domingo, 8 de abril de 2012

Programa de la Escuela del Ministerio Teocrático 2012.-9 de abr. Lectura de la Biblia: Jeremías 22 a 24

9 de abr. Lectura de la Biblia: Jeremías 22 a 24 
Núm. 1: Jeremías 23:15-23 
Núm. 2: Por que nunca será aburrida la vida en el nuevo mundo 
Núm. 3: *Aplicar los consejos bíblicos contribuye a mejorar el matrimonio (rs pág. 240 párrs. 2-5) 
Lectura de la Biblia: Jeremías 22 a 24
*** w07 15/3 págs. 10-11 Puntos sobresalientes del
libro de Jeremías ***
22:30. ¿Anulaba este decreto el derecho de
Jesucristo a ocupar el trono de David? (Mateo 1:1, 11.)
No. El decreto impedía que cualquier descendiente de 
Jehoiaquim se sentara ―sobre el trono de David [...] en 
Judá‖. Jesús iba a reinar desde los cielos, no desde Judá.
23:33. ¿Cuál es "la carga de Jehová"? En los días de 
Jeremías, los severos juicios que proclamó el profeta 
tocante a la destrucción de Jerusalén resultaron ser una 
carga para sus compatriotas. A su vez, las personas 
apáticas eran una carga para Jehová, quien se desharía 
de ellas. De igual modo, a la cristiandad le pesa el 
mensaje bíblico de su inminente destrucción, y a Jehová le 
pesan las personas que no hacen caso a la advertencia.
Núm. 1: Jeremías 23:15-23
Núm. 2: Por que nunca será aburrida la vida en el nuevo mundo 
*** w04 15/11 págs. 4-5 ¿Desea vivir para siempre? ***
―NO ME da miedo morir  —confesó una anciana de 
Japón—. Pero me aflige tener que abandonar estas 
flores.‖ La ministra cristiana que la visitaba en su hogar 
comprendió lo que quería decir, pues la mujer poseía un 
hermoso jardín. Muchos de los que afirman no tenerle 
miedo a la muerte valoran las maravillas de la creación y 
hasta puede que abriguen el deseo de vivir eternamente.
¿Vida eterna? Gran número de personas desechará de 
inmediato tal idea. Es posible incluso que algunas digan 
que no les atrae semejante perspectiva. ¿Por qué 
reaccionarán así?
La vida eterna: ¿aburrida?
Hay quienes piensan que vivir eternamente sería 
aburrido. Tal vez pongan como ejemplo la monótona vida 
de muchos jubilados que no hacen otra cosa que sentarse 
con la vista fija en el televisor. Si usted comparte esa 
opinión, fíjese en la respuesta del astrónomo Robert 
Jastrow cuando se le preguntó si, a su entender, la vida 
eterna sería una bendición o una maldición: ―Sería una 
bendición para quienes tienen una mente inquisitiva y una 
sed insaciable de conocimiento. Les resultaría muy 
animador saber que cuentan con toda la eternidad para 
aprender. En cambio, sería una terrible maldición para 
quienes creen que ya han aprendido todo lo necesario y 
se conforman con eso. No sabrían en qué ocupar su 
tiempo‖.
Así pues, lo que determina si a usted le resultaría 
aburrida o no la vida eterna es, en gran medida, su actitud. 
Si posee ―una mente inquisitiva y una sed insaciable de 
conocimiento‖, imagínese lo que podría lograr en los 
campos de la pintura, la música, la arquitectura, la 
jardinería o en cualquier otra actividad interesante que 
valga la pena. Vivir para siempre en la Tierra le brindaría 
magníficas perspectivas de desarrollar su potencial en 
diversas áreas.
Por otra parte, la posibilidad de mostrar y recibir amor 
por siempre haría muy satisfactoria la vida eterna. Fuimos 
creados con la capacidad de expresar amor, y nos hace 
felices sentirnos queridos. El verdadero amor produce una 
profunda satisfacción que no se desvanece con el paso 
del tiempo. Al vivir eternamente, tendríamos innumerables 
oportunidades de cultivar amor no solo hacia nuestro 
prójimo, sino particularmente hacia Dios. ―Si alguien ama a 
Dios —dijo el apóstol Pablo—, este es conocido por él.‖ 
(1 Corintios 8:3.) ¡Qué maravillosa expectativa: conocer al 
Soberano del universo y que él nos conozca a nosotros! 
Además, nunca dejaremos de aprender acerca de nuestro 
amoroso Creador. Así pues, ¿cómo podría resultar 
aburrida y poco gratificante la vida eterna?
*** w06 1/10 pág. 7 Usted puede vivir para siempre ***
¿Será aburrida la vida eterna?
  Hay quienes objetan que la vida en el Paraíso sería muy 
aburrida, algo así como derrochar la eternidad en vanos 
pasatiempos que se repiten sin cesar. Seguramente, la 
eternidad que se imaginan es una prolongación sin fin de 
las condiciones y el modo de vida actuales, lo que para 
muchos resultaría tedioso y vano. Sin embargo, Dios 
promete que en el Paraíso que él establecerá nos 
deleitaremos ―en la abundancia de paz‖ (Salmo 37:11). 
Una vida como esa nos permitirá estudiar las creaciones
de Jehová y cultivar nuestros talentos, así como realizar 
investigaciones y participar en actividades fascinantes con 
las que hoy solo podemos soñar.
  El doctor Aubrey de Grey, genetista de la Universidad de 
Cambridge que lleva a cabo investigaciones sobre la 
prolongación de la vida, comenta: ―Las personas con 
buena formación académica que disponen de tiempo 
jamás se aburren ni se imaginan un solo día sin nuevos e 
incitantes desafíos‖. Lo que es más, la Palabra inspirada 
de Dios afirma que, por más que se esfuerce, ―la 
humanidad nunca descubr[irá] la obra que el Dios 
verdadero ha hecho desde el comienzo hasta el fin‖ 
(Eclesiastés 3:11).
*** w00 15/6 pág. 7 La vida perfecta no es solo un
sueño ***
Vida perfecta, no perfeccionismo
Ser perfecto no es lo mismo que ser perfeccionista. 
Quienes tengan el privilegio de vivir en el Paraíso terrestre 
bajo el Reino de Dios no serán exigentes ni pretenderán 
ser superiores. Un requisito para sobrevivir a la gran 
tribulación es agradecer de corazón el sacrificio de 
rescate, como lo expresa la gran muchedumbre 
internacional de la que habló el apóstol Juan: ―La 
salvación se la debemos a nuestro Dios, que está sentado 
en el trono, y al Cordero‖ (Revelación [Apocalipsis] 7:9, 
10, 14). Todos los que sobrevivan a la venidera gran 
tribulación agradecerán que Cristo muriera 
voluntariamente por ellos y por todos los que pusiesen fe 
en él. Su sacrificio amoroso suministra el fundamento para 
eliminar por siempre las imperfecciones y debilidades de 
estas personas (Juan 3:16; Romanos 8:21, 22).
¿Cómo será la vida perfecta? No habrá competencia 
ni ambición egoísta en la familia humana, sino amor y 
bondad, lo que resultará en que merezca la pena vivir, de 
modo que desaparezcan la ansiedad y la poca autoestima. 
Pero la vida perfecta no será aburrida ni monótona. La 
Palabra de Dios no nos da todos los detalles sobre el 
Paraíso, pero describe qué clase de vida podemos 
esperar: ―Ciertamente edificarán casas, y las ocuparán; y 
ciertamente plantarán viñas y comerán su fruto. 
No edificarán y otro lo ocupará; no plantarán y otro lo 
comerá. Porque como los días de un árbol serán los días 
de mi pueblo; y la obra de sus propias manos mis 
escogidos usarán a grado cabal. No se afanarán para 
nada, ni darán a luz para disturbio‖ (Isaías 65:21-23).
En lugar de preguntarnos cómo nos divertiremos, 
dónde compraremos o qué clase de tecnología o 
transporte proporcionará el Reino, imaginémonos 
disfrutando del cumplimiento de estas palabras: ―‗El lobo y 
el cordero mismos pacerán como uno solo, y el león 
comerá paja justamente como el toro; y en cuanto a la 
serpiente, su alimento será polvo. No harán daño 
ni causarán ruina en toda mi santa montaña', ha dicho 
Jehová‖ (Isaías 65:25). ¡Qué distinta será la vida perfecta 
de la actual! Si llegamos a contarnos entre los dignos de 
vivir entonces, tendremos razón para confiar en que 
nuestro amoroso Padre celestial se interesará en nosotros 
y en nuestra familia. ―Deléitate exquisitamente en Jehová, 
y él te dará las peticiones de tu corazón.‖ (Salmo 37:4.)
La vida perfecta no es solo un sueño. El propósito 
amoroso de Jehová respecto a la humanidad se cumplirá 
por completo. Nosotros y nuestra familia podemos ser de 
los que reciban la perfección y vivan para siempre en el 
nuevo mundo de Dios. La Biblia predice: ―Los justos 
mismos poseerán la tierra, y residirán para siempre sobre 
ella‖ (Salmo 37:29).
Núm. 3: *Aplicar los consejos bíblicos contribuye a mejorar el matrimonio (rs pág. 240 párrs. 2-5) 
*** rs pág. 240 párrs. 2-5 Matrimonio ***
5) Industria y confiabilidad en el cuidado del hogar y de 
la ropa de la familia, también en la preparación de comidas 
sanas. (Tito 2:4, 5; Pro. 31:10-31.)
6) Aplicar humildemente  el consejo bíblico, sea que 
uno opine que la otra persona está haciendo todo lo que 
debe o no. (Rom. 14:12; 1 Ped. 3:1, 2.)
7) Dar atención individualmente al desarrollo de 
cualidades espirituales. (1 Ped. 3:3-6; Col. 3:12-14; Gál. 
5:22, 23.)
8) Dar a los hijos, si los hay, el amor, la instrucción y la 
disciplina que necesitan. (Tito 2:4; Efe. 6:4; Pro. 13:24; 
29:15.)


--
La hierba verde se ha secado,la flor se ha marchitado,pero en cuanto a la palabra de nuestro Dios JEHOVÁ,Durara hasta tiempo indefinido.  ISAIAS 40;8

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.