viernes, 1 de noviembre de 2013

texto diario Sábado 2 de noviembre Sirvan a Jehová con regocijo. Entren delante de él con un clamor gozoso (Sal. 100:2).

Sábado 2 de noviembre

Sirvan a Jehová con regocijo. Entren delante de él con un clamor gozoso (Sal. 100:2).

¿Por qué es tan importante que nos sintamos felices al adorar a Jehová? Porque así le damos a él nuestro apoyo en la cuestión de la soberanía que planteó Satanás. Recordemos que el Diablo afirma que nadie obedece a Dios de todo corazón (Job 1:9-11). Por eso, si lo adoráramos por deber, pero sin alegría, le estaríamos dando un sacrificio de alabanza incompleto. Ciertamente, para glorificar a Dios hay que servirle con espíritu alegre, con verdaderas ganas. No obstante, debemos ser realistas: hay ocasiones en las que incluso los siervos de Jehová nos desanimamos y tenemos que luchar por mantener una actitud optimista (Fili. 2:25-30). Cuando nos invadan los sentimientos negativos, oremos a Dios y meditemos en asuntos edificantes y dignos de alabanza (Fili. 4:6-9). Algunos han visto que se sienten más animados y optimistas cuando escuchan los cánticos del Reino y los van tarareando. w11 15/4 3:11-13

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.