domingo, 3 de junio de 2012

puntos sobresalientes jeremias 49 a 50

Puntos sobresalientes de Jeremías 49 y 50

1-(Jeremías 49:6), Es probable que Ciro, el conquistador de Babilonia, permitiera que los exiliados ammonitas, junto con los de otras naciones, regresaran a su tierra natal.

2-(Jeremías 49:7) Se presenta a Temán como centro de la sabiduría edomita, tal vez debido al contacto y comunicación regular con los viajeros procedentes de Oriente. El lugar se hizo famoso por la sabiduría de sus habitantes. Uno de los tres “compañeros” que visitaron y criticaron a Job en su penuria era edomita, a saber, Elifaz el temanita. (Job 2:11)

3-(Jeremías 49:7-10) Edom llegaría a ser como Sodoma y Gomorra. Eso significaba quedaría desolada para siempre, borrada de la existencia .

4- (Jeremías 49:15-16) El nido del águila , por lo general puede estar en un árbol alto o sobre el risco de un acantilado o de un cañón rocoso. Con el paso de los años, puede llegar a tener 2 m. de alto. Jeremías, en su mensaje contra el encumbrado reino de Edom, en las escarpadas montañas del Arabá también usa de manera figurada la aparente seguridad e inaccesibilidad del nido del águila.
Posición estratégica. Moisés solicitó permiso para que Israel viajase a través de Edom por “el camino del rey”. (Nú 20:17.) Este camino, generalmente llamado “el camino real”, debió ir desde el golfo de ‛Aqaba hasta Damasco, en Siria, atravesando Edom por las altas mesetas que bordean el lado oriental del Arabá. En ese camino se encontraban las ciudades principales de Edom. (Gé 36:33.) Una ruta salía del Négueb hacia el Este pasando por Ma‛an, en el límite del desierto de Arabia, donde conectaba con otra ruta que iba de Norte a Sur. Por estos caminos se transportaban ricas mercancías procedentes de Egipto, Arabia, Siria y Mesopotamia. El impuesto que se recaudaba por el paso de las caravanas de camellos o asnos que atravesaban los caminos probablemente contribuyó de forma considerable a la riqueza de Edom. Asimismo, es posible que los fatigados viajeros del desierto que paraban en Edom también pagaran por recibir comida y posada.
La escarpada ladera de la meseta que estaba enfrente del Arabá proveía por aquel lado una buena protección a la principal plaza fuerte edomita. El profundo cañón del valle de Zered impedía la invasión desde Moab. (Nótese, sin embargo, Am 2:1.) Al E., una serie de fortalezas protegían la parte más vulnerable, la que daba al desierto, de los ataques de los madianitas y de otras tribus nómadas. Además, las gargantas que penetran tanto en las montañas como en las mesetas presentan paredes abruptas de arenisca roja que se convierten en desfiladeros inaccesibles. Con razón la profecía de Jehová por medio de Jeremías dice que los edomitas ‘residían confiados en los retiros del peñasco’, y que ‘tenían la altura de la colina’, como un águila en su nido.

5- (Jeremías 49:17-18) ¿Dónde hallamos el nombre Edom hoy día? ¿En los mapas modernos? No. Las palabras Edom y edomitas aparecen principalmente en los libros de historia antigua o historia bíblica, o en los mapas que representan la época. Según Flavio Josefo, los edomitas fueron forzados a aceptar el judaísmo en el siglo II antes de nuestra era; y cuando Jerusalén fue destruida en el año 70 de nuestra era, desaparecieron como un pueblo con identidad propia.

6-(Jer 49:21.) En una declaración formal de calamidad contra Edom, se dice que su alarido se oiría en el mar Rojo. Esto es entendible, ya que la parte S. del territorio edomita limitaba con el mar Rojo (1Re 9:26), es decir, con su brazo nororiental, el golfo de ‛Aqaba. Los límites de Israel también se extendían hasta el mar Rojo.

7- ( Jeremías 49:22) ”La aguda visión del ojo cazador se debe a la proyección del reflejo del objeto sobre un denso grupo de células puntiagudas de forma cónica. Esta minúscula agrupación en el fondo del globo ocular absorbe los rayos de luz del objeto por medio de miles de puntos, y transmite al cerebro una imagen clara. Para casi todos los cazadores, como la mofeta, el puma y nosotros mismos, es suficiente un único punto de conos, pues al mirar adelante nos acercamos en línea recta al objeto de nuestra mirada. Pero no es así en el caso del águila o del halcón; estos pueden lanzarse en picado desde lejos al divisar al conejo entre la hierba gracias al nítido enfoque de los conos de sus ojos. Esta caída causa que la imagen del blanco se desplace en el fondo del globo ocular según una línea curva. Este desplazamiento de la imagen se ha planeado precisamente para el ojo del águila, de modo que posee los conos en línea curva en vez de agrupados en un punto. Por esta razón, cuando se lanza en picado, el águila mantiene constantemente enfocado al conejo que está en la hierba.”

8-(Jer 49:23-27 ) Jeremías predijo que Damasco, en un tiempo en la cumbre, sería desolada como resultado del mal informe procedente de Hamat y Arpad, en el N. de Siria, probablemente un informe relacionado con la conquista violenta de los reinos arameos por los ejércitos babilonios de Nabucodonosor que avanzaban. (.) Damasco, la joya del desierto, no escaparía a los efectos de aquella conquista. Más adelante se incluye a Damasco en una declaración adversa que pronunció Zacarías, el profeta de Jehová, en 518 a. E.C. Es probable que esta profecía se cumpliese en tiempos de Alejandro Magno, quien ocupó Siria y Fenicia después de su victoria en la batalla de Isos en 333 a. E.C.

9-(Jer 49:36 ) La expresión “desde las cuatro extremidades de los cielos” debe referirse a los cuatro puntos cardinales, con lo que se quiere dar a entender la totalidad de la Tierra. ( Da 8:8; 11:4; Mt 24:31; Mr 13:27.) Como los cielos rodean la Tierra por todos lados, el que Jehová vea todo lo que está “bajo los cielos enteros” significa que ve todo el planeta. (Job 28:24.)

10- (Jeremías 50:2) Esto sucedió cuando este dios no consiguió mantener la dignidad de la potencia mundial babilonia, y como los conquistadores de Babilonia adoraban otras deidades, el futuro de Merodac se presentó incierto. Entre las profecías de Jeremías que ya se han cumplido figura la de la caída de un gran imperio: el imperio mundial de la religión falsa, “Babilonia la Grande”,en 1919.

11-(Jer 50:7) Cuando el pueblo de Dios fue infiel, Él permitió que sus adversarios lo atacaran y derrotaran. Sin embargo, como los enemigos sacaron conclusiones equivocadas de estas victorias, y se las atribuyeron a ellos mismos y alabaron a sus dioses, o pensaron que no tendrían que rendir cuentas por cómo habían tratado al pueblo de Jehová. Él tuvo que humillar a estos orgullosos y jactanciosos adversarios. Hizo esto por motivo de su santo nombre.

12-(Jeremías 50:9) Puesto que son varios los países y reinos a los que se ubica en el “norte”, el contexto, así como otros textos relacionados, suelen ser útiles para determinar lo que se quiere decir por “norte” o “desde la tierra del norte”. Isaías 21:2, 9 y Daniel 5:28 muestran que las naciones de “la tierra del norte” mencionadas en Jeremías 50:9 incluyen a los medos, persas y elamitas. Parece ser que a las naciones que atacaban a Babilonia se las consideraba un ejército unido o enemigo común de Babilonia, “una congregación”. Muchas de las naciones implicadas estaban lejos, al N. de Babilonia (Jer 51:27, 28), y al menos gran parte de Media estaba al NE. de Babilonia. Asimismo, el ataque debió venir desde el Norte, puesto que Ciro detuvo el curso del río al Norte de la ciudad.

13-(Jer 50:11.) Jeremías habla simbólicamente de la nación de Egipto cuando disfrutaba de prosperidad y estaba bien alimentada en su tierra, como de “una novilla muy bella”; sin embargo, profetizó que sería derrotada. El mismo profeta también compara a los conquistadores babilonios del pueblo de Dios con una novilla que escarba en la hierba tierna debido a su alborozo por la captura de Israel. Pero también le esperaba un futuro sombrío.

14- (Jeremías 50:29)Todavía queda por cumplirse en nuestro tiempo la promesa de que Jehová ejecutará venganza sobre la religión falsa por maltratar a su pueblo, ‘pagándole conforme a todo lo que ha hecho’.

15-(Jeremías 50:38,40) Jeremías pronosticó el fin de la nación que conquistaría Egipto, la propia Babilonia. Con un siglo de antelación predijo certeramente que Babilonia caería de manera repentina. ¿Cómo? Sus aguas protectoras se ‘secarían’ y sus valientes cesarían de pelear. Dichas profecías se verificaron hasta el último detalle cuando los medos y los persas desviaron las aguas del Éufrates, vadearon la corriente y penetraron en la ciudad, tomando a los babilonios por sorpresa. Otro aspecto igualmente significativo es que la ciudad se convertiría en un terreno estéril o yermo. La desolación en la que hoy se halla la otrora poderosa Babilonia testifica la exactitud de la profecía divina.

Jehová había predicho “una devastación sobre sus aguas” y que estas ‘tenían que secarse’. En fiel cumplimiento de la profecía, Ciro desvió el caudal del río Éufrates varios kilómetros al norte de Babilonia. A continuación, sus tropas avanzaron por el lecho del río, subieron la cuesta que llegaba hasta el muro y entraron sin dificultad en la ciudad, pues las puertas de cobre se habían quedado abiertas. Como “un ave de rapiña” que se abalanzara veloz sobre su presa, este gobernante que llegó “desde el naciente” (es decir, desde el este) conquistó Babilonia en una sola noche.
Para los judíos cautivos en Babilonia, la victoria de Ciro supuso la liberación que por tanto tiempo habían esperado y el fin de los setenta años de desolación de su tierra natal. Podemos imaginarnos la emoción que debieron sentir cuando Ciro hizo pública una proclama que les permitía regresar a Jerusalén y reconstruir el templo. Además, Ciro les restituyó los utensilios sagrados del templo que Nabucodonosor.
se había llevado a Babilonia, les otorgó permiso real para importar madera del Líbano y destinó fondos de la casa del rey para financiar las obras (Esdras 1:1-11;

16-(Jer 50:41-43) Cuando Jeremías profetizó la derrota de la poderosa Babilonia, dijo que los informes que llegarían al rey de Babilonia sobre un pueblo del N. harían que tuviera fuertes dolores, como una mujer durante el parto. Esta profecía se cumplió cuando Ciro fue contra Babilonia y en especial cuando la misteriosa escritura apareció en la pared durante el banquete del rey babilonio Belsasar. El profeta Daniel le interpretó esta escritura a Belsasar como un presagio de la caída inminente de Babilonia ante los medos y los persas.

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.