martes, 9 de julio de 2013

Referencias del texto diario

Referencias del texto diario


(Hechos 12:5)  Por consiguiente, Pedro estaba guardado en la prisión; pero con intensidad la congregación se ocupaba en orar a Dios por él.
(Hechos 12:10)  Pasando por la primera guardia de centinelas, y por la segunda, llegaron a la puerta de hierro que conduce a la ciudad, y esta se les abrió por sí misma. Y después de salir, siguieron adelante por una calle, y en seguida el ángel se apartó de él.
(2 Crónicas 16:9)  Pues, en cuanto a Jehová, sus ojos están discurriendo por toda la tierra para mostrar su fuerza a favor de aquellos cuyo corazón es completo para con él. Has actuado tontamente respecto a esto, pues desde ahora en adelante existirán guerras contra ti".
(2 Corintios 4:7)  Sin embargo, tenemos este tesoro en vasos de barro, para que el poder que es más allá de lo normal sea de Dios y no el que procede de nosotros.
(2 Pedro 2:9)  Jehová sabe librar de la prueba a personas de devoción piadosa, pero reservar a personas injustas para el día del juicio para que sean cortadas [de la existencia],
(Juan 5:28, 29)  No se maravillen de esto, porque viene la hora en que todos los que están en las tumbas conmemorativas oirán su voz 29 y saldrán, los que hicieron cosas buenas a una resurrección de vida, los que practicaron cosas viles a una resurrección de juicio.

w12 15/1 2:13, Imitemos la actitud vigilante de los apóstoles de Jesús 

13 El versículo 5 muestra que los fieles sabían perfectamente qué hacer: "Pedro estaba guardado en la prisión; pero con intensidad la congregación se ocupaba en orar a Dios por él". Como vemos, elevaron fervorosos ruegos a favor de su amado hermano. La muerte de Santiago no los había hundido en la desesperación ni los había llevado a pensar que las oraciones no servían para nada. Por el contrario, sabían que Jehová siempre valora muchísimo los ruegos de sus siervos y que los contesta cuando están en armonía con su voluntad (Heb. 13:18, 19; Sant. 5:16).


 15, 16 Imitemos la actitud vigilante de los apóstoles de Jesús 

15 ¿Cómo le fue a Pedro? Durante su última noche en prisión, se quedó dormido entre los dos guardias que lo vigilaban y luego vivió sucesos asombrosos(léase Hechos 12:7-11). De repente, una luz brillante iluminó su celda. Luego se le apareció un ángel, al que obviamente no vieron los guardias, y lo despertó con insistencia. Entonces, ¡las cadenas que tenía en las muñecas sencillamente se le cayeron! El ángel sacó de la prisión al apóstol pasando delante de las narices de los guardias de la entrada y atravesando la gran puerta de hierro, que se abrió "por sí misma". Y, una vez en la calle, el mensajero divino se esfumó. ¡Pedro estaba libre!

16 Ciertamente, nuestra fe se fortalece al recordar que Jehová, con su gran poder, puede liberar a sus siervos. Claro, hoy no esperamos que él nos libere de forma milagrosa. Pero sí tenemos confianza absoluta en que seguirá usando su poder a favor de su pueblo (2 Cró. 16:9). Él nos brinda su poderosa fuerza activa para que soportemos cualquier dificultad (2 Cor. 4:7; 2 Ped. 2:9). Y muy pronto, valiéndose de su amado Hijo, soltará a millones y millones de personas de la prisión más segura del mundo: la muerte (Juan 5:28, 29). Sin duda, la fe en las promesas de Jehová nos infunde mucho ánimo para afrontar los problemas.


--
La hierba verde se ha secado,la flor se ha marchitado,pero en cuanto a la
palabra de nuestro Dios JEHOVÁ,Durara hasta tiempo indefinido.  ISAIAS 40;8
http://burgara-despertadatalaya.blogspot.com
http://groups.yahoo.com/group/gb_mp
burgara@gmail.com



Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.