lunes, 5 de noviembre de 2012

puntos sobresalientes joel 1 a 3


CAPITULO 1
w04 15/5 pág. 13 párr. 15 Los mayores son miembros valiosos de nuestra hermandad
cristiana
15. ¿Qué pueden hacer los cristianos de edad avanzada para “anunciar que Jehová es
recto”?
15 Los siervos de Dios de edad avanzada cumplen gozosamente con su responsabilidad de
“anunciar que Jehová es recto”. Si usted es un cristiano mayor, sus palabras y acciones pueden
demostrar a otros que ‘Jehová es su Roca, en quien no hay injusticia’ (Salmo 92:15). La palmera
da testimonio mudo de las cualidades superlativas del Creador. Pero Jehová le ha dado a usted el
privilegio de dar testimonio de él a los que están abrazando la adoración verdadera (Deuteronomio
32:7; Salmo 71:17, 18; Joel 1:2, 3). ¿Por qué es importante que lo haga?
w89 15/3 págs. 30-31 ¡Invoque el nombre de Jehová y sálvese!
Se necesita el arrepentimiento para la salvación durante el día inspirador de temor de
Jehová. Por los ojos de Joel vemos una calamidad a medida que enjambres de orugas, langostas,
langostas reptantes sin alas, y cucarachas despojan de vegetación el país. Se exhorta a los
sacerdotes, los ancianos y a otros habitantes de Judá a arrepentirse ‘y clamar por socorro a
Jehová’. Por no tener productos, los almacenes quedan desolados y los graneros son derribados.
Los animales domésticos vagan en confusión, buscando pasto en vano. ¡Qué día de despojo
procedente del Altísimo! (Joel 1:1-20.)
w89 15/3 pág. 30 ¡Invoque el nombre de Jehová y sálvese!
Joel 1:2.—Joel se dirigió a los “ancianos” que habían extraviado a la nación. Porque los “habitantes
del país” habían seguido aquella falsa dirección, ellos también eran responsables ante los ojos de
Jehová. Hoy, los líderes religiosos de la cristiandad han extraviado de manera similar a sus
rebaños. Como Joel, los testigos de Jehová han dirigido mensajes a esa clase clerical. Sin embargo,
hay que declarar a la gente en general la Palabra de Dios, porque ella también rendirá cuentas a
Jehová. (Isaías 9:15-17; Romanos 14:12.)
jd cap. 13 págs. 172-173 párrs. 12-13 “Proclamen esto entre las naciones”
12, 13. a) ¿Por qué se dice que el pueblo de Dios se parece a enjambres de insectos? b)
¿Qué opina usted de lo que ha leído en Joel 2:7, 8?
12 ¿Cómo proclama usted este mensaje, con sus dos aspectos? El profeta Joel asemejó la obra
del pueblo de Dios a una serie de plagas de insectos, entre ellos la langosta (Joel 1:4). Pero ¿por
qué decimos que el pueblo de Jehová se parece a enjambres de insectos, una comparación que
pudiera resultar un tanto extraña? Porque, como vemos en Joel 2:11, Dios identifica a estas
criaturas como “su fuerza militar”. (Las langostas también representan al pueblo de Dios en el
último libro de la Biblia. Véase Revelación 9:3, 4.) La acción de los insectos que menciona Joel
recuerda a la de un fuego voraz: a su paso, lo que había sido como “el jardín de Edén” quedaba
convertido en “desierto desolado” (Joel 2:2, 3). ¿De qué forma demostramos hoy que
comprendemos el sentido de la profecía de Joel?
13 Pensemos en la exhaustiva labor de estos insectos. Joel lo expresó del siguiente modo: “Como
hombres poderosos corren. Como hombres de guerra suben un muro. Y van cada cual en sus
propios caminos, y no alteran sus sendas. Y uno al otro no se empujan. Como hombre físicamente
capacitado en su derrotero, siguen yendo; y si algunos caen hasta entre los proyectiles, los demás
no se apartan del derrotero” (Joel 2:7, 8). Así es: no hay “muro” de oposición capaz de detener
ni su avance ni la plaga que causan. “Y si algunos caen hasta entre los proyectiles” —como les ha
ocurrido a algunos cristianos leales, ejecutados por enemigos tiránicos—, otros asumen la misión
que Jehová tiene para ellos. Pero ¿y usted? ¿Está decidido a seguir con la labor de proclamar el día
de Jehová hasta que Dios determine que ya se ha completado? Bien pudiera ser que al efectuar la
obra, usted esté actuando en sustitución de algún cristiano fiel que ha fallecido.
w99 1/5 pág. 24 párr. 19 Seamos vigilantes y diligentes
19. ¿Qué clase de paciencia podía ejercer el labrador israelita?
19 El labrador israelita que plantaba una semilla tenía que esperar, primero a que apareciera el
tallo, luego a que madurara la planta y, finalmente, a la cosecha (Lucas 8:5-8; Juan 4:35). A lo
largo de esos meses, habría momentos en que sentiría cierta ansiedad, y tal vez tendría razones
para sentirla. ¿Llegarían las lluvias tempranas y serían abundantes? ¿Y las lluvias tardías?
¿Matarían los insectos o una tormenta las plantas? (Compárese con Joel 1:4; 2:23-25.)
No obstante, en términos generales el labrador israelita podía confiar en Jehová y en los ciclos
naturales que Él estableció (Deuteronomio 11:14; Jeremías 5:24). La paciencia del labrador en
realidad equivalía a esperanza con confianza. Tenía fe y sabía que llegaría lo que esperaba. Y así
sería.
w08 15/7 pág. 4 párr. 5 ¿Por qué es importante predicar de casa en casa hoy día?
5. ¿Cómo se representa proféticamente la labor de evangelizar en el libro de Joel?
5 La predicación del siglo primero no fue sino un anticipo de una labor mucho mayor que se
realizaría en nuestro tiempo. El profeta Joel ilustró la labor de evangelizar de los cristianos ungidos
con una desoladora plaga de insectos que incluía langostas (Joel 1:4). Avanzando como un
ejército, las langostas superan obstáculos, entran en las casas y devoran todo lo que encuentran a
su paso (léase Joel 2:2, 7-9). Esta es una descripción muy gráfica de la predicación persistente y
exhaustiva que realiza hoy día el pueblo de Dios. De todos los métodos que los cristianos ungidos y
sus compañeros de las “otras ovejas” emplean para cumplir este modelo profético, el más
importante es la predicación de casa en casa (Juan 10:16). ¿Cómo fue que adoptamos el método
apostólico los testigos de Jehová?
km 12/02 pág. 6 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
29. La simbólica nación de langostas que se menciona en Joel 1:4-6 representa a (la nación de
Israel; los cristianos ungidos; los ejércitos romanos) (Hech. 2:1, 14-17) [lectura semanal
de la Biblia; véase w98-S 1/5 pág. 9 §9].
w98 1/5 pág. 9 párrs. 8-9 El día de Jehová está cerca
8, 9. a) ¿Cómo describe Joel las langostas y el efecto de su plaga? b) ¿A quién
representan en la actualidad las langostas?
8 Fijémonos en el gran ejército de langostas: “Hay una nación que ha subido a mi país, poderosa
y sin número. Sus dientes son los dientes de un león, y tiene las quijadas de un león. Ha puesto mi
vid como objeto de pasmo, y mi higuera como tocón. Positivamente la ha dejado desnuda y la ha
desechado. Las ramitas de ella han quedado blancas. Plañe, como una virgen ceñida de saco lo
hace por el dueño de su juventud” (Joel 1:6-8).
9 ¿Se reduce todo esto a una profecía sobre “una nación”, o enjambre, de langostas, que invade
Judá? No, hay mucho más implicado. Tanto en Joel 1:6 como en Revelación (Apocalipsis) 9:7, las
langostas representan al pueblo de Dios. El actual ejército de langostas es, ni más ni menos, la
fuerza militar integrada por las langostas ungidas de Jehová, con la que colaboran en la actualidad
unos cinco millones seiscientos mil miembros de las “otras ovejas” de Jesús (Juan 10:16). ¿Verdad
que nos alegra formar parte de esta multitud de adoradores de Jehová?
w70 1/1 pág. 25 Guárdese de “excesos con vino”
Aunque cantidades moderadas de vino son provechosas como alimento y medicina, cantidades
excesivas producen una condición de borrachera en la que uno queda vencido y pierde el control de
la mente y el cuerpo. (Sal. 60:3; 78:65; Jer. 23:9; Joel 1:5) Los excesos, escribió el sabio, son
‘justamente como mordida de serpiente, justamente como veneno de víbora,’ y causan cirrosis del
hígado y delírium tremens mental, aun hasta el grado de matar al borracho. (Pro. 23:32) La
persona que le tiene un amor insaciable al vino de seguro también viene a parar en pobreza, pues
no puede trabajar, al no ser confiable.—Pro. 21:17.
w92 1/5 pág. 12 párr. 12 Tenga muy presente el día de Jehová
12. ¿Por qué merecen recibir mensajes de juicio los líderes de la cristiandad, y qué les
ocurrirá dentro de poco, junto con todos los miembros de Babilonia la Grande?
12 A esos “caballeros” depravados del clero, Jehová dirige este llamado: “Despierten, borrachos,
y lloren; y aúllen, todos ustedes, bebedores de vino, por causa del vino dulce, porque ha sido
cortado de sus bocas”. (Joel 1:5.) En este siglo XX, la religión de la cristiandad ha sustituido los
principios morales limpios de la Palabra de Dios por la permisividad del mundo. A la religión falsa y
sus feligreses les ha parecido dulce embeberse de los caminos del mundo, ¡pero qué cosecha de
enfermedades espirituales y físicas han segado! Dentro de poco, como se describe en
Revelación 17:16, 17, el “pensamiento” de Dios será que las potencias políticas se vuelvan contra
todo el imperio mundial de la religión falsa, Babilonia la Grande, y la devasten. Solo entonces ella,
mientras ve que se lleva a cabo la decisión de Jehová en su contra, va a ‘despertar’ del estupor
ocasionado por su embriaguez.
w92 1/5 pág. 12 párr. 12 Tenga muy presente el día de Jehová
12. ¿Por qué merecen recibir mensajes de juicio los líderes de la cristiandad, y qué les
ocurrirá dentro de poco, junto con todos los miembros de Babilonia la Grande?
12 A esos “caballeros” depravados del clero, Jehová dirige este llamado: “Despierten, borrachos,
y lloren; y aúllen, todos ustedes, bebedores de vino, por causa del vino dulce, porque ha sido
cortado de sus bocas”. (Joel 1:5.) En este siglo XX, la religión de la cristiandad ha sustituido los
principios morales limpios de la Palabra de Dios por la permisividad del mundo. A la religión falsa y
sus feligreses les ha parecido dulce embeberse de los caminos del mundo, ¡pero qué cosecha de
enfermedades espirituales y físicas han segado! Dentro de poco, como se describe en
Revelación 17:16, 17, el “pensamiento” de Dios será que las potencias políticas se vuelvan contra
todo el imperio mundial de la religión falsa, Babilonia la Grande, y la devasten. Solo entonces ella,
mientras ve que se lleva a cabo la decisión de Jehová en su contra, va a ‘despertar’ del estupor
ocasionado por su embriaguez.
w98 1/5 pág. 9 párr. 7 El día de Jehová está cerca
7. a) ¿Cuál era la condición de los guías religiosos de Judá? b) ¿Cómo están hoy los guías
de la cristiandad en un estado parecido al de las autoridades religiosas de Judá?
7 La atención se centra en una infame turba, los guías religiosos de Judá, cuando se ordena:
“Despierten, borrachos, y lloren; y aúllen, todos ustedes, bebedores de vino, por causa del vino
dulce, porque ha sido cortado de sus bocas” (Joel 1:5). Así es: a los borrachos espirituales de Judá
se les dijo que ‘despertaran’, es decir, que se despejaran de la embriaguez. Pero no creamos que
se trata simplemente de historia antigua. Hoy mismo, antes del gran día de Jehová, el clero de la
cristiandad está, en sentido figurado, tan harto de vino dulce, que apenas se percata de la orden
del Altísimo. ¡Qué sorpresa se llevará cuando lo saque de la embriaguez espiritual el día de Jehová,
grande e inspirador de temor!
si págs. 147-148 párr. 13 Libro bíblico número 29: Joel
13. a) ¿Qué similitudes sorprendentes se pueden ver entre Joel y Revelación? b) ¿Qué
paralelos con otras profecías se hallan en Joel?
13 Se pueden ver similitudes sorprendentes entre la plaga de langostas que describe Joel y la
plaga profetizada en el capítulo 9 de Revelación. De nuevo se oscurece el sol. Las langostas se
parecen a caballos preparados para la batalla, hacen un sonido como el de carros de guerra y
tienen dientes como de leones. (Joel 2:4, 5, 10; 1:6; Rev. 9:2, 7-9.) La profecía de Joel 2:31, que
menciona que el sol se oscurece, tiene un paralelo en lo que dicen Isaías 13:9, 10, Revelación
6:12-17 y Mateo 24:29, 30, donde Jesús muestra que la profecía aplica al tiempo en que él viene
como el Hijo del hombre con poder y gran gloria. Parece que en Malaquías 4:5 se hace referencia a
estas palabras de Joel 2:11: “El día de Jehová es grande y muy inspirador de temor”. Hay también
descripciones paralelas de este ‘día de oscuridad y densas tinieblas’ en Joel 2:2 y Sofonías
1:14, 15.
si pág. 146 párr. 2 Libro bíblico número 29: Joel
2. ¿Qué sabemos acerca de Joel y de las circunstancias en que profetizó?
2 Según la introducción, el libro es “la palabra de Jehová que le ocurrió a Joel hijo de Petuel”.
Esto es lo único que se menciona en la Biblia acerca de Joel mismo. Lo que se destaca es el
mensaje profético, no su escritor. Se entiende que el nombre “Joel” (hebreo: Yoh·ʼél) significa
“Jehová Es Dios”. El hecho de que Joel esté familiarizado personalmente con Jerusalén, su templo y
los detalles del servicio del templo quizás indique que escribió su libro en Jerusalén o en Judá.
(Joel 1:9, 13, 14; 2:1, 15, 16, 32.)
w07 1/10 pág. 13 Puntos sobresalientes de los libros de Joel y Amós
Lecciones para nosotros:
Joel 1:13, 14. Arrepentirse de verdad y reconocer a Jehová como el Dios verdadero son
acciones esenciales para la salvación.
ip-1 cap. 5 pág. 53 párr. 11 Jehová humilla a los que se ensalzan
11. a) ¿Quién podrá “sostenerse bajo” el venidero “día de Jehová”? b) ¿Cómo podemos
hacer de Jehová nuestro refugio?
11 “¡Ay del día —dice el profeta Joel—; porque el día de Jehová está cerca, y como despojo
violento del Todopoderoso vendrá!” En vista de la inminencia de ese “día”, ¿no deberíamos todos
preocuparnos de hallar protección durante ese período sobrecogedor? “¿Quién puede sostenerse
bajo él?”, pregunta Joel, y él mismo responde: “Jehová será un refugio para su pueblo” (Joel
1:15; 2:11; 3:16). ¿Será Jehová Dios un refugio para quienes tienen espíritu altivo y confían en las
riquezas, el poderío militar y los dioses creados por el hombre? ¡De ninguna manera! Dios
abandonó incluso a su pueblo escogido cuando este actuó así. Por tanto, es esencial que todos los
siervos de Dios “busquen justicia, busquen mansedumbre” y examinen seriamente el lugar que la
adoración de Jehová ocupa en su vida (Sofonías 2:2, 3).
w92 1/5 págs. 8-9 párrs. 2-3 Tenga muy presente el día de Jehová
2, 3. a) ¿Qué es “el día de Jehová” del cual se profetizó en Joel 3:14? b) ¿Por qué
merecen las naciones lo que tendrán que afrontar ese día?
2 Entonces, ¿qué es “el día de Jehová” que se predijo en Joel 3:14? “¡Ay del día —exclama
Jehová mismo—; porque el día de Jehová está cerca, y como despojo violento del Todopoderoso
vendrá!” ¿De qué manera es un despojo violento? El profeta explica más adelante:
“Muchedumbres, muchedumbres están en la llanura baja de la decisión, porque el día de Jehová
está cerca en la llanura baja de la decisión”. (Joel 1:15; 3:14.) Este es el día en que Jehová
ejecuta su decisión judicial sobre las muchedumbres impías de la humanidad que rechazan lo
correcto de su soberanía sobre el cielo y la Tierra. Jehová ha decidido despojar violentamente el
sistema de cosas satánico que por tanto tiempo ha ceñido a la humanidad con sus tentáculos.
(Jeremías 17:5-7; 25:31-33.)
3 El sistema corrupto que hay en la Tierra tiene que afrontar esa decisión. Pero ¿es realmente
tan malo el sistema mundial? ¡Una mirada a su registro debe bastar para contestar esa pregunta!
Jesús declaró un principio relacionado con este asunto en Mateo 7:16: “Por sus frutos los
reconocerán”. ¿No se han convertido las grandes ciudades del mundo en sumideros de narcóticos,
crimen, terror, inmoralidad y contaminación? En muchos países la confusión política, las escaseces
de alimento y la pobreza están sofocando las libertades recién adquiridas. Más de 1.000 millones
de personas viven de raciones insuficientes. Además, la epidemia del SIDA, avivada por el abuso
de las drogas y los estilos de vida inmorales, proyecta su oscura sombra sobre gran parte de la
Tierra. En todo aspecto, la calidad de vida ha empeorado en escala mundial particularmente desde
que estalló la I Guerra Mundial en 1914. (Compárese con 2 Timoteo 3:1-5.)
w97 15/12 pág. 21 párr. 19 Haga declaración pública para salvación
19. ¿Qué les sucederá a quienes ‘invoquen el nombre de Jehová’ hoy?
19 El día grande e inspirador de temor de Jehová se está acercando cada vez más. “¡Ay del día;
porque el día de Jehová está cerca, y como despojo violento del Todopoderoso vendrá!” (Joel
1:15; 2:31.) Pedimos a Dios que muchas personas más respondan con urgencia al mensaje de las
buenas nuevas y acudan en gran número a la organización de Jehová. (Isaías 60:8; Habacuc 2:3.)
Recuerde que en otros días de Jehová los inicuos fueron destruidos: en el día de Noé, en el tiempo
de Lot y en los días de las naciones apóstatas de Israel y Judá. Estamos ahora a las puertas de la
mayor de todas las tribulaciones, cuando el viento de tempestad de Jehová eliminará la iniquidad
de la faz de la Tierra, dejando así el camino libre para la instauración de un paraíso de paz eterna.
¿Será usted uno de los que “invoque el nombre de Jehová” fielmente? En tal caso, ¡regocíjese! Dios
mismo le promete la salvación. (Romanos 10:13.)
w97 1/9 pág. 19 párr. 2 Tengamos muy presente el día de Jehová
2. ¿Qué significa tener muy presente el día de Jehová?
2 La expresión “teniendo muy presente”, que Pedro utiliza con referencia al día de Jehová,
significa que no lo posponemos mentalmente. No deberíamos olvidar que está muy cerca el día en
que Jehová destruirá este sistema de cosas como preludio de la instauración de su prometido
nuevo mundo. Debería ser tan real para nosotros que lo viéramos claramente, como si estuviera
justo delante de nosotros. Así de real fue para los profetas de Dios de tiempos antiguos, quienes
dijeron muchas veces que estaba cerca. (Isaías 13:6; Joel 1:15; 2:1; Abdías 15; Sofonías
1:7, 14.)
w07 15/12 pág. 11 párrs. 1-3 ¿Está usted preparado para el día de Jehová?
1-3. a) ¿Qué dice la Biblia sobre el día de Jehová? b) ¿Qué “día de Jehová” asoma en el
horizonte?
EL GRAN día de Jehová no es un día de veinticuatro horas. Es un período más amplio en el que
se ejecuta el juicio divino contra los malvados. Estos tienen razones para temerlo, pues será un día
de oscuridad, furor, cólera ardiente, angustia y desolación (Isaías 13:9; Amós 5:18-20; Sofonías
1:15). “¡Ay del día —exclama el profeta Joel—; porque el día de Jehová está cerca, y como despojo
violento del Todopoderoso vendrá!” (Joel 1:15.) No obstante, durante ese gran día, Dios será el
Salvador de “los rectos de corazón” (Salmo 7:10).
2 La Biblia utiliza la expresión “día de Jehová” para referirse a distintas ocasiones en las que Dios
ha ejecutado su juicio. Por ejemplo, a los residentes de Jerusalén les sobrevino un “día de Jehová”
cuando cayeron en manos de los babilonios, en el 607 antes de nuestra era (Sofonías 1:4-7). Una
ejecución similar del juicio divino ocurrió en el año 70 de nuestra era cuando Dios utilizó a los
ejércitos romanos para castigar a la nación judía, que había rechazado a su Hijo (Daniel 9:24-27;
Juan 19:15). Pero la Biblia predice que habrá otro “día de Jehová”, un período en el que “guerreará
contra [todas las] naciones” (Zacarías 14:1-3). Por inspiración divina, el apóstol Pablo relacionó ese
día con la presencia de Cristo, que comenzó con la coronación de Jesús como Rey celestial en 1914
(2 Tesalonicenses 2:1, 2). Con el día de Jehová asomando en el horizonte, ha sido muy oportuno
que nuestro texto del año 2007 se haya tomado de Sofonías 1:14, que dice: “El gran día de Jehová
está cerca”.
3 Dado que ese gran día está cerca, ahora es el momento para que usted demuestre que está
listo. ¿Cómo puede prepararse para ese día? ¿Hay algo en lo que necesite mejorar?
w07 1/10 págs. 12-13 Puntos sobresalientes de los libros de Joel y Amós
Respuestas a preguntas bíblicas:
Joel 1:15; 2:1, 11, 31; 3:14. ¿Qué es “el día de Jehová”? Es el momento de la ejecución de la
sentencia de Jehová contra sus enemigos, que se traduce en destrucción para ellos pero en
salvación para los fieles. Un día similar le llegó a la Babilonia antigua en el año 539 antes de
nuestra era, cuando fue conquistada por los medos y los persas (Isaías 13:1, 6). Se avecina otro
“día de Jehová”, en el que ejecutará su juicio contra “Babilonia la Grande”, el imperio mundial de la
religión falsa (Revelación [Apocalipsis] 18:1-4, 21).
w07 15/7 pág. 27 párrs. 1-2 Esperemos con aguante el día de Jehová
1, 2. ¿En qué consiste el aguante, y por qué lo necesitamos los cristianos?
EL GRAN día de Jehová está muy cerca (Joel 1:15; Sofonías 1:14). Los cristianos anhelamos el
día en que la soberanía de Dios quede vindicada; mientras tanto, estamos decididos a mantenernos
leales a él pese a que afrontamos odio, oprobio, persecución y hasta la muerte debido a nuestra fe
(Mateo 5:10-12; 10:22; Revelación [Apocalipsis] 2:10). Por eso necesitamos aguante, es decir, la
capacidad de soportar las adversidades. El apóstol Pedro nos exhorta: “Suministren a su fe [...]
aguante” (2 Pedro 1:5, 6). No hay duda de que necesitamos esta cualidad, pues Jesús dijo: “El que
haya aguantado hasta el fin es el que será salvo” (Mateo 24:13).
2 También sufrimos enfermedades, la pérdida de seres queridos y otras situaciones adversas.
¡Cuánto complacería a Satanás que perdiéramos la fe! (Lucas 22:31, 32.) Sin embargo, con el
apoyo de Jehová, es posible aguantar cualquier dificultad (1 Pedro 5:6-11). Veamos algunos casos
de la vida real que demuestran que todos podemos esperar el día de Jehová con aguante y una fe
firme.
w98 1/5 pág. 11 párr. 15 El día de Jehová está cerca
15. En vista del lamentable estado de la tierra, ¿cómo reaccionan los que prestan
atención a las advertencias divinas?
15 Como indica Joel 1:16-20, la antigua Judá se quedó sin alimentos y también sin alegría. Los
almacenes yacían desolados y hubo que demoler los graneros. Como las langostas habían acabado
con los pastos, las reses deambulaban confusas y los hatos de ovejas perecían. ¡Qué catástrofe!
¿Qué le ocurrió a Joel en tales circunstancias? Según el versículo 19, él dijo: “A ti, oh Jehová,
llamaré”. En la actualidad también hay muchas personas que prestan atención a las advertencias
divinas y claman a Jehová Dios con fe.
CAPITULO 2
w86 15/12 pág. 19 párr. 15 ¡Cuán majestuoso es el nombre de Jehová!
15. ¿Qué paralelo de esto se ve en la actividad de los testigos de Jehová hoy día?
15 Podemos ver un paralelo notable entre esto y lo que los testigos de Jehová están haciendo hoy
por toda la Tierra. Últimamente ha habido un aumento sobresaliente en nuestra actividad del
Reino. En un período de cinco años que terminó en 1985 las filas de los precursores aumentaron en
134%. El ejército de precursores y otros publicadores fieles del Reino se levanta “temprano”, a
menudo en sentido literal, y participa celosamente en proclamar los juicios de Jehová. Para los
líderes de las religiones de la cristiandad es como si los Testigos fueran “un pueblo numeroso y
poderoso”. El clero experimenta “dolores fuertes” cuando observa cómo la proclamación de la
verdad hace que muchas personas sinceras los abandonen y se pongan de parte de Jehová. (Joel
2:1-3, 6.)
jd cap. 14 pág. 183 párr. 10 “Una bendición hasta que no haya más carencia”
10. ¿En qué sentido es correcto poner a prueba a Jehová?
10 Jehová merece que cuando le entreguemos los diezmos simbólicos, lo hagamos con devoción
y amor, así como con sentido de urgencia. En efecto, vemos que su gran día se acerca con rapidez
y es “muy inspirador de temor” (Joel 2:1, 2, 11). Además, hay vidas en juego. Jehová nos
hace una invitación que podemos aceptar individualmente. A todos sus siervos —entre ellos usted—
, nos dice: “Pruébenme”. Claro, somos simples humanos, por lo que ninguno debería atreverse a
ponerlo a prueba en el sentido de verificar si es confiable (Hebreos 3:8-10). Pero sí es correcto
hacerlo en otro sentido. ¿En cuál? Pues bien, él promete una bendición. Cuando obedecemos a
Dios, lo ponemos a prueba, pues es como si le preguntáramos: “¿Vas a bendecirme?”. Él, por su
parte, se compromete a cumplir su palabra. Así, al permitir que lo probemos, nos da aún más
razones para confiar en que va a bendecirnos a manos llenas.
w89 15/3 pág. 30 ¡Invoque el nombre de Jehová y sálvese!
Joel 2:1-10, 28.—A los israelitas se les advirtió que si desobedecían a Dios el resultado sería que
langostas y otras criaturas devorarían sus cosechas. (Deuteronomio 28:38-45.) Puesto que las
Escrituras no tienen registro de que Canaán sufriera un asalto por insectos de la magnitud que
menciona Joel, parece que la plaga que él describió era pictórica. Evidentemente la profecía
empezó a cumplirse en el Pentecostés de 33 E.C., cuando Jehová empezó a ‘derramar su espíritu’
sobre los seguidores de Jesús, quienes atormentaron a los religiosos falsos con el mensaje que Dios
les había dado. (Hechos 2:1, 14-21; 5:27-29.) Ahora los testigos de Jehová efectúan una obra de
efectos devastadores similares
w07 1/10 págs. 12-13 Puntos sobresalientes de los libros de Joel y Amós
Respuestas a preguntas bíblicas:
Joel 2:1-10, 28. ¿Cómo se ha cumplido la profecía respecto a la invasión de insectos?
No se hace mención en la Biblia de que la tierra de Canaán haya sufrido ninguna invasión de
insectos de la magnitud descrita en el libro de Joel. Por lo tanto, dicho ataque al parecer representa
una profecía relativa al año 33 de nuestra era, cuando Jehová empezó a derramar su espíritu sobre
los primeros cristianos y estos comenzaron a predicar el mensaje que atormentó a los falsos líderes
religiosos (Hechos 2:1, 14-21; 5:27-33). En la actualidad tenemos la oportunidad excepcional de
participar en una obra semejante.
jd cap. 13 pág. 171 párr. 10 “Proclamen esto entre las naciones”
10. ¿Cómo podemos imitar a Sofonías al anunciar el mensaje del “día de Jehová”?
10 Al proclamar la advertencia hay que demostrar valentía, pero también tacto. Uno debe ser
“amable [o estar “lleno de tacto”] para con todos”, aunque el mensaje se centre en el inminente
“día de Jehová” (2 Timoteo 2:24, nota; Joel 2:1, 11; Sofonías 1:14). Con relación a esto, los doce
profetas nos dan, nuevamente, una valiosa lección. Anunciaban los juicios de Jehová con
intrepidez, pero eran considerados con sus oyentes. Sofonías, por ejemplo, habló sin rodeos contra
los insensibles príncipes (o nobles) de su época, pero no incluyó en sus críticas al fiel rey Josías
(Sofonías 1:8). Algo que nos permitirá ayudar a las personas cuando declaramos la advertencia es
verlas como posibles ovejas y no adoptar una actitud negativa (Mateo 25:32-34).
w07 1/10 págs. 12-13 Puntos sobresalientes de los libros de Joel y Amós
Respuestas a preguntas bíblicas:
Joel 2:1, 11, 31. ¿Qué es “el día de Jehová”? Es el momento de la ejecución de la sentencia
de Jehová contra sus enemigos, que se traduce en destrucción para ellos pero en salvación para los
fieles. Un día similar le llegó a la Babilonia antigua en el año 539 antes de nuestra era, cuando fue
conquistada por los medos y los persas (Isaías 13:1, 6). Se avecina otro “día de Jehová”, en el que
ejecutará su juicio contra “Babilonia la Grande”, el imperio mundial de la religión falsa (Revelación
[Apocalipsis] 18:1-4, 21).
si pág. 146 párr. 2 Libro bíblico número 29: Joel
2. ¿Qué sabemos acerca de Joel y de las circunstancias en que profetizó?
2 Según la introducción, el libro es “la palabra de Jehová que le ocurrió a Joel hijo de Petuel”.
Esto es lo único que se menciona en la Biblia acerca de Joel mismo. Lo que se destaca es el
mensaje profético, no su escritor. Se entiende que el nombre “Joel” (hebreo: Yoh·ʼél) significa
“Jehová Es Dios”. El hecho de que Joel esté familiarizado personalmente con Jerusalén, su templo y
los detalles del servicio del templo quizás indique que escribió su libro en Jerusalén o en Judá.
(Joel 1:9, 13, 14; 2:1, 15, 16, 32.)
si pág. 148 párr. 14 Libro bíblico número 29: Joel
14. ¿Qué pasajes de Joel engrandecen la soberanía de Jehová y su bondad amorosa?
14 La profecía de Revelación nos ayuda a mirar hacia el futuro al “gran día” de la ira divina. (Rev.
6:17.) Joel también profetiza de ese tiempo y muestra que, cuando venga el gran “día de Jehová”
sobre las naciones, los que le pidan a Dios protección y liberación ‘escaparán salvos’. “Jehová será
un refugio para su pueblo.” Se restaurará la prosperidad edénica: “Y en aquel día tiene que ocurrir
que las montañas gotearán vino dulce, y las colinas mismas manarán leche, y los cauces mismos
de Judá manarán agua. Y de la casa de Jehová saldrá un manantial”. Al presentar estas brillantes
promesas de restauración, Joel también engrandece la soberanía de Jehová Dios y, sobre la base
de Su gran misericordia, suplica a los de corazón sincero: “Vuelvan a Jehová su Dios, porque él es
benévolo y misericordioso, tardo para la cólera y abundante en bondad amorosa”. Todos los que
presten atención a esa súplica inspirada segarán provecho eterno. (Joel 2:1, 32; 3:16, 18; 2:13.)
w92 1/5 pág. 12 párr. 13 Tenga muy presente el día de Jehová
13. ¿En qué sentido le parece ‘numerosa y poderosa’ a la cristiandad la hueste de
langostas?
13 El profeta de Jehová pasa a describir la hueste de langostas como “un pueblo numeroso y
poderoso”, y así le parece a Babilonia la Grande. (Joel 2:2.) Por ejemplo, su clero se lamenta de
que las religiones de la cristiandad no hayan podido hacer conversos en Japón, donde predomina el
budismo. Con todo, en la actualidad más de 160.000 testigos de Jehová japoneses abarcan como
enjambre ese país y conducen estudios bíblicos con diferentes personas en más de
200.000 hogares. En Italia ahora se reconoce que los 180.000 testigos de Jehová son superados en
número solo por los católicos. Un monseñor católico romano de Italia se lamentó en vano de que
los testigos de Jehová se llevan de la iglesia ‘por lo menos 10.000 católicos fieles’ cada año. Los
Testigos reciben alegre y gustosamente a esas personas. (Isaías 60:8, 22.)
w09 15/4 pág. 18 párr. 14 La creación revela la sabiduría de Jehová
14. Aunque una sola langosta no sea impresionante, ¿qué se puede decir de un
enjambre?
14 La langosta también tiene lecciones para nosotros. Una sola langosta de cinco centímetros
(dos pulgadas) de largo seguramente no nos intimidaría, pero un gran enjambre es algo muy
distinto (léase Proverbios 30:27). Un enjambre de langostas voraces puede acabar en poco tiempo
con un hermoso sembradío. La Biblia habla de un enjambre de insectos —que incluía langostas—, y
dice que el ruido que producía al acercarse era como el de carruajes de guerra o como el del
rastrojo cuando se quema (Joel 2:3, 5). El hombre ha tratado de frenar el avance de los
enjambres provocando incendios, pero este método casi nunca le ha dado resultados. ¿Por qué?
Porque caen tantos insectos sobre el fuego que terminan por extinguirlo, de modo que el resto
puede seguir su recorrido. Aunque no tienen un rey o un líder que las dirija, las langostas avanzan
como un ejército bien disciplinado y superan prácticamente cualquier obstáculo (Joel 2:25).
w08 15/7 pág. 4 párr. 5 ¿Por qué es importante predicar de casa en casa hoy día?
5. ¿Cómo se representa proféticamente la labor de evangelizar en el libro de Joel?
5 La predicación del siglo primero no fue sino un anticipo de una labor mucho mayor que se
realizaría en nuestro tiempo. El profeta Joel ilustró la labor de evangelizar de los cristianos ungidos
con una desoladora plaga de insectos que incluía langostas (Joel 1:4). Avanzando como un ejército,
las langostas superan obstáculos, entran en las casas y devoran todo lo que encuentran a su paso
(léase Joel 2:2, 7-9). Esta es una descripción muy gráfica de la predicación persistente y
exhaustiva que realiza hoy día el pueblo de Dios. De todos los métodos que los cristianos ungidos y
sus compañeros de las “otras ovejas” emplean para cumplir este modelo profético, el más
importante es la predicación de casa en casa (Juan 10:16). ¿Cómo fue que adoptamos el método
apostólico los testigos de Jehová?
si págs. 147-148 párr. 13 Libro bíblico número 29: Joel
13. a) ¿Qué similitudes sorprendentes se pueden ver entre Joel y Revelación? b) ¿Qué
paralelos con otras profecías se hallan en Joel?
13 Se pueden ver similitudes sorprendentes entre la plaga de langostas que describe Joel y la
plaga profetizada en el capítulo 9 de Revelación. De nuevo se oscurece el sol. Las langostas se
parecen a caballos preparados para la batalla, hacen un sonido como el de carros de guerra y
tienen dientes como de leones. (Joel 2:4, 5, 10; 1:6; Rev. 9:2, 7-9.) La profecía de Joel 2:31,
que menciona que el sol se oscurece, tiene un paralelo en lo que dicen Isaías 13:9, 10, Revelación
6:12-17 y Mateo 24:29, 30, donde Jesús muestra que la profecía aplica al tiempo en que él viene
como el Hijo del hombre con poder y gran gloria. Parece que en Malaquías 4:5 se hace referencia a
estas palabras de Joel 2:11: “El día de Jehová es grande y muy inspirador de temor”. Hay también
descripciones paralelas de este ‘día de oscuridad y densas tinieblas’ en Joel 2:2 y Sofonías
1:14, 15.
w98 1/5 pág. 11 párr. 17 El día de Jehová está cerca
17. ¿Cómo se vieron afectados la tierra y el pueblo de Judá por la plaga de langostas?
17 Imaginémonos el impacto de la visión profética a medida que las implacables langostas tornan
en un yermo desolado todo un Edén. Escuchemos la descripción del ejército de langostas: “Su
apariencia es como la apariencia de caballos, y como corceles es la manera como siguen corriendo.
Como con el sonido de carros sobre las cimas de las montañas siguen brincando, como con el
sonido de un fuego llameante que devora rastrojo. Es como un pueblo poderoso, formado en orden
de batalla. Debido a él, los pueblos estarán con fuertes dolores. En cuanto a todos los rostros,
ciertamente recogerán un fulgor de excitación” (Joel 2:4-6). Durante la plaga de langostas de la
época de Joel, los adoradores de Baal se sumieron en la angustia y sus rostros reflejaron la
ansiedad que los embargaba.
w98 1/5 pág. 11 párrs. 18-19 El día de Jehová está cerca
18, 19. ¿Cómo se parece a una plaga de langostas la actividad del pueblo de Dios en la
actualidad?
18 Nada detenía a las metódicas e incansables langostas. Corrían “como hombres poderosos” y
hasta escalaban muros. Si ‘alguna caía entre los proyectiles, las demás no se apartaban de su
derrotero’ (Joel 2:7, 8). ¡Con cuánta viveza describe esta profecía al actual ejército de langostas
simbólicas! Hoy día, el ejército de langostas de Jehová también marcha siempre adelante. No las
detiene ningún “muro” de oposición. En vez de transigir en su integridad para con Dios, están
dispuestas a morir, como los miles de Testigos que ‘cayeron entre los proyectiles’ por negarse a
aclamar a Hitler durante el régimen nazi de Alemania.
19 El actual ejército de langostas da un testimonio exhaustivo en “la ciudad” de la cristiandad
(Joel 2:9). Lo hace en el mundo entero. Aún vence todos los obstáculos, entra en millones de
hogares, aborda a las personas en las calles, habla con ellas por teléfono y se pone en contacto con
ellas por todo medio posible al declarar el mensaje de Jehová. En efecto, ha distribuido miles de
millones de publicaciones bíblicas, y distribuirá muchísimas más en su incesante ministerio, que se
efectúa públicamente y de casa en casa (Hechos 20:20, 21).
w92 1/5 pág. 12 párrs. 14-15 Tenga muy presente el día de Jehová
14, 15. ¿Cómo describe Joel la hueste de langostas, y de qué manera se ha cumplido eso
hoy día?
14 Al describir la hueste de langostas, que representan a los Testigos ungidos, Joel 2:7-9 dice:
“Como hombres poderosos corren. Como hombres de guerra suben un muro. Y van cada cual en
sus propios caminos, y no alteran sus sendas. Y uno al otro no se empujan. Como hombre
físicamente capacitado en su derrotero, siguen yendo; y si algunos caen hasta entre los proyectiles,
los demás no se apartan del derrotero. Penetran precipitadamente en la ciudad. Sobre el muro
corren. Por las casas suben. Por las ventanas entran como el ladrón”.
15 ¡Esa ciertamente es una representación vívida del ejército de “langostas” ungidas, a quienes
se han unido más de 4.000.000 de compañeros, las otras ovejas! No hay “muro” de enemistad
religiosa que pueda detenerlos. Con denuedo ‘siguen andando ordenadamente en esta misma
rutina’ de testificación pública y otras actividades cristianas. (Compárese con Filipenses 3:16.) En
lugar de transigir, han estado dispuestas a afrontar la muerte, como lo hicieron los miles de
Testigos que ‘cayeron entre los proyectiles’ porque rehusaron saludar al católico Hitler como se
esperaba en la Alemania nazi. La hueste de langostas ha dado un testimonio cabal en “la ciudad”
de la cristiandad tras haber salvado todo tipo de obstáculos y haber entrado, por decirlo así, como
ladrón en los hogares al distribuir miles de millones de publicaciones bíblicas mediante su actividad
de casa en casa. La voluntad de Jehová es que se dé ese testimonio, y ningún poder celestial ni
terrestre puede impedirlo. (Isaías 55:11.)
jd cap. 13 págs. 172-173 párrs. 12-13 “Proclamen esto entre las naciones”
12, 13. a) ¿Por qué se dice que el pueblo de Dios se parece a enjambres de insectos? b)
¿Qué opina usted de lo que ha leído en Joel 2:7, 8?
12 ¿Cómo proclama usted este mensaje, con sus dos aspectos? El profeta Joel asemejó la obra
del pueblo de Dios a una serie de plagas de insectos, entre ellos la langosta (Joel 1:4). Pero ¿por
qué decimos que el pueblo de Jehová se parece a enjambres de insectos, una comparación que
pudiera resultar un tanto extraña? Porque, como vemos en Joel 2:11, Dios identifica a estas
criaturas como “su fuerza militar”. (Las langostas también representan al pueblo de Dios en el
último libro de la Biblia. Véase Revelación 9:3, 4.) La acción de los insectos que menciona Joel
recuerda a la de un fuego voraz: a su paso, lo que había sido como “el jardín de Edén” quedaba
convertido en “desierto desolado” (Joel 2:2, 3). ¿De qué forma demostramos hoy que
comprendemos el sentido de la profecía de Joel?
13 Pensemos en la exhaustiva labor de estos insectos. Joel lo expresó del siguiente modo: “Como
hombres poderosos corren. Como hombres de guerra suben un muro. Y van cada cual en sus
propios caminos, y no alteran sus sendas. Y uno al otro no se empujan. Como hombre físicamente
capacitado en su derrotero, siguen yendo; y si algunos caen hasta entre los proyectiles, los demás
no se apartan del derrotero” (Joel 2:7, 8). Así es: no hay “muro” de oposición capaz de detener
ni su avance ni la plaga que causan. “Y si algunos caen hasta entre los proyectiles” —como les ha
ocurrido a algunos cristianos leales, ejecutados por enemigos tiránicos—, otros asumen la misión
que Jehová tiene para ellos. Pero ¿y usted? ¿Está decidido a seguir con la labor de proclamar el día
de Jehová hasta que Dios determine que ya se ha completado? Bien pudiera ser que al efectuar la
obra, usted esté actuando en sustitución de algún cristiano fiel que ha fallecido.
w09 15/4 págs. 18-19 párrs. 15-16 La creación revela la sabiduría de Jehová
15, 16. ¿En qué se parecen los proclamadores del Reino a un enjambre de langostas?
15 El profeta Joel comparó la labor de los siervos de Dios con la manera de actuar de las
langostas. Él escribió: “Como hombres poderosos corren. Como hombres de guerra suben un muro.
Y van cada cual en sus propios caminos, y no alteran sus sendas. Y uno al otro no se empujan.
Como hombre físicamente capacitado en su derrotero, siguen yendo; y si algunos caen hasta entre
los proyectiles, los demás no se apartan del derrotero” (Joel 2:7, 8).
16 ¡Qué manera tan atinada de referirse a los proclamadores del Reino! Ningún “muro” de
oposición ha podido detener su servicio. Imitan el ejemplo de Jesús, quien hizo la voluntad de Dios
con perseverancia a pesar del desprecio de la gente (Isa. 53:3). Es cierto que algunos cristianos
han caído “entre los proyectiles”, es decir, han muerto como mártires. No obstante, la predicación
sigue adelante, y el número de proclamadores continúa creciendo. De hecho, no es raro que la
persecución termine difundiendo las buenas nuevas entre las personas que de otro modo
no hubieran podido escuchar el mensaje del Reino (Hech. 8:1, 4). ¿Demuestra usted en su
ministerio la perseverancia de las langostas, aunque se enfrente a la indiferencia y la oposición?
(Heb. 10:39.)
w98 1/5 pág. 12 párr. 20 El día de Jehová está cerca
20. ¿Quién apoya a las langostas actuales, y con qué resultados?
20 Joel 2:10 indica que un enorme enjambre de langostas es semejante a una nube capaz de
tapar la luz del sol, la luna y las estrellas (compárese con Isaías 60:8). ¿Hay alguna duda de quién
está tras esta fuerza militar? Por encima del estruendo de los insectos, escuchamos las siguientes
palabras de Joel 2:11: “Jehová mismo ciertamente dará su voz delante de su fuerza militar,
porque su campamento es muy numeroso. Porque el que ejecuta su palabra es poderoso; porque
el día de Jehová es grande y muy inspirador de temor, ¿y quién puede sostenerse bajo él?”.
Efectivamente, es Jehová Dios quien envía hoy su fuerza militar de langostas, antes de su gran día.
w97 15/12 pág. 11 párr. 1 Cómo sobrevivir al “día de Jehová”
1. ¿Por qué debe regocijarnos la venida del ‘día inspirador de temor de Jehová’?
“¡INSPIRADOR de temor!” Así describe Joel, el profeta de Dios, el gran “día de Jehová”. Sin
embargo, los que amamos a Jehová y nos hemos dedicado a él sobre la base del sacrificio de
rescate de Jesús no tenemos que temer que se acerque el día de Jehová. Ese será en verdad un día
estremecedor, pero también será un día de grandiosa salvación, el día en que se nos librará de un
sistema de cosas inicuo que ha afligido a la humanidad durante milenios. Joel invita al pueblo de
Dios a esperar con gozo y regocijo ese día “porque Jehová realmente hará una cosa grande”, y
añade la promesa: “Tiene que ocurrir que todo el que invoque el nombre de Jehová escapará
salvo”. Luego, bajo el Reino de Dios, “resultarán estar los escapados, tal como ha dicho Jehová, y
entre los sobrevivientes, a quienes Jehová llama”. (Joel 2:11, 21, 22, 32.)
w07 1/3 pág. 28 párrs. 12-13 Seamos felices temiendo a Jehová
12, 13. a) ¿De qué beneficios gozan quienes temen a Dios? b) ¿Qué magnífica
recompensa recibirán los siervos fieles de Jehová?
12 “Los ojos de Jehová están hacia los justos, y sus oídos están hacia su clamor por ayuda.”
(Salmo 34:15.) La historia de la relación de Dios con David prueba que esa afirmación es cierta.
Saber que Jehová vela por nosotros nos comunica gran gozo y paz interior. Confiamos en que él
satisfará siempre nuestras necesidades, por angustiosa que sea la situación. Sabemos que, dentro
de poco, los auténticos siervos de Dios nos enfrentaremos al predicho ataque de Gog de Magog y al
“día de Jehová, grande e inspirador de temor” (Joel 2:11, 31; Ezequiel 38:14-18, 21-23).
Independientemente de las circunstancias que se den entonces, las palabras de David resultarán
verdaderas en nuestro caso: “Clamaron, y Jehová mismo oyó, y de todas sus angustias los libró”
(Salmo 34:17).
13 ¡Qué emocionante será ver a Jehová enaltecer su gran nombre! Se nos llenará el corazón de
admiración y reverencia como nunca antes, mientras que nuestros adversarios tendrán un final
humillante. “El rostro de Jehová está contra los que hacen lo que es malo, para cortar la mención
de ellos de la tierra misma.” (Salmo 34:16.) Experimentar tan maravillosa salvación y entrar en el
justo nuevo mundo de Dios será una formidable recompensa, ¿no le parece?
km 8/89 pág. 6 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
19. ‘Rasgar su corazón’ significa que se necesita arrepentimiento sincero, de corazón, para
obtener salvación en el día de Jehová. (Joel 2:12, 13.) [1, w89-S 15/3 pág. 30.]
w89 15/3 pág. 30 ¡Invoque el nombre de Jehová y sálvese!
“SI LA plaga se desenfrena, se extenderá al África oriental y al Cercano Oriente. Pudiera ser un
desastre.” Eso dijo un funcionario de la Organización de las Naciones Unidas para Alimentos y
Agricultura respecto al voraz insecto que ahora invade el noroeste de África en cantidades de miles
de millones: la langosta.
Aproximadamente en el año 820 a.E.C., Joel, un profeta de Dios, habló sobre una plaga similar.
En términos vívidos que nadie ha sobrepasado en exactitud y realismo, describió una plaga de
insectos que azotaría la nación de Judá. Sin embargo, aquella plaga fue solo un cuadro de algo
mucho más significativo que solo una amenaza ambiental. ¡Anunciaba “el día de Jehová”! Nuestra
generación se enfrenta a ese “día [...] inspirador de temor” y a toda su furia destructiva. ¿Qué
esperanza de salvación existe? ¿Y qué lecciones podemos aprender del libro profético de Joel?
Aterradora invasión de insectos
Se necesita el arrepentimiento para la salvación durante el día inspirador de temor de
Jehová. Por los ojos de Joel vemos una calamidad a medida que enjambres de orugas, langostas,
langostas reptantes sin alas, y cucarachas despojan de vegetación el país. Se exhorta a los
sacerdotes, los ancianos y a otros habitantes de Judá a arrepentirse ‘y clamar por socorro a
Jehová’.
jd cap. 14 pág. 187 párr. 19 “Una bendición hasta que no haya más carencia”
19. ¿Qué implica invocar el nombre de Jehová?
19 Invocar el nombre de Jehová es algo más que conocer y usar el nombre propio de Dios (Isaías
1:15). El contexto de Joel 2:32 destaca el arrepentimiento sincero y la confianza en el perdón de
Jehová (Joel 2:12, 13). Por lo tanto, invocar el nombre de Dios implica conocer de verdad a
Jehová, confiar en él, obedecer sus mandatos y ponerlo en primer lugar en nuestra vida. Así es,
significa dar la máxima prioridad a su adoración. Como consecuencia, disfrutamos de una vida feliz
y perdurable, una auténtica bendición divina (Mateo 6:33).
Joel 2:12, 13 leemos: “‘Y ahora también —la expresión de Jehová es— vuelvan a mí con todo
su corazón, y con ayuno y con lloro y con plañido. Y rasguen su corazón, y no sus prendas de
vestir; y vuelvan a Jehová su Dios, porque él es benévolo y misericordioso, tardo para la cólera y
abundante en bondad amorosa’”. Desde 1919, los cristianos ungidos han actuado conforme a estas
palabras. Se arrepintieron de sus errores y se resolvieron a no volver a transigir ni a aminorar la
marcha. Así abrieron el camino para que se derramara el espíritu de Dios. Toda persona que desee
que Jehová la escuche cuando invoque su nombre debe hacer lo mismo.
w07 1/10 pág. 13 Puntos sobresalientes de los libros de Joel y Amós
Lecciones para nosotros:
Joel 2:12, 13. El verdadero arrepentimiento es sincero. Implica ‘rasgar el corazón’ en nuestro
fuero interno, más bien que realizar manifestaciones externas como la de ‘rasgar las prendas de
vestir’.
jd cap. 5 pág. 69 párr. 23 “Busquen a Jehová” adorándolo como él desea
23. Si nos damos cuenta de que debemos mejorar en algún aspecto, ¿qué podemos
hacer?
23 Puede que uno se sienta a veces como Jonás en el vientre del gran pez cuando le decía a
Jehová: “¡Se me ha expulsado de enfrente de tus ojos! ¿Cómo volveré a contemplar tu santo
templo?” (Jonás 2:4). A los seres humanos imperfectos, propensos como somos a los errores, nos
tranquilizan mucho las siguientes palabras de Jehová: “Vuelvan a mí, y yo ciertamente volveré a
ustedes” (Malaquías 3:7). Si nos damos cuenta de que debemos fortalecer nuestra relación con
Jehová, podemos acudir a los ancianos de la congregación, quienes nos ayudarán con mucho
gusto. Es cierto que al principio nuestra situación pudiera ser comparable a la conducción de un
vehículo: empezamos lentamente, y de forma gradual alcanzamos la velocidad deseada. Pero una
vez en marcha, nos será más fácil progresar. Si este es su caso, no lo piense dos veces: Jehová lo
recibirá y le ayudará, pues es “benévolo y misericordioso, tardo para la cólera y abundante en
bondad amorosa” (Joel 2:12-14). Sin duda, los mensajes de los profetas infunden mucho ánimo a
todos cuantos quieran adorar a Dios como él desea.
jd cap. 5 págs. 65-66 párr. 18 “Busquen a Jehová” adorándolo como él desea
18. a) ¿A quiénes transmiten los doce profetas un mensaje muy consolador? b) ¿Cómo se
siente usted al saber que Jehová suplica a la gente que regrese a él?
18 Como vemos, la labor de los doce profetas abarcó mucho más que lanzar denuncias y
condenas. La imagen que dieron de Jehová es la de un Dios que anima a su pueblo a volver a su
lado. Pensemos en los sentimientos que se traslucen en la invitación de Oseas: “Vengan, y
regresemos de veras a Jehová, porque él mismo ha despedazado, pero él nos sanará. Él siguió
golpeando, pero nos vendará. [...] Y ciertamente conoceremos, ciertamente seguiremos tras el
conocer a Jehová” (Oseas 6:1-3). En efecto, Jehová es un Dios justo que castigó primero a Israel y
luego a Judá. Sin embargo, su pueblo debió haber considerado que aquellos azotes tenían como
objetivo su recuperación espiritual (Hebreos 12:7-13). El mensaje que Dios hace llegar a su pueblo
descarriado es que, si regresa, él lo “sanará” y “vendará”. Imagínese a un hombre arrodillándose
para vendar las heridas de su prójimo. Pues bien, aplique el cuadro a Jehová. ¡Qué Dios tan
misericordioso, que venda a quienes aceptan regresar! ¿Verdad que es un aliciente para volver a su
lado si llegamos a pecar contra él? (Joel 2:13.)
bt cap. 22 pág. 177 “Efectúese la voluntad de JehovᔿPODÍAN LAS MUJERES SER
MINISTRAS EN LA CONGREGACIÓN?
¿Qué funciones desempeñaban las cristianas en la congregación del siglo I? ¿Podían ser ministras
religiosas?
Jesús mandó a sus seguidores que predicaran las buenas nuevas del Reino e hicieran discípulos
(Mat. 28:19, 20; Hech. 1:8). Esta comisión ministerial es para todos los cristianos, sin importar su
sexo ni su edad. Confirma este hecho la profecía de Joel 2:28, 29, que, como indicó Pedro, tuvo
uno de sus cumplimientos en el Pentecostés del año 33: “En los últimos días —dice Dios—
derramaré algo de mi espíritu sobre toda clase de carne, y sus hijos y sus hijas profetizarán [...]; y
aun sobre mis esclavos y sobre mis esclavas derramaré algo de mi espíritu en aquellos días, y
profetizarán” (Hech. 2:17, 18). Y, como ya hemos señalado, Felipe el evangelizador tenía cuatro
hijas que profetizaban (Hech. 21:8, 9).
Pero la Palabra de Dios limita la enseñanza en la congregación a los ancianos y siervos
ministeriales, quienes solo pueden ser varones (1 Tim. 3:1-13; Tito 1:5-9). De hecho, Pablo dijo:
“No permito que la mujer enseñe, ni que ejerza autoridad sobre el hombre, sino que esté en
silencio” (1 Tim. 2:12).
ws cap. 5 págs. 42-43 párr. 12 Iluminación para “la conclusión del sistema de cosas”
12. a) ¿Qué profecía de Joel habría de cumplirse en las vírgenes discretas? b) ¿Cuándo
llegó el tiempo para que ellas esparcieran iluminación mediante sus lámparas?
12 En apoyo del hecho de que se les había asignado la vasta obra de impartir iluminación acerca
del “reino de los cielos” por todo el mundo, las vírgenes discretas fueron favorecidas con el
cumplimiento de Joel 2:28, 29 en ellas. El apóstol Pedro citó esos versículos de este modo: “‘Y en
los últimos días —dice Dios— derramaré algo de mi espíritu sobre toda clase de carne, y sus hijos y
sus hijas profetizarán, y sus jóvenes verán visiones y sus viejos soñarán sueños’”. (Hechos 2:17.)
Por eso, desde 1919 en adelante los discretos de la clase de las vírgenes figurativas habían de
tomar consigo sus medios de iluminación, sus lámparas simbólicas... ir ellos mismos. Hicieron esto
para impartir iluminación a todos los que todavía se hallaban en oscuridad espiritual. Por la clase
de vida que viven bajo la influencia de la Palabra de Dios y Su espíritu, llegan a ser “iluminadores
en el mundo”. (Filipenses 2:15.) Así, emprendieron el seguir en los pasos del Novio mientras él se
preparaba para juntar consigo en el Reino de los cielos a todos los miembros de la clase de la novia
después de la muerte de estos en la Tierra. (Mateo 5:14-16.)
rs pág. 253 - pág. 254 Mujeres ¿Deben ser ministras las mujeres?
Por lo que la Biblia describe, las personas a quienes se encargaba la superintendencia de una
congregación eran varones. Todos los apóstoles de Jesucristo, los doce, fueron varones, y las
personas a quienes después se nombró como superintendentes y siervos ministeriales en las
congregaciones cristianas fueron varones (Mat. 10:1-4; 1 Tim. 3:2, 12). A las mujeres se les
aconseja que en las reuniones ‘aprendan en silencio, con plena sumisión’, en el sentido de que no
planteen preguntas con las que desafíen a los hombres de la congregación. Las mujeres ‘no deben
hablar’ en tales reuniones si lo que fueran a decir hubiera de mostrar falta de sujeción (1 Tim.
2:11, 12; 1 Cor. 14:33, 34). Así, aunque las mujeres hacen contribuciones valiosas a la actividad
de la congregación, no hay provisión para que presidan, ni para que lleven la delantera mediante
instruir a la congregación, cuando hay presentes varones capacitados.
Pero ¿pueden las mujeres ser predicadoras, proclamadoras, ministras de las buenas nuevas
fuera de las reuniones de congregación? En el Pentecostés del 33 E.C. se derramó espíritu santo
tanto sobre hombres como sobre mujeres. Para explicar lo ocurrido, el apóstol Pedro citó de Joel
2:28, 29 y dijo: “‘Y en los últimos días’, dice Dios, ‘derramaré algo de mi espíritu sobre toda clase
de carne, y profetizarán sus hijos y sus hijas y sus jóvenes verán visiones y sus ancianos soñarán
sueños; y aun sobre mis esclavos y sobre mis esclavas derramaré algo de mi espíritu en aquellos
días, y profetizarán’” (Hech. 2:17, 18). De igual manera, es apropiado que hoy día las mujeres
participen en el ministerio cristiano predicando de casa en casa y conduciendo estudios bíblicos en
los hogares. (Véanse también Salmo 68:11 y Filipenses 4:2, 3.)
w98 1/5 pág. 15 párr. 9 ¿Quién “escapará salvo”?
9. ¿Cuáles son algunas de las cosas que implica invocar el nombre de Jehová?
9 ¿Qué implica invocar el nombre de Jehová? El contexto de Joel 2:28, 29 nos permite contestar
la pregunta. Por ejemplo, Jehová no escucha a todos cuantos lo invocan. Mediante otro profeta,
Isaías, Jehová dijo a Israel: “Cuando ustedes extienden las palmas de las manos, escondo de
ustedes los ojos. Aunque hagan muchas oraciones, no escucho”. ¿Por qué rehusaba escuchar a su
propia nación? Él mismo lo explica: “Sus mismas manos se han llenado de derramamiento de
sangre” (Isaías 1:15). Jehová no escuchará a los culpables de derramamiento de sangre ni a los
que practican el pecado. Por eso Pedro dijo a los judíos en Pentecostés que se arrepintieran. En el
contexto de Joel 2:28, 29, vemos que Joel también recalca el arrepentimiento. Por ejemplo, en
es12 pág. 7
El espíritu de la verdad [...] los guiará a toda la verdad (Juan 16:13).
“El espíritu de la verdad” llegó en el Pentecostés del año 33, al ser derramado sobre unos ciento
veinte cristianos reunidos en Jerusalén. Aquel suceso vino acompañado de pruebas que se podían
ver y oír (Hech. 1:4, 5, 15; 2:1-4). Los discípulos empezaron entonces a hablar en diversos
idiomas “acerca de las cosas magníficas de Dios” (Hech. 2:5-11). En el pasado, Joel había predicho
que Jehová derramaría su fuerza activa (Joel 2:28-32). Y ahora la gente estaba observando cómo
se cumplía esa profecía de una forma que nadie se había imaginado. El apóstol Pedro, sirviendo de
portavoz, aclaró el significado de lo ocurrido (Hech. 2:14-18). ¿Cómo logró dar esa explicación?
Gracias al espíritu santo, que actuó como maestro y le permitió comprender que aquel suceso
cumplía las palabras de Joel. Además, el espíritu le ayudó a recordar, pues Pedro no solo pudo citar
de esa profecía, sino también de dos salmos de David (Sal. 16:8-11; 110:1; Hech. 2:25-
28, 34, 35). Lo que vieron y oyeron aquellas personas realmente formaba parte de las cosas
profundas de Dios. w10 15/7 4:3, 4
w10 15/7 págs. 20-21 párrs. 3-4 “El espíritu escudriña [...] las cosas profundas de Dios”
3. ¿Cómo indicó Jesús que “las cosas profundas de Dios” se revelarían gradualmente?
4. ¿Cómo desempeñó el espíritu santo las funciones de enseñar y recordar en el día de
Pentecostés?
3 Aunque Cristo les enseñó a sus discípulos muchas verdades que eran nuevas para ellos, aún les
quedaba mucho por aprender. De hecho, les comentó: “Tengo muchas cosas que decirles todavía,
pero no las pueden soportar ahora. Sin embargo, cuando llegue aquel, el espíritu de la verdad, él
los guiará a toda la verdad” (Juan 16:12, 13). Como indican las palabras de Jesús, el espíritu santo
sería el medio por el cual se revelarían gradualmente las cosas profundas de Dios.
4 “El espíritu de la verdad” llegó en el Pentecostés del año 33, al ser derramado sobre unos
ciento veinte cristianos reunidos en Jerusalén. Aquel suceso vino acompañado de pruebas que se
podían ver y oír (Hech. 1:4, 5, 15; 2:1-4). Los discípulos empezaron entonces a hablar en diversos
idiomas “acerca de las cosas magníficas de Dios” (Hech. 2:5-11). Había llegado el momento de que
se hiciera una nueva revelación. En el pasado, Joel había predicho que Jehová derramaría su fuerza
activa (Joel 2:28-32). Y ahora la gente estaba observando cómo se cumplía esa profecía de una
forma que nadie se había imaginado. Entonces, el apóstol Pedro, sirviendo de portavoz, aclaró el
significado de lo ocurrido (léase Hechos 2:14-18). ¿Cómo logró dar esa explicación? Gracias al
espíritu santo, el cual actuó como maestro y le permitió comprender que aquel suceso estaba
cumpliendo las palabras de Joel. Además, el espíritu le ayudó a recordar, pues Pedro no solo pudo
citar de esa profecía, sino también de dos salmos de David (Sal. 16:8-11; 110:1; Hech. 2:25-28,
34, 35). Lo que vieron y oyeron aquellas personas realmente formaba parte de las cosas profundas
de Dios.
km 4/05 pág. 1 párr. 2 Persistamos en la predicación
2 Amor a la gente. Nuestra predicación pone de relieve el amor que Jehová le tiene a la gente.
Él “no desea que ninguno sea destruido; más bien, desea que todos alcancen el arrepentimiento”
(2 Ped. 3:9; Eze. 33:11). De ahí que haya ordenado, como dijo Jesús, que “en todas las naciones
primero tienen que predicarse las buenas nuevas” (Mar. 13:10). Dios hace un llamamiento a las
personas para que se vuelvan a él y escapen del venidero juicio sobre el mundo de Satanás (Joel
2:28, 29, 32; Sof. 2:2, 3). ¿No agradecemos que Jehová nos haya ofrecido tal oportunidad?
(1 Tim. 1:12, 13.)
si pág. 147 párr. 9 Libro bíblico número 29: Joel
9. ¿Qué profecía conmovedora se da después?
9 “Y después de eso tiene que ocurrir que derramaré mi espíritu sobre toda clase de carne —dice
Jehová—, y sus hijos y sus hijas ciertamente profetizarán. En cuanto a sus viejos, sueños soñarán.
En cuanto a sus jóvenes, visiones verán. Y aun sobre los siervos y sobre las siervas derramaré en
aquellos días mi espíritu”. Habrá portentos presagiosos aterradores en el sol y la luna antes de la
venida del día de Jehová. No obstante, algunos sobrevivirán. “Y tiene que ocurrir que todo el que
invoque el nombre de Jehová escapará salvo” (2:28-32).
ws cap. 12 págs. 101-102 párr. 9 El nuevo pacto de Dios pronto logrará su propósito
9. a) ¿En qué día dejó de tener vigencia el viejo pacto? b) ¿Qué aconteció aquella
mañana, y como verificación de qué?
9 Aquel pacto “anticuado”, o pasado de moda, dejó de tener vigencia 50 días después de la
resurrección del Mediador del nuevo pacto. Esto aconteció en el día del Pentecostés. En la mañana
de aquel día empezó a tener lugar el antitipo de la fiesta judía de la Recolección. ¿Cómo? Pues
bien, 120 fieles discípulos del Mediador del nuevo pacto se reunieron en un aposento de un piso
superior en Jerusalén y recibieron el espíritu santo prometido, en cumplimiento de la profecía de
Joel 2:28-32. Con esto quedó verificado el comienzo del nuevo pacto, al suministrarse prueba
audible y visible a todos los observadores.
w07 1/10 pág. 13 Puntos sobresalientes de los libros de Joel y Amós
Lecciones para nosotros:
Joel 2:28-32. Solo quien “invoque el nombre de Jehová escapará salvo” en el “día de Jehová,
grande e inspirador de temor”. Podemos estar muy agradecidos a Dios por derramar su espíritu
sobre toda clase de personas, y porque jóvenes y ancianos, hombres y mujeres, participen en la
obra de profetizar, es decir, hablar de “las cosas magníficas de Dios” (Hechos 2:11). A medida que
se acerca el día de Jehová, deberíamos abundar “en actos santos de conducta y hechos de
devoción piadosa” (2 Pedro 3:10-12).
w71 1/8 pág. 479 Preguntas de los lectores
Cuál es el significado de la profecía: “En cuanto a sus ancianos, sueños soñarán. En
cuanto a sus jóvenes, visiones verán”?—D. A., EE. UU.
Esta profecía de Joel 2:28 tuvo un cumplimiento en los tiempos apostólicos comenzando con el
Pentecostés de 33 E.C., tal como el apóstol Pedro mostró en aquella ocasión. (Hech. 2:17) Puesto
que la profecía declara que los ancianos soñarán sueños y los jóvenes verán visiones, esto significa
que ambas clases de carne, carne anciana y carne joven, serán usadas por Dios como medio para
comunicaciones divinas. Los sueños de los ancianos serían inspirados por Dios tal como las visiones
de los jóvenes eran por inspiración divina. Esto no significa que a los ancianos no se les pudiera
inspirar también para que vieran visiones de Dios.
Y así lo muestra el registro. Pedro tuvo una visión de Dios que lo preparó para predicar al gentil
Cornelio, y fue aproximadamente al mismo tiempo que el centurión italiano Cornelio tuvo una
visión de Dios en la cual se le dijo que enviara a buscar a Pedro. (Hech. 10:3-17) El discípulo
Ananías tuvo una visión en la cual se le dijo que fuera al perseguidor Saulo de Tarso y lo
familiarizara con las buenas nuevas acerca del Mesías, lo cual hizo. Después que Saulo llegó a ser
el apóstol Pablo, repetidas veces tuvo visiones inspiradas. ¡Y qué visiones inspiradas tuvo el apóstol
Juan hacia el fin de su vida!—Hech. 9:10; 18:9; 2 Cor. 12:1; Rev. 1:1.
Sin embargo, no debemos pensar que esta profecía está limitada a los tiempos apostólicos. Tal
como sucede con muchas otras profecías, tiene una aplicación secundaria en nuestro día. Esto lo
hace patente el hecho de que se menciona que estas cosas suceden antes del “día de Jehová,
grande e inspirador de temor.”—Joel 2:31.
Puesto que hoy tenemos las Escrituras inspiradas completas, Dios ya no está dando más visiones
o sueños inspirados. Sin embargo, hoy el pueblo de Jehová está viendo el cumplimiento de muchas
de las visiones y sueños inspirados que los siervos de Dios tuvieron en tiempos antiguos, y hasta
están participando en su cumplimiento. Están participando en el cumplimiento de la profecía que
dice: “Sus hijos y sus hijas ciertamente profetizarán.” (Joel 2:28) Esto no quiere decir que éstos
profetizan en el sentido de predecir acontecimientos bajo inspiración, sino más bien en el sentido
de que están haciendo proclamación pública de los sueños y visiones inspirados que se registraron
hace mucho tiempo. Profetizan en el sentido de ser voceros de Dios. Sirve para patentizar que éste
es uno de los significados de ‘profetizar’ el hecho de que Jehová Dios nombrara a Aarón para que
fuera profeta para su hermano Moisés. Aarón no predijo cosas a Moisés, sino que sirvió de vocero o
portavoz de Moisés.—Éxo. 7:1.
w80 15/3 pág. 18 párr. 11 Las “llaves” del más grande gobierno reciben uso
11. ¿Cómo llegaron a ‘nacer otra vez’ o ‘nacer del agua y del espíritu’ miles de los que
oyeron a Pedro?
11 Ahora que la entrada estaba franca, ¿pasaron por ella algunos de aquellos judíos naturales
como judíos a cuyos antecesores Jehová Dios había hecho la promesa de Joel 2:28, 29? Hechos
2:41, 42 responde: “Por lo tanto los que abrazaron su palabra [la palabra de Pedro] de buena gana
fueron bautizados, y en aquel día unas tres mil almas fueron añadidas. Y continuaron dedicándose
a la enseñanza de los apóstoles y a compartir unos con otros, a tomar comidas y a oraciones.” Por
haberse bautizado en agua en el nombre de Jesucristo y después de eso haber recibido el don
gratuito del espíritu santo, ‘nacieron otra vez,’ ‘nacieron del agua y del espíritu.’—Juan 3:3, 5.
w11 15/1 págs. 18-19 párrs. 6-7 Cómo aprovechar al máximo la soltería
6, 7. a) ¿Qué privilegio recibieron las hijas vírgenes de Felipe? b) ¿Cómo usó Timoteo su
soltería, y qué bendiciones recibió por estar dispuesto a servir a Jehová en su
juventud?
6 El evangelizador Felipe tenía cuatro hijas vírgenes que, como él, participaban con celo en la
predicación (Hech. 21:8, 9). Estas jóvenes hicieron uso de la facultad de profetizar, uno de los
dones milagrosos del espíritu santo anunciados en Joel 2:28, 29.
7 Otro joven que supo aprovechar su soltería fue Timoteo. Gracias a su madre, Eunice, y a su
abuela, Loida, conocía desde muy pequeño “los santos escritos” (2 Tim. 1:5; 3:14, 15). Los tres
abrazaron el cristianismo más tarde, probablemente hacia el año 47, durante la primera visita de
Pablo a Listra, la ciudad donde vivían. Dos años después, cuando el apóstol visitó por segunda vez
la región, Timoteo tendría alrededor de 20 años. Pero a pesar de su juventud y de que llevaba poco
tiempo en la verdad, los ancianos de Listra y de la ciudad vecina de Iconio “daban buenos informes
acerca de él” (Hech. 16:1, 2). Como resultado, el apóstol lo invitó a acompañarlo en sus viajes
misioneros (1 Tim. 1:18; 4:14). No sabemos si Timoteo llegó a casarse. Lo que sí nos consta es
que aceptó con gusto la invitación de Pablo y que sirvió por muchos años soltero como
superintendente y misionero (Fili. 2:20-22).
w00 1/9 pág. 13 párr. 8 Mostremos una actitud de espera
8. ¿Cómo ha beneficiado a muchos la paciencia de Jehová?
8 Quizá algunos se desanimen al pensar que después de muchos años de servicio fiel tal vez
no lleguen a contemplar el “día de Jehová, grande e inspirador de temor” (Joel 2:30, 31). Sin
embargo, puede servirles de ánimo ver el aspecto positivo de esta situación. Pedro aconsejó:
“Consideren la paciencia de nuestro Señor como salvación” (2 Pedro 3:15). La paciencia de Jehová
ha permitido que varios millones más de personas de buen corazón aprendan la verdad. ¿No es eso
maravilloso? Además, cuanto más tiempo ejerza su paciencia Jehová, más tiempo tendremos para
‘obrar nuestra propia salvación con temor y temblor’ (Filipenses 2:12; 2 Pedro 3:11, 12).
w70 1/10 págs. 594-595 párr. 13 Su conciencia para con Jehová
13. ¿Qué cumplimiento tiene Joel 2:28, 29, y qué da a entender esto en relación con los
versículos 30-32?
13 El que uno se bautice en el nombre del espíritu santo también indica que reconoce el
cumplimiento de la profecía de Joel 2:28, 29: “Derramaré mi espíritu sobre toda clase de carne, y
sus hijos y sus hijas ciertamente profetizarán. En cuanto a sus ancianos, sueños soñarán. En
cuanto a sus jóvenes, visiones verán. Y aun sobre los siervos y sobre las siervas derramaré en
aquellos días mi espíritu.” Habiendo tenido un cumplimiento primero y parcial sobre la
congregación cristiana primitiva en el Pentecostés cuando el espíritu de Dios vino sobre su pueblo
reunido allí (Hech. 2:1-4), la profecía de Joel se cumple completamente en nuestro día. El
derramamiento final del espíritu de Dios sobre sus siervos dedicados en este “tiempo del fin” da a
entender que es seguro el cumplimiento del resto de la profecía de Joel, indicando la destrucción de
la gran organización mundial que es el enemigo de Jehová y de su reino. (Joel 2:30-32; Dan.
12:4) Los que son bautizados tienen que comprender esto y al hacerlo tienen que servir en
armonía con el espíritu santo, separados de la organización mundial de la humanidad no dedicada a
Jehová.
w10 15/7 pág. 21 párr. 4 “El espíritu escudriña [...] las cosas profundas de Dios”
4. ¿Cómo desempeñó el espíritu santo las funciones de enseñar y recordar en el día de
Pentecostés?
4 “El espíritu de la verdad” llegó en el Pentecostés del año 33, al ser derramado sobre unos
ciento veinte cristianos reunidos en Jerusalén. Aquel suceso vino acompañado de pruebas que se
podían ver y oír (Hech. 1:4, 5, 15; 2:1-4). Los discípulos empezaron entonces a hablar en diversos
idiomas “acerca de las cosas magníficas de Dios” (Hech. 2:5-11). Había llegado el momento de que
se hiciera una nueva revelación. En el pasado, Joel había predicho que Jehová derramaría su fuerza
activa (Joel 2:28-32). Y ahora la gente estaba observando cómo se cumplía esa profecía de una
forma que nadie se había imaginado. Entonces, el apóstol Pedro, sirviendo de portavoz, aclaró el
significado de lo ocurrido (léase Hechos 2:14-18). ¿Cómo logró dar esa explicación? Gracias al
espíritu santo, el cual actuó como maestro y le permitió comprender que aquel suceso estaba
cumpliendo las palabras de Joel. Además, el espíritu le ayudó a recordar, pues Pedro no solo pudo
citar de esa profecía, sino también de dos salmos de David (Sal. 16:8-11; 110:1; Hech. 2:25-28,
34, 35). Lo que vieron y oyeron aquellas personas realmente formaba parte de las cosas profundas
de Dios.
w10 15/5 pág. 6 Honremos a las personas mayores
El Ciprés Solitario tal vez nos recuerde a los cristianos de edad avanzada que tenemos en el
pueblo de Dios, quienes se caracterizan por su extraordinaria perseverancia, particularmente en la
predicación. El profeta Joel predijo que habría “viejos” que declararían públicamente el mensaje de
la Biblia (Joel 2:28-32; Hech. 2:16-21). Y así ha sido. Baste con señalar el gran número de horas
que dedican estos celosos proclamadores a difundir las “buenas nuevas del reino” (Mat. 24:14).
Algunos han soportado por años persecución y otras dificultades. Si la resistencia de un simple
ciprés basta para que reciba alabanzas y se lo cuide reforzándolo con piedras y cables, ¡con cuánta
más razón la fidelidad de nuestros hermanos mayores justifica que les demos reconocimiento y
respeto, y los tratemos con dignidad!
es13 pág. 12
Quedémonos despiertos y mantengamos nuestro juicio (1 Tes. 5:6).
Refiriéndose a “la venida del día de Jehová, grande e inspirador de temor”, Pablo les dijo a los
cristianos de Tesalónica: “Hermanos, ustedes no están en oscuridad, para que aquel día los alcance
como alcanzaría a ladrones, porque todos ustedes son hijos de la luz e hijos del día. Nosotros
no pertenecemos ni a la noche ni a la oscuridad”. Luego, el apóstol añadió: “No sigamos durmiendo
como los demás, sino quedémonos despiertos y mantengamos nuestro juicio” (Joel 2:31; 1 Tes.
5:4-6). Estas palabras son particularmente oportunas para quienes vivimos en “el tiempo del fin”
(Dan. 12:4). En efecto, hacemos bien en prestarles atención y mantenernos alerta. ¿Por qué?
Porque el fin de este malvado sistema es inminente, y Satanás está empeñado en descarriar a
tantos siervos de Dios como le sea posible. ¿Cómo evitarán las familias cristianas que eso les
suceda? Únicamente si cada uno de sus miembros cumple con el papel que Jehová le ha asignado.
w11 15/5 1:1, 2
w11 15/5 pág. 7 párrs. 1-2 Familias cristianas, manténganse despiertas
1, 2. ¿Qué se requiere para que las familias cristianas se mantengan espiritualmente
despiertas?
REFIRIÉNDOSE a “la venida del día de Jehová, grande e inspirador de temor”, Pablo les dijo a los
cristianos de Tesalónica: “Hermanos, ustedes no están en oscuridad, para que aquel día los alcance
como alcanzaría a ladrones, porque todos ustedes son hijos de la luz e hijos del día. Nosotros
no pertenecemos ni a la noche ni a la oscuridad”. Luego, el apóstol añadió: “No sigamos durmiendo
como los demás, sino quedémonos despiertos y mantengamos nuestro juicio” (Joel 2:31; 1 Tes.
5:4-6).
2 Estas palabras de Pablo a los tesalonicenses son particularmente oportunas para quienes
vivimos en “el tiempo del fin” (Dan. 12:4). En efecto, hacemos bien en prestarles atención y
mantenernos alerta. ¿Por qué? Porque el fin de este malvado sistema es inminente, y Satanás está
empeñado en descarriar a tantos siervos de Dios como le sea posible. ¿Cómo evitarán las familias
cristianas que eso les suceda? Únicamente si cada uno de sus miembros cumple con el papel que
Jehová le ha asignado. Veamos cómo pueden contribuir el esposo, la esposa y los hijos a que la
familia entera esté espiritualmente despierta.
km 12/02 pág. 6 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
24. La profecía de Joel 2:31, que menciona que el Sol se oscurece, tiene un paralelo con Mateo
24:29, 30, donde Jesús dice que viene como el Hijo del hombre con poder y gran gloria [si-
S pág. 147 §13].
si págs. 147-148 párr. 13 Libro bíblico número 29: Joel
13. a) ¿Qué similitudes sorprendentes se pueden ver entre Joel y Revelación? b) ¿Qué
paralelos con otras profecías se hallan en Joel?
13 Se pueden ver similitudes sorprendentes entre la plaga de langostas que describe Joel y la
plaga profetizada en el capítulo 9 de Revelación. De nuevo se oscurece el sol. Las langostas se
parecen a caballos preparados para la batalla, hacen un sonido como el de carros de guerra y
tienen dientes como de leones. (Joel 2:4, 5, 10; 1:6; Rev. 9:2, 7-9.) La profecía de Joel 2:31, que
menciona que el sol se oscurece, tiene un paralelo en lo que dicen Isaías 13:9, 10, Revelación
6:12-17 y Mateo 24:29, 30, donde Jesús muestra que la profecía aplica al tiempo en que él viene
como el Hijo del hombre con poder y gran gloria. Parece que en Malaquías 4:5 se hace referencia a
estas palabras de Joel 2:11: “El día de Jehová es grande y muy inspirador de temor”. Hay también
descripciones paralelas de este ‘día de oscuridad y densas tinieblas’ en Joel 2:2 y Sofonías
1:14, 15.
na pág. 26 El nombre de Dios y el “Nuevo Testamento”
No; no deberíamos llegar a esa conclusión. Una referencia al pie de la página con relación a
Romanos 10:13 en la Versión Popular nos remite a Joel 2:32 en las Escrituras Hebreas. Si usted
investiga esa referencia, hallará que en realidad Pablo estaba citando las palabras de Joel en su
carta a los romanos; y lo que Joel dijo en el hebreo original fue: “Todo el que invoque el nombre de
Jehová escapará salvo” (Traducción del Nuevo Mundo). Sí, aquí Pablo quiso decir que debemos
invocar el nombre de Jehová. Por tanto, aunque tenemos que creer en Jesús, nuestra salvación
está estrechamente enlazada con un aprecio apropiado del nombre de Dios.
Este ejemplo demuestra cómo la remoción del nombre de Dios de las Escrituras Griegas
contribuyó a que en la mente de muchas personas surgiera una confusión en cuanto a Jesús y
Jehová. ¡Sin duda alguna contribuyó en gran manera al desarrollo de la doctrina de la Trinidad!
km 4/89 pág. 6 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
28. Los que invoquen el nombre de Jehová ‘escaparán salvos’ cuando (se bauticen; lleguen a ser
proclamadores regulares del nombre de Jehová; Dios ejecute su juicio sobre las
naciones). (Joel 2:32.) [13, Lectura semanal de la Biblia; véase w89-S 15/3.]
w89 15/3 pág. 30 ¡Invoque el nombre de Jehová y sálvese!
Joel 2:31, 32.—Jehová suministró escape de la destrucción para los fieles en el tiempo de Joel.
Ahora, en estos “últimos días”, Dios hace posible la salvación mediante Jesucristo. (2 Timoteo 3:1;
Romanos 5:8, 12; 6:23.) Sin embargo, el nombre de Jehová es el que los humanos pecaminosos
deben invocar para la salvación eterna. Esto significa conocer el nombre divino, respetarlo
plenamente y confiar por completo en Aquel que lo lleva. Los que así invocan el nombre de Jehová
con fe ‘escaparán salvos’ cuando Dios ejecute su juicio contra las naciones durante su ‘día grande e
inspirador de temor’. (Sofonías 2:2, 3; 3:12; Romanos 10:11-13.)
w89 15/3 pág. 31 ¡Invoque el nombre de Jehová y sálvese!
Nuestra salvación también depende de invocar el nombre de Jehová con fe. Antes del
‘día grande e inspirador de temor de Jehová’, Dios ‘derramará su espíritu sobre toda clase de
carne’. Jóvenes y viejos, hombres y mujeres, harán una obra de profetizar. Así, muchos
aprenderán que “todo el que invoque el nombre de Jehová escapará salvo”. (2:28-32.)
km 12/02 pág. 6 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
33. Para conseguir la salvación es esencial conocer el nombre divino, respetarlo y confiar en aquel
que lo lleva [Joel 2:32] [lectura semanal de la Biblia; véase w89-S 15/3 pág. 30, recuadro].
w89 15/3 pág. 30 ¡Invoque el nombre de Jehová y sálvese!
“SI LA plaga se desenfrena, se extenderá al África oriental y al Cercano Oriente. Pudiera ser un
desastre.” Eso dijo un funcionario de la Organización de las Naciones Unidas para Alimentos y
Agricultura respecto al voraz insecto que ahora invade el noroeste de África en cantidades de miles
de millones: la langosta.
Aproximadamente en el año 820 a.E.C., Joel, un profeta de Dios, habló sobre una plaga similar.
En términos vívidos que nadie ha sobrepasado en exactitud y realismo, describió una plaga de
insectos que azotaría la nación de Judá. Sin embargo, aquella plaga fue solo un cuadro de algo
mucho más significativo que solo una amenaza ambiental. ¡Anunciaba “el día de Jehová”! Nuestra
generación se enfrenta a ese “día [...] inspirador de temor” y a toda su furia destructiva. ¿Qué
esperanza de salvación existe? ¿Y qué lecciones podemos aprender del libro profético de Joel?
Aterradora invasión de insectos
Se necesita el arrepentimiento para la salvación durante el día inspirador de temor de
Jehová. Por los ojos de Joel vemos una calamidad a medida que enjambres de orugas, langostas,
langostas reptantes sin alas, y cucarachas despojan de vegetación el país. Se exhorta a los
sacerdotes, los ancianos y a otros habitantes de Judá a arrepentirse ‘y clamar por socorro a Jehová
km 2/05 pág. 7 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
7. ¿Cómo podemos destacar no solo el nombre de Dios, sino la personalidad tras dicho nombre?
(Joel 2:32.) [be-S pág. 274 § 3-5.] Cuando enseñemos a la gente el nombre del
Creador, destaquemos su personalidad (Éxo. 34:6, 7). Al hablar de las bendiciones
del Reino, así como de los mandatos y requisitos divinos, señalemos las cualidades
de Jehová que estos reflejan. Tratemos de infundir en los demás un sano temor de
Dios, de quien depende nuestro futuro (Sal. 89:7; Rom. 14:12).
be pág. 274 párrs. 3-5 El mensaje que debemos proclamar
Para amar a Jehová e invocarlo con fe, es preciso saber qué clase de Dios es. Cuando él dio a
conocer su nombre a Moisés en el monte Sinaí, hizo mucho más que repetir la palabra Jehová.
Destacó algunas de Sus principales cualidades (Éxo. 34:6, 7). Así nos dejó un ejemplo que imitar.
Sea que dé testimonio a personas recién interesadas o pronuncie un discurso ante la
congregación, cuando hable de las bendiciones del Reino, señale qué nos indican sobre el Dios que
las promete. Al mencionar los mandamientos divinos, subraye la sabiduría y el amor que revelan.
Deje claro que tales normas no son una carga, pues persiguen nuestro bien (Isa. 48:17, 18; Miq.
6:8). Explique lo que cada una de las manifestaciones del poder de Dios nos enseña sobre su
personalidad, normas y propósitos. Destaque el equilibrio que manifiesta Jehová en el ejercicio de
sus cualidades. Hable de sus propios sentimientos hacia el Creador, pues su amor por él puede
transmitirse al prójimo.
El mensaje urgente que llevamos insta a toda persona a temer a Dios. Por lo tanto, debemos
procurar que nuestras expresiones infundan ese sano temor piadoso, es decir, profunda reverencia
hacia la persona de Jehová (Sal. 89:7). Tal sentimiento nos hace tener conciencia de que él es el
Juez supremo y de que nuestro futuro depende de que contemos con su aprobación (Luc. 12:5;
Rom. 14:12). Así pues, este temor está ligado indisolublemente al profundo amor que le
profesamos y, por ende, a un intenso deseo de agradarle (Deu. 10:12, 13). El temor piadoso
también nos incita a odiar el mal, obedecer los mandamientos divinos y adorarle con corazón
completo (Deu. 5:29; 1 Cró. 28:9; Pro. 8:13). Nos protege contra caer en el error de tratar de
servir a Dios y al mismo tiempo amar las cosas del mundo (1 Juan 2:15-17).
yb98 págs. 3-5 Informe del anuario de los testigos de Jehová 1998
El apóstol Pedro enseñó que la profecía de Joel también tuvo un cumplimiento en el siglo
primero. Dirigido por el espíritu santo, Pedro indicó que lo que ocurrió en Pentecostés del año
33 E.C., fue el cumplimiento de las palabras de Joel sobre el derramamiento del espíritu de Dios
antes de que llegara su día. Aquel día de Jehová desató su furia destructiva sobre Jerusalén en
70 E.C. (Hech. 2:16-21). Sin embargo, unos catorce años antes, el apóstol Pablo escribió a los
cristianos de Roma y citó las palabras de Joel 2:32 (Rom. 10:13). ¿Con qué propósito? Para poner
de relieve la imparcialidad de Dios para con judíos y griegos. Tal como había escrito el profeta,
‘todo el que invocara el nombre de Jehová’ podía salvarse. Ahora bien, ¿por qué necesitaban los
cristianos de Roma que se les advirtiera acerca de una destrucción que iba a venir sobre la lejana
Jerusalén? Para que permanecieran alejados de la zona de peligro. Todo el que fuera a Jerusalén
para la fiesta judía de la Pascua del año 70 E.C., quedaría atrapado cuando la calamidad le
sobreviniera a esa ciudad. Sin embargo, todos los que prestaron atención a la palabra de Dios por
medio de su Hijo, habían salido de aquella ciudad sentenciada casi cuatro años antes (Luc. 21:20-
22).
Ahora estamos a las puertas de un día de Jehová de alcance todavía mayor. La ejecución de su
sentencia llegará a todos los confines del planeta. Pero la salvación está accesible a todo el que
invoque con fe absoluta el nombre de Jehová y tenga fe en el sacrificio expiatorio de su Hijo,
Jesucristo, sin importar su nacionalidad, raza o lenguaje (Rev. 7:9, 10). Aun así, Romanos 10:14
pregunta: “¿Cómo invocarán a aquel en quien no han puesto fe? ¿Cómo, a su vez, pondrán fe en
aquel de quien no han oído?”. Los testigos de Jehová comprenden que es apremiante dar a toda
persona esa oportunidad.
si pág. 209 párr. 23 Libro bíblico número 45: Romanos
23. ¿Cómo recalca Pablo la importancia de la declaración pública, y qué ejemplo da
respecto a cómo prepararnos para el ministerio?
23 Pablo recalca el asunto de testificar en público. Aunque con el corazón uno ejerce fe para
justicia, es con la boca como uno hace declaración pública para salvación. “Todo el que invoque el
nombre de Jehová será salvo.” Pero para que esto suceda es necesario que los predicadores vayan
y ‘declaren buenas nuevas de cosas buenas’. ¡Felices somos si estamos entre los predicadores cuyo
sonido ha salido “hasta las extremidades de la tierra habitada” (10:13, 15, 18)! Y en preparación
para esta obra de predicar, tratemos de familiarizarnos con las Escrituras inspiradas hasta el grado
que lo estuvo Pablo, pues en tan solo este pasaje (10:11-21) hace cita tras cita de las Escrituras
Hebreas. (Isa. 28:16; Joel 2:32; Isa. 52:7; 53:1; Sal. 19:4; Deu. 32:21; Isa. 65:1, 2.) Bien podía
decir él: “Todas las cosas que fueron escritas en tiempo pasado fueron escritas para nuestra
instrucción, para que mediante nuestro aguante y mediante el consuelo de las Escrituras tengamos
esperanza”. (Rom. 15:4.)
si pág. 147 párr. 12 Libro bíblico número 29: Joel
12. ¿Qué significado profético de Joel destacó Pedro en el Pentecostés?
12 Para algunos comentaristas Joel es un profeta de calamidad. Sin embargo, desde el punto de
vista del propio pueblo de Dios, Joel es proclamador de gloriosas noticias de liberación. En
Romanos 10:13 el apóstol Pablo hace hincapié en esto al decir: “Porque ‘todo el que invoque el
nombre de Jehová será salvo’”. (Joel 2:32.) Hubo un cumplimiento impresionante de la profecía de
Joel en el día del Pentecostés de 33 E.C. En aquella ocasión Pedro explicó por inspiración que el
derramamiento del espíritu de Dios sobre los discípulos de Cristo era un cumplimiento de la
profecía de Joel. (Hech. 2:1-21; Joel 2:28, 29, 32.) Pedro recalcó el significado profético de las
palabras de Joel: “Y todo el que invoque el nombre de Jehová será salvo”. (Hech. 2:21, 39, 40.)
re cap. 22 págs. 143-144 párr. 8 El primer ay... langostas
8. ¿Por qué se ve mucho “humo” cuando se suelta a las langostas?
8 Mientras Juan observa, ve que cuando se suelta a las langostas sube mucho humo, como “el
humo de un gran horno”. Así sucedió en 1919. La situación se oscureció para la cristiandad y para
el mundo en general. (Compárese con Joel 2:30, 31.) El que se soltara a estas langostas, la clase
Juan, fue en realidad una derrota para el clero de la cristiandad, que había tramado acabar para
siempre con la obra del Reino y que ahora rechazó el Reino de Dios. Sobre la cristiandad apóstata
empezó a extenderse la evidencia de un velo como de humo cuando aquel grupo de langostas
recibió autoridad divina y empezó a ejercerla proclamando vigorosos mensajes de juicio. El “sol” de
la cristiandad —la apariencia de iluminación que presentaba— se eclipsó, y “el aire” se hizo denso
con declaraciones de juicio divino cuando se mostró que el dios de la cristiandad es el “gobernante
de la autoridad del aire”. (Efesios 2:2; Juan 12:31; 1 Juan 5:19.)
w92 1/5 pág. 13 párr. 19 Tenga muy presente el día de Jehová
19. En vista de que está cerca el día de Jehová, ¿cuál debe ser la actitud de cada uno de
nosotros?
19 Muy pronto llegará “la venida del día de Jehová, grande e inspirador de temor”, que devastará
el sistema de cosas de Satanás. (Joel 2:31.) Felizmente, “todo el que invoque el nombre de
Jehová será salvo”. (Hechos 2:21.) ¿Cómo? El apóstol Pedro nos dice que “el día de Jehová vendrá
como ladrón”, y añade: “Puesto que todas estas cosas así han de ser disueltas, ¡qué clase
de personas deben ser ustedes en actos santos de conducta y hechos de devoción piadosa,
esperando y teniendo muy presente la presencia del día de Jehová[!]”. Si tenemos presente que el
día de Jehová está cerca, nos regocijaremos de ver también el cumplimiento de la promesa de
Jehová sobre los “nuevos cielos y una nueva tierra” justos. (2 Pedro 3:10-13.)
su cap. 12 pág. 92 párr. 10 ¿Identificados para destrucción, o para sobrevivir?
10. ¿Cómo muestra la Biblia que solo sobrevivirán los que sean adoradores de Jehová?
10 Sería un grave error llegar a creer que, si una persona trata de llevar una vida “buena” y si
evita las religiones que están haciendo cosas que están claramente condenadas en la Palabra de
Dios, nada más se requiere de esa persona. Todos los que esperan sobrevivir para entrar en la
“nueva tierra” también tienen que identificarse sin lugar a dudas como adoradores de Jehová
(Revelación 14:6, 7; Salmo 37:34; Joel 2:32). Este mensaje se comunica en una visión que se le
dio al profeta Ezequiel antes de que Jerusalén fuera destruida en 607 a. de la E.C.
kj cap. 17 pág. 333 párr. 49 Un “jardín de Edén” por causa de Su nombre
49. ¿En qué camino de salvación, según la declaración de Pedro a unos judíos en el día
del Pentecostés, todavía creen los testigos cristianos de Jehová?
49 Allá en el año 33 E.C., en el período de fiesta del Pentecostés, al principio de la congregación
cristiana, el apóstol Pedro dijo a un rebaño de judíos que se interesaba en la salvación eterna: “Y
todo el que invoque el nombre de Jehová será salvo.” (Hechos 2:21; citado de Joel 2:32) Los
testigos cristianos de Jehová de hoy día todavía creen en ese inmutable camino de salvación.
bh pág. 196 El nombre divino: su uso y significado
Ciertamente, este mandato prohíbe utilizar mal el nombre de Dios. Pero ¿impide usarlo con
respeto? De ningún modo. Todos los escritores de la sección hebrea de la Biblia (el “Antiguo
Testamento”) eran hombres fieles que obedecían la Ley que Dios entregó a los israelitas. ¿Qué
hicieron esos escritores leales con el nombre divino? Lo usaron con frecuencia. Por ejemplo, lo
incluyeron en muchos salmos que cantaban en voz alta las multitudes que adoraban a Dios. Jehová
incluso mandó a sus siervos que invocaran su nombre, y los fieles le obedecieron (Joel 2:32;
Hechos 2:21). Así pues, los cristianos de la actualidad no dudamos en emplear el nombre de Dios
con respeto, tal como sin duda alguna lo hizo Jesús (Juan 17:26).
g84 22/8 pág. 9 El único camino a la supervivencia
Puesto que los seguidores de Jesús hoy día están esparcidos por toda la Tierra, les sería
imposible huir a algún lugar geográfico, como lo hicieron los cristianos del primer siglo. Hoy la
supervivencia depende de obedecer el consejo bíblico que está en Sofonías 2:2, 3: “Antes que
venga sobre ustedes la cólera ardiente de Jehová, antes que venga sobre ustedes el día de la
cólera de Jehová, busquen a Jehová, todos ustedes los mansos de la tierra, los que han practicado
Su propia decisión judicial. Busquen justicia, busquen mansedumbre. Probablemente sean
ocultados en el día de la cólera de Jehová”. Y la Biblia declara además: “Todo el que invoque el
nombre de Jehová escapará salvo”. (Joel 2:32.)
w92 1/5 pág. 15 párrs. 5-6 ¿Quién escapará del “tiempo de angustia”?
5, 6. ¿Qué obra de salvación se efectúa antes de que todas las naciones sean mecidas y
destruidas?
5 Consideremos ahora lo que dice Ageo 2:7, donde Jehová profetiza respecto a su casa espiritual
de adoración. Él dice: “Ciertamente meceré todas las naciones, y las cosas deseables de todas las
naciones tienen que entrar; y ciertamente llenaré de gloria esta casa”. Las profecías bíblicas
muestran que la ‘mecedura de las naciones’ se refiere a la ejecución del juicio de Jehová sobre las
naciones. (Nahúm 1:5, 6; Revelación 6:12-17.) Por lo tanto, la acción que toma Jehová profetizada
en Ageo 2:7 llegará a su culminación cuando a las naciones, por mecedura, se las borre de la
existencia, se las aniquile. Pero ¿qué se puede decir de “las cosas deseables de todas las
naciones”? ¿Tienen que esperar a que ese mecer destructivo final las haga entrar? De ninguna
manera.
6 Joel 2:32 dice que “todo el que invoque el nombre de Jehová escapará salvo; porque en el
monte Sión y en Jerusalén resultarán estar los escapados, tal como ha dicho Jehová, y entre los
sobrevivientes, a quienes Jehová llama”. Jehová saca a estas personas de las naciones, y ellas
invocan Su nombre con fe en el sacrificio de Jesús antes de la sacudida culminante de la gran
tribulación. (Compárese con Juan 6:44; Hechos 2:38, 39.) Felizmente, la preciosa gran
muchedumbre, que ahora asciende a más de 4.000.000 de personas, ‘entra’ en la casa de
adoración de Jehová antes de que él ‘meza a todas las naciones’ en Armagedón. (Revelación 7:9,
10, 14.)
w07 1/10 págs. 12-13 Puntos sobresalientes de los libros de Joel y Amós
Respuestas a preguntas bíblicas:
Joel 2:32. ¿Qué quiere decir ‘invocar el nombre de Jehová’? Significa conocer el nombre
de Dios, respetarlo profundamente y confiar en el portador de dicho nombre (Romanos 10:13, 14).
w09 1/2 pág. 6 ¿Cuál es el nombre de Dios?
Al preguntarles cuál es el nombre divino, algunos quizás respondan que es “Dios”. Sin embargo,
¿contesta eso la pregunta? Sería como preguntarle a alguien quién ganó las elecciones y que
dijera: “Un candidato”. Ni “Dios” ni “candidato” son respuestas claras, pues no son nombres
personales, sino títulos.
Ahora bien, ¿para qué nos revela Dios su nombre? Para que lo conozcamos mejor. Veamos un
ejemplo. Dependiendo de las circunstancias, podemos referirnos a alguien como “señor”, “jefe”,
“papá” o “abuelo”, que son títulos que revelan diferentes facetas de la persona. Pero al usar su
nombre propio, nos viene a la mente una imagen completa de la persona. Pues lo mismo sucede en
el caso de Dios. Títulos como Señor, Todopoderoso, Padre y Creador se centran en diversos papeles
que él puede desempeñar. Sin embargo, solo cuando utilizamos su nombre, Jehová, recordamos
todo lo que sabemos acerca de él. Por eso, ¿cómo podría alguien decir que conoce a Dios si
no sabe cómo se llama?
Con todo, no basta con saber su nombre, también hay que usarlo. ¿Por qué? Porque, como dice
la Biblia, “todo el que invoque el nombre de Jehová será salvo” (Romanos 10:13; Joel 2:32).
CAPITULO 3
si pág. 147 párr. 10 Libro bíblico número 29: Joel
10. ¿Qué va a suceder en la llanura baja de Jehosafat?
10 Las naciones serán juzgadas en la ‘llanura de Jehosafat’ (3:1-21). Jehová hará volver a
los cautivos de Judá y Jerusalén. Las naciones serán juntadas; Tiro, Sidón y Filistea pagarán caro
por haber vituperado y esclavizado al pueblo de Jehová. Escuche a Jehová mientras desafía a las
naciones: “¡Santifiquen guerra! ¡Despierten a los hombres poderosos! ¡Que se acerquen! ¡Que
suban, todos los hombres de guerra!” (3:9). Que batan sus rejas de arado en espadas y suban a la
llanura baja de Jehosafat (que significa “Jehová Es Juez”). Resuena el mandato de Jehová: “Metan
una hoz, porque la mies ha madurado. [...] Las tinas del lagar realmente rebosan; porque la
maldad de ellos se ha hecho abundante. Muchedumbres, muchedumbres están en la llanura baja
de la decisión, porque el día de Jehová está cerca” (3:13, 14). El sol y la luna se oscurecen.
Jehová ruge desde Sión y hace que se mezan el cielo y la tierra, pero resulta ser un refugio y una
plaza fuerte para su propio pueblo. Tendrán que saber que él es Jehová su Dios.
km 4/89 pág. 6 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
23. “La llanura baja de Jehosafat” simboliza el lugar donde se ejecuta juicio divino en “el día
de Jehová”. (Joel 3:2, 14.) [13, Lectura semanal de la Biblia; véase w89-S 15/3.]
w89 15/3 pág. 30 ¡Invoque el nombre de Jehová y sálvese! Joel 3:2, 14.—Al lugar
simbólico en que se ejecutará el juicio divino en “el día de Jehová” se le da el nombre de “la llanura
baja de la decisión”. También se le llama “la llanura baja de Jehosafat”. Esto es apropiado, pues el
nombre Jehosafat significa “Jehová Es Juez”. Durante el reinado del rey Jehosafat, Dios libró a Judá
y Jerusalén de las fuerzas de Moab, Ammón y la región montañosa de Seír, confundiéndolas y
haciendo que se degollaran entre sí. (2 Crónicas 20:1-30.) En nuestro día, “la llanura baja de
Jehosafat” es un lagar simbólico donde se aplasta como uvas a las naciones por maltratar al pueblo
de Jehová.
w98 1/5 pág. 22 párrs. 9-10 El juicio de la llanura baja de la decisión
9, 10. ¿Quiénes han demostrado ser merecedores del fallo adverso de Jehová?
9 ¿Quiénes recibirán un fallo adverso de Jehová en la actualidad?, tal vez nos preguntemos. Para
responder a esta pregunta, hemos de volver a la profecía de Joel. Joel 3:3 habla de los enemigos
de su pueblo que “daban un niño varón por una prostituta, y a una niña la vendían por vino”. En
efecto, consideran que los siervos de Dios son muy inferiores a ellos, y que sus hijos no valen más
que el alquiler de una prostituta o el precio de una jarra de vino. Tendrán que rendir cuentas por su
actitud.
10 Igual de censurables son aquellos que cometen prostitución espiritual (Revelación 17:3-6). Y
especialmente reprobables son los que incitan a la autoridad civil a perseguir a los testigos de
Jehová y obstaculizar su labor, como han hecho recientemente en Europa oriental algunos guías
religiosos agitadores. Jehová expresa su decisión de actuar en contra de tales obradores de la
maldad (Joel 3:4-8).
w07 1/10 pág. 13 Puntos sobresalientes de los libros de Joel y Amós
Lecciones para nosotros:
Joel 3:4-8, 19. Joel profetizó que las naciones vecinas de Judá tendrían que rendir cuentas por
maltratar al pueblo escogido de Dios. En cumplimiento de aquellas palabras proféticas, la ciudad
continental de Tiro fue destruida por el rey babilonio Nabucodonosor. Posteriormente, cuando la
ciudad insular cayó ante Alejandro Magno, miles de sus soldados y hombres ilustres fueron
asesinados, y 30.000 de sus habitantes vendidos como esclavos. Los filisteos recibieron un trato
parecido por parte de Alejandro Magno y sus sucesores. Para el siglo IV antes de nuestra era,
Edom se había convertido en un yermo desolado (Malaquías 1:3). El desenlace de estas profecías
fortalece nuestra fe en que Jehová es Aquel que cumple sus promesas, y nos muestra además
cómo tratará a las naciones que persiguen a Sus siervos hoy día.
si pág. 146 párr. 4 Libro bíblico número 29: Joel
4. ¿Qué pruebas hay de la autenticidad de Joel?
4 La autenticidad de la profecía queda establecida por las citas de ella que se hacen en las
Escrituras Griegas Cristianas, así como por sus referencias a ella. En el día del Pentecostés Pedro
habló del “profeta Joel” y aplicó una de sus profecías. Pablo citó la misma profecía y mostró su
cumplimiento tanto con relación a judíos como con relación a no judíos. (Joel 2:28-32; Hech. 2:16-
21; Rom. 10:13.) Todas las profecías de Joel contra las naciones vecinas se cumplieron. La gran
ciudad de Tiro fue sitiada por Nabucodonosor, y más tarde la ciudad insular de Tiro fue destruida
por Alejandro Magno. Filistea también pereció. Edom se convirtió en un yermo desolado. (Joel
3:4, 19.) Los judíos nunca pusieron en duda la canonicidad de Joel; colocaron el libro en segundo
lugar entre los llamados profetas menores.
jd cap. 13 págs. 169-170 párr. 7 “Proclamen esto entre las naciones”
7. ¿Qué aspecto del mensaje que anunciamos requiere valentía?
7 Hace falta valentía para ofrecer “los toros jóvenes de nuestros labios” en el ministerio, ¿no es
cierto? Así es, ya que el mensaje que anunciamos abarca dos aspectos, el primero de los cuales es
una advertencia que suele desagradar a la gente. El profeta Joel dio esta orden al pueblo de Dios:
“Proclamen esto entre las naciones: ‘¡Santifiquen guerra! ¡Despierten a los hombres poderosos!
¡Que se acerquen! ¡Que suban, todos los hombres de guerra!’” (Joel 3:9). En su cumplimiento
actual, estas palabras son un impresionante reto a las naciones. En realidad, constituyen una
declaración de guerra, la guerra justa de Jehová contra quienes lo desafían. Mientras que a sus
siervos les manda convertir “sus espadas en rejas de arado y sus lanzas en podaderas”, a las
naciones enemigas Dios les ordena lo contrario: convertir “sus rejas de arado en espadas, y sus
podaderas en lanzas” (Miqueas 4:3; Joel 3:10). De este modo, los adversarios del Creador del
universo reciben la advertencia de que se preparen para enfrentarse en combate con él. Como
vemos, este primer aspecto del mensaje que predicamos no es nada tranquilizador
kj cap. 2 pág. 33 párr. 31 Su propio pueblo tuvo que saber quién es Él
31. ¿Cómo cuadra la profecía de Joel con la militarización de las naciones hoy día, y qué
sabrán ciertamente los que estén del lado victorioso?
31 En estos días críticos de nuestro siglo veinte, cuando las naciones se han militarizado con las
armas bélicas más mortíferas, parece que las palabras del profeta Joel cuadran como nunca antes,
aunque sus palabras fueron expresadas y puestas por escrito en el siglo noveno antes de nuestra
era común y por consiguiente antes de la profecía de Ezequiel: “Proclamen esto entre las naciones:
‘¡Santifiquen guerra! ¡Despierten a los hombres poderosos! ¡Que se acerquen! ¡Que suban, todos
los hombres de guerra! Batan sus rejas de arado en espadas, y sus podaderas en lanzas.’” Es
inminente un conflicto por la dominación mundial. De su resultado, ¿qué aprenderá la gente que
esté del lado victorioso? Esto: “Ustedes tendrán que saber que yo soy Jehová su Dios, que resido
en Sion mi santa montaña. Y Jerusalén tiene que llegar a ser un lugar santo; y en lo que respecta a
extraños [naciones mundanas], ya no pasarán por ella.”—Joel 3:9, 10, 17.
nc pág. 26 párr. 49 Cuando todas las naciones chocan, de frente, con Dios
49. ¿A dónde van marchando todas las naciones, a qué las invita Dios a venir, y, para Él,
qué son ellas, hablando comparativamente?
49 ¡Todas las naciones ahora van marchando a Har-Magedón! Esto sí, por lo menos, puede
decirse sin lugar a equivocaciones según el horario de la Biblia y según los acontecimientos
mundiales que cumplen las profecías bíblicas. ¡Es inminente la confrontación con Dios! Para Él,
como Él dice, todas las naciones juntas son meramente como una gota que cae de un cubo de agua
vaciado. (Isaías 40:15) Porque ha llegado su debido tiempo para actuar, desafiadoramente invita a
todas las naciones, en el lenguaje de la profecía de Joel 3:9-12, a venir para el encuentro.
Prescindiendo de lo cuidadosamente que se hayan preparado, prescindiendo de lo fuerte que se
sientan como para poder desafiar a Dios y su Gobierno por Cristo, la situación de las naciones será
como la de una hormiga que se plantara firmemente sobre la vía del tren y desafiadoramente le
gritara a la inmensa locomotora diesel que se abalanza hacia ella: ‘¡Deténte! ¡No puedes
arrollarme! ¡No te atreves a hacerlo!’
jd cap. 11 pág. 142 párr. 6 ¿Deseamos como Jehová que la gente se salve?
6. ¿Qué hecho fundamental revela que Dios desea que la gente se salve?
6 ¿Por qué participamos en el ministerio público? Una de las principales razones es para dar a
conocer al único Dios verdadero. Pues bien, hay que destacar un hecho fundamental: antes de
castigar, Jehová siempre da advertencias claras. Así muestra su misericordia y su interés en que
las personas no sean destruidas, sino que obtengan la vida. Los doce profetas avisaron a los
pecadores de que Dios los invitaba a corregirse y librarse de su justa cólera. Y hoy los cristianos
realizamos una obra similar. Tenemos el honor de proclamar la advertencia de que se acerca el día
de la venganza divina. Al hacerlo, procuramos no asumir actitudes vengativas, como desear que
quienes rechazan el mensaje “reciban su merecido”. Recordamos que, en gran medida, predicamos
para que algunos entren en el camino a la vida (Joel 3:9-12; Sofonías 2:3; Mateo 7:13, 14).
w72 1/4 pág. 207 párr. 49 Cuando todas las naciones chocan, de frente, con Dios
49. ¿A dónde van marchando todas las naciones, a qué las invita Dios a venir, y, para Él,
qué son ellas, hablando comparativamente?
49 ¡Todas las naciones ahora van marchando a Har-Magedón! Esto sí, por lo menos, puede
decirse sin lugar a equivocaciones según el horario de la Biblia y según los acontecimientos
mundiales que cumplen las profecías bíblicas. ¡Es inminente la confrontación con Dios! Para Él,
como Él dice, todas las naciones juntas son meramente como una gota que cae de un cubo de agua
vaciado. (Isa. 40:15) Porque ha llegado su debido tiempo para actuar, desafiadoramente invita a
todas las naciones, en el lenguaje de la profecía de Joel 3:9-12, a venir para el encuentro.
Prescindiendo de lo cuidadosamente que se hayan preparado, prescindiendo de lo fuerte que se
sientan como para poder desafiar a Dios y su Gobierno por Cristo, la situación de las naciones será
como la de una hormiga que se plantara firmemente sobre la vía del tren y desafiadoramente le
gritara a la inmensa locomotora diesel que se abalanza hacia ella: ‘¡Deténte! ¡No puedes
arrollarme! ¡No te atreves a hacerlo!’
bf cap. 2 págs. 80-81 párr. 38 Desde su caída hasta que se pisa el “lagar”
38. Después de ser cortada, ¿qué se le hace, dónde, y quién lo hace?
38 Debido al fruto que ha producido a través de los siglos y especialmente desde que terminaron
los Tiempos de los Gentiles en 1914, esta “vid de la tierra” ha llegado a estar bajo la ira de Jehová
Dios. Por esta razón, después que es cortada, no se le deja simplemente abandonada en la tierra
para que se marchite. Más bien, las fuerzas angélicas del Rey la arrojan “al gran lagar de la cólera
de Dios.” El propósito de un lagar es aplastar los racimos de uvas lanzados en él. Este lagar
simbólico debe ser tremendo, porque tiene que acomodar a todas las naciones y los reinos de este
mundo. Es mayor que el valle de Josafat fuera de Jerusalén, donde, según la profecía simbólica de
Joel 3:9-14, todas las naciones que pelean contra Jehová Dios serán pisoteadas y aniquiladas. El
“lagar” es profundo y puede acomodar la sangre de los racimos de uvas aplastados por una
distancia de más de trescientos veinte kilómetros. En éste la tremenda organización guerrera de
Jehová de sus santos ángeles celestiales bajo la dirección de Jesucristo su Rey coronado harán la
pisadura y descargarán la cólera de Dios en la “vid.”
sl cap. 14 págs. 263-264 párr. 52 Cuando el viejo orden del hombre abre camino para el
nuevo orden de Dios
52. (a) ¿Cómo será la experiencia de las naciones como los que les sucede a uvas en un
lagar? (b) La ira de Jehová se expresará por ¿qué medios, como si fuera, según las
Escrituras?
52 Puesto que el Rey de reyes “pisa también el lagar de vino de la cólera de la ira de Dios el
Todopoderoso,” esto significa que las naciones serán, como si fuera, aplastadas. Para encajar con
el cuadro, serán lanzadas como uvas maduras en el tremendo “lagar” donde se hará que la “cólera
de la ira de Dios el Todopoderoso” venga sobre ellas con efecto aplastador. El Rey de reyes y sus
ejércitos celestiales a caballo se unirán en la obra de aplastar, el pisoteo de este lagar simbólico. La
forma que tomará el pisoteo simbólico corresponderá con la manera en que Jehová Dios el
Todopoderoso dice que expresará su ira y furia ardiente contra las huestes de Gog de Magog, como
si fuera con terremoto, peste, un aguacero inundador, granizo, fuego y azufre, con mucho
derramamiento de sangre.—Ezequiel 38:18-22; compare con Joel 3:9-16; Revelación 14:18-20.
kc cap. 17 pág. 163 párrs. 3-4 El Rey pelea en Armagedón
3, 4. ¿Cómo difiere de eso el punto de vista bíblico de Armagedón?
3 Es verdad que la humanidad está a los umbrales de grandes cambios. Pero, ¿nos encaramos
ahora al Armagedón? ¿Qué se quiere decir por Armagedón?
4 Es interesante el hecho de que el Armagedón es diferente de lo que la mayoría de la gente
cree. Pues la Biblia no describe la guerra en Armagedón como una guerra catastrófica entre
naciones o bloques de naciones terrestres, sino como “la guerra del gran día de Dios el
Todopoderoso.” Es la guerra de Dios contra “los reyes de toda la tierra habitada”... lo cual quiere
decir los gobernantes que rehúsan someterse cuando el reino de Dios ‘viene’ para hacer que la
voluntad de Dios se haga en la Tierra. (Salmo 2:6-12; Daniel 2:44) Es el gran acto por el cual Dios
destruye a las naciones y hombres inicuos, al preparar el camino para el reinado pacífico de 1.000
años por el Mesías.—Revelación 16:14, 16; Salmo 46:8, 9; 145:20; Joel 3:9-17; Nahúm 1:7-9.
kj cap. 19 pág. 363 párr. 35 Derrota le aguarda al ataque de las naciones bajo Gog
35. ¿A qué reúne la expresión inspirada de la boca del dragón a los reyes de la Tierra, y
cuándo viene el “gran día” para la “guerra” contra Dios el Todopoderoso?
35 La ‘expresión inspirada’ semejante a rana que sale de la boca del dragón sale a los “reyes de
toda la tierra habitada,” los cuales reyes por lo tanto componen el entero sistema político que
abarca al mundo bajo Satanás el Diablo alias Gog. ¿Adónde lleva esa ‘expresión inspirada,’
respaldada por “expresiones inspiradas” de la “bestia salvaje” y el “falso profeta,” a todos los reyes
políticos de la Tierra? A guerra contra “Dios el Todopoderoso.” El “gran día” para esa guerra es
cuando el “dragón” simbólico, o Gog de Magog, lanza su ataque contra el “Israel de Dios,” el Israel
espiritual. Revelación 16:16 no llama el “lugar” de la guerra “la tierra de Israel,” sino Har-
Magedón; sin embargo, el nombre hebreo Har-Magedón evidentemente denota una situación
mundial relacionada con esa tierra.—Compare con Joel 3:9-17.
kj cap. 19 pág. 355 párr. 15 Derrota le aguarda al ataque de las naciones bajo Gog
15. ¿Con qué palabras insta Jehová a Gog para aprestarse para atacar? Esto significa
hacer preparativos para ¿qué clase de guerra?
15 Nos viene a la memoria un antiguo desafío a unos enemigos para que guerrearan contra el
pueblo de Jehová, en Joel 3:9-17, cuando leemos el llamado de Jehová al cautivo Gog de Magog
para que se apreste para atacar al resto de israelitas espirituales y los “forasteros” dedicados de
características de oveja que se han asociado con el resto en su Paraíso espiritual: “Apréstate, y que
haya preparación de tu parte, tú con toda tu congregación, los que están congregados al lado tuyo,
y tienes que llegar a ser su guarda.” (Ezequiel 38:7) Así Jehová le dice a Gog de Magog que sea el
comandante en jefe o “guarda” de todas las naciones y pueblos que él reúne con fines militares
para el ataque venidero a los testigos cristianos de Jehová. Estos preparativos son, no para una
Tercera Guerra Mundial con bombas nucleares y uso de cohetes, sino para forjar medidas eficaces
para exterminar de la faz de la tierra al “Israel [espiritual] de Dios.”
w92 1/5 pág. 16 párr. 11 ¿Quién escapará del “tiempo de angustia”?
11. ¿Quién es el hombre del desafuero, y cómo ha acumulado tremenda culpa por
derramamiento de sangre?
11 En el siglo I E.C., según relata el apóstol Pablo en su segunda carta a los tesalonicenses,
algunos cristianos se emocionaron con la idea de que el día de Jehová había llegado. Pero Pablo
advirtió que primero tenía que venir la gran apostasía y tenía que revelarse “el hombre del
desafuero”. (2 Tesalonicenses 2:1-3.) Ahora, en este siglo XX, podemos comprender lo extensa
que fue aquella apostasía y cuán desaforado es el clero de la cristiandad a los ojos de Dios.
Durante estos últimos días desde 1914 el clero ha acumulado tremenda culpa por derramamiento
de sangre al apoyar el que se ‘batan las rejas de arado en espadas’. (Joel 3:10.) También ha
continuado enseñando doctrinas falsas, como la de la inmortalidad inherente del alma humana, el
purgatorio, el tormento en un infierno de fuego, el bautismo de infantes, la Trinidad, y así por el
estilo. ¿Qué le sucederá al clero cuando Jehová ejecute su decisión judicial? Proverbios 19:5
declara: “El que lanza mentiras no escapará”.
w98 15/8 pág. 30 ¿Recuerda usted?
¿Quiénes son los poderosos que se mencionan en Joel 3:10, 11?
En la Biblia, al Dios verdadero se le llama unas doscientas ochenta veces “Jehová de los ejércitos”
(2 Reyes 3:14). Estos ejércitos son las poderosas huestes angélicas del cielo que están listas para
hacer la voluntad divina.—1/5, página 23.
w98 1/5 pág. 23 párr. 13 El juicio de la llanura baja de la decisión
11. ¿Cómo desafía Jehová a sus enemigos para que entren en guerra?
12, 13. a) Pese al fin de la Guerra Fría, ¿cómo han demostrado muchas naciones que aún son
belicosas? b) ¿Para qué no están preparadas las naciones?
11 A continuación, Jehová convoca a su pueblo para que proclame por las naciones este desafío:
“¡Santifiquen guerra! ¡Despierten a los hombres poderosos! ¡Que se acerquen! ¡Que suban, todos
los hombres de guerra!” (Joel 3:9). Así declara una guerra de naturaleza insólita: guerra justa. Los
leales testigos de Jehová confían en las armas espirituales al responder a la propaganda mentirosa,
contrarrestando la falsedad con la verdad (2 Corintios 10:4; Efesios 6:17). Pronto, Dios santificará
“la guerra del gran día de Dios el Todopoderoso” (Revelación 16:14). Esta eliminará de la Tierra a
todos los enemigos de la soberanía de Dios. Su pueblo no combatirá físicamente en la Tierra, pues
ha ‘batido sus espadas en rejas de arado y sus lanzas en podaderas’ literal y figurativamente
(Isaías 2:4). Pero Jehová desafía a las naciones enemigas a hacer lo contrario: “Batan sus rejas de
arado en espadas, y sus podaderas en lanzas” (Joel 3:10). Las invita a utilizar todo su arsenal de
maquinaria bélica y armamento moderno. Pero no triunfarán, pues la batalla y la victoria
pertenecen a Jehová.
12 A comienzos de los años noventa, las naciones dieron por finalizada la Guerra Fría. En vista de
eso, ¿se ha logrado la meta principal de la ONU, la paz y la seguridad? No. ¿Qué aprendemos de
los sucesos acaecidos en Burundi, Irak, Liberia, la República Democrática del Congo, Ruanda,
Somalia y la anterior Yugoslavia? En palabras de Jeremías 6:14, están diciendo: “‘¡Hay paz! ¡Hay
paz!’, cuando no hay paz”.
13 Aunque en algunos lugares la guerra abierta ha terminado, las naciones de la ONU aún
compiten entre sí para fabricar armamento cada vez más avanzado. Algunas mantienen todavía
arsenales atómicos. Otras desarrollan armas químicas y bacteriológicas de destrucción masiva. Al
tiempo que las naciones se reúnen en el lugar simbólico llamado Armagedón, les lanza este
desafío: “En cuanto al débil, que diga: ‘Soy hombre poderoso’. Presten su ayuda y vengan, todas
las naciones de en derredor, y júntense”. Joel interrumpe con su propia petición: “A aquel lugar, oh
Jehová, haz bajar a tus poderosos” (Joel 3:10, 11).
w87 15/5 pág. 19 párr. 15 Escuchando a Jehová a medida que se acerca el fin
15. ¿Cómo describe Joel el aplastamiento de este sistema, y en qué resultará esto para
los siervos de Dios?
15 Joel 3:13-16 también se refiere a la supervivencia de los siervos de Dios cuando este
sistema sea aplastado como uvas en un lagar. Declara: “Metan una hoz, porque la mies ha
madurado. [...] Las tinas del lagar realmente rebosan; porque la maldad de ellos se ha hecho
abundante. Muchedumbres, muchedumbres están en la llanura baja de la decisión, porque el día de
Jehová está cerca en la llanura baja de la decisión. El sol y la luna mismos ciertamente se
oscurecerán, y las estrellas mismas realmente retirarán su resplandor. Y desde Sión [celestial]
Jehová mismo rugirá [...] El cielo y la tierra ciertamente se mecerán; pero Jehová será un refugio
para su pueblo”.
w92 1/5 págs. 8-9 párrs. 2-3 Tenga muy presente el día de Jehová
2, 3. a) ¿Qué es “el día de Jehová” del cual se profetizó en Joel 3:14? b) ¿Por qué
merecen las naciones lo que tendrán que afrontar ese día?
2 Entonces, ¿qué es “el día de Jehová” que se predijo en Joel 3:14? “¡Ay del día —exclama
Jehová mismo—; porque el día de Jehová está cerca, y como despojo violento del Todopoderoso
vendrá!” ¿De qué manera es un despojo violento? El profeta explica más adelante:
“Muchedumbres, muchedumbres están en la llanura baja de la decisión, porque el día de Jehová
está cerca en la llanura baja de la decisión”. (Joel 1:15; 3:14.) Este es el día en que Jehová
ejecuta su decisión judicial sobre las muchedumbres impías de la humanidad que rechazan lo
correcto de su soberanía sobre el cielo y la Tierra. Jehová ha decidido despojar violentamente el
sistema de cosas satánico que por tanto tiempo ha ceñido a la humanidad con sus tentáculos.
(Jeremías 17:5-7; 25:31-33.)
3 El sistema corrupto que hay en la Tierra tiene que afrontar esa decisión. Pero ¿es realmente
tan malo el sistema mundial? ¡Una mirada a su registro debe bastar para contestar esa pregunta!
Jesús declaró un principio relacionado con este asunto en Mateo 7:16: “Por sus frutos los
reconocerán”. ¿No se han convertido las grandes ciudades del mundo en sumideros de narcóticos,
crimen, terror, inmoralidad y contaminación? En muchos países la confusión política, las escaseces
de alimento y la pobreza están sofocando las libertades recién adquiridas. Más de 1.000 millones
de personas viven de raciones insuficientes. Además, la epidemia del SIDA, avivada por el abuso
de las drogas y los estilos de vida inmorales, proyecta su oscura sombra sobre gran parte de la
Tierra. En todo aspecto, la calidad de vida ha empeorado en escala mundial particularmente desde
que estalló la I Guerra Mundial en 1914. (Compárese con 2 Timoteo 3:1-5.)
w07 1/10 pág. 13 Puntos sobresalientes de los libros de Joel y Amós
Respuestas a preguntas bíblicas:
3:14. ¿Qué es “la llanura baja de la decisión”? Se trata de un lugar simbólico donde se lleva
a cabo el juicio divino. En los días del rey Jehosafat de Judá, cuyo nombre significa “Jehová
Es Juez”, Dios libró a Judá de las naciones vecinas confundiendo a sus fuerzas militares. De ahí que
el lugar reciba también el nombre de “la llanura baja de Jehosafat” (Joel 3:2, 12). En nuestros días
representa un emplazamiento simbólico en el que las naciones serán exprimidas como uvas en un
lagar (Revelación 19:15).
re cap. 18 pág. 108 párr. 14 Terremotos en el día del Señor
14. a) ¿Qué profecía predice un gran terremoto y sus consecuencias? b) ¿A qué tienen
que referirse la profecía de Joel y Revelación 6:12, 13?
14 Otros profetas de Jehová predijeron esa clase de terremoto y sus catastróficas consecuencias.
Por ejemplo, cerca de 820 a.E.C. Joel habló de “la venida del día de Jehová, grande e inspirador de
temor”, y declaró que entonces “el sol mismo será convertido en oscuridad, y la luna en sangre”.
Después añade estas palabras: “Muchedumbres, muchedumbres están en la llanura baja de la
decisión, porque el día de Jehová está cerca en la llanura baja de la decisión. El sol y la luna
mismos ciertamente se oscurecerán, y las estrellas mismas realmente retirarán su resplandor. Y
desde Sión Jehová mismo rugirá, y desde Jerusalén dará su voz. Y el cielo y la tierra ciertamente
se mecerán; pero Jehová será un refugio para su pueblo, y una plaza fuerte para los hijos de
Israel”. (Joel 2:31; 3:14-16.) Esta mecedura pudiera aplicar solo a la ejecución de juicio de
Jehová durante la gran tribulación. (Mateo 24:21.) Entonces el relato paralelo de Revelación
6:12, 13 tendría lógicamente la misma aplicación. (Véase también Jeremías 10:10; Sofonías
1:14, 15.)
w92 1/5 págs. 10-11 párrs. 7-8 Tenga muy presente el día de Jehová
7, 8. a) ¿De qué manera serán mecidas las naciones y caerá sobre ellas la oscuridad?
b) ¿A quiénes representa Joel hoy día, y por qué son ellos benditos en contraste con
el mundo en general?
7 Con vívido lenguaje figurativo, Jehová describe de esta otra manera lo que ocurrirá cuando
ejecute su decisión: “El sol y la luna mismos ciertamente se oscurecerán, y las estrellas mismas
realmente retirarán su resplandor. Y desde Sión Jehová mismo rugirá, y desde Jerusalén dará su
voz. Y el cielo y la tierra ciertamente se mecerán; pero Jehová será un refugio para su pueblo, y
una plaza fuerte para los hijos de Israel”. (Joel 3:15, 16.) La condición aparentemente brillante y
próspera de la humanidad se volverá tenebrosa, presagiosa, y este sistema mundial que
se fragmenta será mecido hasta que deje de existir, ¡devastado como por un gran terremoto!
(Ageo 2:20-22.)
8 ¡Note la alegradora seguridad de que Jehová será un refugio y una plaza fuerte para su pueblo!
¿Por qué? Debido a que su pueblo —un pueblo internacional— es el único que ha respondido a
estas palabras de Jehová: “Ustedes tendrán que saber que yo soy Jehová su Dios”. (Joel 3:17.)
Puesto que el nombre Joel significa “Jehová Es Dios”, él representa apropiadamente a los testigos
ungidos de Jehová de tiempos modernos, que sirven con denuedo al proclamar la soberanía de
Jehová. (Compárese con Malaquías 1:11.) Si pasamos a las palabras de apertura de la profecía de
Joel, veremos cuán vívidamente predice él la actividad del pueblo de Dios hoy día.
bf cap. 2 págs. 82-83 párr. 44 Desde su caída hasta que se pisa el “lagar”
44. (a) ¿Qué privilegio como el de Juan puede ser nuestro si somos fieles? (b) ¿Qué
profecía correspondiente nos asegura que el pueblo de Jehová sobrevivirá y entrará
en Su nuevo orden?
44 Si somos fieles al temer a Dios, dándole la gloria y adorándolo como Creador, es posible que
seamos conservados para ser testigos presenciales de la pisadura del lagar simbólico por el Rey de
Dios, tal como el envejecido Juan la vio en visión simbólica. El Dios Todopoderoso puede
conservarnos a través del período de la pisadura, para que veamos el glorioso triunfo de su Rey
Mesiánico y nos regocijemos por él. Dando seguridad de esto, la profecía de Joel, después de
hablar de la pisadura de las naciones en el “lagar,” dice: “El cielo y la tierra ciertamente se
mecerán; pero Jehová será un refugio para su pueblo, y una plaza fuerte para los hijos de Israel. Y
ustedes tendrán que saber que yo soy Jehová su Dios, que resido en Sion mi santa montaña.”
(Joel 3:16, 17) Eso significa que sobrevivan sin morir y entran en Su nuevo mundo.
w06 15/12 págs. 15-16 párr. 5 “El gran día de Jehová está cerca”
5. ¿Por qué tienen millones de personas una visión positiva del día de Jehová?
5 No obstante, hay millones de personas que anhelan la llegada del día de Jehová. ¿Por qué?
Porque saben que será un día de salvación y liberación para los justos, un día en el que Jehová
será alabado y se santificará su glorioso nombre (Joel 3:16, 17; Sofonías 3:12-17). ¿Por qué es
que algunas personas temen ese día mientras que otras anhelan su llegada? Eso depende en gran
medida de lo que estén haciendo con su vida ahora. Y usted, ¿cómo ve el día de Jehová? ¿Está
preparado para su llegada? ¿Influye en su vida diaria el hecho de que ese día esté tan cerca?
si pág. 148 párr. 14 Libro bíblico número 29: Joel
14. ¿Qué pasajes de Joel engrandecen la soberanía de Jehová y su bondad amorosa?
14 La profecía de Revelación nos ayuda a mirar hacia el futuro al “gran día” de la ira divina. (Rev.
6:17.) Joel también profetiza de ese tiempo y muestra que, cuando venga el gran “día de Jehová”
sobre las naciones, los que le pidan a Dios protección y liberación ‘escaparán salvos’. “Jehová será
un refugio para su pueblo.” Se restaurará la prosperidad edénica: “Y en aquel día tiene que ocurrir
que las montañas gotearán vino dulce, y las colinas mismas manarán leche, y los cauces mismos
de Judá manarán agua. Y de la casa de Jehová saldrá un manantial”. Al presentar estas brillantes
promesas de restauración, Joel también engrandece la soberanía de Jehová Dios y, sobre la base
de Su gran misericordia, suplica a los de corazón sincero: “Vuelvan a Jehová su Dios, porque él es
benévolo y misericordioso, tardo para la cólera y abundante en bondad amorosa”. Todos los que
presten atención a esa súplica inspirada segarán provecho eterno. (Joel 2:1, 32; 3:16, 18; 2:13.)
w07 1/10 pág. 13 Puntos sobresalientes de los libros de Joel y Amós
Lecciones para nosotros:
Joel 3:16-21. “El cielo y la tierra ciertamente se mecerán”, y las naciones sufrirán los juicios
adversos de Dios. “Pero Jehová será un refugio para su pueblo”, y le concederá vida en condiciones
paradisíacas. ¿No deberíamos estar firmemente decididos a permanecer cerca de él a medida que
se aproxima su día para ejecutar sentencia contra el mundo inicuo?
w98 1/5 pág. 25 párrs. 17-18 El juicio de la llanura baja de la decisión
17, 18. ¿A quiénes se identifica como supervivientes de la gran tribulación, y de qué
condiciones disfrutarán?
17 Revelación 7:9-17 identifica a los que sobreviven a la gran tribulación como “una gran
muchedumbre” compuesta de los que tienen fe en el poder redentor de la sangre de Jesús. Estos
encuentran protección en el día de Jehová, mientras que los tropeles de la profecía de Joel se
encaran a un veredicto adverso. Joel dice a los supervivientes: “Ustedes tendrán que saber que yo
soy Jehová su Dios, que resido en Sión, mi santa montaña”, la morada celestial de Jehová (Joel
3:17a).
18 La profecía nos dice luego que el ámbito del Reino celestial de Dios “tiene que llegar a ser un
lugar santo; y en lo que respecta a extraños, ya no pasarán por ella” (Joel 3:17b). Ni en el cielo
ni en los dominios terrenales del Reino celestial habrá extraños, pues todos estarán unidos en la
adoración pura.
w98 1/5 pág. 25 párr. 19 El juicio de la llanura baja de la decisión
19. ¿Cómo describe Joel la felicidad paradisíaca de que disfruta el pueblo de Dios hoy?
19 Hoy ya abunda la paz en la Tierra entre el pueblo de Jehová. Este pueblo proclama unido los
juicios divinos en más de doscientos treinta países y en más de trescientos idiomas distintos. Joel
profetizó de manera hermosa su prosperidad: “Tiene que ocurrir que las montañas gotearán vino
dulce, y las colinas mismas manarán leche, y los cauces mismos de Judá manarán agua” (Joel
3:18). En efecto, Jehová continuará derramando sobre sus alabadores terrenales incesantes
bendiciones, gozo, prosperidad y un creciente río de preciosas verdades. La soberanía de Jehová se
habrá vindicado plenamente en la llanura baja de la decisión, y habrá regocijo porque él residirá
para siempre entre su pueblo redimido (Revelación 21:3, 4).
si pág. 147 párr. 11 Libro bíblico número 29: Joel
11. ¿Cómo pasa a describir Joel las bendiciones que Jehová traerá después?
11 ¡Qué abundancia paradisíaca se verá “en aquel día” (3:18)! Las montañas gotearán vino, las
colinas manarán leche y los cauces fluirán con agua en abundancia. Un manantial refrescante
saldrá de la casa de Jehová. Egipto y Edom, que han derramado sangre inocente en Judá, llegarán
a ser yermos desolados, pero Judá y Jerusalén serán habitadas hasta tiempo indefinido, “y Jehová
estará residiendo en Sión” (3:21).
ip-1 cap. 15 pág. 201 párr. 26 El consejo de Jehová contra las naciones
26. En el cumplimiento mayor, ¿cómo reaccionarán los habitantes del “Egipto” moderno
ante los actos judiciales de Jehová?
26 Ahora bien, en la Biblia, Egipto a menudo simboliza el mundo de Satanás (Ezequiel 29:3; Joel
3:19; Revelación 11:8). ¿Tiene un cumplimiento mayor, por tanto, “la declaración formal
contra Egipto” que pronuncia Isaías? Por supuesto que sí. Las palabras de apertura de la profecía
deben impulsarnos a todos a prestar atención: “¡Miren! Jehová va montado en una nube veloz
y entra en Egipto. Y los dioses de Egipto, que nada valen, ciertamente se estremecerán a
causa de él, y el mismísimo corazón de Egipto se derretirá en medio de él” (Isaías 19:1).
Dentro de poco, Jehová tomará medidas contra la organización de Satanás. Cuando eso ocurra, se
hará patente que los dioses de este sistema de cosas no son de valor alguno (Salmo 96:5; 97:7).
“El mismísimo corazón de Egipto se derretirá” de miedo. Será tal como Jesús predijo: “Habrá [...]
angustia de naciones, por no conocer la salida a causa del bramido del mar y de su agitación,
mientras que los hombres desmayan por el temor y la expectación de las cosas que vienen sobre la
tierra habitada” (Lucas 21:25, 26).

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.