sábado, 8 de junio de 2013

Referencias del texto diario (2 Crónicas 20:12) Oh Dios nuestro, ¿no ejecutarás juicio contra ellos? Porque no hay en nosotros poder delante de esta gran muchedumbre que viene contra nosotros; y nosotros mismos no sabemos qué debemos hacer, pero nuestros ojos están hacia ti”. (2 Crónicas 20:3-12) Ante eso, a Jehosafat le dio miedo, y dirigió su rostro a buscar a Jehová. De modo que proclamó un ayuno para todo Judá. 4 Al fin se juntaron los de Judá para inquirir de Jehová. Aun de todas las ciudades de Judá vinieron para consultar a Jehová. 5 Entonces Jehosafat se puso de pie en la congregación de Judá y de Jerusalén en la casa de Jehová, delante del patio nuevo, 6 y procedió a decir:“Oh Jehová el Dios de nuestros antepasados, ¿no eres tú Dios en los cielos, y no estás dominando sobre todos los reinos de las naciones, y no están en tu mano poder y potencia, sin que haya quien se mantenga firme contra ti? 7 ¿No expulsaste tú mismo, oh Dios nuestro, a los habitantes de esta tierra de del

Referencias del texto diario


(2 Crónicas 20:12)  Oh Dios nuestro, ¿no ejecutarás juicio contra ellos? Porque no hay en nosotros poder delante de esta gran muchedumbre que viene contra nosotros; y nosotros mismos no sabemos qué debemos hacer, pero nuestros ojos están hacia ti".
(2 Crónicas 20:3-12)  Ante eso, a Jehosafat le dio miedo, y dirigió su rostro a buscar a Jehová. De modo que proclamó un ayuno para todo Judá. 4 Al fin se juntaron los de Judá para inquirir de Jehová. Aun de todas las ciudades de Judá vinieron para consultar a Jehová. 5 Entonces Jehosafat se puso de pie en la congregación de Judá y de Jerusalén en la casa de Jehová, delante del patio nuevo, 6 y procedió a decir:"Oh Jehová el Dios de nuestros antepasados, ¿no eres tú Dios en los cielos, y no estás dominando sobre todos los reinos de las naciones, y no están en tu mano poder y potencia, sin que haya quien se mantenga firme contra ti? 7 ¿No expulsaste tú mismo, oh Dios nuestro, a los habitantes de esta tierra de delante de tu pueblo Israel y entonces la diste a la descendencia de Abrahán, tu amador, hasta tiempo indefinido? 8 Y ellos se pusieron a morar en ella, y procedieron a edificarte en ella un santuario para tu nombre, diciendo: 9 'Si viniera sobre nosotros calamidad, espada, juicio adverso, o peste o hambre, estemos de pie delante de esta casa y delante de ti (porque tu nombre está en esta casa), para que clamemos a ti por socorro en medio de nuestra angustia, y dígnate oír, y salva'. 10 Y ahora, aquí los hijos de Ammón, y Moab y la región montañosa de Seír, a quienes tú no permitiste que Israel invadiera cuando iba saliendo de la tierra de Egipto, sino que se apartó de ellos y no los aniquiló, 11 sí, aquí están ellos recompensándonos mediante venir para expulsarnos de tu posesión que tú nos hiciste poseer. 12 Oh Dios nuestro, ¿no ejecutarás juicio contra ellos? Porque no hay en nosotros poder delante de esta gran muchedumbre que viene contra nosotros; y nosotros mismos no sabemos qué debemos hacer, pero nuestros ojos están hacia ti".
(2 Crónicas 20:17)  No tendrán que pelear en esta ocasión. Tomen su posición, esténse quietos y vean la salvación de Jehová a favor de ustedes. Oh Judá y Jerusalén, no tengan miedo ni se aterroricen. Mañana salgan contra ellos, y Jehová estará con ustedes'".

w11 15/11 1:10, 11 "No te apoyes en tu propio entendimiento" 

10 ¿Cómo toma usted las decisiones importantes? ¿Decide primero, quizás, y luego ora a Jehová para que bendiga su decisión? Veamos lo que hizo Jehosafat, rey de Judá, cuando un ejército combinado de moabitas y amonitas le declararon la guerra. Judá no estaba en condiciones de luchar contra ellos. ¿Qué hizo entonces el monarca?

11 "A Jehosafat le dio miedo, y dirigió su rostro a buscar a Jehová", dice la Biblia. Decretó un ayuno para todo Judá y reunió al pueblo "para inquirir de Jehová". Entonces Jehosafat se puso de pie ante la congregación de Judá y de Jerusalén y oró: "Oh Dios nuestro, ¿no ejecutarás juicio contra ellos? Porque no hay en nosotros poder delante de esta gran muchedumbre que viene contra nosotros; y nosotros mismos no sabemos qué debemos hacer, pero nuestros ojos están hacia ti". El Dios verdadero oyó la súplica del rey y libró milagrosamente al pueblo (2 Cró. 20:3-12, 17). A la hora de tomar decisiones, sobre todo aquellas que pudieran repercutir en nuestra espiritualidad, ¿no deberíamos confiar en Jehová más bien que en nuestra inteligencia?


--
La hierba verde se ha secado,la flor se ha marchitado,pero en cuanto a la
palabra de nuestro Dios JEHOVÁ,Durara hasta tiempo indefinido.  ISAIAS 40;8
http://burgara-despertadatalaya.blogspot.com
http://groups.yahoo.com/group/gb_mp
burgara@gmail.com



Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.