sábado, 7 de diciembre de 2013

ministerio del reino diciembre 2013

Reunión de Servicio

Cántico 5

Anuncios
Publicaciones que se ofrecerán en:
Diciembre: ¿Qué enseña realmente la Biblia? o uno de los siguientes tratados: ¿Le gustaría saber la verdad?¿Podrá sobrevivir este mundo?¿Quién es Jehová? y ¿Quién es Jesucristo?
Enero y febrero: Buenas noticias de parte de Dios yEscuche a Dios o Escuche a Dios y vivirá para siempre.
Marzo: La Atalaya y ¡Despertad! La Conmemoración de 2015 tendrá lugar el viernes 3 de abril.
Rasgos sobresalientes del servicio
Nos alegra informar que en junio de 2013 se alcanzaron nuevos máximos en la cantidad de precursores regulares en la región: 3.285 en El Salvador; 4.510 en Guatemala; 3.300 en Honduras; 122.025 en México, y 2.033 en Panamá. Además, en comparación con el mismo mes del año pasado, hubo un aumento de 10% en la cantidad de publicadores en Belice; 9% en Guatemala; 7% en Nicaragua, y 11% en Panamá. No cabe duda de que el pueblo de Jehová continúa ofreciéndose “de buena gana” (Sal. 110:3).

15 min. La Escuela del Ministerio Teocrático de 2014. Discurso a cargo del superintendente de la escuela. Utilizando lasinstrucciones para la Escuela del Ministerio Teocrático de 2014, comente los puntos que la congregación necesite repasar. Explique que los hermanos encargados de presentar los puntos sobresalientes de la lectura de la Biblia ya no se basarán en el libro “Toda Escritura” al analizar los primeros capítulos de un libro bíblico. Además, cuando las asignaciones número 2 y número 3 se basen en los libros Razonamiento o Perspicacia, solo deben contarse los párrafos sangrados (es decir, los que empiezan más adentro que los demás). Anime a todos a cumplir con sus asignaciones, a participar en los puntos sobresalientes y a seguir los consejos del libro Benefíciese que se ofrezcan todas las semanas.

15 min. “Preparemos introducciones que despierten interés.” Preguntas y respuestas. Incluya dos demostraciones en las que se presente el libro Enseña. En una, el publicador utilizará una introducción poco eficaz, y en la otra, una que despierte interés.
Preparemos introducciones que despierten interés
1. ¿Por qué es tan importante preparar buenas introducciones?
Cuando vamos a una comida, por lo general quien nos invita prepara algo para abrirnos el apetito. De modo parecido, para despertar en la gente el interés por el mensaje bíblico, debemos dedicar tiempo y esfuerzo a preparar buenas introducciones (Prov. 15:28). La duración o el contenido de una introducción no es lo único que determina su eficacia. Entonces, ¿qué debemos tener en cuenta a la hora de preparar una introducción?
2. ¿Cómo podemos preparar introducciones interesantes?
Lo que le interesa a la gente. Si nuestra introducción no despierta interés, es posible que la persona ponga fin a la conversación. Así que pensemos en qué temas le interesan a la gente de nuestro territorio. ¿Anhelan un mejor gobierno? ¿Desean tener una familia feliz? ¿Quieren ver el fin de la guerra? Como a muchas personas les gusta dar su opinión, convendría hacerles una pregunta que las mueva a expresarse. Tal vez podamos adaptar una de las presentaciones que aparecen en Nuestro Ministerio del Reino. ¿Qué tal si practicamos algunas introducciones en la Noche de Adoración en Familia?
3. ¿Cómo podríamos adaptar nuestras introducciones a la cultura y las creencias de la gente?
La cultura y las creencias de las personas. En algunos lugares se espera que expliquemos enseguida el motivo de nuestra visita. Sin embargo, en otros hay que cumplir primero con ciertas formalidades, como preguntarle a la persona qué tal está y conversar un poco. En zonas donde la gente respeta la Biblia, quizá podamos referirnos a ella desde un principio (Hech. 2:14-17). Pero donde no haya muchos cristianos o donde las personas no sean creyentes, tal vez sea preferible mencionar la Biblia en una visita posterior (Hech. 17:22-31).
4. ¿Qué detalles debemos tener presentes al pronunciar las primeras palabras de una presentación?
Las frases iniciales. Debemos elegir con cuidado las primeras palabras que pronunciemos. Lo mejor suele ser usar frases breves y sencillas. Pero no solo hay que fijarse en lo que decimos sino también en cómo lo decimos. Seamos entusiastas y positivos. Recordemos que una sonrisa cálida y sincera inspira confianza. Seguir estas sugerencias nos permitirá preparar introducciones que abran el apetito por lo que hay en “la mesa de Jehová” (1 Cor. 10:21).

Cántico 60 y oración

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.