sábado, 28 de julio de 2012

puntos sobresalientes ezequiel 21 a 23


Libro bíblico número 26: Ezequiel
Escritor: Ezequiel
Dónde se escribió: Babilonia
Cuándo se completó: c. 591 a.E.C.
Tiempo que abarca: 613–c. 591 a.E.C.
Cuadro de texto: Resumen
 



it-1 pág. 910 Ezequiel, Libro de

PUNTOS SOBRESALIENTES DE EZEQUIEL
Profecías concernientes a la destrucción de Jerusalén a manos de Babilonia y la restauración de un resto fiel.  Una de las ideas que se repiten más a menudo es que los hombres “tendrán que saber que yo soy Jehová”
Se escribió en Babilonia, en su mayor parte durante los seis años que precedieron a la destrucción de Jerusalén (607 a. E.C.); algunas secciones se escribieron en una fecha tan tardía como 591 a. E.C.
Profecías para advertir a las infieles Judá y Jerusalén (4:1-24:27)
Se quitará la corona del inicuo rey Sedequías, y la gobernación real por el linaje de David cesará hasta que llegue Aquel que tiene el derecho legal
Se asemeja a las infieles Samaria y Jerusalén a dos prostitutas, Oholá y Oholibá.  Los anteriores amantes de Jerusalén la tratarán con severidad

Cuadro de texto: Ezequiel 21 a 23                  




w07 1/7 pág. 14 Puntos sobresalientes del libro de Ezequiel (parte 1)
21:3. ¿Qué es la “espada” que Jehová desenvaina? La “espada” que Jehová usa para llevar a cabo su sentencia contra Jerusalén y Judá es Nabucodonosor, el rey de Babilonia, junto con su ejército. También podría incluir a la parte celestial de la organización de Dios formada por poderosos seres espirituales.
________________________________________
w97 1/5 pág. 22 párr. 15 Se proclama felices a los mensajeros de la paz de Dios
En los días de Ezequiel, Jehová describió vívidamente el terror que inspiraba la inminente destrucción de Jerusalén. Pero sus palabras tendrán más sentido cuando la gente perciba la inminente destrucción de este mundo. Jehová dijo a Ezequiel: “En cuanto a ti, oh hijo del hombre, suspira con caderas temblorosas. Aun con amargura debes suspirar delante de los ojos de ellos. Y tiene que ocurrir que, en caso de que te digan: ‘¿A causa de qué estás suspirando?’, tendrás que decir: ‘Debido a un informe’. Porque ciertamente vendrá, y todo corazón tendrá que derretirse y todas las manos tendrán que caer y todo espíritu tendrá que desalentarse y todas las rodillas mismas gotearán agua. ‘¡Mira! Ciertamente vendrá y se hará que ocurra’, es la expresión del Señor Soberano Jehová”. (Ezequiel 21:6, 7; Mateo 24:30.) Están a punto de sobrevenir sucesos espantosos. Nuestro profundo interés en los demás seres humanos nos motiva a advertir, a dar “informe”, de la venidera ira de Jehová.
________________________________________
w07 1/7 pág. 14 Puntos sobresalientes del libro de Ezequiel (parte 1)
21:18-22. Aunque Nabucodonosor empleó la adivinación, fue Jehová quien se aseguró de que aquel rey pagano viniera contra Jerusalén. Esto nos enseña que ni siquiera los demonios pueden impedir que los agentes ejecutores de Jehová lleven a cabo su voluntad.
________________________________________
dp cap. 5 págs. 69-71 párrs. 1-3 Su fe superó una prueba difícil
¿DEBERÍAMOS dar nuestra devoción a Dios, o al país en que vivimos? Muchas personas responderían: “Yo reverencio a ambos. Adoro a Dios según los dictados de mi religión, a la vez que prometo lealtad a mi patria”.
3 Pensemos en el rey Nabucodonosor. Su mismo nombre significa “¡Oh Nebo, Protege al Heredero!” (Nebo era el dios babilónico de la sabiduría y la agricultura). Nabucodonosor fue una persona profundamente religiosa. Como ya se ha mencionado, construyó y embelleció los templos de numerosos dioses babilónicos, y sintió una devoción especial por Marduk, al que atribuía sus victorias militares. Asimismo, parece ser que confiaba mucho en la adivinación para trazar sus planes de batalla (Ezequiel 21:18-23).
________________________________________
g 1/11 pág. 11 Un libro digno de confianza. Tercera parte
La historia también indica que Babilonia era una ciudad sumamente religiosa, donde la astrología y la adivinación estaban muy extendidas. Por ejemplo, en Ezequiel 21:21 leemos que el rey de Babilonia recurrió a la adivinación para decidir si atacaría Jerusalén o no. Dicho versículo añade que “mir[ó] en el hígado”. ¿Por qué? Porque los babilonios se valían del hígado de animales sacrificados para buscar agüeros. El libro Mesopotamian Astrology dice que en tan solo un yacimiento arqueológico de Babilonia se desenterraron “32 modelos de hígado [en arcilla], todos grabados” con inscripciones de agüeros.
________________________________________
ip-2 cap. 8 pág. 112 párr. 15 El anuncio del fin catastrófico de la religión falsa
No obstante, los malos tratos que Babilonia inflige a los judíos no son la única causa de la furia de Jehová. “La abundancia de [sus] hechicerías” también suscita la ira divina. La Ley que Dios dio a Israel condena el espiritismo; pero ella lo practica con vehemencia (Deuteronomio 18:10-12; Ezequiel 21:21). Un libro sobre la vida social de los asirios y los babilonios dice que estos últimos “vivían en temor constante de los innumerables demonios que, según ellos, los rodeaban” (Social Life Among the Assyrians and Babylonians).
________________________________________
w01 1/9 pág. 27 ¿Cómo tomar buenas decisiones?
Así pues, no resulta extraño que muchas personas recurran a una guía superior a la humana cuando afrontan decisiones de envergadura. La Biblia narra que, en cierta ocasión, Nabucodonosor tuvo que tomar una decisión en mitad de una campaña militar. Aunque era rey, sintió la necesidad de “recurrir a la adivinación”, de consultar a los espíritus. De ahí que el relato diga: “Ha sacudido las flechas. Ha inquirido por medio de los terafim; ha mirado en el hígado” (Ezequiel 21:21). Del mismo modo, en la actualidad muchas personas acuden a adivinos y astrólogos, y de otras maneras invocan la guía de los espíritus. Pero estas fuentes de consejo son falaces, engañosas (Levítico 19:31).
________________________________________
km 8/02 pág. 6 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
¿Qué significa la declaración “remueve el turbante, y quita la corona”, que aparece en Ezequiel 21:26? [Lectura semanal de la Biblia; véase w88-S 15/9 pág. 19 §16.] La gobernación real activa del reino típico de Dios en Jerusalén, simbolizada por “la corona” y “el turbante”, terminó, y comenzaron “los tiempos señalados de las naciones” (Luc. 21:24).
________________________________________
km 8/96 pág. 6 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
En cumplimiento de Ezequiel 21:26, el reino “alto” de Judá fue ‘puesto bajo’ al ser destruido en 607 a.E.C., entonces los reinos gentiles ‘bajos’ fueron ‘puestos en alto’ y quedaron al control de la Tierra sin la intervención de un reino típico de Dios [5, lectura semanal de la Biblia; véase w88-S 15/9 pág. 19 §16].
________________________________________
w11 15/8 pág. 9 párr. 6 Esperaban al Mesías
¿Qué significa el nombre Siló? “Aquel de Quien Es” o “Aquel a Quien Pertenece”. Siló sería un descendiente de la casa real de Judá que reinaría para siempre. Algo que nos ayuda a identificarlo es lo que Dios le dijo a Sedequías, el último rey de Jerusalén. Le prometió que vendría un heredero al que le pertenecería el derecho al trono, y que a él se lo daría (Eze. 21:26, 27). Después de Sedequías, el único descendiente de David que contó con la promesa de recibir el reino fue Jesús. En efecto, meses antes de su nacimiento, el ángel Gabriel le dijo a María: “Jehová Dios le dará el trono de David su padre, y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y de su reino no habrá fin” (Luc. 1:32, 33). Queda claro que Siló no es otro que Jesús, quien era de la tribu de Judá y descendía de David (Mat. 1:1-3, 6; Luc. 3:23, 31-34).

bt cap. 14 pág. 109 párr. 6 “Hemos llegado a un acuerdo unánime”
En la profecía de Amós, Dios anunció que levantaría de nuevo “la cabaña de David”, o sea, la línea real que condujo al Reino mesiánico (Eze. 21:26, 27). ¿Quería eso decir que Jehová iba a mantener de nuevo una relación exclusiva con Israel? No, pues la profecía añadió que “gente de todas las naciones” formaría un grupo unido de personas “llamadas por [el] nombre [divino]”. Además, Pedro ya había dado esta explicación a los presentes: “[Jehová] no hizo ninguna distinción entre nosotros [que somos cristianos judíos] y ellos [que son creyentes gentiles], sino que purificó los corazones de ellos por fe” (Hech. 15:9). Dicho de otro modo, la oportunidad de heredar el Reino se ofrecía a todos los hombres, sin importar que fueran hebreos o no (Rom. 8:17; Efe. 2:17-19). Las profecías que hablaron de este asunto jamás dieron a entender que tendrían que circuncidarse o ser prosélitos.
________________________________________
w07 1/12 págs. 24-25 párr. 17 La soberanía de Jehová y el Reino de Dios
Es cierto que el reino de Judá, con sus reyes del linaje de David, dejó de existir, tal como le había ocurrido antes al reino de Israel. Sin embargo, esto no probó que Jehová no tuviera el derecho a gobernar o que no pudiera hacerlo bien. Al contrario, puso al descubierto los lamentables resultados de independizarse de Dios y dejarse llevar por Satanás (Proverbios 16:25; Jeremías 10:23). Como muestra de que seguía ejerciendo su soberanía, Jehová declaró mediante el profeta Ezequiel: “Remueve el turbante, y quita la corona. [...] Ruina, ruina, ruina la haré. En cuanto a esta también, ciertamente no llegará a ser de nadie hasta que venga aquel que tiene el derecho legal, y tengo que dar esto a él” (Ezequiel 21:26, 27). Así indicó que la “descendencia” prometida —“aquel que tiene el derecho legal”— todavía no había llegado.
________________________________________
w07 1/7 pág. 14 Puntos sobresalientes del libro de Ezequiel (parte 1)
Profecías como las registradas en Ezequiel 17:22-24 y 21:26, 27 señalan al establecimiento del Reino mesiánico en los cielos. Muy pronto, gracias a ese gobierno, la voluntad de Dios se hará sobre la Tierra (Mateo 6:9, 10). Con fe y convicción sólida, anhelamos las bendiciones que traerá el Reino.
________________________________________
w07 1/8 pág. 11 Puntos sobresalientes del libro de Ezequiel (parte 2)
Es cierto que el Dios verdadero dejó que pasara largo tiempo entre la caída del último rey de la dinastía davídica y la aparición de “aquel que tiene el derecho legal” al trono. Sin embargo, esto no significó que hubiera olvidado su pacto con David (Ezequiel 21:27; 2 Samuel 7:11-16).
________________________________________
g02 8/1 pág. 21 ¿Deben participar los cristianos en las fiestas de Año Nuevo?
No obstante, como hemos visto, las festividades de Año Nuevo hunden sus raíces en las costumbres paganas. La adoración falsa es inmunda y detestable a los ojos de Jehová Dios, y los cristianos rechazan las prácticas con tales orígenes (Deuteronomio 18:9-12; Ezequiel 22:3, 4). El apóstol Pablo escribió: “¿Qué consorcio tienen la justicia y el desafuero? ¿O qué participación tiene la luz con la oscuridad? Además, ¿qué armonía hay entre Cristo y Belial?”. Con razón añadió: “Dejen de tocar la cosa inmunda” (2 Corintios 6:14-17a).
________________________________________
w07 1/7 pág. 14 Puntos sobresalientes del libro de Ezequiel (parte 1)
22:6-16. Jehová detesta la calumnia, la conducta relajada, el abuso de poder y el soborno. Debemos evitar a toda costa dichas prácticas.
________________________________________
w96 1/10 pág. 13 párr. 18 “Sigan la senda de la hospitalidad”
La importancia de ejercitar la bondad, la generosidad y la hospitalidad, sobre todo con los menesterosos, se ve en el trato que Jehová dio a los israelitas cuando olvidaron dichas cualidades. Jehová explicó claramente que la bondad y la generosidad para con los extraños y los necesitados figuraban entre los requisitos para que su pueblo recibiera de él constantes bendiciones. (Salmo 82:2, 3; Isaías 1:17; Jeremías 7:5-7; Ezequiel 22:7; Zacarías 7:9-11.)
________________________________________
w96 15/2 pág. 16 párr. 16 Gozosos ahora y para siempre
Mientras usted ande por este Camino de Santidad, realmente no tendrá por qué temer a los hombres con características animales. Es verdad que tiene que cuidarse, porque la gente codiciosa y repugnante de este mundo puede ‘devorarlo’ en sentido figurado. Muchos tratan al prójimo salvajemente. ¡Qué contraste con el pueblo de Dios! Allí usted se halla en un ambiente protegido. Por supuesto, nuestros compañeros cristianos no son perfectos; a veces, algunos se equivocan o nos ofenden. Pero usted sabe que los hermanos no quieren perjudicarlo intencionalmente, y menos devorarlo. (Salmo 57:4; Ezequiel 22:25; Lucas 20:45-47; Hechos 20:29; 2 Corintios 11:19, 20; Gálatas 5:15.) Por el contrario, se interesan por usted, lo han ayudado y quieren servir a su lado.
________________________________________
w11 1/7 pág. 29 ¿Lo sabía?
Fuentes ajenas a la Biblia muestran que las clases privilegiadas llamaban con desdén a las masas iletradas ‛am ha’árets, que significa “gente de la tierra”. En un principio, esta era una expresión respetuosa con que se denominaba a todos los ciudadanos de un territorio, no solo a los pobres y humildes, sino también a los prominentes (Génesis 23:7, nota; 2 Reyes 23:35; Ezequiel 22:29).
________________________________________
w06 1/5 pág. 4 Sigamos el ejemplo de Jesús al interesarnos por los pobres
LA POBREZA y la opresión son casi tan antiguas como la humanidad. Por ejemplo, aunque la Ley que Dios dio a Israel procuraba proteger a los más desfavorecidos y aliviar su sufrimiento, muchas veces se pasaba por alto (Amós 2:6). El profeta Ezequiel condenó la forma en que se trataba a los pobres, al decir: “La misma gente de la tierra se ha ocupado en un proyecto de defraudación y ha efectuado un arrancar en robo, y al afligido y al pobre han maltratado, y al residente forastero han defraudado sin justicia” (Ezequiel 22:29).

km 8/02 pág. 5 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
En el cumplimiento moderno del capítulo 23 de Ezequiel, el protestantismo puede asemejarse a Oholibá, y el catolicismo romano, a su hermana mayor, Oholá [lectura semanal de la Biblia; véase w88-S 15/9 pág. 21 §22]. Cierto.
________________________________________
w07 1/7 pág. 14 Puntos sobresalientes del libro de Ezequiel (parte 1)
23:5-49. Las alianzas políticas llevaron a Israel y Judá a adoptar la adoración falsa de sus aliados. Tengamos cuidado de no formar lazos con el mundo que puedan quebrantar nuestra fe (Santiago 4:4).
________________________________________
w99 15/6 pág. 32 Algo mejor que los cosméticos
Ahora bien, si el maquillaje se aplica de forma exagerada o a un grado que molesta a muchas otras personas, ¿qué idea se transmite? ¿No se da la impresión de mal gusto, descaro, vulgaridad, ostentación o narcisismo? De hecho, puede degradar la apariencia de la mujer, dando posiblemente una impresión errónea sobre su carácter moral (compárese con Ezequiel 23:36-42).
Como reconoce este hecho, la mujer que ‘profesa reverenciar a Dios’ procurará, si decide usar cosméticos, que su rostro trasluzca buen juicio, amabilidad, bondad y modestia. Estas cualidades realzarán su elegancia y atractivo. De hecho, independientemente de que decida usar maquillaje o no, manifestará dignidad y belleza interior. Eso reflejará su conocimiento de que, como dan a entender las palabras supracitadas de Pedro, hay algo mejor que los cosméticos (1 Timoteo 2:9, 10).
________________________________________
w08 1/6 pág. 9 ¿Llevan todos los caminos a Dios?
En tiempos de los profetas Ezequiel y Jeremías (siglo VII antes de nuestra era), muchos israelitas desobedecían la Ley de Dios y se relacionaban estrechamente con la gente de las naciones cercanas. Al seguir sus costumbres y participar en sus fiestas, los israelitas practicaban una mezcla de cultos. Muchos de ellos decían: “Lleguemos a ser como las naciones, como las familias de las tierras, ministrando a madera y piedra” (Ezequiel 20:32; Jeremías 2:28). Afirmaban adorar a Jehová Dios, pero al mismo tiempo veneraban “ídolos estercolizos”, incluso sacrificándoles sus propios hijos (Ezequiel 23:37-39; Jeremías 19:3-5).
Los arqueólogos llaman a estas prácticas sincretismo religioso —la adoración simultánea de distintos dioses—, o simplemente se refieren a ellas como religión tradicional, o popular. Hoy en día, muchas personas opinan que en una sociedad tan plural como la nuestra se debe tener la mente abierta a todas las opciones, incluso en temas de religión. Por lo tanto, les parece que no hay nada malo en adorar a Dios del modo que mejor les parezca. Pero ¿es así realmente? ¿Es tan solo cuestión de ser tolerantes y liberales?








Cuadro de texto: Investigación
 



dx86-11 Nabucodonosor
adivinación: w88 15/9 19
‘miró en el hígado’ (Eze 21:21): g 1/11 11; it-1 51
dx86-11 Coronas
“quita la corona” (Eze 21:25-27): it-1 559; w88 15/9 19, 20; ws 24, 25
_____________________________________________
dx86-11 Turbante (mitra)
“remueve el turbante” (Eze 21:26): it-1 559; w88 15/9 19, 20

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.