lunes, 10 de junio de 2013

Programa de la Escuela del Ministerio Teocrático 2013.,10 de Jun. Lectura de la Biblia: Hechos 1-4

10 de Jun. Lectura de la Biblia: Hechos 1-4
Núm. 1: Hechos 1:15–2:4
Núm. 2: ¿De qué bendiciones futuras se disfrutará gracias al rescate? (rs pág. 324 párr. 2–pág.
325 párr. 1)
Núm. 3: ¿Por qué se compara la forma de pensar mundana con un aire muy tóxico? (Efes. 2:1, 2)
Lectura de la Biblia: Hechos 1-4
*** w08 5/15 págs. 30-31 Puntos sobresalientes del libro de Hechos ***
LA PALABRA DE JEHOVÁ ES VIVA
EL LIBRO bíblico de Hechos suministra una historia bastante completa de la fundación de la congregación
cristiana y su expansión posterior. Escrito por el médico Lucas, el libro presenta un relato dinámico sobre la
obra cristiana que abarca unos veintiocho años, desde el 33 hasta el 61 de nuestra era.
La primera parte de Hechos narra principalmente la actividad del apóstol Pedro, y la última parte, la del
apóstol Pablo. Al usar los pronombres "nosotros" y "nos", Lucas indica que estaba presente cuando ocurrieron
ciertos sucesos. Prestar atención al mensaje de este libro profundizará nuestro aprecio por el poder de la
Palabra escrita de Dios y su espíritu santo (Heb. 4:12). Además, nos impulsará a ser abnegados y afianzará
nuestra fe en la esperanza del Reino.
Respuestas a preguntas bíblicas:
2:44-47; 4:34, 35. ¿Por qué vendieron los creyentes sus posesiones y distribuyeron el producto de sus ganancias?
Muchos de los que se hicieron creyentes habían venido de lugares lejanos y no tenían suficientes provisiones
para alargar su estadía en Jerusalén. Sin embargo, deseaban quedarse más tiempo allí para seguir aprendiendo
acerca de su nueva fe y dar testimonio. A fin de ayudarlos, algunos cristianos vendieron sus propiedades
y distribuyeron los fondos a los necesitados.
4:13. ¿Eran Pedro y Juan hombres analfabetos y sin instrucción? No, no lo eran. Se les llamó "iletrados y del vulgo"
porque no habían asistido a las escuelas rabínicas para recibir formación religiosa.
Lecciones para nosotros:
1:8. La obra mundial de predicar que efectúan los siervos de Jehová no se puede realizar sin la ayuda del
espíritu santo.
4:36–5:11. José de Chipre recibió el sobrenombre de Bernabé, que significa "Hijo del Consuelo". Los apóstoles
tal vez lo llamaron así porque era afectuoso, amable y servicial. Debemos ser como él, y no como Ananías
y Safira, quienes recurrieron al fingimiento, la hipocresía y el engaño.
*** si pág. 200-205 párrs. 4-40 Libro bíblico número 44: Hechos ***
4 Desde los tiempos más antiguos, Hechos ha sido para los escriturarios un libro canónico. Partes del libro se
encuentran entre los papiros manuscritos más antiguos que existen de las Escrituras Griegas, en particular los
papiros Michigan núm. 1571 (P38), del siglo III o IV E.C., y Chester Beatty núm. 1 (P45), del siglo III. Ambos papiros
indican que Hechos circulaba junto con otros libros de las Escrituras inspiradas y por lo tanto era parte del
catálogo desde fecha temprana. El modo de escribir de Lucas en el libro de Hechos refleja la misma exactitud
notable que, según ya dijimos, distingue su Evangelio. Sir William M. Ramsay clasifica al escritor de Hechos
"entre los historiadores de primer rango", y explica así lo que esto significa: "La condición primera y esencial
del gran historiador es la verdad. Lo que dice tiene que ser fidedigno".
5 Como ilustración de la exactitud informativa tan característica de los escritos de Lucas, citamos a Edwin
Smith, comandante de una flotilla de buques de guerra británicos en el Mediterráneo durante la I Guerra
Mundial, quien escribió en la revista The Rudder de marzo de 1947: "Las naves antiguas no eran timoneadas
como en estos tiempos modernos con un solo timón articulado sobre el codaste, sino mediante dos remos o
paletas grandes, uno a cada lado de la popa; de ahí la mención de estos en número plural por san Lucas. [Hech.
27:40.] [...] En nuestro examen hemos visto que cada declaración que hace san Lucas sobre los movimientos de
esta nave, desde que zarpó de Bellos Puertos hasta que quedó varada en Malta, ha sido verificada por prueba
externa e independiente del tipo más exacto y satisfaciente; y que sus declaraciones en cuanto al tiempo que
estuvo a la mar el barco corresponde con la distancia recorrida; y, finalmente, que su descripción del lugar al
cual llegaron cuadra con el lugar tal como es. Todo lo cual muestra que Lucas en verdad hizo la travesía según
la describe, y además ha probado que fue un hombre cuyas observaciones y declaraciones pueden aceptarse
como confiables y fidedignas en grado máximo".6 Los hallazgos arqueológicos también confirman la exactitud del relato de Lucas. Por ejemplo, excavaciones
hechas en Éfeso han desenterrado tanto el templo de Ártemis como el teatro donde los efesios se amotinaron
contra el apóstol Pablo. (Hech. 19:27-41.) Además, se han descubierto inscripciones que confirman lo correcto
de que Lucas usara el título "gobernantes de la ciudad" y lo aplicara a los funcionarios de Tesalónica (17:6,
8). Dos inscripciones encontradas en Malta muestran lo correcto de que Lucas se refiriera a Publio como "el
hombre prominente" de Malta (28:7).
7 Además, los varios discursos que Pedro, Esteban, Cornelio, Tértulo, Pablo y otros dieron, como los registra
Lucas, son todos de estilo y composición diferentes. Aun los discursos de Pablo, pronunciados ante distintos
auditorios, cambiaron de estilo para adaptarse a la ocasión. Esto indica que Lucas registró solamente lo que él
mismo oyó o lo que otros testigos oculares le informaron. Lucas no era ningún novelista.
POR QUÉ ES PROVECHOSO
32 El libro de Hechos confirma con su testimonio, que se añade al de los relatos evangélicos, la autenticidad
e inspiración de las Escrituras Hebreas. Al acercarse el Pentecostés, Pedro indicó el cumplimiento de dos
profecías que "el espíritu santo habló de antemano por boca de David acerca de Judas". (Hech. 1:16, 20; Sal.
69:25; 109:8.) Pedro dijo también a la sorprendida muchedumbre del Pentecostés que ellos en realidad estaban
contemplando el cumplimiento de profecías: "Esto es lo que se dijo por medio del profeta Joel". (Hech. 2:16-21;
Joel 2:28-32; compárese también Hechos 2:25-28, 34, 35 con Salmo 16:8-11 y 110:1.)
33 Para convencer a otra muchedumbre fuera del templo, Pedro hizo referencia de nuevo a las Escrituras
Hebreas, pues citó primero a Moisés y luego añadió: "Y todos los profetas, de hecho, desde Samuel en adelante
y los que siguieron en sucesión, cuantos han hablado, también han declarado estos días patentemente".
Después, ante el Sanedrín, Pedro citó Salmo 118:22 para mostrar que Cristo, la piedra que ellos habían rechazado,
había llegado a ser "cabeza del ángulo". (Hech. 3:22-24; 4:11.) Felipe explicó al eunuco etíope cómo se
había cumplido la profecía de Isaías 53:7, 8, y el eunuco, al recibir aquella iluminación, solicitó humildemente
el bautismo. (Hech. 8:28-35.) De igual modo, cuando Pedro habló a Cornelio acerca de Jesús, testificó: "De él
dan testimonio todos los profetas" (10:43). Cuando se debatía el asunto de la circuncisión, Santiago apoyó la
decisión que había tomado diciendo: "Con esto convienen las palabras de los Profetas, así como está escrito"
(15:15-18). El apóstol Pablo se apoyó en las mismas autoridades (26:22; 28:23, 25-27). La evidente aceptación
inmediata de las Escrituras Hebreas como parte de la Palabra de Dios por los discípulos y sus oyentes sella con
aprobación inspirada esos escritos.
34 Hechos es sumamente provechoso al mostrar cómo se fundó y cómo creció la congregación cristiana bajo
el poder del espíritu santo. Por todo este dramático relato observamos las bendiciones de expansión que da
Dios, el denuedo y el gozo de los cristianos primitivos, su postura intransigente ante la persecución, y su buena
disposición para servir, ejemplificada por Pablo al contestar los llamados de pasar a servir en el extranjero
e ir a Macedonia (4:13, 31; 15:3; 5:28, 29; 8:4; 13:2-4; 16:9, 10). La congregación cristiana de hoy día no difiere en
nada de aquella, pues está estrechamente enlazada en amor, unidad e interés común mientras habla "las cosas
magníficas de Dios" bajo la guía del espíritu santo (2:11, 17, 45; 4:34, 35; 11:27-30; 12:25).
35 El libro de Hechos muestra exactamente cómo debe efectuarse la actividad cristiana de proclamar el Reino
de Dios. Pablo mismo fue un ejemplo, cuando dijo: "No me retraje de decirles ninguna de las cosas que fueran
de provecho, ni de enseñarles públicamente y de casa en casa". Entonces añade: "Di testimonio cabalmente".
Esta idea principal de 'testificar cabalmente' la notamos a través del libro, y resalta impresionantemente en
los párrafos de conclusión, donde la devoción intensa y sincera de Pablo a su predicación y enseñanza, hasta
en cadenas de prisión, se destaca en las palabras: "Y él les explicó el asunto, dando testimonio cabal respecto
al reino de Dios y tratando de persuadirlos respecto a Jesús, tanto por la ley de Moisés como por los Profetas,
desde la mañana hasta el atardecer". ¡Que siempre manifestemos esa entrega tan completa a un solo propósito
en nuestra actividad del Reino! (20:20, 21; 28:23; 2:40; 5:42; 26:22).
36 El discurso de Pablo a los superintendentes de Éfeso contiene mucho consejo práctico para los superintendentes
de hoy. Puesto que han sido asignados por espíritu santo, es sumamente importante que 'presten
atención a sí mismos y a todo el rebaño', y lo pastoreen tiernamente y lo protejan de los lobos opresivos que
procuran destruirlo. ¡Esta no es ninguna responsabilidad fácil! Los superintendentes tienen que mantenerse
despiertos y edificarse con la palabra de la bondad inmerecida de Dios. Mientras trabajan para ayudar a los
que son débiles, "tienen que tener presentes las palabras del Señor Jesús, cuando él mismo dijo: 'Hay más
felicidad en dar que en recibir'" (20:17-35).
37 Los otros discursos de Pablo también brillan con la clara expresión de principios bíblicos. Por ejemplo,
tenemos la argumentación clásica de su discurso a los estoicos y epicúreos en el Areópago. Primero cita la
inscripción "A un Dios Desconocido", que nota en un altar, y usa esto como motivo para explicar que el único
Dios verdadero, el Señor del cielo y la tierra, quien hizo de un solo hombre toda nación de hombres, "no está
muy lejos de cada uno de nosotros". Luego cita las palabras de los poetas de ellos: "Porque también somos,linaje de él", y muestra cuán ridículo es suponer que ellos surgieron de ídolos inertes de oro, plata o piedra.
Así Pablo establece con prudencia la soberanía del Dios vivo. Solo en sus palabras finales saca a relucir la cuestión
de la resurrección, y aun entonces no menciona a Cristo por nombre. Comunicó su punto de la soberanía
suprema del único Dios verdadero, y como resultado algunos se hicieron creyentes (17:22-34).
38 El libro de Hechos estimula el estudio continuo y diligente de "toda Escritura". Cuando Pablo predicó
originalmente en Berea, porque los judíos de aquel lugar "recibieron la palabra con suma prontitud de ánimo,
y examinaban con cuidado las Escrituras diariamente en cuanto a si estas cosas eran así", recibieron encomio
como personas "de disposición más noble" que otras (17:11). Hoy, como entonces, este examen cuidadoso
de las Escrituras en compañía de la congregación de Jehová, que está llena del espíritu, redunda en las bendiciones
de convicción y fe firme. Mediante tal estudio uno puede alcanzar un entendimiento claro de los
principios divinos. Tenemos una magnífica declaración de algunos de estos principios en Hechos 15:29. Ahí
el cuerpo gobernante de apóstoles y hermanos de edad madura de Jerusalén dio a conocer que aunque la circuncisión
no era un requisito para el Israel espiritual, había prohibiciones claras contra la idolatría, la sangre
y la fornicación.
39 Aquellos discípulos primitivos estudiaban en verdad las Escrituras inspiradas y podían citarlas y aplicarlas
según fuera necesario. El conocimiento exacto y el espíritu de Dios los fortalecieron para enfrentarse con
persecuciones violentas. Pedro y Juan dejaron un dechado para todos los cristianos fieles cuando con denuedo
dijeron a los gobernantes opositores: "Si es justo a vista de Dios escucharles a ustedes más bien que a Dios, júzguenlo
ustedes mismos. Pero en cuanto a nosotros, no podemos dejar de hablar de las cosas que hemos visto
y oído". Y cuando se les llevó de nuevo ante el Sanedrín, el cual 'les ordenó positivamente' que no siguieran
enseñando sobre la base del nombre de Jesús, ellos dijeron sin vacilación: "Tenemos que obedecer a Dios como
gobernante más bien que a los hombres". Este denodado testimonio redundó en una excelente testificación
para los gobernantes, y llevó a que Gamaliel, famoso maestro de la Ley, hiciera su muy conocida declaración
a favor de la libertad de adoración, que condujo a que los apóstoles fueran puestos en libertad (4:19, 20; 5:28,
29, 34, 35, 38, 39).
40 El glorioso propósito de Jehová respecto a su Reino, que corre como una hebra de oro por toda la Biblia,
se destaca muy prominentemente en el libro de Hechos. Al comienzo se muestra a Jesús durante los 40 días
que precedieron a su ascensión 'diciendo las cosas acerca del reino de Dios'. Fue en respuesta a la pregunta
de los discípulos sobre cuándo sería restaurado el Reino que Jesús les dijo que primero tenían que ser testigos
suyos hasta la parte más distante de la Tierra (1:3, 6, 8). Comenzando en Jerusalén, los discípulos predicaron
el Reino con firme denuedo. Las persecuciones llevaron a que se lapidara a Esteban y esparcieron a muchos
discípulos a nuevos territorios (7:59, 60). Se registra que Felipe declaró "las buenas nuevas del reino de Dios"
con mucho éxito en Samaria, y que Pablo y sus compañeros proclamaron "el reino" en Asia, Corinto, Éfeso y
Roma. Todos estos cristianos primitivos dieron verdaderos ejemplos de confianza inquebrantable en Jehová y
en su espíritu sustentador (8:5, 12; 14:5-7, 21, 22; 18:1, 4; 19:1, 8; 20:25; 28:30, 31). Al contemplar nosotros su celo
y valor indomables y observar cuán abundantemente bendijo Jehová sus esfuerzos, tenemos un maravilloso
incentivo para ser fieles y 'dar testimonio cabal respecto al reino de Dios' (28:23).
Núm. 1: Hechos 1:15–2:4
Núm. 2: ¿De qué bendiciones futuras se disfrutará gracias al rescate? (rs pág. 324 párr. 2–pág.
325 párr. 1)
*** rs pág. 324 párr. 2 - pág. 325 párr. 1 Rescate ***
¿De qué bendiciones futuras se disfrutará gracias al rescate?
Rev. 5:9, 10: "Cantan una canción nueva, diciendo: 'Digno eres [el Cordero, Jesucristo] de tomar el rollo y
de abrir sus sellos, porque fuiste degollado y con tu sangre compraste para Dios personas de toda tribu y lengua
y pueblo y nación, e hiciste que fuesen un reino y sacerdotes para nuestro Dios, y han de gobernar como
reyes sobre la tierra.'" (El rescate fue un factor vital en abrir el camino a la vida celestial para los que han de
gobernar con Cristo. Dentro de poco todos los gobernantes del nuevo gobierno que regirá la Tierra estarán en
sus tronos celestiales.)
Rev. 7:9, 10: "¡Miren! Una grande muchedumbre, que ningún hombre podía contar, de todas las naciones
y tribus y pueblos y lenguas, de pie delante del trono y delante del Cordero [Jesucristo, quien murió como
cordero de sacrificio], vestidos de largas ropas blancas; y había palmas en sus manos. Y siguen clamando con
voz fuerte, diciendo: 'La salvación se la debemos a nuestro Dios, que está sentado en el trono, y al Cordero.'"
(El que ejerzan fe en el sacrificio de Cristo es un factor clave en la supervivencia de esta gran muchedumbre
durante la gran tribulación.)
Rev. 22:1, 2: "Y me mostró un río de agua de vida, claro como el cristal, que fluía desde el trono de Dios y
del Cordero por en medio de su camino ancho. Y de este lado del río y de aquel lado había árboles de vida que,producen doce cosechas de fruto, dando sus frutos cada mes. Y las hojas de los árboles eran para la curación
de las naciones." (Por tanto, la aplicación del valor del sacrificio del Cordero de Dios, Jesucristo, es una parte
importante de la provisión que Dios hizo para curar de todos los efectos del pecado a la humanidad y permitirle
disfrutar de vida eterna.)
Rom. 8:21: "La creación misma [la humanidad] también será libertada de la esclavitud a la corrupción y
tendrá la gloriosa libertad de los hijos de Dios."
¿Qué se requiere que hagamos para que nos beneficiemos permanentemente del sacrificio perfecto de Jesús?
Juan 3:36: "El que ejerce fe en el Hijo tiene vida eterna; el que desobedece al Hijo no verá la vida, sino que la
ira de Dios permanece sobre él."
Heb. 5:9: "Después de haber sido hecho perfecto [Jesucristo] vino a ser responsable por la salvación eterna
para todos los que le obedecen."

Núm. 3: ¿Por qué se compara la forma de pensar mundana con un aire muy tóxico? (Efes. 2:1, 2)
*** w08 8/15 pág. 27 párr. 4 Puntos sobresalientes de las cartas a los Gálatas, a los Efesios, a
los Filipenses y a los Colosenses ***
2:2. ¿Por qué se compara al espíritu del mundo con el aire, y por qué se dice que tiene autoridad? "El espíritu
del mundo", es decir, el espíritu de independencia y desobediencia, es como el aire que respiramos, pues está
en todos lados (1 Cor. 2:12). Se dice que tiene autoridad o poder porque influye en la gente de forma implacable
y casi imperceptible.
*** lv cáp. 5 págs. 53-54 Qué implica no ser parte del mundo ***
RESISTIR "EL ESPÍRITU DEL MUNDO"
7 Otra manera en que nos mantenemos separados del mundo es resistiendo su maligno espíritu. Pablo escribió
que no hemos recibido "el espíritu del mundo, sino el espíritu que proviene de Dios" (1 Corintios 2:12). Y a
los cristianos de Éfeso les dijo que "en un tiempo anduvieron conforme al [...] mundo, conforme al gobernante
de la autoridad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de la desobediencia" (Efesios 2:2, 3).
8 ¿Qué es el "aire", o espíritu, del mundo? Es la fuerza invisible que influye para mal en las personas. ¿Cómo?
Incitándolas a desobedecer a Dios y promoviendo "el deseo de la carne y el deseo de los ojos" (1 Juan 2:16; 1
Timoteo 6:9, 10). ¿Por qué tiene este espíritu "autoridad", o poder, sobre la humanidad? Porque apela a sus
tendencias pecaminosas, es casi imperceptible, actúa incesantemente y, como el aire, está por todas partes. ¿Y
de qué manera "opera" en la gente? Favoreciendo el desarrollo gradual de cualidades anticristianas, como el
egoísmo, el orgullo, la ambición, la actitud de independencia moral y la rebeldía. En resumen, logra que, poco
a poco, las cualidades del Diablo crezcan en el corazón del hombre (Juan 8:44; Hechos 13:10; 1 Juan 3:8, 10).
*** w07 6/15 pág. 26 párr. 1 Jehová valora nuestra obediencia ***
EL MUNDO está impregnado del espíritu de independencia y desobediencia. El apóstol Pablo explicó la
razón en su carta a los cristianos de Éfeso: "En un tiempo [ustedes] anduvieron conforme al sistema de cosas
de este mundo, conforme al gobernante de la autoridad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de
la desobediencia" (Efesios 2:1, 2). En efecto, Satanás, el "gobernante de la autoridad del aire", ha infectado
al mundo entero con el espíritu de desobediencia. Lo hizo en el siglo primero, y lo sigue haciendo con más
intensidad aún desde que fue expulsado del cielo, para el tiempo de la primera guerra mundial (Revelación
[Apocalipsis] 12:9).
--
La hierba verde se ha secado,la flor se ha marchitado,pero en cuanto a la
palabra de nuestro Dios JEHOVÁ,Durara hasta tiempo indefinido.  ISAIAS 40;8
http://burgara-despertadatalaya.blogspot.com
http://groups.yahoo.com/group/gb_mp
burgara@gmail.com



Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.