lunes, 5 de agosto de 2013

Referencias del texto diario


Referencias del texto diario


(2 Corintios 11:23)  ¿Son ministros de Cristo? Respondo como loco: más sobresalientemente soy yo uno; en labores, más abundantemente; en prisiones, más abundantemente; en golpes, con exceso; a punto de morir, frecuentemente.
(2 Corintios 11:24-29)  De los judíos cinco veces recibí cuarenta golpes menos uno, 25 tres veces fui golpeado con varas, una vez fui apedreado, tres veces experimenté naufragio, una noche y un día los he pasado en lo profundo; 26 en viajes a menudo, en peligros de ríos, en peligros por parte de salteadores, en peligros por parte de [mi propia] raza, en peligros por parte de las naciones, en peligros en la ciudad, en peligros en el desierto, en peligros en el mar, en peligros entre falsos hermanos, 27 en labor y afán, en noches sin dormir a menudo, en hambre y sed, en abstinencia de alimento muchas veces, en frío y desnudez. 28 Además de esas cosas de carácter externo, hay lo que se me viene encima de día en día, la inquietud por todas las congregaciones. 29 ¿Quién es débil, y no soy débil yo? ¿A quién se hace tropezar, y no ardo yo [de indignación]?
(Hechos 28:17)  Sin embargo, tres días después él convocó a los que eran los hombres prominentes de los judíos. Cuando se hubieron congregado, procedió a decirles: "Varones, hermanos, sin haber hecho yo nada contrario al pueblo, ni contrario a las costumbres de nuestros antepasados, desde Jerusalén fui entregado como preso en manos de los romanos.
(Hechos 28:23, 24)  Entonces hicieron los arreglos para un día con él, y vinieron a él en mayor número a su alojamiento. Y él les explicó el asunto, dando testimonio cabal respecto al reino de Dios y tratando de persuadirlos respecto a Jesús, tanto por la ley de Moisés como por los Profetas, desde la mañana hasta el atardecer. 24 Y algunos creían las cosas que se decían; otros no creían.

w12 15/1 2:17, 18 Imitemos la actitud vigilante de los apóstoles de Jesús 

17 Veamos ahora la tercera lección de vigilancia: los apóstoles dieron testimonio cabal a pesar de los obstáculos. Para mantenernos alerta, es vital que prediquemos con celo, conscientes de la urgencia de los tiempos. Ante nosotros tenemos el sobresaliente ejemplo de Pablo, quien se entregó por entero a su labor, viajando miles de kilómetros y fundando muchas congregaciones. Y aunque soportó grandes penurias, nunca perdió el entusiasmo por la verdad ni el sentido de la urgencia (2 Cor. 11:23-29).

18 Examinemos la última imagen que da de Pablo el libro de los Hechos, concretamente en el capítulo 28. El apóstol había llegado a Roma, donde tendría que comparecer ante el emperador Nerón. Se encontraba bajo vigilancia, tal vez encadenado a un guardia. Pero no había grilletes que pudieran callar al dinámico evangelizador, quien siempre se las ingeniaba para dar testimonio (léase Hechos 28:17, 23, 24). Tres días después mandó llamar a los judíos más importantes a fin de predicarles, y luego fijó una fecha para darles un testimonio más exhaustivo. Observemos lo que dice el versículo 23: "[Los judíos de Roma] hicieron los arreglos para [reunirse] un día con él, y vinieron a él en mayor número a su alojamiento. Y él les explicó el asunto, dando testimonio cabal respecto al reino de Dios y tratando de persuadirlos respecto a Jesús, tanto por la ley de Moisés como por los Profetas, desde la mañana hasta el atardecer".

--
La hierba verde se ha secado,la flor se ha marchitado,pero en cuanto a la
palabra de nuestro Dios JEHOVÁ,Durara hasta tiempo indefinido.  ISAIAS 40;8
http://burgara-despertadatalaya.blogspot.com
http://groups.yahoo.com/group/gb_mp
burgara@gmail.com



Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.