sábado, 23 de junio de 2012

Seol—Hades


Seol—Hades
El Seol es el equivalente hebreo del Hades griego
Sal. 16:10 “No dejarás mi alma en el Seol [“Hades,” LXX].”
Hech. 2:25-27 “David dice tocante a él: ‘Tenía a Jehová constantemente ante mis ojos; porque está a mi diestra para que nunca sea yo sacudido. A causa de esto se alegró mi corazón y se regocijó mucho mi lengua. Además, aun mi carne residirá en esperanza; porque no dejarás mi alma en el Hades [hebreo: sheol], ni permitirás que el que te es leal vea corrupción.’”
Se dice que el Seol-Hades es un lugar bajo
Deu. 32:22 “Se ha encendido un fuego en mi cólera y arderá hasta el Seol, el lugar más bajo.”
Job 11:7, 8 “¿Puedes sondear las cosas profundas de Dios, o puedes sondear hasta el mismísimo límite del Todopoderoso? Es más alta ella que el cielo. ¿Qué puedes lograr? Es más profunda que el Seol. ¿Qué puedes saber?”
Pro. 9:18 “Él no ha llegado a saber que allí se hallan los que están impotentes en la muerte, que los llamados por ella están en los lugares bajos del Seol.”
El Seol está en el polvo de la Tierra
Job 17:13-16 “Si sigo esperando, el Seol es mi casa; en la oscuridad tendré que tender mi canapé. Al hoyo tendré que gritar: ‘¡Tú eres mi padre!’ A la cresa: ‘¡Mi madre y mi hermana!’ Así es que ¿dónde, pues, está mi esperanza? Y mi esperanza... ¿quién es el que la contempla? A las rejas del Seol ellas descenderán, cuando nosotros, todos juntos, tengamos que descender al polvo mismo.”
Núm. 16:33 “Así es que abajo fueron ellos, y todos los que les pertenecían, vivos al Seol, y la tierra fue cubriéndolos, de modo que perecieron de en medio de la congregación.”
El Seol-Hades es el sepulcro o la sepultura (la sepultura común de todo el género humano, no un sepulcro individual)
Job 14:13 “¡Oh que en el Seol [“la sepultura,” Mod] me ocultases, que me mantuvieses secreto hasta que tu cólera se volviera atrás, que me fijaras un límite de tiempo y te acordaras de mí!”
Rev. 20:13 “La muerte y el Hades [“el sepulcro,” Mod] entregaron los muertos que había en ellos.”
Vea también el encabezamiento principal “Infierno de fuego,” páginas 252, 253.
En los idiomas originales se usan diferentes palabras para referirse a sepulturas, sepulcros o tumbas
Jue. 16:31 “Más tarde sus hermanos y toda la casa de su padre bajaron y lo alzaron y lo subieron y lo enterraron entre Zora y Estaol en la sepultura [hebreo: québer] de Manoa su padre.”
Gén. 35:20 “Situó Jacob una columna sobre su sepulcro [hebreo: quebuwráh].”
Job 21:32 “En cuanto a él, al cementerio será llevado, y sobre una tumba [hebreo: ga·dish] se mantendrá una vigilia.”
Mat. 27:64 “Manda que se asegure el sepulcro [griego: tafos] hasta el día tercero.”
Luc. 23:53 “Lo bajó y lo envolvió en lino fino, y lo puso en una tumba [griego: mnema] cortada en la roca.”
Mat. 28:8 “Yéndose de prisa de la tumba conmemorativa [griego: mnemeion], con temor y gran gozo, corrieron a informárselo a sus discípulos.”
El Seol-Hades está asociado con la muerte y los muertos, no con la vida y los vivos
2 Sam. 22:6 “Las sogas mismas del Seol me cercaron; los lazos de la muerte se presentaron delante de mí.”
Sal. 89:48 “¿Qué hombre físicamente capacitado hay vivo que no haya de ver la muerte? ¿Puede proveerle a su alma escape de la mano del Seol?”
Isa. 38:18, 19 “No es el Seol lo que puede elogiarte; la muerte misma no puede alabarte. Los que bajan al hoyo no pueden contemplar con esperanza tu apego a la verdad. El vivo, el vivo, él es el que puede elogiarte, tal como yo puedo este día.”
Rev. 20:13 “El mar entregó los muertos que había en él, y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos.”
Rev. 6:8 “Vi, y, ¡miren! un caballo pálido; y el que iba sentado sobre él tenía el nombre Muerte. Y el Hades venía siguiéndolo de cerca.”
Los que están en el Seol están muertos, no simplemente separados de Dios
Sal. 139:7, 8 “¿Adónde puedo irme de tu espíritu, y adónde puedo huir de tu rostro? Si ascendiera al cielo, allí estarías; y si tendiera mi lecho en el Seol, ¡mira! tú estarías allí.”
Pro. 15:11 “El Seol y el lugar de la destrucción están enfrente de Jehová. ¡Cuánto más los corazones de los hijos de la humanidad!”
Amós 9:2 “Si cavan hasta dentro del Seol, de allí mi propia mano los tomará; y si suben a los cielos, desde allí los haré bajar.”
Sal. 49:14 “Como ovejas han sido designados al Seol mismo; la muerte misma los pastoreará.”
Vea también el encabezamiento principal “Alma,” páginas 15-17.
La situación en que le parece a uno que puede darse por muerto se compara al Seol
Jon. 2:1, 2 “Entonces Jonás oró a Jehová su Dios desde las entrañas del pez y dijo: ‘Desde mi angustia clamé a Jehová, y él procedió a responderme. Desde el vientre del Seol grité por auxilio.’”
Sal. 30:2, 3 “Oh Jehová Dios mío, clamé a ti por auxilio, y procediste a sanarme. Oh Jehová, has hecho subir mi alma del Seol mismo; me has mantenido vivo, para que no baje al hoyo.”
Personas buenas así como personas malas están en el Seol-Hades
Jacob, hombre temeroso de Dios, esperaba ir al Seol
Gén. 37:34, 35 “Con eso rasgó Jacob sus mantos y se puso saco sobre las caderas y se dio al duelo de su hijo por muchos días. Y todos sus hijos y todas sus hijas siguieron levantándose para consolarlo, pero él siguió rehusando recibir consuelo y diciendo: ‘¡Porque en duelo bajaré a donde mi hijo, al Seol!’”
Jesucristo estuvo en el Hades
Hech. 2:31 “Vio de antemano y habló respecto a la resurrección del Cristo, que ni fue abandonado en el Hades [hebreo: sheol] ni su carne vio corrupción.”
Personas injustas, inicuas están en el Seol
Sal. 9:17 “Los inicuos se volverán al Seol, aun todas las naciones que se olvidan de Dios.”
Job 24:19 “La sequía, también el calor, arrebatan las aguas de la nieve; ¡así también el Seol a los que han pecado!”
Mat. 11:23 “Tú, Capernaum, ¿acaso tú serás ensalzada hasta el cielo? Hasta el Hades bajarás; porque si las obras poderosas que se efectuaron en ti se hubieran efectuado en Sodoma, habría permanecido hasta este mismo día.”
Los paganos están en el Seol
Isa. 14:4, 9 “Tienes que levantar este dicho proverbial contra el rey de Babilonia y decir: ‘¡Cómo se ha detenido el que obligaba a otros a trabajar, la opresión se ha detenido! Aun el Seol debajo se ha agitado a causa de ti a fin de venir a tu encuentro a tu llegada.’”
Vea también Eze. 32:18-31.
Algunos entran temprano en el Seol, muriendo prematuramente como retribución por su proceder pecaminoso
Núm. 16:22-24, 31-33 “Cayeron sobre sus rostros y dijeron: ‘Oh Dios, el Dios de los espíritus de toda clase de carne, ¿pecará un solo hombre y tú te indignarás contra la entera asamblea?’ A su vez Jehová le habló a Moisés, diciendo: ‘Habla a la asamblea, diciendo: “¡Retírense de alrededor de los tabernáculos de Coré, Datán y Abiram!”’ Y aconteció que tan pronto como hubo acabado de hablar todas estas palabras, el suelo que estaba debajo de ellos empezó a partirse. Y procedió la tierra a abrir su boca y a tragárselos a ellos y sus casas y a todo el género humano que le pertenecía a Coré y todos los bienes. Así es que abajo fueron ellos, y todos los que les pertenecían, vivos al Seol, y la tierra fue cubriéndolos, de modo que perecieron de en medio de la congregación.”
1 Rey. 2:5, 6 “También tú mismo bien sabes lo que me hizo Joab hijo de Seruya en lo que hizo a dos jefes de los ejércitos de Israel, a Abner hijo de Ner y a Amasa hijo de Jeter, cuando los mató y colocó la sangre de guerra en tiempo de paz y puso la sangre de guerra sobre su cinto que estaba alrededor de sus caderas y en sus sandalias que estaban sobre sus pies. Y tendrás que actuar conforme a tu sabiduría, y no dejar que sus canas bajen en paz al Seol.”
Pro. 5:5 “Sus pies van descendiendo a la muerte. Sus mismísimos pasos se asen del Seol mismo.”
Ningún hombre puede, por medios humanos, escaparse de ir al Seol
Sal. 89:48 “¿Qué hombre físicamente capacitado hay vivos que no haya de ver la muerte? ¿Puede proveerle a su alma escape de la mano del Seol?”
Sal. 49:10, 14 “Él ve que aun sabios mueren, juntos el estúpido y el irrazonable perecen, y tienen que dejar a otros sus medios de mantenimiento. Como ovejas han sido designados al Seol mismo; la muerte misma los pastoreará; . . . el Seol más bien que una morada elevada es para cada uno.”
No les es posible a los muertos librarse del Seol
Job 7:8, 9 “El ojo del que me ve no me contemplará; tus ojos estarán sobre mí, pero yo no seré. La nube ciertamente se acaba y se va; así el que va bajando al Seol no subirá.”
Liberación del Seol-Hades por la resurrección
Job 14:13 “¡Oh que en el Seol me ocultases, que me mantuvieses secreto hasta que tu cólera se volviera atrás, que me fijaras un límite de tiempo y te acordaras de mí!”
Las puertas del Hades no subyugan a la congregación de Cristo; él los resucita
Mat. 16:18 “Yo te digo a ti: Tú eres Pedro, y sobre esta masa de roca edificaré mi congregación, y las puertas del Hades no la subyugarán.”
Juan 6:39 “Esta es la voluntad del que me envió, que no pierdo nada de todo lo que me ha dado, sino que lo resucite en el último día.”
Vea también Rev. 1:1, 17, 18; 1 Cor. 15:44, 54, 55.
Serán resucitados todos los que están en el Seol-Hades y éste será destruido por completo
Rev. 20:12-14 “Vi a los muertos, los grandes y los pequeños, de pie delante del trono, y se abrieron rollos. . . . Y los muertos fueron juzgados de acuerdo con las cosas escritas en los rollos según sus hechos. Y el mar entregó los muertos que había en él, y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos, y fueron juzgados individualmente según sus hechos. Y la muerte y el Hades fueron arrojados al lago de fuego. Esto significa la muerte segunda: el lago de fuego.”
Vea también el encabezamiento principal “Resurrección,” páginas 422-427.

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.