miércoles, 7 de noviembre de 2012

Texto Diario Jueves 08-11-2012,.-Fue despreciado, y lo consideramos como de ninguna importancia (Isa. 53:3).

Fue despreciado, y lo consideramos como de ninguna importancia (Isa. 53:3).

Joven, sin duda has oído hablar de la presión de grupo y sabes por experiencia propia lo que significa. Seguramente, en un momento u otro, alguien ha insistido en que hagas algo que está mal. ¿Cómo te sientes en esas ocasiones? Quizás como Christopher, de 14 años, quien comenta: “Quisiera que me tragara la tierra, o si no, ser igual que mis compañeros para no llamar la atención”. ¿Te parece que los chicos y chicas de tu edad influyen demasiado en ti? Si así es, ¿a qué crees que se deba? ¿Será que te gustaría ser aceptado? Eso en sí no es malo. Incluso los adultos buscan la aprobación de los demás. A nadie le agrada ser rechazado, tenga la edad que tenga. Ahora bien, hay que ser realista: si defiendes lo que es correcto, no le vas a caer bien a todo el mundo. El mismo Jesús tuvo que enfrentarse a ese hecho y, sin embargo, siempre hizo lo que debía. w10 15/11 2:1, 2

 

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.