viernes, 16 de agosto de 2013

Referencias del texto diario

Referencias del texto diario


(Deuteronomio 6:10-12)  "Y tiene que suceder que cuando Jehová tu Dios te introduzca en la tierra que a tus antepasados Abrahán, Isaac y Jacob juró darte, ciudades grandes y de buena apariencia que tú no edificaste, 11 y casas llenas de toda suerte de cosas buenas que no llenaste, y cisternas labradas que no labraste, viñas y olivares que no plantaste, y hayas comido y quedado satisfecho, 12 cuídate para que no te olvides de Jehová, que te sacó de la tierra de Egipto, de la casa de esclavos.
(Nehemías 9:25-27)  Y se pusieron a tomar ciudades fortificadas y un suelo pingüe, y a tomar en posesión casas llenas de toda cosa buena, cisternas labradas, viñas y olivares y árboles para alimento en abundancia, y empezaron a comer y a satisfacerse y a engordar y a vivir con regalo en tu gran bondad. 26 "No obstante, se hicieron desobedientes y se rebelaron contra ti y siguieron echando tu ley a sus espaldas, y a tus propios profetas mataron, a los que testificaron contra ellos para traerlos de vuelta a ti; y siguieron cometiendo actos de gran falta de respeto. 27 Debido a esto, los diste en la mano de sus adversarios, que siguieron causándoles angustia; pero en el tiempo de su angustia ellos clamaban a ti, y tú mismo oías desde los mismos cielos; y en conformidad con tu abundante misericordia les dabas salvadores que los salvaban de la mano de sus adversarios.
(Oseas 13:6-9)  Según su apacentamiento ellos también llegaron a estar satisfechos. Llegaron a estar satisfechos y su corazón empezó a ensalzarse. Por eso me olvidaron. 7 Y llegaré a ser para ellos como un león joven. Como un leopardo junto a[l] camino seguiré buscando. 8 Los encontraré como una osa que ha perdido sus cachorros, y rasgaré la envoltura de su corazón. Y los devoraré allí como un león; una bestia salvaje del campo misma los despedazará. 9 Ciertamente te reducirá a ruinas, oh Israel, porque fue contra mí, contra tu ayudante.
(Mateo 21:43)  Por eso les digo: El reino de Dios les será quitado a ustedes y será dado a una nación que produzca sus frutos.
(Hechos 7:51, 52)  "Hombres obstinados e incircuncisos de corazón y de oídos, siempre están ustedes resistiendo el espíritu santo; como hicieron sus antepasados, así hacen ustedes. 52 ¿A cuál de los profetas no persiguieron sus antepasados? Sí, mataron a los que de antemano hicieron anuncio respecto a la venida del Justo, cuyos traidores y asesinos ustedes ahora han llegado a ser,
(Gálatas 6:16)  Y a todos los que hayan de andar ordenadamente por esta regla de conducta, sobre ellos haya paz y misericordia, sí, sobre el Israel de Dios.

w11 15/11 3:4, 5 "Residentes temporales" en este mundo malvado 

4 Con el tiempo, los descendientes de Abrahán se multiplicaron y llegaron a constituir una nación, llamada Israel, con su código de leyes y su territorio (Gén. 48:4; Deu. 6:1). Pero no debían olvidar nunca que Jehová era el verdadero Dueño del país (Lev. 25:23). Por así decirlo, eran sus inquilinos y tenían que respetar sus deseos. Además, era necesario que recordaran que "no solo de pan vive el hombre"; no podían permitir que la prosperidad los llevara a olvidarse de Jehová (Deu. 8:1-3). Antes de instalarse en su tierra, recibieron esta advertencia: "Cuando Jehová tu Dios te introduzca en la tierra que a tus antepasados Abrahán, Isaac y Jacob juró darte, ciudades grandes y de buena apariencia que tú no edificaste, y casas llenas de toda suerte de cosas buenas que no llenaste, y cisternas labradas que no labraste, viñas y olivares que no plantaste, y hayas comido y quedado satisfecho, cuídate para que no te olvides de Jehová" (Deu. 6:10-12).

5 No era un aviso sin fundamento. Mucho después, en tiempos de Nehemías, un grupo de levitas recordó con vergüenza lo que habían hecho los israelitas tras la conquista de la Tierra Prometida. Una vez que tuvieron viviendas cómodas y alimento y vino en abundancia, "empezaron a comer y a satisfacerse y a engordar". De hecho, se rebelaron contra Dios e incluso mataron a los profetas que él les envió para corregirlos. Como consecuencia, Jehová los abandonó en manos de sus enemigos (léase Nehemías 9:25-27; Ose. 13:6-9). Siglos más tarde, bajo el dominio de Roma, los judíos no pusieron fe en el Mesías prometido y llegaron al punto de matarlo. Jehová los rechazó y concedió su favor a una nueva nación: el Israel espiritual (Mat. 21:43; Hech. 7:51, 52; Gál. 6:16).


--
La hierba verde se ha secado,la flor se ha marchitado,pero en cuanto a la
palabra de nuestro Dios JEHOVÁ,Durara hasta tiempo indefinido.  ISAIAS 40;8
http://burgara-despertadatalaya.blogspot.com
http://groups.yahoo.com/group/gb_mp
burgara@gmail.com



Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.