domingo, 4 de agosto de 2013

5 de Ag. Lectura de la Biblia: Romanos 1-4

5 de Ag. Lectura de la Biblia: Romanos 1-4
Núm. 1: Romanos 3:21–4:8
Núm. 2: ¿Por qué los cristianos verdaderos se consideran "forasteros y residentes temporales"
en este mundo? (1 Ped. 2:11; 1 Juan 2:15-17)
Núm. 3: ¿Qué protección se dará a los cristianos verdaderos durante la gran tribulación? (rs pág.
50 párrs. 1-5)
Lectura de la Biblia: Romanos 1-4ç
*** w08 6/15 págs. 29-30 Puntos sobresalientes del libro de Romanos ***
LA PALABRA DE JEHOVÁ ES VIVA
ALREDEDOR del año 56 de nuestra era, el apóstol Pablo llega a la ciudad de Corinto durante su tercer viaje
misionero. Desde allí, sabiendo que entre los cristianos judíos y gentiles de Roma han surgido ciertas diferencias,
Pablo decide escribirles una carta para ayudarlos a resolverlas y a que vuelvan a estar en completa
unidad entre ellos y con Cristo.
En su carta a los Romanos, Pablo explica de qué manera son declarados justos los seres humanos y cómo
deberían vivir la vida. La carta amplía nuestro conocimiento de Dios y su Palabra, pone de relieve la bondad
inmerecida de Dios y ensalza la función que desempeña Cristo en nuestra salvación (Heb. 4:12).
¿DE QUÉ MANERA SON DECLARADOS JUSTOS LOS SERES HUMANOS?
(ROM. 1:1–11:36)
"Todos han pecado y no alcanzan a la gloria de Dios", escribe Pablo, y añade: "Es como dádiva gratuita que
por [la] bondad inmerecida [de Dios] se les está declarando justos mediante la liberación por el rescate pagado
por Cristo Jesús". Y después, el apóstol especifica que "el hombre es declarado justo por fe aparte de obras
de ley" (Rom. 3:23, 24, 28). Mediante la fe en "un solo acto de justificación", los cristianos ungidos y los de
la "gran muchedumbre" de "otras ovejas" pueden ser 'declarados justos': los primeros para vivir en el cielo
como coherederos con Cristo y los últimos como amigos de Dios, a la espera de sobrevivir a "la gran tribulación"
(Rom. 5:18; Rev. 7:9, 14; Juan 10:16; Sant. 2:21-24; Mat. 25:46).
"¿Cometeremos un pecado porque no estamos bajo ley, sino bajo bondad inmerecida? ¡Jamás suceda eso!",
dice Pablo. Luego pasa a explicar: "Son esclavos [...], ya sea del pecado con la muerte en mira o de la obediencia
con la justicia en mira" (Rom. 6:15, 16). Después declara: "Si por el espíritu hacen morir las prácticas del
cuerpo, vivirán" (Rom. 8:13).
Respuestas a preguntas bíblicas:
1:24-32. ¿A quiénes se atribuyen esos actos depravados, a los judíos o a los gentiles? La descripción se podría aplicar
tanto a unos como a otros, pero Pablo se refería concretamente a los israelitas apóstatas. Estos conocían
"el justo decreto de Dios" y, sin embargo, "no aprobaron el tener a Dios en conocimiento exacto". Por eso su
conducta era tan reprensible.
3:24, 25. ¿Cómo era posible que "el rescate pagado por Cristo Jesús" se aplicara a "los pecados que habían ocurrido en el
pasado", antes de la muerte de Cristo? La primera profecía mesiánica, registrada en Génesis 3:15, se cumplió en el
año 33 de nuestra era, cuando se dio muerte a Jesucristo en un madero de tormento (Gál. 3:13, 16). No obstante,
en el momento en que Jehová pronunció aquella profecía, para él era como si ya se hubiera pagado el precio
del rescate, pues nada puede impedir que lleve a cabo lo que se propone. Por lo tanto, basándose en el futuro
sacrificio de Jesucristo, Jehová pudo perdonar los pecados de los descendientes de Adán que tenían fe en dicha
promesa. El rescate también hace posible la resurrección de personas de tiempos precristianos (Hech. 24:15).
Lecciones para nosotros:
1:14, 15. Tenemos muchas razones para declarar las buenas nuevas con vivo interés. Una de ellas es que
estamos en deuda con todos aquellos que fueron comprados con la sangre de Jesús y tenemos la obligación de
ayudarlos espiritualmente.
1:18-20. Las personas caracterizadas por la impiedad y la injusticia son "inexcusables", pues en la creación
se evidencian las cualidades invisibles de Dios.
2:28; 3:1, 2; 7:6, 7. Tras algunas declaraciones que a los judíos les pudieran parecer despectivas, Pablo añade comentarios
que las suavizan. Un buen ejemplo para que cuando tratemos asuntos delicados lo hagamos con tacto y pericia.
3:4. Cuando existe una discrepancia entre la palabra del hombre y la Palabra de Dios, probamos que Dios
es veraz si confiamos en el mensaje de la Biblia y obramos en conformidad con la voluntad divina. Además,con nuestra fervorosa participación en la obra de predicar el Reino y hacer discípulos también ayudamos al
prójimo a darse cuenta de que Dios es veraz.
4:9-12. Mucho antes de que Abrahán fuera circuncidado a los 99 años de edad, su fe le fue contada por justicia,
es decir, Dios ya había tomado en cuenta su fe para contarlo entre los justos (Gén. 12:4; 15:6; 16:3; 17:1, 9,
10). De esta manera Dios mostró que es gracias a la fe que podemos tener una posición justa ante él.
4:18. La esperanza es un elemento esencial de la fe. En realidad, es el fundamento de nuestra fe (Heb. 11:1).
*** si págs. 206-209 párrs. 5-25 Libro bíblico número 45: Romanos ***
5 La autenticidad de la carta tiene base firme. Como lo dice su introducción, la carta es de "Pablo, esclavo
de Jesucristo y llamado a ser apóstol, [...] a todos los que están en Roma como amados de Dios, llamados a
ser santos". (Rom. 1:1, 7.) El testimonio exterior a favor de su autenticidad está entre los más antiguos que se
hallan para las Escrituras Griegas Cristianas. Pedro usa tantas expresiones similares en su primera carta, que
probablemente escribió de seis a ocho años después, que muchos eruditos creen que tenía que haber visto ya
una copia de Romanos. Está claro que se consideraba a Romanos parte de los escritos de Pablo, y así citaron
de ella Clemente de Roma, Policarpo de Esmirna e Ignacio de Antioquía, quienes vivieron a fines del siglo I y
a principios del siglo II E.C.
6 Junto con otras ocho cartas de Pablo, el libro de Romanos se encuentra en un códice llamado Papiro Chester
Beatty núm. 2 (P46). Sobre este códice primitivo, sir Frederic Kenyon escribió: "Aquí, pues, tenemos un
manuscrito casi completo de las epístolas paulinas, aparentemente escrito para principios del tercer siglo".
Los papiros bíblicos griegos Chester Beatty son más antiguos que los muy conocidos manuscritos Sinaítico y
Vaticano núm. 1209, ambos del siglo IV E.C. Estos también contienen el libro de Romanos.
POR QUÉ ES PROVECHOSO
20 El libro de Romanos presenta una base lógica para creer en Dios cuando declara que "las cualidades
invisibles de él se ven claramente desde la creación del mundo en adelante, porque se perciben por las cosas
hechas, hasta su poder sempiterno y Divinidad". Pero más que esto, pasa a ensalzar su justicia y dar a conocer
su gran misericordia y bondad inmerecida. Esto se nos hace ver mediante la excelente ilustración del olivo,
en el cual se injertan ramas silvestres cuando se desgajan ramas naturales. Al contemplar la severidad y la
bondad de Dios, Pablo exclama: "¡Oh la profundidad de las riquezas y de la sabiduría y del conocimiento de
Dios! ¡Cuán inescrutables son sus juicios e ininvestigables sus caminos!" (1:20; 11:33).
21 Es con relación a esto que el libro de Romanos explica cómo sigue desenvolviéndose el secreto sagrado de
Dios. En la congregación cristiana ya no hay distinción entre judío y gentil, sino que personas de toda nación
pueden participar de la bondad inmerecida de Jehová mediante Jesucristo. "Con Dios no hay parcialidad."
"Es judío el que lo es por dentro, y su circuncisión es la del corazón por espíritu, y no por un código escrito."
"No hay distinción entre judío y griego, puesto que hay el mismo Señor sobre todos, que es rico para con todos
los que lo invocan." En el caso de todos estos es la fe, y no las obras, lo que se les cuenta como justicia (2:11,
29; 10:12; 3:28).
22 El consejo práctico de esta carta a los cristianos de Roma también es provechoso para los cristianos de hoy
día, que se enfrentan con problemas similares en un mundo alejado de Dios. Se exhorta a los cristianos a 'ser
pacíficos con todos los hombres', incluso los de fuera de la congregación. Toda alma debe estar "en sujeción a
las autoridades superiores", pues estas constituyen un arreglo de Dios y no son objeto de temor para los que
obedecen la ley, sino para los que realizan obras malas. Los cristianos deben sujetarse en obediencia a las leyes
no solamente por temor al castigo, sino debido a la conciencia cristiana; por eso pagan sus impuestos, dan lo
que les es debido, cumplen con sus obligaciones, no deben a nadie cosa alguna "salvo el amarse unos a otros".
El amor cumple la Ley (12:17-21; 13:1-10).
23 Pablo recalca el asunto de testificar en público. Aunque con el corazón uno ejerce fe para justicia, es con
la boca como uno hace declaración pública para salvación. "Todo el que invoque el nombre de Jehová será
salvo." Pero para que esto suceda es necesario que los predicadores vayan y 'declaren buenas nuevas de cosas
buenas'. ¡Felices somos si estamos entre los predicadores cuyo sonido ha salido "hasta las extremidades de la
tierra habitada" (10:13, 15, 18)! Y en preparación para esta obra de predicar, tratemos de familiarizarnos con las
Escrituras inspiradas hasta el grado que lo estuvo Pablo, pues en tan solo este pasaje (10:11-21) hace cita tras
cita de las Escrituras Hebreas. (Isa. 28:16; Joel 2:32; Isa. 52:7; 53:1; Sal. 19:4; Deu. 32:21; Isa. 65:1, 2.) Bien podía
decir él: "Todas las cosas que fueron escritas en tiempo pasado fueron escritas para nuestra instrucción, para
que mediante nuestro aguante y mediante el consuelo de las Escrituras tengamos esperanza". (Rom. 15:4.)
24 Se da consejo maravillosamente práctico sobre las relaciones dentro de la congregación cristiana. Prescindiendo
del antecedente nacional, racial o social de cada uno, todos tienen que rehacer la mente para rendir
a Dios servicio sagrado según Su 'buena y acepta y perfecta voluntad' (11:17-22; 12:1, 2). ¡Qué práctico razonamiento
viene de todo el consejo de Pablo en Romanos 12:3-16! Ahí ciertamente hay consejo excelente para,edificar celo, humildad y tierno afecto entre todos los que componen la congregación cristiana. En los capítulos
finales Pablo da fuerte advertencia en cuanto a vigilar y evitar a los que causan divisiones, pero también habla
del gozo y el refrigerio mutuos que proceden de las asociaciones limpias en la congregación (16:17-19; 15:7, 32).
25 Como cristianos, tenemos que seguir prestando atención a las relaciones entre unos y otros. "Porque el
reino de Dios no significa comer y beber, sino que significa justicia y paz y gozo con espíritu santo" (14:17).
De esta justicia, paz y gozo disfrutan especialmente los "coherederos con Cristo", que serán "glorificados
juntamente" con él en el Reino celestial. Observe, también, que Romanos señala a un paso adicional en el
cumplimiento de la promesa del Reino dada en Edén al decir: "El Dios que da paz aplastará a Satanás bajo los
pies de ustedes en breve". (Rom. 8:17; 16:20; Gén. 3:15.) Porque creemos en estas grandes verdades, sigamos
llenándonos de todo gozo y paz, y abundemos en la esperanza. Resolvámonos a salir victoriosos con la Descendencia
relacionada con el Reino, pues estamos convencidos de que nada en el cielo arriba ni en la Tierra
abajo "ni ninguna otra creación podrá separarnos del amor de Dios que está en Cristo Jesús nuestro Señor".
(Rom. 8:39; 15:13.)
Núm. 1: Romanos 3:21–4:8
Núm. 2: ¿Por qué los cristianos verdaderos se consideran "forasteros y residentes temporales"
en este mundo? (1 Ped. 2:11; 1 Juan 2:15-17)
*** it-2 pág. 828 Residente Forastero ***
A los cristianos se les llama "forasteros" y "residentes temporales" en el sentido de que no son parte de este
mundo. (Jn 15:19; 1Pe 1:1.) Son forasteros por cuanto no se conforman a las prácticas de este mundo hostil con
Dios. (1Pe 2:11.)
*** w02 11/1 pág. 12 párrs. 12-13 "Mantengan excelente su conducta entre las naciones" ***
NUESTRA RELACIÓN CON EL MUNDO QUE NOS RODEA
12 Antes que nada, Pedro dijo: "Amados, los exhorto como a forasteros y residentes temporales a que sigan
absteniéndose de los deseos carnales, los cuales son los mismísimos que llevan a cabo un conflicto en contra
del alma" (1 Pedro 2:11). En sentido espiritual, los cristianos son "forasteros y residentes temporales", pues el
verdadero centro de su vida es la esperanza de la vida eterna: para los ungidos, en los cielos, y para las "otras
ovejas", en una futura Tierra paradisíaca (Juan 10:16; Filipenses 3:20, 21; Hebreos 11:13; Revelación [Apocalipsis]
7:9, 14-17). Pero ¿cuáles son los deseos carnales? Entre ellos figuran el afán de riqueza o prominencia, los
deseos sexuales inmorales, la "envidia" y la "codicia" (Colosenses 3:5; 1 Timoteo 6:4, 9; 1 Juan 2:15, 16).
13 Estos deseos realmente "llevan a cabo un conflicto en contra de [nuestra] alma". Socavan nuestra relación
con Dios y, por consiguiente, ponen en peligro nuestra esperanza cristiana (nuestra "alma", o vida). Por ejemplo,
si nos interesamos en cosas inmorales, ¿cómo vamos a presentarnos "como sacrificio vivo, santo, acepto
a Dios"? Si caemos en la trampa del materialismo, ¿cómo 'buscaremos primero el reino'? (Romanos 12:1, 2;
Mateo 6:33; 1 Timoteo 6:17-19.) Lo mejor es seguir el ejemplo de Moisés, rechazar los señuelos del mundo y
poner el servicio de Jehová en primer lugar en la vida (Mateo 6:19, 20; Hebreos 11:24-26). Este es un factor
clave para que nuestra relación con el mundo sea equilibrada.
*** w10 1/15 pág. 14-15 Demostremos que somos cristianos de verdad ***
"NO ESTÉN AMANDO [...] AL MUNDO"
15 La Biblia advierte: "No estén amando ni al mundo ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama
al mundo, el amor del Padre no está en él" (1 Juan 2:15). Ciertamente, el mundo y su espíritu egoísta están
en contra de Jehová y del espíritu santo. Los cristianos verdaderos no solo evitan ser parte de él, sino que lo
rechazan con todas sus fuerzas, pues saben que, como dijo el discípulo Santiago, "la amistad con el mundo es
enemistad con Dios" (Sant. 4:4).
16 En la sociedad actual, con todas sus tentaciones, es un verdadero desafío seguir el consejo de Santiago (2
Tim. 4:10). Por eso, Jesús oró así a favor de sus discípulos: "Te solicito, no que los saques del mundo, sino que
los vigiles a causa del inicuo. Ellos no son parte del mundo, así como yo no soy parte del mundo" (Juan 17:15,
16). Preguntémonos: "¿Lucho yo por mantenerme separado del mundo? ¿Saben mis conocidos lo que pienso
de las fiestas y costumbres que tienen origen pagano o que manifiestan el espíritu del mundo?" (2 Cor. 6:17;
1 Ped. 4:3, 4).
17 Es cierto que nuestra postura es impopular; no obstante, despierta la curiosidad de las personas sinceras.
Muchas de ellas observan que nuestra fe se basa en las Escrituras y que influye en todo lo que hacemos, de,modo que se sienten atraídas a la verdad que enseñan los cristianos ungidos. Por así decirlo, les dirigen estas
palabras: "Iremos con ustedes, porque hemos oído que Dios está con ustedes" (Zac. 8:23).
Núm. 3: ¿Qué protección se dará a los cristianos verdaderos durante la gran tribulación? (rs pág.
50 párrs. 1-5)
*** rs pág. 50 párrs. 1-5 Arrebatamiento (Rapto) ***
¿Qué protección se dará a los cristianos verdaderos durante la gran tribulación?
Rom. 10:13, VV (1977): "Todo aquel que invocare el nombre del Señor ["Jehová", NM], será salvo."
Sof. 2:3, VV (1977): "Buscad a Jehová todos los humildes de la tierra, los que pusisteis por obra sus ordenanzas;
buscad la justicia, buscad la mansedumbre; quizá quedaréis resguardados en el día del enojo de Jehová."
(También Isaías 26:20.)
--
La hierba verde se ha secado,la flor se ha marchitado,pero en cuanto a la
palabra de nuestro Dios JEHOVÁ,Durara hasta tiempo indefinido.  ISAIAS 40;8
http://burgara-despertadatalaya.blogspot.com
http://groups.yahoo.com/group/gb_mp
burgara@gmail.com



Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.