lunes, 9 de abril de 2012

Texto Diario Martes 10-04-2012.-Un cuerpo hay, y un espíritu (Efe. 4:4).

Un cuerpo hay, y un espíritu (Efe. 4:4).
En vista de que somos imperfectos, es fácil que surjan problemas cuando trabajamos juntos. Por ejemplo, ¿qué puede suceder si un hermano apacible, pero impuntual, tiene que colaborar en la congregación con un hermano puntual, pero irritable? Es probable que cada uno se concentre en los defectos del otro y se olvide de los suyos propios. ¿Qué deben hacer ambos para cooperar en armonía? Cultivar las actitudes que recomendó Pablo. Al leer sus recomendaciones, fijémonos primero en cómo les ayudarían a dichos hermanos a conservar la unidad y luego en cómo nos ayudarán a nosotros. El apóstol escribió: "Les suplico que anden de una manera digna [...], con completa humildad mental y apacibilidad, con gran paciencia, soportándose unos a otros en amor, esforzándose solícitamente por observar la unidad del espíritu en el vínculo unidor de la paz" (Efe. 4:1-3). Es imprescindible aprender a servir a Jehová en armonía con nuestros hermanos a pesar de las imperfecciones, pues la congregación es el único lugar donde encontraremos cristianos verdaderos. w10 15/9 3:6, 7

--
La hierba verde se ha secado,la flor se ha marchitado,pero en cuanto a la palabra de nuestro Dios JEHOVÁ,Durara hasta tiempo indefinido.  ISAIAS 40;8

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.