domingo, 12 de agosto de 2012

Referencias al Programa de la Escuela del Ministerio Teocrático 2012 .-13 de ag. Lectura de la Biblia: Ezequiel 28 a 31

13 de ag. Lectura de la Biblia: Ezequiel 28 a 31 
Núm. 1: Ezequiel 28:17-26 
Núm. 2: Creencias falsas sobre Jesús 
Núm. 3: Textos bíblicos qué indican como debemos los cristianos ver los asuntos políticos (rs pág.266 párr.4—pág. 
267 párr.3) 
Lectura de la Biblia: Ezequiel 28 a 31
*** w07 1/8 págs. 8-9 Puntos sobresalientes del libro de
Ezequiel (parte 2) ***
29:8-12. ¿Cuándo estuvo desolada por cuarenta
años la tierra de Egipto? Los sobrevivientes que 
quedaron en Judá tras la destrucción de Jerusalén en el 
año 607 desoyeron la advertencia del profeta Jeremías y 
huyeron a Egipto (Jeremías 24:1, 8-10; 42:7-22). Pero 
no lograron ponerse a salvo, pues Nabucodonosor atacó 
la tierra de Egipto y la conquistó. Es probable que los 
cuarenta años de desolación empezaran después de esa 
conquista. Aunque en la historia no encontramos pruebas 
de esta devastación, podemos estar seguros de que sí 
ocurrió, pues Jehová siempre se encarga de que sus
profecías se cumplan (Isaías 55:11).
29:18. ¿Cómo fue que “toda cabeza [...] quedó
calva, y todo hombro [...] quedó pelado por frotación”?
El asedio de la ciudad costera de Tiro fue tan intenso y 
extenuante que los soldados de Nabucodonosor quedaron 
calvos por el roce de los cascos. También se les pelaron 
los hombros debido a la fricción de los materiales que 
cargaban para la construcción de torres y fortificaciones 
(Ezequiel 26:7-12).
29:19, 20. Como los habitantes de Tiro escaparon con 
muchas de sus riquezas a una parte de la ciudad situada 
en una isla cercana, quedó muy poco despojo para el rey 
Nabucodonosor. A pesar de que él era un gobernante 
pagano muy orgulloso y egocéntrico, Jehová le dio Egipto 
como ―salario para su fuerza militar‖, compensándolo por 
el servicio que le había rendido. ¿No deberíamos nosotros 
imitar el ejemplo de Dios y pagar nuestros impuestos al 
Estado por los servicios que nos presta? Prescindiendo de 
la conducta de las autoridades civiles y del uso que den a 
los impuestos, es nuestro deber pagarlos (Romanos 13:4-
7).
Núm. 1: Ezequiel 28:17-26 
Núm. 2: Creencias falsas sobre Jesús 
*** w10 1/4 págs. 12-14 ¿Verdadero o falso? Creencias
sobre Jesús ***
LEA LAS SIGUIENTES AFIRMACIONES.
EN SU OPINIÓN, ¿CUÁLES SON
CIERTAS?
Jesús nació el 25 de diciembre.
Tres reyes magos lo visitaron cuando era un
recién nacido.
Fue hijo único.
Era Dios hecho hombre.
Fue mucho más que una buena persona.
MUY probablemente, muchas  personas responderán 
que todas estas creencias son ciertas. Por otro lado, hay 
quienes argumentarán que no hay forma de saber la 
verdad y que, al fin y al cabo, lo que cuenta es que uno 
crea en Jesús.
No obstante, la Biblia enseña que es muy importante 
que tengamos ―conocimiento  exacto de nuestro Señor 
Jesucristo‖ (2 Pedro 1:8). ¿Y dónde se consigue ese 
conocimiento? En los Evangelios. Por tanto, usémoslos 
como base para juzgar si cada una de las anteriores 
creencias son verdaderas o falsas.
CREENCIA: Jesús nació el 25 de diciembre.
VEREDICTO: FALSO.
La Biblia no especifica ni el día ni el mes en que nació 
Jesús. Entonces, ¿de dónde salió esa fecha? Según 
explica cierto diccionario bíblico, ―en Roma, [...] la Iglesia 
designó el 25 de diciembre [...] para celebrar la Natividad, 
porque había sido el día de la festividad pagana del Sol 
Invicto, momento en que el invencible sol triunfaba 
anualmente sobre la oscuridad del invierno, y los días 
volvían a alargarse‖ (Diccionario de la Biblia, de W. R. F. 
Browning). Otra obra de reconocido prestigio señala que 
muchas tradiciones navideñas proceden de ―festividades 
paganas relacionadas con el Sol y la agricultura propias 
del invierno‖ (The Encyclopædia Britannica).
Si ni siquiera se conoce la verdadera fecha en que 
nació Jesús, no tiene sentido celebrar su nacimiento el 25 
de diciembre. Además, ni las Escrituras mandan 
celebrarlo, ni existen pruebas de que los primeros 
cristianos lo hicieran. Por el contrario, la Biblia sí indica el 
día exacto en que Jesús falleció, y él mismo ordenó a sus 
discípulos conmemorar su muerte (Lucas 22:19). A la luz,de los hechos, resulta evidente que Jesús nunca habría 
aprobado que se celebrara la Natividad. En realidad, él 
no deseaba conceder relevancia a su nacimiento, sino al 
valor de su sacrificio (Mateo 20:28).
CREENCIA: Tres reyes magos visitaron a Jesús cuando
era un recién nacido.
VEREDICTO: FALSO.
¿Ha visto alguna vez un cuadro o una representación 
del nacimiento de Jesús? Normalmente, el bebé aparece 
acostado en un pesebre, y tres reyes le ofrendan regalos. 
¿Fue así como ocurrió en realidad? No.
Lo que sí es cierto es que varias personas llegaron 
desde oriente a rendir homenaje a Jesús. Sin embargo, 
no se trataba de reyes, sino de astrólogos (Mateo 2:1, 
Biblia del nuevo milenio). Tampoco fueron a verlo cuando 
todavía era un recién nacido en un pesebre; lo visitaron 
cuando ya vivía en una casa, y todo indica que fue varios 
meses después de su nacimiento (Mateo 2:9-11).
¿Cuántas personas eran? La Biblia no revela si eran 
dos, tres... o treinta. Entonces, ¿por qué suele decirse que 
eran tres? Tal vez porque el relato señala que trajeron tres 
tipos de regalos (Mateo 2:11). Hay quienes sostienen que 
cada visitante representaba a una raza humana, pero es 
una teoría que no cuenta con base bíblica. Como señala 
un comentario de los Evangelios, la tradición de los tres 
reyes magos no es más que el fruto de ―un historiador del 
siglo VIII con mucha imaginación‖.
CREENCIA: Jesús fue hijo único.
VEREDICTO: FALSO.
Los Evangelios muestran a las claras que Jesús tenía 
hermanos. Lucas, por ejemplo, llama a Jesús el 
―primogénito‖ de María, lo cual da a entender que 
posteriormente tuvo más hijos (Lucas 2:7). Y Marcos habla 
de ciertos habitantes de Nazaret que consideraban a 
Jesús una persona tan común y corriente como sus demás 
hermanos. Se preguntaban: ―¿Acaso no es este el [...] 
hermano de Santiago, José, Judas y Simón? ¿Y no es 
verdad que sus hermanas viven en este mismo pueblo?‖ 
(Marcos 6:3, Traducción en lenguaje actual; Mateo 12:46; 
Juan 7:5).
A pesar de todo, muchos teólogos insisten en que 
Jesús fue hijo único. Algunos sostienen que los hermanos 
y hermanas que mencionan los Evangelios eran sus 
primos. Otros sugieren que tal vez se trataba de hijastros 
de María. Pero si Jesús fuera hijo único, ¿habrían dicho 
aquellos nazarenos lo que dijeron? No olvidemos que 
algunos seguramente vieron por sí mismos los sucesivos 
embarazos de María, por lo que debían saber que Jesús 
tenía hermanos.
CREENCIA: Jesús era Dios hecho hombre.
VEREDICTO: FALSO.
Aunque la idea de que Dios vino a la Tierra encarnado 
en Jesús —clave para la doctrina de la Trinidad— surgió 
hace mucho tiempo, es posterior a la época de Jesús. 
Como indica cierta enciclopedia, ―ni la palabra  Trinidad
ni la doctrina explícita aparecen en el Nuevo 
Testamento [...]. Esta doctrina se fue desarrollando a lo 
largo de varios siglos y causó numerosas polémicas‖ (The
Encyclopædia Britannica).
A decir verdad, quienes enseñan que Jesús era Dios 
hecho hombre están desacreditando a Jesús. ¿Por qué 
decimos esto? Supongamos que unos trabajadores le 
solicitan algo a su superior, pero este les responde que 
no tiene autoridad para concedérselo. Si es verdad que 
no puede hacerlo, ha demostrado ser un jefe honesto y 
sensato. Pero si en realidad puede, pero simplemente 
no quiere hacerlo, ¿no pensaríamos que es un descarado 
mentiroso?
Pues bien, en cierta ocasión, dos apóstoles le pidieron 
a Jesús que les concediera un puesto privilegiado. ¿Qué 
les respondió? ―Esto de sentarse a mi derecha y a mi 
izquierda no es cosa mía darlo, sino que pertenece a 
aquellos para quienes ha sido preparado por mi Padre.‖ 
(Mateo 20:23.) Si Jesús realmente fuera Dios, su 
respuesta habría sido una mentira descarada. Pero él 
no quería engañar a nadie, sino dejar clara una realidad: 
que la autoridad divina era superior a la suya. Y así 
demostró dos cosas: primero, que era humilde, y segundo, 
que no era Dios.
CREENCIA: Jesús fue mucho más que una buena
persona.
VEREDICTO: VERDADERO.
El propio  Jesús no tuvo reparos en admitir que no era 
simplemente un hombre bueno. ―Soy Hijo de Dios‖, 
aseguró (Juan 10:36). Claro está, cualquiera puede hacer 
esa declaración. Pero si Jesús hubiera afirmado 
falsamente que era el Hijo de Dios, ¿podría considerársele
una buena persona? ¿No sería más bien un impostor?
La mayor prueba de que Jesús decía la verdad la 
proporcionó Dios mismo, pues en dos ocasiones afirmó: 
―Este es mi Hijo‖ (Mateo 3:17; 17:5). Según muestran las 
Escrituras, son muy pocas las veces en que se oyó la voz 
de Dios en la Tierra, y dos de ellas fueron para confirmar 
que Jesús era su Hijo. ¡Eso sí que es un testimonio 
aplastante!
¿Le ha enseñado algo nuevo el breve análisis de estas 
creencias? En tal caso, estamos seguros de que obtendrá 
gran placer —y muchos beneficios— si continúa 
dedicando tiempo a analizar con más detenimiento los 
Evangelios. No olvide que, tal y como enseñó Jesús, 
aprender la verdad sobre él y sobre su Padre ―significa 
vida eterna‖ (Juan 17:3).Jesús murió el día de la Pascua, es decir, el 14 del mes 
judío de nisán (Mateo 26:2).
Según Mateo, ―abrieron sus tesoros‖ y le obsequiaron a 
Jesús oro, incienso y mirra. Es interesante que sus 
valiosos regalos llegaron en el momento preciso, pues 
poco después Jesús y sus padres  —muy modestos 
económicamente— se vieron obligados a huir y 
convertirse en refugiados (Mateo 2:11-15).
La concepción de Jesús fue milagrosa, pero María 
concibió al resto de sus hijos de forma natural con 
José, su esposo (Mateo 1:25).
Esta idea, formulada por Jerónimo en torno al año 383 de 
nuestra era, está muy extendida entre quienes creen 
que María fue virgen toda su vida. Y aunque más tarde 
Jerónimo puso en duda su propia teoría, esta continúa 
arraigada en la mente de muchas personas, así como 
en el credo oficial de la Iglesia Católica.
Hallará un examen detallado sobre la doctrina de la 
Trinidad en el folleto  ¿Debería creer usted en la
Trinidad?, editado por los testigos de Jehová.
[Ilustración y recuadro de la página 14]
Otros datos interesantes sobre Jesús
  ¿Qué clase de persona era? ¿Era muy estricto, frío y 
distante? Tal vez algunos lo crean así. Pero seguro que se 
sorprenderán al saber que Jesús...
• ... asistía a fiestas (Juan 2:1-11).
• ... reconocía los méritos de los demás y los 
felicitaba (Marcos 14:6-9).
• ... disfrutaba de estar rodeado de niños 
(Marcos 10:13, 14).
• ... no tenía miedo de llorar en público (Juan 
11:35).
• ... se compadecía de aquellos a quienes 
veía sufrir (Marcos 1:40, 41).
Núm. 3: Textos bíblicos qué indican como debemos los cristianos ver los asuntos políticos (rs pág.266 párr.4—pág. 
267 párr.3) 
*** rs pág. 266 - pág. 267 Neutralidad ***
¿Qué textos bíblicos han influido siempre en la actitud
de los cristianos verdaderos respecto a implicarse en
cuestiones y actividades políticas?
Juan 17:16: ―Ellos no son parte del mundo, así como yo 
[Jesús] no soy parte del mundo.‖
Juan 6:15: ―Jesús, conociendo que [los judíos] estaban 
a punto de venir y prenderlo para hacerlo rey, se retiró otra 
vez a la montaña él solo.‖ Más tarde dijo al gobernador 
romano: ―Mi reino no es parte de este mundo. Si mi reino 
fuera parte de este mundo, mis servidores habrían 
peleado para que yo no fuera entregado a los judíos. Pero, 
como es el caso, mi reino no es de esta fuente‖. (Juan 
18:36.)
Sant. 4:4: ―Adúlteras, ¿no saben que la amistad con el 
mundo es enemistad con Dios? Cualquiera, por lo tanto, 
que quiere ser amigo del mundo está constituyéndose 
enemigo de Dios.‖ (¿Por qué es tan serio el asunto? 
Porque, como dice 1 Juan 5:19: ―El mundo entero está 
yaciendo en el poder del inicuo‖. En Juan 14:30 Jesús se 
refirió a Satanás como ―el gobernante del mundo‖. Por 
eso, sin importar qué facción de este mundo alguien 
apoyara, ¿bajo el control de quién, realmente, llegaría a 
estar?)
Respecto a envolvimiento en asuntos políticos, ¿qué
informan historiadores seglares sobre la actitud de
aquellos a quienes se conoce como cristianos
primitivos?
  ―El cristianismo primitivo se comprendía poco, y los que 
gobernaban el mundo pagano lo consideraban con poco 
favor. [...] Los cristianos rehusaban participar en ciertos 
deberes de los ciudadanos romanos. [...] Se negaban a 
ocupar puestos políticos.‖ (On the Road to Civilization, A
World History [Camino a la civilización, una historia 
mundial], Filadelfia, 1937, A. Heckel y J. Sigman, 
págs. 237, 238.)
  ―Los cristianos se mantenían apartados y distintos del 
estado, como una raza sacerdotal y espiritual, y  parecía 
que el cristianismo sólo podía influir en la vida civil de la 
manera que  —debe confesarse— es la más pura, 
tratando, en realidad, de infundir más y más sentimiento 
santo en los ciudadanos del estado.‖ (The History of the
Christian Religion and Church, During the Three First
Centuries [La historia de la religión y la iglesia cristianas 
durante los primeros tres siglos], Nueva York, 1848, 
Augustus Neander

--
La hierba verde se ha secado,la flor se ha marchitado,pero en cuanto a la
palabra de nuestro Dios JEHOVÁ,Durara hasta tiempo indefinido.  ISAIAS 40;8
http://burgara-despertadatalaya.blogspot.com
http://groups.yahoo.com/group/gb_mp
burgara@gmail.com




Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.