fraseología que usan NC, FF, VP, BD, FS y TA.)

¿Cuál modo de verter la expresión está en armonía con el contexto? La pregunta de los judíos (versículo 57) a la que Jesús estaba respondiendo tenía que ver con edad, no con identidad. La respuesta de Jesús, lógicamente, trató con su edad, la largura de su existencia. Es interesante el hecho de que nunca se trata de aplicar e·go´ ei·mi´ como título al espíritu santo.

Un libro de gramática en inglés sobre el griego de las Escrituras, A Grammar of the Greek New Testament in the Light of Historical Research, por A. T. Robertson, dice: "El verbo [ei·mi´] [...] Algunas veces sí expresa existencia como predicado como cualquier otro verbo, como en [e·go´ ei·mi´] (Juan 8:58)" (Nashville, Tennessee; 1934, pág. 394).

Véase también el apéndice de la edición con referencias de NM (en inglés) de 1984, págs. 1582, 1583.

Hechos

20:28:

BJ dice: "Tened cuidado de vosotros y de toda la grey, en medio de la cual os ha puesto el Espíritu Santo como vigilantes para pastorear la Iglesia de Dios, que él se adquirió con su propia sangre". (VV [1977]; TA, NC usan una fraseología parecida.) Sin embargo, en NM la parte final del versículo dice: "la sangre del [Hijo] suyo". (NBE y CI presentan lecturas parecidas. PB dice: "sangre propia".)

¿Qué manera(s) de verter el versículo concuerda(n) con 1 Juan 1:7, que dice: "La sangre de Jesús su Hijo [el de Dios] nos limpia de todo pecado"? (Véase también Revelación 1:4-6.) De acuerdo con lo que se declara en Juan 3:16, ¿envió Dios a su Hijo unigénito para que tuviéramos vida, o vino Dios mismo como hombre? No fue la sangre de Dios, sino la de su Hijo, la que fue derramada.

Véase también el apéndice de la edición con referencias de NM (en inglés) de 1984, pág. 1580.

Romanos

9:5:

BJ dice: "Los patriarcas; de los cuales también procede Cristo según la carne, el cual está por encima de todas las cosas, Dios bendito por los siglos. Amén". (VV, TA presentan una lectura parecida.) Sin embargo, en NM la parte final del versículo dice: "de quienes provino el Cristo según la carne: Dios, que está sobre todos, sea bendito para siempre. Amén". (Todas estas versiones: NBE [y nota al pie de la página], BD, PB [y nota], FF [y nota] usan una fraseología parecida a la de NM.)

¿Dice este versículo que Cristo esté "sobre todos" y que por consiguiente él sea Dios? ¿O se refiere a Dios y a Cristo como individuos distintos y dice que Dios está "sobre todos"? ¿Cuál de las traducciones de Romanos 9:5 concuerda con Romanos 15:5, 6, donde primero se establece una distinción entre Dios y Cristo Jesús y entonces se insta al lector a 'glorificar al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo'? (Véanse también 2 Corintios 1:3 y Efesios 1:3.) Considere lo que se dice después en el capítulo 9 de Romanos. Los versículos 6-13 muestran que el cumplimiento del propósito de Dios no depende de la herencia según la carne, sino de la voluntad de Dios. Los versículos 14-18 hacen referencia al mensaje de Dios a Faraón, conforme se encuentra registrado en Éxodo 9:16, para hacer resaltar el hecho de que Dios está sobre todos. En los versículos 19-24 se da otra ilustración de la superioridad de Dios mediante la analogía de un alfarero y las vasijas de barro que él fabrica. ¡Cuán apropiada es, entonces, la expresión del versículo 5: "Dios, que está sobre todos, sea bendito para siempre. Amén" (NM)!

El diccionario teológico en inglés The New International Dictionary of New Testament Theology declara: "Existe una controversia sobre Rom. 9:5. [...] Sería fácil, y desde el punto de vista lingüístico sería perfectamente posible, aplicar la expresión a Cristo. El versículo entonces diría: 'Cristo quien es Dios sobre todos, bendito para siempre. Amén'. Aun así, Cristo no sería igualado con Dios en sentido absoluto, sino solamente descrito como un ser de naturaleza divina, porque la palabra theos no tiene artículo. [...] La explicación mucho más probable es que la declaración sea una doxología dirigida a Dios" (Grand Rapids, Michigan; 1976, traducido del alemán, tomo 2, pág. 80).

Véase también el apéndice de la edición con referencias de NM (en inglés) de 1984, págs. 1580, 1581.

Filipenses

2:5, 6:

VV (1934) dice: "Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús: El cual, siendo en forma de Dios, no tuvo por usurpación ser igual á Dios". (Scío tiene la misma fraseología. VM dice: "no estimó el ser igual a Dios como cosa a que debía aferrarse".) Sin embargo, en NM la parte final de este pasaje dice: "quien, aunque existía en la forma de Dios, no dio consideración a un arrebatamiento [griego: har·pag·mon´], a saber, que debiera ser igual a Dios". (NC, EH (1964), Str, FF transmiten la misma idea.)

¿Cuál idea concuerda con el contexto? El versículo 5 aconseja a los cristianos que imiten a Cristo en el asunto que se está considerando. ¿Pudiera instárseles a no pensar que fuera una "usurpación", sino su derecho, 'ser iguales a Dios'? ¡Por supuesto que no! Sin embargo, pueden imitar al que "no dio consideración a un arrebatamiento, a saber, que debiera ser igual a Dios". (Compárese con Génesis 3:5.) Una traducción de esa índole también está de acuerdo con Jesucristo mismo, quien dijo: "El Padre es mayor que yo". (Juan 14:28.)

The Expositor's Greek Testament dice: "No podemos hallar ningún pasaje en el que [har·pa´zo] o alguna de sus formas derivadas [incluso har·pag·mon´] tenga el sentido de 'mantener en posesión' o 'retener'. Parece que significa, de manera invariable, 'apoderarse de', 'arrebatar violentamente'. Por consiguiente, no es permisible deslizarse del verdadero sentido de 'intento de agarrar' a uno que es totalmente diferente: 'adherirse a'" (Grand Rapids, Michigan; 1967, edición dirigida por W. Robertson Nicoll, tomo III, págs. 436, 437).

Colosenses

2:9:

VV (1934) dice: "En él [Cristo] habita toda la plenitud de la divinidad [griego: the·o´te·tos] corporalmente". (Un pensamiento parecido se transmite por la traducción del versículo en NBE, VM, BJ, NC y BC.) NM dice: "Es en él que mora corporalmente toda la plenitud de la cualidad divina". (CI dice: "esencia divina"; VP [Nuevo Testamento, 1966]: "la naturaleza de Dios". Compárese con 2 Pedro 1:4.)

Obviamente no toda traducción ofrece la misma interpretación de Colosenses 2:9. Pero, ¿cuál está de acuerdo con el resto de la carta inspirada a los Colosenses? ¿Tenía Jesús en sí mismo algo que fuera de él por ser él Dios, parte de una Trinidad, o es la "plenitud" que mora en él algo que llegó a ser de él por decisión ajena? Colosenses 1:19 (VV [1977], BC) dice que toda la plenitud moraba en Cristo porque "tuvo a bien el Padre" que así fuera. LT dice que fue porque "Dios quiso".

Considere el contexto inmediato de Colosenses 2:9: En el versículo 8 se advierte a los lectores que no vayan a dejarse extraviar por los que abogan por la filosofía y las tradiciones humanas. Se les dice en cuanto a Cristo que "ocultados en él están todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento" y se les insta a 'andar en él' y a estar "arraigados y siendo edificados en él y siendo estabilizados en la fe" (versículos 3, 6, 7). Es en él, y no en los originadores o maestros de la filosofía humana, en quien mora cierta "plenitud" preciosa. ¿Estaba el apóstol Pablo diciendo aquí que la "plenitud" que habría en Cristo convertía a Cristo en Dios mismo? No de acuerdo con Colosenses 3:1, donde se dice que Jesucristo está "sentado a la diestra de Dios". (Véanse VV, TA, BJ, VM.)

Conforme al Greek-English Lexicon, de Liddell y Scott, the·o´tes (la forma nominativa de la cual se deriva the·o´tetos) significa "divinidad, naturaleza divina" (Oxford, 1968, pág. 792). El que en verdad sea "divinidad", o de "naturaleza divina", no hace a Jesús, como Hijo de Dios, coigual ni coeterno con su Padre, tal como el hecho de que todos los humanos compartan "humanidad" o "naturaleza humana" no los hace coiguales ni hace que tengan la misma edad.

Tito

2:13:

VM dice: "Aguardando aquella esperanza bienaventurada, y el aparecimiento en gloria del gran Dios y Salvador nuestro, Jesucristo". (NC, VP y BJ lo expresan con una fraseología semejante.) Sin embargo, NM dice: "Mientras aguardamos la feliz esperanza y la gloriosa manifestación del gran Dios y del Salvador nuestro, Cristo Jesús". (PB lo vierte de manera parecida.)

¿Cuál traducción concuerda con Tito 1:4, donde se habla de "Dios el Padre y de Cristo Jesús nuestro Salvador"? Aunque las Escrituras también dicen que Dios es un Salvador, este texto claramente distingue entre él y Cristo Jesús, aquel mediante el cual Dios provee salvación.

Algunas personas afirman que Tito 2:13 indica que Cristo es tanto Dios como Salvador. Es interesante que en VM, NC, VP y BJ se vierte Tito 2:13 de tal modo que pudiera interpretarse que el texto permite dicho punto de vista, pero estas versiones no siguen la misma regla al traducir 2 Tesalonicenses 1:12. En The Greek Testament [El Testamento Griego] Henry Alford declara lo siguiente: "Yo diría que [una traducción que distinga claramente entre Dios y Cristo, en Tito 2:13] satisface todos los requisitos gramaticales de la oración; que es más probable tanto en sentido estructural como contextual, y más en conformidad con el modo de escribir del Apóstol" (Boston, 1877, tomo III, pág. 421).

Véase también el apéndice de la edición con referencias de NM (en inglés) de 1984, págs. 1581, 1582.

Hebreos

1:8:

VM dice: "Del Hijo empero se dice así: '¡Tu trono, oh Dios, es por los siglos de los siglos!'". (VV, NBE, EH (1976), TA, BJ, NC lo vierten de manera parecida.) Sin embargo, NM dice: "Pero con respecto al Hijo: 'Dios es tu trono para siempre'". (AT, Mo, TC, By comunican la misma idea.)

¿Cuál manera de verter el texto está en armonía con el contexto? Los versículos precedentes dicen que es Dios quien habla, no que se le esté hablando a él; y el versículo siguiente utiliza la expresión "Dios, el Dios tuyo", lo cual muestra que aquel a quien se está hablando no es el Dios Altísimo, sino un adorador de ese Dios. En Hebreos 1:8 se cita de Salmo 45:6, que originalmente se dirigió a un rey humano de Israel. Obviamente el escritor bíblico de este salmo no pensaba que este rey humano fuese el Dios Altísimo. Más bien, en LT Salmo 45:6 [marcado 45(44):7], dice: "Tu trono, como el de Dios, permanece para siempre". (En el mismo lugar NBE dice: "Tu trono, como el de un Dios". Y EH [1976]: "Tu trono, cual de Dios, es eterno".) De Salomón, que posiblemente haya sido el rey a quien originalmente se dirigió el Salmo 45, se decía que se sentaba "sobre el trono de Jehová" (1 Cró. 29:23, NM). En conformidad con el hecho de que Dios es el "trono", o Fuente y Sustentador de la dignidad real de Cristo, Daniel 7:13, 14 y Lucas 1:32 muestran que Dios confiere dicha autoridad a él.

En Hebreos 1:8, 9 se cita de Salmo 45:6, 7, con relación al cual el escriturario B. F. Westcott declara: "La LXX. permite dos formas de verter el texto: [ho the·os´] puede tomarse como vocativo en ambos casos (Tu trono, oh Dios, [...] por tanto, oh Dios, el Dios tuyo [...]) o se puede tomar como el sujeto (o el predicado) en el primer caso (Dios es tu trono, o tu trono es Dios [...]), y en aposición a [ho the·os´ sou] en el segundo caso (Por tanto Dios, aun tu Dios [...]). [...] Difícilmente es posible que en el original se pueda dar el tratamiento de ['Elo·him´] al rey. Por tanto, la suposición está contra el creer que [ho the·os´] sea vocativo en la LXX. Así, a fin de cuentas parece mejor aceptar en la primera cláusula la traducción: "Dios es Tu trono (o: Tu trono es Dios), o sea: 'Tu reino está cimentado sobre Dios, la Roca inmovible'". (The Epistle to the Hebrews [La epístola a los hebreos], Londres, 1889, págs. 25, 26.)

1

 Juan 5:7, 8:

VV (1934) dice: "Porque tres son los que dan testimonio en el cielo, el Padre, el Verbo, y el Espíritu Santo: y estos tres son uno. Y tres son los que dan testimonio en la tierra, el Espíritu, y el agua, y la sangre: y estos tres concuerdan en uno". (TA también incluye este pasaje trinitario.) Pero NM no incluye las palabras "en el cielo, el Padre, el Verbo, y el Espíritu Santo: y estos tres son uno. Y tres son los que dan testimonio en la tierra". (FS, NBE, NBL, BJ, NC también omiten este pasaje trinitario. VM lo incluye, pero tiene una nota explicativa al margen; VV [1977] lo pone entre corchetes, y en una nota al margen de Mateo 1:25 dice sobre el uso de corchetes en esa traducción: "Los corchetes indican pasajes omitidos por algunos de los principales MSS.".)

Con relación a este pasaje trinitario, F. H. A. Scrivener, crítico textual, escribió: "Declaramos sin vacilación que estamos convencidos de que estas palabras disputadas no fueron escritas por San Juan; que originalmente se introdujeron del margen —donde habían sido colocadas como una glosa piadosa y ortodoxa sobre el v. 8— a copias latinas del África; que del latín se introdujeron furtivamente en dos o tres códices griegos posteriores, y de allí al texto griego impreso, lugar al cual no tenían derecho legítimo" (A Plain Introduction to the Criticism of the New Testament [Una introducción sencilla al criticismo del Nuevo Testamento], Cambridge, 1883, tercera edición, pág. 654).

Véanse también la nota sobre estos versículos en BJ y el apéndice de la edición con referencias de NM (en inglés) de 1984, pág. 1580.

Otros

textos bíblicos que según los trinitarios expresan elementos de su dogma

Nótese que el primero de estos textos bíblicos se refiere solamente al Hijo; el otro se refiere tanto al Padre como al Hijo; ninguno de los dos se refiere al Padre, el Hijo y el Espíritu Santo ni dice que éstos compongan un Dios.

Juan

2:19-22:

Por lo que Jesús dijo aquí, ¿quiso decir que se resucitaría a sí mismo de entre los muertos? ¿Significa eso que Jesús sea Dios, porque Hechos 2:32 dice: "A este Jesús lo resucitó Dios"? De ningún modo. Dicho punto de vista estaría en conflicto con Gálatas 1:1, donde se atribuye la resurrección de Jesús al Padre, no al Hijo. En Lucas 8:48 Jesús usa un modo de expresión parecido al decir a una mujer las siguientes palabras que allí se citan: "Tu fe te ha sanado". ¿Se sanó ella misma? No; fue el poder de Dios mediante Cristo lo que la sanó debido a que tuvo fe (Luc. 8:46; Hech. 10:38). De igual manera, por su obediencia perfecta como humano Jesús proveyó la base moral para que el Padre lo levantara de entre los muertos, reconociendo así a Jesús como Hijo de Dios. A causa del derrotero fiel de Jesús en la vida, con toda propiedad se pudo decir que Jesús mismo fue responsable de su resurrección.

A. T. Robertson dice en Word Pictures in the New Testament (Ilustraciones verbales en el Nuevo Testamento): "Recuerde [Juan] 2:19, donde Jesús dice: 'Y en tres días lo levantaré'. No quiso decir que se levantaría a sí mismo de entre los muertos, independientemente del Padre como el agente activo (Rom. 8:11)" (Nueva York, 1932, tomo V, pág. 183).

Juan

10:30:

Al decir: "Yo y el Padre somos uno", ¿quiso decir Jesús que fueran iguales? Algunos trinitarios dicen que sí. Pero en Juan 17:21, 22 Jesús oró con relación a sus seguidores: "Que todos ellos sean uno", y agregó: "Para que ellos sean uno así como nosotros somos uno". Él usó la misma palabra griega (hen) para "uno" en todos estos casos. Obviamente los discípulos de Jesús no llegaron a ser todos parte de una Trinidad. Pero sí llegan a participar de cierta unidad de propósito con el Padre y con el Hijo, la misma unidad que une a Dios y a Cristo.

¿En

qué posición o situación pone el creer en la Trinidad a los que se aferran a tal creencia?

Los pone en una posición muy peligrosa. Es indisputable la prueba de que el dogma de la Trinidad no se halla en la Biblia, ni está en armonía con lo que la Biblia enseña. (Véanse las páginas anteriores.) Es una flagrante representación falsa del Dios verdadero. No obstante, Jesucristo dijo: "Tiempo empero viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre a los tales busca como adoradores suyos. Dios es espíritu; y los que le adoran, es menester que le adoren en espíritu y en verdad" (Juan 4:23, 24, VM). Por consiguiente, Jesús dejó claramente establecido que aquellos cuya adoración no fuera 'en verdad', que no estuviera en conformidad con la verdad que se establece en la propia Palabra de Dios, no son "verdaderos adoradores". A los líderes religiosos judíos del primer siglo Jesús dijo: "Habéis invalidado la palabra de Dios por vuestra tradición. ¡Hipócritas! ¡admirablemente profetizó de vosotros Isaías, diciendo: Este pueblo con los labios me honra; pero su corazón lejos está de mí: mas en vano me rinden culto, enseñando doctrinas que son preceptos de los hombres!" (Mat. 15:6-9, VM). Esto aplica con igual fuerza a los de la cristiandad de hoy que se adhieren a tradiciones humanas y las prefieren a las verdades claras de la Biblia.

Con relación a la Trinidad, el Credo Atanasiano dice que sus componentes son "incomprensibles". A menudo los maestros de la doctrina dicen que es un "misterio". Obviamente tal Dios Trinitario no es el que Jesús tenía presente cuando dijo: "Nosotros adoramos lo que conocemos" (Juan 4:22, VM). ¿Conoce usted realmente al Dios a quien adora?

Cada uno de nosotros nos enfrentamos a preguntas de gran importancia: ¿Amamos sinceramente la verdad? ¿Verdaderamente queremos una relación aprobada con Dios? No toda persona ama genuinamente la verdad. Muchas han puesto el tener la aprobación de sus parientes y asociados por encima del amor a la verdad y a Dios (2 Tes. 2:9-12; Juan 5:39-44). Pero, como dijo Jesús en fervorosa oración a su Padre: "Esto significa vida eterna, el que estén adquiriendo conocimiento de ti, el único Dios verdadero, y de aquel a quien tú enviaste, Jesucristo" (Juan 17:3, NM). Además, Salmo 144:15 dice verazmente: "¡Feliz es el pueblo cuyo Dios es Jehová!" (NM).

Cuando

alguien dice...

'¿Cree

usted en la Trinidad?'

Usted

pudiera contestar: 'Esa es una creencia muy popular en nuestro tiempo. Pero ¿sabe usted que eso no fue lo que Jesús y sus discípulos enseñaron? De modo que nosotros adoramos a Aquel a quien Jesús dijo que debemos adorar'. Entonces pudiera añadir: 1) 'Cuando Jesús enseñaba, este es el mandamiento que él dijo que era el mayor de todos... (Mar. 12:28-30)'. 2) 'Jesús nunca afirmó que él fuera igual a Dios. Dijo... (Juan 14:28)'. 3) 'Entonces, ¿de dónde vino la doctrina de la Trinidad? Note lo que dicen al respecto unas enciclopedias reconocidas. (Vea las páginas 398, 399)'.

O

pudiera decir: 'No, no creo en ella. Pues, mire, hay textos bíblicos que yo nunca podría armonizar con tal creencia. He aquí uno de ellos (Mat. 24:36). Quizás usted pueda explicármelo'. Entonces pudiera añadir: 1) 'Si el Hijo es igual al Padre, ¿cómo es que el Padre sabe ciertas cosas que el Hijo no sabe?'. Si la persona dice que esto solamente fue así con relación a la naturaleza humana de Cristo, entonces pregúntele: 2) 'Pero, ¿por qué no las sabe el espíritu santo? (Si la persona muestra interés sincero en la verdad, muéstrele lo que las Escrituras sí dicen acerca de Dios.) (Sal. 83:18; Juan 4:23, 24.)'.

Otra

posibilidad: 'Creemos en Jesucristo, pero no en la Trinidad. ¿Por qué? Porque creemos lo que el apóstol Pedro creyó acerca de Cristo. Note lo que él dijo... (Mat. 16:15-17)'.

Una

sugerencia adicional: 'He hallado que no toda persona tiene la misma idea cuando habla acerca de la Trinidad. Quizás yo pudiera contestar su pregunta mejor si supiera lo que usted quiere decir'. Entonces pudiera añadir: 'Aprecio esa explicación. Pero creo únicamente lo que la Biblia enseña. Ha visto usted alguna vez la palabra "Trinidad" en la Biblia?... (Refiérase a la concordancia de su Biblia.) Pero ¿menciona la Biblia a Cristo?... Sí; y nosotros creemos en él. Note que aquí en la concordancia, bajo "Cristo", una de las referencias es Mateo 16:16. (Léalo.) Eso es lo que creo'.

O

pudiera contestar (si la persona llama atención especial a Juan 1:1): 'Conozco ese versículo. En algunas versiones de la Biblia dice que Jesús es "Dios", y en otras dice que es "un dios". ¿A qué se debe esto?'. 1) '¿Pudiera deberse a que el siguiente versículo dice que él estaba "con Dios"?'. 2) '¿Pudiera deberse también a lo que se halla aquí en Juan 1:18?'. 3) '¿Se ha preguntado usted alguna vez si Jesús mismo adoró a alguien como Dios suyo? (Juan 20:17)'.

'¿Cree

usted en la divinidad de Cristo?'

Usted

pudiera contestar: 'Sí; por supuesto. Pero quizás usted y yo no estemos pensando en lo mismo cuando nos referimos a la "divinidad de Cristo"'. Entonces pudiera añadir: 1) '¿Por qué digo eso?' Pues bien, en Isaías 9:6 se describe a Jesucristo como "Dios Poderoso". Pero en la Biblia solamente se hace referencia a Su Padre como Dios Todopoderoso'. 2) 'Y note que en Juan 17:3 Jesús llama a su Padre "el único Dios verdadero". Así, a lo más Jesús es sólo un reflejo del Dios verdadero'. 3) '¿Qué se requiere de nosotros para que agrademos a Dios? (Juan 4:23, 24)'.

Últimos

días

Definición:

La Biblia utiliza la expresión "últimos días" para referirse al período de conclusión que culmina en una ejecución fijada por Dios que marca el fin de un sistema de cosas. El sistema judío, con su adoración en torno al templo de Jerusalén, experimentó sus últimos días durante el período que culminó en su destrucción en 70 E.C. Lo que sucedió entonces fue un cuadro de lo que se experimentaría de manera mucho más intensa y en escala global en un tiempo en que todas las naciones se encararían a la ejecución de juicio que Dios ha decretado. El inicuo sistema de cosas actual, que se extiende por toda la Tierra, entró en sus últimos días en 1914, y algunos de la generación que estaba viva entonces estarán también presentes para ser testigos del fin completo de este sistema en la "grande tribulación".

¿Qué

indica que hoy vivimos en "los últimos días"?

La Biblia describe acontecimientos y condiciones que marcan este significativo período. "La señal" es una señal compuesta de muchas pruebas; por consiguiente, su cumplimiento requiere que todos los aspectos de la señal se hagan claramente manifiestos durante una misma generación. Los varios aspectos de la señal se hallan registrados en los capítulos 24 y 25 de Mateo, 13 de Marcos y 21 de Lucas; hay más detalles en 2 Timoteo 3:1-5, 2 Pedro 3:3, 4 y Revelación 6:1-8. A modo de ilustración, consideraremos algunas partes sobresalientes de la señal.

"Se

levantará nación contra nación y reino contra reino" (Mat. 24:7)

Por miles de años la guerra ha estropeado vidas en la Tierra. Se han peleado guerras internacionales y guerras dentro de las naciones mismas. Pero comenzando en 1914 se peleó la primera guerra mundial. No se trató sencillamente de un conflicto entre dos ejércitos en el campo de batalla. Por primera vez, todas las potencias principales estuvieron en guerra. Naciones enteras —incluso la población civil— se movilizaron para apoyar el esfuerzo bélico. Se calcula que para el fin de la guerra el 93 por 100 de la población del mundo había tenido algo que ver con esta. (Con relación a la importancia histórica del año 1914, sírvase ver las páginas 425, 426.)

Como se predijo en Revelación 6:4, 'la paz fue quitada de la tierra'. Así, el mundo ha continuado en un estado de tumulto y agitación desde 1914. La II Guerra Mundial se peleó de 1939 a 1945. Según el almirante retirado Gene La Rocque, de 1945 a 1982 se habían peleado otras 270 guerras. Durante este siglo más de cien millones de personas han perecido en guerras. Además, según la edición de 1982 de la publicación World Military and Social Expenditures (Gastos militares y sociales del mundo), en ese año cien millones de personas estuvieron participando directa o indirectamente en actividades militares.

¿Se necesita más para cumplir este aspecto de la profecía? Hay decenas de miles de armas nucleares listas para uso inmediato. Científicos prominentes han dicho que si las naciones usaran tan solo una fracción de sus arsenales nucleares, la civilización —y posiblemente la entera especie humana— sería destruida. Pero ese no es el resultado final al que señala la profecía bíblica.

"Habrá

escaseces de alimento [...] en un lugar tras otro" (Mat. 24:7)

En la historia humana ha habido numerosas hambres. ¿Hasta qué grado ha sido afligido por el hambre el siglo XX? La guerra de tipo mundial ocasionó hambre general en Europa y Asia. El continente africano ha sido azotado por la sequía, que ha resultado en extensa escasez de alimento. A fines de 1980 la Organización para la Alimentación y la Agricultura calculó que 450.000.000 de personas experimentaban hambre hasta rayar en la inanición, y que había mil millones de personas sin suficiente alimento. De estas, aproximadamente 40.000.000 mueren al año —algunos años hasta 50.000.000 mueren— a causa de la escasez de alimento.

¿Hay algo que marque como diferentes estos casos de escasez de alimento? Revelación 6:6 indicó que una pequeña cantidad de alimentos básicos como el trigo y la cebada se vendería por el equivalente del salario de un día (un denario; véase Mateo 20:2), y advirtió que no se usaran con demasiada rapidez las provisiones de aceite de oliva y vino. Todos estos artículos se consideraban necesidades en el Oriente Medio en aquellos tiempos; por eso, esto predijo grave escasez de alimentos. Esta situación ya no es local, sino mundial. En 1981 el periódico The New York Times informó: "Las mejoras en el nivel de vida y la creciente demanda de alimento alrededor del mundo han ejercido presión sobre los precios del alimento, lo cual ha hecho que sea más difícil que los países más pobres importen el alimento que necesitan". En muchos países la producción de alimento, hasta con la ayuda de la ciencia moderna, no ha podido mantenerse al paso con el aumento de la población total. Los peritos modernos en asuntos de alimentos no ven solución real para el problema.

"Habrá

grandes terremotos" (Luc. 21:11)

Es cierto que en siglos pasados hubo grandes terremotos; además, el equipo sensible de que disponen los científicos ahora les permite detectar más de un millón de temblores al año. Pero no se necesitan instrumentos especiales para que la gente sepa cuándo ocurre un gran terremoto.

¿Ha habido en realidad una cantidad significativa de terremotos de gran magnitud desde 1914? Con información que se obtuvo del Centro Nacional de Datos Geofísicos, de Boulder, Colorado, complementada con un gran número de obras básicas de referencias, en 1984 se hizo una tabulación que incluyó solo los terremotos que midieron 7,5 o más en la escala de Richter, o que hubieran causado cinco millones de dólares (E.U.A) o más en pérdidas por destrucción de la propiedad, o que hubieran causado 100 muertes o más. Se tuvo constancia de que habían ocurrido 856 de tales terremotos durante los 2.000 años antes de 1914. Los mismos cálculos mostraron que en un período de solo 69 años después de 1914 hubo 605 terremotos de ese tipo. Eso significa que, en comparación con los 2.000 años anteriores, el promedio, por año, ha sido 20 veces mayor desde 1914.

"En

un lugar tras otro pestes" (Luc. 21:11)

Durante la conclusión de la primera guerra mundial la gripe española se extendió por todo el globo terráqueo, y causó más de 20.000.000 de muertes a un ritmo sin precedente en la historia de las enfermedades. A pesar de los avances de la ciencia médica, cada año el cáncer, las enfermedades del corazón, las diferentes enfermedades transmitidas por las relaciones sexuales, la esclerosis múltiple, el paludismo, la ceguera de los ríos y la enfermedad de Chagas dejan un alto saldo de víctimas.

'Aumento

del desafuero acompañado de un enfriamiento del amor de la mayor parte' (Mat. 24:11, 12)

Un eminente criminalista dice: "Lo que salta a la vista cuando uno observa el delito a nivel mundial es el hecho de que por todas partes va aumentando y extendiéndose con persistencia. Las excepciones que hay resaltan como casos de esplendor aislado, y tal vez pronto se los trague la marea que va subiendo" (The Growth of Crime [El delito crece], Nueva York, 1977, sir Leon Radzinowicz y Joan King, págs. 4, 5). El aumento es real; no es sencillamente un asunto de que haya mejor informe de los delitos. Es cierto que en generaciones pasadas también hubo delincuentes y criminales, pero nunca antes ha estado el delito tan difundido como ahora. Personas de edad saben esto por experiencia propia.

El desafuero a que se refiere la profecía incluye desacato a las leyes conocidas de Dios, el ponerse el individuo a sí mismo en el centro de su vida, en vez de tener allí a Dios. Como resultado de esta actitud, la tasa del divorcio ha aumentado vertiginosamente, se aceptan comúnmente el tener relaciones sexuales fuera del vínculo matrimonial y la homosexualidad, y cada año se practican decenas de millones de abortos. Tal desafuero se asocia (en Mateo 24:11, 12) con la influencia de falsos profetas, los que rechazan la Palabra de Dios para aceptar sus propias enseñanzas. El prestar atención a las filosofías de estos en lugar de apegarse a la Biblia contribuye a que haya un mundo desamorado (1 Juan 4:8). Lea la descripción de ese mundo en 2 Timoteo 3:1-5.

"Los

hombres desmayan por el temor y la expectativa de las cosas que vienen sobre la tierra habitada" (Luc. 21:25, 26)

"La realidad es que hoy día la emoción que por sí sola más domina nuestra vida es el temor", dice la revista U.S.News & World Report (11 de octubre de 1965, pág. 144). "Nunca antes ha tenido la humanidad tanto temor como en el día actual", informó la revista alemana Hörzu (núm. 25, 20 de junio de 1980, pág. 22).

Hay muchos factores que contribuyen a esta atmósfera mundial de temor: los crímenes violentos, el desempleo, la inestabilidad económica que se debe a que tantas naciones estén endeudadas sin esperanza de recobro, la contaminación mundial del ambiente, la carencia de vínculos familiares fuertes y amorosos, y la abrumadora sensación de que la humanidad se halla en peligro inminente de aniquilación nuclear. Lucas 21:25 menciona 'señales en el sol, la luna y las estrellas, y el bramido de los mares' con relación a la angustia que sienten las naciones. Suele suceder que con la salida del Sol no se espere nada bueno; más bien, hay temor de lo que el día haya de traer; cuando la Luna y las estrellas brillan, el temor al crimen hace que la gente permanezca en casa con las puertas cerradas. En el siglo XX, pero no antes, se han utilizado aviones y mísiles para hacer llover destrucción desde los cielos. Submarinos que llevan mísiles de cargas mortíferas rondan los mares; uno solo de estos submarinos está equipado para causar la aniquilación de 160 ciudades. ¡Con razón las naciones se hallan en angustia!

'Los

verdaderos discípulos de Cristo serán objeto de odio de parte de todas las naciones por causa del nombre de él' (Mat. 24:9)

Esta persecución no les viene a causa de que se inmiscuyan en la política, lo cual no hacen, sino 'a causa del nombre de Jesucristo', porque Sus seguidores se apegan a él como el Rey Mesiánico nombrado por Jehová, porque obedecen a Cristo antes que a cualquier gobernante humano, porque se adhieren lealmente a Su Reino y no se envuelven en los asuntos de los gobiernos humanos. Como lo muestra la historia moderna, eso es lo que los testigos de Jehová han experimentado en todas partes de la Tierra.

'La

predicación de estas buenas nuevas del reino en toda la tierra habitada para testimonio' (Mat. 24:14)

El mensaje que se predicaría es que el Reino de Dios en las manos de Jesucristo ha comenzado a gobernar en los cielos, que pronto pondrá fin al entero inicuo sistema de cosas, que bajo su gobernación la humanidad será elevada a la perfección y que la Tierra será convertida en un paraíso. Esas buenas nuevas se están predicando hoy en más de 200 países y grupos insulares, hasta las partes más distantes de la Tierra. Los testigos de Jehová dedican centenares de millones de horas a esta actividad cada año, y vez tras vez van de casa en casa para que, hasta donde sea posible, a toda persona se dé la oportunidad de escuchar.

¿A

qué señalan todos estos acontecimientos de "los últimos días"?

Lucas 21:31, 32: "Cuando vean suceder estas cosas, conozcan que está cerca el reino de Dios [o sea, el tiempo en que este destruirá al presente mundo inicuo y él mismo tomará pleno control de los asuntos de la Tierra]. En verdad les digo: Esta generación no pasará de ningún modo hasta que sucedan todas las cosas." (La "generación" que estaba viva al comienzo del cumplimiento de la señal en 1914 ya está muy avanzada en años. El tiempo que queda debe ser muy corto. Las condiciones mundiales indican que así es.)

¿Por

qué dicen los testigos de Jehová que fue en 1914 cuando comenzaron "los últimos días"?

El año 1914 es un año señalado por la profecía bíblica. Para detalles con relación a la cronología, sírvase ver las páginas 167-170 en la sección titulada "Fechas". El que esa fecha es correcta se ve por el hecho de que desde 1914 se han cumplido, exactamente como se predijeron, las condiciones mundiales que señalarían el período en que vivimos. Los hechos ya considerados aquí ilustran eso.

¿Qué

opinan del año 1914 los historiadores seglares?

"En retrospección desde la posición ventajosa del presente, hoy vemos con claridad que el estallido de la I Guerra Mundial introdujo en el siglo XX un 'tiempo de angustias' —para usar el término expresivo del historiador británico Arnold Toynbee— del cual de ninguna manera ha salido todavía nuestra civilización. Directa o indirectamente, todas las convulsiones del último medio siglo tienen sus raíces en 1914." (The Fall of the Dynasties: The Collapse of the Old Order [La caída de las dinastías: el desplome del viejo orden], Nueva York, 1963, Edmond Taylor, pág. 16.)

"Personas de la generación de la II Guerra Mundial, mi generación, siempre pensarían que su conflicto fue el momento más decisivo de cambio en los tiempos modernos [...] Se nos debería permitir tal vanidad nuestra, nuestra cita personal con la historia. Pero debemos saber que, en términos sociales, un cambio mucho más decisivo tuvo lugar con relación a la I Guerra Mundial. Fue entonces cuando ciertos sistemas políticos y sociales, edificados en el transcurso de siglos, se desintegraron... algunas veces en cuestión de semanas. Y otros fueron transformados permanentemente. Fue en la I Guerra Mundial cuando las certidumbres de muchos siglos se perdieron. [...] La II Guerra Mundial continuó con aquel cambio, lo amplió y le dio firmeza. En términos sociales la II Guerra Mundial fue la última batalla de la I Guerra Mundial." (The Age of Uncertainty [La era de la incertidumbre], Boston, 1977, John K. Galbraith, pág. 133.)

"Ha pasado medio siglo, y sin embargo la cicatriz que la tragedia de la Gran Guerra [la I Guerra Mundial, que comenzó en 1914] dejó en el cuerpo y el alma de las naciones no se ha borrado [...] La magnitud física y moral de esta dura prueba fue tal que nada de lo que quedó era como había sido. La sociedad por completo: sistemas gubernamentales, fronteras nacionales, leyes, fuerzas armadas, relaciones entre los estados, y también las ideologías, la vida de familia, las fortunas, los puestos, las relaciones personales... todo sufrió transformación de arriba abajo. [...] Finalmente la humanidad perdió el equilibrio, y nunca, hasta la fecha, lo ha recobrado." (El general Charles de Gaulle, hablando en 1968; según se publicó en Le Monde, 12 de noviembre de 1968, pág. 9.)

¿Quedará

alguien con vida en la Tierra después del fin del presente sistema mundial?

Sí; definitivamente. El fin del sistema mundial actual no vendrá como resultado de una matanza indiscriminada en una guerra nuclear, sino en una gran tribulación que incluye la "guerra del gran día de Dios el Todopoderoso" (Rev. 16:14, 16). Esa guerra no destruirá la Tierra, ni causará la ruina de toda la humanidad.

Mat. 24:21, 22: "Habrá entonces grande tribulación como la cual no ha sucedido una desde el principio del mundo hasta ahora, no, ni volverá a suceder. De hecho, a menos que se acortaran aquellos días, ninguna carne se salvaría; mas por causa de los escogidos serán acortados aquellos días." (De modo que sobrevivirá alguna "carne", algunos de entre la humanidad.)

Pro. 2:21, 22: "Los rectos son los que residirán en la tierra, y los exentos de culpa son los que quedarán en ella. En cuanto a los inicuos, ellos serán cortados de la mismísima tierra; y en cuanto a los traicioneros, ellos serán arrancados de ella."

Sal. 37:29, 34: "Los justos mismos poseerán la tierra, y residirán para siempre sobre ella. Espera en Jehová y guarda su camino, y él te ensalzará para tomar posesión de la tierra. Cuando los inicuos sean cortados, tú lo verás."

¿Por

qué permite Dios que pase tanto tiempo antes de destruir a los inicuos?

2 Ped. 3:9: "No es lento Jehová respecto a su promesa, según lo que algunos consideran lentitud, sino que es paciente para con ustedes porque no desea que ninguno sea destruido, sino desea que todos alcancen el arrepentimiento."

Mar. 13:10: "En todas las naciones primero tienen que predicarse las buenas nuevas."

Mat. 25:31, 32, 46: "Cuando el Hijo del hombre [Jesucristo] llegue en su gloria, y todos los ángeles con él, entonces se sentará sobre su glorioso trono. Y todas las naciones serán juntadas delante de él, y separará a la gente unos de otros, así como el pastor separa las ovejas de las cabras. Y éstos [que no reconocen a los hermanos espirituales de Cristo como representantes del Rey mismo] partirán al cortamiento eterno, pero los justos a la vida eterna."

Véanse, también, las páginas 357, 358 y 195-197.

Si

alguien dice...

'Hoy

día las condiciones no son peores de lo que fueron antes; siempre ha habido guerras, hambres, terremotos y crímenes'

Usted

pudiera contestar: 'Puedo entender por qué piensa de esa manera. Hemos nacido en un mundo en el que estas cosas son parte de las noticias diarias. Pero los historiadores explican que hay algo acerca del siglo XX que es totalmente diferente. (Lea las citas que se dan en las páginas 425, 426)'.

O

contestar: 'No se trata sencillamente del hecho de que haya habido guerras, hambres, terremotos y crímenes lo que es importante. ¿Se da cuenta usted de que la señal que Jesús dio era una señal compuesta?' Entonces pudiera añadir: 'Él no dijo que algún acontecimiento por sí solo sería prueba de que estaríamos en "los últimos días". Pero cuando toda la señal queda manifiesta, eso es significativo... y especialmente cuando se presenta en escala global y comienza en un año que ha sido señalado por la cronología bíblica'. (Véanse las páginas 420-425, y las páginas 167-169.)

'¿Cómo

sabe usted que a alguna generación futura no le cuadraría mejor la profecía que a esta generación?'

Usted

pudiera contestar: 'Esa es una pregunta interesante, y la respuesta a ella hace resaltar el hecho de que en realidad vivimos en los "últimos días". ¿Por qué? Pues, parte de la señal que Jesús dio tiene que ver con guerras entre naciones y entre reinos. Pero, ¿qué sucedería hoy día si el cumplimiento de la señal exigiera que tuviéramos que esperar hasta que estallara otra guerra de esfuerzo total entre las superpotencias? Tal guerra dejaría pocos sobrevivientes, si algunos. Así, como usted puede ver, el propósito de Dios de que haya sobrevivientes indica que ahora vivimos muy cerca del fin de este viejo sistema'.

O

contestar: 'El ver si los acontecimientos mundiales corresponden con esta profecía es como ver la correspondencia entre ciertas huellas digitales y los dedos que las produjeron. No habrá ninguna otra persona que deje las mismas huellas. De igual manera, el patrón de acontecimientos que comenzó en 1914 no se repetirá en ninguna generación futura'. Entonces pudiera añadir: 1) 'Todas las partes que componen la señal se ven claramente'. 2) 'Es seguro que nosotros no queremos ser como la gente de los días de Noé (Mat. 24:37-39)'.

'No

veremos el fin durante nuestra vida'

Usted

pudiera contestar: 'Pero usted sí cree que Dios intervendrá algún día, ¿no es cierto?'. Entonces pudiera añadir: 1) 'La única manera como algunos de nosotros pudiéramos saber cuándo será es si Él pusiera a nuestra disposición tal información. Pues bien, Jesús declaró francamente que ningún hombre sabe el día ni la hora, pero describió detalladamente las cosas que sucederían durante la generación en que habría de ocurrir el fin'. 2) 'Esa descripción trata con acontecimientos que usted conoce personalmente. (Si es posible, considere detalles de la señal, utilizando los datos que se suministran en las páginas anteriores.)'.

'Esas

cosas no me preocupan; yo sólo vivo el presente'

Usted

pudiera contestar: 'Es verdad que es bueno no estar demasiado preocupados por el futuro. Pero todos tratamos de hacer planes en nuestra vida para protegernos y proteger a nuestros seres amados. Es práctico hacer planes prácticos, realistas. La Biblia muestra que en el futuro habrá cosas maravillosas, y somos sabios si hacemos planes para beneficiarnos de ellas (Pro. 1:33; 2 Ped. 3:13)'.

'Yo

no pienso mucho en esas cosas; me gusta ser optimista en cuanto al futuro'

Usted

pudiera contestar: 'Es interesante el hecho de que Jesús dijo que habría buenas razones para que sus seguidores fueran optimistas en nuestro día (Luc. 21:28, 31)'. Entonces pudiera añadir: 'Pero note que él no les dice que cierren los ojos a lo que sucediera en el mundo para que fueran felices. Les dice que su optimismo estaría bien fundado; esto se debería a que entenderían el significado de los acontecimientos mundiales y sabrían cuál será el resultado final'.

Vida

Definición:

Una condición activa que distingue de los objetos inanimados a las plantas, los animales, los humanos y los seres espirituales. Por lo general los organismos vivientes físicos tienen las facultades de desarrollo, metabolismo, reacción a estímulos externos y reproducción. La vegetación tiene vida activa, pero no vida como alma poseedora de sentidos. En las almas terrestres, tanto animales como humanas, hay tanto fuerza vital activa para animarlas como aliento para sustentar tal fuerza vital.

La vida en todo el sentido de la palabra, según se aplica a personas inteligentes, es existencia perfecta con derecho a ella. El alma humana no es inmortal. Pero los siervos fieles de Dios tienen la perspectiva de vida eterna en perfección... en la Tierra para muchos, en el cielo para un "rebaño pequeño" como herederos del Reino de Dios. A los miembros de la clase del Reino, al ser resucitados a la vida de espíritus, se les otorga también inmortalidad, un atributo de la vida que no tiene que ser sustentada o mantenida mediante ninguna cosa creada.

¿Qué

propósito tiene la vida humana?

Algo

que es fundamental para que nuestra vida tenga propósito es reconocer a la Fuente de la vida. Si la vida fuera el producto del azar desprovisto de mente, nuestra existencia necesariamente carecería de propósito, y no habría un futuro seguro para el cual pudiéramos hacer planes. Pero Hechos 17:24, 25, 28 nos informa: "El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que hay en él [...] da a todos vida y aliento y todas las cosas. Porque por él tenemos vida y nos movemos y existimos". Revelación 4:11, que se dirige a Dios, añade: "Digno eres tú, Jehová, nuestro Dios mismo, de recibir la gloria y la honra y el poder, porque tú creaste todas las cosas, y a causa de tu voluntad existieron y fueron creadas". (Véanse también las páginas 117-124, la sección amplia titulada "Dios".)

La

frustración es el resultado de un derrotero de vida que está en conflicto con los requisitos del Creador y con sus pautas para alcanzar la felicidad. Gálatas 6:7, 8 advierte: "No se extravíen: de Dios uno no se puede mofar. Porque cualquier cosa que el hombre esté sembrando, esto también segará; porque el que está sembrando teniendo en mira su carne, segará de su carne la corrupción". (También Gálatas 5:19-21. Véase además la sección titulada "Independencia".)

Por

haber heredado de Adán el pecado, en la actualidad los humanos no pueden disfrutar de lleno de la vida como Dios se lo propuso en el principio. Romanos 8:20 declara que, como resultado del juicio divino después del pecado de Adán, "la creación [la humanidad] fue sujetada a futilidad". Respecto a su propia situación como humano pecaminoso, el apóstol Pablo escribió: "Yo soy carnal, vendido bajo el pecado. Porque lo bueno que deseo no lo hago, mas lo malo que no deseo es lo que practico. Verdaderamente me deleito en la ley de Dios conforme al hombre que soy por dentro, pero contemplo en mis miembros otra ley que guerrea contra la ley de mi mente y que me conduce cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros. ¡Hombre desdichado que soy!". (Rom. 7:14, 19, 22-24.)

Hallamos

la mayor felicidad posible ahora, y nuestra vida adquiere abundancia de significado, si aplicamos los principios bíblicos y ponemos en primer lugar el hacer la voluntad de Dios. No enriquecemos a Dios al servirle; él nos enseña 'a sacar provecho' (Isa. 48:17). La Biblia aconseja: "Háganse constantes, inmovibles, siempre teniendo mucho que hacer en la obra del Señor, sabiendo que su labor no es en vano en lo relacionado con el Señor". (1 Cor. 15:58.)

La Biblia pone ante nosotros la perspectiva de vida eterna en perfección si ejercemos fe en las provisiones de Jehová para la vida y andamos en Sus caminos. Esa esperanza tiene un fundamento sólido; no llevará a desilusión; la actividad que está en armonía con esa esperanza puede llenar nuestra vida de verdadero significado aun ahora. (Juan 3:16; Tito 1:2; 1 Ped. 2:6.)

¿Fueron

creados los humanos meramente para vivir unos cuantos años y luego morir?

Gén. 2:15-17: "Procedió Jehová Dios a tomar al hombre [Adán] y establecerlo en el jardín de Edén para que lo cultivase y lo cuidase. Y también le impuso Jehová Dios este mandato al hombre: 'De todo árbol del jardín puedes comer hasta quedar satisfecho. Pero en cuanto al árbol del conocimiento de lo bueno y lo malo no debes comer de él, porque en el día que comas de él positivamente morirás.'" (Dios no habló aquí de la muerte como de una circunstancia inevitable, sino como de lo que se derivaría del pecado. Estaba instando a Adán a evitarla. Compárese con Romanos 6:23.)

Gén. 2:8, 9: "Plantó Jehová Dios un jardín en Edén, hacia el este, y allí puso al hombre que había formado. Así Jehová Dios hizo crecer del suelo todo árbol deseable a la vista de uno y bueno para alimento y también el árbol de la vida en medio del jardín." (Después del pecado de Adán, la pareja humana fue echada de Edén para que no comiera del árbol de la vida, de acuerdo con Génesis 3:22, 23. De modo que parece que, si Adán hubiera permanecido obediente a su Creador, con el tiempo Dios le habría permitido comer de aquel árbol como símbolo de que habría demostrado que merecía vivir para siempre. La presencia del árbol de la vida en Edén señalaba a tal perspectiva.)

Sal. 37:29: "Los justos mismos poseerán la tierra, y residirán para siempre sobre ella." (Esta promesa muestra claramente que el propósito fundamental de Dios respecto a la Tierra y la humanidad no ha cambiado.)

Véase también la página 245, en la sección amplia titulada "Muerte".

Pero

en nuestro propio caso hoy día, ¿es la intención que la vida sea una existencia breve, marcada perjudicialmente a menudo por el sufrimiento?

Rom. 5:12: "Por medio de un solo hombre [Adán] el pecado entró en el mundo y la muerte por medio del pecado, y así la muerte se extendió a todos los hombres porque todos habían pecado." (Esto es lo que todos heredamos, no porque haya sido la intención o propósito de Dios, sino por el pecado de Adán.) (Véase también, entre las secciones principales, la titulada "Destino (Hado)".)

Job 14:1: "El hombre, nacido de mujer, es de vida corta y está harto de agitación." (Esto caracteriza en gran parte la vida en este sistema de cosas imperfecto.)

No obstante, hasta en medio de estas circunstancias nuestra vida puede ser abundantemente remuneradora, llena de significado. Véase, en las páginas 429-431, la información sobre el propósito de la vida humana.

¿Es

la vida en la Tierra simplemente un terreno de pruebas para determinar quién ha de ir al cielo?

Véanse las páginas 72-78, en la sección amplia titulada "Cielo".

¿Tenemos

un alma inmortal que continúe viviendo después de la muerte del cuerpo carnal?

Véanse las páginas 32-36, la sección amplia titulada "Alma".

¿Sobre

qué base puede alguien esperar tener más que su breve existencia humana actual?

Mat. 20:28: "El Hijo del hombre [Jesucristo] no vino para que se le sirviera, sino para servir y para dar su alma en rescate en cambio por muchos."

Juan 3:16: "Tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que ejerce fe en él no sea destruido, sino que tenga vida eterna."

Heb. 5:9: "Después de haber sido hecho perfecto [Jesucristo] vino a ser responsable por la salvación eterna para todos los que le obedecen." (También Juan 3:36.)

¿Cómo

se realizarán las perspectivas de vida futura?

Hech. 24:15: "Tengo esperanza en cuanto a Dios, esperanza que estos mismos también abrigan, de que va a haber resurrección así de justos como de injustos." (Esto incluirá a personas que hayan servido fielmente a Dios en el pasado, así como a la gran cantidad de personas que nunca llegó a conocer suficiente acerca del Dios verdadero como para aceptar o rechazar Sus caminos.)

Juan 11:25, 26: "Le dijo Jesús [a la hermana del hombre a quien después hizo volver a la vida]: 'Yo soy la resurrección y la vida. El que ejerce fe en mí, aunque muera, llegará a vivir; y todo el que vive y ejerce fe en mí no morirá jamás. ¿Crees tú esto?'" (De modo que, además de la esperanza de la resurrección, Jesús ofreció otra cosa para las personas que estuvieran vivas cuando el mundo inicuo actual llegara a su fin. Los que tienen la esperanza de ser súbditos terrestres del Reino de Dios tienen la perspectiva de sobrevivir y absolutamente nunca morir.)

En

la composición del cuerpo humano, ¿hay prueba de que este fuera diseñado para vivir para siempre?

Es de conocimiento general que el cerebro humano tiene una capacidad que excede por mucho la que usamos durante toda nuestra vida actual, sea que alcancemos 70 o hasta 100 años de edad. La Encyclopædia Britannica declara que el cerebro humano "está dotado de una potencialidad considerablemente mayor de la que se puede utilizar durante la vida de una persona" (1976, tomo 12, pág. 998). El científico Carl Sagan dice que el cerebro humano pudiera almacenar información que "llenaría unos veinte millones de volúmenes, tantos como en las bibliotecas más grandes del mundo" (Cosmos, 1980, pág. 278). Respecto a la capacidad del "sistema de archivar" del cerebro humano, el bioquímico Isaac Asimov escribió que tal sistema es "perfectamente capaz de encargarse de cualquier carga de aprendizaje y memoria que el ser humano probablemente haya de poner sobre él... y mil millones de veces más que esa cantidad, también" (The New York Times Magazine, 9 de octubre de 1966, pág. 146). (¿Por qué fue dotado de tal capacidad el cerebro humano si no habría de utilizarla? ¿No es razonable que los humanos, que tienen capacidad ilimitada para aprender, fueran de hecho diseñados para vivir para siempre?)

¿Hay

vida en otros planetas?

The

New York Times informa: "La búsqueda de vida inteligente en otras partes del universo [...] comenzó hace 25 años [...] La tarea impresionante, que abarca explorar centenares de miles de millones de estrellas, hasta ahora no ha producido indicación clara de que exista vida más allá de la Tierra" (2 de julio de 1984, pág. A1).

The

Encyclopedia Americana dice: "No se han detectado definitivamente otros planetas [fuera de nuestro sistema solar]. Pero por cada planeta que pudiera existir fuera del sistema solar hay una probabilidad de que la vida haya comenzado y evolucionado hasta llegar a ser una civilización avanzada" (1977, tomo 22, pág. 176). (Como lo refleja esta declaración, ¿pudiera ser que uno de los principales motivos para la extremadamente costosa búsqueda de la vida en el espacio sideral sea el deseo de hallar alguna prueba para la teoría de la evolución, alguna prueba de que el hombre no fue creado por Dios y por eso no tiene que rendirle cuentas?)

La Biblia revela que la vida que hay en esta Tierra no es la única vida que existe. Hay seres celestiales, espirituales —Dios y los ángeles— que son inmensamente superiores al hombre en inteligencia y poder. Ya se han comunicado con la humanidad y han explicado el origen de la vida y cuál es la solución para los problemas abrumadores a que se enfrenta el mundo. (Véanse, entre las secciones principales de este manual, las tituladas "Biblia" y "Dios".)

Vuelta

de Cristo

Definición:

Antes de partir de la Tierra, Jesucristo prometió volver. En asociación con esa promesa hay acontecimientos emocionantes relacionados con el Reino de Dios. Debe notarse que hay diferencia entre venida y presencia. Así, mientras que la venida de alguien (asociada con su llegada o vuelta) sucede a cierto tiempo dado, su presencia después de eso tal vez se extienda por un período de años. En la Biblia, la palabra griega er´kho·mai (que significa "venir") también se emplea con referencia al hecho de que Jesús dirige su atención a una tarea importante en un tiempo específico durante su presencia, a saber, a su obra como ejecutor nombrado por Jehová en la guerra del gran día de Dios el Todopoderoso.

¿Tienen

lugar en un espacio de tiempo muy corto los acontecimientos que se asocian con la presencia de Cristo, o suceden durante un período de años?

Mat. 24:37-39: "Así como eran los días de Noé, así será la presencia ["venida", VM, VV (1977); "presencia", PB; "parusía", EH (1976), GR, Str; griego: pa·rou·si´a] del Hijo del hombre. Porque como en aquellos días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, los hombres casándose y las mujeres dándose en matrimonio, hasta el día en que Noé entró en el arca; y no hicieron caso hasta que vino el diluvio y los barrió a todos, así será la presencia del Hijo del hombre." (Los sucesos de "los días de Noé" que se describen aquí tuvieron lugar durante un período de muchos años. Jesús comparó su presencia con lo que ocurrió en aquel tiempo.)

En Mateo 24:37 se emplea la palabra griega pa·rou·si´a. Esta palabra significa literalmente un "estar al lado". Palabras griegas del Nuevo Testamento, de William Barclay, dice que "significa simplemente la presencia o venida de personas o cosas. Puede usarse en frases como la presencia de amigos". El sentido de la palabra se señala claramente en Filipenses 2:12, donde Pablo contrasta su presencia (pa·rou·si´a) con su ausencia (a·pou·si´a). Por otra parte, en Mateo 24:30, donde se habla acerca del "Hijo del hombre viniendo sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria" como el ejecutor nombrado por Jehová en la guerra de Armagedón, se emplea la palabra griega er·kho´me·non. Algunos traductores emplean la expresión 'venida' para ambas palabras griegas, pero los que ejercen más cuidado comunican la diferencia entre ellas.

¿Volverá

Cristo de modo que sea visible a los ojos humanos?

Juan 14:19: "Un poco más y el mundo ya no me contemplará, mas ustedes [los apóstoles fieles de Jesús] me contemplarán, porque yo vivo y ustedes vivirán." (Jesús había prometido a sus apóstoles que él volvería y los llevaría al cielo para que estuvieran con él. Ellos podrían verlo porque serían criaturas celestiales como él. Pero el mundo no lo vería de nuevo. Compárese con 1 Timoteo 6:16.)

Hech. 13:34: "[Dios] lo resucitó [a Jesús] de entre los muertos destinado a nunca más volver a la corrupción." (El cuerpo humano por naturaleza es corruptible. Por eso en 1 Corintios 15:42, 44 se emplea la palabra "corrupción" en una construcción paralela con la expresión "cuerpo físico". Jesús jamás volverá a tener un cuerpo de ese tipo.)

Juan 6:51: "Yo soy el pan vivo que bajó del cielo; si alguien come de este pan vivirá para siempre; y, de hecho, el pan que yo daré es mi carne a favor de la vida del mundo." (Puesto que lo ha dado, Jesús no vuelve a tomarlo. Así, no priva a la humanidad de los beneficios del sacrificio de su vida humana perfecta.)

Véanse también las páginas 47, 48 en la sección "Arrebatamiento (Rapto)".

¿Qué

significa el que Jesús venga "de la misma manera" como ascendió al cielo?

Hech. 1:9-11: "Estando ellos [los apóstoles de Jesús] mirando, fue elevado y una nube se lo llevó de la vista de ellos. Y estando ellos mirando con fijeza en el cielo mientras él se iba, también, ¡mira! dos varones con prendas de vestir blancas estaban de pie al lado de ellos, y dijeron: 'Varones de Galilea, ¿por qué están de pie mirando al cielo? Este Jesús que fue recibido de entre ustedes arriba en el cielo vendrá así de la misma manera que lo han contemplado irse al cielo.'" (Nótese que este texto dice "la misma manera", no el mismo cuerpo. ¿De qué "manera" ascendió él? Como lo muestra el versículo 9, desapareció de la vista, y solo sus discípulos observaron su partida. El mundo en general no se dio cuenta de lo que pasó. Lo mismo sería cierto de la vuelta de Cristo.)

¿Qué

significa el que él 'venga en las nubes' y 'todo ojo lo vea'?

Rev. 1:7: "¡Miren! Viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que lo traspasaron; y todas las tribus de la tierra se golpearán en desconsuelo a causa de él." (También Mat. 24:30; Mar. 13:26; Luc. 21:27.)

¿Qué indican las "nubes"? Invisibilidad. Si un avión está en medio de una nube espesa o encima de las nubes, la gente en la tierra usualmente no puede verlo, aunque tal vez sí oiga el sonido de los motores. Jehová dijo a Moisés: "Vengo a ti en una nube oscura". Moisés no vio a Dios, pero aquella nube señaló la presencia invisible de Jehová. (Éxo. 19:9; véanse también Levítico 16:2 y Números 11:25.) Si Cristo hubiera de aparecer visiblemente en los cielos, es obvio que no "todo ojo" le vería. Por ejemplo, si se apareciera sobre Australia, no sería visible en Europa, África y las Américas, ¿no es cierto?

¿En qué sentido 'le verá todo ojo'? Por los sucesos en la Tierra percibirán que está presente invisiblemente. También con referencia a vista que no es física, Juan 9:41 informa: "Les dijo Jesús [a los fariseos]: 'Si fueran ciegos, no tendrían pecado. Pero ahora ustedes dicen: "Vemos." Su pecado permanece'". (Compárese con Romanos 1:20.) Después de la vuelta de Cristo, algunas personas muestran fe; reconocen la señal de su presencia. Otras rechazan la evidencia, pero cuando Cristo actúe como el ejecutor nombrado por Dios contra los inicuos, hasta ellas percibirán por la manifestación de Su poder que la destrucción no procede de los hombres, sino del cielo. Sabrán qué está pasando porque se les ha advertido de antemano. Por lo que estará alcanzándolas, "se golpearán en desconsuelo".

¿Quiénes son "los que lo traspasaron"? Literalmente, los soldados romanos hicieron esto al tiempo de la ejecución de Jesús. Pero ha pasado muchísimo tiempo desde que ellos murieron. Por eso, esto debe referirse a gente que de igual manera maltrata, o 'traspasa', a los verdaderos seguidores de Cristo durante "los últimos días". (Mat. 25:40, 45.)

¿Puede

realmente decirse que alguien haya 'venido' o que esté 'presente' si no es visible?

El apóstol Pablo habló de estar "ausente en cuerpo mas presente en espíritu" con la congregación de Corinto. (1 Cor. 5:3.)

Jehová dijo que él 'bajaría' para confundir el lenguaje de los edificadores de la torre de Babel (Gén. 11:7). También dijo que procedería "a bajar" para librar a Israel de su esclavitud en Egipto. Y Dios aseguró a Moisés: "Mi propia persona te acompañará" para conducir a Israel a la Tierra de Promisión o Tierra Prometida (Éxo. 3:8; 33:14). Pero ningún humano ha visto alguna vez a Dios. (Éxo. 33:20; Juan 1:18.)

¿Cuáles

son algunos de los acontecimientos que la Biblia asocia con la presencia de Cristo?

Dan. 7:13, 14: "Con las nubes de los cielos sucedía que venía alguien como un hijo del hombre [Jesucristo]; y al Anciano de Días [Jehová Dios] obtuvo acceso, y lo presentaron cerca, aun delante, de Aquél. Y a él fueron dados gobernación y dignidad y reino, para que los pueblos, grupos nacionales y lenguajes todos le sirvieran aun a él."

1 Tes. 4:15, 16: "Esto es lo que les decimos por palabra de Jehová, que nosotros los vivientes que sobrevivamos hasta la presencia del Señor no precederemos de ninguna manera a los que se han dormido en la muerte; porque el Señor mismo descenderá del cielo con una llamada imperativa, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, y los que están muertos en unión con Cristo se levantarán primero." (Así, los que han de reinar con Cristo serían resucitados para estar con él en el cielo... primero los que hubieran muerto muchos años antes y luego los que murieran después de la vuelta del Señor.)

Mat. 25:31-33: "Cuando el Hijo del hombre llegue en su gloria, y todos los ángeles con él, entonces se sentará sobre su glorioso trono. Y todas las naciones serán juntadas delante de él, y separará a la gente unos de otros, así como el pastor separa las ovejas de las cabras. Y pondrá las ovejas a su derecha, pero las cabras a su izquierda."

2 Tes. 1:7-9: "A ustedes que sufren la tribulación, con alivio juntamente con nosotros al tiempo de la revelación del Señor Jesús desde el cielo con sus poderosos ángeles en fuego llameante, al traer él venganza sobre los que no conocen a Dios y sobre los que no obedecen las buenas nuevas acerca de nuestro Señor Jesús. Estos mismos sufrirán el castigo judicial de destrucción eterna de delante del Señor y de la gloria de su fuerza."

Luc. 23:42, 43: "Y siguió diciendo [el malhechor simpatizante clavado en el madero al lado de Jesús]: 'Jesús, acuérdate de mí cuando entres en tu reino'. Y él le dijo: 'Verdaderamente te digo hoy: Estarás conmigo en el Paraíso.'" (Bajo la gobernación de Jesús toda la Tierra se convertirá en un paraíso; se levantará a los muertos que están en la memoria de Dios y se les presentará la oportunidad de disfrutar de vida perfecta en la Tierra para siempre.)

Véanse también las páginas 420-425, en la sección titulada "Últimos días".

Índice

Este Índice no presenta todo aspecto de cada materia principal. Para conseguir otros detalles, búsquese la sección correspondiente a cada materia en las páginas anteriores y léanse los subtítulos.

Abismo,

Satanás confinado, 359, 360

Aborto,

25, 26

Abrahán,

esposas, 236, 237

Adán

y Eva, 27-29

el pecado, cómo posible, 282, 283

el pecado... ¿"plan de Dios"?, 29, 107

¿fueron destinados al cielo?, 72, 73

matrimonio, 235, 236

personas históricas, 27, 28, 155

por qué sufrimos por lo que Adán hizo, 375-377

rescate para la prole, 321, 322

Adivinación,

juegos, 134

Adoración,

a Jesús, 212

a seres humanos, 144

de la cruz, 94, 95

no toda aprobada por Dios, 309, 310

toda creación unida, 302, 303

uso de imágenes, 53, 54, 178-182, 232, 352, 353

Adversidad,

¿castigo de Dios?, 378, 379

Agüeros,

134

Alfa

y Omega, 405, 406

Alimento,

abundancia bajo el Reino, 304

carne animal, 345, 346

Alma,

diferente de espíritu, 35

inmortalidad... origen de la creencia, 36, 248

muerte, 34, 35, 187, 289, 290

qué es, 32-34

reencarnación, 296-300

resurrección, 326, 327

Amor,

al semejante, 314

de Dios, ¿violado por el Armagedón?, 45

falta en el mundo, 10

marca de religión verdadera, 316

se enfría, 422, 423

Animales,

almas, 33, 34

armonía con humanos, 306

desangrarlos para alimento, 345, 346

Antepasados,

amarlos mientras viven, 31

¿mensajes de los muertos?, 31, 246-249

muertos no pueden ayudar ni causar daño, 29, 30

Anticristo,

37, 38

Año

Nuevo, celebraciones, 115

Apostasía,

38-41

actitud para con apóstatas, 40, 41

marcas identificadoras, 39, 40

Apóstoles,

¿Pedro "la roca"?, 365, 366

perdón de pecados, 80

Arcángel,

Jesucristo, 215, 216

Armagedón,

10, 42-46

dónde se pelea, 42, 43

identificado, 41, 42

sobrevivientes, 44, 45

Arrebatamiento

(Rapto), 46-51

Asociaciones,

malas, 184

Astrología,

54, 109, 110, 112

Babilonia,

astrología, 54, 109, 110

ciudad antigua, 51-53

confesión, 80, 81

cruz, 93, 94

Pedro en Babilonia, 368

sueños, 372

su influencia religiosa hoy, 52-54

tríadas de dioses, 53

Babilonia

la Grande, identificada, 51-56

urgente huir de ella, 55, 56

Banderas,

punto de vista cristiano, 267-269

Bautismo,

con espíritu santo, 58-60

con fuego, 60

"por los muertos", 59, 60

sumergir en agua, 56-58

Bebidas

alcohólicas

contraste con marihuana, 127, 128

efectos de excesos, 184

Biblia,

10, 11, 61-71

confiabilidad de traducción, 66, 67, 395, 396

lectura personal no es suficiente, 314, 315, 319

pruebas de inspiración, 63-66

Bondad,

10

Budista,

cómo testificarle, 21, 22

Caín,

esposa, 291, 292

Carismáticos,

98-100, 223-225

Castigo,

¿después de la muerte?, 290

eterno, 189-192

la adversidad, ¿castigo de Dios?, 378, 379

Celibato,

370

Cielo,

71-78

arrebatamiento, 46-51

cantidad que va al cielo, 76, 77

cuando los cristianos son llevados al cielo, 46-50

cuerpo de María, 231

cuerpos de personas en el cielo, 48, 214, 215, 327-329

el Señor 'desciende del cielo', 47, 48

paraíso, 277-280

por qué van al cielo algunos, 78, 328

quiénes van allí, 72-74, 76, 77

¿regresarán a la Tierra los que son llevados al cielo?, 50, 392, 393

Ciencia,

creencia en creación, 87-89

creencia en Dios, 117, 118

la Biblia se adelanta a descubrimientos científicos, 65, 66

puntos de vista en conflicto en cuanto a la evolución, 148-150

144.000,

¿los únicos que se salvarán?, 344, 345

número literal, 77

¿solo judíos naturales?, 77

Clero

y lego, distinciones de, 54

Cobertura

para la cabeza, por qué se necesita, 254, 255

Comunidad,

actitud de Testigos respecto a mejoramiento, 388, 389

Confesión,

79-82

Conmemoración,

emblemas, 84

fecha, 86

frecuencia, 86, 243, 244

participantes, 84, 85

significado e importancia, 83, 84

Conversión,

de judíos, 219, 220

el Reino no esperará por conversión mundial, 307, 308

Corrupción,

quitada para siempre, 175, 176

Cosméticos,

uso por mujeres, 255, 256

Creación,

87-91

creencia en, en el mundo científico, 87-89

origen de material básico, 90

similitudes de estructura, 90

tiempo implicado, 91

Crimen:

Véase "Delito".

Cristianos,

cómo identificar a los verdaderos, 100, 225, 226, 315, 316

testigos para Jehová y Jesús, 389

Cronología,

'tiempos señalados de las naciones', 167-170

Cruz,

muerte de Jesús, 91-93

origen de la cruz de la cristiandad, 93, 94

veneración, 94, 95

Cuerpo

humano, diseñado para vivir para siempre, 433

prueba de creación, 88, 89

"Culto",

por qué los Testigos no lo son, 383

Cumpleaños,

96-98

Curación,

98-103

milagrosa... ¿por el espíritu de Dios hoy?, 98-100, 102, 103

peligro en la, espiritista, 101, 102, 132, 133

Decisiones,

fundadas en la astrología, 109, 110

que pasan por alto la voluntad de Dios, 140-144, 185

Delito,

11

el aumento es real, 422, 423

Demonios,

espiritismo, 131-136, 355, 356

influencia en las naciones, 46, 175, 359

responsabilidad por iniquidad, 194

¿toman forma humana?, 134, 135

Desafuero,

últimos días, 422, 423

Desaliento,

144-148

Desastres

naturales (así llamados), por qué permitidos, 378

Destino,

103-110, 251

¿prefijado el "tiempo de morir"?, 103, 104

¿todo la "voluntad de Dios"?, 104, 105

¿todo predicho y predeterminado por Dios?, 105-109

Día,

duración del día de creación, 91, 153

Diablo,

355-360

Días

de fiesta, Año Nuevo, 115

Día de las Madres, 117

Día de San Valentín, 116

días de fiesta nacionales, 117

en memoria de los "espíritus de los difuntos", 115, 116

Navidades, 111-113

Pascua Florida, 114, 115

Diez

Mandamientos, pasaron, 337

Dios,

10, 117-124

Jesús como un dios, 122, 209, 210, 403, 404, 406, 408-410

nombre de, dónde se halla en las traducciones de la Biblia, 198-202

persona real, 120

prueba de existencia, 117-120, 123, 124

sin principio, 120, 121

"único Dios verdadero", 122, 403, 404

(Véase también "Jehová".)

Divorcio,

238

Dolor,

por muerte de amado, 249

Dones

del espíritu, por qué se dieron, 101

Drogas,

cómo librarse, 130

efectos, 126-130

marihuana, 126, 127, 130

principios bíblicos, 124-126, 128-130

tabaco, 128-130

Empleo,

el Reino proveerá, 11, 177, 304

Enfermedades,

curación duradera, 102, 144, 145, 304

curación por fe, 98-100, 102, 103

Esaú,

¿predestinado?, 108

Escaseces

de alimento, últimos días, 421, 422

Espiritismo,

131-136

cómo librarse de su influencia, 135, 136

drogas, 125

¿es posible hablar con los muertos?, 131-135

¿hay peligro en consultar a espiritistas?, 132-134

Espíritu,

bautismo, 58-60

fuerza activa de Dios, 136, 137, 399, 400, 404

fuerza vital activa... ¿qué sucede cuando uno muere?, 35, 138-140

identificando a los que tienen espíritu santo, 137, 138, 140, 223-226, 261, 262

Espíritu

del mundo, características, 140-144

Espíritu

santo: Véase "Espíritu".

Esposa,

¿más de una?, 236, 237

posición en la casa cristiana, 252, 253

Estímulo,

144-148

Estrellas,

astrología, 54, 109, 110

estrella que llevó a astrólogos a Herodes, 112

Evolución,

148-156

¿científica?, 148, 149

desacuerdo entre científicos, 149, 150

ilustraciones de "hombres-monos", 152

métodos de fechar, 165, 166

mutaciones, 151, 152

registro fósil, 150, 151

¿usada por Dios?, 89, 155

Falsos

profetas, 156-161

¿testigos de Jehová?, 161

Familia,

12, 239, 240

Fe,

162-165

cómo se adquiere, 163, 164

la fe sola no basta, 164, 165, 343

por qué no todo el mundo la tiene, 162, 163

Fechas,

cálculo de 1914, 167-170

edades de humanos antes del Diluvio, 166, 167

métodos de fechar de científicos, 165, 166

Felicidad,

14, 73, 174, 175

Filosofía,

170-173

Fósiles,

evolución, 150, 151

Fuego,

bautismo con, 60

¿Tierra destruida por fuego?, 391, 392

Fuego

del infierno, origen de la creencia, 193

Fumar,

128-130

Futuro,

lo que la Biblia predice, 12, 105, 106, 286, 287, 302-306

por qué no volverse al espiritismo, 133, 134

Gehena,

191, 192

Genética,

¿clave a la evolución?, 151, 152

Gobierno,

174-178

actitud de cristianos para con el gobierno seglar, 263, 264

el Reino de Dios, 176-178, 300-302

por qué la gobernación humana no satisface, 174-176

Gran

muchedumbre, esperanza terrestre, 77, 78

sobrevive la gran tribulación, 49, 50

Gran

tribulación, sobrevivientes, 49, 50, 426, 427

Guerra,

Armagedón, 41-46

guerra nuclear, 42, 390, 391

Iglesia Católica, 371

Israel antiguo, 264-266

librados de la guerra, 12, 303

punto de vista cristiano, 264-266

últimos días, 420, 421

Habla,

extática, 223, 224

injuriosa, 143

Hades,

186, 187, 279

Hado:

Véase "Destino".

Halo,

353

Hambres,

últimos días, 421, 422, 427

Hechicería,

54

Hijos,

12

bautismo de infantes, 57, 58

defectos de nacimiento, 377, 378

en Armagedón, 45

hijos de Dios, 294, 295

punto de vista de Dios de los no nacidos, 25

transfusiones de sangre, 348, 349

Hijos

de Dios, 260, 294, 295

Himnos

nacionales, punto de vista cristiano, 267, 268

Hindú,

testificación a, 22

Homosexualidad,

362-364

Imágenes,

178-182

¿ayudas en adoración?, 179

babilónicas, 53, 54

¿imagen, o ídolo?, 179, 181

María, 232

"santos", 180, 352, 353

Independencia,

actitudes que se deben evitar, 185, 186

¿verdadera libertad sin normas bíblicas?, 183-185

Infantes,

bautismo, 57, 58

defectos congénitos, 377, 378

muerte, 246

Infierno,

186-193

Gehena, 191, 192

hombre rico y Lázaro, 192, 193

quiénes van allí, 188

'tormento eterno', en Revelación, 190, 191

Iniquidad,

162, 163, 194-198

la adversidad, ¿castigo de Dios?, 378, 379

por qué después de establecido el Reino, 169, 170

por qué la permite Dios, 195-197

por qué tanta, 194

¿prueba de que no hay Dios?, 119

responsabilidad por ella, 107, 108, 194

Injusticia,

13, 146, 147

"Inmaculada

concepción", de María, 230, 231

Inmersión,

57

Inmortalidad

almas humanas no inmortales, 29, 30, 34, 35, 246, 247

origen de la creencia de la cristiandad, 36

Inspiración,

prueba en la Biblia, 63-66

Israel,

cumplimiento de profecía bíblica, 220-222

espiritual, 222

Jacob,

esposas, 236, 237

¿predestinado?, 108

Jefatura,

252, 253

Jehová,

198-205

el nombre... ¿dónde se halla en varias Biblias?, 198-200

el nombre en las Escrituras Griegas Cristianas, 201, 202, 396

¿el nombre para Jesús en el "Antiguo Testamento"?, 204, 205

importancia del nombre, 203, 204

santificación de su nombre, 302

sin principio, 120, 121

único Dios verdadero, 122, 403, 404, 406, 407, 408-410

¿Yahweh, o Jehová?, 202, 203

(Véase también "Dios".)

Jesucristo,

206-217

conmemoración de su muerte, 83-86, 242, 243

cuerpo de su resurrección, 214, 215, 327, 328

divinidad, 419

Jehová no es nombre para, 204, 205

muerte, 320

¿muerte sobre madero, o cruz?, 91-93

nacido de una virgen, 228, 229

persona histórica, 206, 207

"piedra" o "roca", 365, 366

por qué muchos judíos no lo aceptaron, 208, 209

posición de rey, 167-170, 306-308

'primogénito de la creación', 400-402

sacrificio de rescate, 320-326, 346

salvador, 213, 214, 217, 288, 406

¿simplemente un buen hombre?, 207

sucesos asociados con presencia, 420-425, 435, 437, 438

superioridad de sus enseñanzas, 172, 173

textos de Escrituras Hebreas que se refieren a Jehová y que se aplican a Jesús, 407

títulos de Jehová aplicados a, 404-407

"último Adán", 28, 321, 322

un

dios, no el Dios, 209-211, 409, 410

'viniendo en una nube', 47, 48, 436, 437

Joyas,

uso por mujeres, 255, 256

Judas

Iscariote, ¿predestinado?, 108

Judíos,

217-222

identidad de 144.000, 77

¿pueblo escogido?, 217-219

rechazamiento de Jesús como Mesías, 208, 209

testificación a, 22, 23

Juegos,

conectados con la adivinación, 134

Juicio,

resurrección de, 330, 331

Justicia,

177, 305

Lenguas,

hablar en, 223-227

¿por cuánto tiempo continuarían los dones?, 226

¿prueba de que uno tiene espíritu santo?, 223-225

Ley

de Moisés, partes "ceremonial" y "moral", 336

pasa, 337

Luto,

por los muertos, 249, 250

Llaves

del Reino, 366-368

Madero,

muerte de Jesús, 91-93

"Madre

de Dios", María, 230

Madres,

Día de las, 117

Maldición,

¿raza negra?, 293, 294

Malhechor,

promesa del Paraíso, 279-281

María

(madre de Jesús), 227-234

¿cuerpo de carne al cielo?, 231

culto especial, 232, 233

¿inmaculada concepción?, 230, 231

¿"Madre de Dios"?, 230

oración a María, 232

virgen, 228-230, 234

Marihuana,

126-128, 130

Materialismo,

143, 183, 184

Matrimonio,

cómo mejorar, 239, 240

divorcio, 238

hermano y hermana, 239

poligamia, 236, 237

registro legal, 235, 236

relaciones sexuales antes del, 361, 362

separación, 237, 238

Mediums

espiritistas, mensajes de los muertos, 31, 131, 132

Mesías,

por qué los judíos rechazaron a Jesús, 208, 209

Miguel,

identificado, 215, 216

1914,

punto de vista de historiadores seglares, 425, 426

Reino establecido, 167-170

Milagros,

de Jesús, 212, 213, 304, 305

en el día moderno, 98-100, 157, 158

Ministras,

mujeres, 253, 254

Misa,

¿alivio para almas en purgatorio?, 244

frecuencia, 243, 244

sacrificio, 240, 242, 243

transubstanciación, 240-242

Muerte,

14, 245-251

adámica, eliminada, 305, 306

alma, 34, 35, 187

castigo después, 189-193, 290

costumbres de luto, 249, 250

esperanza de resurrección, 145, 146, 305, 328-333

informes de "otra vida", 247-249

¿lo que Dios se proponía?, 245, 250, 431

muerte de Jesús diferente, 320, 321

¿predeterminado el tiempo?, 103, 104, 251

punto de vista babilónico, 54

relacionada con fumar, 128, 129

Muertos,

bautismo por, 59, 60

condición, 187, 246, 247, 290

días de fiesta en memoria de, 115, 116

dónde están, 246

hablar con, 31, 131, 132, 248, 249

no pueden ayudar ni causar daño a vivos, 29, 30

resurrección, 145, 146, 305, 328-333

Mujeres,

Biblia no las trata como personas inferiores, 251-253

cobertura para la cabeza, 254, 255

cosméticos y joyas, 255, 256

ministras, 253, 254

Mundo,

256-259

actitud de cristianos para con, 258, 259, 269, 316, 381

conversión, 307, 308

envolvimiento de la religión en, 55, 370, 371

fin del, 170, 256, 257

gobernante, 257, 258, 358, 359

significado de condiciones, 62, 420-425

sobrevivientes del fin, 426, 427

vigilar contra su espíritu, 140-144

Musulmán,

testificación a, 23, 24

Mutaciones,

evolución, 151, 152

Nacer

otra vez, 259-263

por qué necesario, 259, 260

¿salvados, sin tal nacimiento?, 260, 261

¿tienen espíritu santo, sin tal nacimiento?, 261, 262

Navidades,

111-113

Negros,

maldición sobre Canaán, 293, 294

Neutralidad,

263-269

banderas e himnos nacionales, 267-269

guerra carnal, 264-266

implicación en la política, 266, 267

Nubes,

'arrebatados en nubes', 47

Jesús 'viene en una nube', 47, 48, 436, 437

Obras,

consecuentes con fe, 164, 165, 343

Opresión,

quitada para siempre, 175, 176

Oración,

270-273

a María, 232

a "santos", 351, 352

asuntos apropiados, 272

las oraciones de quiénes no son las aceptables, 271, 272

las oraciones de quiénes oye Dios, 270, 271

Organización,

273-277

como identificar la visible de Dios, 276, 277

¿necesaria?, 313-315

prueba de que Dios tiene, 273-276

Orgullo,

142

Paraíso,

277-281

malhechor en el Paraíso, 279-281

terrestre, 278, 279, 306

Pascua

Florida, 114, 115

Paz,

12, 303

Pecado,

cómo posible para criatura perfecta, 282, 283

confesión, 81, 82

efecto sobre relación con Dios, 285

el de Adán, ¿"plan" de Dios?, 29, 107, 108

¿hay pecado hoy?, 283-285

¿libres de pecado los santos?, 354

María, ¿libre de pecado?, 230, 231

perdón, 58, 80

purificación del, 58, 290

voluntarioso, 79, 82, 281, 282

Pedro,

'llaves del reino', 366-368

papas no sucesores, 368, 369

¿"roca"? 365, 366

¿Roma, o Babilonia?, 368

Perdón

apóstoles autorizados a perdonar, 80

Persecución,

estímulo para aguante, 146

por qué son perseguidos los Testigos, 387, 388, 424

Peste,

últimos días, 422

Placer,

búsqueda del, 124-126, 142, 143

Planetas,

¿vida en otros?, 434

Poligamia,

236, 237

Política,

actitud de los cristianos, 266, 267

implicación religiosa, 54, 55

Posesiones,

exhibición, 143

vida dominada por deseo de, 143

Predestinación,

Adán, 107, 108

cristianos, 108, 109

"es la voluntad de Dios", 104, 105

Jacob y Esaú, 108

Judas Iscariote, 108

(Véase también "Destino".)

Predeterminación:

Véase "Destino".

Preexistencia,

71, 72

Presciencia:

Véase "Destino".

Presencia,

la de Cristo, 420-425, 434-438

Profecía,

105-107, 286-288

cumplimientos, 63-65, 167-170, 177, 420-425

por qué interesa profundamente, 287, 288

todavía por cumplirse, 286, 287

Profetas,

testificación de verdaderos y falsos, 156-160

Purgatorio,

288-290

base para enseñanza, 289

misa para los que allí se hallan, 244

Razas

de la humanidad, 290-295

origen común, 27, 291

origen de raza negra, 293, 294

razones para las características, 292, 293

Rebelión,

142

Reencarnación,

296-300

difiere de la esperanza bíblica, 299

¿prueba de, en la Biblia?, 297-299

sentimiento extraño de conocer ya a personas y lugares, 296, 297

Reino,

13, 300-308

gobernantes con Cristo, 76-78, 259, 260

gobierno, 300-302

lo que logrará, 302-306

"llaves del reino", 366-368

testificación, 316, 424

tiempo de establecimiento, 167-170, 306-308

Religión,

308-319

Babilonia la Grande, 51-55

¿bien en todas?, 310, 318

cómo identificar la verdadera, 315, 316

dejar la religión de los padres, 310, 311

lo que distingue a los testigos de Jehová, 380-382

organizada, 313-315

por qué tantas religiones, 309

una sola religión verdadera, 319, 384, 385

unión de fes, 311, 312

Reliquias,

veneración, 352, 353

Rescate,

320-326

beneficios a quiénes, y por qué, 322-325

cómo diferente la muerte de Jesús, 320, 321

hijos, 377, 378

por qué necesario, 321, 322

¿qué efecto en cómo usamos nuestra vida?, 325, 326

Resurrección,

326-333

celestial, 328, 329

contraste con reencarnación, 299

cuerpo de Jesús en la resurrección, 214, 215, 327, 328

terrestre, 329-333

Revolución,

175, 176

Rico

y Lázaro, parábola, 192, 193

Roca,

Cristo, no Pedro, 365, 366

Sábado,

333-340

¿semanal, para cristianos?, 334, 335

significado para cristianos, 338, 339

Sabiduría,

humana, 170-173

verdadera, 170, 171

Salomón,

esposas, 236, 237

Salvación,

340-345

judíos, 220

¿para los que no 'nacen otra vez'?, 260, 261

requisitos, 213, 214, 321, 322, 343

¿solo para los 144.000?, 344, 345

¿una vez salvo, siempre salvo?, 342, 343

¿universal?, 340-342

Sangre,

345-350

Sanidad:

Véase "Curación".

Santos,

350-354

halos, 353

imágenes y reliquias, 180, 352, 353

¿libres de todo pecado?, 354

oración a, 351, 352

Salvador,

Jehová, 406

Jesucristo, 217, 288, 406

Satanás

el Diablo, arrojado del cielo, 169, 170, 359

dios de este sistema, 358, 359

encerrado en abismo, 359, 360

gobernante del mundo, 358, 359

manipula a naciones hacia Armagedón, 46

origen, 357

persona celestial, 355-357

por qué se le permitió permanecer, 357, 358

Saúl,

habló a "Samuel" mediante médium espiritista, 131, 132

Sectas,

38, 39, 383

Seguridad,

12, 304

Seol,

187, 189

Separación,

marital, 237, 238

Serpiente,

habló a Eva, 28

Sexo,

183, 360-364

homosexualidad, 362-364

punto de vista bíblico, 360, 361

relaciones sexuales premaritales, 361, 362

Soberanía,

cuestión de, 195, 196, 357, 358

Reino sostiene la de Jehová, 302

Sucesión

apostólica, 365-371

línea de sucesión, 368, 369

"llaves del reino", 366-368

¿Pedro en Roma?, 368

¿Pedro la "roca" o "piedra"?, 365, 366

Sueños,

371-373

Sufrimiento,

13, 373-380

hijos con defectos congénitos, 377, 378

¿lo que se propuso Dios?, 431, 432

por qué lo permite Dios, 373-380

¿prueba de que no hay Dios?, 119, 120

responsabilidad por, 104, 105, 373, 374

Tabaco,

128-130

Temor,

a Jehová, 205

a los muertos, 30

últimos días, 423, 424

Terremotos,

por qué los permite Dios, 378

últimos días, 422, 427

Testificación,

39, 316, 424

de casa en casa, 386, 387

para Jehová y Jesús, 389

Testigos

de Jehová, 380-389

comienzos, 383, 384

cómo financiada la obra, 382, 383

correcciones de puntos de vista, 160, 161, 386

creencias que los distinguen, 380-382

no falsos profetas, 161

por qué perseguidos, 387, 388

¿religión americana?, 382

¿única religión verdadera?, 384

"Tiempos

señalados de las naciones"

cómo calcularlos, 167-170

Tierra,

381, 389-394

forma del planeta, 65

globo terráqueo permanecerá para siempre, 42, 390-392

habitantes... ¿volverán al cielo?, 50, 392, 393

Paraíso futuro, 278-281, 306

prueba de creación, 87, 88

si nadie muere, ¿dónde vivirá todo el mundo?, 333, 394

sobrevivientes en ella, después del fin del mundo inicuo, 49, 50, 426, 427

vida eterna en ella, 75, 76

'Tormento

eterno', 189-192

Tormentos,

el rico y Lázaro, 192, 193

eternos, en Apocalipsis (Revelación), 190, 191

Traducción

del Nuevo Mundo, 394-397

nombre Jehová en Escrituras Griegas Cristianas, 396

tipo de traducción, 394-396

traductores, 395

versículos que aparentemente faltan, 396, 397

Traducciones,

confiabilidad de Biblia, 66, 67, 395, 396

cuando difieren las maneras de traducir, 408, 409

Transfusiones

de sangre, abstenerse de sangre, 345-347, 349, 350

hijos, 348, 349

tratamientos sustitutivos, 347, 348

uso de sangre humana, 347

Trinidad,

398-419

¿dan base sólida los textos usados por los trinitarios?, 404-417

origen de la enseñanza, 53, 369, 398, 399

posición de los que se adhieren a esa enseñanza, 417, 418

¿son bíblicos los conceptos básicos incorporados en el dogma?, 399-404

Últimos

días, 13, 420-429

comienzo, en 1914, 425, 426

en progreso ahora, 420-425, 427, 428

por qué han durado tanto, 427

Unidad,

toda la creación, en adoración, 302, 303

todas las razas, 295

Unión

de fes, 311, 312

Universo,

origen, 65

Valentín,

Día de San, 116

Verdad,

absoluta, 69, 70, 171

Versículos,

Biblia... por qué parece que faltan algunos, 396, 397

Versión

Valera, 70, 71

Vida,

429-434

aborto, 25, 26

efecto que el rescate debe tener en la nuestra, 325, 326

¿en otros planetas?, 434

falta de respeto a, 124, 125, 128-130

propósito, 14, 62, 429, 430

vida eterna, 14, 75, 76, 85, 86, 321, 322, 432, 433

Violencia,

143

Virgen,

María, 228-230

Vivienda,

11, 177, 304

Vuelta

de Cristo, 434-438

invisible, 435-437

presencia, 434, 437, 438

Yahweh

(Yahvéh), ¿Jehová, o Yahvéh?, 202, 203                                               gomezburgara@hotmail.com
--
La hierba verde se ha secado,la flor se ha marchitado,pero en cuanto a la palabra de nuesro Dios JEHOVÁ,Durara hasta tiempo indefinido.  ISAIAS 40;8

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.