miércoles, 30 de octubre de 2013

Referencias del texto diario

Referencias del texto diario

(Gálatas 3:24) Por consiguiente, la Ley ha llegado a ser nuestro tutor que nos conduce a Cristo, para que se nos declarara justos debido a fe.
(Gálatas 3:13) Cristo, por compra, nos libró de la maldición de la Ley, llegando a ser una maldición en lugar de nosotros, porque está escrito: "Maldito es todo aquel que es colgado en un madero".
(Hebreos 9:9) Esta misma [tienda] es una ilustración para el tiempo señalado que está aquí ahora, y en conformidad con tal [ilustración] se ofrecen tanto dádivas como sacrificios. Sin embargo, estos no pueden perfeccionar en cuanto a su conciencia al [hombre] que efectúa servicio sagrado,
(Hebreos 9:14) ¿cuánto más la sangre del Cristo, que por un espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin tacha a Dios, limpiará nuestra conciencia de obras muertas para que rindamos servicio sagrado a[l] Dios vivo?
(Santiago 2:26) En verdad, como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta.
(Romanos 2:21-23) tú, sin embargo, el que enseñas a otro, ¿no te enseñas a ti mismo? Tú, el que predicas: "No hurtes", ¿hurtas? 22 Tú, el que dices: "No cometas adulterio", ¿cometes adulterio? Tú, el que expresas aborrecimiento de los ídolos, ¿robas a los templos? 23 Tú, que te glorías en ley, ¿por tu transgresión de la Ley deshonras a Dios?
w12 15/1 3:17-19 Lecciones que aprendemos de "la armazón [...] de la verdad"
17 A diferencia de los cristianos, los israelitas tenían que contentarse con ver una simple "sombra" de los propósitos divinos (Heb. 10:1). Aun así, las leyes sobre sacrificios los animaron a cultivar las actitudes necesarias para ser amigos de Dios. Los ayudaron a manifestarle agradecimiento sincero, sentir el deseo de darle lo mejor y tener claro que necesitaban ser redimidos. Nosotros contamos con mucho más: las explicaciones de las Escrituras Griegas. Gracias a ellas conocemos los beneficios del rescate. En el futuro, el sacrificio de Jesús hará posible que Jehová elimine para siempre los efectos del pecado, pero ya en la actualidad nos permite disfrutar de una conciencia limpia a sus ojos. ¡Qué regalo tan maravilloso es el rescate! (Gál. 3:13; Heb. 9:9, 14.)

18 Ahora bien, no basta con entender el rescate para beneficiarse de él. Recordemos las palabras de Pablo: "La Ley ha llegado a ser nuestro tutor que nos conduce a Cristo, para que se nos declarara justos debido a fe" (Gál. 3:24). Así es, debemos demostrar fe, pero una fe que se traduzca en obras (Sant. 2:26). En el siglo primero había muchos cristianos que conocían los principios básicos de la Ley —la armazón del conocimiento—, y el apóstol los exhortó a ponerlos en práctica en su vida. Al hacerlo, su conducta estaría en armonía con los principios que enseñaban (léase Romanos 2:21-23).

19 Aunque los cristianos ya no tenemos que guardar la Ley mosaica, aún tenemos que ofrecerle a Jehová sacrificios gratos a sus ojos. En el próximo artículo veremos cómo podemos hacerlo.

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.