lunes, 30 de diciembre de 2013

EFOD <epoÆd (d/pae), «efod». El vocablo, que aparece en asirio y (tal vez) ugarítico, aparece 49 veces en el hebreo bíblico, 31 en las prescripciones legales en Éxodo-Levítico y una sola vez en la poesía bíblica (Os 3.4). El término se refiere a una vestimenta externa ajustada que se relaciona con el culto. Era una especie de chaleco largo que por lo general llegaba hasta las caderas. El «efod» del sumo sacerdote se sujetaba con una faja hermosamente bordada (Éx 28.27–28); tenía hombreras montadas con piedras de ónice en las que se grabaron los nombres de las doce tribus de Israel. Sobre el pecho del sumo sacerdote estaba el pectoral, también con doce piedras grabadas con los nombres de las tribus. Estaba atado al efod con anillos. Además, ligados al pectoral estaban el Urim y el Tumim. Tal parece que el «efod» y sus accesorios se destacaban ampliamente en el santuario. David lo consultó para averiguar si el pueblo de Keila le entregaría a Saúl (1 S 23.9–12); sin lugar a duda, el Urim y el Tumim se usaron. La primera vez que el término aparece se refiere al «efod» del sumo sacerdote: «Piedras de ónice y piedras de engaste para el efod y el pectoral» (Éx 25.7). Tanto se veneraba este «efod» que a veces se hacían réplicas de él y se adoraban (Jue 8.27; 17.1–5). Los sacerdotes de menor grado (1 S 2.28) y aprendices vestían unos menos trabajados, de lino, cuando se presentaban delante del altar. <Appudah significa «efod»; cobertor». Es la modalidad femenina de <epoÆd (o <efod). El vocablo aparece 3 veces, comenzando con Éx 28.8: «Y el cinto hábilmente tejido que estará sobre él, será de … azul, púrpura y escarlata y de lino fino torcido» (LBA).

EFOD
<epoÆd (d/pae), «efod». El vocablo, que aparece en asirio y (tal vez) ugarítico, aparece 49
veces en el hebreo bíblico, 31 en las prescripciones legales en Éxodo-Levítico y una sola vez en la
poesía bíblica (Os 3.4).
El término se refiere a una vestimenta externa ajustada que se relaciona con el culto. Era una
especie de chaleco largo que por lo general llegaba hasta las caderas. El «efod» del sumo sacerdote
se sujetaba con una faja hermosamente bordada (Éx 28.27–28); tenía hombreras montadas con
piedras de ónice en las que se grabaron los nombres de las doce tribus de Israel. Sobre el pecho del
sumo sacerdote estaba el pectoral, también con doce piedras grabadas con los nombres de las tribus.
Estaba atado al efod con anillos. Además, ligados al pectoral estaban el Urim y el Tumim.
Tal parece que el «efod» y sus accesorios se destacaban ampliamente en el santuario. David lo
consultó para averiguar si el pueblo de Keila le entregaría a Saúl (1 S 23.9–12); sin lugar a duda, el
Urim y el Tumim se usaron. La primera vez que el término aparece se refiere al «efod» del sumo
sacerdote: «Piedras de ónice y piedras de engaste para el efod y el pectoral» (Éx 25.7). Tanto se
veneraba este «efod» que a veces se hacían réplicas de él y se adoraban (Jue 8.27; 17.1–5). Los
sacerdotes de menor grado (1 S 2.28) y aprendices vestían unos menos trabajados, de lino, cuando
se presentaban delante del altar.
<Appudah significa «efod»; cobertor». Es la modalidad femenina de <epoÆd (o <efod).
El vocablo aparece 3 veces, comenzando con Éx 28.8: «Y el cinto hábilmente tejido que estará
sobre él, será de … azul, púrpura y escarlata y de lino fino torcido» (LBA).

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.