martes, 26 de noviembre de 2013

¿Qué se requiere para entender la Biblia?

La respuesta que da la Biblia
Las Escrituras mismas indican qué debemos hacer para entender su mensaje. Lo que Dios nos dice mediante su Palabra está al alcance de todos, "no es demasiado difícil para [nadie]" (Deuteronomio 30:11).

Lo que hace falta
Tener la actitud adecuada. Es preciso ser humildes y reconocer que la Biblia es la Palabra de Dios. Él está en contra de los orgullosos (1 Tesalonicenses 2:13; Santiago 4:6). Ahora bien, tampoco hay que tener una fe ciega; Dios espera que usemos nuestra capacidad de razonar (Romanos 12:1, 2).
Pedir sabiduría en oración. En Proverbios 3:5, la Biblia dice: "No te apoyes en tu propio entendimiento". Es vital que uno "siga pidiéndole a Dios" la sabiduría necesaria para comprender las Escrituras (Santiago 1:5).
Ser constantes. Si estudiamos la Biblia a menudo, la aprovecharemos mejor que si solo la estudiamos de vez en cuando (Josué 1:8).
Estudiarla por temas. Un método eficaz para aprender lo que la Biblia enseña es ir analizándola por temas. Conviene comenzar con "las primeras enseñanzas", es decir, las más básicas, para que luego "pasemos a cosas más avanzadas" (Hebreos 6:1, 2, La Biblia Latinoamérica). Al comparar distintos pasajes, vemos cómo la Biblia se explica a sí misma, y hasta las "cosas difíciles de entender" quedan claras (2 Pedro 3:16).
Buscar ayuda. La Biblia nos anima a aceptar ayuda de quienes la entienden mejor (Hechos 8:30, 31). Los testigos de Jehová ofrecen un curso bíblico gratuito. Al igual que los primeros cristianos, analizan diversas citas bíblicas para ayudar a otras personas a entender lo que la Biblia realmente enseña (Hechos 17:2, 3).
Lo que no hace falta
Ser un superdotado ni tener mucha educación. Los 12 apóstoles de Jesús pudieron comprender las Escrituras y enseñárselas a otros, aun cuando algunas personas decían que eran "hombres simples y sin instrucción" (Hechos 4:13, La Biblia de Nuestro Pueblo).
Tener dinero. Para saber lo que enseña la Biblia no hay que pagar ni un centavo. Jesús les dijo a sus discípulos: "Recibieron gratis; den gratis" (Mateo 10:8).

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.