sábado, 29 de diciembre de 2012

Texto Diario Domingo 30-12-2012 .-No todo el que me dice: “Señor, Señor”, entrará en el reino de los cielos (Mat. 7:21).

No todo el que me dice: "Señor, Señor", entrará en el reino de los
cielos (Mat. 7:21).
Jesús señaló que había venido a invitar al arrepentimiento a quienes
estaban violando la ley de Dios (Luc. 5:30-32). Ahora bien, ¿cómo veía
él a la gente que se negaba a abandonar el pecado? Advirtió a sus
oyentes que tales personas eran una influencia peligrosa (Mat. 23:15,
23-26). A esos individuos, que en realidad no están arrepentidos ni
han dejado de practicar el pecado, Cristo les dirá: "Apártense de mí"
(Mat. 7:22, 23). ¿Por qué los juzgará con tanta severidad? Porque con
sus malas acciones han estado deshonrando a Dios y haciendo daño a sus
semejantes. La Palabra de Dios manda sacar de la congregación a
quienes rehúsan arrepentirse de sus pecados (1 Cor. 5:9-13). Esta
medida es necesaria al menos por tres razones: 1) para que no se
ensucie el nombre de Jehová, 2) para que no se contamine la
congregación y 3) para animar al propio pecador a arrepentirse.
¿Tenemos el mismo criterio que Jesús sobre las personas que se empeñan
en violar la ley de Dios? w11 15/2 4:13-15


--
La hierba verde se ha secado,la flor se ha marchitado,pero en cuanto a la
palabra de nuestro Dios JEHOVÁ,Durara hasta tiempo indefinido. ISAIAS 40;8
http://burgara-despertadatalaya.blogspot.com
http://groups.yahoo.com/group/gb_mp
burgara@gmail.com

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.