sábado, 23 de noviembre de 2013

quienes hacen la voluntad de jehova cap 11 y 13

Lección 11: ¿Por qué nos reunimos en grandes asambleas?
¿Nota la alegría que aflora en estos rostros? Son asistentes a una de nuestras asambleas. Tal como a los siervos de Dios del pasado, a quienes se les mandó congregarse tres veces al año, a nosotros nos llena de felicidad reunirnos en grandes grupos (Deuteronomio 16:16). Anualmente llevamos a cabo tres reuniones de este tipo: un día especial de asamblea; una asamblea de circuito, de dos días, y una asamblea de distrito, de tres días. ¿Qué beneficios nos reportan?
Afianzan nuestros lazos de hermandad. A los israelitas les causaba gran regocijo alabar a Jehová “entre las multitudes congregadas”, y a nosotros también nos produce mucha alegría adorarlo en ocasiones especiales en compañía de nuestros hermanos (Salmo 26:12; 111:1). Dichas reuniones crean una oportunidad para relacionarnos con Testigos de otras congregaciones y hasta de otros países. Al mediodía comemos juntos en el lugar de asamblea, lo que acentúa el clima amistoso de estas ocasiones espirituales (Hechos 2:42). Allí experimentamos el amor que une a nuestra “asociación de hermanos” de todo el mundo (1 Pedro 2:17).
Impulsan nuestro adelanto espiritual. Los israelitas se beneficiaban al “[entender] las palabras” de las Escrituras que se les enseñaban (Nehemías 8:8, 12). Nosotros también valoramos muchísimo la instrucción que recibimos en las asambleas. Cada una gira en torno a un tema bíblico. Mediante interesantes discursos y escenificaciones se nos enseña cómo hacer la voluntad de Dios. Asimismo, nos infunde ánimo oír los relatos de personas que han vencido las dificultades que entraña ser cristiano en estos tiempos difíciles. En las asambleas de distrito se presentan obras escénicas con atuendos de la época que dan vida a relatos de las Escrituras y nos dejan lecciones provechosas. Y en toda asamblea se celebra un bautismo para quienes desean simbolizar su dedicación a Dios.
• ¿Por qué son las asambleas ocasiones tan felices?
• ¿Cómo le beneficiaría asistir a una de nuestras asambleas?
[Ilustración y recuadro de la página 14]
PARA SABER MÁS
Si quiere conocer mejor a nuestra hermandad, lo invitamos a asistir a la próxima asamblea. Su maestro puede mostrarle el programa de la asamblea anterior para que vea qué temas se tratan. Marque en el calendario la fecha y el lugar, y haga todo lo posible por no perdérsela.

Lección 12: ¿Cómo está organizada nuestra predicación?
Poco antes de morir, Jesús anunció: “Estas buenas nuevas del reino se predicarán en toda la tierra habitada para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin” (Mateo 24:14). ¿Cómo se llevaría a cabo esta predicación mundial? Siguiendo el modelo dejado por Jesús cuando estuvo en la Tierra (Lucas 8:1).
Visitamos a las personas en sus hogares. Jesús enseñó a sus discípulos a predicar las buenas nuevas de casa en casa (Mateo 10:11-13; Hechos 5:42; 20:20). A estos primeros evangelizadores se les asignaron territorios claramente delimitados (Mateo 10:5, 6; 2 Corintios 10:13). De la misma manera, nuestra predicación está hoy bien organizada, y cada congregación cuenta con una zona delimitada que abarcar. Así podemos cumplir el mandato de Jesús de predicar a la gente y dar “testimonio cabal” (Hechos 10:42).
Tratamos de llegar a la gente dondequiera que esté. Jesús también dio el ejemplo predicando en lugares públicos, como a la orilla del mar o en un pozo comunitario (Marcos 4:1; Juan 4:5-15). Nosotros igualmente entablamos conversaciones sobre la Biblia dondequiera que podamos: en las calles, los negocios, los parques o por teléfono. También damos testimonio de nuestra fe a vecinos, compañeros de trabajo, compañeros de clase y parientes cuando se presenta la ocasión. Ello ha hecho posible que millones de personas por todo el mundo escuchen “las buenas nuevas de salvación” (Salmo 96:2).
Piense en alguien a quien le gustaría hablarle de las buenas nuevas del Reino de Dios y de lo que significan para su futuro. No se guarde este mensaje de esperanza para usted solo. Delo a conocer en la primera oportunidad que tenga.

Lección 13: ¿Qué es un precursor?
La palabra precursor es sinónima de pionero y suele referirse a la persona que abre camino en territorio virgen para los que vienen detrás. En cierto sentido, Jesús fue un precursor, pues fue enviado a la Tierra para llevar a cabo un ministerio vivificante y abrir el camino a la salvación (Mateo 20:28). Hoy día seguimos su ejemplo y dedicamos el mayor tiempo posible a hacer discípulos (Mateo 28:19, 20). Algunos han emprendido lo que llamamos el servicio de precursor.
Un evangelizador de tiempo completo. Todos los testigos de Jehová predicamos las buenas nuevas. Sin embargo, hay quienes han organizado su vida a fin de ser precursores regulares y dedicar setenta horas mensuales a esta labor. Para ello, muchos consiguen empleos de media jornada. Otros son seleccionados como precursores especiales y enviados a donde hay mayor necesidad de predicadores; estos pasan mensualmente ciento treinta horas o más en el ministerio. Los precursores llevan una vida modesta y confían en que Jehová cubrirá sus necesidades (Mateo 6:31-33; 1 Timoteo 6:6-8). Quienes no pueden ser precursores regulares o especiales pueden ser precursores auxiliares, que dedican treinta o cincuenta horas a la predicación en un mes.
Al precursor lo impulsa el amor a Dios y al prójimo. Al igual que Jesús, nos damos cuenta de la lamentable condición espiritual de la gente (Marcos 6:34). Pero tenemos el conocimiento que puede beneficiarla desde ahora al darle la esperanza segura de un futuro mejor. El amor al prójimo impulsa al precursor a invertir su tiempo y energías en ayudar espiritualmente a los demás (Mateo 22:39; 1 Tesalonicenses 2:8). Esto, a la vez, fortalece su fe y estrecha su relación con Dios, lo cual lo hace muy feliz (Hechos 20:35).
• ¿Qué es un precursor?
• ¿Qué impulsa a algunos a ser predicadores de tiempo completo?
[Recuadro de la página 16]
CURSOS ESPECIALES PARA PRECURSORES
Hay diversas escuelas donde se capacita a los precursores que reúnen los requisitos. Los precursores regulares son inscritos en laEscuela del Servicio de Precursor, que dura dos semanas. Para los solteros que desean predicar donde hay mayor necesidad, está laEscuela Bíblica para Varones Solteros, de dos meses. Y los matrimonios pueden inscribirse en la Escuela Bíblica para Matrimonios Cristianos. Gracias a esta capacitación, todos ellos pueden efectuar su ministerio plenamente (2 Timoteo 4:5).

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.