sábado, 19 de mayo de 2012

GOG


GOG
No se sabe con certeza el significado de este nombre.
1. Descendiente de Rubén. (1Cr 5:3, 4.)
2. El nombre se halla en los capítulos 38 y 39 de Ezequiel, donde se aplica al caudillo de un asalto internacional, semejante a una tormenta, contra el pueblo de Dios. El ataque ocurre después que Jehová ha recogido a su pueblo de las naciones y los ha devuelto a las “montañas de Israel”, previamente devastadas. Debido a que moran en seguridad, sin ninguna señal visible de protección, y disfrutan de abundante prosperidad, Gog es atraído a lanzar un ataque malvado y furibundo contra ellos. Con este fin, congrega a un vasto ejército de muchas naciones; pero su ataque hace estallar la ira de Jehová, lo que provoca una terrible derrota y destrucción de Gog y toda su muchedumbre. Sus cadáveres llegan a ser alimento para los pájaros y las bestias, y sus huesos son enterrados en el valle al que después se llama el valle de la Muchedumbre de Gog (literalmente, valle de Hamon-Gog).
El origen y el propósito del ataque. El ataque tiene su origen muy lejos de la tierra de Israel. Gog es “de la tierra de Magog”, situada en “las partes más remotas del norte”. (Eze 38:2, 15.) Es “el cabecilla principal [“gran príncipe”, CI; “príncipe soberano”, NC, Val] de Mesec y Tubal” (38:2, 3). Algunas traducciones dicen en este texto “príncipe de Ros, Mesec y Tubal” (BAS, Mod), entendiendo que “Ros [término hebreo para “cabeza”]” se refiere a un país o pueblo. Sin embargo, en ninguna otra parte de la Biblia se da este nombre a una tierra o pueblo. Mesec y Tubal, al igual que Magog, son nombres dados a los hijos de Jafet (Gé 10:2), y las tres tierras que llevan este nombre están situadas al N. de Israel. (Véanse MAGOG núm. 2; MESEC núm. 1; TUBAL.) Otros miembros de las fuerzas atacantes del N., también jaféticos, eran: Gómer y Togarmá (quienes, al parecer, fueron los progenitores de los antiguos cimerios y armenios, respectivamente). La Persia jafética estaba situada al NE., pero en la conspiración entraron también los miembros camíticos del S.: Etiopía y Put, que se hallaban en África. (Eze 38:4-6, 15.) Por consiguiente, el papel de Gog es el de comandante de una imponente fuerza de ataque que ejerce gran presión para aplastar como en un torno al pueblo de Jehová.
Se dice que Israel está “morando en el centro de la tierra”. (Eze 38:12.) El antiguo Israel no solo estaba situado en un punto central con referencia a los continentes euroasiático y africano, sino que también era el centro de la adoración pura del Dios verdadero, y Él lo consideraba como la “niña de su ojo”. (Dt 32:9, 10; Zac 2:8.)
Jehová declara que ‘pondrá garfios en las mandíbulas de Gog’ y lo conducirá a este ataque. (Eze 38:4; compárese con 2Re 19:20, 21, 28.) Sin embargo, la profecía muestra claramente que este ya es el deseo de Gog y que el proyecto sale de su propio corazón. (Eze 38:10, 11.) No obstante, Jehová provoca a Gog restaurando al pueblo que lleva Su nombre y haciendo que vuelva y prospere. Esto incita a Gog a manifestar su maldad hacia el pueblo de Dios y voluntariamente se precipita en un proceder que le acarrea destrucción rápida a él y a todos sus asociados. Al derrotar y aniquilar a Gog y a sus fuerzas, Jehová magnifica y santifica su propio nombre ante todos los observadores. (Eze 38:12-23; 39:5-13, 21, 22; compárese con Joe 3:9-17.)
Identificación de Gog. A las tierras y pueblos mencionados en la profecía sobre Gog se les puede identificar en la Biblia y hasta cierto grado en la historia seglar, pero no se ha podido relacionar a Gog con ningún gobernante terrestre histórico. Con mucha frecuencia se le relaciona con Giges, quien fue rey de Lidia, en la parte occidental de Asia Menor, y que aparece con el nombre de Guggu en los registros del monarca asirio Asurbanipal. (Ancient Records of Assyria and Babylonia, de D. Luckenbill, 1927, vol. 2, págs. 297, 351, 352.) Sin embargo, Giges había muerto décadas antes de que Ezequiel escribiera su profecía, por lo que esta identificación resulta inaceptable. A esto hay que añadir que la profecía misma sitúa el ataque de Gog “en la parte final de los años”. (Eze 38:8, 16; compárese con Isa 2:2; Jer 30:24; 2Ti 3:1.) De modo que el nombre de Gog debe ser enigmático o simbólico y no corresponde a ningún rey o caudillo humano conocido.
Los hechos muestran que la profecía se cumpliría en un período llamado en otras ocasiones “el tiempo del fin”. (Da 11:35; 12:9; compárese con Rev 12:12.) Los comentaristas y eruditos bíblicos por lo general reconocen que la profecía se refiere al período del Reino mesiánico. Por ejemplo, The New Schaff-Herzog Encyclopedia of Religious Knowledge (edición de S. Jackson, 1956, vol. 5, pág. 14) señala: “Gog aparece como el caudillo del último ataque de las potencias mundiales al Reino de Dios”. Puesto que no hay pruebas de que se cumpliera en el Israel natural, es lógico pensar que su cumplimiento durante “la parte final de los días” está relacionado con el Israel espiritual, los miembros de la congregación cristiana (Ro 2:28, 29; Gál 6:16), a quienes el apóstol Pablo llama hijos de la “Jerusalén de arriba”, y que son dirigidos por ella. (Gál 4:26.) Todos estos puntos nos ayudan a llegar a la correcta identificación de Gog.
El libro de Revelación suministra ayuda adicional. Las visiones proféticas allí registradas predijeron que aumentaría notablemente la persecución contra la congregación cristiana por parte del dragón simbólico, Satanás el Diablo. Esto acontecería una vez que se le arrojara de los cielos a la región de la Tierra junto con sus demonios, una acción que realizó el reino de Dios por medio de Cristo cuando empezó a ejercer autoridad real. (Rev 12:5-10, 13-17.) En estas visiones se pone de relieve la concentración de las naciones terrestres contra Dios, su Hijo y sus siervos fieles sobre la Tierra, así como también la derrota y desolación total de tales fuerzas enemigas. (Rev 16:13-16; 17:12-14; 19:11-21.) El que los pájaros banqueteen con los cadáveres de tales enemigos del gobierno del Reino de Cristo tiene una correspondencia con el relato de Ezequiel. (Compárese Eze 39:4, 17-20 con Rev 19:21.)
Según Revelación, la figura central o caudillo del ataque mundial contra el Reino mesiánico y sus súbditos es Satanás el Diablo. Esta es la única persona del registro bíblico de quien se puede decir que encaja perfectamente con la descripción y el papel que tiene ‘Gog de Magog’ en la profecía de Ezequiel. De modo que la profecía registrada en Ezequiel con respecto a Gog predice un ataque malicioso y extendido por toda la Tierra contra el pueblo de Dios, ataque maquinado y dirigido por el degradado Satanás el Diablo. La profecía también revela que este ataque provoca la completa aniquilación de tales fuerzas satánicas por medio del impresionante poder de Dios. (Eze 38:18-22.)
Entierro de la muchedumbre de Gog. El entierro de “Gog y toda su muchedumbre” tiene lugar en “el valle de los que van pasando, al este del mar”. (Eze 39:11.) La Nueva Biblia Española lo traduce como “la nava de Abarín, al este del Mar Muerto”. El nombre Abarim aparece en Números 33:47, 48, y hace referencia a las montañas que están al E. del mar Muerto. (Véase ABARIM.) En esta región encontramos dos valles profundos o gargantas, el Arnón y el Zered. El Arnón tiene unos 3 Km. de ancho en su parte superior y unos 520 m. de profundidad. Pero el Zered es un cañón aún más gigantesco; algunos de sus escarpados acantilados tienen alrededor de 1.190 m. de profundidad. Ambos valles pueden usarse como representación de este lugar de entierro profético; el Arnón por encontrarse al E. del mar, y el Zered, situado al SE., porque era el más transitado. No obstante, ya que la escena que se representa es simbólica, no es necesaria la existencia de tal valle. Este entierro en un lugar profundo cerca del mar Muerto tiene también un paralelo con el relato de Revelación, que dice que a los opositores del reino de Dios se les arrojará al lago de fuego simbólico y que a Satanás se le abismará. (Rev 19:20; 20:1-3.)
¿Es el Gog de Revelación el mismo que el de Ezequiel?
3. Revelación 20:8 también habla de ‘Gog y Magog’. Sin embargo, aquí no se hace referencia a un comandante o gobernante individual. Se aplican ambos nombres a “aquellas naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra” y que se dejan extraviar por Satanás después que este es libertado del “abismo” simbólico. Puesto que otros textos enseñan que el gobierno milenario de Cristo pone fin a los gobiernos nacionales y a las divisiones (Da 2:44; 7:13, 14), parece que tales “naciones” son el producto de la rebelión contra su dominación sobre toda la Tierra. Avanzan “sobre la anchura de la tierra” para rodear “el campamento de los santos y la ciudad amada”. Esto acontece después que el gobierno milenario de Cristo Jesús sobre la Tierra llega a su término. (Rev 20:2, 3, 7-9.)
El uso de los nombres ‘Gog y Magog’ sirve para destacar ciertas analogías entre esta situación posterior al milenio y el ataque anterior (antes de que Satanás fuese abismado). Por ejemplo: tanto en Ezequiel como en Revelación los opositores son numerosos (los de Revelación son un número indefinido: “Como la arena del mar”), el ataque es el resultado de una conspiración muy extendida y se dirige contra los siervos de Dios cuando se encuentran en un estado de gran prosperidad. De modo que es muy oportuno el uso de la expresión ‘Gog y Magog’ con referencia a aquellos a quienes se conduce a una rebelión después del milenio. Por supuesto, su fin es la destrucción completa. (Rev 20:8-10, 14.)

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.