lunes, 25 de noviembre de 2013

Referencias del texto diario

Referencias del texto diario

(Gálatas 3:24) Por consiguiente, la Ley ha llegado a ser nuestro tutor que nos conduce a Cristo, para que se nos declarara justos debido a fe.
(Colosenses 2:13, 14) Además, aunque estaban muertos en sus ofensas y en el estado incircunciso de su carne, [Dios] los vivificó junto con él. Bondadosamente nos perdonó todas nuestras ofensas 14 y borró el documento manuscrito contra nosotros, que consistía en decretos y que estaba en oposición a nosotros; y Él lo ha quitado del camino clavándolo al madero de tormento.
(1 Pedro 2:5) ustedes mismos también como piedras vivas están siendo edificados en casa espiritual para el propósito de un sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptos a Dios mediante Jesucristo.
(Romanos 12:1) Por consiguiente, les suplico por las compasiones de Dios, hermanos, que presenten sus cuerpos como sacrificio vivo, santo, acepto a Dios, un servicio sagrado con su facultad de raciocinio.
w12 15/1 4:1-3 Ofrezcamos sacrificios a Jehová con toda nuestra alma
EN EL siglo primero, Jehová reveló a su pueblo que la Ley mosaica había quedado abolida por el sacrificio redentor de Jesús (Col. 2:13, 14). Por este motivo, las ofrendas de animales y otros productos —que los judíos llevaban siglos presentando— se habían vuelto innecesarias y habían perdido su valor. Como si fuera un "tutor", la Ley había cumplido con su misión de conducir a los judíos a Cristo (Gál. 3:24).

2 Pero esto no significa que a los cristianos no nos interesen los sacrificios. ¡Todo lo contrario! El apóstol Pedro señala que debemos "ofrecer sacrificios espirituales aceptos a Dios mediante Jesucristo" (1 Ped. 2:5). Y el apóstol Pablo deja claro que todas las facetas de nuestra vida —la cual hemos dedicado a Dios— pueden considerarse un "sacrificio" (Rom. 12:1).

3 Los cristianos le hacemos sacrificios a Jehová cuando le ofrecemos algo o cuando renunciamos a ciertas cosas por su causa. Por eso, nos conviene estar seguros de que dichos sacrificios sean de su agrado, teniendo siempre presentes las condiciones que él puso a los israelitas.

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.