viernes, 8 de noviembre de 2013

texto diario Sábado 9 de noviembre Contemplo en mis miembros otra ley que guerrea contra la ley de mi mente y que me conduce cautivo a la ley del pecado (Rom. 7:23).

Sábado 9 de noviembre

Contemplo en mis miembros otra ley que guerrea contra la ley de mi mente y que me conduce cautivo a la ley del pecado (Rom. 7:23).

Pablo no estaba justificándose ni compadeciéndose de sí mismo por todos sus pecados. Después de todo, era un cristiano maduro y ungido por espíritu que había sido escogido para ser "apóstol a las naciones" (Rom. 1:1; 11:13). Pablo estaba reconociendo honradamente que por sí solo era incapaz de hacer la voluntad de Dios al grado que deseaba. ¿Por qué razón? Porque como descendiente de Adán, estaba sujeto a los efectos del pecado. Él mismo dijo, refiriéndose a los seres humanos: "Todos han pecado y no alcanzan a la gloria de Dios" (Rom. 3:23). Nosotros podemos identificarnos con él porque también somos imperfectos y a diario tenemos que afrontar luchas similares. Además, hay muchas distracciones que podrían apartarnos del estrecho "camino que conduce a la vida" (Mat. 7:14). Pero la situación no era desesperada para Pablo y tampoco lo es para nosotros. w11 15/11 2:3, 4

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.