martes, 25 de diciembre de 2012

puntos sobresalientes zacarias 1 a 8

Zacarías 1:13: Jehová es nuestro mejor ejemplo para enseñarnos como dirigirnos a los demás. Y especialmente cuando alguien esta pasando por una dificultad. ¿Debemos criticarlo? ¿Debemos decirle: "yo le dije!"? Jehová se expresa siempre con mucho amor, como lo menciona este texto.

Zacarías 2:8: A veces las traducciones han hecho ver a Jehová como un ser más frío  Este texto anteriormente tenía otra traducción (ver nota rbi8). Pero gracias a la traducción del nuevo mundo podemos entender claramente que Jehová nos ama demasiado.

Zacarías 3:2: ¿Debemos hacer nosotros justicia con nuestras propias manos? El texto es muy claro al enseñarnos que debemos dejarlo en manos de Jehová. ¿Significa eso que no debemos quizás opinar respecto a algo? Desde que lo hagamos con mucho respeto, no habrá problema. Y si le hemos contado a un Anciano, ya de ahí en adelante hay que dejarlo en manos de Jehová, pues él hará justicia.

Zacarías 4:4: Una de las cosas que pierde el ser humano generalmente a medida que crece, es el hacerse preguntas, y especialmente las más importantes. Por eso, debemos de seguir haciéndonos preguntas y consultando en las publicaciones cristianas. Cuando encontramos las respuestas nuestra fe se hace más firme.

 Zacarías 5:3: Queda claro que la hurto, sea de cualquier motivo es algo detestable a Jehová. ¿Y cual va a ser el fin del que lo hace? Seguramente dolor y sufrimiento.

Zacarías 6:15: Escuchar y oír es distinto. Escuchar es oír y además prestar atención. Oír es solo percibir los sonidos sin ningún tipo de análisis. Mas Jehová nos anima a escucharlo, no a oírlo.

Zacarías 7:5: ¿Por qué razón predicamos o vamos a la reunión? ¿Qué razones tenemos? ¿Podríamos numerarlas? Es bueno  hacer esta reflexión para saber porque hacemos las cosas, pues de esta manera determinaremos si debemos mejorar nuestros motivos. Así que roguemos a Jehová que nos siga dando un corazón correcto.

Zacarías 8:6: ¿Qué es difícil para Jehová? Nada. Que alegría poder conocer a Jehová de verdad y estar seguros que para él no hay nada que le quede grande. No, realmente todo lo que se propone lo cumple. Teniendo pues esta seguridad, seamos obedientes a Jehová pues seguro de esta manera alcanzaremos el verdadero éxito y felicidad.






Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.