jueves, 19 de abril de 2012

Espíritus en invisibilidad... ¿nos ayudan, o nos perjudican?


Portada/Página de los editores
Espíritus en invisibilidad... ¿nos ayudan, o nos perjudican?
HOY hay extenso interés en espíritus a los cuales no se ve. Hay quienes creen en ellos; hay quienes no. ¿Qué prueba hay de que realmente haya espíritus sobrehumanos? ¿Cómo podemos estar seguros de su existencia o no existencia?
Hay muchísimos informes acerca de comunicaciones que se reciben desde la región de los espíritus. ¿Pueden los vivos realmente hablar con los muertos? ¿Pueden ayudarnos nuestros antepasados muertos? ¿Vendrán de otras fuentes los mensajes espiritistas?
Este folleto se ha publicado para ayudarle a hallar la respuesta satisfactoria a estas preguntas.
Espíritus en invisibilidad... ¿nos ayudan, o nos perjudican?
SE ACUMULA una masa de nubes tenebrosas. Retumba el trueno. Comienza el golpeteo de pesadas gotas de lluvia. Dentro de una casita se encuentra una familia de siete personas y los miembros de ésta esperan que sus antepasados muertos les den protección. De súbito, con horrible estruendo, el rayo azota y la casa se envuelve en llamas. Solo dos miembros de la familia sobreviven. Estos dos ahora “temen quedarse en la misma aldea, pues creen que ha sido embrujada y que algún brujo está tratando de acabar con la familia entera.”
2 Ese informe salió en el periódico The Times of Swaziland del 28 de enero de 1977. Es muy posible que esta familia supiera que la causa del rayo es la electricidad que se forma en las nubes. Pero el informe muestra que también creían que un enemigo puede hacer que espíritus que son invisibles dirijan el rayo a un lugar específico, y creían que los antepasados muertos pueden dar protección cuando se necesita.
3 Dirija su atención ahora a una ciudad africana y la residencia de un adivinador, curandero o hechicero. Allí está una madre con su criaturita enferma. Cuando ésta empezó a tener fiebre y desórdenes estomacales, la madre prontamente la llevó al hospital de la ciudad. Después de semanas de visitas repetidas al hospital y del uso de las medicinas recetadas allí, la criatura sigue tan enferma como siempre. En su desesperación, la madre ha venido al hechicero, con la esperanza de obtener curación para su criatura. Esta madre no es la única persona que está allí. Un joven ha venido en busca de alguna “medicina” o “remedio” que le ayude a resolver las dificultades que ha estado teniendo al buscar empleo. Un hombre mayor, que está preparándose para un largo viaje, acaba de recibir alguna “protección” que puede llevar consigo. Por supuesto, todas estas personas están enteradas de que los gérmenes pueden causar enfermedades, de que la depresión económica puede causar desempleo, de que tanto el conducir un vehículo mientras se está embriagado como el conducir vehículos que están en malas condiciones puede causar accidentes en la carretera. Pero también creen que estas mismas desgracias pueden ser causadas o evitadas por espíritus que les son invisibles y que el hechicero tiene poder que le viene de estos espíritus a quienes ellos no pueden ver.
4 En África, muchas islas del Pacífico, Asia, partes de la América del Sur y en otros lugares por toda la Tierra, millones de personas comparten creencias similares. En todo momento de su vida cotidiana se preocupan por lo que esos espíritus invisibles puedan hacer, sea a favor de ellos o en contra de ellos. Creen que la muerte no es el fin de la vida, sino la ocasión en la cual el espíritu se libera del cuerpo. Para estas personas, la muerte es sencillamente el momento en que el espíritu pasa a la otra vida o el “mundo de los espíritus.”
5 Esta no es solo la creencia de gente de las comunidades rurales o tribuales o de individuos que carezcan de educación académica; también se encuentra entre muchas personas educadas que viven en ciudades grandes. Junto con los que practican las religiones tribuales tradicionales, muchos miembros de las iglesias de la cristiandad y de sectas musulmanas creen que los sucesos de la vida están controlados por espíritus en invisibilidad, o están relacionados con ellos. Si azota la desgracia, como cuando se presenta una enfermedad grave o una muerte súbita en la familia, consultan a un adivino, hechicero o curandero. Este quizás lance “huesos mágicos” o use algún otro método como medio que le permita decir a los que le preguntan si los espíritus de sus antepasados están enojados o si los inquiridores son víctimas de un hechizo que les hayan echado sus enemigos. Puede ser que les dé ciertos amuletos para que los lleven puestos o pociones que deban beber para recibir protección. A menudo se degüella una cabra, oveja o pollo para apaciguar a los espíritus que están en lo invisible.
6 Las razones por las cuales la gente por toda la Tierra consulta a médiums espiritistas, curanderos o hechiceros son muchas: para proteger el hogar y la familia; para proteger a un recién nacido; para librarse de la condición de esterilidad o evitar abortos; para saber quién les ha robado; para obtener amistades; para tener éxito en el amor, en los negocios, en la caza, los exámenes escolares y hasta en los deportes. Equipos de fútbol han alquilado a hechiceros para que les ayuden a obtener victorias. Al perder su empleo, algunas personas consultan al hechicero y reciben una poción que deben frotarse sobre las cejas, o una raíz que deben ponerse debajo de la lengua al tener una entrevista con el que pudiera ser su siguiente patrono. En zonas agrícolas se celebran ritos especiales al tiempo de la siembra en esfuerzos por producir lluvia. Entre muchos pueblos, cuando alguien muere cada tribu o localidad administra sus propios ritos y costumbres particulares. Pero sea cual sea la ocasión, en casi todo caso el propósito es apaciguar la cólera de los espíritus en invisibilidad o invocar su ayuda. Aunque la conexión entre una cosa y otra no siempre sea patente, muchos, muchos ritos y prácticas tradicionales que tienen que ver con el nacimiento, la circuncisión, ceremonias de iniciación, el matrimonio, la caza, la cría de ganado, la posesión de tierras y la muerte están enlazados directa o indirectamente con la adoración de espíritus.
7 ¿Existen realmente espíritus en invisibilidad que tengan poderes sobrehumanos? Hay evidencia convincente que muestra que así es. En tal caso, ¿será para nuestro bien o para nuestro perjuicio el tratar de comunicarnos con esos espíritus que no se ven o pedir su ayuda? ¿Son ésos los espíritus de antepasados muertos? Por ejemplo, ¿pudieran en realidad ayudar, proteger o aconsejar a personas vivas los parientes de éstas que hubieran muerto? Si el buscar la ayuda de espíritus no vistos es provechoso, ¿a qué se debe que con tanta frecuencia oigamos informes de codicia, engaño, inmoralidad y hasta asesinato entre los que están profundamente envueltos en la adoración de los espíritus? ¿Por qué hay tantas diferentes ideas, prácticas y puntos de vista, muchos de los cuales son contradictorios? ¿A qué fuente de información podemos dirigirnos para recibir la respuesta correcta a estas preguntas?
CÓMO PODEMOS HALLAR LA RESPUESTA CORRECTA
8 La mayoría de las personas, sean cuales sean los puntos de vista que tengan acerca de las fuerzas espirituales, concuerdan en que tiene que haber alguien que sea la Fuente de toda clase de vida, un Creador eterno. Por ser el original Dador de Vida, a él correctamente se le podría llamar el gran Padre de toda la humanidad. Considere, entonces, esta pregunta: Si usted fuera el padre de una familia y tuviera que estar a larga distancia de sus hijos, ¿no les escribiría de vez en cuando? Los buenos padres hacen eso; envían a sus hijos noticias acerca de sí mismos y les dan consejo amoroso. ¿Tiene la humanidad alguna comunicación de tal índole que proceda de su Creador y Padre? La respuesta es: Sí, hay una colección de 66 “cartas” o escritos inspirados y provistos por el Creador que contienen información y consejo vitales para todos nosotros. Esa colección de escritos inspirados es: la Biblia.
9 La Biblia no fue escrita por europeos, sino por hombres del Oriente Medio, en Asia. Sin embargo, es para toda la gente en todas partes. La Biblia no distingue entre la gente debido a la ubicación geográfica, raza ni color de ésta, sea ese color amarillo, negro, moreno o blanco. En la Biblia hallamos estas palabras inspiradas del apóstol Pedro: “Con certeza percibo que Dios no es parcial, sino que en toda nación el que le teme y obra justicia le es acepto.”—Hechos 10:34, 35.
10 Entre todos los innumerables libros que se han escrito, la Biblia se remonta más atrás en la historia humana que cualesquier otros escritos antiguos, y fue escrita por unos 40 hombres, comenzando con Moisés hace casi 3.500 años (en 1513 a. de la E.C.). Sin embargo, hay una notable armonía en los 66 libros de la Biblia. Miles de millones de ejemplares, de la Biblia completa o en parte, se han distribuido en más de 1.600 idiomas. Es un hecho que en algunos lenguajes la Biblia es el único libro impreso que existe. Lo más importante es que es el único libro en la Tierra que con claridad da a conocer el origen del hombre, muestra a qué se deben sus problemas actuales y dice lo que su futuro será. Indudablemente la Biblia es singular, única.
11 La Biblia nos revela el nombre del Creador del cielo y de la Tierra —Jehová— un nombre hebreo que significa “Él Causa Que Llegue a Ser.” De él, Salmo 83:18 dice: “Que la gente sepa que tú, cuyo nombre es Jehová, tú solo eres el Altísimo sobre toda la tierra.” Él es el Dios “que no puede mentir,” al cual se menciona en Tito 1:2. Así que usted puede confiar en Jehová. Él no miente, no engaña, no emplea tretas. También, Salmo 86:15 dice de él: “Pero tú, oh Jehová, eres Dios misericordioso y benévolo, tardo para la cólera y abundante en bondad amorosa y apego a la verdad.” ¿Cómo podemos estar seguros de eso? ¿Cómo podemos confiar en que su libro, la Biblia, es un libro que dice la verdad?
LAS PROFECÍAS BÍBLICAS SE REALIZAN
12 Prueba fuerte de que la Biblia es veraz es que contiene centenares de profecías que se han cumplido. Una profecía es una predicción de acontecimientos futuros. Por ejemplo, hay muchísimas profecías acerca del Instructor Magistral, Jesucristo. Todas se hicieron centenares de años antes de que él naciera. Sin embargo, todas se realizaron. El profeta Isaías predijo que Jesús nacería de una virgen. (Isaías 7:14) Más de 700 años después esto se cumplió. (Mateo 1:23) Miqueas 5:2 predijo que nacería en Belén. Zacarías 11:12 predijo que sería traicionado por 30 piezas de plata. Salmo 22:16-18 predijo que le herirían las manos y los pies y que echarían suertes por su ropa. Hasta su grito de angustia en el madero de tormento fue predicho en Salmo 22:1. Todas estas profecías, y muchas otras, se cumplieron, como lo muestran relatos de testigos oculares.—Mateo 2:1-6; 26:14, 15; Juan 20:25; Mateo 27:35, 46.
13 ¿No nos da esto fuerte evidencia de que la Biblia es un libro que dice la verdad? Sin embargo, alguien quizás diga: ‘Sí, pero todo eso sucedió hace mucho tiempo.’ Es verdad, pero aun hoy se están cumpliendo ante nuestros ojos muchas profecías bíblicas. Desde 1914 hemos visto las mayores guerras y el mayor degüello de la humanidad que hasta ahora se han conocido, junto con extensa escasez de alimento y enfermedades, tal como se describe en lenguaje simbólico en Revelación 6:1-8. Muchos líderes mundiales confiesan que no saben cómo resolver los innumerables problemas que constantemente van aumentando entre la humanidad. Estas cosas causan mucho temor, como lo predijo la Biblia: “Angustia de naciones, no conociendo la salida . . . los hombres desmayan por el temor y la expectativa de las cosas que vienen sobre la tierra habitada.”—Lucas 21:25, 26; lea también 2 Timoteo 3:1-5.
14 Entonces, ¿qué nos dice la Biblia acerca de los espíritus a quienes no podemos ver? ¿Quiénes son y de dónde vienen? ¿Qué hay acerca de que puedan ayudarnos o perjudicarnos? ¿Y qué tenemos que hacer para poder disfrutar de la vida feliz, apacible y segura que toda persona normal desea?
¿QUIÉNES HABITAN LA REGIÓN ESPIRITUAL?
15 La Biblia muestra que nosotros los seres humanos que vivimos aquí en la Tierra no somos las únicas personas inteligentes que vivimos en el universo. Revela que, tal como hay una región, ámbito o esfera carnal de criaturas que respiran el aire de la Tierra, beben su agua y se alimentan de su alimento, también hay una región, ámbito o esfera espiritual, o de espíritus, que no depende de las provisiones de la Tierra para la vida. Y muestra que el Principal en esa región de espíritus es el Creador mismo, Jehová Dios. De él, Jesús dijo: “Dios es un Espíritu, y los que lo adoran tienen que adorarlo con espíritu y con verdad.”—Juan 4:24.
16 Ahora viven unos cuatro mil millones de personas en la Tierra. La Biblia revela que en la región espiritual hay, además del Creador, millones de otras personas de espíritu, o personas espirituales, a las cuales se conoce como ángeles. (Daniel 7:9, 10; Revelación 5:11) Todas estas otras personas recibieron su vida del Creador del cielo y la Tierra y vinieron a la existencia mucho tiempo antes de que se creara a los primeros seres humanos. Como dice Revelación 4:11: “Digno eres tú, Jehová, nuestro Dios mismo, de recibir la gloria y la honra y el poder, porque tú creaste todas las cosas, y a causa de tu voluntad existieron y fueron creadas.” No hay persona, sea humana o sea espiritual, que no deba su vida a Jehová Dios, el Creador.
17 El relato histórico de la Biblia muestra que después de la creación, en Edén, de Adán y Eva, el primer hijo y la primera hija humanos de Dios, cierto poderoso ángel, movido por la vanidad y la ambición, se rebeló contra Dios. Usando engaño e induciendo egoísmo, logró hacer que la primera pareja humana se le uniera en su rebelión. Puesto que llegó a ser el enemigo de Jehová el Creador, se le llama Satanás, que en hebreo significa “resistidor” o “adversario.” (Génesis 3:1-13; Revelación 12:9) Más tarde, éste indujo a otros hijos celestiales de Dios, o ángeles, a seguir un proceder similar de rebelión.
18 El apóstol Pedro habla acerca de los espíritus que fueron “desobedientes cuando la paciencia de Dios estaba esperando en los días de Noé.” (1 Pedro 3:19, 20) La historia bíblica muestra que la atracción sexual desempeñó su papel en esta desobediencia y fue causa de que estos hijos de la región de los espíritus vinieran a la Tierra, tomaran forma humana y así abandonaran su lugar asignado en el servicio de Jehová. De los días de Noé antes del diluvio, en Génesis 6:2 leemos: “Entonces los hijos del Dios verdadero empezaron a observar a las hijas de los hombres, que ellas eran bien parecidas; y se pusieron a tomar esposas para sí, a saber, todas las que escogieron.”
19 Jehová Dios no permitió que esto siguiera indefinidamente. Trajo un diluvio global de aguas sobre la Tierra y borró con éste a toda la humanidad corrupta y preservó únicamente a sus siervos fieles. Por eso, los hijos desobedientes que habían venido de la región espiritual tuvieron que desmaterializarse, es decir, abandonar la forma humana y regresar a la región de los espíritus. Después de eso se les llama demonios o espíritus malos. En muestra de que Dios no les ha permitido tomar forma humana de nuevo y los ha mantenido en condición degradada, condenada, Judas 6 dice: “A los ángeles que no guardaron su posición original, sino que abandonaron su propio y debido lugar de habitación, [Dios] los ha reservado con cadenas sempiternas bajo densa oscuridad para el juicio del gran día.”
20 Desde ese tiempo, y con el apoyo de estos espíritus inicuos o demonios, Satanás ha sido el “dios” de este mundo y sus sistemas corruptos. Esto quizás le sorprenda a usted. Pero lea Juan 14:30 y 2 Corintios 4:4 y verá que cuando la Palabra de Dios habla del “gobernante del mundo” o “el dios de este sistema de cosas” no se refiere a Jehová Dios, sino a Satanás el Diablo. El apóstol Juan escribe: “El mundo entero está yaciendo en el poder del inicuo,” y también dice que Satanás está “extraviando a toda la tierra habitada.”—1 Juan 5:19; Revelación 12:9.
21 Como se ve, pues, la Biblia muestra que no solo hay espíritus buenos, tales como los ángeles, sino también demonios o espíritus malos. El conocer estas verdades es muy importante, porque es la clave que abre la puerta al entendimiento de la relación que tienen esos espíritus de la región invisible con nosotros y con los sucesos de nuestra vida diaria. Veamos cómo nos ayuda el conocimiento exacto de la Palabra de Dios a hallar la respuesta a las siguientes preguntas de importancia.
¿DE DÓNDE VIENEN LOS MENSAJES ESPIRITISTAS?
22 Muchas personas en diferentes partes de la Tierra creen que es posible recibir mensajes del mundo de los espíritus. Una experiencia típica de las de muchas personas que dicen que han recibido tales mensajes es la de cierta joven del Brasil. Un día ella empezó a oír “voces.” Buscó ayuda de médiums espiritistas. Por años después, súbitamente veía una figura oscura ante ella y se sumía en un trance. En ese estado prescribía recetas para enfermedades y hacía cosas para dar alivio a las personas que estaban siendo atacadas por fuerzas sobrehumanas.
23 Con frecuencia puede suceder que una persona que esté enferma vaya a ver a un médium espiritista, hechicero, curandero o sanador síquico para obtener algo que cure su enfermedad. El médium le dice que vaya a su casa y regrese la mañana siguiente. Durante la noche a la persona enferma se le dice, en un sueño, qué clase de raíz tomar para su enfermedad y dónde hallarla. Se cree que este mensaje viene de un pariente muerto, quizás de una abuela que a la persona del caso de hecho le parezca haber visto en el sueño.
24 La mayoría de las personas que creen en esos mensajes también creen que sus antepasados muertos están vivos en el mundo de los espíritus y que estos antepasados pueden o ayudar o perjudicar a los que viven en la Tierra. Los miembros de las iglesias de la cristiandad por lo general creen que en el momento de la muerte el alma, de la cual ellos dicen que es inmortal, sale para ir o al cielo o al infierno, o, si son católicos romanos, que quizás vaya a un lugar llamado purgatorio antes de ir al cielo. Algunas personas, una minoría, creen que la muerte es el fin, que no hay vida después de la muerte. Obviamente las creencias humanas acerca de los muertos se contradicen. Entonces, ¿por qué no considerar lo que dice acerca de esto Jehová Dios, el Espíritu Todopoderoso que creó toda clase de vida?
¿ES INMORTAL EL ALMA?
25 Examinemos primero la extensamente difundida creencia popular de que el alma es inmortal, que nunca puede morir. ¿Es eso lo que usted cree? ¿Cómo puede cualquiera de nosotros estar seguro de eso? Ciertamente Aquel que creó el alma debe saber si esto es así o no, porque él habita en la región espiritual, pues es el Espíritu Todopoderoso, Jehová Dios. La Biblia dice: “Sea Dios hallado veraz, aunque todo hombre sea hallado mentiroso.” (Romanos 3:4) ¿Está usted dispuesto a aceptar la palabra de Dios por encima de la de los hombres? ¿Qué revela la Biblia?
26 Si usted fuera a leer la Biblia desde el principio hasta el fin podría sorprenderle el descubrir que lo que dice acerca del alma es muy diferente de lo que muchísimas personas creen. Primero, descubriría que la expresión “alma inmortal” no aparece en ningún lugar en la Biblia, ni siquiera una sola vez. Por otra parte, descubriría que en varios lugares se llama “almas” a los peces, las aves y los animales.—Génesis 1:20, 21, 24, 30; Números 31:28.
27 Quizás más sorprendente es el hecho de que en Números 23:10; Lucas 6:9; Hechos 3:23 y en muchos otros textos bíblicos usted descubriría que un “alma” puede ser “destruida.” En la profecía de Ezequiel, Jehová Dios nos dice claramente que “el alma que esté pecando... ella misma morirá.” (Ezequiel 18:4, 20) Puesto que el alma muere, está claro que no es inmortal.
28 La Biblia muestra claramente que la inmortalidad no es algo con lo cual nacemos, como tantas personas creen. Entre todas las criaturas de Jehová Dios, a Jesucristo ya resucitado se le llama “el único que tiene inmortalidad.” (1 Timoteo 6:16) Y 1 Corintios 15:50-54 declara que, como recompensa por su fidelidad, ciertos siervos de Dios recibirán inmortalidad. Esto significa que la creencia popular de que todo ser humano nace con un alma inmortal no tiene ningún apoyo en absoluto en la Palabra de Dios. Entonces, ¿en la palabra de quién pondremos nuestra confianza: en la del Creador, o en la de los hombres? De seguro el Espíritu Todopoderoso, Jehová Dios, merece nuestra confianza. Los hombres pueden mentir, pero el Dios de la verdad no hace eso.
¿QUÉ SUCEDE EN VERDAD CUANDO LA GENTE MUERE?
29 ¿Qué les sucede a nuestros antecesores cuando mueren, y qué pudiera sucedernos a nosotros si muriéramos? Considere lo que les sucedió a nuestros mismos primeros antepasados, la primera pareja humana, Adán y Eva. Ellos eran perfectos y pudieran haber vivido para siempre si hubieran seguido mostrando obediencia a Dios. Pero Dios les advirtió de la terrible consecuencia que tendría el que desobedecieran, al decir: ‘Positivamente morirán.’ (Génesis 2:17) Más tarde, el gran adversario y engañador, Satanás, se dirigió a Eva y le dijo la primera mentira de que hay registro. En un esfuerzo por engañarla y apartar de Dios tanto a Eva como a su esposo Adán, Satanás usó una serpiente como su portavoz y dijo: “Positivamente no morirán.”—Génesis 3:4.
30 ¿Quién tenía razón? ¿Dios, o Satanás? ¿Podemos todavía hallar a Adán viviendo en algún lugar en la Tierra? Por supuesto que no. Tal como Dios dijo que sucedería, Adán murió. (Génesis 5:5) Y cuando la primera pareja humana murió, lo que sucedió fue precisamente como Dios tan claramente les había dicho que sucedería: ‘Volverás al suelo, porque de él fuiste tomado. Porque polvo eres y a polvo volverás.’ (Génesis 3:19) Dios no dijo nada acerca de que irían al cielo o al infierno o a un mundo de espíritus.
31 Acerca de la verdadera condición de los muertos, la Palabra de Dios dice: “En cuanto a los muertos, ellos no están conscientes de nada en absoluto.” (Eclesiastés 9:5) ¿Pueden ellos expresar afecto, o quizás odio, a los vivos? De nuevo la Biblia responde: “Su amor y su odio y sus celos ya han perecido . . . porque no hay trabajo ni formación de proyectos ni conocimiento ni sabiduría en el Seol [palabra hebrea para el sepulcro, el lugar adonde van los muertos].” (Eclesiastés 9:6, 10) En confirmación de esto, Salmo 146:4 dice que el hombre “vuelve a su suelo; en ese día de veras perecen sus pensamientos.” Y Salmo 115:17 añade: “Los muertos mismos no alaban a Jah [Jehová], ni lo hace ninguno que baja al silencio.”
32 Debido a esto, en la Biblia suele establecerse una semejanza entre el estado de la muerte y el sueño. Hechos 13:36 dice que cuando el rey David murió “se durmió.” Primera a Tesalonicenses 4:13, 14 hace referencia con el término “los que están durmiendo” a cristianos que habían muerto. Jesús, también, habló acerca de Lázaro de la misma manera cuando fue a resucitarlo de entre los muertos. Dijo: “Me voy allá para despertarlo del sueño.” (Juan 11:11-14; Daniel 12:13) Aquí usted puede ver, por lo tanto, por qué no hay absolutamente ninguna razón para temer a los muertos, tratar de apaciguar su ira o cólera ni de manera alguna tratar de ganarse su favor. La Palabra de Dios muestra que están muertos, inconscientes, en silencio y sin poder comunicarse con los vivos ni expresar emoción o acción alguna. No pueden ayudar ni perjudicar a los vivos.
LA RESURRECCIÓN
33 Piense cuidadosamente, por favor, en aquella asombrosa experiencia de Lázaro. Cuando Jesús llegó al hogar de Lázaro, éste había estado muerto por cuatro días. (Juan 11:39) Su cuerpo ya había empezado a descomponerse. Entonces Jesús hizo algo que ningún hechicero o curandero ni sanador por fe puede hacer alguna vez. “Clamó con fuerte voz: ‘¡Lázaro, sal!’ El hombre que había estado muerto salió.” (Juan 11:43, 44) ¿De dónde salió? ¿Del “mundo de los fantasmas”? No, salió de la tumba donde había estado acostado inconsciente, dormido en la muerte, por los cuatro días.
34 En otra ocasión Jesús resucitó de entre los muertos a una joven de 12 años de edad. ¡Imagínese el gozo que sintieron los padres de ella cuando esto sucedió! El relato, en Marcos 5:42, dice que “estuvieron fuera de sí con gran éxtasis.” El haber visto a su joven hija fría e inanimada un momento y entonces abrazarla viva y bien el momento siguiente fue una maravillosa experiencia. De seguro esto fue muchísimo mejor que recibir un mensaje, supuestamente de alguna persona amada que hubiera muerto, por medio de un médium espiritista o un hechicero.
35 Pero en esto hay una maravillosa lección para todos nosotros. Lo que Jesús hizo al resucitar a los muertos cuando estuvo en la Tierra fue solo una demostración pequeña de lo que hará en escala mucho más extensa durante su reinado de mil años de paz que ahora está cercano. Jesús mismo dijo: “Todos los que están en las tumbas conmemorativas oirán su voz y saldrán.” (Juan 5:28, 29) Dando una descripción de ese tiempo maravilloso, Revelación 20:13 dice: “Y el mar entregó los muertos que había en él, y la muerte y el Hades [el sepulcro] entregaron los muertos que había en ellos, y fueron juzgados individualmente según sus hechos.” El apóstol Pablo dijo: “Tengo esperanza en cuanto a Dios . . . de que va a haber resurrección así de justos como de injustos.”—Hechos 24:15.
36 Ahora contéstese, por favor, estas preguntas en su propia mente: ¿No refuta esta clara promesa de la resurrección la idea de que los muertos estén vivos? Si los muertos estuvieran vivos y disfrutando de la existencia en el cielo o en algún mundo de espíritus, ¿qué propósito tendría la resurrección? No habría necesidad de ella. Por lo que la Palabra de Dios dice debería quedar claro que la idea de que ‘la muerte es simplemente el momento en que el espíritu pasa a la otra vida’ es completamente falsa. La Biblia enseña con claridad que los muertos están realmente muertos, inconscientes, dormidos hasta el gran despertamiento por la resurrección en el nuevo orden de Dios.
37 Pero usted quizás diga: ‘Si eso es cierto, ¿cómo podemos explicar todas las manifestaciones y mensajes que se han recibido?’ En nuestro día, una cantidad innumerable de personas por toda la Tierra han establecido contacto con el mundo de los espíritus por medio de médiums, hechiceros o curanderos, sueños y de otras maneras. Puesto que los muertos están inconscientes y no pueden comunicarse con los vivos, ¿de quiénes vienen estos mensajes?
LA VERDADERA FUENTE DE LOS MENSAJES ESPIRITISTAS
38 Hemos aprendido la identidad de los que habitan el mundo de los espíritus. Además de Jehová Dios el Espíritu Todopoderoso y sus ángeles fieles, están Satanás el adversario de Dios y su hueste de ángeles infieles o demonios. Hemos visto la manera en que Dios ha provisto su mensaje o comunicación para nosotros. Es mediante Su Palabra inspirada, la Biblia, que fue transmitida por él a hombres fieles en el pasado y ha sido conservada hasta este día para suministrarnos guía.
39 Entonces, ¿qué hay de estos otros mensajes? ¿Pudiera ser que en vez de venir de los antepasados muertos vengan del adversario de Dios y sus demonios? ¿Cree usted que sería difícil para esos ángeles inicuos el hacerse pasar por los muertos y fingir que son ellos y así engañar a la gente? Puesto que Satanás trató de engañar a la primera pareja humana con relación a la muerte, ¿no le serviría este método como una manera muy ingeniosa de tratar de apoyar su enseñanza falsa? Sí especialmente cuando tenemos presente que la Biblia llama a Satanás “mentiroso y el padre de la mentira.”—Juan 8:44.
40 Pero usted quizás diga: ‘Entonces, ¿por qué parece que algunos de estos mensajes son buenos o útiles, como cuando se cura o sana la enfermedad por medio de cierto médium espiritista o hechicero?’ Dios inspiró al apóstol Pablo a dar una respuesta muy sencilla a esto; él dijo: “Esto no es nada raro, porque Satanás mismo se disfraza de ángel de luz, y por eso, es muy natural que los que lo sirven también se disfracen de personas que hacen lo bueno.” (2 Corintios 11:14, 15, Versión Popular) Es obvio que los demonios, para engañar y extraviar más fácilmente a la gente, suelen desempeñar el papel de estar dando ayuda. Pablo da otro aviso de esta campaña de engaño al decir: “Algunos se apartarán de la fe, prestando atención a expresiones inspiradas que extravían y a enseñanzas de demonios.”—1 Timoteo 4:1.
41 Si estos mensajes espiritistas en realidad vinieran de una buena fuente, todos serían buenos, ¿no es verdad? Como Cristo Jesús dijo: “O hagan el árbol excelente y su fruto excelente o hagan el árbol podrido y su fruto podrido; porque por su fruto se conoce el árbol.” (Mateo 12:33) ¿Qué clases de “fruto” encontramos en asociación frecuente con estas comunicaciones espiritistas?
42 Considere el caso de cierta viuda de Lisboa, Portugal. Ella leyó libros acerca de comunicarse con los espíritus de la región invisible y empezó a oír una voz que le decía cómo escribir literatura en francés. Esto le agradó y continuó recibiendo aquellos mensajes. Posteriormente, sin embargo, de noche empezó a oír ruidos aterrorizadores en su habitación. A veces hasta sentía como si una fuerza invisible estuviera tratando de empujarla escaleras abajo. Lo que al principio tenía la apariencia de ser de beneficio o provecho, ahora se convirtió en una fuente de terror para ella. Indudablemente usted ha oído acerca de personas que han tenido experiencias similares a ésta, quizás hasta peores problemas, de modo que llegaron hasta el punto de desesperarse en su búsqueda de alivio. Pero ¿es así como trata con la gente el Gran Espíritu, Jehová Dios? La Biblia nos dice que Dios es amor y que él desea que lo amemos. (1 Juan 4:8) Y en 1 Juan 4:18 dice que podemos acercarnos a Jehová Dios con franqueza de expresión porque “no hay temor en el amor, sino que el amor perfecto echa fuera el temor . . . el que está bajo temor no ha sido hecho perfecto en el amor.”
43 Porque es amor, el Gran Espíritu, nuestro Creador, obra para nuestro mayor bien. Nos enseña a ser altruistas y mostrar a otros la misma clase de amor que él muestra para con nosotros. Pero ¿qué hallamos frecuentemente con relación a los que practican el espiritismo?
EL AMOR AL DINERO
44 ¿Con cuánta frecuencia ha oído usted de hechiceros o curanderos o médiums espiritistas que den gratuitamente su servicio a la gente? Jesús dijo a sus discípulos: “Recibieron gratis, den gratis.” (Mateo 10:7, 8) ¿Es eso lo que se ve entre los que practican el espiritismo? En un país del África austral un hechicero o sanador por fe viene a un hogar y rocía una mezcla de cenizas, hierbas y agua alrededor del lugar, y quizás marca cruces sobre la puerta y hasta “inocula” a la familia con parte de la mezcla que ha traído. ¿Se hace esto como expresión de bondad, gratuitamente? No; en vez de eso, por esta supuesta protección contra el perjuicio que pudieran traer los espíritus que no se ven, el hechicero cobra una suma de dinero que puede equivaler a la que el dueño de la casa quizás gane en tres o cuatro semanas de trabajo.
45 En otras zonas, los hechiceros toman ciertos objetos y ejecutan ritos místicos sobre éstos para colocar un encantamiento o hechizo en ellos. Entonces deliberadamente dejan estos objetos en los caminos para que la gente los recoja. Con frecuencia los que hacen eso empiezan a temer que ahora vayan a sufrir perjuicio y van a los hechiceros en busca de ayuda. Pero hay que pagar por la ayuda, y así los hechiceros consiguen su dinero. ¿Cree usted que es correcto obrar de esta manera?
46 Allá en los tiempos bíblicos, personas que estuvieron envueltas con el espiritismo mostraron esta misma codicia. Mientras estuvo en el pueblo de Filipos, el apóstol Pablo se vio continuamente importunado por una esclava poseída por un “demonio de adivinación.” Finalmente Pablo le dijo al demonio que ‘saliera de ella’ y el espíritu la abandonó. Pablo hizo esto completamente gratis, sin pedir ni recibir paga. Pero los amos de la joven, en vez de alegrarse, se enojaron e hicieron que Pablo fuera arrojado en prisión. ¿Por qué? La Biblia nos dice que esto se debió a que ellos habían estado obteniendo “mucha ganancia” con las actividades de adivinación de la joven.—Hechos 16:16-24.
INMORALIDAD SEXUAL
47 Ya hemos aprendido que fue la atracción sexual lo que hizo que algunos hijos de Jehová de la región de los espíritus dejaran de servirle, con el resultado de que se hicieron rebeldes. ¿Hallamos hoy inmoralidad sexual conectada con la adoración de los espíritus que no se ven? En algunos lugares no es raro oír que ha sucedido que mujeres que han estado en cama han sentido la presencia de una persona invisible hasta el punto de sentirse estimuladas sexualmente como si tal persona invisible estuviera teniendo relaciones con ellas.
48 En otras partes del mundo, mujeres estériles suelen consultar a los espíritus de la región invisible por algún médium espiritista para hallar un remedio para su esterilidad. Pero a veces se les exige que tengan relaciones sexuales con el “doctor” como parte de su “curación.”
49 ¿Cree usted que esas cosas traigan bien, o que puedan ayudar a producir familias felices y comunidades felices? La Biblia muestra que cuando aquellos hijos de la región de los espíritus se rebelaron antes del Diluvio y participaron en inmoralidad sexual, entonces ‘la tierra se llenó de violencia.’ (Génesis 6:1-11) Hoy la inmoralidad sexual también produce riñas, peleas y hasta homicidios.
ASESINATOS Y CRUELDAD
50 Ninguno de nosotros desea perder la vida a manos de un asesino. La Biblia muestra que Jehová Dios odia a los asesinos. Uno de sus Diez Mandamientos dice: “No debes asesinar.” (Éxodo 20:13) ¿Qué hallamos en cuanto a la práctica del espiritismo o la adoración de antepasados con relación a esto? Considere los siguientes hechos:
51 En todos los países los asesinatos rituales y los sacrificios humanos son ilegales. Sin embargo, entre los adoradores de los antepasados y los hechiceros de algunos países estas prácticas crueles todavía continúan. En Ghana, por ejemplo, cuando un jefe de posición encumbrada muere hay la costumbre de enterrarlo con los cráneos de víctimas de asesinatos rituales secretos. En fecha tan tardía como la de 1974 dos personas fueron declaradas culpables de asesinato ritual con relación a la muerte de un jefe principal. Aunque esa costumbre es ilegal, persiste debido a la creencia de que las almas de las víctimas acompañan al jefe para atender sus necesidades en el “mundo de los fantasmas,” una creencia basada en la mentira religiosa.
52 El 9 de agosto de 1977 un periódico de Liberia, The Liberian Age, llevaba el encabezamiento: “Muertes rituales—Mientras investigación continúa, ‘Pandilla de 11’ acusada de asesinato.” El artículo relataba que 11 hombres, entre ellos algunos funcionarios de alto rango, habían sido acusados de matar brutalmente a un hombre en un asesinato ritual en el cual los ojos, oídos, nariz, testículos y lengua del hombre habían sido cortados de su cuerpo. El informe decía que éstas cosas habían de servir de “yuyus” para ayudar a obtener posiciones más encumbradas a los que habían sido acusados del asesinato.
53 Un despacho de Botswana con fecha de 8 de junio de 1977 dice: “Un ‘doctor tradicional’ [médium espiritista] alegó hoy que un ex-político de Botswana le había dado una lista de 18 personas a quienes quería que se matara por medio de la brujería.”
54 Más terrible todavía es el hecho de que jóvenes y niñitos han llegado a ser víctimas de estos asesinatos. Un informe procedente de Nigeria dice:
“La adoración del dinero ha impulsado ahora a muchos nigerianos a prácticas primitivas como las de secuestrar a personas jóvenes para degollarlas en lugares sagrados dedicados a la producción de dinero.
“Es cuestión debatible el que los hechiceros nigerianos puedan convertir cabezas humanas en dinero. Pero lo que no está en duda es que se está secuestrando a niños nigerianos con este propósito.”—Daily Times, 31 de diciembre de 1976.
55 Si usted es una persona que aprecia lo que es bueno, de seguro las prácticas ya mencionadas deben llenarlo de un sentimiento de disgusto así como de dolor debido al sufrimiento que se causa. Por supuesto, con frecuencia usted probablemente haya oído presentar el argumento de que el espiritismo tiene su buen lado. Por ejemplo, la mayoría de los hechiceros insisten en que usan sus amuletos o talismanes y fetiches y ‘encantamientos’ o hechizos solo con buenos propósitos. Sin embargo, cualquiera que los observa tiene que admitir que rara vez, si alguna, vacilan en usar estas mismas cosas para poner bajo maldición a otras personas, con frecuencia a cambio de dinero o algún regalo.
56 Este asunto merece su consideración cuidadosa. Aunque usted oiga de manifestaciones, mensajes y sueños que parezcan ser buenos, la Palabra inspirada de Dios nos advierte que Satanás y sus demonios funcionan “con toda obra poderosa y señales y portentos mentirosos y con todo engaño injusto para con los que están pereciendo.”—2 Tesalonicenses 2:9, 10.
57 Teniendo presentes estas cosas, considere ahora lo que la Palabra de Dios dice acerca de los médiums espiritistas y los sacerdotes practicantes de magia o hechiceros o curanderos.
LO QUE LA BIBLIA MUESTRA ACERCA DE LOS MÉDIUMS Y ADIVINOS
58 La Biblia revela que hace miles de años la adoración de espíritus y la práctica de la magia eran comunes en países como Egipto, Babilonia y Canaán. (Éxodo 7:10-12; Deuteronomio 18:14; Isaías 47:1, 12, 13) No sorprende, pues, que cuando Jehová Dios hubo librado de la esclavitud en Egipto a la nación de Israel y la hubo introducido en la tierra de Canaán ellos hallaran a la gente de aquella localidad profundamente envuelta en el espiritismo. ¿Qué mandato entregó Jehová Dios a sus siervos? Les dijo con claridad que habían de adorarlo a él solamente. Podemos ver por qué era correcto esto, pues Él es el Espíritu Todopoderoso que es el Dador de la vida y por lo tanto el único que merece adoración como el Dios verdadero del cielo y la Tierra. (Éxodo 20:3-6) El dar la adoración de él a otro espíritu invisible o a otros espíritus invisibles sería mostrar grave falta de respeto al Creador. Por esa razón Dios advirtió a los israelitas: “No se vuelvan a los médiums espiritistas, y no consulten a pronosticadores profesionales de acontecimientos, para hacerse inmundos por medio de ellos.”—Levítico 19:31.
59 Jehová Dios les advirtió a los israelitas que perderían no solo Su bendición, sino también la vida si desobedecían la prohibición que él les imponía en cuanto a aquella adoración de espíritus, al decir: “En cuanto al alma que se vuelva a los médiums espiritistas y a los pronosticadores profesionales de acontecimientos para tener ayuntamiento inmoral con ellos, ciertamente fijaré mi rostro contra aquella alma y la cortaré de entre su pueblo. Y en cuanto a un hombre o una mujer en quien resulte haber espíritu de médium o espíritu de predicción, deben ser muertos sin falta.”—Levítico 20:6, 27.
60 Más tarde, Dios dio más énfasis aun al odio que sentía por las prácticas desobedientes conectadas con la adoración de los espíritus no vistos, tales como las de hechicería y la de decir la buenaventura, cuando dijo por medio del profeta Moisés: “Cuando hayas entrado en la tierra que Jehová tu Dios te está dando, no debes aprender a hacer conforme a las cosas detestables de aquellas naciones. No debería hallarse en ti nadie que haga pasar por el fuego a su hijo o su hija, nadie que emplee adivinación, practicante de magia ni nadie que busque agüeros ni hechicero, ni uno que ate a otros con maleficio ni nadie que consulte a un médium espiritista o a un pronosticador profesional de sucesos ni nadie que pregunte a los muertos. Porque todo el que hace estas cosas es algo detestable a Jehová.”—Deuteronomio 18:9-12.
61 ¿No está eso bien claro y no muestra claramente lo que piensa el Dios Todopoderoso acerca de los médiums espiritistas y los adivinos y la adoración que éstos dan a los espíritus no vistos? Según esta Palabra inspirada, Jehová Dios odia todas esas prácticas sin importar la forma que tomen ni en qué continente se encuentren. Y debido a su amor, él nos suministra estas advertencias para que no suframos el perjuicio que de seguro esas prácticas traen.
62 Cuando Jesucristo estuvo en la Tierra, Satanás el adversario de Dios, y los espíritus rebeldes que se unieron a él, se opusieron a Jesús. Cuando Satanás se esforzó por hacer que Jesús ejecutara un acto de adoración a Satanás a cambio de poder y gloria, Jesús respondió: “¡Vete, Satanás! Porque está escrito [en la Biblia, en Deuteronomio 5:9; 6:13]: ‘Es a Jehová tu Dios que tienes que adorar, y es a él solo que tienes que rendir servicio sagrado.’” (Mateo 4:8-10) En muchas ocasiones, él y sus apóstoles también expulsaron de la gente a espíritus malos o demonios que la afligían.—Marcos 1:39; 3:14, 15.
63 Jesús enseñó a sus discípulos a adorar solamente al Espíritu Todopoderoso, Jehová Dios, y a creer en su Palabra, la Biblia. (Juan 4:23, 24; 17:6, 17) Sus discípulos tuvieron el mismo punto de vista acerca del espiritismo y sus prácticas que tuvo el Padre celestial de ellos, Jehová. Inspirado por Dios, el apóstol Pablo escribió esto a sus compañeros de adoración: “Ahora bien, las obras de la carne son manifiestas, y son: “fornicación, inmundicia, conducta relajada, idolatría, práctica de espiritismo, . . . les estoy avisando de antemano . . . que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.” (Gálatas 5:19-21) El Creador y Fuente de toda clase de vida no puede dar ni dará vida eterna a las personas que, contrario a lo que dice su Palabra, dan a espíritus de la región invisible la adoración que le pertenece a él. Según la profecía del libro de Revelación, las personas que sin arrepentirse continúan estando entre “los que practican espiritismo” bajarán a la “muerte segunda,” lo cual significa destrucción eterna de la cual no hay resurrección.—Revelación 21:8; 22:15.
64 Sí, la Biblia alista el espiritismo entre las “obras de la carne,” junto con la fornicación y la inmundicia. Hemos visto mucha evidencia de que el espiritismo ciertamente es inmundo y perjudicial. Aparta nuestra adoración y devoción de Aquel que correctamente debe tenerla, Jehová Dios. Por lo tanto, ningún espíritu de la región invisible que permitiera que las personas le dieran a él tal devoción y servicio podría ser un espíritu bueno, sino que tendría que ser un espíritu malo o demonio. Un ángel ayudó al apóstol Juan a escribir parte de la Biblia. Pero cuando Juan cayó delante de este ángel para hacerle una reverencia, el ángel fiel dijo: “¡Ten cuidado! ¡No hagas eso! Yo simplemente soy coesclavo tuyo y de tus hermanos que tienen la obra de dar testimonio de Jesús. Adora a Dios.”—Revelación 19:10.
65 Y, puesto que la Palabra de Dios muestra que el ser médium espiritista o adivinador o sortílego o alguien que se comunica con los muertos es algo que Dios detesta, entonces es evidente que cualquier espíritu que cooperara desde la invisibilidad con tales personas también debería ser un espíritu maléfico o demonio. Los mensajes que se recibieran de tal fuente no podrían provenir del Dios verdadero, el Espíritu Todopoderoso, ni tener su aprobación.
66 A eso se debe que Dios, por medio de su profeta Isaías, dijera estas palabras de advertencia a los israelitas. “Y en caso de que les digan a ustedes: ‘Recurran a los médiums espiritistas o a los que tienen espíritu de predicción que están chirriando y profiriendo expresiones en tonos bajos,’ ¿no es a su Dios a quien debe recurrir cualquier pueblo? ¿Debe recurrirse a personas muertas en pro de personas vivas?” (Isaías 8:19) Si queremos conocer la verdad y tener una esperanza segura respecto al futuro, debemos dirigirnos al Dios vivo, el Creador de toda clase de vida, no a los muertos, ni a los médiums espiritistas.
67 A eso se debe también que los que participan en actividades espiritistas siempre se opongan al mensaje que se encuentra en la Palabra de Dios. Allá en el primer siglo había un brujo o hechicero en la isla de Chipre y él trató de evitar que otros escucharan el mensaje de las buenas nuevas que llevaba el apóstol Pablo. A este brujo Pablo le dijo: “Oh hombre lleno de toda suerte de fraude y toda suerte de villanía, hijo del Diablo, enemigo de todo lo justo, ¿no cesarás de torcer los caminos correctos de Jehová?” (Hechos 13:9, 10) En vez de estar entre los que tuercen o tergiversan los caminos correctos de Dios, debemos querer librarnos completamente de la adoración inmunda de espíritus, una práctica que es contraria a la Palabra de Dios. Del Espíritu Todopoderoso procede esta llamada: “‘Sálganse de entre ellos, y sepárense,’ dice Jehová, ‘y dejen de tocar la cosa inmunda.’”—2 Corintios 6:17.
68 Tal vez, debido a sus circunstancias, a usted le parezca que es muy difícil hacer esto. Quizás usted sea como muchas otras personas que han practicado la adoración de antepasados o alguna otra forma de espiritismo durante toda su vida. Posiblemente sus parientes y la mayoría de la gente de su sector todavía sigan tradiciones relacionadas con estas cosas, y puede que todavía consideren que ciertos árboles, rocas, ríos, montañas u otros lugares son sitios en los que descansan los espíritus. ¿Cómo, pues, puede usted librarse de tal adoración de espíritus que no se pueden ver y ganarse el favor, protección y bendición del Espíritu Todopoderoso, Jehová Dios?
CÓMO LIBRARSE DEL PODER DE LOS ESPÍRITUS INICUOS
69 Una vez que los espíritus inicuos han adquirido control o influencia sobre una persona, no es fácil librarse de ellos. Pero con la ayuda de Jehová Dios es posible hacerlo, y miles de personas lo han hecho. Un ejemplo animador es el de la jovencita del Brasil que vino a estar bajo la influencia de los espíritus y prescribía “remedios” para la gente. (Vea el párrafo 22.) Pasaron varios años, y cierta noche, mientras ella dormía, sintió cierta fuerza que la arrastraba de la cama. Aunque todavía estaba dormida, la joven se dirigió afuera, hacia una zanja cercana que estaba llena de agua. En eso tropezó y despertó. La experiencia la perturbó muchísimo y como resultado de ella quiso librarse del control de los espíritus en invisibilidad con los cuales había estado tratando. ¿Qué hizo?
70 Su primer paso fue orar a Dios y pedirle que la librara. A la mañana siguiente alguien tocó a su puerta. Ella oyó que las “voces” de los espíritus le decían que no abriera la puerta, que “el Diablo la estaba esperando.” Pero ella, haciendo un gran esfuerzo, abrió la puerta de todos modos. El visitante no era el Diablo, sino un joven que le ofreció un ejemplar de la revista bíblica La Atalaya. En ésta había un artículo sobre la influencia de los espíritus inicuos. Ella se sintió segura de que esto tenía que ser una respuesta a su oración sincera.
71 Comenzó a estudiar la Biblia y aplicarla por medio de cambios en su vida, de manera que no solo estuvo aprendiendo la voluntad de Dios, sino también haciéndola. Gradualmente quedó libre del control de los demonios. Se sintió muy alegre de experimentar la gran lección que Jesús había enseñado: “Conocerán la verdad, y la verdad los libertará.”—Juan 8:32.
72 Sucedió algo similar en el caso de la viuda de Lisboa, mencionada antes. (Vea el párrafo 42.) Los testigos de Jehová la visitaron poco después que ella empezó a comunicarse con aquellos espíritus que le eran invisibles y esta comunicación comenzara a ocasionarle gran dificultad y hasta terror, y ella empezó a estudiar la Biblia con los Testigos. Aprendió lo que la Biblia dice acerca de la verdadera condición de los muertos, la esperanza de la resurrección y las gloriosas buenas nuevas del reino de Dios. Cuando se dio cuenta de que ella, al igual que muchas otras personas en todas partes de la Tierra, había sido engañada por los demonios, puso fe en el Espíritu Todopoderoso, Jehová Dios, y rompió toda comunicación con aquellos espíritus engañosos.
73 Sí, a muchísimas personas por toda la Tierra se les ha abierto los ojos a la verdad acerca del mundo de los espíritus. Pero no todos los casos son tan extremos como los que ya se han mencionado. Millones de personas que no son médiums espiritistas y que no afirman haber oído personalmente “voces” de espíritus de la región invisible todavía necesitan que se les vuelva “de la oscuridad a la luz y de la autoridad de Satanás a Dios.” (Hechos 26:18) ¿Por qué? Porque muestran en su vida diaria una profunda preocupación por cosas como agüeros, el “mal de ojo,” tabúes, y amuletos para protección o resguardo y ritos que están enlazados con la adoración de espíritus que no son el Dios verdadero, el Creador todopoderoso del cielo y la Tierra.
74 Como una telaraña que enreda y sujeta a una mosca u otra criatura que se meta en ella, así también hay una red o tejido enredador de tradiciones y ritos familiares y tribuales que sujeta a muchas personas en las garras del temor. Estas personas temen que, si no observan todas estas tradiciones, no reciben la ayuda de sus antepasados difuntos, o que otros espíritus de la región invisible les hagan daño. Temen que no prosperarán en cuanto a tener hijos o que éstos morirán, o que su ganado enfermará y morirá, que sus granjas no producirán o que sus negocios no tendrán buen éxito.
75 Solamente la verdad de la Palabra de Dios puede librarlos. Por medio de aprender lo que la Palabra de él dice, pueden llegar a reconocer que existen espíritus en invisibilidad que cooperan con los médiums espiritistas y hechiceros, pero cuyo poder es como nada cuando se le compara con el poder del Dios verdadero. Las personas que llegan a apreciar que la ayuda de Dios es de muchísimo mayor valor que la ayuda que pudiera venir de cualquier otra fuente se dan cuenta de que ningún daño con el cual los amenace cualquier médium espiritista, hechicero o espíritu de la región invisible sería tan dañino como perder el favor y las bendiciones de la única Fuente de la vida.—Mateo 10:28.
76 Por lo tanto el conocimiento acerca del Dios verdadero y sus propósitos es el primer paso hacia librarse de esta esclavitud. Por medio de estudiar la Palabra de Dios nos enteramos de la verdadera condición de los muertos, de que están durmiendo en la muerte, inconscientes, y que no pueden expresar amor ni odio, ni ayudar ni perjudicar. Entendemos también quiénes son los que en realidad habitan el mundo de los espíritus, y que muchos hijos de Dios de la región espiritual se rebelaron. Pero, ¿por qué ha permitido Dios que estos espíritus rebeldes continúen existiendo hasta ahora?
77 Esto se debe a que aquella rebelión fue un desafío a Jehová Dios. Satanás y sus demonios no desafían la omnipotencia de Dios, pues saben que él es más poderoso que ellos y tiene poder para destruirlos. En la Biblia, en Santiago 2:19, leemos: “Tú crees que hay un solo Dios, ¿verdad? Haces bastante bien. Y sin embargo los demonios creen y se estremecen.” Se estremecen porque saben que Jehová ha declarado su propósito de destruirlos. Cuando Jesucristo, obrando como representante de Dios, estaba a punto de librar a ciertas personas de la influencia de unos demonios, éstos clamaron preguntando si él había venido a ‘destruirlos antes del tiempo debido.’ (Mateo 8:29; Marcos 1:24) Así es que estos hijos rebeldes que son de la región espiritual saben que no pueden desafiar con éxito el poder del Dios Todopoderoso.
78 Lo que Satanás hizo fue desafiar lo recto o propio de la gobernación de Dios sobre todas Sus criaturas. Sus palabras a Eva muestran que él trata de hacer que la gente crea que Dios en realidad no es un Padre amoroso que sinceramente quiere el bien de sus criaturas. El hecho de que la primera pareja humana se uniera a esa rebelión también hizo surgir otra cuestión. Esa cuestión era si se podría inducir a todas las otras criaturas de Dios a apartarse de Él y depositar su confianza en otra persona. Podemos ver esto en el caso de Job, un siervo de Dios. Satanás afirmó que Job solo serviría a Jehová Dios si las cosas le iban bien, pero que si Job tuviera que experimentar penalidades o aguantar sufrimiento, entonces cesaría de poner fe en Dios y se apartaría de Él.—Job 1:7-12; 2:4, 5.
79 Se requeriría tiempo para responder a este desafío y resolver estas cuestiones claramente y más allá de toda duda. Por eso, aunque la primera pareja humana se rebeló, Jehová Dios les permitió seguir viviendo por cierto tiempo y producir hijos. (Génesis 3:14-19) Él ha permitido que Satanás y sus demonios traten de probar lo que afirman en la gran controversia y ha permitido que los seres humanos sean probados en cuanto a si van a poner fe en el Dios Altísimo o, por razones egoístas, se van a apartar de él. Es cierto que han pasado unos 6,000 años desde que originalmente se hizo el desafío en Edén. Pero la Biblia nos dice que, para el Dios Eterno, ‘mil años son como un día.’ (2 Pedro 3:8) Así es que estos seis mil años son solamente como seis días para Él. La Palabra de Dios muestra que no queda mucho tiempo y que Satanás ahora tiene “gran cólera, sabiendo que tiene un corto período de tiempo” antes que Dios entre en acción para poner fin a la rebelión.—Salmo 90:2, 4; Revelación 12:12.
OBRE AHORA CON FE PLENA
80 Debido a que Dios es paciente, sufrido y misericordioso, a cada uno de nosotros se le brinda la oportunidad de mostrar a qué nos atenemos y en quién vamos a poner nuestra confianza. Si usted desea librarse de la esclavitud a los espíritus de la región invisible y de la red de tradiciones y ritos que esclaviza a la gente de esa manera, entonces no vacile en acudir por ayuda a Jehová, “un Dios misericordioso y benévolo . . . abundante en bondad amorosa y verdad.” (Éxodo 34:6) Jesucristo, el mensajero de Dios, enseñó a sus seguidores a orar: “Líbranos del inicuo.” (Mateo 6:13) Usted puede confiar en que Jehová escucha las oraciones que proceden de un corazón puro. “Los ojos de Jehová están sobre los justos, y sus oídos atentos a su ruego.”—1 Pedro 3:12; Proverbios 15:29.
81 Puesto que usted es sincero, también apoyará sus ruegos a Dios obrando en armonía con lo que usted le solicita. Pero, ¿qué significa esto respecto a las tradiciones y ritos relacionados con el espiritismo? El apóstol Pablo escribe bajo inspiración: “No quiero que ustedes se hagan partícipes con los demonios . . . no pueden estar participando de ‘la mesa de Jehová’ y de la mesa de demonios.” (1 Corintios 10:20, 21) Tenemos que elegir entre adorar a Dios y adorar a los demonios, pues Jehová Dios y los demonios son enemigos. Si queremos la amistad y protección de Jehová tenemos que romper cuanto lazo y asociación tengamos con el espiritismo en sus muchas formas. Eso incluye el deshacernos de todo objeto relacionado con el espiritismo. Esos objetos solo servirían para mantenernos cautivos en la red entrampadora de la influencia demoníaca. La remoción o destrucción de tales objetos es un paso importante en el camino a librarse de esa influencia.
82 Respecto a esto, también, la Palabra de Dios nos ayuda mucho a adquirir el valor que necesitamos para dar ese paso. Nos muestra por qué no debemos estar en temor de tales objetos, aunque haya personas que los consideren como objetos encantados o que posean algún poder extraño. Por medio de su profeta Jeremías, Jehová Dios dio estas palabras de estímulo: “No sigáis los caminos de las gentes . . . Pues los dioses de los pueblos son pura vanidad: Un leño cortado en el bosque, labrado con azuela por las manos de un artista, que luego de plata y oro los recubre, y los sujeta con clavos, a golpes de martillo, para que no se mueva. Como espantajo de melonar, no hablan, y hay que llevarlos, porque no pueden andar. No los temáis, que no pueden hacer daño ni tampoco beneficio.” (Jeremías 10:2-5, La Santa Biblia, Ediciones Paulinas) Un niñito quizás le tenga temor al espantajo que vea en un campo, pero los adultos saben que no hay por qué temerle. Y la Palabra de Dios muestra que, tal como un espantajo no puede hablar, ni andar, ni ayudar, ni causar daño a nadie, lo mismo es cierto de las imágenes que el hombre hace y a las cuales considera sagradas.
83 La Biblia muestra lo irrazonables que son las personas que consideran que cosas hechas por manos humanas puedan tener algún poder sobrehumano en ellas. Por ejemplo, la profecía inspirada de Isaías nos relata acerca del hombre que corta un árbol grande del bosque, toma parte de él para hacer un fuego y cocer su pan y entonces usa la otra parte para hacer una imagen y “se inclina y le ora y dice: ‘Líbrame, porque tú eres mi dios.’” Jehová Dios dice de tales personas: “No han llegado a saber, ni entienden, porque sus ojos han sido embadurnados para que no vean, su corazón para que no tengan perspicacia. Y nadie hace recordar a su corazón ni tiene conocimiento ni entendimiento, diciendo: ‘La mitad de él he quemado en un fuego, y sobre sus brasas también he cocido pan; aso carne y como. ¿Pero de lo que queda de él haré una mera cosa detestable? ¿Ante la madera reseca de un árbol he de prosternarme?’ Está alimentándose de cenizas. . . . Y él no libra su alma, ni dice: ‘¿No hay una falsedad en mi diestra?’”—Isaías 44:14-20.
84 La madera sigue siendo madera prescindiendo de lo mucho que la labren los hombres. Es por eso que se puede quemar y destruir una imagen de madera lo mismo que cualquier otro pedazo de madera. No puede hacer nada para protegerse de ser destruida. Y lo mismo es cierto de tela o cuerda o barro o piedra o semillas o cualquier otra cosa que los hombres usen para hacer algún objeto para la adoración espiritista. Todas pueden ser destruidas de una manera u otra. Si estas cosas no se pueden proteger a sí mismas, ciertamente no pueden proteger a otros. Pero lo que verdaderamente puede perjudicarnos es el creer en tales cosas y de este modo dejar que los espíritus engañosos e inmundos, los demonios, nos esclavicen a cosas que son falsas y una impostura o vanidad. La Palabra de Dios nos muestra la manera de librarnos de tal falsedad.
85 La Biblia nos relata acerca de personas que tuvieron la fe y el valor de destruir algunas posesiones espiritistas, aunque esto les fue muy costoso. Después de describir el testimonio acerca del Dios verdadero que el apóstol Pablo había dado en la ciudad de Éfeso, el libro bíblico de Hechos declara: “Buen número de los que habían practicado artes mágicas juntaron sus libros y los quemaron delante de todos. Y calcularon en conjunto los precios de ellos y hallaron que valían cincuenta mil piezas de plata.” (19:19) ¡Piense en lo enorme que era esa fortuna! Sin embargo, el tener la aprobación del Dios Todopoderoso y estar libres de la influencia demoníaca significaba mucho más para ellos que lo que aquel dinero representaba.
86 ¿Por qué no busca usted en su casa y se pregunta si está mostrando esta misma fe y siguiendo este ejemplo, y remueve cualquier cosa que esté asociada con la adoración espiritista? Los resultados de esa experiencia en Éfeso fueron muy animadores: “Así de una manera poderosa la palabra de Jehová siguió creciendo y prevaleciendo.” (Hechos 19:20) Lo mismo ha sido cierto hoy día entre miles de personas que se han vuelto del espiritismo al Dios verdadero y a su adoración. El poder de la verdad de la Palabra de Dios los ha impulsado a recoger y destruir todos los libros, amuletos, fetiches, brazaletes, collares “protectores,” prendas de vestir y todo otro objeto relacionado con el espiritismo.
87 Un ejemplo de esto es el de una mujer del África austral que era médium espiritista y que aceptó la ayuda que le ofreció un testigo de Jehová para estudiar la Biblia. Cuando leyeron el relato bíblico antes citado que describe la manera en que personas de corazón honrado del primer siglo destruyeron sus libros sobre el espiritismo, la mujer preguntó si ella debería hacer lo mismo. El Testigo le mostró que esto le podría traer el favor de Dios, y concordaron en hacerlo en cierta fecha. Al llegar, el Testigo halló que la mujer estaba lista con todas sus prendas de vestir religiosas y sus objetos espiritistas y alguna parafina. Hicieron un fuego y quemaron todos los objetos. ¿Cuál fue el resultado? La mujer fue librada de la influencia demoníaca y ahora está disfrutando del gran privilegio de ayudar a otros a poner su confianza en el Dios verdadero.
88 Un caso semejante es el de un hombre de la misma región que había comenzado a entrenarse con un famoso hechicero y había progresado rápidamente y llegado a ser el principal auxiliar de este maestro espiritista. Sin embargo, la esposa del maestro comenzó a estudiar la Biblia con los testigos de Jehová. Un día este auxiliar participó en el estudio. Se consideraron textos bíblicos que muestran que Dios prohíbe beber o ingerir sangre. (Levítico 17:10-14; Deuteronomio 12:23, 24; Hechos 15:20, 29) Esto impresionó profundamente al hombre. Estaba por “graduarse” de este curso en “medicina” y magia y sabía que el beber sangre era parte de la ceremonia de “graduación.” ¿Qué decidió? Él quería agradar a la Fuente de toda clase de vida, Jehová, más bien que tratar de obtener el favor de espíritus en lo invisible que se oponen a Dios. Así es que inmediatamente cesó de practicar el espiritismo, continuó estudiando la Biblia con los testigos de Jehová y ahora se regocija de estar libre del cautiverio a espíritus egoístas de la región invisible.
89 Para librarse de estos espíritus que no se ven, no solo es esencial orar y pedir la ayuda de Jehová Dios, sino también ‘persistir en la oración.’ (Romanos 12:12) La Palabra de Dios muestra que no solo es vital cesar las prácticas espiritistas, sino también deshacerse de cualquier objeto espiritista que pudiera mantener los lazos de uno con la adoración de los espíritus que no se ven. Y, si uno quiere obtener la victoria y la libertad que ésta trae, es preciso que se valga de la ayuda de otros a fin de no encararse solo a los espíritus adversarios.
ASOCIACIÓN CON LOS SIERVOS DEL DIOS VERDADERO
90 La Biblia nos insta a reunirnos con otros para edificarnos en amor y fe. (Hebreos 10:24, 25) ¿Con quiénes puede usted hacer eso? Los miembros de las iglesias de la cristiandad, aunque afirman creer en la Biblia, a menudo se encuentran entre los mismísimos que buscan los servicios de los médiums espiritistas y los hechiceros en diferentes partes de la Tierra. Sin embargo, los testigos de Jehová adoptan un proceder diferente. Se mantienen completamente limpios de todo cuanto pudiera ponerlos bajo el control de los espíritus en invisibilidad que están en oposición a las enseñanzas de la Palabra de Dios. Se complacen en ayudar a la gente a estudiar la Biblia y a aprender sus verdades libertadoras. Y, al igual que Jesús y sus discípulos, hacen esto gratuitamente. Con gusto le ayudarán a usted a hallar respuesta a sus preguntas por medio de un estudio gratuito de esta índole.
91 También se reúnen con regularidad en grupos para estudiar los escritos inspirados de la Palabra de Dios, y estas reuniones también son gratuitas; no se hacen colectas en ellas. El asistir a éstas ayuda tremendamente a continuar llevando a cabo la guerra de la cual escribió el apóstol Pablo cuando dijo: “Tenemos una lucha . . . contra las fuerzas espirituales inicuas en los lugares celestiales.” El apóstol entonces procede a instar a todos a que “tomen la armadura completa que proviene de Dios,” y “estén firmes, . . . ceñidos con la verdad, y teniendo puesta la coraza de la justicia, . . . el escudo grande de la fe, . . . el yelmo de la salvación, y la espada del espíritu, es decir, la palabra de Dios.”—Efesios 6:12-17.
92 El saber cómo usar con eficacia esta armadura espiritual y la “espada del espíritu” pudiera tomar algún tiempo. Pero el asociarse con otros que han conseguido y están consiguiendo victorias en su guerrear espiritual le ayudará a lograr buen progreso. A medida que usted aprenda más acerca de los propósitos del Creador y Gobernante Universal, Jehová Dios, y vea la sabiduría de sus leyes y justos requisitos, su fe crecerá. Usted recibirá la maravillosa esperanza de alcanzar la vida en una Tierra paradisíaca, en la que los mansos de la Tierra disfrutarán de vida sin fin, libres de enfermedades y sufrimiento, bajo el reino de Dios por Cristo Jesús. Aprenderá como puede estar entre los que vivirán para ver el tiempo en que Dios ‘limpiará de los ojos de ellos toda lágrima.’—Revelación 21:4; Salmo 37:10, 11; Mateo 5:5.
93 Para mantenernos libres del control de los espíritus egoístas que funcionan desde la invisibilidad es preciso que sigamos el consejo bíblico que dice: “Desechen la vieja personalidad que se conforma a su manera de proceder anterior” y ‘vístanse de la nueva personalidad que fue creada conforme a la voluntad de Dios en verdadera justicia y lealtad.’ (Efesios 4:22-24) Puede que nuestro proceder anterior no haya sido gobernado por la voluntad de Dios, sino por las tradiciones humanas y las costumbres de la gente de nuestro sector. Tenemos que examinar nuestra conducta a fin de estar seguros de que estamos evitando todas las cosas que tengan conexión alguna con la mentira demoníaca de que los muertos pueden ayudar o perjudicar a los vivos.—2 Corintios 13:5.
SIGA PELEANDO LA EXCELENTE PELEA DE LA FE
94 Una vez que usted se haya librado del demonismo, debe continuar peleando tenazmente para mantenerse libre. Jesús dijo que solo “el que haya perseverado hasta el fin es el que será salvo.” (Mateo 24:13) Día tras día tenemos que seguir resistiendo los esfuerzos que se hagan por volver a atraparnos en la red entrampadora de tradiciones y prácticas demoníacas que pueden privarnos de la bendición de Dios.
95 Satanás y sus demonios pueden emplear muchos métodos diferentes para tratar de debilitarnos. Quizás usen a parientes o amigos que se nos opongan. A menudo sucede como predijo Jesús: “Los enemigos del hombre serán personas de su propia casa.” (Mateo 10:36) Si usted está tratando de mantenerse libre de todas las prácticas demoníacas a fin de demostrar su amor a Dios y ser fiel a Sus mandamientos prescindiendo de lo que otras personas hagan o digan, considere ahora unas cuantas de las muchas pruebas a las cuales quizás tenga que enfrentarse uno.—1 Juan 5:3; Colosenses 2:8.
CUANDO ALGUIEN MUERE
96 En ciertas partes de África, cuando alguien muere suelen hacer arreglos para celebrar un “velorio.” Los parientes y amigos se reúnen en la casa del difunto o en la “casa de la familia.” Hay plañidos, y canto, se tocan tambores, se bebe y se efectúan otras prácticas según la costumbre de la localidad. En algunos casos colocan al difunto, lavado y vestido con sus mejores ropas, “de cuerpo presente,” y los amigos y parientes desfilan ante el lecho mortuorio para verlo por última vez antes del entierro.
97 Es normal sentirse triste después de la muerte de un amigo o pariente. Jesús se dolió por la muerte de su amigo Lázaro y hasta cedió a las lágrimas. (Juan 11:33, 35) Sin embargo, las lágrimas de tristeza genuina difieren muchísimo de los lamentos y el llanto que por lo general acompañan a muchos funerales en ciertos países. Es natural llorar, hasta el punto mismo de plañir, por la pérdida de un ser amado. (2 Samuel 1:11, 12) Sin embargo, el llorar y plañir por temor de desagradar a los espíritus de la región invisible, o por temor a otros miembros de la familia, es contrario a la Palabra de Dios. A menudo las palabras que se usan al lamentarse y cantar se dirigen al difunto o a otros antepasados en forma de oración o súplica. De hecho, algunos velorios se celebran enteramente por temor a los muertos. Por lo tanto, aunque no es incorrecto que una persona que teme a Jehová asista a un funeral, es bueno recordar el consejo de ‘separarnos y dejar de tocar la cosa inmunda.’ (2 Corintios 6:17) Podemos hallar maneras de mostrar nuestra condolencia y dar verdadero consuelo sin participar en alguna actividad que esté relacionada con la adoración de espíritus. Además, los del pueblo de Jehová no deben dejarse vencer por el dolor, puesto que tienen la esperanza de la resurrección. Por eso la Biblia dice: “Además, hermanos, no queremos que estén en ignorancia respecto a los que están durmiendo en la muerte; para que no se apesadumbren ustedes como lo hacen también los demás que no tienen esperanza.”—1 Tesalonicenses 4:13.
98 Por supuesto, las costumbres relacionadas con la muerte, los funerales y las restricciones sobre los parientes sobrevivientes varían muchísimo según las creencias y tradiciones de la localidad. Pero muy a menudo se basan en la creencia de que los muertos pueden observar a los vivos, y envuelven muchas prácticas que son contrarias a la Palabra de Dios. El verdadero siervo de Dios no querría contaminarse con éstas. En algunas zonas de África, un año después de la muerte de la persona se celebran ritos especiales ‘para traer al muerto de vuelta a casa.’ Se cree que en el momento de la muerte el alma no va inmediatamente al ‘mundo de los espíritus,’ sino que entra en un estado de inactividad hasta que se haya celebrado un segundo rito fúnebre, y entonces puede entrar en la ‘tierra de los espíritus.’ En otras partes en los funerales a menudo se degüella un animal y se ofrecen libaciones en sacrificio a los antepasados muertos. Tanto seguidores de las iglesias de la cristiandad como del Islam participan en tales ritos.
99 Sin embargo, la cosa importante es lo que dice la Palabra de Dios acerca de esas prácticas. Por ejemplo, en Salmo 106:28, 29, ésta habla de los israelitas infieles que emprendieron la adoración falsa y comenzaron a “comer los sacrificios de los muertos.” Dice allí que “estaban causando ofensa” a Dios por sus tratos y perdieron su favor. Ya hemos aprendido de la Biblia que cuando alguien muere, solamente Dios puede hacer que esa persona vuelva a vivir por medio de una resurrección.—Vea los párrafos 33 a 36.
100 Sí, muertes, funerales, matrimonios, preñeces, nacimientos y circuncisiones son ocasiones en las que hay que estar alerta. La Palabra de Dios nos advierte: “Sean prudentes y estén despiertos; porque su enemigo el diablo anda como león rugiente, buscando a quién devorar.” (1 Pedro 5:8, Versión Popular) Es muy fácil ceder a la presión y llevar puesto algún “remedio” pequeño, como un amuleto. Pero el que desea la aprobación de Dios recuerda que Jehová es un “Dios que exige devoción exclusiva.” (Éxodo 20:4-6) Él no tolera la adoración falsa que se basa en mentiras, ni bendice a ninguno de sus siervos si son ‘tibios’ respecto a sus mandamientos.—Revelación 3:16.
PERÍODOS DE ENFERMEDAD
101 En períodos de enfermedad algunas personas han ido a varios médicos y hospitales sin que hayan podido conseguir alivio alguno. A algunos quizás les parezca que deberían dirigirse a lo que en algunos países se llama “curandería,” es decir, la ayuda de un sanador que ofrece “remedios.” La mayoría de estos “médicos” usan hierbas y otros remedios naturales, que, en sí mismos, pueden ser inofensivos. Pero el peligro está en el hecho de que estos herbolarios o “curanderos” quizás combinen el espiritismo con el uso de hierbas y otras medicinas. En la Biblia, el término “espiritismo” según se encuentra en la Traducción del Nuevo Mundo en Revelación 21:8 viene de la palabra griega pharmakía, que literalmente significa “droguería.” Esto se debe a que en la antigüedad muchos adivinadores y otros practicantes del espiritismo se valían de las drogas en los ritos que efectuaban.
102 Los que practican la curandería quizás introduzcan el espiritismo en sus remedios por medio de algún sacrificio (para el cual el enfermo provee el ave o animal), por medio del uso de la magia, o de hechizos. En un país del África occidental, a cierto hombre lo dirigieron a una mujer de una tribu a fin de conseguir una hierba para curar una enfermedad de los dientes. Al darle el remedio, la mujer le dijo que no lo mirara. Cuando él le preguntó la razón para aquello, ella dijo que el remedio ‘perdería su poder’ si él lo miraba. Pero, ¿cómo puede una hierba u otro remedio saber que se le ‘está mirando’? ¿Tienen ojos tales cosas? Es obvio que no, y por eso está claro que la curandera creía que las fuerzas espirituales trabajarían por medio del remedio, y de hecho le suministrarían poder mágico.
103 Algunos “curanderos” quizás afirmen que respetan las leyes de Dios contra el espiritismo, mientras que en realidad recurren a la magia en sus prácticas. Quizás usen un emplasto de barro o hierbas con propósitos de curar. Pero, al remover el emplasto, le presentan al enfermo algún objeto, tal vez una roca o un paño viejo, y entonces afirman que éste es la causa de la enfermedad que según dicen ellos han removido del cuerpo.
104 Ya hemos leído lo que el Dios Todopoderoso piensa acerca de los que practican la magia y la brujería, y que él los considera “detestables.” (Deuteronomio 18:10-12; vea los párrafos 58 a 61.) La “curandería” a menudo usa ceremonias, ritos y sacrificios al suplicar a ‘los dioses.’ Así es que, si algún “curandero” le pidiera a usted que trajera un pollo o una cabra para ofrecer ese animal en sacrificio, ¿qué significaría eso? ¿A quién realmente se sacrificaría ese animal? Pablo, el apóstol inspirado, dice: “Las cosas que las naciones sacrifican, a demonios las sacrifican, y no a Dios; y no quiero que ustedes se hagan participes con los demonios.”—1 Corintios 10:20-22.
105 Si nos hemos librado de la esclavitud a la influencia demoníaca, no podemos dejarnos atrapar de nuevo en la entrampadora red de prácticas y tradiciones falsas y seguir siendo libres. Pero, ¿qué hay si hemos tratado todos los medios apropiados para curarnos de alguna enfermedad y no hemos tenido éxito? La Biblia nos dice: “Arroja tu carga sobre Jehová mismo, y él mismo te sustentará.” (Salmo 55:22) Órele, pero no pidiendo que usted sea curado por algún milagro, sino pidiendo la sabiduría que necesite para elegir el tratamiento sabio y apropiado y, sobre todo, pidiendo que pueda permanecer espiritualmente saludable y firme, manteniendo una fe firme y una expectativa feliz, prescindiendo de lo largo o serio que sea su período de enfermedad. A Jehová usted también puede confiar sus hijos. A Él ellos le deben la vida. Él también puede preservarlos, pero no por cosas como “resguardos” ni collares, sacrificios, ritos, ni otras ceremonias.
106 Sabemos que los que practican el espiritismo, entre ellos los sanadores y los “curanderos,” tarde o temprano se enferman y mueren por una causa u otra. Aunque los siervos verdaderos de Dios y sus hijos que se mantienen libres del espiritismo tengan que padecer por algún tiempo o hasta se vean afligidos por alguna enfermedad incurable, tienen una esperanza maravillosa que los sostiene. Saben que Jehová ha señalado el tiempo en que eliminará todas las enfermedades y la muerte. Los que se mantengan fieles a Dios podrán entonces recibir las provisiones vivificantes que fueron representadas por el “río de agua de vida” bordeado de árboles cuyas hojas son “para la curación de las naciones.” (Revelación 22:1, 2) Así es que, hasta al encararnos a la muerte, podemos tener presentes las palabras de Jesús: “El que quiera salvar su alma la perderá; mas el que pierda su alma por causa de mí la hallará.” (Mateo 16:25) Más bien que tratar de salvar nuestra vida volviéndonos a las prácticas inmundas del espiritismo, podemos acudir al poder del Dios Todopoderoso y confiar en que él nos traerá de regreso de la muerte por medio de una resurrección a la vida en su nuevo orden lleno de salud.
SUEÑOS
107 Satanás, el espíritu adversario invisible, también puede usar sueños para apartar a los siervos de Dios de la adoración pura. Muchas personas atribuyen gran importancia a los sueños. En algunos casos éstos parecen predecir sucesos que más tarde sí ocurren. Y es cierto que en la antigüedad se usó a algunos siervos de Dios, como José, el amado hijo de Jacob, para predecir ciertos sucesos por medio de sueños. Sin embargo, debemos tener presente que en aquel entonces no se tenían todos los escritos de la Biblia para que sirvieran de guía completa. Hoy día sí los tenemos. De esos escritos leemos: “Toda Escritura es inspirada de Dios . . . para que el hombre de Dios sea enteramente competente, estando completamente equipado para toda buena obra.”—2 Timoteo 3:16, 17.
108 La Palabra de Dios, la Biblia, es una guía COMPLETA para nosotros en toda actividad que es buena. Desde que Dios hizo que se completara su escritura, esa Palabra inspirada, y no los sueños, ha sido la manera en que Dios ha guiado a sus siervos verdaderos, hasta el mismo día actual. De hecho, su Palabra nos advierte acerca de los sueños que están asociados con la adivinación y la adoración falsa, al decir: “Los practicantes de adivinación, por su parte, han contemplado en visión falsedad, y sueños que nada valen es lo que siguen hablando.” (Zacarías 10:2; Deuteronomio 13:1-3) La Palabra inspirada de Dios nos guiará en los caminos rectos. Pero los que confían en sueños serán guiados sin falta a caminos falsos, alejados de la adoración pura.—Jeremías 23:25-27, 32; 27:9, 10.
UN FUTURO GLORIOSO PARA LOS ADORADORES VERDADEROS
109 En vez de poner su confianza en sueños, diríjase a las maravillosas profecías que se encuentran en la Palabra de Dios. Esa Palabra no lo engaña, sino que dice la verdad acerca de la adoración de los espíritus que funcionan desde lo invisible y la verdadera condición de los muertos. Por mostrar que los muertos están inconscientes y no pueden ayudar ni perjudicar a los vivos, esa Palabra lo libra a usted del temor esclavizador. Lo protege porque desenmascara a los demonios como espíritus engañosos que pueden fingir ser personas muertas y de esa manera engañar a muchas personas. Por otra parte, cuando usted aplica en su vida las enseñanzas de la Biblia, halla que éstas traen grandes beneficios, como paz mental y felicidad para el corazón. Y usted podrá ver la exactitud con que se están cumpliendo las profecías bíblicas hoy día.
110 ¿Qué nos dicen estas profecías en cuanto al futuro? Predicen que en breve toda la adoración falsa, incluso la adoración de espíritus egoístas de la región invisible, junto con sus tradiciones y prácticas espiritistas, será destruida por completo. En la Biblia todas las religiones falsas del mundo entero, incluso las religiones falsas de la cristiandad, se representan por el símbolo de una mujer inmunda llamada “Babilonia la Grande.” A ésta se le representa como una gran ciudad-reino que “se sienta sobre muchas aguas” y esas aguas “significan pueblos y muchedumbres y naciones y lenguas.”—Revelación 17:1, 5, 15, 18.
111 Hemos podido ver que la religión falsa de diferentes clases ha edificado un imperio que hasta este mismo día esclaviza y oprime a la gente en todas partes de la Tierra. A esa ciudad simbólica, la Palabra de Dios le dice: “Por tu práctica espiritista todas las naciones fueron extraviadas.” (Revelación 18:23) Dios odia la religión falsa, pues los espíritus egoístas en lo invisible la usan para engañar a la gente y apartarla de la adoración pura. Del imperio de la religión falsa, la simbólica Babilonia la Grande, la Biblia dice: “Será quemada por completo con fuego, porque fuerte es Jehová Dios que la juzgó.” Aunque los demonios y su gobernante Satanás tienen poderes sobrehumanos, son débiles en comparación con Jehová Dios y sus fuerzas angelicales. Esos espíritus egoístas en lo invisible no podrán salvar a los que participan en prácticas que son contrarias a la Palabra de Dios, cuando llegue el tiempo de Dios para eliminar el imperio mundial de la religión falsa, Babilonia la Grande. Por eso Dios nos advierte: “Sálganse de ella, pueblo mío, si no quieren participar con ella en sus pecados.”—Revelación 18:4, 8.
112 A esa destrucción de la religión falsa le seguirá rápidamente la “guerra del gran día de Dios el Todopoderoso.” Entonces, como representante de Dios, el glorificado Cristo Jesús encabezará a las majestuosas fuerzas de ángeles celestiales en su ataque contra todos los enemigos de Dios en la Tierra. De esta manera Dios limpiará la Tierra por completo de toda la iniquidad con la misma facilidad con que una mujer puede limpiar su hogar. (Revelación 16:14-16) ¿Habrá sobrevivientes? La Biblia dice que “los rectos son los que residirán en la tierra, y los exentos de culpa son los que quedarán en ella. En cuanto a los inicuos, ellos serán cortados de la mismísima tierra; y en cuanto a los traicioneros, ellos serán arrancados de ella.” (Proverbios 2:21, 22) Sí, “los mansos mismos poseerán la tierra, y verdaderamente hallarán su deleite exquisito en la abundancia de paz.”—Salmo 37:10, 11, 29; Proverbios 12:7.
113 ¿Puede usted imaginarse el vivir en una Tierra restaurada a un hermoso paraíso con personas verdaderamente humildes y amorosas como sus compañeros, no bajo un sistema político egoísta y opresivo sino bajo un gobierno perfecto y justo? (Daniel 2:44; Isaías 65:17, 21, 22, 25) ¿Le gustaría vivir en un tiempo en que la voluntad de Dios se haga en la Tierra como en el cielo y en que la gente ya no aprenda más la guerra? (2 Pedro 3:13; Mateo 6:10; Miqueas 4:3, 4) ¡Allí no habrá enfermedades, dolor ni temor a la muerte! ¡Y lo que es más, los mismísimos que han causado tanto sufrimiento en la Tierra por medio del espiritismo, es decir, el Diablo y sus demonios, habrán sido destruidos para siempre! ¡Que expectativa más gloriosa ofrece la Palabra de Dios: Vida eterna en una Tierra paradisíaca en paz, seguridad y salud!—Revelación 21:3, 4; 20:10.
114 Si usted ama la vida, entonces siga adquiriendo más conocimiento acerca del Dios Todopoderoso y sus propósitos. Jesucristo dijo en oración a su Padre celestial: “Esto significa vida eterna, el que estén adquiriendo conocimiento de ti, el único Dios verdadero, y de aquel a quien tú enviaste, Jesucristo.”—Juan 17:3.
115 Sin embargo, esto requerirá verdadero esfuerzo de su parte. “Pelea la excelente pelea de la fe,” dice el apóstol Pablo. ¿Con qué propósito? Para “asirte firmemente de la vida eterna.” (1 Timoteo 6:12) Sí, líbrese de la red entrampadora que esclaviza a las personas a los espíritus egoístas de la región invisible. Entonces continúe ‘oponiéndose al Diablo, y él huirá de usted. Acérquese a Dios, y él se acercará a usted.’ (Santiago 4:7, 8) Sea firme en la fe. Y que “el Padre de tiernas misericordias y el Dios de todo consuelo” le conceda la victoria y el gozo de servirle para siempre en su justo nuevo orden.—2 Corintios 1:3.
[Nota]
Más prueba de la veracidad de la Biblia se puede hallar en los libros ¿Es la Biblia realmente la Palabra de Dios? y “Toda Escritura es inspirada de Dios y provechosa.”
[Preguntas del estudio]
 1, 2. (a) ¿Qué creen algunos acerca de los desastres causados por cosas como el rayo? (b) ¿Qué creen muchos acerca de los muertos?
 3. Según la creencia de muchas personas, ¿qué causas tienen los accidentes, enfermedades y otros problemas?
 4, 5. ¿Por qué desempeña un papel tan grande el espiritismo en la vida de muchas personas de diferentes partes del mundo? ¿Cómo?
 6. Mencione algunas razones por las cuales tanta gente consulta a los médiums espiritistas.
 7. ¿Qué preguntas surgen ahora, y qué muestra que no basta con solo respuestas humanas?
 8. ¿Qué colección de “cartas” ha provisto el Creador? ¿Por qué?
 9. ¿Qué muestra que la Biblia no es un libro para una sola raza o pueblo?
10. ¿De qué maneras es la Biblia singular o única, claramente diferente?
11. ¿Cuál es el nombre del Creador, y cuáles son algunas de sus cualidades?
12. (a) ¿Qué prueba hay de que la Biblia es veraz? (b) ¿Cuáles son algunas profecías acerca de Jesucristo que se realizaron centenares de años después de haber sido escritas?
13. ¿Qué profecías antiguas están realizándose hoy?
14. ¿Qué preguntas contestará verazmente la Biblia para nosotros?
15, 16. (a) ¿Hay otras personas que sean espíritus además de Jehová Dios? (b) ¿A quién deben la vida todas estas personas, sean espíritus o seres humanos?
17. (a) ¿Quién fue la primera persona que se rebeló contra Dios? (b) ¿Qué otros rebeldes se unieron al primero?
18. (a) ¿Cuándo se rebelaron aquellas criaturas espirituales? (b) ¿Qué las indujo a abandonar el servicio de Jehová?
19. ¿Qué les sucedió a estos ángeles rebeldes cuando vino el Diluvio?
20. (a) ¿Quién es el “dios” de este mundo? (b) ¿Cuánto poder tiene?
21. ¿Por qué es importante el conocimiento exacto de la Palabra de Dios?
22. ¿Qué experiencia tuvo una muchacha del Brasil con mensajes desde el mundo de los espíritus?
23. (a) ¿Cómo tratan de curar sus enfermedades algunos enfermos? (b) ¿De quiénes creen ellos que tienen estos mensajes?
24. ¿Qué diferentes opiniones hay entre la gente acerca de los muertos?
25. ¿Cómo podemos dejar que “sea Dios hallado veraz”? (Lea también 2 Timoteo 3:16)
26. (a) ¿Cuántas veces se encuentra en la Biblia la expresión “alma inmortal”? (b) ¿A qué otras criaturas o creaciones, además de a hombres, se hace referencia llamándolas almas?
27. ¿Pueden ser destruidas las almas? ¿Cómo muestra esto Ezequiel 18:4, 20?
28. (a) ¿Qué dice la Biblia acerca de la inmortalidad? (b) ¿Qué creencia popular no tiene apoyo en la Biblia?
29. ¿Cuál fue la primera mentira que se registró, y quién la dijo?
30. ¿Qué le sucedió a la primera pareja humana cuando murió?
31. ¿Qué dice la Biblia acerca de la condición de los muertos?
32. ¿Con qué se compara la muerte en la Biblia? (b) ¿Pueden los muertos ayudar o perjudicar a los vivos?
33. (a) ¿Qué maravillosa experiencia tuvo Lázaro? (b) ¿Dónde había estado él por cuatro días?
34. ¿Qué otro milagro está registrado en Marcos 5:42, y cómo afectó a los padres de la niñita?
35. (a) ¿Qué hará Jesús en gran escala durante su reinado de paz de mil años? (b) ¿Cómo confirmó esto Pablo?
36. ¿Qué muestra en cuanto a la condición de los muertos la maravillosa promesa acerca de la resurrección?
37. ¿Qué preguntas tienen que ser contestadas ahora?
38. (a) ¿Quiénes habitan el mundo de los espíritus? (b) ¿Cómo se comunica Dios con nosotros hoy?
39. (a) ¿Cuál es la verdadera fuente de los mensajes que aparentemente vienen de los muertos? (b) ¿Quién es el ‘padre de las mentiras’?
40. (a) ¿Qué conclusión se puede sacar de 2 Corintios 11:14, 15? (b) Según 1 Timoteo 4:1, ¿quiénes están conduciendo una campaña de engaño?
41. ¿Qué deberíamos esperar si los mensajes de los espíritus vinieran de una buena fuente?
42. (a) ¿Cómo ilustra la experiencia de la viuda de Lisboa que es necesario saber de dónde vienen los mensajes espiritistas? (b) ¿Aterroriza a la gente el Gran Espíritu, Jehová Dios?
43. ¿Qué nos enseña a hacer Jehová para con otras personas, y qué pregunta hace surgir esto?
44. ¿Cómo muestran amor al dinero los hechiceros, curanderos o médiums espiritistas, contrario al espíritu que mostraron Jesús y sus discípulos?
45. ¿Qué otro método usan los hechiceros, en algunas zonas, para adquirir más dinero?
46. ¿Qué le sucedió a Pablo en Filipos? ¿Por qué?
47, 48. ¿Qué prácticas inmundas están asociadas con los espíritus malos?
49. ¿Qué resultado tuvo la inmoralidad sexual antes del Diluvio, y qué resultado tiene hoy?
50. ¿Qué piensa Jehová acerca del asesinato?
51-54. Dé ejemplos de asesinato relacionado con el espiritismo.
55. Aunque algunos aleguen que el espiritismo tiene su lado “bueno,” ¿qué muestran los hechos?
56, 57. (a) ¿Por qué debe usted considerar cuidadosamente este asunto? (b) ¿Dónde conseguiremos la verdad sobre este asunto?
58. (a) ¿En qué naciones estuvo bien establecido el espiritismo hace muchos siglos? (b) ¿Cuál era la situación en Canaán cuando los israelitas conquistaron aquel país? (c) ¿Qué mandamiento acerca del espiritismo había dado ya Jehová a Israel?
59. ¿Qué decía la ley de Jehová acerca del castigo que se daría a los que practicaran el espiritismo?
60, 61. (a) Por eso, ¿qué piensa Jehová acerca del espiritismo? (b) Mencione algunas de las maneras en que se practica en su localidad.
62. ¿Qué experiencias tuvieron Jesús y sus discípulos con los espíritu malos?
63. ¿Qué les sucederá a los cristianos que practican el espiritismo?
64. (a) ¿Cómo clasifica la Biblia el espiritismo? (Vea Gálatas 5:19, 20.) (b) ¿De qué clase sería el espíritu que le permitiera a la gente darle devoción y servicio?
65. ¿Qué clase de espíritu cooperaría con un adivinador, sortílego o médium espiritista?
66. ¿A quién mostró Isaías que deberíamos dirigirnos a fin de hallar la verdad y tener una esperanza segura para el futuro?
67. (a) ¿Qué le dijo Pablo a cierto brujo o hechicero? (b) ¿Qué aconseja Jehová respecto a envolverse en estas prácticas inmundas?
68. ¿Qué pregunta surge acerca de la gente que ha estado envuelta en alguna forma de espiritismo?
69-71. ¿Cómo se libró de los espíritus inicuos una jovencita del Brasil?
72. ¿Qué hizo una viuda de Lisboa para librarse de los espíritus inicuos?
73. ¿Por qué necesitan saber la verdad acerca del espiritismo millones de personas que no están directamente envueltas en él?
74. ¿De qué “telaraña” necesitan librarse muchas personas?
75. ¿A quién debe acudir la gente en busca de ayuda?
76. (a) De modo que, ¿cuál es el primer paso a fin de librarse de la adoración de espíritus? (b) ¿Qué pregunta surge ahora?
77. Al rebelarse contra Dios, ¿desafiaron Satanás y sus demonios el poder de Dios?
78. (a) ¿Qué desafió Satanás? (b) ¿Qué otra cuestión surgió y qué ejemplo de ésta se encuentra en la Biblia?
79. (a) ¿Qué se requeriría para resolver estas cuestiones a cabalidad? (b) ¿Qué le está sucediendo al tiempo que le queda a Satanás?
80. ¿Por qué puede usted tener confianza al dirigirse a Jehová en busca de ayuda?
81. Para librarse del espiritismo, ¿qué acción tiene usted que tomar? ¿Por qué?
82. ¿Qué dice la Palabra de Dios que muestra que no debemos temer a objeto alguno, como una imagen?
83. ¿Cómo muestra la Biblia lo irrazonable de adorar cualquier cosa de hechura humana?
84. (a) ¿Puede un pedazo de madera, tela o cuerda de por sí ayudarnos o perjudicarnos? (b) ¿Qué es lo que verdaderamente puede perjudicarnos?
85. ¿Qué hicieron ciertos cristianos de Éfeso?
86. (a) ¿Cuáles fueron los resultados de esa experiencia? (b) ¿Cómo ha sucedido lo mismo entre muchas personas hoy día?
87. ¿Qué hizo una mujer del África austral, y cuál fue el resultado?
88. ¿Cómo se libró de la adoración de espíritus un hombre de la misma región?
89. ¿Qué acciones vitales deben emprenderse para obtener la victoria sobre los espíritus que no se ven?
90. ¿Por qué es importante asociarse con el pueblo de Dios?
91, 92. ¿Qué beneficios resultan de asistir a las reuniones de los testigos de Jehová?
93. ¿Qué cambio de personalidad se requiere?
94. Una vez que estemos libres del demonismo, ¿qué se requiere de nosotros para mantenernos libres?
95. ¿Qué métodos suele usar Satanás para debilitarnos?
96, 97. (a) ¿Qué costumbre de funeral está estrechamente relacionada con la adoración de los demonios? (b) ¿Cuál es el punto de vista cristiano acerca de los funerales?
98. ¿Qué otras costumbres también pudieran estar relacionadas con el demonismo?
99, 100. (a) ¿Por qué deberían los cristianos estar alerta en tales ocasiones? (b) ¿Qué no puede tolerar Jehová?
101. ¿De qué manera pudiera perjudicarnos la “curandería”?
102. ¿Cómo puede estar envuelto el espiritismo en las “curaciones” que se recomiendan?
103. ¿A qué recurren algunos “curanderos” en sus prácticas?
104. ¿Qué puede decirse acerca de los sacrificios relacionados con la “curandería”?
105. Si nosotros o nuestros hijos no podemos curarnos después de usar todos los medios apropiados, ¿qué debemos hacer?
106. ¿Qué esperanza sostiene a los siervos de Dios que se enferman y posiblemente hasta mueran?
107, 108. (a) ¿Por qué no usa sueños Jehová para guiarnos hoy día? (b) ¿Qué mal efecto produce el confiar en sueños?
109. ¿Cómo sirve la Palabra de Dios para la bendición y protección de usted?
110. ¿Qué representa “Babilonia la Grande”?
111. ¿Por qué advierte Jehová a su pueblo que se salga de Babilonia la Grande?
112. ¿Qué guerra vendrá después? ¿Quiénes sobrevivirán?
113. ¿Qué glorioso futuro tenemos por delante?
114, 115. Por lo tanto, ¿qué debe hacer usted?


-- 
La hierba verde se ha secado,la flor se ha marchitado,pero en cuanto a la 
palabra de nuestro Dios JEHOVÁ,Durara hasta tiempo indefinido.  ISAIAS 40;8
http://burgara-despertadatalaya.blogspot.com
http://groups.yahoo.com/group/gb_mp
burgara@gmail.com 

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.