miércoles, 23 de octubre de 2013

Referencias del texto diario

-- Referencias del texto diario

(Hechos 28:30, 31) De modo que permaneció dos años enteros en su propia casa alquilada, y recibía amablemente a todos los que venían a él, 31 predicándoles el reino de Dios y enseñando las cosas respecto al Señor Jesucristo con la mayor franqueza de expresión, sin estorbo.
(Hechos 28:23) Entonces hicieron los arreglos para un día con él, y vinieron a él en mayor número a su alojamiento. Y él les explicó el asunto, dando testimonio cabal respecto al reino de Dios y tratando de persuadirlos respecto a Jesús, tanto por la ley de Moisés como por los Profetas, desde la mañana hasta el atardecer.
w12 15/1 2:20-22 Imitemos la actitud vigilante de los apóstoles de Jesús
20 ¿Se desanimó el apóstol al ver que muchos rechazaban las buenas nuevas? De ningún modo. En Hechos 28:30, 31 leemos: "Permaneció dos años enteros en su propia casa alquilada, y recibía amablemente a todos los que venían a él, predicándoles el reino de Dios y enseñando las cosas respecto al Señor Jesucristo con la mayor franqueza de expresión, sin estorbo". Con este comentario tan positivo concluye el libro inspirado de Hechos.

21 ¿Qué aprendemos de Pablo? Mientras estuvo bajo arresto domiciliario, no pudo predicar de casa en casa. Con todo, mantuvo una actitud positiva y dio testimonio a cuantos lo visitaron. Hoy ocurre igual. Muchos de nuestros hermanos están presos por su fe y no pierden el gozo a pesar de esta injusticia. Y otros no pueden salir a predicar porque la edad o la salud los obliga a permanecer recluidos en su hogar o en una institución. Según se lo permiten las circunstancias, predican a los médicos, a las visitas y a otras personas. Desean de todo corazón dar testimonio cabal del Reino. ¡Cuánto valoramos su excelente ejemplo!

22 Desde luego, podemos aprender mucho de la actitud vigilante de los apóstoles y de otros cristianos del siglo primero mencionados en el libro bíblico de Hechos. Mientras esperamos el fin de este viejo sistema de cosas, continuemos imitando su ejemplo de valentía y celo por el ministerio. En estos últimos días no hay mayor honor que dar testimonio cabal acerca del Reino de Dios (Hech. 28:23).

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.