domingo, 21 de octubre de 2012

Referencias al Programa de la Escuela del Ministerio Teocrático 2012 .-22 de oct. Lectura de la Biblia: Oseas 1 a 7

22 de oct. Lectura de la Biblia: Oseas 1 a 7 
Núm. 1: Oseas 6:1—7:7 
Núm. 2: ¿Como se puede identificar a la parte visible de la organización de Jehová? (rs pág. 276 párr. 5-pág. 277 párr. 5) 
Núm. 3: Despreciemos la vergüenza, tal como lo hizo Jesús (Heb.12:2) 

Lectura de la Biblia: Oseas 1 a 7

*** w07 15/9 págs. 14-16 Puntos sobresalientes del
libro de Oseas ***
1:1. ¿Por qué menciona Oseas a los cuatro reyes
que gobernaron en Judá durante su ministerio,
mientras que solo menciona a uno de Israel? Se debe 
a que solo los reyes del linaje davídico eran reconocidos 
como los legítimos monarcas del pueblo escogido por 
Dios. Los reyes del reino del norte no eran descendientes 
de David, pero los de Judá sí.
1:2-9. ¿Se casó Oseas con "una esposa de
fornicación"? Sí, Oseas de hecho se casó con una mujer 
que más tarde llegó a ser adúltera. Nada de lo que 
menciona el profeta sobre su vida privada hace suponer 
que se trate de un sueño o una visión.
1:7. ¿Cuándo se mostró misericordia y se salvó a la
casa de Judá? Estas palabras se cumplieron en 732 
antes de nuestra era, durante el reinado de Ezequías. 
En aquellos días, Jehová frustró el ataque asirio contra 
Jerusalén mediante un ángel que ejecutó a 185.000 
soldados enemigos en una sola noche (2 Reyes 
19:34, 35). Así libró Jehová a Judá, no ―por un arco ni por 
una espada ni por guerra, ni por caballos ni por hombres 
de a caballo‖, sino por medio de un ángel.
1:10, 11. Si el reino de Israel cayó en el 740 antes de
nuestra era, ¿en qué sentido fueron los hijos de Israel
"juntados a unidad" con los hijos de Judá? Muchos 
habitantes del reino del norte se unieron a Judá antes de 
que esta nación se fuera al cautiverio en Babilonia en el 
año 607 (2 Crónicas 11:13-17; 30:6-12, 18-20, 25). Entre 
los exiliados judíos que regresaron a su patria en 537 
había descendientes de aquellos israelitas (Esdras 2:70).
2:21-23. ¿Qué predijo Jehová con las palabras:
"Ciertamente la sembraré [a Jezreel] como semilla
para mí en la tierra, y ciertamente mostraré
misericordia a aquella"? El nombre del hijo primogénito 
de Oseas con Gómer fue Jezreel (Oseas 1:2-4). 
El significado de ese nombre, ―Dios Sembrará Semilla‖, 
indica proféticamente que Jehová reuniría a un resto fiel 
de israelitas en 537 y los sembraría como semillas en 
Judá. La tierra, desolada durante setenta años, ahora 
produciría grano, vino dulce y aceite. De manera poética, 
la profecía dice que estas cosas buenas pedirían a la tierra 
que les proporcionara sus nutrientes y la tierra pediría a 
los cielos lluvia; a su vez, los cielos pedirían a Dios que 
produjera nubes de lluvia. Todo esto ocurriría a fin de 
cubrir generosamente las necesidades de los que 
regresaran. Los apóstoles Pablo y Pedro relacionan Oseas 
2:23 con la obra de recolección del resto del Israel 
espiritual (Romanos 9:25, 26; 1 Pedro 2:10).
1:2-9; 3:1, 2. Piense en el sacrificio de Oseas al 
continuar con su matrimonio en conformidad con la 
voluntad divina. ¿Hasta qué punto estamos dispuestos a 
renunciar a nuestras preferencias con tal de hacer la 
voluntad de Dios?
1:6-9. Jehová detesta el adulterio espiritual tanto como 
el físico.
1:7, 10, 11; 2:14-23. Todo cuanto Jehová profetizó 
respecto a Israel y Judá se efectuó. La palabra de Dios 
siempre se cumple.
2:16, 19, 21-23; 3:1-4. Jehová está dispuesto a 
perdonar a quienes se arrepientan sinceramente 
(Nehemías 9:17). A imitación de Jehová, debemos ser 
compasivos y misericordiosos con los demás.
6:1-3. ¿Quién decía: "Vengan, y regresemos de
veras a Jehová"? Puede que fueran los mismos israelitas 
desleales quienes se animaran entre ellos a regresar a 
Jehová. De ser este el caso, sencillamente fingían estar 
arrepentidos. Su bondad amorosa era tan fugaz ―como las 
nubes de la mañana y como el rocío que se va temprano‖ 
(Oseas 6:4). Por otra parte, tal vez fuera el propio Oseas 
quien con estas palabras implorara al pueblo que se 
volviera a Jehová. Sea como fuere, los tercos habitantes 
del reino de diez tribus de Israel tenían que demostrar 
verdadero arrepentimiento y regresar a Jehová.
7:4. ¿En qué sentido eran los israelitas adúlteros
como "un horno encendido"? Esta analogía ilustra muy 
bien la intensidad con la que ardían en sus corazones los 
malos deseos.
4:1, 6. Para andar con Dios, debemos seguir 
adquiriendo conocimiento de él y regir nuestra vida por lo 
que aprendemos.
4:9-13. Jehová pedirá cuentas a quienes practican la 
inmoralidad y la adoración impura (Oseas 1:4).
5:1. Quienes dirigen al pueblo de Dios deben rechazar 
rotundamente la apostasía; de lo contrario, podrían llevar a 
otros a participar de la adoración falsa, convirtiéndose 
para estos en ‗una trampa y una red'.
6:1-4; 7:14, 16. El arrepentimiento solo de palabra es 
hipócrita e inútil. Para recibir la misericordia de Dios, el 
pecador debe manifestar sincero arrepentimiento, el cual 
se evidencia volviéndose a algo ―más elevado‖, es decir, a 
una elevada forma de adoración. Su proceder debe 
ajustarse a las altas normas de Dios (Oseas 7:16, nota).
6:6. La práctica del pecado indica falta de amor leal a 
Dios. Ninguna cantidad de sacrificios espirituales puede 
contrarrestar tal carencia.


Núm. 1: Oseas 6:1—7:7
Núm. 2: ¿Como se puede identificar a la parte visible de la organización de Jehová? (rs pág. 276 párr. 5-pág. 277 párr. 5) 
*** rs pág. 276 - pág. 277 Organización ***
Cómo se puede identificar hoy día a la organización
visible de Jehová?
1) La organización de Dios verdaderamente ensalza a 
Jehová como el único Dios verdadero, y magnifica su 
nombre. (Mat. 4:10; Juan 17:3.)
2) Reconoce de lleno el papel vital que Jesucristo 
desempeña en el propósito de Jehová... como el 
vindicador de la soberanía de Jehová, el Agente Principal 
de la vida, el cabeza de la congregación cristiana, el Rey 
Mesiánico gobernante. (Rev. 19:11-13; 12:10; Hech. 5:31; 
Efe. 1:22, 23.)
3) Se adhiere estrechamente a la Palabra inspirada de 
Dios y basa todas sus enseñanzas y normas de conducta 
en la Biblia. (2 Tim. 3:16, 17.)
4) Se mantiene separada del mundo. (Sant. 1:27; 4:4.)
5) Mantiene un alto nivel de  limpieza moral entre sus 
miembros, porque Jehová mismo es santo. (1 Ped. 
1:15, 16; 1 Cor. 5:9-13.)
6) Dedica sus esfuerzos principales a hacer la obra que 
se predijo en la Biblia para nuestro día, a saber, la 
predicación de las buenas nuevas del Reino de Dios en 
todo el mundo como testimonio. (Mat. 24:14.)
7) A pesar de imperfecciones humanas, los miembros 
de la organización cultivan y producen los frutos del 
espíritu de Dios  —amor, gozo, paz, gran paciencia, 
benignidad, bondad, fe, apacibilidad, gobierno de uno 
mismo— a tal grado que esto los separa del mundo en 
general. (Gál. 5:22, 23; Juan 13:35.)

Núm. 3: Despreciemos la vergüenza, tal como lo hizo Jesús (Heb.12:2) 

--** w10 15/8 pág. 5 Resistamos las presiones de la
opinión pública ***
Imitemos a quienes despreciaron la vergüenza
Jesús fue leal a Jehová, pero para ello tuvo que 
soportar la ejecución más deshonrosa que existía. 
En efecto, ―aguantó un madero de tormento, despreciando 
la  vergüenza‖ (Heb. 12:2). Sus enemigos lo abofetearon, 
le escupieron, lo desvistieron, lo azotaron, lo clavaron en 
un madero y lo insultaron (Mar. 14:65; 15:29-32). Pero él 
demostró que despreciaba el oprobio que querían 
causarle. ¿Cómo? No acobardándose. A él no le 
interesaba contar con la aprobación de los hombres, y 
comprendía muy bien que a los ojos de Jehová no estaba 
perdiendo su dignidad. Aunque tuvo la muerte de un 
esclavo, fue exaltado por su Padre, quien lo resucitó y le 
concedió el lugar de máximo  honor junto a él. Por eso 
leemos en Filipenses 2:8-11: ―[Jesucristo] se humilló y se 
hizo obediente hasta la muerte, sí, muerte en un madero 
de tormento. Por esta misma razón, también, Dios lo 
ensalzó a un puesto superior y bondadosamente le dio el 
nombre  que está por encima de todo otro nombre, para 
que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que 
están en el cielo y de los que están sobre la tierra y de los 
que están debajo del suelo, y reconozca abiertamente 
toda lengua que Jesucristo es Señor para la gloria de Dios 
el Padre‖.
Sin embargo, no debemos pensar que a Jesús no le 
preocupaba la deshonra que acarreaba su ejecución. 
Ciertamente le inquietaba la posibilidad de que, al ser 
condenado por blasfemo, el nombre de su Padre cayera 
en el descrédito. De hecho, le pidió que lo librara de 
padecer esa indignidad. ―Remueve de mí esta copa‖, le 
rogó. No obstante, se sometió a la voluntad de Jehová 
(Mar. 14:36). Lo que es más, soportó las presiones y 
despreció la vergüenza. A fin de cuentas, para 
abochornarse tendría que haber aceptado sin ningún 
cuestionamiento los valores de la época. Y ese no era el 
caso de Cristo.
Los discípulos de Jesús también fueron arrestados y 
azotados. Y a los ojos de muchos quedaron deshonrados. 
Pero aunque fueron despreciados, no se acobardaron. Por 
el contrario, resistieron las presiones de la opinión pública 
y no se dejaron avergonzar (Mat. 10:17; Hech. 5:40; 2 Cor. 
11:23-25). Sabían que tenían que tomar su madero de 
tormento y seguir a Jesús de continuo (Luc. 9:23, 26).
¿Qué puede decirse de nosotros? Hoy el mundo 
considera necias, débiles e innobles muchas cosas que 
Dios ve como sabias, poderosas y honorables (1 Cor. 
1:25-28). ¿No sería miope e insensato dejarnos llevar 
siempre por la opinión pública?
Si lo que nos interesa es recibir la honra del mundo, 
estaremos muy pendientes de lo que este piensa de 
nosotros. Pero si lo que anhelamos es imitar a Jesús y a 
los primeros cristianos y tener a Jehová como Amigo, 
entonces nos preocuparemos por seguir siempre el criterio 
divino sobre lo que es honorable y lo que es vergonzoso.

                                                                                              La hierba verde se ha secado,la flor se ha marchitado,pero en cuanto a la
palabra de nuestro Dios JEHOVÁ,Durara hasta tiempo indefinido.  ISAIAS 40;8
http://burgara-despertadatalaya.blogspot.com
http://groups.yahoo.com/group/gb_mp
burgara@gmail.com




Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.