domingo, 19 de mayo de 2013

Programa de la Escuela del Ministerio Teocrático.,20 de Mayo. Lectura de la Biblia: Juan 8-11

20 de Mayo. Lectura de la Biblia: Juan 8-11
Núm. 1: Juan 8:12-30
Núm. 2: ¿Cómo nos protegemos de los apóstatas y los falsos maestros? (Rom.16:17; 2 Juan 9-11)
Núm. 3: ¿Por qué no decretó sencillamente Dios que todos los que le obedecieran podrían vivir.
Lectura de la Biblia: Juan 8-11
*** w08 4/15 pág. 31 Puntos sobresalientes del libro de Juan ***
Lecciones para nosotros:
11:33-36. Expresar las emociones no es señal de debilidad
*** w90 3/15 págs. 24-25 Joyas del Evangelio de Juan ***
EL INTERÉS DE JESÚS EN LA GENTE
Junto a un pozo cerca de la ciudad de Sicar, Jesús habló con una samaritana acerca del agua simbólica que
imparte vida eterna. Cuando sus discípulos llegaron 'se admiraron de que hablara con una mujer' (4:27). ¿Por
qué? Pues bien, los judíos despreciaban a los samaritanos y no tenían tratos con ellos (4:9; 8:48). También era
raro que un maestro judío hablara en público con una mujer. Pero el interés compasivo de Jesús en la gente lo
movió a dar aquel testimonio, y el resultado fue que residentes de la ciudad "empezaron a venir a él" (4:28-30).
¡AL PASTOR EXCELENTE LE IMPORTAN!
El interés de Jesús en la gente se hace patente por su papel como el Pastor Excelente a quien le importan sus seguidores,
que son mansos como ovejas. Incluso cuando se aproximaba su muerte Jesús dio a sus discípulos consejo
amoroso y oró por ellos (10:1–17:26). A diferencia de un ladrón o un saqueador, él entra por la puerta en el aprisco
(10:1-5). El aprisco era un recinto donde se guardaba por la noche a las ovejas para protegerlas de ladrones y animales
predadores. Tenía muros de piedra, quizás con ramas espinosas encima, y una entrada atendida por un portero.
Puede que los rebaños de diversos pastores se guardaran en el mismo aprisco, pero las ovejas respondían solamente
a la voz de su respectivo pastor. En el libro Manners and Customs of Bible Lands (Modales y costumbres de las tierras
bíblicas), Fred H. Wight dice: "Cuando se hace necesario separar diversos rebaños de ovejas, un pastor tras otro se pone
de pie y clama: '¡Tajú! ¡Tajú!', o la llamada parecida que él escoja. Las ovejas levantan la cabeza y, después de correr por
un momento unas en una dirección y otras en otra, empiezan a seguir cada una a su propio pastor. Están bien familiarizadas
con el tono de voz de su propio pastor. Hay extraños que a menudo han usado la misma llamada, pero siempre han
fracasado en sus intentos por hacer que las ovejas los sigan". Es interesante notar que Jesús dijo: "Mis ovejas escuchan
mi voz, y yo las conozco, y ellas me siguen. Y yo les doy vida eterna" (10:27, 28). Tanto el "rebaño pequeño" como las
"otras ovejas" responden a la voz de Jesús, siguen su dirección y disfrutan de su cuidado tierno. (Lucas 12:32; Juan 10:16.)
*** w07 3/15 págs. 12-13 La luz es maravillosa ***
'LA VERDAD QUE NOS LIBERTA'
La luz de la verdad bíblica es maravillosa porque contesta los grandes interrogantes que se ha planteado la
humanidad durante siglos. Por ejemplo: ¿Por qué estamos aquí? ¿Qué sentido tiene la vida? ¿Por qué existe la maldad?
¿Hay vida después de la muerte? A nosotros, Jehová nos ha iluminado con las maravillosas verdades bíblicas.
¿No deberíamos estar sinceramente agradecidos por ello? Que nunca demos por sentado este conocimiento.
Jesús dijo a sus discípulos: "Conocerán la verdad, y la verdad los libertará" (Juan 8:32). El sacrificio de rescate
de Jesús ha logrado liberarnos del pecado y la muerte. Asimismo, las preciosas verdades nos han libertado
de la ignorancia y la incertidumbre de un mundo que anda en tinieblas. Meditar agradecidos en lo que hemos
aprendido fortalecerá nuestro amor a Jehová y a su Palabra.

Núm. 1: Juan 8:12-30
Núm. 2: ¿Cómo nos protegemos de los apóstatas y los falsos maestros? (Rom.16:17; 2 Juan 9-11)
*** w11 7/15 pág. 16 párrs. 6-7 ¿Haremos caso de las claras advertencias de Jehová? ***
EVITEMOS A LOS "FALSOS MAESTROS"
6 ¿Cómo nos protegemos? Siguiendo los consejos de Jehová (léanse Romanos 16:17 y 2 Juan 9-11). La Biblia
pide a los cristianos que "eviten" a los apóstatas, o, según otras versiones, que "se aparten", "permanezcan,.lejos" e incluso "huyan" de ellos. ¡Más claro, imposible! ¿Cuál es nuestra reacción cuando un médico nos
manda evitar todo contacto con alguien porque tiene una enfermedad mortal muy contagiosa? Ante una instrucción
tan directa, no nos cabe ninguna duda de que debemos seguirla rigurosamente. Pues bien, Jehová,
el Gran Doctor, nos manda evitar todo contacto con cualquier maestro desleal a la verdad, pues es alguien
"mentalmente enfermo" que procura infectarnos con sus doctrinas (1 Tim. 6:3, 4). Como vemos, el mandato
divino también es muy directo, pero ¿estamos igual de decididos a seguirlo en todas las circunstancias?
7 ¿Cómo evitamos a los falsos maestros? No los saludamos ni los recibimos en nuestro hogar. Nunca leemos
ni escuchamos la propaganda que difunden a través de la televisión, la página impresa o Internet, y tampoco
añadimos nuestros comentarios a las páginas personales que tienen en la Red. ¿Por qué somos tan firmes? Por
amor. En primer lugar, porque amamos a Jehová, "el Dios de la verdad". Por eso no nos interesan las manipulaciones
que contradicen su Palabra de verdad (Sal. 31:5; Juan 17:17). Y en segundo lugar, porque amamos a
su organización, gracias a la cual hemos aprendido cosas como el nombre divino y su significado, el propósito
con que fue creada la Tierra, el estado de los muertos y la esperanza de la resurrección. ¿Recordamos cómo nos
sentimos cuando nos explicaron por primera vez estas maravillosas verdades? Entonces, ¿para qué escuchar
a los apóstatas, a quienes les encanta insultar a la organización que tanto nos ha enseñado? Solo lograríamos
contagiarnos de su amargura (Juan 6:66-69).
Núm. 3: ¿Por qué no decretó sencillamente Dios que todos los que le obedecieran podrían vivir
para siempre? (rs pág. 321 párr. 5–pág. 322 párr. 2)
*** rs pág. 321 párr. 5 - pág. 322 párr. 2 Rescate ***
¿Por qué no decretó sencillamente Dios que, aunque Adán y Eva tenían que morir por su
rebelión, todos los de la prole de ellos que obedecieran a Dios podrían vivir para siempre?
Porque Jehová es "amador de justicia y derecho" (Sal. 33:5; Deu. 32:4; Jer. 9:24). Así, su modo de manejar la
situación sostuvo su justicia, satisfizo los requisitos de la justicia absoluta y, al mismo tiempo, magnificó su
amor y misericordia. ¿Por qué se dice eso?
1) Adán y Eva no habían tenido hijos antes de pecar, así que nadie nació perfecto. Toda la prole de Adán fue
procreada en pecado, y el pecado resulta en muerte. El que Jehová sencillamente hubiera pasado por alto esto
habría significado que rechazaba sus propias normas justas. Dios no podía hacer eso y hacerse así partícipe
de la injusticia. No puso a un lado los requisitos de la justicia absoluta; por eso ninguna criatura inteligente
podría jamás tener razón válida para criticar a Dios a este respecto. (Rom. 3:21-26.)
2) Sin pasar por alto los requisitos de la justicia, ¿cómo se podía hacer provisión para librar a los de la prole
de Adán que demostraran obediencia amorosa a Jehová? Si un humano perfecto hubiera de morir como
sacrificio, la justicia podría permitir que tal vida perfecta proveyera una cobertura para los pecados de los que
con fe aceptaran la provisión. Puesto que el pecado de un solo hombre (el de Adán) había sido la causa de
que toda la familia humana constara de pecadores, la sangre derramada de otro humano perfecto (en efecto,
un segundo Adán), por ser de valor correspondiente, podría equilibrar la balanza de la justicia. Ya que Adán
había sido pecador por propia voluntad, no podría beneficiarse de esta provisión; pero porque, del modo
que se ha indicado, el precio que toda la humanidad tenía que pagar por el pecado lo pagaría otra persona, la
prole de Adán podría ser librada. Pero no había tal humano perfecto. La humanidad nunca podría satisfacer
esos requisitos de la justicia absoluta. Por eso, como expresión de su maravilloso amor, y a gran costo personal,
Jehová mismo hizo la provisión (1 Cor. 15:45; 1 Tim. 2:5, 6; Juan 3:16; Rom. 5:8). El Hijo unigénito de Dios
estuvo dispuesto a desempeñar su parte. En despliegue de humildad, Jesús dejó atrás su gloria celestial, llegó
a ser humano perfecto y murió a favor de la humanidad. (Fili. 2:7, 8.)
Ilustración: Digamos que un cabeza de familia se convierte en delincuente y es sentenciado a muerte. Sus
hijos quedan en la miseria y llenos de deudas. Quizás el bondadoso abuelo de ellos interviene a su favor y,
mediante un hijo que vive con él, se encarga de pagarles las deudas y les presenta la posibilidad de emprender
una nueva vida. Por supuesto, para beneficiarse, los hijos del delincuente tienen que aceptar el arreglo,
y, como es razonable, el abuelo quizás les pida que cumplan con ciertos requisitos como garantía de que no
imitarán el derrotero de su padre.
--
La hierba verde se ha secado,la flor se ha marchitado,pero en cuanto a la
palabra de nuestro Dios JEHOVÁ,Durara hasta tiempo indefinido.  ISAIAS 40;8
http://burgara-despertadatalaya.blogspot.com
http://groups.yahoo.com/group/gb_mp
burgara@gmail.com



Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.