domingo, 14 de agosto de 2011

Los testigos de Jehová:Organizados para predicar las buenas nuevas.

Los testigos de Jehová:

Organizados para predicar las buenas nuevas

“Vayan, por lo tanto, y hagan discípulos de gente de todas las naciones” (Mateo 28:19).

Con estas palabras Jesús encargo a sus discípulos que predicaran las buenas nuevas del Reino de Dios. Este mensaje consoló a las personas angustiadas y ofreció a la gente la esperanza de la vida eterna.

En la actualidad las buenas nuevas se están difundiendo a una escala mucho mayor. Los testigos de Jehová llevan más de cien años comunicando dicho mensaje de forma organizada. Y lo hacen en cientos de idiomas. Están presentes en más de doscientos treinta países y territorios consolando a millones de personas en este mundo turbulento. Se trata de la mayor campaña de predicación de toda la historia.

Los testigos de Jehová: Organizados para predicar las buenas nuevas

Mucha gente sabe que los testigos de Jehová se rigen por las normas de la Biblia. ¿Pero quiénes son en realidad los testigos de Jehová? Algunos son sus vecinos; personas con las que se encuentra a diario. Sin embargo, lo que más se conoce es su programa de educación bíblica.

¿Cómo organizan dirigen y financian sus actividades? Nueva York, Estados Unidos, sede mundial de los testigos de Jehová desde 1909. Allí está ubicada también la mayor de las más de cien sucursales que tienen los testigos en todo el mundo. En el sigo primero la predicación de las buenas nuevas la dirigía un grupo de hombres ungidos por espíritu. Hoy, de igual modo, la organización mundial la dirige un grupo de cristianos maduros llamado el cuerpo gobernante. Estos hombres han nombrado a otros comités compuestos por testigos de Jehová a fin de dirigir la predicación mundial.

A las sucursales que incluyen edificios de residencia se las llama Betel. Este nombre tomado de la Biblia significa “casa de Dios”, y es muy apropiado en vista del trabajo que allí se efectúa. Aquí vive la familia Betel compuesta por miles de cristianos de muy diversos orígenes que colaboran desinteresadamente aportando su talento y su tiempo; todo lo que hacen en Betel está vinculado con el mandato de Jesús de predicar las buenas nuevas del Reino por toda la Tierra.

El departamento de redacción proporciona información espiritual a la organización mediante revistas, folletos y libros. La investigación se realiza a conciencia, de forma muy rigurosa, y la información es fidedigna y seria. El propósito de La Atalaya es ensalzar a Jehová Dios como Soberano del universo; promueve la fe en Jesucristo, el Rey que Dios ya ha entronizado. Consuela a la gente con las buenas nuevas del Reino de Dios y está atenta a los sucesos mundiales que cumplen las profecías bíblicas. La revista ¡Despertad! muestra cómo usar la Biblia para afrontar los problemas de hoy y aclara el verdadero significado de los acontecimientos. Mantiene una postura neutral en lo que respecta a la política y no favorece a unas razas sobre otras. Más importante aún, genera confianza en la promesa divina de convertir la Tierra en un paraíso.

Para difundir las buenas nuevas se necesitan traductores. La Atalaya se imprime simultáneamente en más de ciento cuarenta idiomas. Esto contribuye a la unidad de nuestra organización internacional.

La Biblia es el principal libro de texto de los testigos de Jehová. El departamento de servicios de traducción ayuda a traducir la Biblia y otras publicaciones en muchos idiomas.

Los programas informáticos permiten traducir con mayor rapidez y fidelidad. Para imprimir publicaciones bíblicas en más de cuatrocientos idiomas se precisa una gran variedad de caracteres. Los testigos de Jehová han diseñado un singular sistema electrónico llamado MEPS que sirve para efectuar la fotocomposición del texto en los distintos idiomas en los que se imprime. Gracias a MEPS personas de todo lugar reciben estas valiosísimas publicaciones en su lengua materna.

Las ilustraciones permiten comunicar mejor el mensaje. Además de ilustraciones se preparan y se fotografían diversas escenas.

Los archivos electrónicos de las publicaciones se envían a las sucursales impresoras. Estas sucursales a su vez imprimen dichas publicaciones y las envían a las congregaciones de los testigos de Jehová que hay en sus respectivas regiones. Se imprimen revistas y libros basados en la Biblia en varios países. La mayor imprenta de todas se encuentra en Estados Unidos, cerca de la localidad de Wallkill, en el estado de Nueva York.

Los testigos de Jehová comenzaron a imprimir sus propias publicaciones en Nueva York en 1920, su objetivo sigue siendo el mismo hoy: difundir la verdad de la Biblia.

Las publicaciones que de aquí salen pueden dar vida a los lectores. Según Juan 17:3 Jesús dijo: “Esto significa vida eterna, el que estén adquiriendo conocimiento de ti, el único Dios verdadero, y de aquel a quien tú enviaste, Jesucristo.”

A fin de satisfacer la demanda cada vez mayor de publicaciones, los testigos de Jehová utilizan rotativas de alta velocidad. En un año se imprimen casi dos mil millones de publicaciones. En el taller de encuadernación las páginas impresas se convierten en libros. Mediante maquinaria de alta velocidad se ordenan y se pegan los pliegos impresos. Tan solo la imprenta de Wallkill produce todos lo meses casi un millón setecientos mil libros y Biblias, y el mismo trabajo se hace en diversas sucursales situadas estratégicamente por todo el mundo.

Estos libros son mucho más que papel y tinta. Las publicaciones bíblicas han cambiado la forma de pensar, las actitudes, las costumbres y hasta la personalidad de millones de personas de todas las edades. La Biblia dice en Hebreos 4:12 que “la palabra de Dios es viva, y ejerce poder, [...] y puede discernir pensamientos e intenciones de[l] corazón.” Todas las publicaciones que aquí se imprimen se centran en el libro que más usan los testigos de Jehová: la Biblia.

La Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras es una versión exacta y entendible de la palabra de Dios preparada especialmente para el estudio de la Biblia. En el año 2000 se superó la cifra de 100 millones de ejemplares impresos.

Aparte de las publicaciones, también se utilizan grabaciones de audio y video para comunicar la verdad de la Biblia. El departamento de servicios de audio y video prepara CDs y DVDs en muchos idiomas para millones de personas de todo el mundo.

Además de producir publicaciones y grabaciones de audio y video, también hay que distribuirlas. Primero se empacan los pedidos de las congregaciones. Y luego se clasifican las cajas para su envío. El trabajo que se realiza en el departamento de envíos de Wallkill también se efectúa en las imprentas de los demás países.

Si bien se imprimen y encuadernan libros en varias sucursales, todavía hay que enviar muchas publicaciones a otros países. Desde la investigación y redacción del contenido, hasta la impresión y encuadernación de las publicaciones, pueden pasar hasta dos años. Ahora el vital mensaje que contienen ya está de camino.

Gracias a que cuentan con decenas de publicaciones bíblicas en braille, entre ellas la Traducción del Nuevo Mundo, los invidentes también pueden aprender las buenas nuevas. El texto que proporciona el departamento de redacción se transcribe al sistema braille y se imprime. La edición en braille de La Atalaya puede obtenerse por suscripción.

A los sordos y a las personas con graves problemas auditivos también les llegan las buenas nuevas, pues las publicaciones bíblicas se traducen al lenguaje de señas y se graban en video. Aunque el lenguaje de señas americano se utiliza en muchos países, se ha autorizado la producción de publicaciones bíblicas en más de treinta y cinco lenguajes de señas de todo el mundo.

Los testigos valoran muchísimo la vida y desean el mejor tratamiento médico posible. Siguiendo los mandatos que contienen las Escrituras Hebreas y las Escrituras Griegas Cristianas, los testigos de Jehová de todo el mundo se abstienen de transfusiones de sangre. El departamento de servicios de información sobre hospitales, investiga la literatura médica a fin de mantenerse al día con las nuevas alternativas a las transfusiones sanguíneas. Se trata de alternativas que aceptan y utilizan médicos de todo el mundo. Servicios de información sobre hospitales también prepara a los miles de ancianos que forman los 1500 comités de enlace con los hospitales. Estos comités buscan médicos experimentados que estén dispuestos a atender a los pacientes sin usar transfusiones de sangre.

El departamento de servicio de cada sucursal se encarga de organizar la predicación en su territorio. Además mantiene correspondencia con los superintendentes viajantes y lleva un registro de los resultados que obtienen los testigos todos los meses en el ministerio del campo.

Cada año se forman miles de congregaciones nuevas por eso siempre se necesitan más Salones del Reino. En muchos países se utilizan novedosos métodos de construcción rápida.

Debido al rápido aumento en la cantidad de testigos de Jehová, muchas sucursales tienen que ampliar sus instalaciones. ¿Cómo se financian tales obras? Todos los gastos se cubren con donaciones voluntarias. No se piden cuotas, ni el diezmo, ni se hacen colectas. Se sigue el principio bíblico de que cada cual, contribuya según lo dicte su corazón.

Los testigos de Jehová se han hecho expertos en el diseño de los edificios que usan como residencias e imprentas.

El mantenimiento regular de las sucursales ahorra mucho dinero. Los edificios y la maquinaria se conservan en buen estado. Los técnicos y demás hermanos trabajan entre bastidores para que la organización siga en marcha sin contratiempos. Muchos de ellos aprenden su oficio en Betel.

Patterson, Nueva York, sede de un centro educativo que difunde la enseñanza bíblica hasta los cabos de la Tierra. Estas instalaciones albergan escuelas para superintendentes testigos de Jehová que atienden a congregaciones, circuitos, distritos y sucursales.

El curso bíblico intensivo al que asisten los prepara para promover la predicación en el territorio donde sirven. En varios países se han celebrado cursos parecidos para el beneficio de los superintendentes viajantes de la zona. Estos cristianos maduros coordinan la predicación en los territorios que atienden sus sucursales. Los cursos hacen posible que por todo el mundo millones de personas reciban la misma instrucción bíblica.

En estas instalaciones también se encuentra la Escuela bíblica de Galaad de la Watchtower. Se fundó en 1943 y celebra dos cursos al año. Cinco meses de estudio intensivo de la Biblia capacita a los estudiantes para servir de misioneros en cualquier lugar del mundo. Los estudiantes de Galaad presentan a la clase el resultado de largas horas de investigación.

La graduación de Galaad, que tiene lugar en el centro educativo de la Watchtower, es un acontecimiento muy especial para todos. Estos graduados de Galaad y miles como ellos ya han emprendido la obra misional. Algunos predican las buenas nuevas a lo largo de los ríos en las selvas de Sudamérica y otros viajan en avión para visitar a los habitantes de aldeas aisladas. La verdad de la Biblia llega hasta los lugares más distantes, sí, hasta la parte más distante de la Tierra.

El día comienza en Betel como en muchos hogares de testigos de Jehová de todo el mundo: con el análisis de un texto bíblico. El estudio personal es parte del programa regular de alimentación espiritual; las bibliotecas de Betel son lugares tranquilos para estudiar.

Todas las familias Betel celebran el lunes por la noche el estudio de La Atalaya, así se preparan para las reuniones de su congregación. Cuando predican los miembros de la familia Betel utilizan las mismas publicaciones que ellos han ayudado a producir.

El Betel de Estados Unidos es el hogar de una gran familia. ¿Quién prepara la comida, lava la ropa y limpia las habitaciones? Para que la familia Betel mantenga un aspecto digno de ministros religiosos, todas las semanas se lavan toneladas de ropa. Tanto trabajo abre el apetito, por eso en la cocina se preparan comidas nutritivas que se sirven los siete días de la semana.

Las asambleas anuales son acontecimientos muy importantes para los testigos de Jehová de toda la Tierra, quienes siguen el modelo que se estableció en el antiguo Israel. Los preparativos para estas asambleas comienzan en el departamento de asambleas de distrito. Hay que pensarlo bien antes de decidir el tamaño y la sede de la asamblea. Estas reuniones tan numerosas tienen lugar en toda la Tierra. A veces representantes del extranjero se unen a los testigos del país para celebrar reuniones internacionales. En ellas se pone de manifiesto la unidad mundial que es el resultado de apegarse a las creencias y la moralidad de la Biblia.

Además de estas grandes asambleas anuales, periódicamente se reúnen diez a veinte congregaciones de un circuito para celebrar asambleas de uno o dos días. En estas ocasiones, tanto jóvenes como mayores relatan experiencias muy animadoras. El programa contiene valiosos consejos bíblicos sobre una gran variedad de temas que contribuyen a mantener normas morales elevadas, evitar peligros comunes en la vida y fortalecer los matrimonios y los vínculos familiares.

Pero algo que contribuye aún más a moldear la personalidad cristiana, son las reuniones que se celebran tres veces por semana en unas cien mil congregaciones. En la Escuela del Ministerio Teocrático se analiza con las Escrituras una gran variedad de asuntos, de manera que todos se benefician.

Además de las reuniones semanales, los nuevos pueden progresar espiritualmente estudiando la Biblia con un ministro cristiano maduro. Después de haber estudiado a fondo las normas bíblicas y haber hecho los cambios correspondientes, los nuevos testigos se bautizan en símbolo de su dedicación a Dios. Este no es final sino el comienzo de un ministerio que le ofrecerá más oportunidades de predicar la verdad bíblica.

Imagine cómo será la Tierra cuando vuelva a ser un paraíso. Resucitarán miles de millones de personas. Y se les enseñaran los caminos de Dios. Habrá que trabajar mucho para proporcionarles viviendas. El nuevo mundo será una autentica bendición. Se disfrutara de la paz y la hermandad cristiana por todo el planeta.

“Alcen los ojos y miren los campos –dijo Jesús– que están blancos para la siega” (Juan 4:35). Desde que se pronunciaron esas palabras se ha reunido a millones de personas, y la siega aún no ha terminado. ¿A quiénes se está reuniendo? A personas sinceras que desean vivir en mejores condiciones. Personas que aman sinceramente la verdad que estudian a conciencia la Biblia y que procuran poner en práctica sus mandatos. A medida que aumenta su amor por buenas nuevas, sienten cada vez más deseos de contar a los demás lo que han aprendido.

La organización de los testigos de Jehová está bien preparada para predicar las buenas nuevas a gente de “todas las naciones” antes de que venga el fin (Mateo 24:14). Ha construido sucursales, Salones de Asambleas y Salones del Reino, para recibir a todas las personas que quieren aprender a Jehová. Puesto que el nuevo mundo de Dios esta tan cerca, es posible que estas magníficas instalaciones se sigan usando en el futuro como centros de enseñanza, enseñanza que continuara hasta que “la tierra ciertamente [esté] llena del conocimiento de Jehová como las aguas cubren el mismísimo mar” (Isaías 11:9).

“Vayan, por lo tanto, y hagan discípulos de gente de todas las naciones” (Mateo 28:19).

Con estas palabras Jesús encargo a sus discípulos que predicaran las buenas nuevas del Reino de Dios. Este mensaje consoló a las personas angustiadas y ofreció a la gente la esperanza de la vida eterna.

En la actualidad las buenas nuevas se están difundiendo a una escala mucho mayor. Los testigos de Jehová llevan más de cien años comunicando dicho mensaje de forma organizada. Y lo hacen en cientos de idiomas. Están presentes en más de doscientos treinta países y territorios consolando a millones de personas en este mundo turbulento. Se trata de la mayor campaña de predicación de toda la historia.

Los testigos de Jehová: Organizados para predicar las buenas nuevas

Mucha gente sabe que los testigos de Jehová se rigen por las normas de la Biblia. ¿Pero quiénes son en realidad los testigos de Jehová? Algunos son sus vecinos; personas con las que se encuentra a diario. Sin embargo, lo que más se conoce es su programa de educación bíblica.

¿Cómo organizan dirigen y financian sus actividades? Nueva York, Estados Unidos, sede mundial de los testigos de Jehová desde 1909. Allí está ubicada también la mayor de las más de cien sucursales que tienen los testigos en todo el mundo. En el sigo primero la predicación de las buenas nuevas la dirigía un grupo de hombres ungidos por espíritu. Hoy, de igual modo, la organización mundial la dirige un grupo de cristianos maduros llamado el cuerpo gobernante. Estos hombres han nombrado a otros comités compuestos por testigos de Jehová a fin de dirigir la predicación mundial.

A las sucursales que incluyen edificios de residencia se las llama Betel. Este nombre tomado de la Biblia significa “casa de Dios”, y es muy apropiado en vista del trabajo que allí se efectúa. Aquí vive la familia Betel compuesta por miles de cristianos de muy diversos orígenes que colaboran desinteresadamente aportando su talento y su tiempo; todo lo que hacen en Betel está vinculado con el mandato de Jesús de predicar las buenas nuevas del Reino por toda la Tierra.

El departamento de redacción proporciona información espiritual a la organización mediante revistas, folletos y libros. La investigación se realiza a conciencia, de forma muy rigurosa, y la información es fidedigna y seria. El propósito de La Atalaya es ensalzar a Jehová Dios como Soberano del universo; promueve la fe en Jesucristo, el Rey que Dios ya ha entronizado. Consuela a la gente con las buenas nuevas del Reino de Dios y está atenta a los sucesos mundiales que cumplen las profecías bíblicas. La revista ¡Despertad! muestra cómo usar la Biblia para afrontar los problemas de hoy y aclara el verdadero significado de los acontecimientos. Mantiene una postura neutral en lo que respecta a la política y no favorece a unas razas sobre otras. Más importante aún, genera confianza en la promesa divina de convertir la Tierra en un paraíso.

Para difundir las buenas nuevas se necesitan traductores. La Atalaya se imprime simultáneamente en más de ciento cuarenta idiomas. Esto contribuye a la unidad de nuestra organización internacional.

La Biblia es el principal libro de texto de los testigos de Jehová. El departamento de servicios de traducción ayuda a traducir la Biblia y otras publicaciones en muchos idiomas.

Los programas informáticos permiten traducir con mayor rapidez y fidelidad. Para imprimir publicaciones bíblicas en más de cuatrocientos idiomas se precisa una gran variedad de caracteres. Los testigos de Jehová han diseñado un singular sistema electrónico llamado MEPS que sirve para efectuar la fotocomposición del texto en los distintos idiomas en los que se imprime. Gracias a MEPS personas de todo lugar reciben estas valiosísimas publicaciones en su lengua materna.

Las ilustraciones permiten comunicar mejor el mensaje. Además de ilustraciones se preparan y se fotografían diversas escenas.

Los archivos electrónicos de las publicaciones se envían a las sucursales impresoras. Estas sucursales a su vez imprimen dichas publicaciones y las envían a las congregaciones de los testigos de Jehová que hay en sus respectivas regiones. Se imprimen revistas y libros basados en la Biblia en varios países. La mayor imprenta de todas se encuentra en Estados Unidos, cerca de la localidad de Wallkill, en el estado de Nueva York.

Los testigos de Jehová comenzaron a imprimir sus propias publicaciones en Nueva York en 1920, su objetivo sigue siendo el mismo hoy: difundir la verdad de la Biblia.

Las publicaciones que de aquí salen pueden dar vida a los lectores. Según Juan 17:3 Jesús dijo: “Esto significa vida eterna, el que estén adquiriendo conocimiento de ti, el único Dios verdadero, y de aquel a quien tú enviaste, Jesucristo.”

A fin de satisfacer la demanda cada vez mayor de publicaciones, los testigos de Jehová utilizan rotativas de alta velocidad. En un año se imprimen casi dos mil millones de publicaciones. En el taller de encuadernación las páginas impresas se convierten en libros. Mediante maquinaria de alta velocidad se ordenan y se pegan los pliegos impresos. Tan solo la imprenta de Wallkill produce todos lo meses casi un millón setecientos mil libros y Biblias, y el mismo trabajo se hace en diversas sucursales situadas estratégicamente por todo el mundo.

Estos libros son mucho más que papel y tinta. Las publicaciones bíblicas han cambiado la forma de pensar, las actitudes, las costumbres y hasta la personalidad de millones de personas de todas las edades. La Biblia dice en Hebreos 4:12 que “la palabra de Dios es viva, y ejerce poder, [...] y puede discernir pensamientos e intenciones de[l] corazón.” Todas las publicaciones que aquí se imprimen se centran en el libro que más usan los testigos de Jehová: la Biblia.

La Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras es una versión exacta y entendible de la palabra de Dios preparada especialmente para el estudio de la Biblia. En el año 2000 se superó la cifra de 100 millones de ejemplares impresos.

Aparte de las publicaciones, también se utilizan grabaciones de audio y video para comunicar la verdad de la Biblia. El departamento de servicios de audio y video prepara CDs y DVDs en muchos idiomas para millones de personas de todo el mundo.

Además de producir publicaciones y grabaciones de audio y video, también hay que distribuirlas. Primero se empacan los pedidos de las congregaciones. Y luego se clasifican las cajas para su envío. El trabajo que se realiza en el departamento de envíos de Wallkill también se efectúa en las imprentas de los demás países.

Si bien se imprimen y encuadernan libros en varias sucursales, todavía hay que enviar muchas publicaciones a otros países. Desde la investigación y redacción del contenido, hasta la impresión y encuadernación de las publicaciones, pueden pasar hasta dos años. Ahora el vital mensaje que contienen ya está de camino.

Gracias a que cuentan con decenas de publicaciones bíblicas en braille, entre ellas la Traducción del Nuevo Mundo, los invidentes también pueden aprender las buenas nuevas. El texto que proporciona el departamento de redacción se transcribe al sistema braille y se imprime. La edición en braille de La Atalaya puede obtenerse por suscripción.

A los sordos y a las personas con graves problemas auditivos también les llegan las buenas nuevas, pues las publicaciones bíblicas se traducen al lenguaje de señas y se graban en video. Aunque el lenguaje de señas americano se utiliza en muchos países, se ha autorizado la producción de publicaciones bíblicas en más de treinta y cinco lenguajes de señas de todo el mundo.

Los testigos valoran muchísimo la vida y desean el mejor tratamiento médico posible. Siguiendo los mandatos que contienen las Escrituras Hebreas y las Escrituras Griegas Cristianas, los testigos de Jehová de todo el mundo se abstienen de transfusiones de sangre. El departamento de servicios de información sobre hospitales, investiga la literatura médica a fin de mantenerse al día con las nuevas alternativas a las transfusiones sanguíneas. Se trata de alternativas que aceptan y utilizan médicos de todo el mundo. Servicios de información sobre hospitales también prepara a los miles de ancianos que forman los 1500 comités de enlace con los hospitales. Estos comités buscan médicos experimentados que estén dispuestos a atender a los pacientes sin usar transfusiones de sangre.

El departamento de servicio de cada sucursal se encarga de organizar la predicación en su territorio. Además mantiene correspondencia con los superintendentes viajantes y lleva un registro de los resultados que obtienen los testigos todos los meses en el ministerio del campo.

Cada año se forman miles de congregaciones nuevas por eso siempre se necesitan más Salones del Reino. En muchos países se utilizan novedosos métodos de construcción rápida.

Debido al rápido aumento en la cantidad de testigos de Jehová, muchas sucursales tienen que ampliar sus instalaciones. ¿Cómo se financian tales obras? Todos los gastos se cubren con donaciones voluntarias. No se piden cuotas, ni el diezmo, ni se hacen colectas. Se sigue el principio bíblico de que cada cual, contribuya según lo dicte su corazón.

Los testigos de Jehová se han hecho expertos en el diseño de los edificios que usan como residencias e imprentas.

El mantenimiento regular de las sucursales ahorra mucho dinero. Los edificios y la maquinaria se conservan en buen estado. Los técnicos y demás hermanos trabajan entre bastidores para que la organización siga en marcha sin contratiempos. Muchos de ellos aprenden su oficio en Betel.

Patterson, Nueva York, sede de un centro educativo que difunde la enseñanza bíblica hasta los cabos de la Tierra. Estas instalaciones albergan escuelas para superintendentes testigos de Jehová que atienden a congregaciones, circuitos, distritos y sucursales.

El curso bíblico intensivo al que asisten los prepara para promover la predicación en el territorio donde sirven. En varios países se han celebrado cursos parecidos para el beneficio de los superintendentes viajantes de la zona. Estos cristianos maduros coordinan la predicación en los territorios que atienden sus sucursales. Los cursos hacen posible que por todo el mundo millones de personas reciban la misma instrucción bíblica.

En estas instalaciones también se encuentra la Escuela bíblica de Galaad de la Watchtower. Se fundó en 1943 y celebra dos cursos al año. Cinco meses de estudio intensivo de la Biblia capacita a los estudiantes para servir de misioneros en cualquier lugar del mundo. Los estudiantes de Galaad presentan a la clase el resultado de largas horas de investigación.

La graduación de Galaad, que tiene lugar en el centro educativo de la Watchtower, es un acontecimiento muy especial para todos. Estos graduados de Galaad y miles como ellos ya han emprendido la obra misional. Algunos predican las buenas nuevas a lo largo de los ríos en las selvas de Sudamérica y otros viajan en avión para visitar a los habitantes de aldeas aisladas. La verdad de la Biblia llega hasta los lugares más distantes, sí, hasta la parte más distante de la Tierra.

El día comienza en Betel como en muchos hogares de testigos de Jehová de todo el mundo: con el análisis de un texto bíblico. El estudio personal es parte del programa regular de alimentación espiritual; las bibliotecas de Betel son lugares tranquilos para estudiar.

Todas las familias Betel celebran el lunes por la noche el estudio de La Atalaya, así se preparan para las reuniones de su congregación. Cuando predican los miembros de la familia Betel utilizan las mismas publicaciones que ellos han ayudado a producir.

El Betel de Estados Unidos es el hogar de una gran familia. ¿Quién prepara la comida, lava la ropa y limpia las habitaciones? Para que la familia Betel mantenga un aspecto digno de ministros religiosos, todas las semanas se lavan toneladas de ropa. Tanto trabajo abre el apetito, por eso en la cocina se preparan comidas nutritivas que se sirven los siete días de la semana.

Las asambleas anuales son acontecimientos muy importantes para los testigos de Jehová de toda la Tierra, quienes siguen el modelo que se estableció en el antiguo Israel. Los preparativos para estas asambleas comienzan en el departamento de asambleas de distrito. Hay que pensarlo bien antes de decidir el tamaño y la sede de la asamblea. Estas reuniones tan numerosas tienen lugar en toda la Tierra. A veces representantes del extranjero se unen a los testigos del país para celebrar reuniones internacionales. En ellas se pone de manifiesto la unidad mundial que es el resultado de apegarse a las creencias y la moralidad de la Biblia.

Además de estas grandes asambleas anuales, periódicamente se reúnen diez a veinte congregaciones de un circuito para celebrar asambleas de uno o dos días. En estas ocasiones, tanto jóvenes como mayores relatan experiencias muy animadoras. El programa contiene valiosos consejos bíblicos sobre una gran variedad de temas que contribuyen a mantener normas morales elevadas, evitar peligros comunes en la vida y fortalecer los matrimonios y los vínculos familiares.

Pero algo que contribuye aún más a moldear la personalidad cristiana, son las reuniones que se celebran tres veces por semana en unas cien mil congregaciones. En la Escuela del Ministerio Teocrático se analiza con las Escrituras una gran variedad de asuntos, de manera que todos se benefician.

Además de las reuniones semanales, los nuevos pueden progresar espiritualmente estudiando la Biblia con un ministro cristiano maduro. Después de haber estudiado a fondo las normas bíblicas y haber hecho los cambios correspondientes, los nuevos testigos se bautizan en símbolo de su dedicación a Dios. Este no es final sino el comienzo de un ministerio que le ofrecerá más oportunidades de predicar la verdad bíblica.

Imagine cómo será la Tierra cuando vuelva a ser un paraíso. Resucitarán miles de millones de personas. Y se les enseñaran los caminos de Dios. Habrá que trabajar mucho para proporcionarles viviendas. El nuevo mundo será una autentica bendición. Se disfrutara de la paz y la hermandad cristiana por todo el planeta.

“Alcen los ojos y miren los campos –dijo Jesús– que están blancos para la siega” (Juan 4:35). Desde que se pronunciaron esas palabras se ha reunido a millones de personas, y la siega aún no ha terminado. ¿A quiénes se está reuniendo? A personas sinceras que desean vivir en mejores condiciones. Personas que aman sinceramente la verdad que estudian a conciencia la Biblia y que procuran poner en práctica sus mandatos. A medida que aumenta su amor por buenas nuevas, sienten cada vez más deseos de contar a los demás lo que han aprendido.

La organización de los testigos de Jehová está bien preparada para predicar las buenas nuevas a gente de “todas las naciones” antes de que venga el fin (Mateo 24:14). Ha construido sucursales, Salones de Asambleas y Salones del Reino, para recibir a todas las personas que quieren aprender a Jehová. Puesto que el nuevo mundo de Dios esta tan cerca, es posible que estas magníficas instalaciones se sigan usando en el futuro como centros de enseñanza, enseñanza que continuara hasta que “la tierra ciertamente [esté] llena del conocimiento de Jehová como las aguas cubren el mismísimo mar” (Isaías 11:9).

 

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.