sábado, 17 de noviembre de 2012

Texto Diario Domingo 18-11-2012.-El espíritu de Jehová está sobre mí (Luc. 4:18).

El espíritu de Jehová está sobre mí (Luc. 4:18).

Jesús fue ungido con espíritu santo “para declarar buenas nuevas a los pobres, [...] para predicar una liberación a los cautivos y un recobro de vista a los ciegos, para despachar a los quebrantados con una liberación, para predicar el año acepto de Jehová” (Luc. 4:18, 19). Probablemente, cuando Jesús se bautizó, el espíritu santo le recordó las cosas que había aprendido en el cielo, entre ellas lo que Dios quería que hiciera como Mesías durante su ministerio en la Tierra (Isa. 42:1; Luc. 3:21, 22; Juan 12:50). Además de ser perfecto de cuerpo y mente, Jesús contaba con el poder que le daba el espíritu. Por eso, no solo fue el hombre más grande, sino también el mejor maestro que ha vivido en la Tierra (Mat. 7:28). Para empezar, era capaz de comprender las verdaderas raíces de los problemas del hombre: el pecado, la imperfección y la ignorancia espiritual. Además, podía leer los corazones y tratar a la gente según lo que veía en su interior (Mat. 9:4; Juan 1:47). w10 15/12 3:7, 8

 

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.