domingo, 22 de abril de 2012

Programa de la Escuela del Ministerio Teocrático 2012 .-23 de abr. Lectura de la Biblia: Jeremías 29 a 31

23 de abr. Lectura de la Biblia: Jeremías 29 a 31
Núm.1: Jeremías 31:15-26
Num.2: ¿Espera Dios que los cristianos guarden un día de descansó semanal?
Núm.3: ¿Era María realmente virgen cuando dio a luz a Jesús? (rs pág. 228 párrs. 7, 8) 
Lectura de la Biblia: Jeremías 29 a 31
*** w07 15/3 pág. 11 Puntos sobresalientes del libro de
Jeremías ***
31:33. ¿En qué sentido se tiene la ley de Dios
escrita en el corazón? Cuando alguien ama la ley divina 
al grado de sentir un ferviente deseo de hacer la voluntad 
de Jehová, puede decirse que tiene esa ley  escrita en el 
corazón.
31:34. Es confortador saber que Jehová no saca a 
colación los pecados de quienes ha perdonado, en el 
sentido de que en el futuro no tomará medidas contra 
ellos.
Núm.1: Jeremías 31:15-26
Num.2: ¿Espera Dios que los cristianos guarden un día de descansó semanal?
*** w10 1/2 ¿Debe guardarse un día de descanso
semanal? ***
A FINALES de los años ochenta, grupos de metodistas 
—hombres, mujeres y niños vestidos  como para ir a la 
iglesia— sitiaron la ciudad de Suva, capital de Fiyi, 
bloqueando 70 vías públicas. Detuvieron todo el tránsito 
comercial así como los vuelos nacionales e 
internacionales. ¿Por qué? Para reclamar que se 
mantuviera la estricta observancia de un día de descanso.
En Israel se estableció que todo edificio de varias 
plantas que se construyera a partir de 2001 debía tener 
por lo menos un ascensor que se detuviera 
automáticamente en cada planta. ¿Con qué propósito? 
Para que los judíos religiosos,  que guardan el sábado 
desde la puesta del Sol del viernes hasta la puesta del Sol 
del día siguiente, no tengan que realizar el ―trabajo‖ de 
pulsar los botones de un ascensor.
En el reino de Tonga, situado en el Pacífico Sur, está 
prohibido realizar cualquier tipo de trabajo en domingo. 
Se interrumpe el tráfico aéreo y marítimo. Los contratos 
que se firman en domingo no se consideran válidos. 
La constitución de Tonga establece que todo ciudadano, 
sin importar la religión que profese, debe santificar el 
domingo. De esta manera se garantiza que en el reino 
entero se guarde el día de descanso.
Como indican estos ejemplos, muchas personas creen 
que la observancia de un día de descanso semanal es un 
mandato divino. De hecho, hay quienes afirman que es 
fundamental  para conseguir la salvación eterna. Otros 
incluso lo consideran el mandamiento más importante. 
¿Qué dice la Biblia respecto al sábado, o día de descanso 
semanal? ¿Indica que los cristianos deban guardarlo?
¿Qué dice la Biblia?
La palabra  sábado se deriva de un sustantivo hebreo 
que significa ―acción de descansar, cesar, desistir‖. 
El relato de Génesis declara que en el día séptimo Jehová 
descansó de todo su trabajo de creación. No obstante, fue 
en la época de Moisés cuando se dio por primera vez al 
pueblo de Dios el mandato de observar el sábado, un día 
de descanso de veinticuatro horas (Génesis 2:2). Tras el 
éxodo de Egipto en 1513 antes de la era común (a.e.c.), 
Jehová milagrosamente proporcionó maná a los israelitas 
mientras vagaron por el desierto y les  dijo: ―Seis días lo 
recogerán, pero en el séptimo día hay sábado. En él no se 
formará‖ (Éxodo 16:26). El relato añade que ―el pueblo 
procedió a observar el sábado en el séptimo día‖, desde la 
puesta del Sol del viernes hasta la del día siguiente 
(Éxodo 16:30).
Poco después, Jehová dio a Moisés los Diez 
Mandamientos (Éxodo 19:1). El cuarto comenzaba así: 
―Acordándote del día del sábado para tenerlo sagrado, 
seis días has de prestar servicio y tienes que hacer todo tu 
trabajo. Pero el séptimo día es un sábado a Jehová tu 
Dios‖ (Éxodo 20:8-10). De modo que la observancia del 
sábado llegó a ser parte integral de la vida de los israelitas 
(Deuteronomio 5:12).
¿Guardaba Jesús el sábado?
Por supuesto, pues la Biblia explica que ―cuando llegó 
el límite cabal del tiempo, Dios envió a su Hijo, que vino a 
ser procedente de una mujer y que llegó a estar bajo ley‖ 
(Gálatas 4:4). Como Jesús era israelita de nacimiento, 
estaba bajo la Ley de Moisés y tenía que observar el 
sábado. Pero al ofrecer su vida en sacrificio quedó abolida 
dicha Ley (Colosenses 2:13, 14). Para captar el punto de 
vista de Dios sobre la observancia del sábado conviene 
averiguar cuándo ocurrieron ciertos sucesos como los ya 
mencionados (véase la página 15).Es verdad que Jesús dijo: ―No piensen que vine a 
destruir la Ley o los Profetas. No vine a destruir, sino a 
cumplir‖ (Mateo 5:17). Ahora bien, ¿qué significa 
―cumplir‖? Ilustrémoslo. Se dice que un constructor cumple 
su contrato de levantar un edificio, no haciendo pedazos el 
contrato en sí, sino entregando el edificio terminado. Pero 
tan pronto como se termina el trabajo al gusto del cliente, 
el contrato queda cumplido y el constructor ya no está 
comprometido a hacer más. De igual manera, Jesús 
no incumplió el ―contrato‖ de la Ley, no lo rompió en 
pedazos; él cumplió la Ley mosaica obedeciéndola a la 
perfección. Una vez cumplida, esta dejó de ser obligatoria 
para el pueblo de Dios.
¿Es un requisito cristiano?
Dado que Cristo cumplió la Ley, ¿están obligados los 
cristianos a guardar un día de descanso semanal? 
El apóstol Pablo dijo: ―Que nadie los juzgue en el comer y 
beber, o respecto de una fiesta, o de una observancia de 
la luna nueva, o de un sábado; porque esas cosas son una 
sombra de las cosas por venir, pero la realidad pertenece 
al Cristo‖ (Colosenses 2:16, 17).
Estas palabras inspiradas denotan un gran cambio en 
los requisitos de Dios para sus siervos. ¿A qué obedece 
este cambio? A que los cristianos están bajo una nueva 
ley, ―la ley del Cristo‖ (Gálatas 6:2). La Ley de Moisés 
quedó abolida cuando Jesús, al morir, la cumplió por 
completo (Romanos 10:4; Efesios 2:15). ¿Dejó de estar 
vigente también el mandamiento de guardar el sábado? 
Sí. Pablo dijo: ―Hemos sido desobligados de la Ley‖, y a 
continuación pasó a referirse a uno de los Diez 
Mandamientos (Romanos 7:6, 7). De modo que los Diez 
Mandamientos —incluido el del sábado— son parte de la 
Ley que fue abolida. Por eso, los cristianos ya no están 
obligados a observar el sábado, o día de descanso 
semanal.
La transición de un sistema de adoración israelita a uno 
cristiano se podría ilustrar con el cambio de constitución 
en un país. Una vez establecida la nueva constitución, ya 
no se exige que se obedezca la anterior. Puede que 
algunas leyes no hayan cambiado, pero otras sí. El buen 
ciudadano querrá saber cuándo entró en vigor la nueva 
constitución y cuáles son las leyes vigentes.
De modo parecido, Jehová dio a la nación de Israel 
más de seiscientas leyes. Además de las principales, los 
Diez Mandamientos, promulgó leyes sobre la moralidad, 
los sacrificios, la salud y la observancia del sábado. 
No obstante, Jesús habló de una nueva ―nación‖, la cual 
estaría constituida por sus seguidores ungidos (Mateo 
21:43). Esta nación ha estado desde el año 33 bajo una 
nueva ―constitución‖ que se basa en dos leyes 
fundamentales: amar a Dios y amar al prójimo (Mateo 
22:36-40). Si bien en la Ley mosaica hay leyes parecidas a 
las de ―la ley del Cristo‖, es lógico esperar que algunas 
sean muy distintas y que otras hayan quedado sin efecto. 
La de observar un sábado semanal es una de las que ya 
no están vigentes.
¿Ha cambiado Dios sus principios?
Hasta aquí ha quedado establecido que los cristianos 
ya no están bajo la Ley de Moisés sino bajo la ley del 
Cristo. ¿Significa eso que Dios haya cambiado sus 
principios? No, sus principios nunca cambian. Pero tal 
como un padre modifica las reglas de la casa según la 
edad de sus hijos y las circunstancias, Jehová ha 
modificado el conjunto de leyes que sus siervos deben 
obedecer. El apóstol Pablo lo explica de la siguiente 
manera: ―Antes que llegara la fe, estábamos guardados 
bajo ley, entregados juntos en custodia, esperando la fe 
que estaba destinada a ser revelada. Por consiguiente, la 
Ley ha llegado a ser nuestro tutor que nos conduce a 
Cristo, para que se nos declarara justos debido a fe. Pero 
ahora que ha llegado la fe, ya no estamos bajo tutor‖ 
(Gálatas 3:23-25).
¿Cómo se puede aplicar el razonamiento de Pablo a la 
cuestión del sábado? Veamos otra ilustración: Puede que 
dentro del programa de estudios de un joven se incluya 
cierto día a la semana una materia técnica, como la 
carpintería. Ahora bien, si se hace  carpintero, no utilizará 
sus conocimientos solo un día a la semana, sino todos los 
días. De igual manera, bajo la Ley de Moisés, los israelitas 
tenían que destinar un día cada semana al descanso y el 
culto. Pero los cristianos tienen que adorar a Dios, no un 
solo día a la semana, sino todos los días.
Esto no significa que esté mal reservar un día a la 
semana para descansar y adorar a Dios. Las Santas 
Escrituras dan margen para que cada persona decida lo 
que hará, pues declara: ―Unos piensan que un día es más 
importante que otro, y hay quienes piensan que todos los 
días son iguales. Cada uno debe decidir por sí mismo‖ 
(Romanos 14:5, La Palabra de Dios para Todos). Aunque 
haya quienes consideren que cierto día de la semana es 
más importante que los demás, la Biblia indica claramente 
que Dios no espera que los cristianos guarden el sábado, 
o día de descanso semanal.
[Comentario de la página 12]
―Seis días lo recogerán, pero en el séptimo día hay 
sábado. En él no se formará.‖ (ÉXODO 16:26)
[Recuadro y mapa de la página 13]
La línea de cambio de fecha y el día de descanso
  A quienes creen que en todo el mundo se debe guardar 
el mismo día de descanso semanal, la línea internacional 
de cambio de fecha les plantea un problema. Esta es una 
línea imaginaria trazada sobre el océano Pacífico que 
coincide casi en su totalidad con  el meridiano 180°. Los 
países que quedan al oeste de dicha línea van un día por 
delante de los que están situados al este.
  Por ejemplo, cuando en Fiyi y Tonga es domingo, en 
Samoa y Niue es sábado. De modo que si una persona de 
Fiyi guarda como día de descanso el sábado, sus 
hermanos de religión en Samoa (a solo 1.145 kilómetros,[711 millas] de distancia) estarán trabajando porque en su 
país es viernes.
  En Tonga, los Adventistas del Séptimo Día guardan su 
día de descanso el domingo para hacerlo a la par con sus 
correligionarios de Samoa (Ja unos 850 kilómetros [algo 
más de 500 millas]). No obstante, los de Fiyi (a 
800 kilómetros [menos de 500 millas] de Tonga) 
no descansan el domingo, sino el sábado.
[Mapa]
(Para ver el texto en su formato original, consulte la 
publicación)
             \
              \
               \
                \         SAMOA
                 \
                  —       
FIYI                              \
                           Domingo \ Sábado
                                    \
                                     \
                     TONGA            \
                                       \
                                        \
                                         \
Núm.3: ¿Era María realmente virgen cuando dio a luz a Jesús? (rs pág. 228 párrs. 7, 8)
*** rs pág. 228 - pág. 229 María (Madre de Jesús) ***
¿Era María realmente virgen cuando dio a luz a Jesús?
Luc. 1:26-31 (BJ) informa que fue a ―una virgen‖ 
llamada María a quien el ángel Gabriel llevó la siguiente 
noticia: ―Vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un 
hijo, a quien pondrás por nombre Jesús‖. Entonces, como 
declara el versículo 34, ―María respondió al ángel: ‗¿Cómo 
será esto, puesto que no conozco varón [―actualmente soy 
virgen‖, CI, nota; ―pues yo no conozco varón‖, NC (1972); 
―no estoy teniendo coito con varón alguno‖, NM]?'‖. Mateo 
1:22-25 (BJ) agrega: ―Todo esto sucedió para que se 
cumpliese el oráculo del Señor por medio del profeta: Ved 
que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, a quien 
pondrán por nombre Emmanuel, que traducido significa: 
‗Dios con nosotros.' Despertó José del sueño, e hizo como 
el Ángel del Señor le había mandado, y tomó consigo a su
esposa. Y sin haberla conocido, dio ella a luz un hijo, a 
quien él puso por nombre Jesús‖.
¿Es razonable esto? Ciertamente no era imposible 
para el Creador, que había diseñado los órganos 
reproductivos humanos, fecundar por medios 
sobrenaturales un óvulo  que se hallaba en la matriz de 
María. De manera maravillosa, Jehová transfirió a la matriz 
de María la fuerza vital y el patrón de la personalidad de 
su Hijo primogénito celestial. La propia fuerza activa de 
Dios, su espíritu santo, protegió el desarrollo de la criatura 
en el vientre de María de modo que naciera como ser 
humano perfecto. (Luc. 1:35; Juan 17:5.)


--
La hierba verde se ha secado,la flor se ha marchitado,pero en cuanto a la
palabra de nuestro Dios JEHOVÁ,Durara hasta tiempo indefinido.  ISAIAS 40;8
http://burgara-despertadatalaya.blogspot.com
http://groups.yahoo.com/group/gb_mp
burgara@gmail.com




Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.