lunes, 21 de octubre de 2013

Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático para la semana del 28 de octubre de 2013


Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático


A continuación aparecen las preguntas del repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático para la semana del 28 de octubre de 2013.

1. ¿Qué significa tener "la mente de Cristo"? (1 Cor. 2:16.) [2 de sept., w08 15/7 pag. 27 parr. 7.]

(1 Corintios 2:16) 16 Porque "¿quién ha llegado a conocer la mente de Jehová, para que le instruya?". Pero nosotros sí tenemos la mente de Cristo.
Tener "la mente de Cristo" significa conocer bien su forma de razonar, comprender todos los rasgos de su personalidad e imitar su ejemplo (1 Ped. 2:21; 4:1). Para lograrlo, es esencial estudiar a fondo su vida y ministerio.

2. ¿Cómo se huye de la fornicación? (1 Cor. 6:18.) [2 de sept., w08 15/7 pag. 27 parr. 9; w04 15/2 pag. 12 parr. 9.]

(1 Corintios 6:18) 18 Huyan de la fornicación. Todo otro pecado que el hombre cometa está fuera de su cuerpo, pero el que practica la fornicación peca contra su propio cuerpo. 
Para huir de la fornicación hay que huir de toda conducta inmoral. No basta con evitar los actos sexuales englobados en la fornicación. Hay que rechazar todo lo que podría llevarnos a caer en ella, como la pornografía, la inmundicia moral, las fantasías eróticas y el coqueteo (Mat. 5:28; Sant. 3:17).

3. ¿A qué se refirió Pablo al decir que las mujeres debían guardar silencio en las congregaciones? (1 Cor. 14:34.) [9 de sept., w12 1/9 pag. 9, recuadro.]

(1 Corintios 14:34) 34 las mujeres guarden silencio en las congregaciones, porque no se permite que hablen, sino que estén en sujeción, tal como dice la Ley. 
Pablo aconsejo tanto a las mujeres como a quienes tenían el don de lenguas y de profetizar que guardaran silencio cuando otro cristiano estuviera hablando (1 Cor. 14: 27-30, 33). Puede que algunas cristianas, entusiasmadas con lo que estaban aprendiendo, interrumpieran al orador para hacer preguntas, como se acostumbraba hacer en esa parte del mundo. Por eso, a fin de mantener el orden, Pablo las animo a "interrog[ar] a sus propios es- posos en casa" (1 Cor. 14:35).

4. ¿Que pueden aprender los ancianos de las palabras de Pablo registradas en 2 Corintios 1:24? [16 de sept., w13 15/1 pag. 27 parrs. 2, 3.]

(2 Corintios 1:24) 24 No que seamos nosotros amos sobre la fe de ustedes, sino que somos colaboradores para su gozo, porque es por [su] fe que están firmes.
Pablo confiaba en que los hermanos de Corinto amaban a Dios y querían hacer lo correcto (2 Cor. 2:3). Los superintendentes cristianos de hoy imitan a Pablo, pues demuestran su con- fianza en la fe de sus hermanos y en los motivos que estos tienen para servir a Dios (2 Tes. 3:4). En vez de establecer reglas rígidas en la congregación, siguen los principios bíblicos y la dirección de la organización de Jehová (1 Ped. 5:2, 3).

5. ¿Qué podemos hacer para dejarnos llevar por el principio que hallamos en 2 Corintios 9:7? [23 de sept., g 5/08 pag. 21, recuadro.]

(2 Corintios 9:7) 7 Que cada uno haga tal como lo ha resuelto en su corazón, no de mala gana ni como obligado, porque Dios ama al dador alegre.
Al donar de buena gana nuestro tiempo, energías y bienes para el beneficio de nuestros semejantes, seguimos el consejo que dice: "No amemos de palabra ni con la lengua, sino en hecho y verdad" (1 Juan 3:18). Cuando surge una necesidad, como en el caso de un desastre natural, consideramos un privilegio auxiliar a las víctimas.

6. ¿Por qué es bueno que sigamos el consejo de Pablo registrado en Gálatas 6:4? [30 de sept., w12 15/12 pag. 13 parr. 18.]

(Gálatas 6:4) 4 Pero que cada uno pruebe lo que su propia obra es, y entonces tendrá causa para alborozarse respecto de sí mismo solo, y no en comparación con la otra persona. 
En vez de comparar lo que hacemos con lo que otros hacen, debemos centrarnos en lo que personalmente podemos hacer y dar el máximo. De ese modo ni nos hincha- remos de orgullo ni nos desanimaremos. Puede que la mala salud, la vejez o las obligaciones no nos permitan rendir tanto como antes. Pero también es posible que podamos dar más de lo que estamos dando.

7. ¿Qué hay que hacer para "observar la unidad del espíritu"? (Efes. 4:3.) [7 de oct., w12 15/7 pag. 28 parr. 7.]

(Efesios 4:3) 3 esforzándose solícitamente por observar la unidad del espíritu en el vínculo unidor de la paz. 
Hay que dejarse moldear por el espíritu de Dios y permitir que produzca su fruto en nosotros. Ese fruto fomenta la paz entre los siervos de Dios y les ayuda a conservar la unidad (Gal. 5:22, 23).

8. ¿Que sentía Pablo por las cosas que había dejado atrás? (Filip. 3:8.) [14 de oct., w12 15/3 pag. 27 parr. 12.]

(Filipenses 3:8) 8 Pues, en cuanto a eso, de veras sí considero también que todas las cosas son pérdida a causa del sobresaliente valor del conocimiento de Cristo Jesús mi Señor. Por motivo de él he sufrido la pérdida de todas las cosas y las considero como un montón de basura, a fin de ganar a Cristo 
Así como nadie añora una bolsa de basura que ha tirado al contenedor, Pablo nunca se arrepintió de haber desechado las oportunidades
que el mundo le ofrecía. Para el, ya no tenían ningún valor.

9. ¿Cuánta importancia tiene el consejo: "No sigamos durmiendo como los demás"? (1 Tes. 5:6.) [21 de oct., w12 15/3 pag. 10 parr. 4.]

(1 Tesalonicenses 5:6) 6 Pues bien, entonces, no sigamos durmiendo como los demás, sino quedémonos despiertos y mantengamos nuestro juicio. 
Una manera de dormirnos sería pasar por alto las normas morales de Jehová. Otra forma sería pensar que aún falta mucho para la destrucción de las personas desobedientes de este mundo; de ahí que debamos evitar su influencia y procurar que no se nos contagie su conducta y actitud.

10. Cuál es la correspondencia en la que se basa el rescate? (1 Tim. 2:6.) [28 de oct., w11 15/6 pag. 13 parr. 11.]

(1 Timoteo 2:6) 6 que se dio a sí mismo como rescate correspondiente por todos... de [esto] ha de darse testimonio a sus propios tiempos particulares. 
Al pecar, Adán trajo la imperfección y la muerte a miles de millones de personas. La Biblia señala claramente que la muerte de "un solo hombre" trajo la liberación del pe- cado y la muerte (Rom. 5:15-19). La vida perfecta de Jesús correspondió a la de Adán, fue su equivalente exacto. El "solo acto de justificación" de Jesús, es decir, su total obediencia y fidelidad a Jehová hasta la muerte, permitió que hombres de toda clase recibieran la oportunidad de vivir para siempre (2 Cor. 5:14, 15; 1 Ped. 3:18). -
--
La hierba verde se ha secado,la flor se ha marchitado,pero en cuanto a la
palabra de nuestro Dios JEHOVÁ,Durara hasta tiempo indefinido.  ISAIAS 40;8
http://burgara-despertadatalaya.blogspot.com
http://groups.yahoo.com/group/gb_mp
burgara@gmail.com



Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.