domingo, 6 de enero de 2013

Programa de la Escuela del Ministerio Teocrático 2013.-7 de En. Lectura de la Biblia: Mateo 1-6

7 de En. Lectura de la Biblia: Mateo 1-6
Núm. 1: Mateo 5: 21-32
Núm. 2: ¿Qué podría hacer que las oraciones de alguien no fueran
aceptas a Dios? (rs pág. 271
párr. 2-pág. 272 párr. 1)
Núm. 3: ¿Qué signifi ca tener a Jehová como herencia? (Núm. 18: 20)
Lectura de la Biblia: Mateo 1-6
** w08 1/15 pág. 29 Puntos sobresalientes del libro de Mateo ***
LA PALABRA DE JEHOVÁ ES VIVA
LA PRIMERA persona que escribió un emocionante relato de la vida y el
ministerio de Jesús fue uno de sus
colaboradores más íntimos, Mateo, quien había sido recaudador de
impuestos. El Evangelio de Mateo, escrito
originalmente en hebreo y traducido después al griego, data de
alrededor del año 41 de nuestra era y sirve de
puente entre las Escrituras Hebreas y las Escrituras Griegas Cristianas.
Este interesante Evangelio, que según parece estaba dirigido en
principio a los judíos, presenta a Jesús como
el Mesías prometido, el Hijo de Dios. Si prestamos cuidadosa atención
a su mensaje, fortaleceremos nuestra fe
en el Dios verdadero, en Jesús y en las promesas divinas (Heb. 4:12).
"EL REINO DE LOS CIELOS SE HA ACERCADO" (MAT. 1:1–20:34)
Mateo se propone destacar el tema del Reino y las enseñanzas de Jesús,
razón por la que no expone los
sucesos en estricto orden cronológico. Por ejemplo, el Sermón del
Monte aparece en los primeros capítulos del
libro, aunque Jesús lo pronunció hacia la mitad de su ministerio.
A lo largo de su ministerio en Galilea, Jesús realiza milagros, da
instrucciones para la predicación a los doce
apóstoles, denuncia a los fariseos y relata ilustraciones relacionadas
con el Reino. Luego sale de Galilea y llega a
"los términos de Judea al otro lado del Jordán" (Mat. 19:1). En el
camino les dice a sus discípulos: "¡Miren! Subimos
a Jerusalén, y el Hijo del hombre será [...] condena[do] a muerte,
[...] y al tercer día será levantado" (Mat. 20:18, 19).
Respuestas a preguntas bíblicas:
3:16. ¿En qué sentido "se abrieron" los cielos cuando se bautizó
Jesús? Esa expresión parece indicar que recuperó
los recuerdos de su existencia prehumana en los cielos.
5:21, 22. ¿Constituye un pecado más grave dar rienda suelta a la furia
que simplemente abrigarla? Jesús indicó que
si una persona estaba furiosa con su hermano, cometía un pecado grave.
No obstante, si expresaba su furia
dirigiéndole a este una palabra despectiva, el pecado era aún más
grave, por lo que tendría que responder ante
el "Tribunal Supremo", y no solo ante un tribunal local.
5:48. ¿De verdad es posible ser "perfectos, como [nuestro] Padre
celestial es perfecto"? Sí, en cierto sentido. En ese momento,
Jesús estaba hablando del amor, y lo que les dijo a sus oyentes fue
que debían ser perfectos o completos en su manifestación
de amor, a imitación de su Padre celestial (Mat. 5:43-47). ¿Cómo lo
lograrían? Amando también a sus enemigos.
Lecciones para nosotros:
4:1-10. Este relato nos enseña que Satanás no es la cualidad abstracta
del mal, sino una persona real. Él nos
tienta mediante "el deseo de la carne y el deseo de los ojos y la
exhibición ostentosa del medio de vida de uno".
Pero si aplicamos los principios bíblicos, nos mantendremos fieles a
Dios (1 Juan 2:16).
5:1–7:29. Tengamos conciencia de nuestra necesidad espiritual. Seamos
pacíficos. Despidamos de la mente
todo pensamiento inmoral. Cumplamos nuestra palabra. Al orar, demos
prioridad a los asuntos espirituales, y
no a los materiales. Seamos ricos para con Dios. Busquemos primero el
Reino y la justicia de Dios. No juzguemos
a los demás. Hagamos la voluntad de Dios. ¡Cuántas lecciones prácticas
contiene el Sermón del Monte!
*** si pág. 176 párr. 5 Libro bíblico número 40: Mateo ***
5 Aunque el Evangelio que se atribuye a Mateo no menciona que él sea
el escritor, el testimonio arrollador
de los historiadores eclesiásticos primitivos lo señala como tal. Es
probable que ningún libro antiguo tenga su
escritor más clara y unánimemente establecido que el libro de Mateo.
Desde el tiempo de Papías de Hierápolis
(a principios del siglo II E.C.) en adelante, entre los antiguos ha
habido muchos testigos del hecho de que Mateo
escribió este Evangelio y de que este es parte auténtica de la Palabra
de Dios. La Cyclopedia de McClintock y
Strong declara: "Justino Mártir, el autor de la carta a Diogneto
(véase Justin Martyr, de Otto, tomo II), Hegesipo,
Ireneo, Taciano, Atenágoras, Teófilo, Clemente, Tertuliano y Orígenes
citan pasajes de Mateo. Consideramos
probado el hecho de que el libro que poseemos no ha sido objeto de
ningún cambio repentino, no solo,por la materia que contiene, sino
también por la manera como se cita del libro, por la confianza con que
se hace
referencia a él como a una autoridad establecida y por la ausencia de
toda señal de duda". El hecho de que
Mateo era apóstol y que, como tal, tenía el espíritu de Dios nos
asegura que lo que escribió sería un registro
fiel.
*** si págs. 177-180 párrs. 8-10, 29-30 Libro bíblico número 40: Mateo ***
8 Porque Mateo había sido recaudador de impuestos, era natural que
fuera explícito en asuntos de dinero,
cifras y valores. (Mat. 17:27; 26:15; 27:3.) Mateo, despreciado
recaudador de impuestos, apreció profundamente
el que Dios fuera misericordioso con él y le permitiera llegar a ser
ministro de las buenas nuevas y asociado
íntimo de Jesús. Por lo tanto, hallamos que Mateo es el único
evangelista que alude a la insistencia de Jesús
en que además del sacrificio se requiere misericordia (9:9-13; 12:7;
18:21-35). La bondad inmerecida de Jehová
estimuló mucho a Mateo, y es apropiado que él escriba algunas de las
palabras más alentadoras que pronunció
Jesús: "Vengan a mí, todos los que se afanan y están cargados, y yo
los refrescaré. Tomen sobre sí mi yugo
y aprendan de mí, porque soy de genio apacible y humilde de corazón, y
hallarán refrigerio para sus almas.
Porque mi yugo es suave y mi carga es ligera" (11:28-30). ¡Cuán
refrescantes fueron esas tiernas palabras para
aquel ex recaudador de impuestos, a quien, indudablemente, habían
insultado sus coterráneos!
9 Mateo recalcó particularmente que el tema de la enseñanza de Jesús
era "el reino de los cielos" (4:17). Para
él Jesús era el Rey-Predicador. Usó el término "reino" con tanta
frecuencia (más de 50 veces) que su Evangelio
pudiera llamarse el Evangelio del Reino. Mateo estaba más interesado
en la presentación lógica de los discursos
públicos y sermones de Jesús que en observar una secuencia cronológica
exacta. El que Mateo destacara
el tema del Reino en los primeros 18 capítulos lo llevó a apartarse de
un orden cronológico. No obstante, los
últimos diez capítulos (19 a 28) siguen en general una secuencia
cronológica a la vez que destacan el Reino.
10 El 42% del relato del Evangelio de Mateo no se halla en ninguno de
los otros tres Evangelios. Entre esa
información hay por lo menos diez parábolas o ilustraciones: la mala
hierba en el campo (13:24-30), el tesoro
escondido (13:44), la perla de gran valor (13:45, 46), la red
barredera (13:47-50), el esclavo despiadado (18:23-
35), los obreros y el denario (20:1-16), el padre y dos hijos
(21:28-32), las bodas del hijo del rey (22:1-14), las
diez vírgenes (25:1-13) y los talentos (25:14-30). En conjunto, el
relato del libro abarca desde el nacimiento de
Jesús en 2 a.E.C. hasta la reunión que él tuvo con sus discípulos
precisamente antes de Su ascensión en 33 E.C.
POR QUÉ ES PROVECHOSO
29 El libro de Mateo —el primero de los cuatro Evangelios— en verdad
forma un excelente puente de las
Escrituras Hebreas a las Escrituras Griegas Cristianas. Identifica
inequívocamente al Mesías y Rey del prometido
Reino de Dios, da a conocer los requisitos para llegar a ser seguidor
de él y presenta la obra que estos
seguidores tienen que efectuar en la Tierra. Primero Juan el
Bautizante, después Jesús y finalmente sus discípulos
predicaron: "El reino de los cielos se ha acercado". Además, el
mandato de Jesús se extiende hasta
la conclusión del sistema de cosas: "Y estas buenas nuevas del reino
se predicarán en toda la tierra habitada
para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin".
Ciertamente fue, y todavía es, un privilegio
grandioso y maravilloso el participar en esta obra del Reino, incluso
el 'hacer discípulos de gente de todas las
naciones', siguiendo el dechado del Maestro. (Mat. 3:2; 4:17; 10:7;
24:14; 28:19.)
30 El Evangelio de Mateo es realmente "buenas nuevas". Su mensaje
inspirado fue "buenas nuevas" para
los que le prestaron atención en el primer siglo de la era común, y
Jehová Dios ha hecho que se conserve como
"buenas nuevas" hasta la actualidad. Hasta los no cristianos se han
sentido impelidos a reconocer el poder
de este Evangelio, como, por ejemplo, el líder hindú Mohandas
(Mahatma) Gandhi, quien, según se informa,
dijo a lord Irwin, ex virrey de la India: "Cuando el país suyo y el
país mío obren a una según las enseñanzas
que Cristo estableció en este Sermón del Monte, habremos resuelto no
solo los problemas de nuestros países,
sino los del mundo entero". En otra ocasión Gandhi dijo: "Sin falta
beba hondo de las fuentes que se le proporcionan
en el Sermón del Monte [...] Pues la enseñanza del Sermón se
suministró para cada uno de nosotros".

Núm. 1: Mateo 5: 21-32
Núm. 2: ¿Qué podría hacer que las oraciones de alguien no fueran
aceptas a Dios? (rs pág. 271
párr. 2-pág. 272 párr. 1)

*** rs pág. 271 párr. 2 - pág. 272 párr. 1 Oración ***
¿Qué podría hacer que las oraciones de alguien no fueran aceptas a Dios?
Mat. 6:5: "Cuando oren ustedes, no deben ser como los hipócritas;
porque a ellos les gusta orar de pie en las
sinagogas y en las esquinas de los caminos anchos para ser vistos de
los hombres. Verdaderamente les digo a
ustedes: Ellos ya disfrutan de su galardón completo." (Véase también
Lucas 18:9-14.)Mat. 6:7: "Al orar, no digas las mismas cosas repetidas
veces, así como la gente de las naciones, porque ellos
se imaginan que por su uso de muchas palabras se harán oír."
Pro. 28:9: "El que está apartando su oído de oír la ley [de Dios]...
hasta su oración es cosa detestable."
Miq. 3:4: "En aquel tiempo clamarán a Jehová por socorro, pero él no
les responderá. Y él ocultará de ellos
su rostro en aquel tiempo, según como cometieron maldad en sus tratos."
Sant. 4:3: "Sí piden, y sin embargo no reciben, porque piden con un
propósito malo, para gastarlo en los
deseos vehementes que tienen de placer sensual."
Isa. 42:8, LT; Mat. 4:10, EMN (1980): "¡Yo soy el Señor ["Yahvéh", BJ;
"Jehová", NM], éste es mi Nombre! No
cederé mi gloria a ningún otro ni mi alabanza a los ídolos." "Al Señor
tu Dios ["a Jehová tu Dios", NM] adorarás
y a Él solo servirás." (También Salmo 115:4-8, o 113:12-16 en la
traducción TA.) (La oración es una forma
de adoración. Si uno ora ante ídolos o imágenes talladas, ¿le agradará
eso a Dios?)
Isa. 8:19: "En caso de que les digan a ustedes: 'Recurran a los
mediums espiritistas o a los que tienen espíritu
de predicción que están chirriando y profiriendo expresiones en tonos
bajos', ¿no es a su Dios a quien debe
recurrir cualquier pueblo? ¿Debe recurrirse a personas muertas en pro
de personas vivas?"
Sant. 1:6, 7: "Que siga pidiendo en fe, no dudando nada, porque el que
duda es semejante a una ola del mar
impelida por el viento y aventada de una parte a otra. De hecho, no
vaya a figurarse ese hombre que recibirá
cosa alguna de Jehová."


Núm. 3: ¿Qué signifi ca tener a Jehová como herencia? (Núm. 18: 20)

*** w11 9/15 pág. 7-8 párrs. 4-7, 10 Jehová es nuestra herencia ***
4 Como vimos, la tribu de Leví no obtuvo ningún terreno; más bien, la
"herencia" que le correspondió fue
un valiosísimo servicio: "el sacerdocio de Jehová" (Jos. 18:7). Por
eso él le dijo en Números 18:20: "Yo soy la
parte que te corresponde". Ahora bien, ¿estaban condenados los levitas
a vivir en la pobreza por no poseer
campos? El contexto muestra que no (léase Números 18:19, 21, 24). "En
cambio por su servicio", las familias
de la nación les entregaban "toda décima parte en Israel como
herencia", es decir, un diez por ciento de las
cosechas y de los animales que nacían. A su vez, los levitas
reservaban la décima parte de lo que recibían —lo
más selecto— para dársela a los sacerdotes (Núm. 18:25-29). Estos
últimos también recibían "todas las contribuciones
santas" que los israelitas llevaban al santuario. Sin duda, los
sacerdotes podían confiar plenamente
en que Jehová cubriría sus necesidades.
5 Según parece, la Ley mosaica mandaba que todas las familias
reservaran otra décima parte de sus ganancias
para su propio sustento y disfrute durante las asambleas anuales (Deu.
14:22-27). No obstante, en algunas
ocasiones —al final del tercer y sexto año del ciclo sabático de siete
años— debían utilizar este segundo diezmo
para ayudar a los pobres y los levitas. ¿Por qué se beneficiaban
también los levitas? Porque ellos no tenían
ni "participación ni herencia" en Israel (Deu. 14:28, 29).
6 Si los levitas no heredaron ninguna tierra, ¿dónde vivían? Jehová
cuidó de ellos, pues les asignó ciertas ciudades
y campos adyacentes. En total, disponían de 48 poblaciones —entre
ellas, las seis ciudades de refugio—
donde residían cuando no estaban trabajando en el santuario (Núm.
35:6-8). Es evidente que Dios atendía con
creces las necesidades de quienes se dedicaban por completo a su
servicio. ¿Cómo podían demostrar ellos que
realmente veían a Jehová como su herencia? Confiando en que él tenía
la capacidad y el deseo de cuidarlos.
7 A veces había israelitas que no pagaban el diezmo. Aunque tal
negligencia no era castigada por la Ley
mosaica, perjudicaba a todos los levitas, incluidos los sacerdotes.
Eso fue lo que les ocurrió en tiempos de
Nehemías. Como consecuencia, se vieron obligados a trabajar en sus
campos y descuidaron su servicio sagrado
(léase Nehemías 13:10). Los miembros de la tribu de Leví dependían
para su sustento de que el resto de la
nación fuera obediente. Sin duda, necesitaban demostrar confianza en
Jehová y en el medio que había establecido
para cuidarlos.
10 Cuando Asaf declaró que Jehová era la parte, o herencia, que le
correspondía, estaba hablando de mucho
más que de la ayuda material que recibía por ser levita. Más bien, se
refería al honor de servir a Dios en su
santuario y gozar de su amistad (Sant. 2:21-23). Para mantener viva
esa relación, debía demostrar fe en Jehová
y confiar en que su futuro sería mucho mejor si le obedecía. ¿Verdad
que nosotros podemos tener la misma fe
y confianza?


--
La hierba verde se ha secado,la flor se ha marchitado,pero en cuanto a la
palabra de nuestro Dios JEHOVÁ,Durara hasta tiempo indefinido. ISAIAS 40;8
http://burgara-despertadatalaya.blogspot.com
http://groups.yahoo.com/group/gb_mp
burgara@gmail.com

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.