domingo, 27 de octubre de 2013

Referencias del texto diario

Referencias del texto diario

(Salmo 4:4) Agítense, pero no pequen.Digan lo que quieran en su corazón, sobre su cama, y callen. Sélah.
(Salmo 84:11, 12) Porque Jehová Dios es sol y escudo;favor y gloria son lo que él da.Jehová mismo no retendrá nada que sea bueno de los que andan exentos de falta. 12 Oh Jehová de los ejércitos, feliz es el hombre que está confiando en ti.
(Romanos 12:17-19) No devuelvan mal por mal a nadie. Provean cosas excelentes a vista de todos los hombres. 18 Si es posible, en cuanto dependa de ustedes, sean pacíficos con todos los hombres. 19 No se venguen, amados, sino cédanle lugar a la ira; porque está escrito: "Mía es la venganza; yo pagaré, dice Jehová".
(1 Pedro 4:8) Ante todo, tengan amor intenso unos para con otros, porque el amor cubre una multitud de pecados.
(Salmo 4:4) Agítense, pero no pequen.Digan lo que quieran en su corazón, sobre su cama, y callen. Sélah.
(Efesios 4:26, 27) Estén airados, y, no obstante, no pequen; que no se ponga el sol estando ustedes en estado provocado, 27 ni dejen lugar para el Diablo.
w11 15/5 5:17, 18 La confianza plena en Jehová nos hace sentir seguros
17 David vuelve a dejar muy clara su confianza en Dios: "Por tanto, sepan que Jehová ciertamente distinguirá al que le es leal; Jehová mismo oirá cuando yo clame a él" (Sal. 4:3). Sin duda, para permanecer fieles a Dios hacen falta valor y fe firme. Estas cualidades son muy necesarias, por ejemplo, cuando un miembro de la familia comete un pecado, no se arrepiente y tiene que ser expulsado. Pero quienes son leales a Jehová y respetan sus disposiciones gozan de su bendición. Además, al actuar con fidelidad y demostrar confianza absoluta en Dios, contribuyen a que reine el gozo entre su pueblo (Sal. 84:11, 12).

18 Ahora bien, ¿qué podemos hacer si alguien nos ofende con sus acciones o palabras? Lograremos mantener el gozo si seguimos este consejo de David: "Agítense, pero no pequen. Digan lo que quieran en su corazón, sobre su cama, y callen" (Sal. 4:4). Si nos han hablado o tratado con poca bondad, no caigamos en el pecado de desquitarnos (Rom. 12:17-19). Podemos irnos a la cama y decir lo que queramos en nuestro interior. Al hablar del asunto con Jehová, tal vez lo veamos desde otro ángulo y nos sintamos impulsados a perdonar por amor (1 Ped. 4:8). Cabe destacar que el apóstol Pablo dio el siguiente consejo, al parecer tomando como base Salmo 4:4: "Estén airados, y, no obstante, no pequen; que no se ponga el sol estando ustedes en estado provocado, ni dejen lugar para el Diablo" (Efe. 4:26, 27).

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.