domingo, 14 de julio de 2013

ministerio del reino julio 2013

Reunión de Servicio

Cántico 92

Anuncios
Publicaciones que se ofrecerán en julio y agosto: utilice uno de los siguientes folletos de 32 páginas: Buenas noticias de parte de DiosEscuche a DiosEscuche a Dios y vivirá para siempreLa Biblia y su mensaje o ¿Qué propósito tiene la vida?
Septiembre y octubre: La Atalaya y ¡Despertad!
Rasgos sobresalientes del servicio
Nos alegra informar que en el mes de enero de 2013 se alcanzaron los siguientes máximos históricos de publicadores: 28.511 en Costa Rica; 38.834 en El Salvador; 35.332 en Guatemala, y 24.777 en Nicaragua. Es evidente que en todos los territorios que supervisa la sucursal de México los publicadores ‘están trabajando duro y esforzándose, cifrando su confianza en un Dios vivo, que es Salvador de hombres de toda clase’ (1 Tim. 4:10).

10 min. Lleguemos al corazón de nuestros estudiantes (Luc. 24:32). Análisis con el auditorio basado en estas preguntas: 1) Al dirigir un estudio de la Biblia, ¿por qué debemos enfatizar a) el amor y la sabiduría de Jehová? b) las ventajas de poner en práctica los principios bíblicos? c) la importancia de pedirle ayuda a Dios y buscar su dirección antes de tomar una decisión? 2) Explique por qué podrían las siguientes preguntas ayudarnos a determinar si el mensaje está llegando al corazón de nuestros estudiantes: a) ¿Le parece razonable esto? b) ¿Cree que demuestra el amor de Dios? c) ¿Qué ventajas le ve a seguir este consejo?

20 min. “¿Te estás esforzando por recibir responsabilidades en la congregación?” Preguntas y respuestas. Entreviste brevemente a un anciano o siervo ministerial que desde muy joven se haya esforzado por recibir responsabilidades en la congregación. ¿Qué tareas le encargaron antes de ser nombrado siervo ministerial, y qué preparación recibió? ¿Cómo lo ayudaron los hermanos de la congregación a progresar en sentido espiritual? ¿Cuáles han sido las recompensas de su esfuerzo?
¿Te estás esforzando por recibir responsabilidades en la congregación?
1. ¿Desde cuándo puede un varón seguir la exhortación de 1 Timoteo 3:1?
1 En 1 Timoteo 3:1 dice: “Si algún hombre está procurando alcanzar un puesto de superintendente, desea una obra excelente”. Estas palabras inspiradas animan a los varones a esforzarse por recibir responsabilidades en la congregación. ¿Debes esperar a ser adulto para eso? Claro que no. Mientras más pronto empieces, mejor. Desde ahora puedes recibir capacitación y cultivar las aptitudes que se requieren para ser siervo ministerial (1 Tim. 3:10). ¿Te has bautizado ya? Veamos qué puedes hacer para servir a la congregación.
2. ¿Cómo puedes cultivar el deseo de ayudar, y qué cosas podrías hacer por los demás?
Cultiva el deseo de ayudar. Tu objetivo no debe ser alcanzar un título o rango en la congregación, sino realizar una “obra excelente”, una labor que beneficie a los demás. Y para ello es necesario que tengas el deseo de ayudar a los hermanos. Algo que te servirá es reflexionar en el ejemplo de Jesús (Mat. 20:28; Juan 4:6, 7; 13:4, 5). Si te cuesta mostrar interés por los demás, pídele ayuda a Jehová (1 Cor. 10:24). ¿Hay algo que puedas hacer por los hermanos enfermos o de edad avanzada? También podrías colaborar en algunas tareas de mantenimiento del Salón del Reino, como limpiar o arreglar el jardín. ¿Y qué tal si te ofreces para hacer sustituciones en la Escuela del Ministerio Teocrático? Ya verás que servir a los demás te hará muy feliz (Hech. 20:35).]
Con tantas personas nuevas uniéndose al pueblo de Jehová, se requieren varones espirituales y capaces que asuman responsabilidades en la congregación
3. ¿Qué es lo más importante para servir a la congregación, y cómo se consigue eso?
Fortalece tu espiritualidad. Más que tener talento o habilidades, quien quiera servir a la congregación tiene que ser una persona espiritual. Un hombre espiritual trata de pensar como Jehová y Jesús (1 Cor. 2:15, 16). Su personalidad refleja “el fruto del espíritu” (Gál. 5:22, 23). Pone el Reino en primer lugar y participa con empeño en la predicación (Mat. 6:33). Para ser espiritual, tienes que seguir un programa regular de estudio personal: leer la Biblia a diario, leer todos los números de La Atalaya y ¡Despertad! y prepararte para las reuniones, a las cuales no debes faltar (Sal. 1:1, 2; Heb.10:24, 25). Cuando Pablo animó a su joven amigo Timoteo a progresar espiritualmente, le dijo: “Presta constante atención [...] a tu enseñanza” (1 Tim. 4:15, 16). Así que prepárate bien para tus asignaciones en la Escuela del Ministerio Teocrático y para la predicación. Haz que la obra de predicar sea parte de tu rutina. Ponte metas espirituales —como ser precursor, servir en Betel o asistir a la Escuela Bíblica para Varones Solteros— y esfuérzate por alcanzarlas. Fortalecer tu espiritualidad te protegerá de “los deseos que acompañan a la juventud” (2 Tim. 2:22).
4. ¿Por qué es esencial ser fiel y confiable?
4 Sé fiel y confiable. En el primer siglo hubo una hambruna que afectó a la congregación. Y para distribuir alimentos, los apóstoles eligieron “varones acreditados”, es decir, conocidos por ser fieles y confiables. Como sabían que aquellos varones harían bien su trabajo, pudieron concentrarse en asuntos más importantes (Hech. 6:1-4). ¿Qué te enseña esto? Que cuando recibas una asignación, debes cumplirla lo mejor que puedas. Imita el ejemplo de Noé, quien siguió al pie de la letra las instrucciones para construir el arca (Gén. 6:22). La fidelidad es de mucho valor para Jehová y es señal de madurez espiritual (1 Cor. 4:2; lee el recuadro “El valor de la capacitación”).
5. ¿Por qué deberían los varones jóvenes esforzarse por asumir responsabilidades en la congregación?
5 Tal como se profetizó, Jehová está acelerando la cosecha espiritual (Is. 60:22). En promedio, 250.000 personas se bautizan cada año. Con tantas personas nuevas uniéndose al pueblo de Jehová, se requieren varones espirituales y capaces que asuman responsabilidades en la congregación. Ahora hay más trabajo que nunca en el servicio a Jehová (1 Cor. 15:58). Por eso, los jóvenes que se esfuerzan por recibir responsabilidades en la congregación desean una obra excelente.
El valor de la capacitaciónA los jóvenes ejemplares les hace bien que los ancianos les encarguen tareas y les enseñen a cumplirlas. Por ejemplo, un superintendente de circuito cuenta que tras una reunión se sentó en la plataforma con un publicador para conversar con él y animarlo. Entonces, vio a un muchachito de pie cerca de ellos, y le preguntó si lo estaba esperando para hablar con él. El jovencito le dijo que él era el encargado de pasar la aspiradora por la plataforma al terminar las reuniones. Sus padres ya estaban listos para marcharse, pero él no quería irse sin haber cumplido con su deber. Con gusto, el superintendente se movió de allí. Más tarde comentó: “Los ancianos en esa congregación estaban siempre pendientes de preparar a los muchachos espirituales encargándoles tareas en la congregación. Por eso, cada vez que yo visitaba a esa congregación, recomendaban a algún joven para que fuera siervo ministerial”.


Cántico 85 y oración

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.