domingo, 10 de junio de 2012

Programa de la Escuela del Ministerio Teocrático 2012.-11 de jun. Lectura de la Biblia: Lamentaciones 1 y 2

11 de jun. Lectura de la Biblia: Lamentaciones 1 y 2 
Núm. 1: Lamentaciones 2:11-19 
Núm. 2: ¿De que maneras esta el hombre ―arruinando la tierra‖? (Rev.11:18) 
Núm. 3: ¿Se dio honor especial a María en la congregación cristiana del siglo primero? (rs pág. 232 párr. 5—pág. 233 
párr. 4)
Lectura de la Biblia: Lamentaciones 1 y 2
*** w07 1/6 págs. 8-9 Puntos sobresalientes del libro de
Lamentaciones ***
1:15. ¿En qué sentido "ha pisado [Jehová] el
mismísimo lagar que pertenece a la virgen hija de
Judá"? Al arrasar la ciudad —asemejada a una virgen—, 
los babilonios hicieron correr tanta sangre que parecía 
como si se estuviera pisando uvas en un lagar. Puesto que 
fue el mismo Jehová el que predijo y permitió esta 
aniquilación, podía decirse que él había ‗pisado el lagar'.
2:1. ¿De qué manera fue „arrojada del cielo a la
tierra la hermosura de Israel‟? En vista de que ―los cielos 
son más altos que la tierra‖, a veces se representa la 
humillación de las cosas encumbradas diciendo que son 
‗arrojadas del cielo a la tierra'. ―La hermosura de Israel‖ —
el esplendor y poder de que gozaba cuando tenía la 
bendición de Jehová— fue ‗arrojada' al quedar destruida 
Jerusalén y desolada la tierra de Judá (Isaías 55:9).
2:1, 6. ¿Qué son el "escabel" y la "cabaña" de
Jehová? El salmista cantó: ―Entremos en su magnífico 
tabernáculo; inclinémonos ante el escabel de sus pies‖ 
(Salmo 132:7). Por lo tanto, el ―escabel‖ de Lamentaciones 
2:1 es el templo, o casa de adoración, de Jehová. Los 
babilonios ―quemar[on] la casa de Jehová‖ como si fuera 
una cabaña, o una simple choza, en medio de un jardín 
(Jeremías 52:12, 13).
2:16, 17. Siguiendo el orden del alfabeto hebreo,
¿no debería comenzar el versículo 16 con la letra ‛á·yin
y el 17 con la letra pe‟? Al componer poemas de este 
estilo, los escritores inspirados solían seguir el orden 
alfabético, pero no a costa de sacrificar la  naturalidad. 
El significado del contenido era más importante que 
ceñirse a una técnica literaria cuyo único objetivo era 
facilitar la memorización. La inversión del orden de estos 
dos caracteres se da también en los cantos tercero y 
cuarto (Lamentaciones 3:46, 49; 4:16, 17).
2:17. ¿Qué "dicho" en particular tocante a
Jerusalén realizó Jehová? Al parecer, aquí se hace 
referencia a Levítico 26:17, donde dice: ―Fijaré mi rostro 
contra ustedes, y ciertamente serán derrotados delante de 
sus enemigos; y simplemente los pisotearán aquellos que 
los odian, y ustedes realmente huirán cuando nadie los 
esté persiguiendo‖.
1:1-9. Jerusalén da rienda suelta al llanto durante la 
noche, y las lágrimas corren por sus mejillas. Sus puertas 
están desoladas, gimen sus sacerdotes, sus vírgenes 
están afligidas y ella misma está llena de amargura. ¿Cuál 
es la causa de tanto sufrimiento? Su infame pecado. 
Su inmundicia está en sus faldas. El fruto del pecado 
no es felicidad, sino lágrimas, suspiros, aflicción y 
amargura.
1:18. Jehová es siempre justo al castigar a los 
transgresores.
2:20. A los israelitas se les advirtió que si 
no escuchaban la voz de Jehová, les sobrevendrían 
maldiciones, entre ellas la de tener que comerse ‗la carne 
de sus hijos e hijas' (Deuteronomio 28:15, 45, 53). ¡Qué 
gran insensatez es desobedecer a Dios!
Núm. 1: Lamentaciones 2:11-19 
Núm. 2: ¿De que maneras esta el hombre ―arruinando la tierra‖? (Rev.11:18)
*** w90 1/7 págs. 5-6 Cómo se salva de la ruina a la Tierra
***
UNA vez antes en la historia humana Dios salvó de la 
ruina a manos del hombre a la Tierra. Lo hizo mediante un 
diluvio que cubrió todo el planeta en los días de Noé. No hay 
indicación escrita de que en aquel tiempo el hombre estuviera 
arruinando el ambiente físico. Pero la Tierra fue arruinada de 
otra manera hasta tal grado que Dios vio necesario actuar 
con la mayor severidad.
La Biblia informa: ―La tierra llegó a estar arruinada a la 
vista del Dios verdadero, y la tierra se llenó de violencia. De 
modo que Dios vio la tierra y, ¡mire!, estaba arruinada, porque 
toda carne había arruinado su camino sobre la tierra‖. 
(Génesis 6:4, 11, 12.) Sí, en los días de Noé Dios consideró 
arruinada la Tierra debido a la violencia e iniquidad de la 
humanidad.
De manera similar, cuando el Israel antiguo empezó a 
entrar en la Tierra Prometida, Dios advirtió: ―No deben 
corromper la tierra en que están; porque la sangre es lo que 
corrompe la tierra [...] Y no debes contaminar la tierra‖. 
(Números 35:33, 34.) Por consiguiente, Canaán había sido 
arruinada por la culpa de derramamiento de sangre de sus 
habitantes. Un ejemplo horripilante de eso era su práctica de 
sacrificar niños a sus dioses.Además, los cananeos eran crasamente inmorales, y 
aquello también afectó la manera como Dios veía aquella 
tierra. Él advirtió a Israel: ―No se hagan inmundos por medio 
de ninguna de estas [prácticas inmorales], porque por medio 
de todas estas cosas se han hecho inmundas las naciones 
que voy a enviar de delante de ustedes. En consecuencia la
tierra está inmunda, y [...] la tierra vomitará a sus habitantes‖. 
(Levítico 18:24, 25.) La inmoralidad y el derramamiento de 
sangre arruinaron a Canaán a tal grado que Dios destruyó a 
las naciones cananeas.
El arruinamiento de la Tierra
¿Qué hay de nuestros días? ¿Acaso no vivimos en una 
época en que también cunden en desenfreno la violencia, el 
derramamiento de sangre y la inmoralidad? Prescindiendo de 
lo que el hombre haga para tratar de reparar el daño que ha 
causado a la Tierra física, nunca podrá restaurar la vida a los 
aproximadamente cien millones de personas que han muerto 
en las guerras de este siglo; tampoco puede resucitar a los 
millones que han sido asesinados por criminales ni a las 
muchísimas tristes víctimas que mueren de hambre. 
Ciertamente no puede devolver la vida a los bebés no 
nacidos que son abortados, cuya cifra es de unos cuarenta a 
sesenta millones cada año. ¿Podemos dudar que la Tierra 
esté siendo arruinada a la vista de Dios por esas razones... 
además de por la inmoralidad desenfrenada de hoy día?
La razón nos dice que pronto Dios tendrá que actuar para 
salvar de las actividades ruinosas del hombre a la Tierra, y la 
profecía bíblica confirma eso. Pero ¿qué hará? La Biblia dice 
que ‗causará la ruina de  los que están arruinando la tierra'. 
(Revelación 11:18; compárese con Mateo 24:3-14.) Tal como 
un propietario desahucia a un inquilino destructivo, así 
―desahuciará‖ Dios a los que arruinan su hermosa creación, la 
Tierra.
La Biblia declara: ―En cuanto a los inicuos, serán cortados 
de la mismísima tierra; y en cuanto a los traicioneros, serán 
arrancados de ella‖. (Proverbios 2:22.) La Biblia llama 
Armagedón a esta venidera acción divina. (Revelación 16:16.) 
Jesús también la llamó una ―gran tribulación como la cual no 
ha sucedido una desde el principio del mundo hasta ahora, 
no, ni volverá a suceder‖. (Mateo 24:21.) Será aun mayor que 
el Diluvio.
¿Es esta una solución extremada o injusta? No; Dios, 
Creador de la Tierra, tiene el derecho de decidir quién 
habitará en ella. También tiene el derecho de considerar 
responsable de sus acciones al hombre. Además, si Dios 
permite que el hombre siga su derrotero en desenfreno, la 
Tierra será arruinada para todos, y será imposible vivir en 
ella. Por otra parte, al ―causar la ruina de los que están 
arruinando la tierra‖ Dios conservará nuestra herencia 
terrestre para los que la aprecian. La Biblia promete: ―Porque 
los rectos son los que residirán en la tierra, y los exentos de 
culpa son los que quedarán en ella‖. (Proverbios 2:21.)
Con la ayuda de Dios, millones de personas han podido 
mantenerse sin culpa porque quieren quedar en la Tierra para 
disfrutar de la creación de Dios. También siguen las elevadas 
normas morales de Dios, y evitan la violencia y la culpa, hasta 
indirecta, por el derramamiento de sangre. Por consiguiente, 
en este sentido importante no participan en arruinar la Tierra.
Núm. 3: ¿Se dio honor especial a María en la congregación cristiana del siglo primero? (rs pág. 232 párr. 5—pág. 233 
párr. 4) 
*** rs pág. 232 - pág. 233 María (Madre de Jesús) ***
¿Se dio honor especial a María en la congregación
cristiana del primer siglo?
El apóstol Pedro no hace mención alguna de ella en 
sus escritos inspirados. El apóstol Pablo no usó el nombre 
de ella en sus cartas inspiradas, sino que se refirió a ella 
simplemente como ―una mujer‖. (Gál. 4:4.)
¿Qué ejemplo dio Jesús mismo al referirse a su
madre?
  Juan 2:3, 4,  BJ: ―Como faltara vino [en una fiesta de 
bodas de Caná], le dice a Jesús su madre: ‗No tienen 
vino.' Jesús le responde: ‗¿Qué tengo yo contigo, mujer 
[―¿qué nos va a mí y a ti‖, FS]? Todavía no ha llegado mi 
hora.'‖ (De niño, Jesús se sometió a su madre y a su 
padre adoptivo. Pero ahora que estaba crecido rechazó de 
manera bondadosa, pero con firmeza, la dirección de 
María. Ella, humildemente, aceptó la corrección.)
  Luc. 11:27, 28,  BJ: ―Estando él [Jesús] diciendo estas 
cosas, alzó la voz una mujer del pueblo, y dijo: ‗¡Dichoso el 
seno que te llevó y los pechos que te criaron!' Pero él dijo: 
‗Dichosos más bien los que oyen la palabra de Dios y la 
guardan.'‖ (Esta ciertamente habría sido una excelente 
oportunidad para que Jesús rindiera honor especial a su 
madre, si hubiera sido lo apropiado. Él no hizo tal cosa.)
¿Qué origen histórico tiene el culto especial a María?
El sacerdote católico Andrew Greeley dice: ―María es 
uno de los símbolos religiosos más poderosos de la 
historia del mundo occidental. [...] El símbolo de María 
vincula al cristianismo directamente con las religiones 
antiguas de las diosas madres‖. (The Making of the
Popes 1978 [La formación de los papas, 1978], 
E.U.A., 1979, pág. 227.)
Es interesante notar dónde se confirmó la enseñanza 
de que María fuera la madre de Dios. ―El Concilio de Éfeso 
se reunió en la basílica de la Theotokos en 431. Allí, más 
que en cualquier otro sitio, en una ciudad tan famosa por 
su devoción a  Artemisa, o Diana, como los romanos la 
llamaban, donde, según se dice, su imagen había caído 
del cielo, bajo la sombra del gran templo dedicado a la 
Magna Mater desde 330 a. de J.C., y que contuvo, según 
la tradición, una residencia temporera de María, era casi 
imposible que no se sostuviera el título de ‗La que dio a luz 
a Dios.'‖ (The Cult of the Mother-Goddess [El culto de la 
Diosa-Madre], Nueva York, 1959, E. O. James, pág. 207.)

--
La hierba verde se ha secado,la flor se ha marchitado,pero en cuanto a la
palabra de nuestro Dios JEHOVÁ,Durara hasta tiempo indefinido.  ISAIAS 40;8
http://burgara-despertadatalaya.blogspot.com
http://groups.yahoo.com/group/gb_mp
burgara@gmail.com




Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.