domingo, 5 de agosto de 2012

Texto Diario Lunes 06-08-2012.-A los ojos era algo que anhelar (Gén. 3:6).

A los ojos era algo que anhelar (Gén. 3:6).
El interés de Eva en comer del fruto prohibido se intensificó cuando "vio que el árbol era bueno para alimento, y que [...] era deseable para contemplarlo". Al mirar aquel árbol con deseo, terminó desobedeciendo a Dios, y lo mismo hizo Adán, con terribles consecuencias para la humanidad (Gén. 2:17; 3:2-6; Rom. 5:12; Sant. 1:14, 15). Posteriormente, en tiempos de Noé, hubo ángeles que también se dejaron llevar por algo que cautivó su vista. En efecto, Génesis 6:2 dice: "Los hijos del Dios verdadero empezaron a fijarse en las hijas de los hombres, que ellas eran bien parecidas; y se pusieron a tomar esposas para sí, a saber, todas las que escogieron". Al quedarse mirando con pasión a las mujeres les nació el deseo de tener relaciones sexuales con ellas, algo totalmente contrario a su naturaleza. Al hacer realidad ese deseo, aquellos rebeldes tuvieron unos hijos muy violentos. A tal grado llegó la maldad de los seres humanos, que Dios los destruyó a todos, con la excepción de Noé y su familia (Gén. 6:4-7, 11, 12). w10 15/4 3:3, 4

--
La hierba verde se ha secado,la flor se ha marchitado,pero en cuanto a la
palabra de nuestro Dios JEHOVÁ,Durara hasta tiempo indefinido.  ISAIAS 40;8
http://burgara-despertadatalaya.blogspot.com
http://groups.yahoo.com/group/gb_mp
burgara@gmail.com




Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.