domingo, 24 de octubre de 2010

Escuela del Ministerio Teocrático.-SEMANA DEL 25 DE OCTUBRE.

SEMANA DEL 25 DE OCTUBRE.


-Estudio Bíblico de la Congregación

Cántico 2.

Comparaciones sencillas


8 Cuando Jesús enseñaba, se valía de comparaciones que, si bien eran
sencillas y breves, pintaban vívidas imágenes mentales y transmitían
con claridad importantes verdades espirituales. Por ejemplo, cuando
exhortó a sus discípulos a no preocuparse por las necesidades diarias,
señaló que "las aves del cielo" no siembran ni cosechan y "los lirios
del campo" no hilan ni tejen, y que, sin embargo, Dios vela por todos
ellos. La lección es clara: si Dios cuida de las aves y las flores,
con cuánta más razón cuidará de los seres humanos que siguen "buscando
primero el reino" (Mateo 6:26, 28-33).


9 Asimismo, Jesús con frecuencia empleó metáforas. Estas son
comparaciones aún más impactantes, en las que se habla de una cosa
como si fuera otra. Las metáforas de Jesús eran muy sencillas. Una vez
dijo a los discípulos: "Ustedes son la luz del mundo". El significado
de esta imagen era muy claro, a saber, que con sus palabras y obras
ellos podían hacer resplandecer la luz de la verdad espiritual y
ayudar a otros a glorificar a Dios (Mateo 5:14-16). Veamos un par de
ejemplos más: "Ustedes son la sal de la tierra", y "Yo soy la vid y
ustedes las ramas" (Mateo 5:13; Juan 15:5, La Palabra de Dios para
Todos). Sin duda, estas figuras retóricas son de una sencillez
impresionante.


10 ¿Cómo podemos nosotros usar ilustraciones al enseñar? No hace falta
crear historias largas y complicadas; pensemos, más bien, en
situaciones sencillas. Supongamos que estamos hablando de la
resurrección y queremos ilustrar que para Jehová no es difícil
levantar a los muertos. ¿Qué ejemplo nos viene a la cabeza? La Biblia
asemeja el sueño a la muerte. Pudiéramos decir: "Dios puede resucitar
a los muertos con la misma facilidad con que nosotros podemos
despertar a alguien que está dormido" (Juan 11:11-14). O supongamos
que queremos destacar el hecho de que los hijos necesitan amor y
cariño para desarrollarse bien. ¿Qué comparación pudiéramos utilizar?
La Biblia dice que los hijos son como "plantones [o nuevos retoños] de
olivos" (Salmo 128:3). Pudiéramos decir: "Los hijos necesitan amor y
cariño tal como las plantas necesitan sol y agua". Cuanto más sencilla
sea la comparación, más fácil de entender será.


Extraídas de la vida diaria


11 Jesús fue un maestro en el uso de ilustraciones relacionadas con el
diario vivir. Muchas reflejaban costumbres que seguramente él observó
mientras crecía en Galilea. Pensemos por un momento en sus años de
infancia. ¿Cuántas veces habrá contemplado a su madre moler granos
para obtener harina, añadir levadura a la masa, encender una lámpara o
barrer la casa? (Mateo 13:33; 24:41; Lucas 15:8.) ¿Cuántas veces habrá
visto a los pescadores echar las redes en el mar de Galilea? (Mateo
13:47.) ¿Cuántas veces habrá observado a los niños jugando en la
plaza? (Mateo 11:16.) Jesús sin duda se fijó en otras cosas comunes
que incorporó a sus muchas ilustraciones: la siembra de semillas, los
alegres banquetes de bodas o los campos de cereales que maduraban al
sol (Mateo 13:3-8; 25:1-12; Marcos 4:26-29).


12 Las ilustraciones de Jesús incluían detalles con los que la gente
estaba muy familiarizada. Por ejemplo, la parábola del buen samaritano
empieza diciendo: "Cierto hombre bajaba de Jerusalén a Jericó y cayó
entre salteadores, que lo despojaron y también le descargaron golpes,
[...] dejándolo medio muerto" (Lucas 10:30). Es significativo que
Jesús situara esta narración en el camino que iba "de Jerusalén a
Jericó". Cuando relató esta parábola, se encontraba en Judea, no muy
lejos de Jerusalén. Así que sus oyentes conocían muy bien aquella ruta
y sabían lo peligrosa que era, en especial para alguien que viajara
solo: atravesaba parajes solitarios y sus recovecos eran lugares
propicios para los asaltos.


13 Jesús incluyó otros detalles familiares sobre dicho camino. Según
la parábola, pasaron por allí primero un sacerdote y luego un levita,
pero ninguno se detuvo a socorrer a la víctima (Lucas 10:31, 32). Los
sacerdotes oficiaban en el templo de Jerusalén, y los levitas eran sus
ayudantes. Cuando no servían en el templo, muchos de ellos residían en
Jericó, a solo 23 kilómetros de Jerusalén. Por eso no era raro verlos
viajar por ese camino. Observemos, además, que Jesús dijo que el
viajero "bajaba" …-no que subía…- por el camino "de Jerusalén", lo
cual tenía sentido para su auditorio. Jerusalén estaba situada a mayor
altitud que Jericó; de manera que Jesús tenía razón: el viajero
proveniente "de Jerusalén" en realidad bajaba. Detalles como este
indican que el Hijo de Dios tomaba en consideración a la gente que lo
escuchaba.


14 Del mismo modo, nosotros debemos tomar en consideración a nuestro
auditorio al elegir las ilustraciones. ¿Qué factores podríamos tomar
en cuenta? Quizás su edad, sus antecedentes culturales o familiares, y
su oficio o profesión. Por ejemplo, una ilustración que gire en torno
a las labores agrícolas se entenderá mejor en una zona rural que en
una gran ciudad. También podemos extraer buenas ilustraciones de la
vida y actividades cotidianas de quienes nos escuchan, como por
ejemplo la casa, los hijos, los pasatiempos o las comidas.


Escuela del Ministerio Teocrático.

Lectura de la Biblia: 1 Crónicas 12, 13, 14, 15 Puntos Sobresalientes
PRIMERO DE LAS CRÓNICAS

Lecciones para nosotros

• 1 Cró. 1:1–9:44. Las genealogías de personas de la vida real prueban
que todo el sistema relacionado con la adoración pura se basa en
hechos y no en mitos.

• 1 Cró. 4:9, 10. Jehová concedió la ferviente petición de Jabez de
ensanchar pacíficamente su territorio para poder albergar a más
personas temerosas de Dios. Nosotros también debemos rogarle de
corazón que nuestra participación entusiasta en la obra de hacer
discípulos produzca fruto.

• 1 Cró. 5:10, 18-22. En los días del rey Saúl, las tribus que moraban
al este del Jordán derrotaron a los hagritas, aunque el número de
estos era más del doble. Aquellos hombres valerosos obtuvieron la
victoria porque confiaron en Jehová y clamaron a él por ayuda. De
igual manera, confiemos totalmente en Jehová en la guerra espiritual
que sostenemos con enemigos temibles (Efesios 6:10-17).

• 1 Cró. 9:26, 27. Los porteros levitas ocupaban un puesto de gran
confianza, pues tenían a su cargo las llaves de los recintos sagrados
del templo. Demostraron ser responsables en sus funciones al abrir las
puertas todos los días. A nosotros se nos ha encomendado ayudar a las
personas de nuestro territorio para que vengan a adorar a Jehová. ¿No
deberíamos, pues, realizar esta comisión con la misma responsabilidad
que demostraron los porteros levitas?

• 1 Cró. 13:11. En vez de enojarnos con Jehová y culparlo por nuestros
fracasos, debemos analizar la situación para determinar la verdadera
causa. Con seguridad eso fue lo que hizo David. Aprendió de su error y
más tarde llevó el Arca a Jerusalén sin contratiempos utilizando el
medio adecuado.

• 1 Cró. 14:10, 13-16; 22:17-19. Antes de tomar cualquier decisión que
pueda influir en nuestra espiritualidad, siempre debemos orar a Jehová
y buscar su dirección.

• 1 Cró. 16:23-29. Adorar a Jehová debe ser el objetivo primordial de
nuestra vida.

• 1 Cró. 18:3. Jehová es Aquel que cumple sus promesas. Mediante
David, cumplió la promesa de dar a los descendientes de Abrahán toda
la tierra de Canaán, "desde el río de Egipto hasta el gran río, el río
Éufrates" (Génesis 15:18; 1 Crónicas 13:5).

• 1 Cró. 21:13-15. Jehová mandó al ángel que detuviera la plaga porque
se compadeció del sufrimiento de su pueblo. De hecho, "muchísimas son
sus misericordias".

• 1 Cró. 22:5, 9; 29:3-5, 14-16. A pesar de que no se le permitió
construir el templo de Jehová, David demostró un espíritu generoso.
¿Por qué razón? Porque reconocía que todo cuanto había adquirido se
debía a la bondad de Jehová. El mismo sentimiento de gratitud debe
impulsarnos a ser generosos.

• 1 Cró. 24:7-18. El sistema de las veinticuatro divisiones
sacerdotales instituido por David seguía vigente cuando el ángel de
Jehová se le apareció a Zacarías, el padre de Juan el Bautista, para
anunciarle el nacimiento de este. Como Zacarías era de "la división de
Abías", le había tocado el turno de oficiar en el templo (Lucas 1:5,
8, 9). Este hecho confirma que la adoración verdadera gira en torno a
personajes históricos, no mitológicos. Por otra parte, colaborar de
manera leal hoy día con "el esclavo fiel y discreto" en la bien
estructurada adoración a Jehová trae muchas bendiciones (Mateo 24:45).


PRIMERO DE LAS CRÓNICAS

Respuestas a preguntas bíblicas

• 1 Cró. 1:18. ¿Quién fue el padre de Selah: Cainán o Arpaksad? (Lucas
3:35, 36.) El padre de Selah fue Arpaksad (Génesis 10:24; 11:12). El
nombre "Cainán", citado en Lucas 3:36, bien pudiera ser una distorsión
del término "caldeos". Si así fuera, el texto original diría "el hijo
del caldeo Arpaksad". Otra posibilidad es que los nombres Cainán y
Arpaksad aludan a la misma persona. Cabe mencionar que la expresión
"hijo de Cainán" no aparece en algunos manuscritos (Lucas 3:36, nota).

• 1 Cró. 2:15. ¿Fue David el séptimo hijo de Jesé? No, no lo fue. Jesé
tuvo ocho hijos, de los cuales David era el menor (1 Samuel 16:10, 11;
17:12). Al parecer, uno de ellos murió sin dejar descendencia. Por
cuanto no tenía ninguna relevancia en la genealogía, Esdras omitió su
nombre.

• 1 Cró. 3:17. ¿Por qué se refiere Lucas 3:27 a Sealtiel, hijo de
Jeconías, como el hijo de Nerí? El padre de Sealtiel fue Jeconías, y
según parece, Nerí fue su suegro. Lucas se refiere al yerno de Nerí
como si fuera hijo de este, del mismo modo que alude a José como el
hijo de Elí, el padre de María (Lucas 3:23).

• 1 Cró. 3:17-19. ¿Qué parentesco había entre Zorobabel, Pedaya y
Sealtiel? Zorobabel fue hijo de Pedaya, y Pedaya era hermano de
Sealtiel. Sin embargo, hay veces que la Biblia llama a Zorobabel hijo
de Sealtiel (Mateo 1:12; Lucas 3:27). Esto pudiera deberse a que
Pedaya murió y fue Sealtiel quien crió a Zorobabel; o quizá Sealtiel
murió sin hijos y Pedaya se casó con la viuda, según la ley del
levirato, y de esa unión nació Zorobabel, el primogénito (Deuteronomio
25:5-10).

• 1 Cró. 5:1, 2. ¿Qué significó para José recibir el derecho de
primogenitura? Significó que obtendría una doble porción de la
herencia (Deuteronomio 21:17). Por ello llegó a ser padre de dos
tribus, a saber, Efraín y Manasés, mientras que los demás hijos de
Israel solo dieron origen a una tribu cada uno.

• 1 Cró. 11:11. ¿Por qué aquí se cifran los muertos en 300 y no en
800, como dice el relato paralelo de 2 Samuel 23:8? El principal de
los tres hombres más valientes de David era Jasobeam, o Joseb-basébet.
Los otros dos eran Eleazar y Samah (2 Samuel 23:8-11). La diferencia
tal vez estribe en que los dos relatos narran proezas distintas
realizadas por el mismo hombre.

• 1 Cró. 11:20, 21. ¿Qué posición ocupaba Abisai con respecto a los
tres hombres poderosos de David? Aunque Abisai no era uno de los tres
hombres más poderosos que tuvo David, estaba al mando de treinta
guerreros y adquirió más fama que todos estos, según indica 2 Samuel
23:18, 19. Su reputación rivalizaba con la de los tres primeros porque
había realizado una hazaña similar a la de Jasobeam.

• 1 Cró. 12:8. ¿En qué sentido era el rostro de los guerreros gaditas
como "de leones"? Estos valientes soldados, que se habían unido a
David en el desierto, tenían una espesa melena que les daba un aspecto
feroz, como de león.

• 1 Cró. 13:5. ¿Qué es "el río de Egipto"? Aunque hay quienes han
dicho que esta expresión alude a un brazo del río Nilo, el consenso
general es que se refiere al "valle torrencial de Egipto", un largo
desfiladero que señalaba la frontera sudoeste de la Tierra Prometida
(Números 34:2, 5; Génesis 15:18).

• 1 Cró. 16:30. ¿Qué significan los "dolores fuertes" a causa de
Jehová? La palabra "dolores" se usa aquí en sentido figurado para
denotar temor reverencial y alta estima a Jehová.

• 1 Cró. 16:1, 37-40; 21:29, 30; 22:19. ¿Qué sistema de adoración
existió en Israel desde que se llevó el Arca a Jerusalén hasta que se
construyó el templo? El Arca había estado fuera del tabernáculo por
muchos años cuando David la llevó a Jerusalén y la puso dentro de la
tienda que había preparado. Allí permaneció algún tiempo. El
tabernáculo estaba en Gabaón, donde el sumo sacerdote Sadoc y sus
hermanos ofrecían los sacrificios prescritos por la Ley. Dicho sistema
perduró hasta que el templo quedó terminado. Entonces se trasladó el
tabernáculo de Gabaón a Jerusalén, y el Arca se colocó en el Santísimo
del templo (1 Reyes 8:4, 6).
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Reunión de Servicio

Cántico 14.


8 min. Anuncios. Necesito algo en otro idioma... ¡rápido! Discurso.

Necesito algo en otro idioma... ¡rápido!

¿Te has encontrado con alguien que preferiría leer nuestras
publicaciones en su idioma, pero en la congregación no hay nada?
¿Sabías que tú mismo puedes imprimir información teocrática en unos
cuatrocientos idiomas? Solo necesitas tener acceso a Internet y una
impresora. He aquí cómo: . Ve a www.watchtower.org/s, nuestra página
oficial de Internet. En la parte derecha de la página aparece una
lista parcial de idiomas. Haz clic en el icono del mundo si quieres la
lista completa de idiomas.

Selecciona el idioma que deseas. Aparecerá una página con las
publicaciones que se pueden imprimir, como tratados, folletos y
artículos sueltos. Recuerda que la página está en el idioma que
elegiste, así que no te preocupes si no reconoces los títulos.

Haz clic en cualquier artículo y la información aparecerá en la
pantalla. Para imprimirla, utiliza la opción imprimir de tu navegador
de Internet.

El contenido de nuestra página es solo un muestrario; si quieres otras
publicaciones, podrás conseguirlas mediante la congregación. De hecho,
cuando hayas cultivado el interés, es mejor pedírselas a los hermanos
que atienden las publicaciones.

12 min. Nuestra unidad internacional honra a Jehová. Discurso basado
en el libro Organizados, página 165, párrafo 2 al subtítulo de la
página 168. Pedir a los presentes que relaten algunas experiencias
tomadas de nuestras publicaciones en las que la unidad y el amor
cristianos hayan servido de testimonio.

CONSERVEMOS NUESTRA UNIDAD INTERNACIONAL
No hay duda de que algo que contribuyó mucho a que usted se acercara a
Jehová y a su organización fue el amor de los hermanos de su
congregación, un amor que no habrá visto en otras colectividades.
Observó la marca inconfundible del amor y la unidad que caracteriza a
los verdaderos discípulos de Jesucristo, tal como él mismo dijo: "Les
doy un nuevo mandamiento: que se amen unos a otros; así como yo los he
amado, que ustedes también se amen los unos a los otros. En esto todos
conocerán que ustedes son mis discípulos, si tienen amor entre sí"
(Juan 13:34, 35). Y cuando se dio cuenta de que el amor de su
congregación es solo una muestra del que hay en el pueblo de Jehová a
nivel mundial, llegó a apreciar mucho más la relación de Jehová con la
humanidad. Usted está presenciando y formando parte del cumplimiento
de una profecía bíblica según la cual en los últimos días se juntaría
a muchas personas para adorar a Jehová en paz y unidad. ¿Por qué no
lee dicha profecía? Se encuentra en Miqueas 4:1-5.

En vista de los muchos factores divisivos que existen hoy día, ¿quién
hubiera imaginado siquiera la posibilidad de unir a personas "de todas
las naciones y tribus y pueblos y lenguas"? (Rev. 7:9.) Piense en las
diferencias que hay entre las sociedades tecnológicas y las que
conservan ancestrales costumbres tribales, o en las rivalidades
religiosas que existen entre individuos de la misma raza y
nacionalidad. Con el auge que ha cobrado el nacionalismo, la gente
está más dividida que nunca políticamente. Además, si analiza las
enormes diferencias económicas entre las diversas colectividades de
todo el mundo, así como un sinnúmero de otros factores divisivos, hay
que reconocer que unir a personas de todas estas naciones, facciones,
grupos y clases en un vínculo inquebrantable de amor y paz es un
milagro que solo podía realizar el Dios Todopoderoso (Zac. 4:6).

Pero dicha unidad es real, y cuando usted se dedicó y bautizó como
testigo de Jehová, llegó a formar parte de ella. Su fe lo ha
introducido en un paraíso espiritual. Dado que se beneficia de dicho
paraíso, tiene la responsabilidad de ayudar a conservarlo, lo cual
logrará prestando atención a las palabras del apóstol Pablo que leemos
en Gálatas 6:10: "Mientras tengamos tiempo favorable para ello,
obremos lo que es bueno para con todos, pero especialmente para con
los que están relacionados con nosotros en la fe". Conservar el
paraíso espiritual también implica "no [hacer] nada movidos por
espíritu de contradicción ni por egotismo, sino considerando con
humildad mental que los demás son superiores a ustedes, no vigilando
con interés personal solo sus propios asuntos, sino también [...] los
de los demás" (Fili. 2:3, 4). Si aprendemos a valorar a nuestros
hermanos cristianos según el criterio de Jehová y no según las
apariencias —lo que implica pasar por alto las imperfecciones humanas,
que con el tiempo desaparecerán—, seguiremos disfrutando de relaciones
pacíficas y felices (Efe. 4:23, 24).

INTERÉS MUTUO

Como bien ilustró el apóstol Pablo, los miembros de la congregación
nos pertenecemos unos a otros y nos preocupamos los unos por los otros
(1 Cor. 12:14-26). Lo que afecta a una parte, o sección, de la
organización repercute en todo el pueblo de Dios. Puede que algunos
miembros de la hermandad mundial vivan muy lejos de nosotros, pero no
por ello nos importa menos su bienestar. Si nuestros hermanos son
perseguidos, sufrimos. Si algunos pasan por penurias o son víctimas de
catástrofes, guerras o contiendas civiles, los demás tratamos por
todos los medios de ayudarlos tanto espiritual como materialmente (2
Cor. 1:8-11).

Todos deberíamos orar a diario por nuestros hermanos. Algunos de ellos
afrontan tentaciones para hacer cosas malas. Aunque el sufrimiento de
unos sea de conocimiento público, puede que la oposición que otros
afrontan diariamente por parte de los compañeros de trabajo y en
hogares divididos sea casi desconocida (Mat. 10:35, 36; 1 Tes. 2:14).
Todo esto nos concierne, pues somos una hermandad mundial (1 Ped.
5:9). Por otro lado, hay cristianos que trabajan muy arduamente en el
servicio a Jehová, dirigiendo la predicación y supervisandolas
congregaciones. Y también están los que tienen a su cargo la dirección
de la obra mundial. Todos ellos necesitan nuestras oraciones, con las
que demostramos interés sincero por nuestros hermanos, así como el
amor que les tenemos, aun cuando personalmente no podamos hacer nada
más por ellos (Efe. 1:16; 1 Tes. 1:2, 3; 5:25).

En estos últimos días son muy frecuentes los actos violentos y las
catástrofes de diverso tipo, como terremotos e inundaciones. En vista
de las situaciones de emergencia que provocan, los testigos cristianos
de Jehová debemos estar dispuestos a ayudarnos, lo cual a veces quizás
implique organizar intensas labores de socorro y preparar enormes
cantidades de ayuda material. Los cristianos del siglo primero
pusieron un magnífico ejemplo al respecto. Cuando azotó el hambre en
Judea, los discípulos de otros países recordaron las palabras de Jesús
y enviaron gustosamente provisiones a los hermanos de aquel lugar
(Hech. 11:27-30; 20:35). El apóstol Pablo se encargó de que las
labores de socorro se llevaran a cabo de manera organizada (2 Cor.
9:1-15). En la actualidad, cuando nuestros hermanos padecen
necesidades debido a circunstancias difíciles, los cristianos, como
organización e individualmente, respondemos enseguida y suministramos
lo que hace falta.


15 min. ¿Somos abnegados? (Lucas 9:23.) Discurso con participación del
auditorio basado en el Anuario 2010, página 45, párrafo 1; página 56,
párrafo 2, y página 58, párrafo 1 a página 59, párrafo 1. Después de
cada experiencia, pedir comentarios sobre las lecciones aprendidas.

Ghana Se dice que la rápida difusión de los teléfonos celulares por
toda África ha puesto en marcha una "revolución de las
comunicaciones". Como incentivo para sus abonados, muchas compañías
ofrecen llamadas gratuitas a ciertas horas de la noche. Una hermana
llamada Grace aprovechó esa oferta. Le resultaba difícil ayudar a
Monica, una de sus estudiantes de la Biblia, porque esta siempre
andaba muy atareada. Grace hizo cuanto pudo por continuar con el
estudio; incluso fue a casa de Mónica a las cinco de la mañana. Pero
el horario de Monica cambió, y ni siquiera esa hora resultaba
conveniente. Entonces, Grace pensó en aprovecharla oferta de llama¬das
nocturnas gratuitas. Monica aceptó, y acordaron estudiar por teléfono
a las cuatro de la mañana. Pero les desilusionó descubrir que había
tanta gente utilizando la red telefónica a esa hora que era
prácticamente imposible comunicarse. Por ello, decidieron levantarse a
las tres de la mañana para poder estudiar, a pesar de lo difícil que
les resultaba siendo madres que trabajaban fuera de casa. Grace
cuenta: "Le pedí a Jehová que me diera la fuerza y el deseo de seguir
adelante, a fin de mantener vivo el interés de mi estudiante. Programé
mi despertador y me propuse levantarme a esa hora. A pesar de que
estaba muy cansada, no permití que eso me desanimara". Se sintió muy
feliz por haber hecho tantos esfuerzos, pues presenció el bautismo de
Monica en la Asamblea de Distrito de 2008 "Guiados por el espíritu de
Dios". Recientemente. Grace ha utilizado el método de llamadas
nocturnas gratuitas para estudiar con otra mujer, que ya asiste a las
reuniones.


Filipinas En una parte de la provincia de Zamboanga se halla una
montaña tan alta que se puede ver su cima desde 200 kilómetros (125
millas) de distancia. Ciertos hermanos que viven cerca de la montaña
solían bromear mientras se hallaban predicando y decir: "¿Y qué
haremos si alguien que vive allá arriba llega a interesarse por la
verdad?". Un día, mientras predicaban al pie de la montaña, se acercó
un hombre diciendo que estaba buscando a los testigos de Jehová.
Deseaba que lo ayudaran a estudiar la Biblia. Los hermanos le
preguntaron dónde vivía. Cuando el hombre señaló hacia la cima de la
montaña, se quedaron estupefactos. El hombre les explicó que su casa
no estaba en la cumbre, sino detrás de la montaña, pero que la única
manera de llegar hasta allí era cruzando la cima. Tras recuperarse de
la sorpresa inicial, los hermanos dijeron que irían. Se comenzó un
estudio bíblico, y ahora el hombre asiste a reuniones semanales en el
Salón del Reino, aunque le queda muy lejos de casa. Este hombre está
entre las personas de todas las naciones que afluyen a "la montaña de
la casa de Jehová" (Isa. 2:2).


Gran Bretaña Kirsty, una precursora regular, aprendió francés y
lingala con la intención de predicarles a los congoleños de su
territorio. Un día vio a una mujer congoleña que con dificultad
trataba de subirse a un autobús, pues iba cargada de paquetes.
Dirigiéndose a ella en lingala, Kirsty le ofreció ayuda y puso los
paquetes en el autobús ella misma. La señora le preguntó: "¿Por qué
habla lingala, si es blanca?". Kirsty le explicó que asistía a una
congregación de habla lingala y que los Testigos de allí le habían
enseñado el idioma para que pudiera dar clases bíblicas a los vecinos.
Como Kirsty quería ofrecerle un curso bíblico, se quedó en el autobús
hasta que la señora llegó a su destino, y entonces le cargó los
paquetes hasta su apartamento, ubicado en el tercer piso de un
edificio

El marido de la señora y sus cuatro pijos invitaron a Kirsty a entrar,
y ella les mostró cómo se dirige un estudio con el libro ¿Qué enseña
realmente la Biblia? Actualmente, la esposa y los dos hijos mayores
están estudiando la Biblia y esforzándose por agradar a Jehová.


GeorgiaDos precursores jóvenes decidieron mudarse a una región
montañosa del país donde hay pocos Testigos. Se pusieron a predicar de
pueblo en pueblo, y la reacción al mensaje fue muy buena.
Distribuyeron centenares de publicaciones y empezaron muchos estudios
bíblicos. Cuando los hermanos comenzaron a predicar en las montañas,
tenían pocas provisiones y no sabían dónde dormirían. Pero siempre
obtenían lo necesario. La gente de los pueblos los invitaba a pasar la
noche en sus hogares y los alimentaba. En ocasiones, incluso las
personas que no querían escuchar el mensaje los invitaban a dormir en
sus casas y a comer con ellas. Posteriormente se nombró a estos
hermanos precursores especiales en este territorio. Corno dirigían
tantos estudios, pusieron un límite razonable al número de estudiantes
que podían atender. No es raro que las personas los aborden en la
calle y les pidan un curso bíblico, y a pesar de haber puesto un
limite, cada precursor conduce, como promedio, más de veinte estudios
al mes.

Cántico 66.

La hierba verde se ha secado,la flor se ha marchitado,pero en cuanto a
la palabra de nuestro Dios JEHOVÁ,Durara hasta tiempo indefinido.
ISAIAS 40;8
http://burgara-despertadatalaya.blogspot.com
http://groups.google.com.mx/group/revistas-y-folletos-de-la-watchtower

gomezburgara@hotmail.com

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.