martes, 24 de septiembre de 2013

Referencias del texto diario

Referencias del texto diario


(2 Timoteo 4:2)  predica la palabra, ocúpate en ello urgentemente en tiempo favorable, en tiempo dificultoso; censura, corrige, exhorta, con toda gran paciencia y [arte de] enseñar.
(Romanos 10:13, 14)  Porque "todo el que invoque el nombre de Jehová será salvo". 14 Sin embargo, ¿cómo invocarán a aquel en quien no han puesto fe? ¿Cómo, a su vez, pondrán fe en aquel de quien no han oído? ¿Cómo, a su vez, oirán sin alguien que predique?
(Ezequiel 33:14-16)  "'Y cuando yo diga al inicuo: "Positivamente morirás", y él realmente se vuelva de su pecado y efectúe derecho y justicia, 15 [y] el inicuo devuelva la cosa misma tomada en prenda, pague las mismas cosas tomadas por robo, [y] realmente ande en los estatutos mismos de vida al no hacer injusticia, positivamente seguirá viviendo. No morirá. 16 Ninguno de sus pecados con los cuales ha pecado será recordado contra él. Derecho y justicia son lo que ha efectuado. Positivamente seguirá viviendo'.
(1 Timoteo 4:16)  Presta constante atención a ti mismo y a tu enseñanza. Persiste en estas cosas, pues haciendo esto te salvarás a ti mismo y también a los que te escuchan.
(Ezequiel 3:17-21)  "Hijo del hombre, atalaya es lo que te he hecho a la casa de Israel, y tienes que oír habla de mi boca y tienes que advertirles de mi parte. 18 Cuando yo diga a alguien inicuo: 'Positivamente morirás', y tú realmente no le adviertas y hables para advertir al inicuo de su camino inicuo para conservarlo vivo, por ser él inicuo, en su error morirá, pero su sangre la reclamaré de tu propia mano. 19 Pero en cuanto a ti, en caso de que hayas advertido a alguien inicuo y él realmente no se vuelva de su iniquidad y de su camino inicuo, él mismo por su error morirá; pero en cuanto a ti, habrás librado tu propia alma. 20 Y cuando alguien justo se vuelva de su justicia y realmente haga injusticia y yo tenga que poner un tropiezo delante de él, él mismo morirá porque tú no le advertiste. Por su pecado morirá, y sus hechos justos que él hizo no serán recordados, pero su sangre la reclamaré de tu propia mano. 21 Y en cuanto a ti, en caso de que hayas advertido a alguien justo para que el justo no peque, y él mismo realmente no peca, sin falta él seguirá viviendo porque se le había advertido, y tú mismo habrás librado tu propia alma".
(Mateo 13:24, 25)  Otra ilustración les propuso, diciendo: "El reino de los cielos ha llegado a ser semejante a un hombre que sembró semilla excelente en su campo. 25 Mientras los hombres dormían, vino el enemigo de él y sobresembró mala hierba entre el trigo, y se fue.
(Mateo 13:38)  el campo es el mundo; en cuanto a la semilla excelente, estos son los hijos del reino; pero la mala hierba son los hijos del inicuo,

w12 15/3 2:3, 4 Mantengamos nuestro sentido de urgencia 

3 Cuando pensamos en lo que puede ganarse o perderse como resultado de nuestra predicación, probablemente sintamos la apremiante necesidad de llevar las buenas nuevas al prójimo (Rom. 10:13, 14). Dios promete en su Palabra: "Cuando yo diga al inicuo: 'Positivamente morirás', y él realmente se vuelva de su pecado y efectúe derecho y justicia, [...] positivamente seguirá viviendo. No morirá. Ninguno de sus pecados con los cuales ha pecado será recordado contra él" (Eze. 33:14-16). Es más, en la Biblia Jehová asegura lo siguiente a todo el que enseña el mensaje del Reino: "Te salvarás a ti mismo y también a los que te escuchan" (1 Tim. 4:16; Eze. 3:17-21).

4 Para comprender por qué Pablo animó a Timoteo a predicar con urgencia, examinemos el contexto del versículo temático de este artículo. Leemos: "Predica la palabra, ocúpate en ello urgentemente en tiempo favorable, en tiempo dificultoso; censura, corrige, exhorta, con toda gran paciencia y arte de enseñar. Porque habrá un período en que no soportarán la enseñanza saludable, sino que, de acuerdo con sus propios deseos, acumularán para sí mismos maestros para que les regalen los oídos; y apartarán sus oídos de la verdad" (2 Tim. 4:2-4). Jesús había predicho una gran apostasía (Mat. 13:24, 25, 38). Al irse gestando esta, era urgente que Timoteo proclamara "la palabra" —incluso entre los cristianos— a fin de que nadie se dejara seducir por el engañoso atractivo de las enseñanzas falsas. Había vidas en juego. ¿Qué podemos decir de hoy día?


--
La hierba verde se ha secado,la flor se ha marchitado,pero en cuanto a la
palabra de nuestro Dios JEHOVÁ,Durara hasta tiempo indefinido.  ISAIAS 40;8
http://burgara-despertadatalaya.blogspot.com
http://groups.yahoo.com/group/gb_mp
burgara@gmail.com



Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.