martes, 2 de julio de 2013

Referencias del texto diario

Referencias del texto diario


(Santiago 1:14)  Más bien, cada uno es probado al ser provocado y cautivado por su propio deseo.
(Hebreos 12:2)  mirando atentamente al Agente Principal y Perfeccionador de nuestra fe, Jesús. Por el gozo que fue puesto delante de él aguantó un madero de tormento, despreciando la vergüenza, y se ha sentado a la diestra del trono de Dios.
(Santiago 1:15)  Entonces el deseo, cuando se ha hecho fecundo, da a luz el pecado; a su vez, el pecado, cuando se ha realizado, produce la muerte.
(Mateo 5:29, 30)  Ahora bien, si ese ojo derecho tuyo te está haciendo tropezar, arráncalo y échalo de ti. Porque más provechoso te es que uno de tus miembros se pierda y no que todo tu cuerpo sea arrojado en el Gehena. 30 También, si tu mano derecha te está haciendo tropezar, córtala y échala de ti. Porque más provechoso te es que uno de tus miembros se pierda y no que todo tu cuerpo vaya a parar al Gehena.

w11 15/5 3:13-15 ¿Quién es la persona más importante de nuestra vida? 

13 ¿Qué lecciones hemos extraído de los párrafos anteriores? El caso de Eva nos enseña que si nos entregáramos a deseos orgullosos y egoístas, indicaríamos que Jehová no es la persona más importante de nuestra vida. En el polo opuesto, la integridad de Job nos muestra que, aunque seamos imperfectos, podemos soportar las adversidades, incluso si no entendemos totalmente su causa. Al actuar así, damos prueba de que para nosotros Jehová siempre viene primero (Sant. 5:11). Por último, el ejemplo de Jesús nos ofrece una lección clave: hay que estar dispuestos a servir a Dios pase lo que pase, sin importar que suframos vergüenza o que se perjudique nuestra reputación (Heb. 12:2). Ahora bien, ¿cómo podemos aplicar estas lecciones?

14 Nunca permitamos que las tentaciones nos hagan olvidar a Jehová. Dejándose llevar por el Diablo, Eva centró su atención en el tentador objeto que tenía delante de sus ojos: "Vio que el [fruto del] árbol era bueno para alimento, y que a los ojos era algo que anhelar, sí, el árbol era deseable para contemplarlo" (Gén. 3:6). ¡Qué diferente fue la reacción de Jesús ante las tres tentaciones que le presentó Satanás! En cada caso, vio más allá de la prueba y meditó en las consecuencias de sus actos. Además, se apoyó en las Escrituras y usó el nombre de Dios.

15 Al vernos tentados a hacer algo que le desagrada a Jehová, ¿en qué centramos la atención? Cuanto más pensemos en los atractivos de la tentación, más fuerte será el deseo de caer en ella (Sant. 1:14, 15). Por eso, tenemos que tomar medidas de inmediato para arrancarnos del corazón ese deseo, incluso si dichas medidas nos parecen tan drásticas como la amputación de una parte del cuerpo (Mat. 5:29, 30). Al igual que Jesús, debemos reflexionar en las consecuencias de nuestros actos y, particularmente, en cómo afectarán la relación con nuestro Padre celestial. Debemos recordar lo que la Biblia enseña al respecto. Solo así demostraremos que Jehová es la persona más importante para nosotros.


--
La hierba verde se ha secado,la flor se ha marchitado,pero en cuanto a la
palabra de nuestro Dios JEHOVÁ,Durara hasta tiempo indefinido.  ISAIAS 40;8
http://burgara-despertadatalaya.blogspot.com
http://groups.yahoo.com/group/gb_mp
burgara@gmail.com



Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.