sábado, 29 de diciembre de 2012

Programa de la Escuela del Ministerio Teocrático 2012.-31 de dic. Lectura de la Biblia: Malaquías 1 a 4 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático

31 de dic. Lectura de la Biblia: Malaquías 1 a 4 Repaso de la Escuela
del Ministerio Teocrático

Lectura de la Biblia: Malaquías 1 a 4.

*** w07 15/12 págs. 26-29 Puntos sobresalientes del libro de Malaquías
*** 2:2. ¿En qué sentido maldeciría Jehová las bendiciones de los
sacerdotes rebeldes? En el sentido de que las bendiciones que ellos
pronunciaran terminarían por convertirse en maldiciones. 2:3. Jehová
dijo que "esparcir[ía] estiércol" sobre el rostro de los sacerdotes.
¿Qué quiso decir? De acuerdo con la Ley, el estiércol de los animales
ofrecidos en sacrificio tenía que quemarse fuera del campamento
(Levítico 16:27). Por eso, al decir que les arrojaría estiércol en la
cara, Jehová dio a entender que despreciaba aquellos sacrificios y a
quienes los ofrecían.
2:13. ¿De quiénes eran las lágrimas que cubrían el altar de Jehová? De
las mujeres judías que iban al santuario a llorar sus penas ante
Jehová. ¿Qué las hacía sufrir así? Que sus esposos las habían
abandonado; se habían divorciado de ellas sin motivos válidos, tal vez
para casarse con extranjeras más jóvenes. 1:10. A Jehová no le
complacían las ofrendas de los codiciosos sacerdotes, que cobraban
hasta por cosas tan simples como cerrar las puertas o encender el
altar. Es esencial, pues, que el amor a Dios y al prójimo sea el
verdadero motivo de nuestros actos de adoración, incluida nuestra
participación en el ministerio cristiano. ¡Jamás lo hagamos por
dinero! (Mateo 22:37-39; 2 Corintios 11:7.) 1:14; 2:17. Jehová no
soporta la hipocresía.2:7-9. Quienes reciben el privilegio de enseñar
en la congregación deben siempre asegurarse de que lo que enseñan
concuerda con la Palabra de Dios, las Santas Escrituras, y con las
publicaciones bíblicas que proporciona ―el mayordomo fiel‖ (Lucas
12:42; Santiago 3:11). 2:10, 11. Jehová les pide a sus siervos que
tomen en serio el consejo de casarse ―solo en el Señor‖ (1 Corintios
7:39). 2:15, 16. Los cristianos verdaderos deben honrar el pacto que
los une a la esposa de su juventud. 3:1-3. ¿Cuándo vinieron al templo
"el Señor verdadero" y "el mensajero del pacto", y quién fue enviado
delante de ellos? Mediante Jesucristo como su representante, Jehová
vino al templo el 10 de nisán del año 33 de nuestra era para
limpiarlo. Ese día, Jesús entró al templo y echó a los que compraban y
vendían en él (Marcos 11:15). Esto sucedió tres años y medio después
de que Jesús fuera ungido para ser rey. Correspondientemente, parece
que tres años y medio después de su coronación como rey celestial,
Jesús acompañó a Jehová al templo espiritual y halló que el pueblo de
Dios necesitaba una limpieza. Allá en el siglo primero, Juan el
Bautista fue enviado a preparar a los judíos para la venida de Cristo.
En tiempos más recientes, también se envió a un ―mensajero‖ a preparar
el camino para la venida de Jehová a su templo espiritual. Este
mensajero fue un grupo de estudiantes que, ya desde la década de 1880,
se dedicó a implantar muchas verdades bíblicas elementales en el
corazón de personas sinceras. 3:10. ¿Es dar el diezmo, es decir,
"traer todas las décimas partes", un símbolo de dedicación completa a
Jehová? Aunque la Ley mosaica quedó anulada con la muerte de Jesús y
ya no es un requisito entregar la décima parte de todo lo que tenemos,
todavía el diezmo tiene un significado simbólico (Efesios 2:15). Pero
no representa dedicarnos por completo a Jehová. ¿Por qué? Porque el
diezmo se daba año tras año, mientras que la dedicación se hace una
sola vez en la vida y se simboliza con el bautismo. A partir de ese
momento, todo lo que tenemos le pertenece a Jehová. Pero aun así, él
nos deja escoger una porción de ello —un diezmo simbólico— para usarlo
en su servicio. Le entregamos a Jehová todo lo que las circunstancias
nos permitan y el corazón nos impulse a dar. Nuestras ofrendas
incluyen el tiempo, las energías y los recursos que empleamos en la
predicación del Reino y en la obra de hacer discípulos. También
incluyen asistir a las reuniones, visitar a hermanos enfermos o
mayores y apoyar económicamente la adoración verdadera.
4:3. ¿Cómo "pisotearán a los inicuos" los adoradores de Jehová? Los
siervos de Dios en la Tierra no ―pisotearán a los inicuos‖
literalmente; es decir, no serán ejecutores del juicio divino. Más
bien, la frase da a entender que lo harán en sentido figurado,
participando con entusiasmo en la celebración de victoria que seguirá
al fin del mundo de Satanás (Salmo 145:20; Revelación [Apocalipsis]
20:1-3). 4:4. ¿Por qué deberíamos "rec[ordar] la ley de Moisés"?
Aunque dicha Ley no es obligatoria para el cristiano, contiene ―una
sombra de las buenas cosas por venir‖ (Hebreos 10:1). Al prestarle
atención, vemos cómo se cumple lo escrito en ella (Lucas 24:44, 45).
Además, también contiene ―representaciones típicas de las cosas en los
cielos‖. Por consiguiente, es fundamental estudiarla para comprender
las enseñanzas cristianas y cuál debe ser nuestra conducta (Hebreos
9:23). 4:5, 6. ¿A quién representa "Elías el profeta"? La profecía
indica que ―Elías‖ haría una obra de restauración: la de preparar el
corazón de la gente. En el siglo primero de nuestra era, Jesucristo
identificó a Juan el Bautista como ―Elías‖ (Mateo 11:12-14; Marcos
9:11-13). El ―Elías‖ de nuestros tiempos, enviado ―antes de la venida
del día de Jehová, grande e inspirador de temor‖, no es otro que ―el
esclavo fiel y discreto‖ (Mateo 24:45). Este grupo de cristianos
ungidos también ha estado realizando con empeño una obra de
restauración espiritual. 3:10. Si no le damos a Jehová lo mejor, nos
perdemos sus bendiciones. 3:14, 15. Por culpa del mal ejemplo de los
sacerdotes, los judíos perdieron el aprecio por el servicio a Dios.
Quienes ocupan puestos de responsabilidad en la congregación cristiana
deben ser ejemplares (1 Pedro 5:1-3). 3:16. Jehová lleva un registro
de todos los que le temen y le son fieles, y los protegerá cuando
acabe con el mundo malvado de Satanás. Por tanto, jamás permitamos que
se debilite nuestra determinación de mantenernos íntegros (Job 27:5).
4:1. En el día de ajuste de cuentas con Jehová, tanto la ―raíz‖ como
la ―rama mayor‖ acabarán igual: los niños pequeños recibirán la misma
condena que sus padres. En vista de la enorme responsabilidad que
recae sobre los padres cristianos, ambos han de hacer un gran esfuerzo
por buscar y mantener la aprobación de Dios (1 Corintios 7:14).
http://burgara-despertadatalaya.blogspot.com
Repaso oral de la escuela del ministerio teocratico,dic,2012
1. ) ¿Como se ha cumplido la profecía respecto a la invasión de
insectos que se registra en Joel 2:1-10, 28? (5 de noviembre, w07
1/10pag. 13 parr. 1.)
2:1-10, 28. ¿Cómo se ha cumplido la profecía respecto a la invasión de
insectos? No se hace mención en la Biblia de que la tierra de Canaán
haya sufrido ninguna invasión de insectos de la magnitud descrita en
el libro de Joel. Por lo tanto, dicho ataque al parecer representa una
profecía relativa al año 33 de nuestra era, cuando Jehová empezó a
derramar su espíritu sobre los primeros cristianos y estos comenzaron
a predicar el mensaje que atormentó a los falsos líderes religiosos
(Hechos 2:1, 14-21; 5:27-33). En la actualidad tenemos la oportunidad
excepcional de participar en una obra semejante.
2. ) ¿En quien se cumplen las palabras de Amos 8:11, y que pregunta
deberíamos hacernos en vista de que contamos con abundante alimento
espiritual? (12 de noviembre, jd pag. 60 parr. 9.)
Espiritualmente hablando, la descripción de Amós se cumple en el
lamentable estado de la cristiandad. A diferencia de ella, el pueblo
internacional de Dios tiene abiertas "las compuertas de los cielos" y
disfruta de abundantes provisiones espirituales (Malaquías 3:10;
Isaías 65:13, 14). Sin embargo, cada cristiano hace bien en
preguntarse: "¿Hasta qué grado participo de tales manjares?". A este
respecto, es interesante señalar lo que se ha descubierto sobre el
centro del apetito. En investigaciones realizadas en laboratorio se
vio que si los animales tienen dañado el centro del apetito, pierden
las ganas de comer, y acaban muriendo de hambre aunque los rodeen
alimentos de sobra. Pues bien, ¿qué hay del "centro del apetito"
espiritual del cristiano? ¿Podría deteriorarse tanto que lo llevara a
morir desnutrido pese a tener ante sí un banquete espiritual?
3.) ¿Qué pudo haber hecho que los edomitas mostraran "presuncion [de]
corazon",y que verdad debemos recordar siempre? (Abd. 3, 4.) (19 de
noviembre, w07 1/11pag. 14 parr. 1.)
Los orgullosos edomitas se sentían muy seguros, pues vivían en una
zona escarpada con elevadas montañas y profundos desfiladeros que
ofrecían una gran ventaja estratégica. Pero se engañaron, porque nadie
escapa a la justicia divina.´
4. ) ¿En que sentido sintio pesar Jehova respecto a la calamidad que
habıa dicho que les causarıa a los ninivitas? (Jon. 3:8, 10.) (19 de
noviembre, w07 1/11 pag. 15 parr. 1.)
El Dios verdadero "sintió pesar", es decir, cambió de opinión, y
decidió no traer la calamidad que había anunciado. ¿Por qué? Porque
los ninivitas "se habían vuelto de su mal camino". Lo mismo sucede
hoy. Para no recibir el castigo divino, la persona que peca debe
arrepentirse sinceramente.
5.) ¿Por qué se estrechan los lazos con Jehova al andar en su nombre?
(Miq. 4:5.) (2denoviembre, jd pag. 88 parr. 12.)
La primera y principal recompensa por observar los mandamientos
divinos es que así estrechamos los lazos con Jehová. Sin duda, cuando
cumplimos con las normas divinas y vemos lo razonables y útiles que
son, crece el cariño que sentimos por su Autor. El profeta Miqueas
pintó un bello cuadro de esa unión: "Todos los pueblos, por su parte,
andarán cada cual en el nombre de su dios; pero nosotros, por nuestra
parte, andaremos en el nombre de Jehová nuestro Dios hasta tiempo
indefinido, aun para siempre" (Miqueas 4:5). Tenemos el privilegio de
andar en el nombre de Dios, sí, el
gran honor de defender su buen nombre y aceptar su autoridad en
nuestra vida. Como consecuencia lógica, deseamos imitar sus
cualidades. Ciertamente, cada uno de nosotros debe esforzarse por
fortalecer su relación con Jehová (Salmo 9:10).
6. ) ¿Qué garantía nos brinda el cumplimiento de la profecía de Nahum
2:6-10? (3 de diciembre,w07 15/11 pag. 9 parr. 2; w88 15/2 pag. 28
parr. 8.)
¿En qué sentido se abrirían "las puertas [...] de los ríos"? Tales
puertas fueron los boquetes que se abrieron en las murallas de Nínive
por acción de las aguas del río Tigris. En el año 632 antes de nuestra
era, las fuerzas conjuntas de los babilonios y los medos sitiaron la
ciudad de Nínive, pero esta no se sintió amenazada. Creía que, con sus
altas murallas, nadie podría conquistarla. No obstante, las lluvias
torrenciales provocaron el desbordamiento del Tigris. Según el
historiador Diodoro de Sicilia, el río "inundó parte de la ciudad y
derrumbó la muralla a lo largo de [varios kilómetros]". De este modo,
se abrieron "las puertas [...] de los ríos" y, tal como se había
predicho, Nínive fue tomada con la misma rapidez con la que el fuego
devora el rastrojo seco (Nahúm 1:8-10).
*** w88 15/2 pág. 28 La cruel Asiria... la segunda gran potencia mundial ***
Debido a la iniquidad de Asiria, se había decretado su destrucción.
Nahúm, el profeta de Jehová, había escrito que se abriría una brecha
en su capital, Nínive, en las "puertas [...] de los ríos [...] y el
palacio mismo realmente [sería] disuelto". Los enemigos saquearían de
ella la plata y el oro, y la ciudad sería devastada, y la gente diría:
"¡Nínive ha sido despojada con violencia! ¿Quién se condolerá de
ella?". (Nahúm 2:6-10; 3:7.)
7. ) ¿Qué significan las palabras de Ageo 1:6,y que advertencia
debemos tomar a pecho?(10 de diciembre, w06 15/4 pag. 22 parrs.
12-15.)
*** w06 15/4 pág. 22 párrs. 12-15 "Yo estoy con ustedes" ***
12 Como era de imaginar, el desatino de los judíos a la hora de fijar
sus prioridades los perjudicó en el plano personal. Observemos el
asunto desde la perspectiva divina, expresada en Ageo 1:6: "Ustedes
han sembrado mucha semilla, pero poco es lo que se trae. Hay comer,
pero no es a satisfacción. Hay beber, pero no hasta el punto de
embriagarse. Hay ponerse ropa, pero no resulta en que alguien se
caliente; y el que se alquila se alquila por una bolsa que tiene
agujeros".
13 Los judíos cultivaban la tierra que Dios les había dado, pero, aun
así, no producía lo que ellos hubieran deseado. Tal como Jehová les
había advertido, ya no los estaba bendiciendo (Deuteronomio 28:38-48).
Sin su apoyo, la mísera cosecha no les llegaba a aplacar el hambre.
Sin su bendición, la ropa no los abrigaba. Hasta parecía que tuvieran
su salario en una bolsa llena de agujeros por donde este se escurría.
¿Y qué significa la frase "Hay beber, pero no hasta el punto de
embriagarse"? No es que embriagarse fuera indicio de la bendición de
Dios, pues él condena la borrachera (1 Samuel 25:36; Proverbios
23:29-35). Más bien, la expresión es otra referencia a que los judíos
no disfrutaban del favor divino. El vino que elaboraran sería escaso,
insuficiente para emborrachar a nadie. La Nueva Versión Internacional
vierte así esta parte de Ageo 1:6: "Beben, pero no llegan a saciarse".
14 La lección que se desprende de todo esto no tiene que ver con la
construcción o la decoración del hogar. Mucho antes del exilio, el
profeta Amós había reprendido a los israelitas ricos que vivían en
"casas de marfil" y se acostaban en "lechos de marfil" (Amós 3:15;
6:4). Poco les duraron sus lujosas casas y sus hermosos muebles, pues
los enemigos los conquistaron y saquearon todos sus bienes. Con todo,
tras un destierro de setenta años, muchos judíos aún no habían
escarmentado.
¿Qué puede decirse de nosotros? A todos y cada uno nos convendría
preguntarnos: "Sinceramente, ¿cuánta importancia le doy a mi hogar y
su decoración? ¿Y qué decir de obtener una educación avanzada para
ascender en la escala social, pese a que quizás me tome varios años y
me impida cumplir con aspectos esenciales de mi vida espiritual?"
(Lucas 12:20, 21; 1 Timoteo 6:17-19).
15 Las palabras de Ageo 1:6 deben hacernos conscientes de que
necesitamos la bendición de Dios. Aquellos judíos de la antigüedad
sufrieron las consecuencias de no tenerla. La verdad es que sin la
bendición de Jehová decaeremos espiritualmente, sin importar que
nuestras posesiones materiales sean muchas o pocas (Mateo 25:34-40; 2
Corintios 9:8-12). Ahora bien, ¿cómo podemos recibir la bendición
divina?
8. ) ¿Como podemos aplicar el consejo de Zacarıas 7:10 respecto a no
tram[ar] nada malo unos contra otros" en el corazon?(17 de diciembre,
jd pag. 113 parr. 6; w 07 1/12 pag. 11 parr. 3.)
*** jd cap. 9 págs. 113-114 párr. 6 Tratemos a los demás como Dios quiere ***
6 Por boca de Zacarías, Jehová expresa el deseo de que sus siervos "no
tramen nada malo unos contra otros en sus corazones" (Zacarías 7:9,
10; 8:17). Esta advertencia es pertinente sobre todo cuando creen que
un hermano les ha hecho daño, sea a ellos mismos o a un familiar suyo.
En tal caso es fácil que "tramen [algo] malo [...] en sus corazones" y
luego lo realicen. Sin embargo, Dios da a sus siervos un buen ejemplo
y desea que lo imitemos. Recordemos que Miqueas escribió que Jehová
"perdona el error y pasa por alto la transgresión" (Miqueas 7:18). ¿De
qué formas podemos copiar esta actitud en la vida diaria?
*** w07 1/12 pág. 11 Puntos sobresalientes de los libros de Ageo y Zacarías ***
7:8-10; 8:16, 17. Para obtener el favor de Jehová, tenemos que
ejercitar la justicia, manifestar bondad amorosa, practicar la
misericordia y hablar la verdad.
9. ) ¿Por que infunden animo las palabras de Zacarıas 4:6, 7 A los
siervos de Jehova de hoy? (17 de diciembre, w07 1/12 pag. 11 parr. 1.)
4:6, 7. Ningún obstáculo fue demasiado grande para que, por el
espíritu de Jehová, se reconstruyera el templo. Si tenemos fe en Dios,
podremos vencer cualquier problema que se nos presente en nuestro
servicio a él (Mateo 17:20).
10.) Tomando como base lo que indica Malaquıas 3:16, ¿Por qué debemos
impedir que se debilite nuestra determinacion de mantenernos ıntegros
a Dios? (31 de diciembre,w07 15/12 pag. 29 parr. 3.)
3:16. Jehová lleva un registro de todos los que le temen y le son
fieles, y los protegerá cuando acabe con el mundo malvado de Satanás.
Por tanto, jamás permitamos que se debilite nuestra determinación de
mantenernos íntegros (Job 27:5).


--
La hierba verde se ha secado,la flor se ha marchitado,pero en cuanto a la
palabra de nuestro Dios JEHOVÁ,Durara hasta tiempo indefinido. ISAIAS 40;8
http://burgara-despertadatalaya.blogspot.com
http://groups.yahoo.com/group/gb_mp
burgara@gmail.com

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.