lunes, 17 de junio de 2013

Referencias del texto diario


Referencias del texto diario


(Salmo 3:4)  Con mi voz clamaré a Jehová mismo,y él me responderá desde su santa montaña. Sélah.
(2 Samuel 15:23-25)  Y toda la gente de la tierra estaba llorando en alta voz, y toda la gente iba cruzando, y el rey estaba parado junto al valle torrencial de Cedrón, y toda la gente iba cruzando al camino abierto hacia el desierto. 24 Y aquí también estaba Sadoc, y con él todos los levitas que llevaban el arca del pacto del Dios [verdadero]; y procedieron a asentar el arca del Dios [verdadero] junto a Abiatar hasta que toda la gente terminó de cruzar desde la ciudad. 25 Pero el rey dijo a Sadoc: "Vuelve a llevar el arca del Dios [verdadero] a la ciudad. Si hallo favor a los ojos de Jehová, entonces él ciertamente me traerá de vuelta y me dejará verla y ver su lugar de habitación.
(Salmo 3:5)  En cuanto a mí, yo ciertamente me acostaré para dormir;de seguro despertaré, porque Jehová mismo sigue sosteniéndome.
(2 Samuel 22:21, 22)  Jehová me recompensa conforme a mi justicia;conforme a la limpieza de mis manos me lo paga. 22 Porque he guardado los caminos de Jehová,y no me he apartado inicuamente de mi Dios.

w11 15/5 5:6, 7 La confianza plena en Jehová nos hace sentir seguros 

6 Con la seguridad que le infunde su confianza plena en Jehová, David prosigue así el salmo: "Con mi voz clamaré a Jehová mismo, y él me responderá desde su santa montaña" (Sal. 3:4). El arca del pacto —la cual simboliza la presencia de Dios— se encuentra en el monte Sión, tal y como dispuso el propio David (léase 2 Samuel 15:23-25). Por este motivo, es muy apropiado que él señale que Jehová contestará sus oraciones desde su santa montaña.

7 David sabe que sus oraciones no serán en vano, y por eso no tiene miedo, tal como indica en su cántico: "En cuanto a mí, yo ciertamente me acostaré para dormir; de seguro despertaré, porque Jehová mismo sigue sosteniéndome" (Sal. 3:5). No teme acostarse ni siquiera de noche, cuando más riesgo hay de que lo ataquen por sorpresa. Está seguro de que verá la luz de un nuevo día, pues ha experimentado tantas veces el apoyo constante de su Padre celestial que confía plenamente en él. Nosotros podemos tener esa misma certeza siempre y cuando sigamos "los caminos de Jehová" y nunca nos apartemos de su lado (léase 2 Samuel 22:21, 22).

--
La hierba verde se ha secado,la flor se ha marchitado,pero en cuanto a la
palabra de nuestro Dios JEHOVÁ,Durara hasta tiempo indefinido.  ISAIAS 40;8
http://burgara-despertadatalaya.blogspot.com
http://groups.yahoo.com/group/gb_mp
burgara@gmail.com



Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.