sábado, 8 de diciembre de 2012

puntos sobresalientes sofonias 1 a 3

Sofonías 1:8. Parece que en tiempos de Sofonías, algunos judíos buscaban la aceptación de las naciones vecinas llevando “atavío extranjero”. Hoy día sería muy insensato que los cristianos tratáramos de imitar al mundo de esa manera u otras semejantes.

Sofonías 1:14. El libro de Sofonías nos muestra qué debemos hacer para que Jehová nos oculte en ese día y cómo podemos prepararnos para sobrevivir. Ciertamente, “la palabra de Dios es viva, y ejerce poder” (Hebreos 4:12).

Sofonías 1:12; 3:5, 16. Mediante los profetas, Jehová comunicó a su pueblo sus decisiones judiciales. Lo hizo vez tras vez, a pesar de la actitud de muchos judíos. Tal como las heces (o el sedimento) del vino se asientan en el fondo del barril, ellos se habían asentado en su modo de vida y eran indiferentes al mensaje. En la actualidad, muchas personas demuestran una apatía semejante. Pero el gran día de Jehová está muy cerca.

Sofonías 2:3. Dios es el único que puede salvarnos del día de su cólera. De ahí que debamos, en primer lugar, ‘buscar a Jehová’ y así conseguir su aprobación. Para buscarlo tenemos que estudiar con atención su Palabra, rogarle que nos guíe y estrechar nuestra relación con él. En segundo lugar, debemos ‘buscar justicia’ llevando una vida moralmente limpia. Por último, hemos de ‘buscar mansedumbre’ cultivando una actitud apacible y sumisa.

Sofonías 2:4-15; 3:1-5. La cristiandad y todas las naciones han oprimido al pueblo de Dios. Por lo tanto, cuando Jehová ejecute su sentencia, les aplicará el mismo castigo que a la antigua Jerusalén y las naciones vecinas (Revelación [Apocalipsis] 16:14, 16; 18:4-8). Nosotros, por nuestra parte, debemos seguir proclamando los juicios divinos sin temor.

Sofonías 2:13, 14. ¿Qué es la “voz [que seguiría] cantando” en Nínive cuando la ciudad quedara totalmente desolada? Como Nínive iba a convertirse en morada de animales salvajes y aves, la voz que seguiría cantando es la de las aves, aunque posiblemente sea también el sonido del viento al atravesar las ventanas de los edificios en ruinas.

Sofonías 3:8, 9. Mientras esperamos el día de Jehová, nos preparamos para sobrevivir. ¿Cómo? Aprendiendo el “lenguaje puro” e ‘invocando el nombre de Dios’ mediante nuestra dedicación a él. Además, todos los cristianos le servimos “hombro a hombro”, unidamente, y le ofrecemos “sacrificio de alabanza” (Hebreos 13:15).

Sofonías 3:9. ¿Qué es el “lenguaje puro”, y cómo lo hablamos? Es la verdad que Dios nos revela mediante su Palabra escrita, de modo que abarca todas las enseñanzas bíblicas. Lo hablamos al aceptar la verdad, al enseñarla correctamente y al vivir de acuerdo con la voluntad divina

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.