sábado, 2 de marzo de 2013

atalaya estudio marzo 2013


No permita que nada lo aleje de Jehová
“Escójanse hoy a quién quieren servir.” (JOS. 24:15)
¿QUÉ RESPONDERÍA?
¿Qué puede hacer para mantener el empleo en el lugar que le corresponde?
¿Cómo puede ser equilibrado con respecto a las diversiones?
Si un miembro de su familia deja a Jehová, ¿qué le ayudará a usted a sobrellevar el dolor?
1-3. a) ¿Por qué Josué es un buen ejemplo de alguien que eligió el camino correcto? b) ¿Qué debemos recordar a la hora de tomar decisiones?
SABER elegir es muy importante. Cuando alguien debe tomar una decisión, tiene ante sí distintas opciones y cierto grado de control sobre el rumbo que seguirá su vida. Supongamos que un hombre viaja a pie por un camino que de pronto se divide en dos. ¿Cuál escogerá para llegar a su destino? Lo más probable es que un camino lo acerque a su objetivo, y el otro lo aleje.
2 En la Biblia hallamos muchos ejemplos de personas que se vieron en una situación parecida. Caín, por ejemplo, tuvo dos opciones: dejarse llevar por la ira o controlarla (Gén. 4:6, 7). Y Josué debió elegir entre servir al Dios verdadero y adorar a dioses falsos (Jos. 24:15). Como Josué quería mantenerse cerca de Jehová, escogió el camino que lo llevaba en esa dirección. Por el contrario, Caín no tenía ese objetivo y tomó una ruta que lo alejó aún más de Dios.
3 Quizás surjan situaciones en las que usted tenga que elegir entre dos caminos. En esos momentos, recuerde cuál es su “destino”, u objetivo: glorificar a Jehová en todo lo que hace y evitar cualquier cosa que lo aleje de él(lea Hebreos 3:12). En este artículo y en el siguiente analizaremos siete aspectos de la vida en los que no debemos permitir que nada nos aleje de Jehová.
EL EMPLEO
4. ¿Por qué es el empleo una parte importante de la vida?
4 Los cristianos tienen la obligación de cubrir sus propias necesidades materiales y también las de su familia. La Biblia indica que quien no quiere hacerlo es peor que una persona sin fe (2 Tes. 3:10; 1 Tim. 5:8; nota). Está claro que el empleo es una parte importante de la vida, pero si no tenemos cuidado, podría separarnos de Jehová. ¿Cómo es eso posible?
5. ¿Qué importantes factores debemos tener en cuenta antes de aceptar un trabajo?
5 Suponga que usted está buscando trabajo. Si vive en un país donde es difícil conseguirlo, pudiera verse tentado a aceptar la primera oferta que se presente, sea cual sea. Pero ¿y si ese empleo viola algún principio bíblico? ¿Y si el horario o los viajes limitaran su participación en las actividades cristianas o lo separaran de su familia? ¿Aceptaría la oferta de todos modos, quizás razonando que, al fin y al cabo, tener ese trabajo es mejor que no tener ninguno? No olvide que una mala decisión podría alejarlo de Jehová (Heb. 2:1). Entonces, si busca trabajo o está considerando la posibilidad de cambiar de empleo, ¿qué puede ayudarlo a tomar una buena decisión?
6, 7. a) ¿Qué distintos objetivos podría tener alguien con relación al empleo? b) ¿Cuál de esos objetivos lo acercará más a Jehová, y por qué?
6 Como ya se indicó, debemos tener presente nuestro objetivo en la vida. Pregúntese: “¿Adónde quiero que me lleve mi trabajo o profesión?”. Si usted ve el trabajo como un medio para alcanzar un fin —el de mantenerse a sí mismo y a su familia para servir a Jehová—, entonces él bendecirá sus esfuerzos (Mat. 6:33). Nuestro Padre celestial no se queda paralizado sin saber qué hacer cuando perdemos el empleo o tenemos problemas económicos (Is. 59:1). La Biblia asegura que “Jehová sabe librar de la prueba a personas de devoción piadosa” (2 Ped. 2:9).
7 Ahora bien, ¿y si su objetivo es simplemente ganar mucho dinero? Tal vez lo consiga. Pero nunca olvide que ese objetivo tiene un precio que usted no puede darse el lujo de pagar (lea 1 Timoteo 6:9, 10). Si le da demasiada importancia al empleo y las riquezas, lo único que conseguirá es alejarse de Jehová.
8, 9. ¿Qué deben tener en cuenta los padres respecto a su actitud hacia el trabajo? Explique su respuesta.
8 Si usted es padre, piense en el ejemplo que les está dando a sus hijos. ¿Qué ven ellos que es más importante para usted, el trabajo o su amistad con Jehová? Si ellos notan que la posición social, el prestigio o el dinero es lo primero en su vida, ¿pudieran seguirlo por ese camino que solo conduce al desastre? ¿Sería posible que hasta cierto grado perdieran el respeto que le deben como padre? Fíjese en lo que declaró una adolescente cristiana: “Hasta donde yo recuerdo, mi padre siempre ha vivido entregado a su trabajo. Al principio parecía que trabajaba tanto porque quería que no nos faltara nada. Pero en los últimos años, algo ha cambiado. Trabaja y trabaja, no para comprar cosas necesarias, sino para traer lujos a casa. Por eso se nos conoce como la familia rica, en vez de la familia que anima a los demás a alcanzar metas teocráticas. Preferiría mil veces más el apoyo espiritual de papá que su dinero”.
9 Padres, no se alejen de Jehová por dedicar demasiado tiempo y energías a su empleo o profesión. Demuestren a sus hijos que de veras creen que la riqueza más importante es la espiritual, no la material (Mat. 5:3).
10. Joven, ¿qué deberías tener claro al decidir lo que vas a hacer con tu vida?
10 Si eres joven y estás pensando qué hacer con tu vida, ¿cómo puedes tomar una buena decisión? Como ya hemos visto, necesitas tener claro adónde te diriges. Tal vez quieras dedicarte a cierta profesión. Pero ¿qué hay de los estudios que tendrías que cursar y del empleo que pretendes conseguir? ¿Te ayudarán a servir más a Jehová, o, por el contrario, te alejarán de él? (2 Tim. 4:10.) ¿Te gustaría parecerte a la gente cuya felicidad depende de cuánto tenga en el banco o de cómo vayan sus negocios? ¿O tendrás la misma confianza que tuvo David? Él afirmó: “Un joven era yo, también he envejecido, y sin embargo no he visto a nadie justo dejado enteramente, ni a su prole buscando pan” (Sal. 37:25). Recuerda que un camino te alejará de Jehová y el otro te permitirá disfrutar de la mejor vida posible (leaProverbios 10:22 y Malaquías 3:10). ¿Cuál escogerás?*
LAS DIVERSIONES
11. ¿Qué reconoce la Biblia sobre las diversiones, pero qué debemos tener en cuenta?
11 La Biblia no nos condena al aburrimiento ni dice que divertirse sea una pérdida de tiempo. El apóstol Pablo le escribió a Timoteo que “el entrenamiento corporal es provechoso” (1 Tim. 4:8). Además, la Biblia afirma que hay “tiempo de reír” y “tiempo de dar saltos”, y recomienda descansar lo suficiente (Ecl. 3:4; 4:6). Pero si no tenemos cuidado, las diversiones podrían alejarnos de Jehová. Para que eso no nos ocurra, hay dos aspectos que debemos tener en cuenta: el tipo de diversiones que elegimos y el tiempo que les dedicamos.
[ILUSTRACIÓN] Si elegimos diversiones sanas y controlamos el tiempo que les dedicamos, disfrutamos y reponemos fuerzas
12. ¿Qué deberíamos tener presente al elegir nuestras diversiones?
12 Comencemos analizando el tipo de diversiones. Seguro que podemos encontrar actividades sanas. Sin embargo, hay que admitir que gran parte del entretenimiento disponible en la actualidad promueve cosas que Dios odia, como la violencia, el ocultismo o las relaciones sexuales inmorales. Por lo tanto, evaluemos con detenimiento el tipo de diversiones que preferimos. Preguntémonos: “¿Cómo influyen en mí? ¿Me contagian un espíritu violento, competitivo o nacionalista?” (Prov.—3:31). “¿Me hacen gastar demasiado dinero? ¿Podrían ofender la conciencia de los demás?” (Rom. 14:21.) “¿Con qué clase de personas me llevan a relacionarme?” (Prov.—13:20.) “¿Crean en mí el deseo de hacer algo malo?” (Sant. 1:14, 15.)
13, 14. ¿Qué debemos tener en cuenta respecto al tiempo que dedicamos a las diversiones?
13 Y ahora hablemos del segundo factor: el tiempo. ¿Dedicamos tanto tiempo a entretenernos que nos queda poco para participar en las actividades espirituales, como la predicación o las reuniones? Si es así, nuestros ratos de ocio no serán tan agradables como podrían ser. La realidad es que quienes mantienen a raya las diversiones las disfrutan más. ¿Por qué? Porque saben que ya han hecho “las cosas más importantes”, de modo que no se sienten culpables cuando descansan (lea Filipenses 1:10, 11).
14 Es verdad que pasar mucho tiempo divirtiéndonos puede ser tentador, pero quizás ese camino nos distancie de Jehová. Una hermana de 20 años llamada Kim lo aprendió por experiencia. “Me pasaba todos los fines de semana de fiesta en fiesta: viernes, sábados y domingos —cuenta ella—. Pero ahora sé que hay muchas cosas más importantes que hacer. Por ejemplo, como soy precursora me levanto a las seis de la mañana para predicar, así que no puedo estar divirtiéndome hasta la una o las dos de la madrugada. Está claro que no todas las fiestas son malas, pero pueden ser una enorme distracción. Como en todo, en este asunto también hay que ser equilibrados”.
15. ¿Cómo pueden los padres ayudar a sus hijos a disfrutar de diversiones sanas?
15 Los padres deben atender sus necesidades y las de sus hijos en sentido material, espiritual y emocional. Eso incluye organizar actividades recreativas. Así que si usted es padre, no sea aguafiestas; aunque debe estar atento a las influencias que pudieran hacerles daño a los suyos, no piense que todas las diversiones son malas (1 Cor. 5:6). Si hace buenos planes, encontrará pasatiempos saludables para su familia.* De esa manera, usted y sus hijos andarán por un camino que los acercará más a Jehová.
LOS LAZOS FAMILIARES
16, 17. ¿Qué amarga situación están sufriendo muchos padres, y cómo sabemos que Jehová comprende su dolor?
16 El vínculo entre padres e hijos es tan fuerte que Jehová lo ha utilizado para ilustrar el amor que él mismo siente por su pueblo (Is. 49:15). Por tanto, cuando un familiar nuestro abandona a Jehová, es normal sentirse profundamente apenado. Una hermana cuya hija fue expulsada dijo: “Quedé destrozada. Me preguntaba por qué mi hija había dejado a Jehová. No podía dejar de culparme a mí misma”.
17 Si ese es su caso, Jehová sabe lo que usted está sufriendo. Él también “se sintió herido en el corazón” cuando el primer miembro de su familia humana y la mayoría de la gente que vivió antes del Diluvio se rebelaron contra él (Gén. 6:5, 6). Quienes no han pasado por eso tal vez no comprendan lo amargo que puede ser. Ahora bien, no sería prudente permitir que el mal rumbo que ha tomado un familiar expulsado lo aleje a usted de Jehová. ¿Qué le ayudará a sobrellevar ese intenso dolor?
18. Si un hijo deja a Jehová, ¿por qué no deberían los padres echarse la culpa?
18 No se eche la culpa por lo que haya ocurrido. Jehová nos ha dado a todos la oportunidad de decidir si queremos servirle, y cada miembro dedicado y bautizado de la familia debe llevar “su propia carga de responsabilidad” (Gál. 6:5). En realidad, Jehová pide cuentas al pecador por sus actos, no a usted (Ezeq.18:20). Tampoco caiga en la trampa de culpar a otros. Más bien, respete el sistema que Jehová ha establecido para disciplinar a sus siervos. Opóngase al Diablo, no a los pastores que protegen a la congregación (1 Ped. 5:8,9).
[ILUSTRACIÓN] No es malo tener la esperanza de que un ser amado vuelva a Jehová
19, 20. a) ¿Cómo pueden sobrellevar el dolor los padres de hijos expulsados? b) ¿Qué esperanza pueden tener esos padres?
19 Por otra parte, si usted se enoja con Jehová, estará escogiendo un camino que lo alejará de él. Lo que su hijo necesita ver es que sus padres apoyan a Dios por encima de todo, incluidos los lazos de sangre. Así que para sobrellevar la situación, cuide su espiritualidad y no se aísle de sus fieles hermanos de la congregación (Prov.—18:1). Ábrale su corazón a Jehová (Sal. 62:7, 8). No busque excusas para mantenerse en contacto con un expulsado, por ejemplo mediante correo electrónico, teléfono o mensajes de texto (1 Cor. 5:11). Concéntrese en las actividades espirituales (1 Cor. 15:58). La hermana citada anteriormente dijo: “Sé que debo mantenerme ocupada sirviendo a Dios y estar firme en sentido espiritual. De ese modo, cuando mi hija regrese a Jehová, tendré fuerzas para ayudarla”.
20 Las Escrituras aseguran que el amor espera todas las cosas (1 Cor. 13:4, 7). Así que no hay nada de malo en tener la esperanza de que su hijo regrese algún día a Jehová. De hecho, todos los años muchas personas se arrepienten y vuelven a la organización. Jehová no guarda rencor; al contrario, está “listo para perdonar” (Sal. 86:5).
TOME BUENAS DECISIONES
21, 22. ¿Cómo usará usted su libertad de elección?
21 Nuestro Creador Jehová nos ha dado libertad de elección (lea Deuteronomio 30:19, 20). Pero esa libertad conlleva una seria responsabilidad. Todos los cristianos deberíamos preguntarnos: “¿Por qué camino voy? ¿He dejado que el empleo, las diversiones o los lazos familiares me alejen de Jehová?”.
22 El amor que nuestro Padre celestial nos tiene nunca pierde su fuerza. Si nos distanciamos de él es porque nosotros hemos escogido ir por un mal camino (Rom. 8:38, 39). Pero eso no tiene por qué ocurrirnos. No permita que nada lo aleje de Jehová. En el siguiente artículo veremos cuatro aspectos más en los que podemos demostrar nuestro deseo de permanecer cerca de él.
[Notas]
Hallarás más información sobre este tema en el capítulo 38 del libro Lo que los jóvenes preguntan. Respuestas prácticas (volumen 2).
Hallará varias sugerencias en el número de noviembre de 2011 de la revista ¡Despertad!, páginas 17 a 19.

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.