domingo, 16 de junio de 2013

atalaya estudio junio 2013

Asegurémonos de las cosas más importantes
“Para que se aseguren de las cosas más importantes.” (FILIP. 1:10)
PREGUNTAS PARA REFLEXIONAR* ¿Qué confianza nos dan las visiones que recibieron Isaías, Ezequiel y Daniel?
* ¿Qué lección aprendemos al analizar en qué está centrada la parte terrestre de la organización de Jehová?
* ¿Qué lo ha animado a hacer este artículo?
1, 2. ¿Qué profecía sobre los últimos días debió despertar la curiosidad de los discípulos de Jesús, y por qué?
POR fin Pedro, Santiago, Juan y Andrés estaban a solas con su Maestro. No podían dejar de pensar en lo que Jesús había dicho sobre la destrucción del templo (Mar. 13:1-4). Así que le preguntaron: “¿Cuándo serán estas cosas, y qué será la señal de tu presencia y de la conclusión del sistema de cosas?” (Mat. 24:1-3). Jesús les informó de acontecimientos o situaciones que no solo cambiarían profundamente la vida de la gente, sino que también serían características de los últimos días del malvado mundo de Satanás. Un asunto en particular debió despertar la curiosidad de los discípulos. Después de hablar de problemas tan angustiosos como las guerras, el hambre o el aumento de la maldad, Jesús profetizó que durante los últimos días ocurriría algo positivo: “Estas buenas nuevas del reino se predicarán en toda la tierra habitada para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin” (Mat. 24:7-14).
Los discípulos habían disfrutado de predicar con Jesús “las buenas nuevas del reino” (Luc. 8:1; 9:1, 2). De modo que en ese momento tal vez recordaron estas palabras del Maestro: “La mies [o cosecha], en realidad, es mucha, pero los obreros son pocos. Por lo tanto, rueguen al Amo de la mies que envíe obreros a su mies” (Luc. 10:2). Pero ¿cómo podrían predicar “en toda la tierra habitada” y dar “testimonio a todas las naciones”? ¿De dónde saldrían más obreros? ¡Qué claro lo habrían tenido si hubieran podido ver el futuro mientras estaban sentados allí con Jesús! No cabe duda de que se habrían maravillado al contemplar el cumplimiento de aquellas breves palabras que hoy leemos en Mateo 24:14.
3. ¿Cómo se está cumpliendo hoy Lucas 21:34, y qué deberíamos preguntarnos?
Esa profecía de Jesús se está haciendo realidad en nuestros días, pues hay millones de hombres y mujeres anunciando unidos por toda la Tierra las buenas nuevas del Reino (Is. 60:22). Ahora bien, Jesús dio a entender que a algunos cristianos les costaría mantenerse centrados en la predicación durante los últimos días, es decir, que se distraerían por estar “cargados” con otras cosas (lea Lucas 21:34). Hoy somos testigos también del cumplimiento de esas palabras. Algunos miembros del pueblo de Dios se están enredando en otros asuntos. Eso se nota en las decisiones que toman en campos como el empleo, la educación superior, las posesiones o el tiempo que dedican a los deportes y las diversiones. Otros cristianos se están cansando debido a las presiones y las inquietudes diarias. Por eso hacemos bien en preguntarnos: “¿Cómo me va a mí? ¿Qué revelan las decisiones que tomo sobre lo que es más importante en mi vida?”.
4. a)?¿Qué pidió Pablo en oración respecto a los cristianos de Filipos, y por qué? b)?¿Qué analizaremos en este artículo y en el siguiente, y con qué propósito?
En el siglo primero, la mayoría de los cristianos estaban “mostrando tanto más ánimo para hablar sin temor la palabra de Dios”, al igual que Pablo (Filip. 1:12-14). Sin embargo, tenían que esforzarse para que los asuntos espirituales siguieran siendo su prioridad. Por eso el apóstol oró para que los hermanos de Filipos se aseguraran de “las cosas más importantes” (leaFilipenses 1:9-11). Y algo parecido ocurre en nuestros días. La gran mayoría de nosotros predica con valor la Palabra de Dios. Aun así, ¿podría un análisis de lo que está logrando la organización de Jehová contribuir a que nos entregáramos más a fondo a la importantísima labor de predicar? Claro que sí. Este artículo nos animará a reflexionar en todo lo que Jehová ha dispuesto para que se cumpla la profecía de Mateo 24:14. ¿Cuál es el objetivo de su organización? ¿Y cómo puede motivarnos a nosotros y a nuestra familia conocer ese objetivo? En el siguiente artículo analizaremos qué nos ayudará a aguantar y seguir el ritmo de la organización de Jehová.
LA PARTE CELESTIAL DE LA ORGANIZACIÓN DE JEHOVÁ EN ACCIÓN
5, 6. a)?¿Por qué permitió Jehová que conociéramos detalles de la parte celestial de su organización? b)?¿Qué visión recibió Ezequiel?
Hay muchas cosas que Jehová decidió no incluir en la Biblia. Por ejemplo, aunque habría sido fascinante que él explicara cómo funciona el cerebro o el universo, no lo hizo. Más bien, nos dio la información que necesitamos para entender sus propósitos y vivir en armonía con ellos (2 Tim. 3:16, 17). ¡Y qué interesantes son los detalles que aporta la Biblia sobre la parte invisible de la organización de Jehová! Es emocionante leer lo que Isaías, Ezequiel, Daniel y Juan escribieron sobre la forma en que Dios ha organizado los asuntos en el cielo (Is. 6:1-4; Ezeq. 1:4-14, 22-24; Dan. 7:9-14; Rev. 4:1-11). Es como si Jehová abriera una cortina y los cielos quedaran expuestos ante nuestros ojos. ¿Por qué quiso él que esa información estuviera en las Escrituras?
[IMAGEN]
Porque él quiere que siempre recordemos que formamos parte de una organización universal. Para que los propósitos de Jehová se cumplan, están sucediendo muchas más cosas que las que podemos ver. Por ejemplo, el profeta Ezequiel vio la parte invisible de la organización de Dios representada por un enorme carruaje celestial. Este podía moverse a gran velocidad y cambiar de dirección en un instante (Ezeq. 1:15-21). Con cada giro de sus ruedas se desplazaba a grandes distancias. Ezequiel también observó algunos detalles del Conductor del carruaje: “Llegué a ver algo como el fulgor del electro, como la apariencia del fuego todo alrededor [...]. Era la apariencia de la semejanza de la gloria de Jehová” (Ezeq. 1:25-28). El profeta debió quedar boquiabierto y admirado. Contempló a Dios controlando perfectamente su organización, dirigiendo cada movimiento mediante su espíritu santo. ¡Qué impresionante visión de la parte celestial de la organización de Jehová en acción!
7. ¿Cómo nos llena de confianza la visión de Daniel?
Daniel también vio muchas cosas que nos llenan de confianza. Se le permitió contemplar en visión a Jehová representado por un “Anciano de Días” sentado en un trono de llamas de fuego con ruedas (Dan. 7:9). Jehová quería que Daniel viera que su organización está en movimiento, cumpliendo su propósito. Este profeta también observó a “alguien como un hijo del hombre”, Jesús, a quien se le encargaba la supervisión de la parte terrestre de la organización de Jehová. El reinado perfecto de Jesús no dura unos pocos años, pues “su gobernación es una gobernación de duración indefinida que no pasará, y su reino uno que no será reducido a ruinas” (Dan. 7:13, 14). ¿Verdad que esto nos anima a confiar en Jehová y a valorar lo que está logrando? Él dio “gobernación y dignidad y reino” a su Hijo, quien fue probado y demostró su lealtad. Está claro que Jehová confía en su Hijo. Y nosotros también podemos confiar en Jesús, que es nuestro líder.
8. ¿Qué efecto tuvieron en Ezequiel e Isaías las visiones que recibieron de Jehová, y qué efecto deben tener en nosotros?
¿Cómo debe afectarnos conocer mejor a la parte invisible de la organización de Jehová? Al igual que Ezequiel, seguro que nos sentimos impresionados y más humildes al entender lo que Jehová está haciendo (Ezeq. 1:28). Meditar en la organización de Jehová nos anima a actuar, así como animó a Isaías. Cuando se le presentó la oportunidad de contar a la gente lo que Jehová estaba haciendo, la aprovechó sin dudarlo (lea Isaías 6:5, 8).Estaba convencido de que con el apoyo de Jehová podría superar cualquier obstáculo. ¡Cuánto nos alienta a nosotros también contemplar a la parte celestial de la organización de Jehová, que nunca se detiene y que está totalmente entregada a cumplir los propósitos de él!
LA PARTE TERRESTRE DE LA ORGANIZACIÓN DE JEHOVÁ
9, 10. ¿Por qué es necesario que la organización de Jehová tenga una parte visible?
Mediante su Hijo, Jehová estableció en la Tierra un sistema que funciona en armonía con la parte invisible de la organización. ¿Por qué hace falta una estructura visible para realizar la labor descrita en Mateo 24:14? Veamos tres razones.
10 En primer lugar, Jesús afirmó que la predicación llevaría a sus discípulos “hasta la parte más distante de la tierra” (Hech. 1:8). En segundo lugar, se necesita un orden para distribuir alimento espiritual y cuidar de los predicadores (Juan 21:15-17). Y por último, hace falta tomar medidas a fin de que quienes llevan las buenas nuevas puedan reunirse para adorar a Jehová y recibir instrucciones para predicar (Heb. 10:24, 25). Nada de esto se podría lograr si se dejara a la casualidad. Para que los seguidores de Cristo tengan éxito, la predicación tiene que estar bien organizada.
11. ¿Cómo podemos apoyar las medidas que toma la organización de Jehová?
11 ¿Cómo podemos apoyar las medidas que toma la organización de Jehová? Una manera importante es confiando siempre en las personas en las que Jehová y Jesús confían para dirigir la predicación. En el mundo hay muchas actividades y proyectos que podrían distraer a estos hermanos. Pero ¿en qué ha estado centrada la parte visible de la organización?
CENTRADA EN “LAS COSAS MÁS IMPORTANTES”
12, 13. ¿Cómo cumplen sus responsabilidades los ancianos que dirigen la predicación en la región donde viven, y por qué lo anima eso a usted?
12 Se ha nombrado a ancianos cristianos de experiencia de todo el mundo para dirigir e impulsar la predicación del Reino en los países donde viven. A la hora de tomar decisiones, buscan dirección en la Palabra de Dios, pues la consideran “una lámpara para [su] pie, y una luz para [su] vereda” (Sal. 119:105). También le piden con fervor a Jehová que los oriente (Mat. 7:7, 8).
13 Tal como los que dirigían la predicación en el siglo primero, los ancianos cristianos que la dirigen hoy están dedicados “al ministerio de la palabra” (Hech. 6:4). Les alegra muchísimo ver el avance de las buenas nuevas no solo en sus respectivas regiones, sino también por todo el mundo (Hech. 21:19, 20). Al tomar las medidas necesarias para que la predicación siga adelante, se fijan en lo que dicen las Escrituras y en la dirección del espíritu santo de Dios, en lugar de establecer incontables reglas y procedimientos (lea Hechos 15:28). Así, estos hermanos responsables dan un buen ejemplo a las congregaciones ( Efe. 4:11, 12).
14, 15. a)?¿Qué actividades se están llevando a cabo para apoyar la predicación por todo el mundo? b)?¿Cómo se siente por tener el privilegio de apoyar la predicación del Reino?
14 Algo que muchos no pueden ver es el esfuerzo constante de quienes preparan el alimento espiritual que recibimos en nuestras publicaciones, reuniones y asambleas. Miles de voluntarios trabajan incansablemente en la traducción de ese alimento a más de seiscientos idiomas para que tanta gente como sea posible aprenda “las cosas magníficas de Dios” en su propia lengua (Hech. 2:7-11). Hermanos y hermanas jóvenes trabajan con prensas de alta velocidad y maquinaria de encuadernación para fabricar nuestras publicaciones. Posteriormente, estas se envían incluso a los rincones más lejanos del planeta.
15 Se están llevando a cabo muchos programas para que podamos concentrarnos en predicar las buenas nuevas con nuestra congregación. Por ejemplo, miles de voluntarios colaboran en la construcción de Salones del Reino y Salones de Asambleas, en iniciativas para socorrer a quienes han sido golpeados por un desastre natural o tienen una emergencia médica, o en la organización de asambleas y escuelas teocráticas. Estas son solo algunas de las actividades que tal vez no veamos personalmente. Pero ¿para qué tanto trabajo? Para promover la predicación de las buenas nuevas, para aumentar el bienestar espiritual de los predicadores y para que la religión verdadera siga creciendo. ¿Se ha mantenido centrada en las cosas más importantes la parte terrestre de la organización de Jehová? Por supuesto que sí.
SIGAMOS EL EJEMPLO DE LA ORGANIZACIÓN DE JEHOVÁ
16. ¿Qué proyecto de estudio podría beneficiarnos a nosotros y a nuestra familia?
16 ¿Dedicamos tiempo de vez en cuando a reflexionar en las actividades de la organización de Jehová? Algunos hermanos utilizan parte de su adoración en familia o estudio personal para investigar estos asuntos y pensar en ellos. Es muy emocionante estudiar las visiones que Isaías, Ezequiel, Daniel y Juan recibieron. Tanto el libroLos testigos de Jehová, proclamadores del Reino de Dios como otras publicaciones y DVD disponibles en nuestro idioma nos permiten conocer mucho mejor la organización.
17, 18. a)?¿Cómo lo ha beneficiado a usted este estudio? b)?¿Qué preguntas debemos hacernos?
17 Reflexionar en lo que Jehová está haciendo mediante su organización nos beneficia. Junto con esta maravillosa organización, mantengámonos centrados en las cosas más importantes. Así imitaremos a Pablo, quien escribió: “Teniendo este ministerio según la misericordia que se nos mostró, no nos rendimos” (2 Cor. 4:1). Él animó a sus compañeros con estas palabras: “No desistamos de hacer lo que es excelente, porque al debido tiempo segaremos si no nos cansamos” (Gál. 6:9).
18 ¿Hay algo que debamos corregir en nuestras actividades diarias —ya sea como individuos o como familias?— para asegurarnos de las cosas más importantes? ¿Podemos llevar vidas más sencillas o reducir las distracciones a fin de participar más en la importantísima labor de predicar? En el siguiente artículo veremos cinco cosas que nos ayudarán a mantenernos al paso de la organización de Jehová.

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.