viernes, 1 de noviembre de 2013

Referencias del texto diario

Referencias del texto diario

(Salmo 100:2) Sirvan a Jehová con regocijo.Entren delante de él con un clamor gozoso.
(Job 1:9-11) Ante esto, Satanás contestó a Jehová y dijo: "¿Ha temido Job a Dios por nada? 10 ¿No has puesto tú mismo un seto [protector] alrededor de él y alrededor de su casa y alrededor de todo lo que tiene en todo el derredor? La obra de sus manos has bendecido, y su ganado mismo se ha extendido en la tierra. 11 Pero, para variar, sírvete alargar la mano, y toca todo lo que tiene, [y ve] si no te maldice en tu misma cara".
(Filipenses 2:25-30) Sin embargo, considero necesario enviarles a Epafrodito, mi hermano y colaborador y compañero de armas, pero enviado y siervo personal de ustedes para mi necesidad, 26 puesto que él anhela verlos a todos y se siente abatido porque ustedes oyeron que él había enfermado. 27 Sí, en verdad estuvo enfermo casi a punto de morir; pero Dios tuvo misericordia de él; de hecho, no solo de él, sino también de mí, para que yo no tuviera desconsuelo sobre desconsuelo. 28 Por lo tanto lo envío con mayor presteza, para que al verlo se regocijen de nuevo y yo quede más libre de desconsuelo. 29 Por lo tanto, denle la acostumbrada acogida en [el] Señor con todo gozo; y sigan teniendo aprecio a hombres de esa clase, 30 porque a causa de la obra del Señor llegó a estar muy próximo a la muerte, al exponer su alma al peligro, para compensar de lleno la ausencia de ustedes aquí para prestarme servicio personal.
(Filipenses 4:6-9) No se inquieten por cosa alguna, sino que en todo, por oración y ruego junto con acción de gracias, dense a conocer sus peticiones a Dios; 7 y la paz de Dios que supera a todo pensamiento guardará sus corazones y sus facultades mentales mediante Cristo Jesús. 8 Finalmente, hermanos, cuantas cosas sean verdaderas, cuantas sean de seria consideración, cuantas sean justas, cuantas sean castas, cuantas sean amables, cuantas sean de buena reputación, cualquier virtud que haya y cualquier cosa que haya digna de alabanza, continúen considerando estas cosas. 9 Las cosas que ustedes aprendieron así como también aceptaron y oyeron y vieron relacionadas conmigo, practiquen estas; y el Dios de la paz estará con ustedes.
w11 15/4 3:11-13 "El fruto del espíritu" glorifica a Dios
11 El apóstol Pablo hace esta invitación a todos los cristianos: "Siempre regocíjense en el Señor. Una vez más diré: ¡Regocíjense!" (Fili. 4:4). ¿Por qué es tan importante que nos sintamos felices al adorar a Jehová? Porque así le damos a él nuestro apoyo en la cuestión de la soberanía que planteó Satanás. Recordemos que el Diablo afirma que nadie obedece a Dios de todo corazón (Job 1:9-11). Por eso, si lo adoráramos por deber, pero sin alegría, le estaríamos dando un sacrificio de alabanza incompleto. En vista de este hecho, procuramos seguir la exhortación del salmista: "Sirvan a Jehová con regocijo. Entren delante de él con un clamor gozoso" (Sal. 100:2). Ciertamente, para glorificar a Dios hay que servirle con espíritu alegre, con verdaderas ganas.

12 No obstante, debemos ser realistas: hay ocasiones en las que incluso los siervos de Jehová nos desanimamos y tenemos que luchar por mantener una actitud optimista (Fili. 2:25-30). ¿Qué nos ayuda en esos casos? Aplicar esta recomendación de Efesios 5:18, 19: "Sigan llenándose de espíritu, hablándose a sí mismos con salmos y alabanzas a Dios y canciones espirituales, cantando y acompañándose con música en el corazón a Jehová". ¿Cómo podemos poner en práctica este consejo?

13 Cuando nos invadan los sentimientos negativos, oremos a Dios y meditemos en asuntos edificantes y dignos de alabanza (léase Filipenses 4:6-9). Algunos han visto que se sienten más animados y optimistas cuando escuchan los cánticos del Reino y los van tarareando. Un hermano solía sentir frustración y desaliento debido a un grave problema. ¿Qué lo ayudaba? "Además de orar con constancia y devoción —recuerda—, me aprendí de memoria varios cánticos. Me llenaba de paz entonar estas hermosas alabanzas a Jehová, fuera en voz alta o en silencio. Por aquellos días también salió el libro Acerquémonos a Jehová. Lo leí dos veces en un año. Era como un bálsamo para el corazón. Estoy seguro de que Jehová bendijo todos mis esfuerzos."

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.