sábado, 14 de abril de 2012

puntos sobresalientes jeremias 25 a 28


CAPITULO 25
jr. cap.3, pág. 37, Párr. 11. - ¿Cómo podríamos llegar a más personas en el ministerio?
11 Leer sobre el servicio de Jeremías nos ayuda de varias maneras a ser ministros más eficaces de las buenas
nuevas. Luego de más de veinte años de ejercer como profeta de Jehová, él dijo: “Seguí hablándoles, madrugando
y hablando, pero ustedes no escucharon” (Jer. 25:3). Como vemos, Jeremías empezaba temprano su labor. ¿Qué
nos enseña su ejemplo? En muchas congregaciones hay publicadores que madrugan para hablar con la gente en
las paradas de autobús y en las estaciones de metro. En zonas rurales, muchos Testigos aprovechan las primeras
horas de la mañana para visitar a los granjeros y a otras personas que empiezan su trabajo temprano. ¿De qué
otras formas podemos imitar este aspecto del fiel ministerio de Jeremías? ¿Qué tal si nos levantamos temprano a
fin de llegar puntuales a la reunión para el servicio del campo?
w71. 15/10 pág. 624, párr. 7. - Cómo tener buen éxito en el servicio de precursor - ¿Qué ayuda a cumplir
con un buen horario de precursor?
7 Aun así, es esencial tener un horario práctico. Esto es cierto tanto para los publicadores de congregación como
para los precursores. Quizás usted haya visto una carrera en la que un corredor empieza tan lentamente que,
aunque cobre velocidad al progresar la carrera, todavía pierde. Pues, para ser buen precursor, es importante tomar
la delantera desde el principio y a buen paso; entonces no será descalificado y suspendido de la lista de la
Sociedad por no cumplir las metas. Un precursor dijo que le parecía que debía desempeñar su servicio de modo
ordenado como se exige en los negocios. En el trabajo seglar tendría que estar en la oficina a las nueve de la
mañana, de modo que como precursor siempre llegaba a la primera puerta para las nueve de la mañana, y era
buen precursor. En algunos territorios uno puede comenzar a las siete de la mañana. Jehová nos puso el ejemplo
en esto. Como dijo Jeremías: “Y Jehová les envió todos sus siervos los profetas, madrugando y enviándolos.” Note
cómo Jeremías hizo esto en su ministerio: “Seguí hablándoles, madrugando y hablando.” (Jer. 25:3, 4) Por eso
empiece temprano en vez de tarde.
jr. cap.15, pág. 191,192, Párr. 19.¿Por qué es el servicio de Jeremías un modelo para nosotros?
19 Hallamos más de un paralelismo entre la comisión de Jeremías y el ministerio público de los testigos de
Jehová. Como él, nosotros servimos al Dios verdadero en un tiempo de juicio. Aunque hemos de atender otros
deberes que exigen tiempo y energías, la predicación de las buenas nuevas es, por mucho, la labor más
importante que podemos realizar en la actualidad. Por medio de ella, ensalzamos el gran nombre de Dios y
aceptamos que él tiene derecho y autoridad absolutos por ser el Soberano Universal (léase Lamentaciones 5:19).
Además, enseñar al prójimo quién es el verdadero Dios y qué hay que hacer para obtener la vida es una prueba
sobresaliente de amor (Jer. 25:3-6).
jr. cap.11, pág. 131,132, Párr. 7,8. -¿Cómo demuestran los ancianos verdadero amor por sus hermanos,
incluidos los que se han extraviado?
7 Al igual que un pastor va en busca de las ovejas extraviadas, el anciano a veces tiene que ir a buscar y ayudar
a los que por una u otra razón se han descarriado del rebaño. Para ello necesita vestirse de un espíritu de sacrificio
y humildad. Debe, con paciencia, dedicar tiempo a atender las necesidades de los hermanos que tiene a su cargo.
Ancianos, pregúntense con franqueza: “¿Hasta qué grado me esfuerzo yo por animar y fortalecer en lugar de
condenar o criticar? ¿Quiero sinceramente mejorar?”. En ocasiones se requieren esfuerzos reiterados para ayudar
a alguien a ver las cosas desde el punto de vista de Dios. Si un hermano vacila en aceptar un consejo de las
Escrituras (no una mera opinión personal), recordemos el ejemplo del Supremo Pastor y Superintendente, Jehová,
quien ‘siguió hablando’ y tratando de asistir a su pueblo rebelde (Jer. 25:3-6). Hoy, la mayoría de los siervos de
Dios no practican cosas malas; de todos modos, siempre que sea necesario dar un consejo, los ancianos deben
darlo a imitación de Jehová.
w01. 1/10 pág. 10, párr. 10,11. ¿Cómo pueden los padres fomentar la buena comunicación con sus hijos?
- ¿Por qué es importante que sepan escucharlos?
10 Para tener éxito en la educación de los hijos, los padres deben esforzarse por mantener abiertas las líneas de
comunicación. A pesar de saber todo lo que hay en nuestro corazón, Jehová nos anima a comunicarnos con él
(1 Crónicas 28:9). Después de dar la Ley a los israelitas, comisionó a los levitas para que los instruyeran y envió a
los profetas con la intención de razonar con ellos y corregirlos. Además, estuvo dispuesto a escuchar sus
oraciones (2 Crónicas 17:7-9; Salmo 65:2; Isaías 1:1-3, 18-20; Jeremías 25:4; Gálatas 3:22-24).
11 ¿Cómo pueden los padres imitar a Jehová al comunicarse con sus hijos? En primer lugar, han de dedicarles
tiempo. También es bueno evitar comentarios irreflexivos que los pongan en ridículo, como: “¿Eso es todo?
Pensé que era algo importante”; “¡Qué tontería!”; “Bueno, ¿y qué esperabas? Eres solo un niño” (Proverbios
12:18). Los padres sensatos que desean que sus hijos les hablen con franqueza procuran escucharles con
atención. Quienes no hacen caso a sus hijos cuando son pequeños tal vez reciban el mismo trato de su parte
cuando estos crezcan. Jehová siempre ha estado presto a escuchar a sus siervos. De hecho, atiende a todos los
que le oran con humildad (Salmo 91:15; Jeremías 29:12; Lucas 11:9-13).
w01. 1/10 pág. 15,16, párr. 10,11. ¿Cómo pueden los padres tener gran paciencia y al mismo tiempo ser
firmes al tratar con un hijo que se aparta?
10 La gran paciencia es la virtud de no renunciar a la esperanza de que mejore la relación turbada. Jehová,
modelo de esta cualidad, tomó la iniciativa y “vez tras vez” envió sus representantes a los
israelitas. “Sentía compasión por su pueblo”, aun cuando “ellos continuamente estuvieron burlándose de los
mensajeros del Dios verdadero y despreciando sus palabras” (2 Crónicas 36:15, 16). Apeló a su corazón
diciéndoles: “Vuélvanse, por favor, cada uno de su camino malo” (Jeremías 25:4, 5). Con todo, no claudicó de
sus principios justos, sino que les pidió que ‘volvieran’ a él y aceptaran sus normas.
11 Los padres imitarán la gran paciencia de Jehová si no consideran al hijo que se aparta un caso perdido.
Podrán, sin perder la esperanza, tomar la iniciativa en mantener abiertas las líneas de comunicación o
restablecerlas y, ateniéndose a los principios justos, apelar “vez tras vez” al corazón del hijo para que regrese a
la verdad.
w02. 15/04 pág. 10, párr. 10,11. La empatía, la llave de la bondad y la compasión
Nuestro principal modelo de empatía es Jehová. Aunque es perfecto, no espera que nosotros también lo seamos,
“pues él mismo conoce bien la formación de nosotros, y se acuerda de que somos polvo” (Salmo 103:14; Romanos
5:12). Además, como está al tanto de nuestras limitaciones, “no dejará que sea[mos] tentados más allá de lo que
[podamos] soportar” (1 Corintios 10:13). Mediante sus siervos y su espíritu, nos ayuda a encontrar la salida
(Jeremías 25:4, 5; Hechos 5:32).
w05. 15/04 pág. 27, párr.3. - ¿Lo motiva su fe a actuar? - Mentes inteligentes, corazones sin fe
No obstante, la nación de Israel vez tras vez le fallaba a Jehová. En lugar de obrar debidamente, los hijos de
Israel “no ejercieron fe para con él y no escucharon su voz” (Deuteronomio 9:23; Jueces 2:15, 16; 2 Crónicas
24:18, 19; Jeremías 25:4-7). Los judíos terminaron cometiendo su peor acto de infidelidad cuando rechazaron a
Jesús como el Mesías (Juan 19:14-16). Por lo tanto, Jehová Dios rechazó a Israel y dirigió su atención a las
naciones (Hechos 13:46).
Sin duda, hemos de ejercer mucho cuidado para no caer en la misma trampa: la de pensar que se puede
adorar a Jehová con una mente inteligente pero con un corazón sin fe. En otras palabras: nuestro estudio de la
Biblia debe ser más que una labor intelectual. El conocimiento exacto tiene que llegar al corazón e influir en
nuestra vida de forma positiva. ¿Tendría sentido estudiar manuales de horticultura y no plantar ninguna semilla?
Es posible que aprendiéramos cómo cultivar un huerto, pero nunca cosecharíamos nada. De igual manera, las
personas que aprenden los requisitos de Dios mediante un estudio de la Biblia deben permitir que las semillas de
la verdad lleguen a su corazón para que germinen y las motiven a actuar (Mateo 13:3-9, 19-23).
w88 1/4 pág. 22, párr. 7. - ¿cómo han seguido los Testigos el ejemplo de los fieles profetas que Jehová
envió a Israel y Judá?
7 Tal como Jehová siguió enviando sus profetas a Israel y Judá, ha enviado a sus testigos para que trabajen
con ahínco en dar a conocer el mensaje de Su juicio venidero. (Jeremías 7:25, 26; 25:4, 8, 9.) Especialmente
desde el año de 1919, cuando se les llenó de vigor espiritual, el resto ungido de los hermanos de Cristo presentó
con denuedo los juicios de Dios —contundentes mensajes de calamidad— a la cristiandad. (Compárese con
Jeremías 11:9-13.) En aquel año empezó a publicarse la revista The Golden Age (que en español fue conocida
como Luz y Verdad). En el transcurso de los años, y bajo títulos que cambiaron —como Consolación (1938) y
¡Despertad! (1947)— ha servido para denunciar las mentiras religiosas de la cristiandad y su seudocristianismo.
W94 1/3 pág. 18, párr. 6,7. -¿Qué mensaje le ha dado el Jeremías de hoy a la cristiandad? - ¿Qué prueba
hay de que la cristiandad ha pasado por alto las advertencias de Jehová?
6 En la actualidad, como en la época de Jeremías, el período que precede al fin del sistema de cosas se ha
caracterizado por el derramamiento de mares de sangre inocente, sobre todo en las dos guerras mundiales de
este siglo. La mayoría de las naciones que pelearon en ellas formaban parte de la cristiandad, que dice adorar al
Dios de la Biblia. ¡Qué hipocresía! No es de extrañar que Jehová haya enviado a sus Testigos a decirles las
palabras de Jeremías 25:5, 6: “Vuélvanse, por favor, cada uno de su camino malo y de la maldad de sus
tratos [...]. Y no anden tras otros dioses para servirles y para inclinarse ante ellos, para que no me ofendan con la
obra de sus manos, y para que yo no les cause calamidad a ustedes”.
7 Pero las naciones de la cristiandad no se han vuelto. Prueba de ello es que han hecho más sacrificios al dios
de la guerra en Corea y Vietnam. Además, siguen financiando a los mercaderes de la muerte: los fabricantes de
armas. Los países de la cristiandad dieron la mayor parte del cerca de un billón de dólares gastados anualmente
en armamentos durante la década de los ochenta. Entre 1951 y 1991, la inversión de Estados Unidos en el
campo militar superó las ganancias netas de todas las empresas estadounidenses juntas. Aunque desde el tan
celebrado fin de la Guerra Fría se ha reducido el armamento atómico anticuado, siguen existiendo y creándose
enormes arsenales de armas más mortíferas, armas que podrían usarse algún día.
Ip-2. cap.4, pág. 53,54, Párr. 12,13. “Ustedes son mis testigos”- ¿Cómo se ha puesto de relieve el nombre
de Jehová en nuestros días?
12 En respuesta a las palabras de Jehová, el estrado enseguida rebosa de gozosos testigos. Su testimonio es
claro y contundente. Como Josué, atestiguan que ‘todo lo que Jehová ha hablado se ha realizado. Ni una sola
palabra ha fallado’ (Josué 23:14). El pueblo aún recuerda los mensajes de Isaías, Jeremías, Ezequiel y otros
profetas que predijeron al unísono el destierro de Judá y su milagrosa liberación posterior (Jeremías 25:11, 12).
A su libertador, Ciro, se le mencionó por nombre mucho antes de haber nacido (Isaías 44:26–45:1).
13 Ante tal abundancia de pruebas, ¿quién puede negar que Jehová es el único Dios verdadero? A diferencia
de los dioses paganos, no es creación de nadie; es el único Dios verdadero. Por consiguiente, el pueblo que lleva
Su nombre tiene un privilegio emocionante y singular: hablar de Sus maravillosos actos a las generaciones
futuras y a quienes pregunten sobre él (Salmo 78:5-7). De igual modo, los testigos de Jehová de la actualidad
tienen el privilegio de declarar el nombre divino por toda la Tierra. En la segunda década del siglo XX, los
Estudiantes de la Biblia fueron adquiriendo cada vez mayor conciencia de la gran trascendencia del nombre de
Dios, Jehová. El 26 de julio de 1931, en una asamblea celebrada en Columbus (Ohio, E.U.A.), el presidente de la
Sociedad Watch Tower, Joseph F. Rutherford, presentó una resolución titulada “Un nuevo nombre”. Los
asambleístas, emocionados, le escucharon decir: “Deseamos que se nos conozca y se nos llame por el nombre
de testigos de Jehová”, y mostraron su conformidad con un rotundo “¡Sí!”. Desde entonces, el nombre de Jehová
se ha puesto de relieve por todo el mundo (Salmo 83:18).
dp-2. cap.18, pág. 309, Párr. 6,7. Jehová promete a Daniel una magnífica recompensa
¿Qué ventajas tenemos hoy en día respecto a estudiar la Palabra de Dios?
6 Para Daniel, aguantar hasta el fin implicaba seguir estudiando las emocionantes promesas divinas y
reflexionando sobre ellas. Sabemos que el profeta fue un estudiante concienzudo de la Palabra de Dios. ¿De qué
otro modo pudiera haber sabido que, según la promesa de Jehová dada a Jeremías, el destierro duraría setenta
años? Daniel mismo escribió: “Discerní por los libros el número de los años” (Daniel 9:2; Jeremías 25:11, 12). Es
indudable que Daniel procuró hallar los libros de la Palabra de Dios entonces existentes. Los escritos de Moisés,
David, Salomón, Isaías, Jeremías o Ezequiel —cualesquiera que tuviera a su alcance— seguramente le
proporcionaron muchas horas placenteras de lectura y meditación.
7 Para cultivar la cualidad del aguante hoy en día, es esencial estudiar la Palabra de Dios y estar absortos en
ella (Romanos 15:4-6; 1 Timoteo 4:15). Nosotros tenemos la Biblia completa, la cual contiene el testimonio
escrito de la forma en que se cumplieron algunas profecías de Daniel siglos más tarde. Además, tenemos la
bendición de vivir durante “el tiempo del fin” predicho en Daniel 12:4. Los ungidos se han visto favorecidos en
nuestro tiempo con perspicacia de índole espiritual y brillan como faros de la verdad en este mundo oscuro.
Debido a ello, muchas profecías profundas del libro de Daniel —algunas de las cuales intrigaron al profeta—
rebosan de significado para nosotros. Por consiguiente, sigamos estudiando a diario la Palabra de Dios y
valoremos siempre como es debido esas bendiciones, pues ese proceder nos ayudará a aguantar.
w10. 15/8 pág. 27, párrs.1. ¿Por qué debemos ser puntuales? - Jehová es un Dios puntual
Biblia hay abundantes ejemplos de la puntualidad de Dios (Jer. 25:11-13; Dan. 4:20-25; 9:25). Por eso hacemos
bien en mantenernos a la expectativa del día de juicio de Jehová, tal como nos exhortan las Escrituras. Aunque
desde el punto de vista humano pareciera demorarse, se nos asegura que “no llegará tarde” (Hab. 2:3).
w92. 1/2 pág. 11,12, párr. 15.¿Cómo ha fortalecido a la organización de Jehová el espíritu santo hoy día?
15 Unos mil años después de los días de Moisés, personas fieles de entre los hijos de Israel volvieron a Jerusalén
desde Babilonia con la comisión de reedificar el templo. (Esdras 1:1-4; Jeremías 25:12; 29:14.) Sin embargo,
surgieron obstáculos difíciles que las desanimaron por muchos años. Finalmente Jehová levantó a los profetas
Ageo y Zacarías para estimular a los judíos a no confiar en su propia fuerza. Pero ¿cómo se llevaría a cabo el
cometido? “‘No por una fuerza militar, ni por poder, sino por mi espíritu’, ha dicho Jehová de los ejércitos.”
(Zacarías 4:6.) Y con el apoyo del espíritu de Dios se construyó el templo. Del mismo modo, el pueblo de Dios hoy
día ha logrado mucho. La predicación de las buenas nuevas se ha extendido por toda la Tierra. Se está educando
a millones de personas en la verdad y la justicia. Se organizan grandes asambleas. Se construyen Salones del
Reino y sucursales. Gran parte de esto se ha efectuado a pesar de oposición enconada. Pero los testigos de
Jehová no se han desanimado, pues saben que ninguno de sus logros ha sido posible por una fuerza militar ni por
poder humano, sino por el espíritu de Dios.
si. pág. 83, Párr. 1-3a.¿Qué profecías aseguraban la restauración de Jerusalén? - ¿Cuándo y en qué
circunstancias cayó Babilonia?
SE ACERCABA el fin de los profetizados 70 años de la desolación de Jerusalén por Babilonia. Es cierto que
Babilonia tenía fama de nunca poner en libertad a sus cautivos, pero la palabra de Jehová resultaría más
poderosa que el poderío babilónico. La liberación del pueblo de Jehová se acercaba. El templo de Jehová, que
había sido derribado, sería reedificado, y el altar de Jehová recibiría de nuevo sacrificios de expiación. Jerusalén
conocería de nuevo el grito y alabanza del adorador verdadero de Jehová. Jeremías había profetizado cuánto
duraría la desolación, e Isaías había profetizado cómo serían libertados los cautivos. Isaías hasta había dicho
que Ciro de Persia sería ‘el pastor de Jehová’, quien derribaría a la arrogante Babilonia de su posición de tercera
potencia mundial de la historia bíblica. (Isa. 44:28; 45:1, 2; Jer. 25:12.)
2 A Babilonia le sobrevino el desastre la noche del 5 de octubre de 539 a.E.C. (calendario gregoriano),
mientras el rey babilonio Belsasar y sus grandes brindaban por sus dioses demoníacos. Esto añadía gravedad a
su disolución pagana: ¡estaban usando los vasos santos del templo de Jehová como copas para su borrachera!
¡Qué apropiado fue que Ciro estuviera a las afueras de los muros de Babilonia aquella noche para cumplir la
profecía!
3 Aquella fecha —la de 539 a.E.C.— es una fecha fundamental, es decir, una fecha en que se puede hallar
concordancia entre la historia seglar y la bíblica.
km 4/07 pág. 7. Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático (En la semana del 30 de abril de 2007)
¿Por qué es tan significativo el orden en que aparecen las naciones en la enumeración de Jeremías 25:17-26?
Entre Jeremías 25:17-26 y los capítulos 18 a 20 de Revelación existe un paralelo que aclara el orden de los
acontecimientos cuando se pasa la copa de la furia de Jehová. Tal como la infiel Judá, Egipto y el “rey de
Sesac” bebieron de la copa de la ira divina, así Babilonia la Grande (que abarca a la cristiandad), luego las
potencias políticas de este mundo y, por último, Satanás, recibirán en el futuro cercano el justo castigo de
Jehová [16 de abril, w94 1/3 pág. 20 § 13, 14].
w90. 1/11 pág. 24,25, párr. 6,7. -¿Por qué debemos pagar impuestos aunque el dinero se use para
financiar algo con lo cual no concordamos o hasta si la autoridad nos persigue?
6 Pero imagínese que cierto impuesto parezca injusto. ¿O qué hay si el dinero de los impuestos se usa para
financiar algo con lo cual no concordamos, como los abortos gratis, los bancos de sangre o programas que están
en conflicto con nuestros puntos de vista de neutralidad? Todavía pagamos todos nuestros impuestos. Es la
autoridad quien tiene que asumir la responsabilidad por el uso que dé al dinero de los impuestos. A nosotros no se
nos ha comisionado para que juzguemos a la autoridad. Dios es el “Juez de la tierra”, y a su propio tiempo él
ajustará cuentas con los gobiernos en cuanto a cómo han usado su autoridad. (Salmo 94:2; Jeremías 25:31.)
Hasta el tiempo en que eso suceda, pagamos nuestros impuestos.
7 ¿Qué hay si la autoridad nos persigue? Todavía pagamos impuestos por los servicios que se nos rinden todos
los días. Respecto a los Testigos que sufrieron persecución en cierto país africano, el periódico Examiner, de San
Francisco, dijo: “Se les pudiera considerar ciudadanos modelos. Pagan sus impuestos diligentemente, atienden a
los enfermos, combaten el analfabetismo”. Sí, aquellos Testigos perseguidos pagaban sus impuestos.
kc. cap.2, pág. 19, Párr. 14. - El Rey de la Eternidad - ¿Quién toma la delantera en santificar el nombre de
Dios, y cómo?
14 ¿Quién toma la delantera en santificar el nombre de Dios? Pues, ¡es Jehová mismo! Hace esto por medio
de tomar acción en vindicación de sus justas normas. Él ejecutará juicio en todos los que desafían su santa
voluntad, incluso los que oprimen a su semejante y los que enseñan falsedades acerca de Dios. (Salmo 140:12,
13; Jeremías 25:29-31) Jehová no puede negarse a sí mismo. Él es el Dios verdadero, quien merece la
adoración exclusiva de todas sus criaturas. Es el Soberano Universal, a quien todas las criaturas deben
obediencia.—Romanos 3:4; Éxodo 34:14; Salmo 86:9.
15 Al santificar su nombre, el Señor Soberano Jehová eliminará de esta Tierra a todos los humanos que, en
oposición a Su voluntad, obran ruinosamente. Esto se debe a que él odia la iniquidad y ama la justicia. (Salmo
11:5-7) Como él mismo dice: “Ciertamente me engrandeceré y me santificaré y me daré a conocer delante de los
ojos de muchas naciones; y tendrán que saber que yo soy Jehová.” (Ezequiel 38:23) Está claro, pues, que
nosotros también, si deseamos disfrutar de la aprobación de Jehová, tenemos que santificar su nombre y tratarlo
como santo y merecedor de pleno respeto, y vivir en armonía con Su voluntad.
su. cap.7, pág. 54, Párr. 2. Actúe sabiamente frente a la calamidad - ) ¿Qué advertencia urgente se está
dando en nuestro día?
2 En nuestros días se está dando una advertencia más urgente aún... no acerca de algún desastre en una
localidad dada, sino con relación a que la guerra universal de Dios, el Armagedón, se ha acercado (Isaías 34:1, 2;
Jeremías 25:32, 33). Vez tras vez, por todo el mundo los testigos de Jehová han visitado los hogares de la gente y
la han instado a actuar con sabiduría, para que la gente no pierda la vida. ¿Le tiene usted suficiente amor a la vida
como para tomar la acción necesaria, y hacerlo con prontitud, sin demora?
w95. 1/12 pág. 19 párr. 8,9. ¿Qué sucesos que se han visto desde 1914 indican que el tiempo que queda
es corto?
8 No cabe duda de que el triunfo completo del Reino Mesiánico está cerca. ¿Nos beneficia de alguna manera,
entonces, fijarnos en fechas o especular sobre cuál es la duración literal de una “generación”? De ninguna
manera. Habacuc 2:3 dice claramente: “La visión es todavía para el tiempo señalado, y sigue jadeando hasta el
fin, y no dirá mentira. Aun si tardara, manténte en expectación de ella; porque sin falta se realizará. No llegará
tarde”. El día de ajuste de cuentas de Jehová está cada vez más cerca. (Jeremías 25:31-33; Malaquías 4:1.)
9 Cuando Cristo empezó a reinar, en 1914, se arrojó a Satanás a la Tierra, lo cual ha significado “ay [para] la
tierra [...] porque el Diablo ha descendido a ustedes, teniendo gran cólera, sabiendo que tiene un corto espacio
de tiempo”. (Revelación 12:12.) Ese tiempo es muy corto cuando se compara con los miles de años en que
Satanás ha gobernado. El Reino está cerca, así como el día y hora en que Jehová ejecutará su sentencia sobre
esta generación inicua. (Proverbios 3:25; 10:24, 25.)
w97. 1/4 pág. 15,16, párr. 10,11. ¿Por qué liberará Jehová a sus siervos de la “gran tribulación”?
10 Jehová entonces asesta el golpe de gracia al sistema de Satanás: “Ciertamente me pondré en juicio con
[Gog], con peste y con sangre; y un aguacero inundante y piedras de granizo, fuego y azufre haré llover sobre él
y sobre sus partidas [...]; y tendrán que saber que yo soy Jehová”. (Ezequiel 38:22, 23.) Se barre todo vestigio del
sistema de Satanás. Se aniquila a la entera sociedad humana que pasa por alto a Dios. Este es el clímax de la
“gran tribulación”, el Armagedón. (Jeremías 25:31-33; 2 Tesalonicenses 1:6-8; Revelación 16:14, 16; 19:11-21.)
11 Millones de adoradores de Jehová por toda la Tierra serán liberados de la “gran tribulación”. Estos
componen la “gran muchedumbre” que procede “de todas las naciones y tribus y pueblos y lenguas”. ¿Por qué se
les libera de esta manera tan impresionante? Porque rinden “servicio sagrado día y noche” a Jehová. De modo
que sobreviven al fin del mundo y se les introduce en un nuevo mundo justo. (Revelación 7:9-15.) Así, presencian
el cumplimiento de la promesa de Jehová: “Espera en Jehová y guarda su camino, y él te ensalzará para tomar
posesión de la tierra. Cuando los inicuos sean cortados, tú lo verás”. (Salmo 37:34.)
w09. 15/10 pág. 29, párrs.1,2. La adoración en familia es esencial para sobrevivir
¿PUEDE imaginar lo atemorizante que será “la guerra del gran día de Dios el Todopoderoso”? (Rev. 16:14.)
El profeta Miqueas describió esa guerra con imágenes muy impactantes: “Las montañas tienen que
derretirse [...], y las llanuras bajas mismas se henderán, como cera debido al fuego, como aguas que se
derraman por un lugar empinado” (Miq. 1:4). ¿Qué les espera a quienes no adoran a Jehová? Un final
desastroso. La Biblia señala: “Los muertos por Jehová ciertamente llegarán a estar en aquel día desde un
extremo de la tierra hasta el mismísimo otro extremo de la tierra” (Jer. 25:33).
En vista de estas advertencias, los padres —muchos de los cuales están criando solos a su familia— deberían
preguntarse si sus hijos que ya tienen uso de razón sobrevivirán a la catástrofe que se avecina. La respuesta, de
acuerdo con la Biblia, es sí, pero siempre y cuando estén fuertes espiritualmente, tomando en cuenta su edad
(Mat. 24:21).
dp-2. cap.17, pág. 289,290, Párr. 6,7.¿Qué esperanza hay para todos los fieles cuando azote el “tiempo de
angustia” venidero?
6 ¿Cuándo, entonces, ‘se pone de pie’ Miguel? En el momento en que se alza para emprender una acción
especial. Jesús realizará dicha acción en el futuro. Revelación 19:11-16 lo describe de manera profética en el
papel de poderoso Rey Mesiánico que cabalga al frente de un ejército de ángeles y elimina a los enemigos de
Dios. Daniel 12:1 agrega: “Y ciertamente ocurrirá un tiempo de angustia como el cual no se ha hecho que ocurra
uno desde que hubo nación hasta aquel tiempo”. En su condición de ejecutor principal de Jehová, Cristo acabará
con todo este sistema de cosas malvado durante la predicha “gran tribulación” (Mateo 24:21; Jeremías 25:33;
2 Tesalonicenses 1:6-8; Revelación 7:14; 16:14, 16).
7 ¿Qué les sucederá durante ese período tenebroso a quienes ejerzan fe? A Daniel se le dijo: “Durante aquel
tiempo tu pueblo escapará, todo el que se halle escrito en el libro” (compárese con Lucas 21:34-36). ¿Qué es
este libro? En esencia, representa el recuerdo que Jehová Dios guarda de quienes hacen Su voluntad
(Malaquías 3:16; Hebreos 6:10). Aquellos cuyo nombre se escribe en este libro de la vida son las personas mejor
protegidas del mundo, pues disfrutan de la protección divina. Cualquier daño que sufran puede ser reparado, y lo
será. Aun si la muerte les sorprende antes de que llegue ese “tiempo de angustia”, su recuerdo permanece
intacto en la memoria sin límites de Jehová. Él los tendrá presentes y los resucitará durante el Reinado Milenario
de Jesucristo (Hechos 24:15; Revelación 20:4-6).
CAPITULO 26
jr. Cap. 12 pág. 21,22, párr. 12,13. - ¿El valor de Jeremías, a que nos anima? - ¿Qué no permitió Jeremías
y que nos enseña?
12 A inicios del reinado de Jehoiaquim, Jehová le dijo a Jeremías que fuera al templo y condenara rotundamente
a los judíos por su maldad. Ellos veían el templo como un talismán protector; con todo, Jehová lo abandonaría si
no dejaban sus malos hábitos, como “hurtar, asesinar y cometer adulterio y jurar en falso y hacer humo de
sacrificio a Baal y andar tras otros dioses”. Haría con el templo y los hipócritas que adoraban en él lo mismo que
hizo con el tabernáculo de Siló en los días del sumo sacerdote Elí. Como resultado, la tierra de Judá llegaría a “ser
solo un lugar devastado” (Jer. 7:1-15, 34; 26:1-6). ¡Cuánto valor necesitó Jeremías para divulgar este mensaje!
Seguramente lo hizo ante numerosas personas, incluso algunas destacadas e influyentes. En nuestros tiempos,
muchos de nosotros también hemos tenido que armarnos de valor para predicar en las calles o dirigirnos a
hombres adinerados e importantes. Pero de algo podemos estar seguros: contamos con el respaldo de Dios, tal
como Jeremías (Heb. 10:39; 13:6).
13 Dado el clima político y religioso imperante en Judá, ¿cómo reaccionarían los líderes espirituales a las
declaraciones de Jeremías? Según el relato, “los sacerdotes y los profetas y todo el pueblo le echaron mano y
dijeron: ‘Positivamente morirás’”. Lívidos de rabia, dijeron: “A este hombre le corresponde el juicio de muerte”
(léase Jeremías 26:8-11). No obstante, los enemigos de Jeremías no lograron su objetivo; Jehová estuvo con él
para librarlo. Por otro lado, Jeremías no permitió que la cantidad de opositores o su apariencia amenazante lo
intimidaran. Y tampoco deberíamos permitirlo nosotros.
km 2/06 pág. 7. - Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
¿Por qué debemos poner todo nuestro empeño en leer con precisión? [be-S pág. 83 § 1–pág. 84 § 1.]
Todos debemos tomar muy en serio la lectura pública de las Escrituras, sea ante unas pocas personas o ante la
congregación. Además de haber sido divinamente inspirada, la Biblia “es viva, y ejerce poder, [...] y puede discernir
pensamientos e intenciones del corazón” (Heb. 4:12). La Palabra de Dios contiene un conocimiento valiosísimo
que no puede obtenerse de ninguna otra fuente. Ayuda a la persona a conocer al único Dios verdadero y a cultivar
una buena relación con él, así como a hacer frente a los problemas de la vida. Explica, asimismo, cómo conseguir
vida eterna en el nuevo mundo de Dios. Por consiguiente, deberíamos hacer todo lo posible por ser buenos
lectores de la Biblia (Sal. 119:140; Jer. 26:2.)
Leer correctamente es fundamental para transmitir la verdad bíblica con exactitud, y esta es una responsabilidad
que, como testigos de Jehová, tomamos muy en serio (1 Tim. 2:4). En vista de que la Palabra de Dios “es viva y
ejerce poder”, y que contiene un conocimiento valiosísimo que lleva a la vida eterna, debemos hacer todo lo
posible por ser buenos lectores (Heb. 4:12; Sal. 119:140; Jer. 26:2).
jr. Cap. 15 pág. 185,párr. 6, - “No puedo quedarme callado”- ¿Por qué debemos seguir predicando,
incluso a quienes muestran poco interés?
6 Por otra parte, las personas que se sacudan la indiferencia y abracen la palabra de Jehová que les llevamos
recibirán beneficios inestimables. Dios nos ha abierto el camino para que escapemos de la destrucción y entremos
en el nuevo mundo que ha prometido. Las circunstancias actuales son parecidas a aquellas en las que Jeremías
ejerció su ministerio profético. Los habitantes de Judá podían escapar de la ruina que se cernía sobre ellos (léase
Jeremías 26:2, 3). Por eso, Jeremías pasó decenios instándolos a ‘escuchar y volverse’ al Dios verdadero.
No sabemos cuántos se arrepintieron y cambiaron su vida gracias a su predicación; pero sí es cierto que algunos
lo hicieron, como lo han hecho multitudes hoy día. A menudo oímos de corazones que en un tiempo fueron
apáticos y ahora se han ablandado gracias a que seguimos predicando las buenas nuevas (véase el recuadro “La
apatía se torna en interés”, de la página 184). ¿No es esa razón de más para seguir activos en esta obra de
salvación?
jr. Cap. 3 pág. 41,párr. 17,18 - “Tienes que decirles esta palabra”- ¿Qué actitud debemos evitar al predicar
las buenas nuevas?
17 Jehová no quería que nadie de su pueblo perdiera la vida. Unos diez años antes de la destrucción de
Jerusalén indicó mediante Jeremías qué esperanza había para los que estaban desterrados en Babilonia.
Leemos: “Fijaré mi ojo sobre ellos de buena manera, y de seguro haré que regresen a esta tierra. Y ciertamente
los edificaré, y no demoleré; y ciertamente los plantaré, y no desarraigaré”. Jeremías pudo decirles: “Existe una
esperanza para tu futuro” (Jer. 24:6; 26:3; 31:17). Él adoptó el punto de vista de Dios sobre la gente; por eso
ejerció su ministerio con auténtico interés y transmitió al pueblo las exhortaciones de Jehová: “Vuélvanse, por
favor, cada uno de su camino malo, y hagan buenos sus tratos” (Jer. 35:15). ¿Se le ocurren otras maneras de
mostrar genuino interés en las personas de su territorio?
18 El intenso amor que sentía Jeremías por la gente nunca se enfrió. Después de la destrucción de Jerusalén,
siguió mostrando compasión (léase Lamentaciones 2:11). Aunque los judíos se habían acarreado la tragedia
ellos mismos, él no les dijo: “¡Se lo advertí!”. Al contrario, se sintió muy abatido. Tampoco nosotros debemos
realizar nuestro ministerio de un modo mecánico, movidos únicamente por el sentido del deber. Nuestro empeño
por dar testimonio debe probar el amor profundo que sentimos por nuestro maravilloso Dios y por nuestros
semejantes, creados a imagen suya.
jr. Cap. 13 pág. 155,párr. 3, -¿Con qué fin envió Dios profetas a su pueblo?
3 Naturalmente, Jehová no comisionó profetas como Jeremías con el único fin de anunciar desgracias. Quería
que su pueblo retornara a la senda de la fidelidad, que los pecadores se arrepintieran. Así lo señaló Esdras:
“Jehová el Dios de sus antepasados siguió enviando avisos contra ellos por medio de sus mensajeros, enviando
vez tras vez, porque sentía compasión por su pueblo y por su morada” (2 Cró. 36:15; léase Jeremías 26:3, 12, 13).
w95 15/1 pág. 15,16, párr. 2,4,5. -¿Qué nos ayudará a servir a Jehová Dios con gozo de corazón?
2 Los israelitas tenían gozo cuando agradaban a Dios. Pero ¿qué sucedía cuando lo desobedecían? Se les
advirtió: “[Estas invocaciones de mal] tienen que continuar sobre ti y tu prole como señal y portento presagioso
hasta tiempo indefinido, debido al hecho de que no serviste a Jehová tu Dios con regocijo y gozo de corazón por
la abundancia de todo. Y tendrás que servir a tus enemigos que Jehová enviará contra ti, con hambre y sed y
desnudez y la falta de todo; y él ciertamente pondrá un yugo de hierro sobre tu cuello hasta que te haya
aniquilado”. (Deuteronomio 28:45-48.) Las bendiciones y las invocaciones de mal dejaban claro quiénes eran los
siervos de Jehová y quiénes no. Las invocaciones de mal también confirmaron que no se pueden tratar con falta
de respeto ni desdeñar los principios y propósitos de Dios. Dado que los israelitas no prestaron atención a las
advertencias de Jehová sobre la desolación y el exilio, Jerusalén se convirtió en “una invocación de mal para
todas las naciones de la tierra”. (Jeremías 26:6.) Por consiguiente, obedezcamos a Dios y disfrutemos de su
favor. El gozo es una de las muchas bendiciones divinas que reciben los piadosos.
4 ¿Qué nos ayudará a servir a Jehová con gozo de corazón? Una actitud positiva y agradecida con respecto a
las bendiciones y los privilegios que Dios nos ha dado. Por ejemplo, podemos meditar con gozo en el privilegio
de rendir “servicio sagrado” al Dios verdadero. (Lucas 1:74.) También tenemos el privilegio de llevar el nombre de
Jehová como sus Testigos. (Isaías 43:10-12.) A esto podemos añadir la alegría de saber que agradamos a Dios
al obedecer su Palabra. Y qué gozo nos da reflejar la luz espiritual y de este modo ayudar a muchas personas a
salir de la oscuridad. (Mateo 5:14-16; compárese con 1 Pedro 2:9.)
5 Sin embargo, para servir a Jehová con gozo de corazón, no basta con simplemente tener una actitud
positiva. Es provechoso que seamos positivos, pero el gozo piadoso no se produce mediante el desarrollo del
carácter. Es un fruto del espíritu de Jehová. (Gálatas 5:22, 23.) Si no tenemos este gozo, quizás debamos hacer
cambios para no pensar ni actuar de ninguna manera antibíblica que pudiera contristar el espíritu de Dios.
(Efesios 4:30.) Por otra parte, no temamos que como estamos dedicados a Jehová, la falta de gozo sincero
ocasional es un indicio de la desaprobación divina. Somos imperfectos y propensos al dolor, la tristeza e incluso
la depresión temporal, pero Jehová nos comprende. (Salmo 103:10-14.) Por eso, pidamos su espíritu santo,
recordando que el gozo, uno de sus frutos, proviene de Dios. Nuestro amoroso Padre celestial contestará esas
oraciones y nos permitirá servirle con gozo de corazón.
w02 15/12 pág. 20, párr. 1. y pág. 22, párr. 3,4. -Del trato deSafán hacia Jeremías ¿Qué lección
aprendemos?
Unos quince años después de aquella misión, la vida de Jeremías corría peligro. Cuando el profeta advirtió al
pueblo de que Jehová se disponía a destruir Jerusalén, “los sacerdotes y los profetas y todo el pueblo le echaron
mano y dijeron: ‘Positivamente morirás’”. ¿Qué sucedió a continuación? El relato añade: “Resultó que la mano de
Ahiqam hijo de Safán estuvo con Jeremías, para que no fuera dado en la mano del pueblo para que se le diera
muerte” (Jeremías 26:1-24). ¿A qué conclusión llegamos? Según The Anchor Bible Dictionary, “este incidente
no solo atestigua la influencia de Ahiqam, sino también la buena disposición de ánimo que existía hacia Jeremías
tanto de parte suya como de otros miembros de la familia de Safán”.
Safán y su familia dan un magnífico ejemplo al utilizar su influyente posición tanto a favor de la adoración
verdadera como del fiel Jeremías. Nosotros también podemos valernos de los recursos y la influencia que
poseamos para apoyar a la organización de Jehová y a nuestros hermanos cristianos.
Resulta muy enriquecedor y fortalecedor que además de leer la Biblia regularmente, profundicemos en ella a
fin de conocer mejor a los testigos de Jehová de la antigüedad, como Safán y su familia. Ellos también
pertenecen a la gran “nube de testigos” cuyo ejemplo podemos imitar (Hebreos 12:1).
si. pág. 155,párr. 4, - Libro bíblico número 33: Miqueas - POR QUÉ ES PROVECHOSO
16 Casi 2.700 años atrás, el profetizar de Miqueas fue muy ‘provechoso para censurar’, porque el rey Ezequías
de Judá respondió a su mensaje y condujo a la nación al arrepentimiento y a la reforma religiosa. (Miq. 3:9-12;
Jer. 26:18, 19; compárese con 2 Reyes 18:1-4.) Hoy día esta profecía inspirada es más provechosa aún. ¡Oigan,
todos los que afirman ser adoradores de Dios, las advertencias claras de Miqueas contra la religión falsa, la
adoración de ídolos, la mentira y la violencia! (Miq. 1:2; 3:1; 6:1.) Pablo corrobora estas advertencias en
1 Corintios 6:9-11, donde dice que los cristianos verdaderos han sido lavados y que ninguno que participa en
prácticas de ese tipo heredará el Reino de Dios. Miqueas 6:8 declara simple y claramente que el requisito de
Jehová es que el hombre ande con Él en justicia, bondad y modestia.
w89 1/1 pág. 30, párr. 2. - ¿Por qué debemos temer a Dios?
El temor a Dios es un sentimiento natural que nos llena de la misma seguridad que da a sus hijos el padre que
les inspira profundo respeto. Ese temor también ayuda a vencer el temor al hombre, un temor desagradable,
contraproducente, que es un lazo. (Proverbios 29:25.) Uno que no aprendió esta lección fue Uriya, el hijo de
Semaya, quien predicó en Jerusalén junto con Jeremías antes de 607 a.E.C. A diferencia de Jeremías, Uriya
permitió que el temor al rey fuera un lazo para él. Dejó de predicar y huyó de su asignación. Con el tiempo, el rey lo
prendió y lo mandó matar. (Jeremías 26:20-23.) ¿Cómo pudiera haber evitado aquella lamentable calamidad
Uriya? Desarrollando un temor a Jehová más fuerte que su temor al hombre.
CAPITULO 27
w78 1/3 pág. 19,10 párr. 10-13¿Qué grupo moderno actúa como Hananías, y cómo les va?-¿Qué sustenta
a los verdaderos testigos de Dios? -
10 Fue también durante el reinado de Sedequías que Jeremías representó dramáticamente una ilustración
profética. Por instrucción de Jehová, se puso varas de yugo de madera sobre el cuello y declaró que Judá y las
naciones circunvecinas deberían ponerse bajo el yugo del rey de Babilonia, o recibirían castigo severo. Pero el
profeta Hananías quitó la vara de yugo del cuello de Jeremías y la quebró,. - mientras declaraba que así de
fácilmente Jehová quebraría el yugo de Babilonia de sobre las naciones dentro de dos años.—Jer. 27:2-15; 28:1-
11.
11 ¿Quién ganaría en esta contienda de los profetas? ¿Era Jeremías, o era Hananías el verdadero profeta
de Jehová? Jehová no dejó duda alguna en cuanto a esto cuando le mandó a Jeremías que profetizara que las
varas de yugo de madera habrían de ser reemplazadas por varas de hierro, y que Hananías tenía que morir
dentro del año. No solo murió Hananías en el séptimo mes de aquel año, sino que el yugo de Babilonia al fin
resultó ser verdaderamente un yugo de hierro.—Jer. 28:12-17.
12 ¡Qué semejantes a Hananías son los falsos profetas modernos que tratan de ‘demoler’ la obra de los
testigos de Jehová con intención maligna! Algunos de éstos quizás hasta hayan andado por un tiempo con el
pueblo de Dios, pero se enfadan al no ver cumplidas sus ambiciones egoístas y regresan a las mismísimas
enseñanzas que con anterioridad habían vomitado. Predican “por envidia y rivalidad,” ciertamente no “por buena
voluntad,” pues no tienen nada edificante que decir. (2 Ped. 2:22; Fili. 1:15) Ofrecen expectativas contrarias a las
que declara la clase de Jeremías respecto a la venida de la “grande tribulación.”
13 Sin embargo, tan ciertamente como Jehová reemplazó el yugo de madera roto con un yugo de hierro,
así la “grande tribulación” vendrá de seguro al tiempo señalado de Dios. Y tan ciertamente como que Hananías
murió bajo el juicio de Jehová aquel mismo año, así estos grupos proféticos que se oponen tendrán que sufrir
ejecución al debido tiempo. Carecen de gozo y no tienen el espíritu ni la “palabra” de Jehová que los sustente.—
Jer. 23:16-19; 31:1, 12.
w71 15/3 pág. 174 párr. 7;pág. 175.175 párr. 10. - ¿Qué enseñan estos hechos de la historia?
7 Los judíos sabían muy bien de lo que hablaba Jehová, porque eran un pueblo agrícola y por lo tanto estaban
familiarizados con yugos de toda clase. Un yugo de hierro era símbolo de esclavitud severa. (Jer. 28:14) También
era símbolo de calamidad o sufrimiento. Los judíos se referían a la humillación y la opresión de una nación por
otra como el yugo de la esclavitud. (Jer. 27:8; 28:4) El salirse de la esclavitud o la sujeción se describía como
‘quebrar el yugo.’ (Isa. 9:4; 14:25; Jer. 28:2) Por eso cuando Jehová dijo que ‘ciertamente pondría un yugo de
hierro’ sobre el cuello de ellos si rehusaban escucharle, sabían que eso quería decir esclavitud y aniquilación.
10 Hoy ningún miembro de la familia humana, sin importar su nacionalidad, puede negar o evitar estos hechos.
La lección todavía es la misma. No hay libertad aparte de Dios. No hay nadie que pueda librar a la humanidad de
debajo del control satánico salvo Dios mismo. Los que niegan lo que dice la Palabra de Dios acerca de esto
están cegados por el dios de este sistema de cosas. Pronto descubren que sus esfuerzos por quebrar el yugo
son sumamente débiles, o quedan frustrados, o resultan contraproducentes. A lo más simplemente logran
reemplazar un sistema opresivo con otro.
W63 1/6 pág. 332 párr. 20,21- ¿Cómo usó Dios a gobernantes gentiles como su vengador contra Judá.,
Egipto y Babilonia?- ¿Puede la "autoridad" obrar como vengador solo al ejecutar lo predicho en una
profecía bíblica, o cuándo también?
20 Según las palabras de Jeremías (25:8-11; 27:4-8), Jehová hizo al rey de Babilonia su siervo por medio del
cual trajo venganza divina sobre la nación de Judá y otras naciones que tenían que ver con Judá. El rey de
Babilonia fue como espada de Dios. (Eze. 21:8-23) Jehová hizo al rey de Babilonia como su leñador para derribar
y subyugar a Egipto, que había crecido a semejanza de un árbol robusto. (Eze. 31: 2-14) El rey Ciro de Persia fue
hecho el ungido de Jehová para humillar a Babilonia y derrocarla como potencia mundial. -Isa.45:1-4. 21.
. 21 En los días de los apóstoles de Cristo, Jehová Dios usó a la autoridad romana para obrar como su vengador
con la espada en el año 70. Ese año fue cuando los "días para ejecutar justicia," los días de venganza, vinieron
sobre la anticristiana nación de Israel. De modo que su ciudad santa y templo de adoración fueron destruidos por
las legiones romanas bajo el general Tito. (Luc. 21:20-24; Mat. 23:35 a 24:2) Ese fue un día de juicio para Israel.
Sin embargo, no hay necesidad de que la "autoridad" mundana aguarde hasta el día de juicio de una nación
desobediente antes de obrar como un "vengador para expresar ira." La ira del vengador puede expresarse en
cualquier otro tiempo contra cualquier malhechor individual, por los procesos legales de la "autoridad." De modo
que no es necesario que la verdad de las palabras del apóstol Pablo se limite al tiempo en que Dios cumple una
profecía en contra de una entera nación.
w80 15/4 pág. 16. párr. 1 - ¿Por qué encajan perfectamente con la situación del mundo hoy día las
palabras de Jeremías 27:9 contra el ocultismo?
“Y EN cuanto a ustedes, no escuchen a sus profetas ni a sus practicantes de adivinación ni a sus soñadores ni a
sus practicantes de magia ni a sus hechiceros, que están diciéndoles: ‘Ustedes no servirán al rey de Babilonia.’”
Esas palabras dichas allá en los días del Imperio Babilónico cuadran perfectamente con la situación del mundo hoy
día. ¿Por qué? Porque el mundo todavía abunda en soñadores, magos, adivinadores y hechiceros. (Jer. 27:9) Las
capitales del mundo, como Washington, D.C., son famosas por sus espiritistas, a los cuales consultan
afanosamente los políticos perplejos. A causa de que dichos sortílegos, clarividentes, mediums espiritistas,
intérpretes de sueños y pronosticadores de sucesos futuros asesoran y aconsejan a los funcionarios
gubernamentales, esos individuos que tratan con lo oculto pueden tener un efecto importante en la política del
mundo. Sin embargo, esos ocultistas no se entrometen directamente en la política.
it-2 . pág. 1063 párr. 3,4. - Sueños
Sueños falsos. La Biblia condena los sueños falsos. Según la Ley, un soñador falso que instase a practicar
idolatría tenía que ser muerto. (Dt 13:1-5.) Dios podía hablar a sus profetas verdaderos por medio de sueños en
ciertas ocasiones (Nú 12:6), pero estaba en contra de los “profetas de sueños falsos”, que desviaban a su pueblo
de la adoración verdadera. (Jer 23:25-32; 27:9, 10.) Se decía que los practicantes de adivinación hablaban
“sueños que nada valen”. (Zac 10:2.)
La Biblia habla de sueños en un sentido figurado en relación con los contaminadores impíos de la carne que
se deslizaban dentro de la congregación cristiana. Judas previno a sus compañeros creyentes de tales hombres
“entregados a sueños”, personas que, al parecer, soñaban (imaginaban) que podrían violar impunemente la
Palabra de Dios y contaminar la carne en la congregación. Era un error, pues recibirían ineludiblemente el juicio
adverso del Juez Supremo, Jehová. (Jud 8; 1Co 6:9, 10, 18-20.)
w80 15/4 pág. 21. párrs19-21,24 - Cuando Jeremías entregó el mensaje de Jehová a aquellos enviados,
¿por qué no estaba él entrometiéndose en la política?- ¿Qué nos enseña esto?
19……el que Jeremías actuara en obediencia al mandato de Jehová se sitúa en el reinado del rey Sedequías y
en la ocasión en que los enviados de cinco países vecinos, Edom, Moab, Amón, Tiro y Sidón, fueron a Jerusalén
para tratar con el rey Sedequías. Para ese entonces Nabucodonosor había sido emperador de Babilonia por lo
menos por ocho años y había deportado al rey Joaquín a Babilonia y había puesto al tío de éste, Sedequías, en
el trono de Jerusalén. Como rey vasallo, Sedequías le debía lealtad a Babilonia.
20 La llegada de enviados de cinco países vecinos era un acto hecho de concierto por ellos. Aquella acción
representaba un movimiento concertado. De lo que se mandó a Jeremías que dijera a estos enviados se
desprende claramente que se estaba preparando un complot para fomentar una sublevación combinada contra el
emperador Nabucodonosor. Los pronosticadores y los practicantes de las artes ocultas favorecían la revuelta.
Por eso se pidió a Jeremías que dijera a los enviados las siguientes palabras: “Y en cuanto a ustedes, no
escuchen a sus profetas ni a sus practicantes de adivinación ni a sus soñadores ni a sus practicantes de magia ni
a sus hechiceros, que están diciéndoles: ‘Ustedes no servirán al rey de Babilonia.’ Porque falsedad es lo que les
están profetizando, con el propósito de que ustedes sean alejados de sobre su suelo; y yo tenga que
dispersarlos, y ustedes tengan que perecer.”—Jer. 27:9, 10.
21 Tal como hoy día los demonios están dirigiendo a los gobernantes políticos a Har-Magedón, a la “guerra del
gran día de Dios el Todopoderoso,” así en aquel tiempo los mismos demonios estaban instando a los
gobernantes políticos de los países de los cuales venían los enviados a formar una sublevación unida contra
Nabucodonosor, el “siervo” de Jehová. (Rev. 16:13-16) Lógicamente, aquellas naciones no objetaron cuando el
rey Sedequías de Judá se rebeló en el noveno año de su reinado.
24 Hoy día, en el tiempo de la clase de Jeremías, así como allá en el día del rey Sedequías, sería mejor prestar
atención al consejo del Señor Soberano del universo que prestar atención a los demonios. (Jer. 27:9-11)
Ciertamente no queremos enredarnos en una conspiración internacional contra Jesucristo,…………. . Puesto que
no toman en serio el fin de los Tiempos de los Gentiles en 1914, los gobernantes políticos no reconocen que
están en una conspiración mundial en contra de la gobernación de todo el globo terráqueo por el Siervo-Rey
nombrado por Jehová. Pero, tal como Nabucodonosor, el “siervo” de Jehová, permitió que Sedequías fuera rey
de Judá, así pasa ahora con los gobernantes políticos, incluso los de la cristiandad. Se les ha permitido continuar
dirigiendo los asuntos políticos desde 1914. Por consiguiente, el Siervo-Rey de Jehová debe gobernar ahora en
medio de sus enemigos, los cuales conspiran contra él.
CAPITULO 28
jr. cap.11 Pág. 134 Párr. 13 - ¿qué pueden aprender de él los pastores cristianos, que de hecho tanto nos
beneficia?
13 Un elemento que contribuyó a que Jeremías fuera un excelente maestro fue el uso de ejemplos. Claro, en su
caso, el instructor fue Jehová. De haber estado nosotros allí, ¡qué difícil hubiera sido olvidar la vez que Jeremías
rompió en pedazos una vasija de barro diciendo que así haría pedazos Jehová a Jerusalén y sus habitantes! (Jer.
19:1, 10, 11.) En otra ocasión, él hizo un yugo y se lo puso al cuello para indicar que su pueblo sufriría la cruel
opresión de Babilonia (Jeremías, capítulos 27 y 28). Dios no manda hoy a los ancianos que acompañen su
enseñanza con ilustraciones tan gráficas; sin embargo, ¿no es cierto que agradecemos cuando entretejen su
enseñanza con ejemplos y experiencias adecuadas? Los ejemplos e imágenes bien pensados y oportunos son
tanto impactantes como motivadores.
jr. cap.15 Pág. 188 Párr. 11 - ¿Cómo mostró Jeremías buen juicio en su encuentro con Hananías?
b) ¿Qué beneficio produce mantenerse “reprimido bajo lo malo”?
11 Hay que tener presente que Jeremías no era un fanático. Actuaba con sensatez ante sus adversarios y
sabía cuándo retirarse. Así lo ilustra su encuentro con el falso profeta Hananías. Cuando este contradijo en
público la palabra profética de Jehová, Jeremías lo corrigió y explicó las características de un auténtico profeta.
Jeremías llevaba sobre el cuello un yugo de madera para simbolizar la servidumbre a la que Babilonia sometería
a los judíos. Enfurecido, Hananías le quitó el yugo y lo rompió. ¡Quién sabe de qué otra cosa hubiera sido capaz
este impostor! ¿Cuál fue la reacción de Jeremías? “El profeta procedió a irse por su camino.” Así es, Jeremías se
marchó. Más tarde, por mandato de Jehová, regresó con un mensaje para Hananías: Dios entregaría a los judíos
al dominio del rey de Babilonia y mataría a Hananías (Jer. 28:1-17).
12 De este pasaje inspirado se desprende que cuando predicamos, debemos equilibrar la valentía y el buen
juicio. Si alguien rehúsa aceptar los argumentos de las Escrituras y se enfurece, e incluso nos amenaza,
podemos excusarnos amablemente y pasar a la siguiente casa. No hay necesidad de enzarzarse en discusiones
acaloradas con nadie. Manteniéndonos “reprimido[s] bajo lo malo”, dejaremos la puerta abierta para ayudar a
dicho individuo en un momento más propicio (léase 2 Timoteo 2:23-25; Pro. 17:14).
jr. cap.13 Pág. 159 Párr. 11-13 -¿En qué se parecen nuestros tiempos a los de Jeremías? - ¿Qué interés
tienen para nosotros las promesas que Dios les hizo a algunos contemporáneos de Jeremías?
11 En el capítulo 28 de Jeremías leemos que durante el mandato de Sedequías, el falso profeta Hananías
contradijo lo que Jehová había declarado por boca de Jeremías, a saber, que Babilonia sometería a Jerusalén.
Pasando por alto la palabra divina, afirmó que el yugo de esclavitud que Nabucodonosor impondría a Judá y
otras naciones sería quebrado. Por dirección de Jehová, Jeremías expuso la mentira de Hananías, reiteró que
muchas naciones tendrían que servir a los babilonios y anunció la muerte del falso profeta ese año. Y fue así
(léase Jeremías 28:10-17).
12 Por supuesto, el blanco principal del mensaje profético de Jeremías fue la caída de Jerusalén. Vez tras vez,
el profeta advirtió que la ciudad sería demolida si los judíos no se arrepentían de su idolatría, injusticia y violencia
(Jer. 4:1; 16:18; 19:3-5, 15). Muchos creían que Jehová jamás haría algo así. Su templo estaba allí. ¿Cómo iba a
permitir que destruyeran aquel lugar sagrado? ¡Ni pensarlo! Pero Jehová no miente. Cumplió lo que tenía
pensado (Jer. 52:12-14).
13 El pueblo de Dios se halla hoy en una situación parecida a la de los fieles contemporáneos de Jeremías.
Sabemos que Jehová pronto traerá la ruina sobre los que desoyen sus advertencias; sin embargo, podemos
extraer ánimo de sus promesas proféticas, como hicieron aquellos judíos que apoyaron el culto verdadero. Por la
fidelidad de los recabitas a Jehová y a los mandatos de su padre, Dios dijo que sobrevivirían a la caída de
Jerusalén. Y fue cierto. La posterior mención de “Malkiya hijo de Recab”, quien colaboró en la reconstrucción de
Jerusalén durante el mandato del gobernador Nehemías, puede ser prueba de ello (Neh. 3:14; Jer. 35:18, 19).
Jehová también aseguró que protegería a Ébed-mélec por haber confiado en él y haber ayudado a Jeremías (Jer.
38:11-13; 39:15-18). Igualmente, prometió a Baruc, compañero de Jeremías, darle su “alma como despojo” (Jer.
45:1, 5). ¿Qué concluimos de la realización de todas estas profecías? ¿Qué hará Jehová por nosotros si le
somos fieles? (Léase 2 Pedro 2:9.)
it-1. hierro. Pág. 1141.
Uso figurado. El horno de hierro es un símbolo de opresión tiránica (Dt 4:20; 1Re 8:51; Jer 11:4), y los yugos
de hierro representan esclavitud inquebrantable. (Dt 28:48; Jer 28:13, 14.) En un sentido figurado, el hierro
simboliza dureza (Le 26:19; Dt 28:23), terquedad (Isa 48:4; Jer 6:28), fuerza (Jer 1:18; Da 7:7; Rev 9:9), poder
real y autoridad judicial. (Sl 2:9; Rev 2:27; 12:5; 19:15.)
w84 15/4 pág. 28, párr. 18 - ¿De qué manera estaba Semaya tratando de adelantarse a Jehová, y con qué
consecuencias para sí y su prole?
18 Semaya de Babilonia no quería esperar hasta que Jehová trajera liberación a los desterrados judíos, entre los
cuales él se contaba. Él no creía la profecía más temprana de Isaías 44:28 a 45:4, inclusive, acerca de Khoresh,
o Ciro el persa, que habría de derribar a Babilonia y restaurar a los desterrados judíos a su tierra natal. Por eso,
Semaya quería anticiparse a Jehová. Tramó el modo de efectuar la salvación de sí mismo y de sus compañeros
de destierro a su propia manera. Favoreció un proceder que resultaría en que el rey de Babilonia pusiera un
“yugo de hierro” sobre el cuello del Reino de Judá, que era un reino vasallo. (Jer. 28:13, 14) Por lo tanto, a
Semaya el sublevador no le vendría liberación alguna. ¡Su prole sería cortada, y no participaría en la restauración
de Israel!
w05 15/4 pág. 28,29, párr. 11 - ¿En qué sentido fue Dios “como los que alzan un yugo”?
11 En sus relaciones con los israelitas, Jehová “lleg[ó] a ser para ellos como los que alzan un yugo de sus
quijadas, y con dulzura llev[ó] alimento a cada uno”. Dios actuó como quien levanta o retira un poco el yugo de un
animal para que este coma con facilidad. Fue al quebrar su yugo de sumisión a Jehová cuando el pueblo de
Israel vino a estar bajo el yugo de sus enemigos (Deuteronomio 28:45, 48; Jeremías 28:14). En cuanto a
nosotros, no caigamos nunca en las garras de nuestro peor enemigo, Satanás, ni suframos los dolores de su
opresivo yugo; más bien, sigamos andando lealmente con nuestro amoroso Dios.

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.