domingo, 2 de junio de 2013

Programa de la Escuela del Ministerio Teocrático 2013,-3 de Jun. Lectura de la Biblia: Juan 17-21

3 de Jun. Lectura de la Biblia: Juan 17-21
Núm. 1: Juan 21:15-25
Núm. 2: ¿Por qué no deberíamos "seguir tras la muchedumbre"? (Éx. 23:2; Prov. 1:10)
Núm. 3: ¿Quiénes, aparte de los ungidos, experimentan los benefi cios del sacrifi cio de Jesús? (rs
pág. 323 párr. 2–pág. 324 párr. 1)
Lectura de la Biblia: Juan 17-21
*** w08 4/15 pág. 32 Puntos sobresalientes del libro de Juan ***
Respuestas a preguntas bíblicas:
19:11. Al hablarle a Pilato del hombre que lo había entregado, ¿se refería Jesús a Judas Iscariote? En lugar de pensar
en Judas o en alguna otra persona específica, parece que Jesús estaba incluyendo a todos los que compartían
la culpa de su asesinato. Entre ellos estaban Judas, "los sacerdotes principales y todo el Sanedrín" y hasta "las
muchedumbres" que se dejaron convencer y pidieron a Barrabás (Mat. 26:59-65; 27:1, 2, 20-22).
20:17. ¿Por qué le dijo Jesús a María Magdalena que dejara de colgarse de él? Parece que María se colgó de Jesús porque
pensaba que él estaba a punto de ascender al cielo y no lo volvería a ver. Por eso, para tranquilizarla, Jesús le dijo
que dejara de colgarse de él y que fuera, más bien, a darles la noticia de su resurrección a los demás discípulos.
Lecciones para nosotros:
21:15, 19. Jesús le preguntó a Pedro si lo amaba más que a "estos", es decir, a los peces que tenían ante ellos.
Con esta pregunta, Jesús le remarcó a Pedro la importancia de que, en lugar de dedicarse a la pesca, se dedicara
a seguirlo todo el tiempo. ¿Qué hay de nosotros? A medida que analicemos los Evangelios, procuremos
fortalecer nuestra resolución de amar a Jesús por encima de cualquier otra cosa que pudiera parecernos atractiva.
Sí, continuemos siguiéndolo con todo el corazón.
Núm. 1: Juan 21:15-25
Núm. 2: ¿Por qué no deberíamos "seguir tras la muchedumbre"? (Éx. 23:2; Prov. 1:10)

*** w11 7/15 págs. 10-12 ¿Seguiremos la amorosa guía de Jehová? ***
"NO DEBES SEGUIR TRAS LA MUCHEDUMBRE"
3 Supongamos que ya hemos iniciado el viaje. ¿Qué haremos si no estamos seguros de por dónde debemos continuar?
Quizás veamos a muchos conductores tomando cierta salida y nos sintamos tentados a ir detrás de ellos. Pero es
peligroso tomar un rumbo tan solo porque lo haga la mayoría. No todos los conductores van a ir al mismo lugar que
nosotros, ni tampoco tienen por qué conocer bien la zona. Este ejemplo nos enseña una lección. Se trata de un principio
que extraemos de una de las leyes que Jehová dio a Israel. A cada persona que fuera a servir de testigo o juez en un tribunal,
Dios le dijo: "No debes seguir tras la muchedumbre" (léase Éxodo 23:2). ¿Por qué hizo esta advertencia? Porque
sabía que, debido a la imperfección, es fácil ceder a las presiones de la gente y cometer una injusticia. Claro, la norma
de no seguir ciegamente a los demás no solo es aplicable a los procesos judiciales, sino a cualquier situación de la vida.
4 La verdad es que las presiones para seguir a la mayoría se presentan en casi todas las circunstancias. Además, pudieran
aparecer de forma repentina y ser difíciles de resistir. Pensemos, por ejemplo, en lo que les sucedió a Josué y Caleb.
Los dos habían formado parte de un grupo de doce hombres que había estado espiando la Tierra Prometida. Los otros
diez dieron un informe muy negativo y desalentador. Hasta aseguraron que habían visto gigantes que descendían de
los nefilim, o sea, de los hijos que habían tenido los ángeles rebeldes con las mujeres (Gén. 6:4). ¡Qué disparate! Aquellos
seres híbridos no solo no habían tenido hijos, sino que habían muerto siglos antes en el Diluvio. Este ejemplo ilustra
que, cuando las personas están débiles en la fe, pueden aceptar las ideas más absurdas. Así les sucedió a los israelitas:
los rumores de los diez espías los llenaron de pánico. Tanto es así que la mayoría pensó que sería un error hacer caso a
Jehová y entrar en la Tierra Prometida. ¿Qué harían Josué y Caleb en esas circunstancias tan tensas? (Núm. 13:25-33.)
5 Aquellos dos hombres no se dejaron arrastrar por los demás. Aunque la gente no quiso escucharlos e incluso
amenazó con apedrearlos, ellos defendieron la verdad. ¿Qué les permitió ser tan valientes? Sin duda, la fe.
Y es que cuando uno tiene fe, ve muy clara la diferencia entre las santas promesas de Jehová y las afirmaciones
sin fundamento de los hombres. De hecho, Josué y Caleb expresaron más tarde su satisfacción al ver que Dios
había cumplido todo lo que había jurado hacer (léanse Josué 14:6, 8 y 23:2, 14). Eran dos hombres devotos y
nunca se les habría ocurrido ofender a Jehová por complacer a aquella multitud incrédula. Por eso, se mantuvieron
firmes en su postura. ¡Qué ejemplo para todos nosotros! (Núm. 14:1-10.)
6 ¿Nos hemos sentido alguna vez empujados a ceder ante la opinión popular? Hoy, la gran mayoría de las personas
no respetan a Jehová ni sus normas, como se refleja, por ejemplo, en su actitud hacia el entretenimiento. No son pocos.los que caen en el error de afirmar que la inmoralidad, la violencia y el ocultismo que inundan la televisión, el cine y
los videojuegos son del todo inofensivos (2 Tim. 3:1-5). Ahora bien, preguntémonos: "Cuando elijo las diversiones en
las que mi familia o yo participaremos, ¿dejo que la sociedad actual, con su ley del 'todo vale', influya en mis decisiones
y en mi conciencia?". Si así fuera, estaríamos pasando por alto el consejo de "no [...] seguir tras la muchedumbre".
7 Jehová nos ha hecho un extraordinario regalo para que podamos tomar buenas decisiones: nuestras "facultades
perceptivas". La Biblia usa esta expresión para referirse a la capacidad que tenemos de reflexionar sobre
los asuntos y distinguir entre lo bueno y lo malo. Para que estas facultades funcionen como es debido, hay que
entrenarlas "mediante el uso" (Heb. 5:14). Ahora bien, esto no se logra copiando a los demás sin pensar, ni
tampoco aferrándose a una serie de reglas rígidas en asuntos que cada uno debe decidir según su conciencia.
Por esta razón, los testigos de Jehová no publicamos ninguna lista de películas, libros o páginas de Internet
que deban evitarse. Además, el mundo cambia tan rápido que cualquier lista se quedaría anticuada a los pocos
minutos de salir (1 Cor. 7:31). Y, lo que es peor, una lista así nos privaría de hacer algo muy necesario: examinar
los principios bíblicos, pedirle ayuda a Dios y luego tomar decisiones que le agraden (Efe. 5:10).
8 Claro, no todos van a estar de acuerdo con nuestras decisiones basadas en la Biblia y, de hecho, van a tratar
de imponernos su criterio. Por ejemplo, los jóvenes cristianos quizás tengan que relacionarse con compañeros
de clase que insistan en que se comporten y diviertan igual que ellos (1 Ped. 4:4). Pero ¡qué bueno es ver
a tantos hermanos que, sin importar su edad, demuestran la misma fe que Josué y Caleb! Así es, respetan el
mandamiento bíblico: "No debes seguir tras la muchedumbre".
*** w99 9/15 págs. 14-15 Adquiera sabiduría y acepte la disciplina ***
"ELLO QUITA LA MISMA ALMA DE SUS DUEÑOS"
Antes de enviar a su hijo a Estados Unidos para que recibiera educación superior, un padre asiático aconsejó a
su hijo de 16 años que no se relacionara con gente mala. Su consejo hace eco a la advertencia de Salomón: "Hijo
mío, si los pecadores tratan de seducirte, no consientas" (Proverbios 1:10). Salomón indica el señuelo que utilizan:
"Siguen diciendo: 'De veras ven con nosotros. Sí, pongámonos en emboscada por sangre. Sí, acechemos sin
causa alguna a los inocentes. Traguémoslos vivos justamente como el Seol, aun enteros, como los que bajan a un
hoyo. Hallemos toda suerte de objetos preciosos de valor. Llenemos nuestras casas de despojos. Debes echar tu
suerte en medio de nosotros. Llegue a haber una sola bolsa que nos pertenezca a todos'" (Proverbios 1:11-14).
Evidentemente, el señuelo son las riquezas. Con el atractivo de obtener ganancias instantáneas, "los pecadores" seducen
a otros para que participen en sus ardides violentos o injustos. Estos malvados no dudan en derramar sangre a fin
de conseguir ganancia económica. Se 'tragan viva a su víctima justamente como el Seol, aun entera', despojándola de
todo cuanto tiene, tal como una tumba recibe el cuerpo entero. Su invitación es para convertirse en un delincuente: quieren
'llenar sus casas de despojo' y que el inexperto 'eche su suerte en medio de ellos'. ¡Qué oportuna advertencia para
nosotros! ¿No emplean las pandillas juveniles y los traficantes de drogas métodos de reclutamiento parecidos? ¿No
es la promesa de obtener riquezas instantáneas la tentación que presentan muchas propuestas de negocios dudosos?
Núm. 3: ¿Quiénes, aparte de los ungidos, experimentan los benefi cios del sacrifi cio de Jesús? (rs
pág. 323 párr. 2–pág. 324 párr. 1)
*** rs pág. 323 párr. 2 - pág. 324 párr. 1 Rescate ***
¿Quiénes más, en nuestro día, experimentan los beneficios del sacrificio de Jesús?
1 Juan 2:2: "Él [Jesucristo] es un sacrificio propiciatorio por nuestros pecados [los del apóstol Juan y otros
cristianos ungidos con espíritu], empero no solo por los nuestros, sino también por los de todo el mundo [otras
personas de la humanidad, aquellas para quienes se ha hecho posible de esta manera la perspectiva de disfrutar
de vida eterna en la Tierra]."
Juan 10:16: "Tengo otras ovejas, que no son de este redil; a ésas también tengo que traer, y escucharán mi
voz, y llegarán a ser un solo rebaño, un solo pastor." (Estas "otras ovejas" llegan a estar bajo el cuidado amoroso
de Jesucristo mientras el resto del "rebaño pequeño" de herederos del Reino todavía está en la Tierra; por
tanto, se puede asociar a estas "otras ovejas" con los herederos del Reino como parte del "un solo rebaño".
Todas estas personas disfrutan de muchos de los mismos beneficios del sacrificio de Jesús, pero no exactamente
del mismo modo, porque tienen destinos diferentes.)
Rev. 7:9, 14: "Después de estas cosas vi, y, ¡miren! una grande muchedumbre, que ningún hombre podía
contar, de todas las naciones y tribus y pueblos y lenguas, [...] 'Estos son los que salen de la grande tribulación,
y han lavado sus ropas largas y las han emblanquecido en la sangre del Cordero.'" (Por tanto, los miembros
de esta gran muchedumbre estarán vivos cuando comience la gran tribulación, y tienen una posición limpia
ante Dios porque ejercen fe en el rescate. Basta con la justicia que se cuenta a favor de ellos como resultado de
esto para que sean conservados con vida en la Tierra a través de la gran tribulación.)

--
La hierba verde se ha secado,la flor se ha marchitado,pero en cuanto a la
palabra de nuestro Dios JEHOVÁ,Durara hasta tiempo indefinido.  ISAIAS 40;8
http://burgara-despertadatalaya.blogspot.com
http://groups.yahoo.com/group/gb_mp
burgara@gmail.com



Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.